biblioteca virtual en salud en CubaSobre la BVS en CubaSobre la BVS en CubaSobre la BVS en Cuba
biblioteca virtual en salud en CubaSobre la BVS en CubaSobre la BVS en CubaSobre la BVS en Cuba












 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 










 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 
Guia para el desarrollo de la Biblioteca Virtual de Salud

BIREME/OPS/OMS
30 de Noviembre 1999


1. Introducción
2. La arquitectura de la red de fuentes de información de la BVS
3. La BVS como paradigma de Información Científico Técnica en Salud
4. La conducción hacia la BVS
5. Organización y planificación para la puesta en marcha de la BVS
6. Principios para el desarrollo de la BVS

 


1. Introducción

El acceso universal a la información científico técnica en salud (icts) es condición para el desarrollo de la salud. En otras palabras, la icts, relevante y oportuna, debe subsidiar las actividades y los procesos de toma de decisión en la planificación, administración, investigación, educación, promoción y cuidado de la salud.

La búsqueda del escenario en el cual las decisiones en salud sean más eficientes en la medida en que son basadas en icts, representa un enorme desafío para los países en desarrollo y, en particular, para los países de la Región de América Latina y el Caribe. La cooperación entre los países, a través de las instituciones nacionales y regionales, que son productoras, intermediarias y usuarias de información, es indispensable para la superación de este desafío.

La Biblioteca Virtual en Salud es la propuesta de la OPS para la promoción y operación de la cooperación técnica con los países y entre los países con vistas a alcanzar la meta de acceso equitativo a la icts.

La propuesta de la BVS fue presentada por BIREME en la VI Reunión del Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud, que se realizó en San José, Costa Rica, durante el IV Congreso Panamericano de Información en Ciencias de la Salud en la semana del 23 al 28 de Marzo de 1998. La propuesta fue aprobada por todos los representantes del Sistema y se aprobó la Declaración de San José Hacia la Biblioteca Virtual en Salud.

Este documento es identificado como una guía porque retoma la propuesta de la BVS y con base en la experiencia de su desarrollo en el último año y medio, presenta una serie de detalles, interpretaciones y orientaciones relativos a la arquitectura de la red de fuentes de información y la estrategia de desarrollo de la BVS. En particular, reafirma la BVS como un nuevo paradigma de cooperación y tratamiento de la información científico técnica en salud en la Región y cuya adopción requiere nuevas formas de organización y operación para promover la participación activa de las instituciones productoras, intermediarias y usuarias de información en salud.

Inicio


2. La arquitectura de la red fuentes de información de la BVS

La BVS se fundamenta en el paradigma de información establecido por Internet, en el cual el usuario interactúa directamente con redes de fuentes de información y con otros usuarios.

Así, la BVS es concebida como la red de fuentes de icts operada en la Internet de modo cooperativo por los países de la Región de América Latina y el Caribe. La cooperación técnica promovida por la OPS, bajo la coordinación de BIREME, se concentrará en los próximos años en la construcción y operación de la red de fuentes de información de la BVS.

La BVS, como biblioteca, es una colección descentralizada y dinámica de fuentes de información que tiene como objetivo, el acceso democrático al conocimiento científico en salud. Esta colección opera como red de productos y servicios en la Internet, a modo de satisfacer progresivamente las necesidades de información en salud de autoridades, administradores, investigadores, profesores, estudiantes, profesionales, técnicos, los medios de comunicación y el público en general. La BVS se distingue del conjunto de fuentes de información de Internet por obedecer a criterios de selección y control de calidad. Al delimitar su espacio en la Internet, la BVS contribuye a la solución del problema derivado de la alta dispersión de fuentes de información en la Internet y de las limitaciones de confiabilidad en los procesos de recuperación. Contribuye también a minimizar las duplicaciones que resultan en la economía de recursos y disminución de inconsistencias.

Para los efectos de facilitar el entendimiento, la organización, implantación, priorización y operación decentralizadas de las fuentes de información de la BVS, estas son clasificadas en 6 grandes tipos descritos a continuación. Fuente de información en la BVS se define como cualquier recurso, producto o servicio de información así como un individuo o una comunidad de individuos que responde a las necesidades de información de usuarios de la BVS.

a. bases de datos clásicas y servicios relacionados

Están incluidas aquí la producción y la diseminación en la BVS, de bases de datos, bibliográficas nacionales e internacionales, directorios de entidades y eventos en el área de salud, bases de datos factográficas y bases de datos numéricas.

Entre las bases de datos bibliográficas se distingue la red de bases de datos que integran el sistema LILACS y que registran el conjunto de la literatura científico técnica en salud, incluyendo legislación, producida por los países y por los organismos regionales y subregionales. Las bases de datos del sistema LILACS en la BVS deberán asegurar en los próximos años la visibilidad y el acceso universales a la literatura científico técnica en salud de la Región. Los registros bibliográficos serán progresivamente enriquecidos con links que permitan la localización de autores e instituciones así como del texto completo referenciado. El sistema LILACS se complementa con la provisión del acceso a bases de datos internacionales, como es el caso de MEDLINE en sus diferentes versiones. La BVS cuenta con la interface común iAH para la operación de las bases de datos bibliográficas en la BVS, la cual es de dominio público en el ámbito de las instituciones que operan la BVS. Asociado a las bases de datos bibliográficas, la BVS opera el servicio SCAD - Servicio Cooperativo de Acceso al Documento, que permite la operación on-line de todas las transacciones para el acceso al documento original. El sistema que opera el SCAD está integrado a la interface iAH. Así, en los próximos años será posible acceder on-line a los textos completos a partir de las bases de datos bibliográficas, ya sea a través de conexiones a textos electrónicos y/o a través de copias electrónicas de documentos en papel.

Los directorios incluyen, entre otros, el registro en la BVS de instituciones, especialistas, proyectos, eventos ( conferencias, seminarios, etc. ), cursos, etc. con el objetivo de tornar más eficiente las actividades de localización, referenciación, documentación, formación de redes y evaluación del conjunto de actores, actividades y eventos en el área de salud. Los registros de los directorios permiten el establecimiento de conexiones con otras fuentes de información de la BVS con vistas a ir moldeando un espacio integrado entre los eventos, actores y autores con las demás fuentes de información de la BVS. Los directorios son operados de forma descentralizada y en red en la BVS. La BVS cuenta con sistemas de dominio público para la operación de los directorios, los cuales deberán ser perfeccionados progresivamente para responder a las necesidades emergentes en cuanto al contenido de los registros y de las capacidades de acceso y navegación. Como resultado de la operación de los directorios, será posible en los próximos años alcanzar un alto grado de eficiencia en todas las actividades que demanden relación con actores y eventos en el área de salud.

Las bases de datos numéricas incluyen diferentes instancias de fuentes de información generadas de los sistemas de información de gestión de servicios de salud, de los sistemas de estadísticas vitales, vigilancia epidemiológica, censos y encuestas demográficas, etc. Estas fuentes de información deberán progresivamente ser enriquecidas con conexiones a las otras fuentes de información de la BVS, en particular la literatura científica y los productos y servicios orientados a los procesos de toma de decisión.

Las bases factográficas operarán en la BVS registros de sustancias químicas, instrumentos y tecnologías en salud, experiencias, casos clínicos, etc. Los registros de las bases de datos factográficas serán progresivamente enriquecidos con links a los registros bibliográficos, directorios, etc.

Inicio

b. publicaciones electrónicas

Las publicaciones electrónicas incluyen la operación en la BVS de textos completos en formato electrónico de la literatura científico técnica en salud, nacional e internacional.

La BVS opera on-line publicaciones electrónicas en todos los tipos de literatura científico técnica ingresadas en el sistema LILACS de bases de datos, incluyendo revistas científicas, monografías (incluyendo libros), tesis, documentos gubernamentales, documentos de la OPS y de otros organismos regionales, documentos presentados en congresos, manuales, guías, boletines epidemiológicos y legislación. Los registros bibliográficos de las bases de datos del sistema LILACS tendrán links a estos textos completos.

Las revistas científicas serán progresivamente publicadas on-line utilizando la Metodología SciELO, que ofrece procedimientos avanzados y eficientes para la preparación, almacenamiento, publicación, preservación y evaluación de publicaciones científicas electrónicas. Sitios SciELO en la BVS, con alcance nacional y regional, operarán las revistas científicas de mejor calidad de los países de la Región. Como consecuencia del desarrollo de sitios SciELO, la producción científica de América Latina y el Caribe tendrá su visibilidad y accesibilidad aumentadas radicalmente.

Por otro lado, la Metodología SciELO será paulatinamente aplicada a los otros tipos de literatura, con el objetivo de desarrollar una red de colecciones de publicaciones electrónicas que englobe todas las publicaciones relevantes producidas por las instituciones de salud de la Región. Las principales instituciones productoras de icts, incluyendo Ministerios de Salud y otros órganos gubernamentales, instituciones de investigación y enseñanza, etc. deberán preferencialmente desarrollar editoriales electrónicos (que se reflejan en sites integrados de publicaciones electrónicas) con el objetivo de organizar de forma eficiente y con control de calidad sus publicaciones y facilitar su recuperación, preservación y operación en red en la BVS.

El acceso a las publicaciones científicas internacionales, principalmente revistas científicas publicadas en Internet, es facilitado con la ampliación continua de las redes nacionales de comunicaciones. El acceso a las colecciones de revistas científicas cuyas suscripciones son pagadas, debe ser realizado a través de consorcios con vistas a maximizar el número de usuarios por dólar invertido por las instituciones nacionales. Los consorcios, consagrados en muchos países desarrollados, constituyen una estrategia ideal de negociación y operación de suscripciones y acceso a revistas científicas. Su aplicación debe ser diseminada en nuestros países con vistas a hacer uso óptimo de los recursos nacionales, incluyendo la lucha por precios reducidos para los países en desarrollo. El punto central ya no es más la posesión de las revistas y sí el acceso.

Por otro lado, las recientes iniciativas del National Institute of Health y de la European Molecular Biology Organization de operar en el futuro próximo, bancos de datos de artículos científicos en salud en Internet con acceso libre, crean posibilidades concretas para la democratización del acceso a la producción científica internacional. Con el desarrollo de los sites SciELO de revistas científicas, la Región pasará a contar con el acceso a un amplio volumen de textos completos on-line.

Inicio

c. fuentes de información de apoyo a la educación y a la toma de decisión

Están incluidas aquí el amplio espectro de fuentes de información de carácter didáctico y/u orientadas a los procesos de toma de decisión en salud.

En el apoyo a la educación en ciencias de la salud, la BVS considera el desarrollo y operación de colecciones electrónicas de textos y multimedias que operan con libre acceso en Internet y/o en las Intranets de los centros de enseñanza. Estas colecciones deberán apoyar cursos tradicionales presenciales y/o cursos de enseñanza a distancia. Están incluidos aquí tanto los cursos de graduación y posgrado como los cursos de especialización, de educación continua, cursos cortos de capacitación de profesionales y técnicos, cursos dirigidos al público en general, etc. El desarrollo de una red de fuentes de apoyo a la educación permitirá que estas fuentes de información sean reutilizadas por innumerables cursos, perfeccionadas en su contenido y forma, ampliadas en su alcance, interelacionadas, etc., evitando duplicaciones y dispersión. En pocos años, la BVS podrá convertirse en el espacio común de excelencia para los productores, intermediarios y usuarios de materiales de apoyo a la educación. La BVS podrá contribuir también a los procesos de evaluación de diferentes sistemas y metodologías para la enseñanza a distancia.

Con relación al desarrollo y operación de fuentes de información de apoyo a los procesos de toma de decisión en salud, la propuesta de la BVS incluye los más diferentes contextos, situaciones y usuarios, como autoridades, gerentes, científicos, profesores, profesionales de salud en general y el público en general. Están incluidos aquí textos y multimedia de difusión científica orientadas a públicos y situaciones específicas, indicadores numéricos, manuales, guías para la práctica profesional y para el público en general, consensos basados en evidencia, casos clínicos, relatos de experiencias que pueden ser replicadas o deben ser evitadas, colecciones de respuestas a preguntas más frecuentes en asuntos específicos, entrevistas con especialistas, materiales de apoyo a servicios públicos de consultas on-line y a la práctica de telemedicina, materiales de apoyo a salas de situación, etc. De modo idéntico a la estrategia para fuentes de apoyo a la educación, la BVS prevé el desarrollo de una red de fuentes de información de apoyo a los procesos de toma de decisión que estimule su reutilización, perfeccionamiento, ampliación e interrelacionamiento para evitar duplicaciones innecesarias. La construcción y operación de esta red de fuentes de información en los más diferentes contextos contribuirá decisivamente con un escenario en que los procesos de toma de decisión en salud cuenten con información científico técnica relevante y oportuna.

La construcción y operación de la BVS considera el desarrollo continuo de metodologías y herramientas de dominio público para la preparación, almacenamiento y diseminación las fuentes de información de apoyo a la toma de decisión.

Inicio

d. diseminación selectiva de información

La diseminación selectiva de información es un servicio de la BVS destinado a alertar a usuarios subscritos sobre nuevas fuentes de información incluidas y/o referenciadas en la BVS, de acuerdo con perfiles temáticos predefinidos. A medida que el volumen de fuentes de información de la BVS se desarrolle, este servicio adquirirá importancia creciente basado en su finalidad de agregar valor al tiempo del usuario. Por otro lado, el servicio de diseminación selectiva aumentará la visibilidad de las fuentes de información a medida que se integren y/o sean referenciadas en la BVS.

La BVS desarrollará una red de perfiles de temas o especialidades, con el objetivo de responder de modo eficiente a las necesidades de actualización profesional de comunidades especializadas o interesadas en temas específicos. Los perfiles serán ajustados a medida que sean utilizados. El proceso de suscripción de los usuarios a los servicios de diseminación selectiva de información así como el proceso de recomendación y/o definición de nuevos perfiles serán hechos en línea. Las alertas serán enviadas a los usuarios utilizando servicios de lnternet, como es el e-mail, la Web y el PUSH.

Los servicios de DSI deberán ser utilizados para atender a las comunidades de usuarios que no están conectadas a la Internet a través de agentes intermediarios.

Inicio


e. comunicación en la BVS

Una de las características básicas del paradigma de Internet es la comunicación intensiva y rápida entre personas y la formación de comunidades virtuales en torno a asuntos o intereses específicos. Es su característica como medio de comunicación operado directamente por el usuario y que ha dado a este el poder de la iniciativa y la capacidad de operar directamente redes de fuentes de información sin las limitaciones de espacio y tiempo. La BVS está construida sobre este paradigma.

En la BVS, la comunicación engloba las fuentes de información en icts que promueven y realizan la comunicación directa e indirecta entre usuarios. Están incluidas aquí, por ejemplo, las listas de discusión, las teleconferencias, las entrevistas on-line, los foros, las consultas a especialistas, etc. La BVS operará y referenciará las fuentes de información de comunicación. La comunicación incluye también las fuentes de información en la forma de noticias y clipping de noticias.

Inicio

f. los componentes integradores de la BVS

La integración y definición del espacio de la BVS así como el referenciamiento de fuentes externas a la BVS está dado por el uso del vocabulario DeCS - Descriptores en Ciencias de la Salud, del LIS - Localizador de Información en Salud y de los conjuntos de metodologías comunes para la operación de fuentes de información.

El espacio de la BVS es definido por la operación en red de las fuentes de información decentralizadas. La red se forma, por un lado, por los enlaces predefinidos, estáticos o dinámicos, entre las fuentes de información, y, por otro lado, por las respuestas de las fuentes de información a búsquedas y navegación por contenido. En este último caso, la construcción de la red está dada por las capacidades de respuesta de las fuentes de información a solicitudes por contenido. El uso de terminología o vocabulario controlado para describir las fuentes de información como un todo y los registros que ellas contienen es el mecanismo de la BVS para maximizar las capacidades de respuesta a solicitudes por contenido.

El vocabulario controlado de la BVS es el DeCS - Descriptores en Ciencias de la Salud, que es operado en una base de datos en tres idiomas - español, portugués e inglés. Su base en cuanto a corpus terminológico y estructura es el MeSH (Medical Subject Headings) de la National Library of Medicine (NLM), lo que permite su participación con la terminología en portugués y español en el lenguaje unificado para búsqueda en medicina - el UMLS (Unified Medical Lenguaje System) de la NLM. El DeCS contiene más de 25,000 entradas, incluyendo los términos provenientes del MeSH y términos agregados por BIREME para la descripción/recuperación de fuentes de información en salud pública y homeopatía. El área de salud pública contiene más de 6,000 términos y contempla áreas específicas como por ejemplo la de administración de servicios de salud y reforma del sector salud, el área de ciencias ambientales con terminología en ingeniería sanitaria, salud ambiental, desastres naturales o causados por el hombre, etc.

Los catálogos que referencian las fuentes de información internas y externas al espacio de la BVS son operados por el LIS - Localizador de Información en Salud. El LIS permite la descripción y recuperación de fuentes de información de modo compatible con estándares internacionales. Es posible la operación de catálogos cubriendo diferentes áreas geográficas - divisiones de países, grupos de países de la Región y fuera de ella. Es posible también restringir la operación a áreas temáticas. La BVS presupone que habrá un catálogo nacional por país que referencia selectivamente las fuentes nacionales de información científico técnica en salud. Habrá también un catálogo regional que será operado por BIREME. El LIS permitirá por lo tanto la recuperación de todas las fuentes de información que conforman el espacio de la BVS.

El tercer componente integrador de la BVS está formado por las metodologías comunes utilizadas por las instituciones productoras e intermediarias de icts. Las metodologías incluyen guías, normas, manuales, formatos de registros, softwares básicos y de aplicación, etc. El uso de metodologías comunes maximiza las posibilidades de intercambio, enlaces estáticos y dinámicos, navegación, evaluación, etc. entre las fuentes de información. Facilita también todo el proceso de formación de recursos humanos y contribuye para el abaratamiento de las herramientas. La BVS cuenta con un conjunto de metodologías de dominio público para la operación de las diferentes fuentes de información. Es un área de la BVS en constante desarrollo pues la construcción y operación de la BVS demanda continuamente la elaboración de nuevas metodologías y el perfeccionamiento de las existentes. Cabe a las instituciones productoras, intermediarias y usuarias de la BVS contribuir al desarrollo del conjunto de metodologías comunes de la BVS.

Inicio

g. Desarrollo de la red de fuentes de información

El desarrollo, inicialmente aislado, de una o más de las diferentes fuentes de información descritas anteriormente por instituciones productoras e intermediarias de información científico técnica en salud, orientadas a comunidades de usuarios dentro de contextos específicos de los países de la Región, resulta en la generación de nodos de la red de fuentes de información de la BVS. Inicialmente, los nodos son dispersos, pero, con el tiempo, el aumento en su número dotará a los usuarios con capacidad creciente para usar y promover la interacción entre las fuentes de información y, en consecuencia, demandar y estimular el surgimiento de nuevos nodos en respuesta a viejas y nuevas necesidades de información. El gran desafío en la construcción de la BVS es crear esta dinámica. Para esto, se propone como línea de acción promover el realineamiento masivo de los productos y servicios de información existentes en los países para que operen como fuentes de información en la BVS.

A medida que aumenta el número y el potencial de interacción entre las fuentes de información se va moldeando el espacio virtual de la BVS, en el cual los usuarios construyen y actualizan respuestas a sus demandas de información.

La operación de la BVS impone controles de calidad para la inserción y permanencia de fuentes de información en su espacio así como la referencia a fuentes de información externas. Los criterios deberán ser progresivamente perfeccionados como parte del desarrollo de la BVS así como de los resultados de evaluaciones de uso y de impacto de las fuentes de información. Como principio general, los criterios de evaluación se basan en la autoría de las fuentes y/o en el proceso de revisión y aprobación explicitado por los responsables de su operación en la BVS. El desarrollo y perfeccionamiento de criterios, políticas y procedimientos de evaluación y selección de fuentes de información son definidos y aplicados por los Comités Consultivos de la BVS que operan en el ámbito nacional y en áreas temáticas. La BVS deberá contar en el futuro con una red de especialistas para la revisión y aprobación de fuentes de información.

La participación activa de los usuarios debe estar integrada en las interfaces de operación de las fuentes de información con el objetivo de ampliar el control de calidad y promover el perfeccionamiento de las fuentes de información.

Otro aspecto que merece atención en la arquitectura de red de la BVS se refiere a las metodologías (guías, manuales, estándares, formatos, softwares básicos y de aplicación, etc. ) para la operación de fuentes de información. El desarrollo de la BVS demanda continuamente nuevas metodologías así como el perfeccionamiento de las existentes, lo que es estimulado por la necesidad de aumentar el poder de interacción del usuario y también por los avances internacionales. Para atender a esta demanda, los productores, intermediarios y usuarios de la BVS deben unirse a BIREME en la formación de una red de desarrolladores de metodologías. En este sentido son muy positivas las experiencias recientes de BIREME en el desarrollo del DeCS en cooperación con la Biblioteca Central de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y en el desarrollo cooperativo del LIS con Infomed del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas de Cuba.

Por último, es importante destacar que la BVS, como red de fuentes de información operando en Internet, presupone la existencia de una red de agentes que (intermedien usuarios individuales y comunidades de usuarios no conectados con el espacio de la BVS). Las bibliotecas, centros de documentación, centros comunitarios, cafés con conexión a Internet, quioscos públicos de acceso a Internet y otros puntos de presencia podrán colocar las fuentes de información de la BVS accesibles por las comunidades no conectadas en Internet. Esta estrategia contribuirá también a aumentar la demanda de acceso y de ampliación de la infraestructura de Internet. La existencia y funcionamiento de esta red de agentes intermediarios refuerza la estrategia de buscar la meta de acceso equitativo a la icts y contrarrestra las interpretaciones erróneas que afirman que la concepción avanzada de la BVS es elitista.

Inicio


3. La BVS como paradigma de Información Científico Técnica en Salud

Productores, intermediarios y usuarios de icts tienen en la BVS la construcción de un espacio virtual común para la operación descentralizada de fuentes de información. En cuanto espacio común, la BVS se desarrolla bajo metodologías compatibles, incluyendo la adopción de criterios de selección y control de calidad que la distingue del conjunto de fuentes de información de Internet. En este sentido la BVS asegura el desarrollo de un espacio confiable en el cual, por un lado, los productores e intermediarios hacen disponibles sus productos y servicios de información y, por otro lado, los usuarios interactúan o navegan a través de fuentes de información apropiadas para responder a sus necesidades de información. Además, la construcción y operación de la BVS crea las condiciones para el dominio y uso intensivo de tecnologías de información avanzadas por parte de las instituciones y de la comunidad de profesionales de salud de la Región. La BVS representa por lo tanto el espacio articulador y realizador de la confluencia progresiva del quehacer de los productores, intermediarios y usuarios de información de icts de la Región en el paradigma de Internet.

La construcción y operación de la BVS significará en el futuro próximo la superación de muchos de los problemas y limitaciones inherentes al modelo de cooperación técnica en icts operado en los últimos diez años con gran éxito por el Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud. En particular, la BVS permite la superación de las restricciones de espacio, tiempo, tamaño y actualidad de las colecciones de fuentes de información, particularmente las que tienen soporte en papel, que están disponibles a la comunidad de profesionales de salud de la Región a través de las bibliotecas y centros de documentación tradicionales. La superación de estas restricciones, a través de la BVS, es condición sine qua non para dotar a la amplia gama de usuarios de información en salud con la capacidad de acceder directamente a la colección de las fuentes de información relevantes y actualizadas de la Región para satisfacer sus necesidades.

Sin embargo, la adopción e implantación de las condiciones y modalidad de operación que caracterizan a la BVS representan un enorme desafío a las instituciones de la Región que son productoras e intermediarias de icts. Este desafío es particularmente válido para las instituciones, bibliotecas y centros de información que integran el Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud, cuyo modelo de operación de los últimos diez años deberá pasar por una profunda renovación y expansión, destacándose dos áreas:

  • La operación en red de fuentes de información en formato electrónico en la Internet/BVS, que demanda el dominio de metodologías y tecnologías de información avanzadas por parte de los dirigentes y los técnicos de las instituciones productoras, intermediarias y usuarias de icts;

  • La ampliación del arco de alianzas que involucra principalmente la confluencia de productores e intermediarios de información. Hay un proceso radical de desintermediación. Por un lado, predomina la interacción directa del usuario con las fuentes de información. Por otro lado, la demanda por la elaboración y publicación organizada de fuentes de información que agreguen valor al tiempo del usuario.

La superación de estos desafíos es parte intrínseca de la BVS. Es decir, en cuanto programa de cooperación técnica, la BVS incluye, además de las actividades de construcción y operación, el proceso mismo de aprendizaje y de creación de capacidades para su desarrollo. En otras palabras, la construcción descentralizada de la BVS permitirá el dominio de las nuevas tecnologías de información y comunicación por parte de los países de la Región.

Es importante notar que el cambio representado por Internet, en general, y por la BVS, en particular, es inexorable! Las instituciones productoras e intermediarias de icts que no promuevan en su modus operandi este cambio dejarán de atender eficientemente a sus usuarios y verán su liderazgo y sobrevivencia amenazados. La resistencia al cambio por parte de productores e intermediarios de icts para mantener modelos de operación superados, implicará una penalización a la comunidad de usuarios que verán limitado su acceso a las fuentes de información de la Región, en contraste con la tendencia internacional. Sin embargo, es importante notar también que los principios clásicos que rigen la misión y el funcionamiento de las bibliotecas y centros de información continúan válidos y aún más explicitados a medida que la sociedad intensifica el uso de información. Vale decir que esta es la razón principal de la denominación de Biblioteca a la Biblioteca Virtual en Salud.

Los cambios que significan la adopción de la BVS afectan y demandan respuestas en primer lugar y fundamentalmente de los recursos humanos, gerenciales y técnicos. La adopción del modelo de la BVS por los dirigentes y técnicos contribuye decisivamente para que las instituciones renueven adecuada y oportunamente sus estructuras organizativas y las infraestructuras de fuentes de información y de tecnologías de información. Los controles representados por estructuras, políticas, procedimientos, intereses y convenciones que representan en la práctica resistencia u obstáculo a la adopción del modelo de la BVS, deben ser reevaluados, flexibilizados y/o eliminados.

En el caso particular de BIREME y del Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud, que reúne las bibliotecas y centros de documentación en salud de los países de la Región, hay una tradición cultivada en las últimas 3 décadas, de renovación y superación de modelos obsoletos de organización y de tratamiento de información. Algunos ejemplos históricos son la descentralización pionera del control bibliográfico automatizado y cooperativo a través del sistema LILACS de base de datos, el acceso cooperativo a documentos y la adopción temprana de la tecnología de CD-ROM, a finales de la década de 80, el cual permitió por primera vez a los países de la Región, el acceso local a las bases de datos LILACS y MEDLINE, entre otras. Y el ejemplo más reciente es la propia aprobación, unánime y entusiasta, de la propuesta de la BVS presentada por BIREME en Marzo de 1998 en la VI Reunión del Sistema a través de la Declaración de San José Hacia La Biblioteca Virtual en Salud. Hay por lo tanto ejemplos y experiencias que contribuirán a la adopción de la BVS para regir la operación de las fuentes de información científico técnica en salud en los países de la Región. En particular, toda la acción de BIREME/OPS en la promoción y realización de cooperación técnica están centradas en la construcción y operación de la BVS.

Inicio


4. La conducción hacia la BVS

La conducción hacia la BVS, es decir de los procesos de diseminación, adopción, desarrollo y operación de la BVS puede ser visualizada y analizada bajo la orientación de dos ejes principales. El primer eje de conducción se refiere al desarrollo de la BVS en el tiempo, es decir, los períodos de implantación o escenarios a desarrollar en los próximos cinco años. El segundo eje de conducción se refiere a los niveles y espacios de organización, planificación, movilización de recursos y trabajo para la implantación de la BVS, destacándose los enfoques por área geográfica y por alcance temático.

La conducción hacia la BVS considera tres grandes períodos o escenarios:

  • En el período presente, entre 1999 y 2000, predomina el escenario denominado "puesta en marcha de la BVS", que implica básicamente la adopción del paradigma, la articulación y coordinación de la colaboración entre productores, intermediarios y usuarios, con vistas a poner en marcha la operación cooperativa de fuentes de información, destacándose el realineamiento de productos y servicios de icts ya existentes para operación en el contexto de la BVS. El proceso de puesta en marcha es prioridad y ocurre simultáneamente en ámbito geográfico y en áreas temáticas. En este período, las acciones de promoción y capacitación caracterizan las actividades de cooperación técnica.

  • Entre 2001 y 2003, predomina el escenario denominado "la BVS adquiere momentum propio", cuya característica principal es el fortalecimiento y expansión de los nodos decentralizados de la red de fuentes de información y la emergencia del espacio virtual de la BVS. Durante este período debe ocurrir un crecimiento significativo en el número de nuevas instituciones y/o fuentes de información incorporadas a BVS de forma independiente, tanto en el ámbito geográfico como en áreas temáticas. En este período, la promoción y articulación para el surgimiento de iniciativas independientes caracterizan las actividades de cooperación técnica.

  • Por último, a partir de 2003, predomina el escenario de en que la BVS se presenta como la (auto) referencia de las fuentes de icts en la Región, cuya característica fundamental es la consolidación del espacio virtual de la BVS como espacio común del que hacer de los productores, intermediarios y usuarios de información en salud. En este período, la cooperación técnica en información científico técnica adquiere dinámica propia que coincide con la operación de la BVS.
    La conducción hacia la BVS, en su segundo eje, promueve el desarrollo de fuentes de información decentralizadamente en ámbito geográfico (incluyendo las dimensiones nacionales, subregionales y regionales) y en áreas temáticas.

  • En ámbito geográfico, la BVS prevé y requiere la participación de todos los países, que operarán progresivamente sus fuentes de información de modo compatible y en red con los otros países. En esta dimensión, la cooperación técnica se caracteriza por desarrollar la capacidad nacional, incluyendo la creación de formas más avanzadas y eficientes de coordinación y organización para viabilidad de la participación amplia y activa de las instituciones productoras, intermediarias y usuarias de información en la BVS. En este sentido, un aspecto importante de la cooperación técnica consiste en el establecimiento y operación de comités consultivos nacionales para la coordinación de la participación nacional en la BVS así como para la elaboración, implantación y seguimiento de planes nacionales para la implantación de la BVS, particularmente para el período de la puesta en marcha de la BVS. Deberán ser implantados proyectos y programas de cooperación técnica entre países con el objetivo de hacer uso de fuerzas sinérgicas entre grupo de países.

  • Temáticamente, la conducción hacia la BVS hace uso de las potencialidades, fortalezas, capacidades, recursos e iniciativas que caracterizan las estructuras de información en áreas temáticas en salud y que favorecen la creación, desarrollo y operación eficiente de redes de fuentes de información especializadas, que deberán aparecer en gran número, especialmente durante el período de puesta en marcha de la BVS. Los Programas Regionales y los Centros especializados de la OPS tienen un papel fundamental en la promoción, implantación y operación de áreas temáticas en la BVS, en ámbitos regionales y sub-regionales. Así, por ejemplo, el CEPIS debe asumir un rol de liderazgo en la cooperación técnica para el desarrollo del área de salud y ambiente, el INPPAZ en el área de protección de alimentos y zoonosis, el INCAP en el área de nutrición, el CLAP en perinatología, etc. Otras instituciones regionales relacionadas directa o indirectamente con algún tema salud serán también llamadas a participar en la BVS. En el ámbito nacional, el desarrollo de áreas especializadas en la BVS debe contar con la participación activa de instituciones gubernamentales, especialmente los programas de promoción de salud, centros de investigación, sociedades científicas y profesionales, organizaciones no gubernamentales, etc.

    El desarrollo de la BVS en el ámbito geográfico y temático es complementario. Y en ambos casos los planes de implantación de la BVS deben considerar o orientarse por los períodos de implantación o escenarios a realizarse en los próximos cinco años.

    En su totalidad, la BVS conforma su espacio virtual integrando los avances decentralizados geográfica y temáticamente. Así, en el espacio de la BVS será posible navegar en la red completa de las fuentes de información de la Región.

Inicio


5. Organización y planificación para la puesta en marcha de la BVS

La puesta en marcha de la BVS está ocurriendo en la Región, tanto en el ámbito geográfico como temático y de acuerdo con lo especificado en el documento básico de la BVS y, en particular, en el "Plan de acción para la puesta en marcha de la BVS".

BIREME ha colocado en marcha la BVS en el ámbito Regional y ha cooperado para su desarrollo decentralizado con instituciones nacionales y regionales. Actividades de diseminación de la BVS cambiarla en los años de 1998 y 1999 en prácticamente todos los países de la Región. La implantación de la BVS, principalmente con el realineamiento de productos y servicios ya existentes, se ha colocado en marcha exitosamente en varios países y áreas temáticas.

Este movimiento inicial de puesta en marcha de la BVS ha mostrado que la propuesta cuenta con una extraordinaria receptividad en todas las áreas y que los avances en algunos países y áreas temáticas afirman su factibilidad. Las instituciones del Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud han tenido un rol importante en estos avances. Es verdad también que muchos países enfrentan grandes dificultades para poner en marcha la BVS. Destacánse como indicadores de estas dificultades la demora, resistencia, falta de decisión y apoyo político, dispersión de las instituciones o incapacidad de adopción del paradigma de la BVS. Que, como se afirmó anteriormente, requiere la operación de fuentes de información en formato electrónico en Internet/BVS y la articulación entre productores, intermediarios y usuarios para el trabajo cooperativo en la BVS.

BIREME recomienda fuertemente que el desarrollo de la BVS en el ámbito nacional y en áreas temáticas cuente desde sus inicios con el apoyo de Comités Consultivos y de planes de implantación y desarrollo. La existencia de un Comité Consultivo activo que reúna los principales agentes de icts de un país o de un área temática es una de las (pre) condiciones para el desarrollo eficiente y sostenible en la adopción y operación de la BVS. Una segunda condición es contar con un plan nacional que oriente la conducción de la BVS en un país o en un área temática, concentrándose inicialmente en la realización de los dos escenarios previstos para los próximos años, es decir, la "puesta en marcha de la BVS" y "la BVS adquiere momentum propio".

El establecimiento de un Comité Consultivo en un país o en un área temática es en general precedido por un proceso de discusión entre instituciones representativas en cuanto a producción, intermediación y uso de icts. Esta discusión contribuye al entendimiento conjunto de la propuesta de la BVS y de sus implicaciones, considerando las condiciones y contextos donde se pretende adoptarla.

El Comité Consultivo nacional o temático debe estar formado por representantes de las principales instituciones productoras, intermediarias y usuarias de información científico técnica en el país o en el área temática. Están incluidos aquí los ministerios de salud y sus diferentes instancias, las instituciones de enseñanza e investigación, las comisiones nacionales de ciencia y tecnología, las sociedades científicas y profesionales, las agrupaciones de editores científicos, así como las bibliotecas, centros de documentación y sistemas y redes de información. En particular, están incluidos los Centros Coordinadores Nacionales, los Centros Coordinadores de Sistemas Especializados y los centros cooperantes que integran el Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud. El rol de estos centros desempeñan en el establecimiento y en el funcionamiento de los Comités Consultivos puede variar mucho, de acuerdo con las condiciones y contexto locales. Así, estos centros pueden asumir el liderazgo en la articulación y establecimiento del Comité o pueden desempeñar con un rol importante o asumir un rol pasivo en el proceso. Es importante notar que, salvo en raros casos y en países pequeños, ningún centro aislado es capaz de operar plenamente las fuentes de información en icts de un país o de un área temática. Además, la esencia misma de la BVS es la operación descentralizada de fuentes de información.

El rol del Comité Consultivo es asegurar la participación activa y equitativa de todas las instituciones interesadas en la construcción de la BVS. Además, el Comité establece orientaciones, estrategias y criterios para la operación de la BVS de acuerdo con las prioridades y condiciones nacionales o del área temática. Las discusiones y recomendaciones del Comité deben orientar la operación en la BVS. Las instituciones deben, en lo posible, hacerse representar en el Comité por autoridades, gerentes y por técnicos, como modo de compatibilizar las intenciones políticas con las condiciones y aplicaciones tecnológicas.

Las actividades relacionadas con la articulación, establecimiento, secretaría y funcionamiento de los Comités deben contar con el apoyo de una o más instituciones. Las instituciones integrantes de los sistemas o redes nacionales de información en ciencias de la salud son candidatas a ejercer este papel. Es siempre recomendable que varias instituciones asuman este rol y hay casos en que se pueden establecer mecanismos de rotación. Las representaciones de la OPS en los países así como los Centros Especializados de la OPS pueden desempeñar con un rol importante en el establecimiento y funcionamiento de los Comités Consultivos.

La formalización o legalización del Comité Consultivo debe ocurrir como parte de su proceso de consolidación.

Los planes para el desarrollo de la BVS en ámbitos nacionales y temáticos, deben contar con la participación activa de los Comités Consultivos en su discusión, elaboración, puesta en marcha, seguimiento y evaluación. Es en los planes que se definen las políticas, estrategias, orientaciones y prioridades para la realización de los escenarios futuros de la BVS. La implantación de los planes debe ser descentralizada, y bajo la responsabilidad de instituciones que están o no integradas en los Comités Consultivos. Los planes deben ser flexibles y posibles de reformulación para que no restrinjan el desarrollo de la BVS.

BIREME recomienda que los planes se traduzcan o se desarrollen a través de proyectos específicos orientados a la creación, desarrollo y operación de las fuentes de información de la BVS. Los proyectos específicos facilitan la definición de prioridades, de acuerdo a necesidades y recursos disponibles, así como la distribución de responsabilidades y el trabajo en red. Los proyectos específicos son realizados por una o más instituciones y el criterio de distribución de los proyectos debe combinar la competencia y el interés de las instituciones. Algunos aspectos importantes se derivan de la formulación de los posibles proyectos específicos en la conducción hacia la BVS. El primero, es la imposibilidad que una institución asuma el control total del proceso; el segundo, es la limitación de recursos para su realización, lo que implica la definición de prioridades y el establecimiento de restricciones; y el tercero, es que el conjunto de proyectos puede ser trabajado como un portfolio de proyectos para la negociación de financiamiento por parte de agencias nacionales e internacionales.

Para contribuir a la formulación de los planes nacionales y sus proyectos específicos, BIREME ha trabajado en 1999 con la siguiente lista de líneas de proyectos, todos ellos derivados de los 6 tipos de fuentes de información de la arquitectura de la BVS:

a. Página nacional principal o Página temática principal en la BVS

El objetivo específico de este proyecto es establecer y operar la página principal de un país o de un área temática (en ámbito nacional o regional). La página principal es la puerta de entrada o punto integrador de las redes de fuentes de información relacionadas. Otra función importante de la página principal es reunir noticias y estadísticas sobre el desarrollo de la red de fuentes de información.

b. Literatura científico técnica

El objetivo específico de esta línea de proyectos es la operación de fuentes de información de la literatura científico técnica correspondientes al ámbito del proyecto. Comprende una amplia gama de actividades y fuentes de información y es recomendable dividirla en varios proyectos, incluyendo, por ejemplo, (1) Control bibliográfico de la literatura con base en el Sistema LILACS, (2) Control bibliográfico de la legislación integrado a la base de datos LEYES, (3) Operación on-line de bases de datos bibliográficas, (4) Operación on-line de catálogos de monografías de bibliotecas, (5) Operación on-line de catálogo de "books in print", (6) Catálogo de audiovisuales, (7) Catálogo de seriados en ciencias de la salud (SeCS), (8) Servicio de acceso cooperativo al documento (SCAD), (9) Desarrollo de consorcios para el acceso cooperativo a colecciones internacionales de revistas científicas, (10) Desarrollo de colecciones de revistas científicas electrónicas (SciELO), (11) Desarrollo de editoriales electrónicas en las instituciones productoras.

c. Directorios de instituciones, especialistas, proyectos, cursos, eventos, etc.

El objetivo de esta línea de proyecto es la operación en la BVS de directorios de entidades y eventos en el área de la salud. Puede ser dividido en varios proyectos orientados cada uno a un tipo de entidad o evento, con por ejemplo: (1) instituciones; (2) especialistas; (3) proyectos de investigación; (4) cursos; y (5) eventos.

d. Apoyo a los procesos de toma de decisión

El objetivo de esta línea de proyectos es la operación de fuentes de información de apoyo a los diferentes procesos de toma de decisión. El alcance de esta línea es muy amplio. Por lo tanto debe necesariamente ser dividida en varios proyectos cuya implantación cabrá a instituciones y comunidades específicas ya que las fuentes deberán ser contextualizadas en cuanto a contenido, forma y operación. Durante el período de la puesta en marcha de la BVS se recomienda el desarrollo de proyectos específicos o pilotos orientados a diferentes públicos, incluyendo, gestores de salud de los diferentes niveles de los sistemas nacionales de salud, profesionales de salud y público en general.

e. Apoyo a la educación en salud

El objetivo de esta línea de proyectos es la operación de fuentes de información de apoyo a los diferentes programas de educación en salud, incluyendo los cursos regulares en ciencias de la salud, educación continuada, cursos orientados al público, etc. Esta línea de proyectos es muy amplia y la formulación y desarrollo depende de la movilización de las instituciones relacionadas. Hay, por ejemplo, una demanda por proyectos experimentales para apoyo, con fuentes de información a la enseñanza a distancia. Otros proyectos deben contribuir a que las facultades publiquen los materiales didácticos de sus cursos regulares en sus Intranets o en la Internet y que las sociedades científicas y de profesionales publiquen los materiales didácticos de apoyo a los cursos de educación continuada.

f. Diseminación selectiva de información

El objetivo de esta línea de proyectos es la operación de servicios de diseminación selectiva de información en ámbitos nacionales y áreas temáticas. Incluyen servicios para comunidades de usuarios conectados y no conectados.

g. Comunicación: noticias, listas de discusión, teleconferencias

El objetivo de esta línea de proyectos es la operación de fuentes de información orientadas a informar a diferentes comunidades sobre eventos en el área de salud, así como estimular la comunicación entre individuos a través de listas de discusión, foros, consultas a especialistas, teleconferencias, etc. Un proyecto importante en esta línea de proyectos es el desarrollo de infraestructura de recursos humanos y tecnologías para la operación de estas y nuevas tecnologías de comunicación.

h. Descriptores en Ciencias de la Salud - DeCS

El objetivo de esta línea de proyectos es diseminar y desarrollar el vocabulario DeCS para apoyo a la operación de las demás fuentes de información, incluyendo la descripción y recuperación de contenidos de registros y fuentes de información. Están incluidos aquí cursos de capacitación, creación y revisión de áreas temáticas.

i. Exposiciones y seminarios en la BVS

El objetivo de esta línea de proyectos es la realización de exposiciones, seminarios, conferencias, ferias, etc. en la BVS sobre temas de interés para el desarrollo y actualización de comunidades específicas y el público en general. Estos eventos virtuales pueden llevarse a cabo, por ejemplo, 2 o 3 veces al año y su realización cabe a una o varias instituciones especializadas en el tema central.

j. Localizador de información en salud - LIS

El objetivo de esta línea de proyectos es la operación de los catálogos de recursos de información en salud con ámbito nacional, regional, internacional, con alcance general o restricto a una área temática. Debe haber por lo menos un proyecto LIS en cada país con el objetivo de asegurar que los recursos nacionales de información científico técnica disponibles en Internet estén referenciados en la BVS. Algunos aspectos a investigar y experimentar en esta línea de proyectos son el establecimiento y perfeccionamiento de criterios y mecanismos de control de calidad, la integridad de las referencias y enlaces, la alimentación descentralizada y automatizada.

En su programa de cooperación técnica para el año 2000 BIREME priorizará las acciones para la promoción y desarrollo de los Comités Consultivos en las diferentes instancias así como para la elaboración de planes de desarrollo de la BVS. Al mismo tiempo, será realizado un programa intensivo de cursos de capacitación en la operación de la BVS dirigido a productores, intermediarios y usuarios. Como resultado de estos cursos, BIREME formará una red de monitores de la BVS para multiplicar los cursos de capacitación.

Inicio


6. Principios para el desarrollo de la BVS

La construcción y operación de la BVS presupone la observancia de un conjunto de principios derivados de su concepción y de su condición de espacio de promoción y realización de la cooperación técnica en icts que tiene como meta la equidad de acceso a la información en salud en los países de América Latina y el Caribe.

El principio rector es la búsqueda de la equidad en el desarrollo y operación de la BVS, como expresión del compromiso con el objetivo de buscar la equidad de acceso a la icts. Aplicándose este principio en los diferentes contextos geográficos (incluyendo países, subregión de países, la región de América Latina y el Caribe como un todo) y en los diferentes contextos definidos por áreas temáticas, la BVS en su desarrollo debe asegurar la oportunidad de participación de todas las entidades relacionadas directa o indirectamente con icts .De ahí la importancia que se ha dado en esta guía a la formación de los Comités Consultivos como instancia de promoción del principio de equidad en el desarrollo y operación de la BVS.

El segundo principio destaca que deben ser priorizadas las políticas y acciones para la adopción del nuevo paradigma. Está dirigido principalmente al período presente de la BVS, es decir "la puesta en marcha de la BVS". Como consecuencia de este principio las acciones de cooperación técnica, definición y aplicación de políticas de información, aplicación de recursos, etc. relacionados con icts deben ser orientadas siempre que sea posible a la adopción del paradigma de la BVS. Como el nuevo paradigma significa una expansión en la capacidad de diseminación de información, la observancia de este principio contribuye a aumentar la eficiencia en términos de retorno futuro en la aplicación de recursos financieros. Por otro lado, este principio contribuye también a alimentar las discusiones y acciones para la superación de las resistencias y barreras a la adopción de la BVS.

El tercer principio se refiere a la priorización de políticas y acciones de promoción y formación de alianzas y consorcios. Este principio orienta el desarrollo de la BVS en el sentido de maximizar el uso compartido de recursos relacionados directa o indirectamente con icts disponibles en el ámbito de un país, de subregiones y de la región como un todo. La aplicación de este principio contribuirá también para acelerar el desarrollo de la BVS a medida que nazcan sinergías entre diferentes entidades. La observancia de este principio contribuirá a disminuir las competiciones ineficientes y desgastantes entre instancias y en el seno de las instancias.

El cuarto principio se deriva de la concepción misma de la BVS y se orienta a la operación descentralizada en todos los niveles. Es importante entender que este principio tiene como objetivo promover la participación equitativa en todos los niveles de operación de la BVS. Además, no es un impedimento a las operaciones centralizadas cuando son más eficientes y seguras y que cuentan con el apoyo de las partes involucradas. Este principio destaca también la necesidad de estimular las instituciones para que se dediquen también al desarrollo de metodologías para la construcción y operación de la BVS.

El quinto principio orienta el desarrollo de la BVS con base en las condiciones locales y es muy importante porque abre el camino para la participación de todas las instancias interesadas. Este principio se aplica a las condiciones políticas, sociales, económicas y culturales de los contextos en que se desarrolla la BVS así como a las condiciones de infraestructura de recursos de icts, de telecomunicación y de recursos humanos. Este principio se aplica de igual modo a las instancias que son privilegiadas y las que no son en cuanto a la posesión y acceso a recursos.

Por último, está el principio que orienta al establecimiento y aplicación de mecanismos integrados de evaluación y control de calidad en la operación descentralizada de las fuentes de información con vistas a promover las características de confiabilidad y credibilidad del espacio de la BVS.

Inicio