Indice Anterior Siguiente

El símbolo de la medicina. Origen y evolución

Autores: Lenin Vladimir Gutiérrez y Adrián Mellado Pérez, estudiantes de 4to año de Medicina. Facultad de Ciencias Médicas de Sagua la Grande, Villa Clara.

RESUMEN

El símbolo de la medicina es un elemento de indispensable conocimiento para los profesionales de la salud; sin embargo, muchos desconocen su significado o no lo identifican adecuadamente, esta razón nos motivó a adentrarnos en su estudio e investigación.

Este símbolo, llamado también "El bastón de Esculapio", representa a los médicos y su hermosa profesión como relación desinteresada con los pacientes, cuyos elementos significan la vara fina con un nudo en el extremo superior, rematado por un pseudo espejo formado por un ramo de uvas estilizado; la serpiente está enroscada en la vara y su cabeza queda frente al pseudo espejo. Asimismo, está adornado por una rama de laurel a la izquierda y una de roble a la derecha, el cual data de la antigua Grecia, con el magnífico personaje de Esculapio, quien fue un médico notable, de gran respeto y fama que realmente existió, y que después de su muerte fue inmortalizado en la mitología griega.

Además de este símbolos, y tan antiguo como él, aparece el caduceo con elementos y significados similares, solo, que representa a Mercurio o Hermes, considerado en la mitología romana el dios del comercio, tráfico y comercio en general, atribuyéndosele a su vez la invención de los pesos y medidas.

INTRODUCCIÓN:

Muchas veces vemos en la entrada de los hospitales, facultades de medicina ambulancias y otros lugares que pertenecen al sistema de salud aquella imagen que nos llama la atención, y que de verla en esos lugares inferimos que representa la hermosa profesión médica. Pero muy poco sabemos de su significado, origen y evolución, tanto por estudiantes de las Ciencias Médicas como por una buena parte de los profesionales de la salud.

Haciendo un estudio del tema, lo cual realizamos con mucho placer e interés científico-cultural, nos percatamos de que en muchos lugares se sigue usando equivocadamente el símbolo médico, en parte consideramos que se deba a la poca bibliografía y a la insuficiente divulgación que a tenido el mismo entre los estudiantes y profesionales de la salud, para quienes va dirigido el presente trabajo luego de una exhaustiva búsqueda informativa, con el objetivo de elevar el nivel cultural de los jóvenes que estudiamos Medicina y el resto del personal relacionado con la salud.

DESARROLLO:

¿A qué se le llama caduceo?

Es la insignia del heraldo, más conocida como atributo mágico de Hermes o Mercurio, mensajero de los Dioses del Olimpo. Entre los romanos servía como bandera de tregua debido a que en el mismo aparecía una rama de olivo. En su forma más usual consta de dos serpientes, arrolladas sobre una varilla, sostenida por un par de alas. Los caduceos reemplazaron gradualmente el emblema de Esculapio, Dios de la Medicina. Esta es una de las tantas definiciones que existen, la más completa desde el punto de vista histórico a nuestro juicio.

Por mucho tiempo se pensó que su origen estaba en la Mitología Griega como atributo del Dios Hermes o Mercurio, pero más recientemente se ha conocido que los arqueólogos han encontrado símbolos semejantes en civilizaciones más antiguas que la Griega como la Asiria, y la Edad de Piedra Tallada, 30.000 años A.N.E, la Edad de Piedra Pulida, 6 500 años A.N.E, y la Caldea, 3 000 años A.N.E. Otras épocas son la Egipcia, Fenicia y la Greco-Romana, de la cual muchos historiadores marcan el inicio del caduceo sin mencionar las anteriores. Primitivamente, fue una rama de Olivo, otras veces de Laurel o de Olivo, de cabeza nudosa que se bifurcan en dos y se enroscan para juntar sus extremos, ya más artísticamente se cambian por las serpientes y se colocan las alas de Mercurio. Los griegos lo tenían como báculo heráldico, representado por una caña entrelazada con hilos de lana; en la Edad Media fue un bastón cubierto de terciopelo flordelisado y así fue cambiando según la época histórica. Este es el de Hermes o Mercurio, que sigue el tipo Caldeo y Fenicio.

Según la fábula de Ovidio, en la Mitología Griega, el caduceo fue regalado por Apolo a Mercurio para terminar una disputa entre ellos; Mercurio había regalado al Dios de la Música la lira de siete cuerdas que había inventado. Según se dice, Mercurio encontró en el Monte Citerón a dos serpientes que se peleaban y él arroja en medio de ellas su varilla para separarlas y vio cómo, sin hacerse daño, se enroscaron y se entrelazaron alrededor de la vara, de forma tal que la parte más alta de sus cuerpos formaron un arco, quedando sus cabezas frente a frente sin señal e enemistad. Probablemente, esta leyenda nació del símbolo y como razón artística y decorativa. Después de esto Mercurio se sirvió para sus funciones; con el caduceo adormecía y despertaba a los mortales, atraía a ellos las almas de los fallecidos o las conducía a la morada de los muertos o al infierno, sujetaba los vientos y disipaba las nubes, convertía en oro lo que tocaba, transformaba las tinieblas en luz. Era una vara de poder, siendo para el hombre fuente de seguridad, paz, concordia, beneficio y fortuna. Los griegos hicieron de este emblema el sello distintivo de los heraldos y embajadores. Según algunos historiadores, las alas del caduceo de Mercurio, están presentes porque es Hermes, Dios egipcio adoptado por los griegos, inventor fabuloso de la Alquimia, ciencia médica por excelencia; entre sus atribuciones llevaba Pileus o casco con alas, y entonces estaría representada la vieja máxima médica: Curare tuto, cito, et, jacunde, que quiere decir: curar todo, pronto, placenteramente.

Para otros las alas son el representativo de los médicos, que al disolverse el Colegio de Pitágoras en Samos, no escogieron residencia fija y se trasladaban de un país a otro; también se dice que, indican la actividad, diligencia y ejercicio en la rapidez de las funciones.

¿Veamos quién era Hermes o Mercurio?

Mercurio es considerado el Dios del Comercio. Por ser el Dios de los mercados, patrón del comercio y del juego de dados, por su fama de ingenioso se le atribuyó la creación de la lira, el alfabeto, los números, la gimnasia, los pesos y las medidas. Además, era Dios protector de los caminos, de las calles, las plazas, protector de los cambios, tráfico y el comercio en general. En el siglo XVI, el impresor alemán Froeben usó el caduceo como sello distintivo de su establecimiento; los marinos adornaron los barcos mercantes colocando este símbolo en la proa; se dice que en la bahía de Marsella había un caduceo pintado en una roca, dando la bienvenida a los navegantes. En una ocasión un banco francés imprimió en sus cheques le caduceo como emblema de prosperidad y antiguamente había un caduceo en la cúpula de la Lonja del Comercio, en La Habana.

Por lo tanto, la literatura, denomina al caduceo como emblema o símbolo del comercio.

El Caduceo de Mercurio se empezó a usar como emblema de la medicina cuando el aristócrata Sir. Willian Butts, médico del Rey Enrique VII de Inglaterra, lo puso en su escudo nobiliario; tres siglos después la casa editorial de libros médicos J.S.M. Churchill lo usó como distintivo. En 1856 el servicio del Hospital de Marina de los Estados Unidos pensó que el caduceo sería un buen distintivo para significar el carácter no combatiente de la clase médica. Hay muchos países aún, donde sus instituciones de salud usan como distintivo el caduceo de Mercurio, por ejemplo: Nicaragua, Ecuador, algunos estados de Brasil, el Colegio Dominicano de Cirujanos, entre otros.

El Caduceo de Esculapio o El Bastón de Esculapio aparece 800 años A.N.E, en tiempos de Homero. Es un tronco o maza, de cabeza nudosa, donde se enrosca una serpiente, que exterioriza la cabeza, quedando separada y erguida. Este caduceo con el paso del tiempo sufrió cambios al recibir la influencia de las costumbres y creencias del hombre, según el momento histórico, entre ellas la magia y el sortilegio que usaron los primeros médicos, que al separase del estado sacerdotal tuvieron que tener su propia insignia que los identificara, por lo que finalmente quedó como ha llegado a la actualidad: una vara fina con un nudo en el extremo superior, rematado por un pseudo espejo formado por un ramo de uvas estilizado; la serpiente está enroscada en la vara y queda su cabeza frente al pseudo espejo. Además, todo esto está rodeado de dos palmas, cada una diferente, a la izquierda una rama de laurel y a la derecha una de roble. El nudo indica las dificultades de a ciencia. La vara es símbolo de poder. El racimo de uvas significa el vino produciendo embriaguez es usado con fin profético y adivinador en la práctica misteriosa de los taumaturgos y en la terapéutica como medicamento preciado. Desde hace un tiempo se acepta el pseudo espejo, pues en Egipto el espejo era mágico y al tomar un narcótico, en él se veían los rasgos de seres sobrenaturales a través de los reflejos luminosos. El roble, es el árbol sagrado en la Galia y Grecia, los sacerdotes especializados en estos quehaceres interpretaban el ruido del viento al batir las hojas del árbol en el bosque. El laurel, tiene propiedades ligeramente narcóticas en sus hojas.

Este símbolo aparece en el siglo IX A.N.E, según cuenta la leyenda, estando Esculapio en casa de Glauco, quien se encontraba mortalmente herido, apareció en ese momento en la habitación una serpiente y Esculapio la mató con su bastón, otra serpiente entró al aposento llevando en su boca unas hierbas con las que revivió a la que estaba muerta, poniéndoselas en su boca. Fue así como Esculapio también salva a su paciente de la muerte, lo que se interpreta como la muerte vencida por Esculapio.

¿Quién era Esculapio?

Según se cuenta, Esculapio existió y vivió en Tesalia, fue un médico notable, de gran respeto y fama. Luego de su muerte fue inmortalizado al iniciar la leyenda, siendo venerado en Atenas, Corinto y Pérgamo, ciudad natal del Galeno. A Esculapio se le representa como un hombre de edad madura, barbudo, de mirada serena, con abundante cabellera que recoge con una diadema. Casi siempre aparece vistiendo un manto que deja al descubierto el brazo derecho y el busto. A los seguidores de este Dios de la medicina los griegos les llamaban Asclepios y los romanos Aesculapios, que eran comunidades semirreligiosas que practicaban la medicina.

¿Qué significaban los ofidios?

Este reptil en primavera cambia completamente la piel todos los años, por lo que se le atribuye: poder, virilidad, sabiduría, rejuvenecimiento, fertilidad, salud y prosperidad. Otros dicen que su símbolo nace en la mitología griega, pues Tronfonio y Esculapio enviaban sus poderes sanadores a través de las serpientes para curar las enfermedades. Lo cierto es que desde hace muchos siglos atrás, la serpiente fue venerada por los Cretenses, Fenicios, Indios Orientales y Aztecas como uno de sus dioses. Los indios americanos rindieron tributo a la serpiente de cascabel, los indios de la Amazona a la anaconda, los budistas a la cobra y los babilónicos al pitón, dragón monstruoso.

Una cosa curiosa de esto es, que la serpiente del símbolo de Esculapio es del género Coluber longissimus, de color amarillo negro, de uno a dos metros de largo, las cuales aún se pueden hhallar en las ruinas de los templos romanos al sur de Europa.

El bastón de Esculapio fue adoptado en 1898 por el ejército inglés. Los médicos de la Armada belga lo pusieron en sus uniformes un año después. En 1902 fue adoptado oficialmente por el cuerpo médico de Estados Unidos en sustitución de la "Cruz de San Juan". Actualmente el bastón de Esculapio, verdadero símbolo de la medicina, se usa como emblema médico en: Gran Bretaña, Alemania, México, Perú, Bélgica, Filipinas y Cuba, entre otros países y el mismo está situado a la entrada del Ministerio de Salud Pública. La O.M.S lo usa desde su fundación en 1947.

Esta es la historia del símbolo de la medicina y cirugía, representado por el bastón de Esculapio, que no es más que la relación desinteresada y humana entre el médico y el paciente.

Como hemos podido apreciar estos símbolos representan propiamente a dos profesiones diferentes en cuanto a sus funciones, pero por un error histórico en su interpretación aún hay algunos países donde se identifica la profesión médica con el símbolo de Mercurio. Pensamos que esto se deba a que, como se ha expresado anteriormente, en las primeras etapas de la historia de la medicina se usó el caduceo como emblema de ella y así se ha ido conservando esa tradición a través de los años en algunos países que todavía utilizan en sus instituciones de salud de una u otra forma.

CONCLUSIONES:

Como hemos podido apreciar estos símbolos representan propiamente a dos profesiones diferentes en cuanto a sus funciones, pero por un error histórico en su interpretación aún hay algunos países donde se identifica la profesión médica con el símbolo de Mercurio. Pensamos que esto se deba a que, como se ha expresado anteriormente, en las primeras etapas de la historia de la medicina se usó el caduceo como emblema de ella y así se ha ido conservando esa tradición a través de los años en algunos países que todavía utilizan en sus instituciones de salud de una u otra forma.

Es importante conocer la verdadera historia del símbolo de Esculapio, que para nosotros es el que realmente representa a la medicina en todos sus campos, debido a que este es considerado uno de los dioses de la medicina, fue una persona que, según cuenta la literatura, vivió y practicó esta ciencia con profundo sentido humanista, además de transmitir sus conocimientos a las futuras generaciones. Es por eso que en muchos otros países sí se mantiene este símbolo como justamente se debe hacer.

Consideramos que es de vital importancia el conocimiento de esta historia, pues es parte de nuestra cultura médica y contribuye grandemente a nuestra formación integral, ya sea como estudiantes o como profesionales de la salud.

RECOMENDACIONES:

Divulgar el contenido de este trabajo con el objetivo de elevar la cultura de la historia de la medicina de estudiantes y trabajadores de a salud en general.

BIBLIOGRAFÍA
:

- Diccionario de la Lengua Española y de Nombres Propios. Océano Pacífico.
- Gran Enciclopedia Universal Ilustrada, No. 34, Editores S.A, España, Barcelona, 1970.
- Gran Enciclopedia del Mundo, Colectivo de Autores, No. 4, Editorial Marín S.A, España, 1972.
- Diccionario Enciclopédico Salvat Universal Tomo 5, Salvat Editores S.A, Barcelona, España, 1970
- Enciclopédico Salvat de Ciencias Médicas, Tomo 1, Salvat Editores S.A, Barcelona-Madrid, 1959
- Enciclopedia Universal Ilustrada, Europeo-Americana, Tomo 10, José Espasa e hijos Editores Barcelona, 1925.
- Rev Cubana MGI 1997: 13 (4)
- Rev Cubana MGI: 14 (3)

Indice Anterior Siguiente