Índice Anterior Siguiente
Formato PDF

Biblioteca híbrida: el bibliotecario en medio del tránsito de lo tradicional a lo moderno

Herminia Villa Barajas,1 MsC. Ileana R. Alfonso Sánchez2

Resumen

Con los objetivos de conocer cómo afectan las tecnologías de información y comunicación la actividad del bibliotecario en una biblioteca híbrida; analizar la evolución del perfil del bibliotecario; así como de identificar las cualidades, conocimientos y habilidades que debe poseer para considerarse actualmente un profesional competente, se exploraron diferentes sitios sobre bibliotecología con los motores de búsqueda Altavista y Google. Una biblioteca híbrida conjuga elementos de la biblioteca tradicional y la electrónica. En México, a pesar de hablarse de bibliotecas virtuales, de grandes centros de información, sobre todo, en el área de la salud, aún la gran mayoría de ellos, conserva el tradicional espacio físico con su acervo. Sin embargo, no se habla sobre biblioteca híbrida. Existe, además, la necesidad de una mejor formación técnica, las instituciones requieren de bibliotecarios capaces de responder las demandas actuales de los usuarios y los servicios. El presente trabajo es el inicio de una investigación dirigida a determinar la función del bibliotecario en una biblioteca híbrida, así como su percepción de la transformación de la gestión de la información, a partir de la introducción de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, en los marcos de la sociedad de la información.

Palabras clave: Biblioteca híbrida, bibliotecas, tecnologías de información y comunicación, biblioteca virtual, bibliotecarios.


HYBRID LIBRARY: LIBRARIANS ON THE MOVE FROM THE TRADITIONAL TO THE MODERN TIMES

Abstract

In order to know how information and communication technologies affect the librarian duties on a hybrid library; to analyse the librarian's profile and to identify the qualities, knowledge and skills a librarian should have to be considered a competent professional, different library science sites were explored using Altavista and Google search engines. A hybrid library conjugates elements of the traditional and the electronic library. In Mexico, in spite of the fact that it is heard about the virtual library and big information centres, mainly in the health field, most of them still keep the traditional physic space with its values. However, no one talks about hybrid library. Besides, a better technical training is necessary and the institutions require librarians capable of answering the present demand of users and services. The present paper is just the beginning of a research aimed at determining the function of the librarian in hybrid libraries, as well as his perception of the transformation of information management, starting from the introduction of new information and communication technologies into an information society.

Key words: Hybrid libraries; libraries; information and communication technologies, virtual library, librarians.

Copyright: © ECIMED. Contribución de acceso abierto, distribuida bajo los términos de la Licencia Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Compartir Igual 2.0, que permite consultar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente y utilizar los resultados del trabajo en la práctica, así como todos sus derivados, sin propósitos comerciales y con licencia idéntica, siempre que se cite adecuadamente el autor o los autores y su fuente original.

Cita (Vancouver): Villa Barajas H, Alfonso Sánchez IR. Biblioteca híbrida: el bibliotecario en medio del tránsito de lo tradicional a lo moderno. Acimed 2005;13(2). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol13_2_05/aci05205.htmConsultado: día/mes/año.

Desde la antigüedad, la biblioteca ha desempeñado una función importante en la custodia del saber. Su primera manifestación fue el libro oral, el cual perduró durante milenios, y convivió incluso con el escrito. Fue el medio de las civilizaciones para trasmitir su historia y tradiciones a las generaciones siguientes.

La biblioteca ha experimentado cambios vertiginosos en las últimas décadas y ello, se debe, tanto al avance de la tecnología como a la necesidad de información en el mundo actual. Su acumulación es de tal magnitud que ninguna organización puede atesorarla físicamente. Estos dos hechos ocupan el centro del interés de los gobiernos en los países más desarrollados, donde las bibliotecas se han convertido en el centro del acceso a la información.

Las bibliotecas posibilitan la transmisión del conocimiento, el acceso a la información y con ello, incentivan la investigación.

Las bibliotecas han transcurrido a lo largo de la historia por diferentes momentos:

Otros criterios distinguen entre:

Esta última etapa, provocada por el avance de las tecnologías de la información que, en un primer momento, afectaron los procesos tradicionales, luego los formatos impresos - con la introducción de los formatos ópticos, digitales o electrónicos-, y, en la actualidad, conducen a un nuevo tipo de estructura, en la que el espacio físico no es importante y las colecciones se distribuyen en un espacio virtual de redes electrónicas, con Internet a la cabeza.

La misión clara y bien definida de las bibliotecas es: conservar y preservar los valores culturales y llevarlos a las futuras generaciones.

En este contexto, cabría preguntarse ¿qué función desempeña el bibliotecario? ¿cuál es la función de preservación en la biblioteca del futuro?

Ortega y Gasset, en su libro "Misión del bibliotecario", estableció:

...El bibliotecario. Es ya una profesión que ocupa a muchos hombres, pero aún es una profesión social espontánea..." "...el tema del libro y del bibliotecario, casi idílico, va a transmutarse de pronto en un drama. Pues bien, ese drama va a constituir, a nuestro juicio, la más auténtica misión del bibliotecario.1

En esta dimensión, imagino al futuro bibliotecario como un filtro que se interpone entre el torrente de los libros y el hombre.

Y ante el problema, ¿qué conocimientos tienen los bibliotecarios sobre el empleo de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICS) en una biblioteca híbrida? y la necesidad de conocer:

Se formularon las siguientes proposiciones:

Estos pueden consolidarse en tres objetivos esenciales:

Métodos

Estrategia de búsqueda de la información

Sobre la base de las necesidades de información enunciadas, se identificaron los tipos de documentos, las palabras claves, buscadores, bases de datos, operadores boléanos y tipo de fuentes: portales, bibliotecas especializadas en ciencias de la información, asociaciones, y otras entidades; así como las fuentes primarias y secundarias adecuadas.

Fuentes
Portales:
http://www.sld.cu

Portales bibliotecarios
http://redalyc.uaemex.mx/
http://eprints.rclis.org/archive/00001832/
http://bibliotecas.rcp.net.pe/biblios/
http://www.latindex.unam.mx/
http://www.documentalistas.com/web/biblos/nosotros.htm
http://www.ejournal.unam.mx/creditos.html

Biblioteca Nacional de Australia
http://www.nla.gov.au//

IFLA: International Federation of Library Associations and Institutions
www.ifla.org

Bases de datos
DoIs :http://dois.mimas.ac.uk/
Motores de búsqueda
Altavista (España)
Google

Localización y acceso a la información

Las fuentes se ubicaron inicialmente a partir del conocimiento previo de bases de datos, portales en ciencias de la información, bibliotecas virtuales y asociaciones bibliotecológicas, así como los motores de búsqueda Altavista y Google.
Se realizó una estrategia de búsqueda inicial en cada una de las fuentes enumeradas para luego realizar una búsqueda más profunda. Las palabras claves que se utilizaron para la selección inicial de las fuentes son: bibliotecario / TICs, formación profesional / perfil profesional, biblioteca híbrida, biblioteca virtual, bibliotecario?profesional de la información?bibliotecólogo.

De esta manera, se determinó que las fuentes más útiles eran:

Portales
http://www.sld.cu

Biblioteca Nacional de Australia
http://www.nla.gov.au//

IFLA: International Federation of Library Associations and Institutions
www.ifla.org

Bases de datos
DoIs :http://dois.mimas.ac.uk/

La localización de la información en el interior de cada fuente se realizó mediante las palabras claves y descriptores (para las bases de datos) referidos. Si los resultados eran numerosos, se combinaron las palabras claves con los operadores boleanos.

Palabras claves:

Bibliotecario / TIC.
Formación profesional / perfil profesional.
Biblioteca híbrida; biblioteca virtual.
Calidad / indicadores / utilización.

Descriptores: DeCS; (DeCI)
Servicios de información;
Profesionales de la información; bibliotecarios; bibliotecólogos
Biblioteca virtual; biblioteca híbrida; TIC
JITA Classification Schema of Library and Information Science (OCLC and Library of Congress)
Information treatment for information services.
(Information functions and techniques) Digital Library Access.
Electronic media / Paper preservation / Digital preservation / Special libraries
.

Uso de la información

Las fuentes se ubicaron inicialmente a partir del conocimiento previo de bases de datos de bibliotecología, portales para bibliotecólogos y documentalistas, así como los motores de búsqueda Altavista y Google.

La localización de la información en interior de cada fuente se realizó por medio de palabras claves y descriptores (para las bases de datos). Se combinaron los operadores boléanos y lógicos para la búsqueda de la información.

Se aplicó una estrategia de búsqueda inicial en cada una de las fuentes enumeradas para luego realizar una búsqueda más profunda, se analizó el resumen de cada documento localizado, y se determinó su relevancia para la investigación. A posteriori, se seleccionaron materiales sobre biblioteca híbrida, la función del bibliotecario, conceptos de bibliotecas, ética y humanismo, entre otros; se excluyeron los documentos que tuviesen origen informal, es decir, que no fuesen publicaciones en revistas, informes de eventos o publicaciones en línea de instituciones reconocidas.

Cada documento relevante para la investigación se almacenó en carpetas según la siguiente clasificación:

La función del bibliotecario.
Biblioteca híbrida.
Biblioteca virtual, digital o electrónica.
Ética y humanismo.
TIC.
El papel de las asociaciones en el perfil del bibliotecario.
Filosofía de la gestión de la calidad en los servicios bibliotecarios.

La información se analizó y comparó con la obtenida en varias fuentes; se evaluó, en algunos casos, su validez, exactitud y confiabilidad, y se resaltaron los textos relevantes; posteriormente, se compararon los puntos de vista provenientes de fuentes diferentes.

Algunos conceptos como los de biblioteca tradicional, virtual, digital, electrónica, híbrida, así como el de página web, portal, portal bibliotecario, se extrajeron textualmente, otros fueron reelaborados según lo obtenido en varias fuentes.
Los resultados y datos de investigaciones precedentes se extrajeron con exactitud y la información, se organizó y acotó en la medida en que se utilizaban los documentos. El producto final del uso de la información es la revisión bibliográfica que a continuación se presenta.

La función del bibliotecario tradicional y virtual

En los últimos años, la información se ha convertido en un recurso esencial del desarrollo; por consiguiente, el bibliotecólogo actual se enfrenta con enormes responsabilidades y constantes desafíos para los que debe prepararse bien. Su participación es esencial en el desarrollo cultural y socioeconómico del país.

Si se habla de bibliotecas tradicionales o digitales, es importante considerar que la figura principal de ellas es el bibliotecario y, el eje de la información y de su acceso. De lo anterior, puede decirse que la función del bibliotecario en la sociedad es de suma importancia, él es el puente entre la información y quien la solicita.

El evidente valor del bibliotecario o analista de la información se calcula mediante su aporte a la productividad, que se caracteriza por las respuestas positivas de los usuarios. La información se ha convertido en un soporte táctico y estratégico en todos los sectores de la producción y, como bien de consumo, representa un valor en continuo auge, en relación a la satisfacción de las necesidades de información en términos de puntualidad y adaptación. En dicho ámbito, cobra forma la figura del bibliotecario como agente del cambio en la difusión de la innovación tecnológica.3 La profesión bibliotecológica ha sufrido profundos cambios y transformaciones debido a la incorporación de las nuevas tecnologías a las bibliotecas y unidades de información.

La computadora personal, el acceso a base de datos, bancos de datos, discos compactos, multimedia, memorias ópticas que posibilitan almacenar gran cantidad de información y por último, la aparición de la red global, Internet, ha modificado y cambiado el tradicional paradigma bibliotecario.4

El bibliotecólogo afronta una constante variación en la definición de su responsabilidad social, porque se encuentra inmerso en un entorno demandante y sediento de información. Teresa Márquez, enuncia textualmente que " El papel del bibliotecario, cada día transformado, exige más capacidades y preparación, demanda acciones mayores de impacto y responsabilidad social." 5

El bibliotecario se ha convertido en un agente social constructor de información y ha dejado de ser, aunque nunca lo fue, un mero facilitador de libros y enciclopedias.

La incidencia que todo esto ha tenido en el papel del bibliotecario-documentalista, pudiera estudiarse en tres apartados correspondientes a tres aspectos básicos en el desarrollo de su trabajo hoy.6

  1. Como gestor del servicio del que es responsable, con los medios actuales para aquella faceta que consiste en la conservación, aumento y divulgación de los fondos, clasificación, catalogación, adquisición, control de préstamo, etcétera. Los sistemas integrados ofrecen actualmente una solución para tratar de la manera más eficaz todas estas tareas.
  2. Como profesional experto en la búsqueda y recuperación de la información, que emplea medios como las bases de datos, en línea o CD-ROM, entre otros.
  3. Y una actividad cada vez más necesaria y frecuente, la función didáctica que ha de desempeñar con sus usuarios, para introducirlos en el manejo de los nuevos soportes de información.

El impacto del paradigma tecnológico ha influido en la sociedad en general, en la política, la economía, la cultura, la educación y en las instituciones; ha facilitado la existencia del World Wide Web y una considerable consulta a innumerables de recursos de información. Entonces, ¿cuál es el problema? Es el exceso de recursos existentes en casi todas las disciplinas de carácter científico, académico y cultural. Es muy sencillo crear una página web y colocar información en la red, pero ¿qué información?.

Algunos investigadores y editores científicos han utilizado la red para difundir amplia y rápidamente sus trabajos, conservando sus normas de calidad académica; sin embargo, también ha proliferado el número de trabajos que sin validación alguna están a la mano de todo usuario.7

El nuevo profesional adquiere el papel de mediador entre las fuentes documentales y los usuarios que necesitan acceder a la información, tarea tradicional en la profesión, pero que actualmente se revitaliza por el empleo del entorno electrónico.

El quiebre del espacio físico de la biblioteca tradicional, requiere que estos trabajadores estén dispuestos a desempeñarse en cooperación con sistemas digitales de información que les permitan desarrollar y ofrecer nuevos servicios y productos.8

El papel del profesional de la información se define como una actitud, un enfoque, un modo de pensar y una visión del mundo, es el resultado de las necesidades de la sociedad, pero combinados con la inventiva individual.9

La figura del bibliotecario digital es un elemento clave para el desarrollo de la sociedad actual por su función dinámica y activa, a partir del uso de las tecnologías de información y comunicación. Actualmente, se asume la importancia de este profesional de la información completamente integrado en la llamada era de las TICs.

La formación del bibliotecario digital deberá centrarse en la adaptación a las nuevas corrientes tecnológicas, deberá ser flexible, multidisciplinar y evolutiva.

Filosofía de la gestión de calidad en los servicios bibliotecarios.

Los servicios bibliotecarios surgieron ante la necesidad de prestar servicios indispensables a la comunidad como los de información y comunicación.

En los últimos años, se ha observado una clara reducción de los presupuestos destinados a la actividad bibliotecaria y ello, ha hecho replantearse aspectos como la evaluación del rendimiento de los servicios públicos a fin de justificar esa inversión y determinar si la biblioteca está dotada lo suficientemente bien como para cubrir las necesidades del usuario. Junto a ello, se ha producido una demanda de mejores servicios por parte de los usuarios y la búsqueda de una buena imagen social por parte de los bibliotecarios. Dicha situación propicia una reflexión objetiva para revelar cuáles son los puntos fuertes y débiles en nuestras organizaciones y orientar los servicios hacia los planteamientos más adecuados.

Las bibliotecas siempre han recogido datos estadísticos relativos a sus actividades como el número de volúmenes, préstamos, usuarios, pero estos datos siempre se contemplaban desde una perspectiva cuantitativa, y su fin último nunca se orientaba a la mejora de los servicios. En el ámbito de la biblioteconomía y la documentación, la introducción de aspectos como la gestión de la calidad es relativamente reciente, y es mucha la literatura profesional que se genera sobre estos temas.

No se trata de conceptos nuevos, porque estos aspectos se han aplicado desde los años cincuenta en otras disciplinas, lo realmente innovador es su aplicación a los servicios públicos de carácter no lucrativo. Aspectos como los beneficios que produce una empresa tiene una traducción objetiva en términos monetarios, fácilmente mensurables. Sin embargo, ¿cómo pueden cuantificarse los beneficios que producen para los usuarios un buen servicio bibliotecario? Es difícil responder a la pregunta, pero realmente esos beneficios existen, y por lo tanto, los podemos medir en términos de calidad de servicio y satisfacción de usuarios.

La filosofía de la calidad implica a todos y cada uno de los miembros de la organización, porque se requiere una normalización de los procesos orientada a la consecución de unos objetivos, y al mismo tiempo, supone una motivación de cada uno de los elementos, porque los esfuerzos van a verse recompensados al poder contemplar como su trabajo contribuye a la obtención de esa meta. Para ello, es importante que todos los miembros de la organización se sientan involucrados en la toma de decisiones y en el establecimiento de los objetivos en virtud de su nivel de responsabilidad. La gestión de la calidad puede aplicarse en una biblioteca en general o en un servicio en particular.

El impacto del paradigma tecnológico

¿Dónde quedan las bibliotecas tradicionales? ¿Les reserva el futuro alguna función o quedarán reducidas a anticuados intermediarios entre los productores de libros en papel y una clientela lectora minoritaria con respecto a la ilimitada clientela de los recursos de información en la red? ¿Cuál es el futuro de la biblioteca tradicional?

Ante estas interrogantes, se decidió revisar alguna literatura para determinar los conceptos de biblioteca virtual, electrónica, digital y la biblioteca híbrida o biblioteca del futuro, como se le denomina en el Reino Unido, Australia y Bélgica.

Biblioteca virtual, digital o electrónica

Los constantes avances de la esfera tecnológica conducen al nacimiento de las bibliotecas virtuales. Dominique Babini y Jorge Fraga expresan que el enfoque que se acerca más a la definición de biblioteca virtual es el que publica la American Society for Information Science (ASIS) en su Thesaurus of Information Science, 1998: "Sistemas en los que los recursos de información se ubican en forma distribuida y se acceden vía redes, en lugar de almacenarse físicamente en un lugar. En Estados Unidos y otros países, se utiliza preferentemente el concepto de bibliotecas digitales, que ASIS define como "bibliotecas cuyos contenidos están principalmente en formato electrónico y que se acceden mediante computadoras. Los contenidos pueden ubicarse localmente o accederse remotamente mediante redes de comunicación".10

Desde el lugar de los profesionales que se ocupan de las bibliotecas virtuales, existe una generosa producción y debate sobre el alcance de los conceptos biblioteca digital, electrónica, virtual, y otros. Para una misma descripción de servicios, existe una cierta preferencia por llamar a esa biblioteca "digital " -por ejemplo, en EE.UU., Canadá y México-, "electrónica" -por ejemplo, en el Reino Unido, o "virtual" -por ejemplo, en España, Argentina y Brasil.10

Cuando se habla de biblioteca virtual, se refieren a un tipo de biblioteca en la que es posible el acceso remoto, tanto a los servicios como a los fondos -colección virtual o que puede consultarse electrónicamente- mediante redes electrónicas que interconectan a la biblioteca con sus usuarios, con independencia del lugar en el que estos se encuentren. Este concepto se aplica también a la representación (simulación de la realidad) de los recursos y los servicios de ésta por medio de una interfase visual y espacial.11

El desarrollo y difusión del nuevo paradigma tecnológico, impulsado por la vinculación de las tecnologías -electrónica, óptica, multimedia y de comunicación-, ha generado una explosión de información y comunicativa sin precedentes, que incrementa y potencia notablemente las capacidades de los profesionales de la información, a partir de la utilización de nuevas herramientas para la recolección, procesamiento, almacenamiento, acceso y transferencia de la información, para responder exitosamente a los retos actuales y futuros de su profesión.12

La definición de las bibliotecas digitales continúa siendo objeto de interés. La calidad de la información en Internet, el usuario en éste nuevo entorno informacional nos lleva a la pregunta: ¿qué función desempeñarán los bibliotecarios en las bibliotecas tradicionales? ¿cuál será el nuevo lugar del bibliotecario dentro de las nuevas tecnologías de información y comunicación?

Diversos autores coinciden en que una biblioteca digital es aquella que cuenta con sus colecciones principalmente digitalizadas, a las que los usuarios pueden acceder automatizadamente. Esta modalidad representa para las bibliotecas un cambio significativo, tanto en la parte material, como en lo concerniente al recurso humano.

Las bibliotecas virtuales constituyen un paso a los servicios en el ciberespacio, pero ¿qué debe hacerse con los usuarios que no tienen acceso a Internet o no cuentan con computadoras en la casa? ¿Cómo influyen las nuevas tecnologías en los servicios tradicionales de la biblioteca? ¿Qué papel cumple el bibliotecario?.

Las bibliotecas como ambiente físico aparecen aparentemente con las menos posibilidades de existir en un futuro digital. El acceso a servicios web puede obtenerse desde la mayoría de los lugares con una conectividad adecuada la que, con el impacto en incremento de comunicaciones móviles, significa literalmente cualquier lugar. Las bibliotecas digitales estarán libres de las restricciones propias de las bibliotecas tradicionales para la entrega de audio y gráficos, son universalmente portátiles y cada individuo puede accederlas y desarrollar una visión institucional particular de la biblioteca.13

El concepto de la biblioteca híbrida

El eLib del Reino Unido es un programa de bibliotecas electrónicas que ha acuñado el término "biblioteca híbrida" para cubrir servicios que unen las funciones de la biblioteca tradicional con aquellos servicios de la biblioteca electrónica, digital o virtual. Esta idea se basa en las necesidades de buscadores de información serios que sólo pueden satisfacerse si se proporciona el acceso al usuario a los recursos de información electrónicos y tradicionales.14

Una biblioteca híbrida es la reunión de tecnologías: electrónica, digital o virtual más los productos impresos y servicios en espacio físico y las funciones históricas de ésta (figura). En un reciente trabajo, los MODELS (Moving to Distributed Environments for Library Services) como proyecto, iniciativa de UKOLN consolidada por el programa de eLib, ha extendido el concepto de la biblioteca híbrida más allá del dominio de la biblioteca, mientras acuña la frase "el ambiente de información híbrido".14

Fig. Biblioteca híbrida

Un ambiente de información híbrido puede describirse como un rango apropiado de servicios de información heterogéneos que se presenta al usuario de manera íntegra con una sola vía o interfaz. Puede incluir los servicios distribuidos locales y remotos, de impresión y electrónico. En 1997, un grupo activo de la Biblioteca Nacional de Australia identificó problemas de integración en el ambiente de información, que necesitaron redefinirse; surgió entonces, un ambiente de los sistemas que habilitarían los servicios y que proporcionarían un acceso integrado.14

Mientras la emergencia de servicios en la biblioteca digital ha aumentado el desafío de integración en algunas áreas, ha creado las soluciones potenciales en otras, como la integración de recursos locales y remotos.

Uno de los mayores problemas que debe resolver actualmente el bibliotecario es cómo navegar en un espacio documental híbrido, que incluye tanto el formato impreso como el digital. La motivación que existe tras el concepto de biblioteca híbrida es una necesidad de hacer frente a la diversidad y la diversidad es un problema importante cuando las bibliotecas luchan por afrontar el mundo de la información digital. La principal pregunta que es necesario contestar es: cuál nuevo orden de conocimiento va a emerger, y cómo las bibliotecas pueden participar adaptándose a las muchas transformaciones de los escenarios de la información y de la investigación.15

Muchas de las bibliotecas actuales son híbridas, y es común hallar bibliotecas con colecciones y servicios tradicionales, en las que existen algunas funciones automatizadas, además de emplear las tecnologías de información para la confección de su colección en forma digital.

Cuando el espacio documental está dominado por un medio de expresión afin como es el caso del soporte impreso, la manera de enfrentar el espacio es básicamente la misma en todos los casos; según cita Villanueva Mansilla, y afirma que sobre todo no cambia la estructura misma de la biblioteca, que más allá de adaptaciones o incorporaciones menores de tecnología, sigue siendo la misma. La biblioteca es el agente entre los usuarios y la información, el advenimiento de la comunicación con las nuevas tecnologías, ha comenzado a tomar nuevas formas y la coexistencia de medios impresos y digitales crea un nuevo espacio documental, el cual es multilateral, porque el conocimiento se presenta no sólo en el medio impreso sino también en el medio computacional.16

¿Cuál es el papel de la preservación en la biblioteca del futuro?

Según Colín Webb, la preservación, en el contexto de la biblioteca, comprende los procesos de guardar las colecciones y disponerlas para su uso. Sin embargo, las bibliotecas están cambiando respecto al acceso a la información, así como e relación con las demandas y expectativas de los usuarios.17

El impacto de la tecnología digital y de las bibliotecas virtuales son dos áreas interesantes que desafían la función de la preservación, en lo que se refiere a manejar información digital en nuestras colecciones; así como por el empleo de las técnicas de imaging digital, como una herramienta para la preservación que podría ayudar ha manejar las colecciones analógicas existentes.

En estos momentos, donde se transita hacia la sociedad de la información, la función de la biblioteca tradicional es primordial, siempre que disponga de la capacidad tecnológica para acercar al usuario, no sólo a la información impresa o manuscrita, sino también a aquella información que se divulga por Internet, la televisión o cualquier otro formato.

La tecnología digital parece ofrecer pocos problemas para la preservación porque la información es fácil de copiar y puede realizarse una cadena inacabable de copias en el futuro. Sin embargo, existen problemas técnicos y problemas de dirección.

Los dos factores principales que llevan a la inaccesibilidad de la información digital: las plataformas de tecnologías cambiantes e inestables en los medios de comunicación, implacables, y, por tanto, el potencial para suministrar la información digital se hace inútil. Esto se vuelve un problema crítico para el acceso a la información. La preservación se observa como el fin de vida- ciclo natural de documentos, libros, fotografías y así sucesivamente, hasta llegar a la información digital.17

¿Cuál es la función de las asociaciones en el perfil bibliotecario?

Las asociaciones de bibliotecarios de algunos países de América Latina enfrentan situaciones como: la falta de recursos humanos calificados, la ausencia de escuelas y la pérdida de la imagen cultural e intelectual del bibliotecario; y hablo de pérdida porque, en la Colonia, las bibliotecas y el bibliotecario tenían un papel preponderante, respaldado por una personalidad y cultura notables; después, en el siglo XIX, por varias razones, esta imagen se fue perdiendo, y las asociaciones se enfrentaron a la falta de presencia social del bibliotecario profesional; por el contrario, en los países industrializados, el desarrollo se fue de la mano con el uso de la información, y este con la estabilidad y el crecimiento de muy buenas bibliotecas y una posición definida del bibliotecario creó una demanda real de profesionales para servicios bibliotecarios con información de calidad -cuando se habla de calidad, ésta se asocia a la profesionalización de los bibliotecarios, así como a la calidad de las colecciones, de las instalaciones, de los servicios y de las bibliotecas en su conjunto durante el ciclo total de los servicios bibliotecarios y de información; para satisfacer las demandas de los servicios bibliotecarios, se cuenta con una sana oferta de recursos humanos calificados, no hay improvisación, no hay que capacitar en tareas básicas y fundamentales en la bibliotecología y requeridas en las bibliotecas; por otro lado, sí tienen que entrenarse en el servicio, sí tienen que actualizarse, sí tienen que participar en procesos de educación continua, de por vida.18

Sin embargo, en los países en desarrollo las circunstancias son distintas: a veces, no se dispone de escuelas de bibliotecología, o bien, sólo existe una, el egreso es mucho menor que la demanda; en ocasiones, surgen programas que propician la creación o construcción de bibliotecas, se compran libros, pero no hay personal calificado ni profesionales disponibles y es necesario abrir los servicios bibliotecarios para la comunidad solicitante. Por lo tanto, es de gran urgencia contratar personal que habrá de formarse y capacitarse, y es entonces cuando las asociaciones adquieren un papel protagónico, porque con sus programas de capacitación y educación podrán mejorarse los niveles educativos del personal de las bibliotecas, además de promover la propia carrera de bibliotecología.18

Para las asociaciones, colegios y federaciones de bibliotecarios de América Latina, según la misión que expresan la gran mayoría es congregar, representar, promover y desarrollar a los profesionales de biblioteconomía y documentación, ciencia y gestión de la información y ciencias afines, a partir de la integración de las asociaciones e instituciones del área nacional e internacional. Promover el desarrollo y crecimiento de las bibliotecas, de los servicios y de los profesionales de información, a partir de asegurar el libre acceso a la información.

Y expresan que sus objetivos son: orientar, perfeccionar, disciplinar y fiscalizar el ejercicio de la profesión bibliotecaria, defender el libre ejercicio de los profesionales bibliotecarios, funcionar como órgano consultivo en lo relativo a los intereses de los bibliotecarios, así como contribuir al mejoramiento de la bibliotecología y de sus profesionales, velar por el prestigio y ética de la profesión del bibliotecario.

Dignificar el ejercicio de la profesión, velar por la protección y defensa de los intereses profesionales, gestionar la promulgación de leyes, cumplir y hacer cumplir el código de ética, la formación de la conciencia de clase y la posibilidad de la educación continuada, estimulando el aprendizaje y el acceso a la información.

La ética y el humanismo en la era digital

Lo cierto es que nuevos desafíos -políticos, económicos, sociales y éticos son la razón y conforman el cambio del paradigma de la tecnología y la investigación en la salud. Lo que desde la perspectiva académica se declamaba con el humanismo, las humanidades médicas y la filosofía de la medicina, en la práctica, se desarrolla como un movimiento público de reforma médica y sanitaria, que llevó a una nueva síntesis disciplinaria; por ello, el bibliotecario del área de la salud debe de estar acorde con los desafíos de esta nueva era y considerar entre sus principios fundamentales el aprendizaje continuo y la ética.

La mayoría de los fenómenos sociales tienden a ser complejos. El espacio fundamental que se requiere es el que tiene que ver con la capacidad de los individuos para resolver problemas con toda su inteligencia y su creatividad. La red lo complica. El ideal sería -y la educación es fundamental en este escenario-, que cada individuo, en sociedad o aislado, esté capacitado para actuar, sobre la base de una ética, unos conocimientos y unas habilidades para enfrentarse a los diferentes escenarios posibles y que la sociedad que lo contiene esté en constante movilidad hacia su perfeccionamiento.19

Jesús Dueñas Becerra define los conceptos de ética desde una perspectiva eminentemente humanista. Dichos conceptos se introducen en la práctica bibliotecaria con el fin de mejorar la relación bibliotecario-usuario y, por tanto, su atención.20

La ética, cuya raíz etimológica procede del griego ethika, es la disciplina filosófica que tiene por objeto el estudio de los juicios de valor cuando se aplican a la distinción entre el bien y el mal. La ética, como rama de la Filosofía, se define como una ciencia normativa, porque se ocupa de las normas morales (no moralizantes), que regulan la conducta humana. El autor cita en su artículo el concepto de Emma Godoy, quien dice: "la ética no es otra cosa que encontrarle sentido a la vida y hacer de ella una gran obra maestra".20

Al respecto cita Jardines Méndez: "Cada individuo es único en la historia de la humanidad". Eso nos levanta la autoestima. Y lo que nos vuelve a poner en el lugar que realmente ocupamos es recordar que somos mortales, y que lo que quedará, es lo que seamos capaces de sembrar en el recuerdo de la gente, en el hijo que atendiste, en la gente que ayudaste, en las virtudes que cultivaste.21

El desafío tecnológico ha generado no sólo un reto moral para toda la humanidad, sino también inequidades e injusticias sociales generadas por las políticas neoliberales, que han ocasionado daños a la salud y a la vida digna de los pueblos.

Ante el reto histórico que enfrenta el hombre en este nuevo siglo, cuando la brecha entre ricos y pobres se hace cada vez mayor, con lo cual la salud es un derecho humano inalcanzable para muchos pueblos en el mundo, es una necesidad ética inaplazable, que las nuevas tecnologías de información y comunicación, sirvan para reducir esa brecha y no para incrementarla, en la humana aspiración de alcanzar la meta propuesta de salud para todos. En este empeño, todos estamos convocados.21

Ileana Alfonso, expresa los usos reales de la información, viéndola como recurso, influyen en la toma de decisiones, en el desarrollo de acciones y políticas que conllevan a cambios en las condiciones materiales y sociales en la vida de los hombres.

Y cita lo expresado por Alleyne: "El más poderoso de los instrumentos modernos -la información- tal vez sea el único instrumento capaz de cerrar la brecha entre el mundo que es y el mundo que podría ser, el único instrumento que puede aliviar la ignorancia causante de mala salud y sufrimiento."22

Y por ultimo, las autoras agregarían dos citas que hace Jesús Dueñas Becerra en su artículo "Psicología y ética en función de la atención al usuario".

José Martí, cubano inmenso, que al decir del doctor Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad, escribió de cuanto tocó su sensibilidad, ilustra esta formulación ética con una de sus frases geniales: "se es bueno, porque sí, porque allá dentro se siente como un gusto cuando se ha hecho un bien o se ha dicho algo útil a los demás". Esa belleza mueve al ser humano y lo atrae hacia sí misma. Se desea lo bello por su luz, por sí mismo, y entonces no puede desearse lo feo, que es malo, falso y vacío, porque, precisamente, repugna por ser todo eso y mucho más.20

Dulce María Loynaz, dama del verso y de la prosa: "arte y ciencia tienen que aliarse en magno esfuerzo para acudir el uno cuando la otra necesite auxilio. De modo que si la ciencia se fatiga, le prenda el arte sus alas invisibles; y si al arte se le derriten las alas, sea la ciencia quien se lo eche al hombro y siga andando."20

Este es el reto que tenemos los bibliotecarios, aceptar los desafíos que impone el desarrollo tecnológico, enfrentar con éxito las exigencias actuales de la profesión y utilizar las crecientes facilidades que proporciona esta red de redes, para asegurar el acceso a la información y satisfacer las necesidades del usuario, con ética humanismo y conocimientos.

Consideraciones finales

Las bibliotecas están cambiando, y los cambios se suceden continuamente con el desarrollo de nuevas estrategias. Los bibliotecarios que reconocen estos cambios pueden reinventar la biblioteca y reformar su organización.

Esto implica un gran reto, la necesidad de una mejor formación de profesionales técnicos, las instituciones deben contar con bibliotecólogos que respondan a las demandas actuales; capaces de organizar, preservar y difundir el conocimiento y la información a todo tipo de usuarios, independientemente de su condición educativa, social, económica o cultural. El profesional debe ser capaz de utilizar la tecnología como un medio para hacer que la información llegue a un mayor número de individuos, porque la información cobra sentido cuando se utiliza por aquellas personas a quienes va dirigida. Sólo de esta manera, cumpliremos con el compromiso y la responsabilidad social que tenemos en nuestra disciplina.

La biblioteca híbrida es actualmente la conjunción de la biblioteca tradicional y la electrónica; tal vez, no sea un término, sino una forma de realizar proyectos integrales, con los escenarios digitales y los tradicionales, para permitir gestionar la transición desde la biblioteca actual.

En México, se habla de bibliotecas virtuales, de grandes centros de información sobre todo en el área de la salud. Sin embargo, la gran mayoría de ellos, aún conservan su tradicional espacio físico con su acervo. No se habla de biblioteca híbrida y casi todos estamos inmersos dentro de ella.

No se puede dar la espalda a los recursos electrónicos y telemáticos. Tampoco creo que la biblioteca digital sea el porvenir, por tanto, la biblioteca híbrida es hacia donde deben dirigirse todas las bibliotecas como el medio y el fin. La biblioteca híbrida es una versión universalizada y apoyada en las nuevas tecnologías y en su versión actual multiplican la capacidad de acceso a la información. Los modos de hacer llegar la información cambian, pero la biblioteca (sin calificativos) siempre tiene que preocuparse por el uso de los recursos disponibles para el acceso a la información de todos.

Existen bibliotecas pequeñas, sus recursos son limitados, pero no deben perder el espíritu de servicio y participar en los proyectos de intercambio bibliotecario que actualmente se promocionan en los países desarrollados con actitud altruista para las bibliotecas en vías de desarrollo.

La función del bibliotecario será siempre la misma, cambian las formas, surgen nuevas herramientas para realizar sus funciones, recursos documentales en nuevos formatos y su interrelación con los usuarios será más activa y no dejará de realizar cursos regulares para la alfabetización informacional de ellos.

La nueva alfabetización, para el mundo electrónico debe ser paralela al crecimiento de recursos y servicios, digitales. Para la alfabetización digital, los bibliotecarios tienen que ampliar su concepción del servicio de "formación de usuarios", en todos los sentidos, tanto en lo tradicional, como en la versión digital.

Tal vez, para la mentalidad de algunos bibliotecarios/as afrontar todos estos retos no sea fácil. El problema de los bibliotecarios es que sienten la necesidad de cambio y el riesgo de quedar atrás. Eso crea ansiedad, y puede llevar al avance, o a la resistencia. Es natural cuando no se esta preparado para el cambio, pero muchos bibliotecarios están dando el salto de lo tradicional a la tecnología y asumen el compromiso social de mejorar.

En México, la mayoría de bibliotecarios en las provincias no tienen formación profesional, necesitan prepararse para dignificar la profesión y luchar por un salario profesional digno. Se necesitan técnicos y licenciados en biblioteconomía. Los administradores de bibliotecas en conjunto con las sociedades bibliotecarias, deberán planear y establecer un plan integral de desarrollo profesional del personal de las bibliotecas, sea por medio de cursos, diplomados, maestrías e incluso doctorados.

Preparando, poco a poco, al personal que trabaja en las bibliotecas, para cumplir con la misión principal: la satisfacción del usuario en sus necesidades de información.

Referencias bibliográficas

  1. Ortega Gasset J. Mision del bibliotecário [en línea]. 2ª ed. Madrid: El Arquero, 1967. Disponible en: http://www.cddhcu.gob.mx/bibliot/publica/libros/mision/indiceco.htm [consultado: 26 de octubre del 2004].
  2. Olagüe G, Menéndez A, Medina R, Astrain M. Internacionalismo y ciencia. Las bases sociocientíficas del movimiento documental europeo, DYNAMlS. Acta Hisp Med Sci. Hist Illus;.1997;17:317-40.
  3. Campanile AM, Annunziata F. Nuevas tecnologías y su incidencia en la figura del bibliotecario documentalista. El bibliotecario, agente activo de la innovación tecnológica [en línea]. 5ta Jornadas de Información y Documentación de Ciencias de la Salud; 1994 mayo 4-6; Palma de Mallorca. Disponible en: http://www.abadib.es/5jornadas-salud/comunicacion21.htm [Consultado: 22 de octubre del 2004].
  4. Pineda JM. El rol del bibliotecólogo en la sociedad de la información. [sitio en Internet]. Disponible en: http://www.documentalistas.com/web/biblios/articulos/6/B6-02.pdf. [Consultado: 5 de noviembre del 2004].
  5. Márquez T. Tecnologías, democracia y placer: El rol de los nuevos mediadores electrónicos [sito en Internet]. Disponible en: http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n9/rol.htm. [Consultado: 4 de noviembre del 2004].
  6. Rodríguez del Castillo MM. El bibliotecario de ciencias de la salud en los noventa. Aproximación a su situación en España. En: Nuevas tecnologías y su incidencia en la figura del bibliotecario documentalista [en línea]. 5tas. Jornadas de Información y Documentación de Ciencias de la Salud; 1994 mayo 4-6; Palma de Mallorca. Disponible en: http://www.abadib.es/5jornadas-salud/comunicacion17.htm [Consultado: 22 de octubre del 2004].
  7. Lugo Hubp M. Cómo afecta a la profesión bibliotecaria el uso de las nuevas tecnologías [sitio en Internet]. Disponible en: http://www.ambac.org.mx/publicaciones/V3N4.html. [Consultado: 21 de octubre del 2004].
  8. Allendez Sullivan PM. El impacto de las nuevas tecnologías en la competencia laboral del bibliotecario del siglo XXI [publicación periódica en línea]. Biblos 2004;5 (17):25-35. Disponible en: http://bibliotecas.rcp.net.pe/biblios/ [Consultado: 19 de octubre del 2004].
  9. Trujillo ME. Nuevos retos del profesional de la información a las puertas del tercer milenio [publicación periódica en línea]. Universo Diagnóstico 2000;1(1):14-6. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/uni/vol1_1_00/uni02100.htm#autorres [Consultado: 19 de octubre del 2004].
  10. Babini D, Fraga J. Alcances del concepto de biblioteca virtual [sitio en Internet]. Disponible en: http://168.96.200.17/ar/biblio/cap2.pdf [Consultado: 8 de noviembre del 2004].
  11. Canedo Andalia R. La revolución de los 90 en el sector informativo-bibliotecario. [publicación periódica en línea]. ACIMED 2000;8(1). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352000000100002&lng=es&nrm=iso [Consultado: 19 de noviembre del 2004].
  12. Cabada Arenal MT. El profesional de la información ante los desafíos del paradigma tecnológico [publicación periódica en línea]. ACIMED 2001;9(3). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024- 94352001000300005&lng=es&nrm=iso [Consultado: 11 de noviembre del 2004].
  13. Akeroyd J. La administración del cambio en las bibliotecas electrónicas [en línea]. 66th IFLA Council and General Conference. 2000 August 13-18. Jerusalem, Israel. Disponible en: http://www.ifla.org/IV/ifla66/papers/037-110s.htm [Consultado: 12 de noviembre del 2004].
  14. Pearce J, Cathro W, Boston T. The Challenge of Integrated Access: The Hybrid Library System of the Future. In: A paper presented, - 10th VALA Biennial Conference and Exhibition, 2000 february 16-18; Melbourne, Victoria. Disponible en: http://www.nla.gov.au/nla/staffpaper/jpearce1.html [Consultado: 12 de noviembre del 2004].
  15. Ershova TV, Hohlov YE. Migrar la biblioteca pública de hoy a la biblioteca de mañana: Re-o Evolución? [en línea]. 66th IFLA Council and General Conference. 2000 August 13-18. Jerusalem, Israel. Disponible en: http://www.ifla.org/IV/ifla66/papers/063-110s.htm [Consultado: 12 de noviembre del 2004].
  16. Villanueva Mansilla E. Redes de información y multilateralidad documental: nuevos roles para el bibliotecario ante la biblioteca digital [sitio de Internet]. Disponible en: http://macareo.pucp.edu.pe/~evillan/multilat.html [Consultado: 8 de noviembre del 2004].
  17. Webb C .The role of preservation and the library of the future [en línea]. In: A paper the 11th Congress of Southeast Asian Librarians Conference, 2000 April 26th - 28th; Singapore. Disponible en: http://www.nla.gov.au/nla/staffpaper/cwebb9.html [Consultado: 8 de noviembre del 2004].
  18. Estela Morales Campos. El papel de las asociaciones en la profesionalización del
    bibliotecario [sitio en Internet]. Disponible en: http://www.ambac.org.mx/publicaciones/V3N4edit.html. [Consultado: 21 de octubre del 2004].
  19. Urra González P. Internet a la cubana: el ser humano en el centro de la red [publicación periódica en línea]. ACIMED 2003;11(1). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352003000100006&lng=es&nrm=iso [Consultado: 19 de noviembre del 2004].
  20. Jardines Méndez JB. La ética: un desafío para la salud en la era digital [publicación periódica en línea]. ACIMED 2002;10(1). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352002000100007&lng=es&nrm=iso [Consultado: 19 de noviembre del 2004].
  21. Dueñas Becerra J. Psicología y ética en función de la atención al usuario [publicación periódica en línea]. ACIMED 2003;11(3). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352003000300007&lng=es&nrm=iso [Consultado: 16 de noviembre del 2004].
  22. Alfonso Sánchez IR, Báez RM, Tillán Gómez S. Reflexiones: información, tecnología y salud [publicación periódica en línea]. Rev Cubana Med Gen Integr 1999;15(5). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21251999000500015&lng=es&nrm=iso [Consultado: 11 de noviembre del 2004].

Recibido: 27 de febrero del 2005.
Aprobado: 13 de marzo del 2005.

Herminia Villa Barajas. Departamento Enseñanza e Investigación.
Hospital General Dr. Miguel Silva. Isidro Huarte y Samuel Ramos s/n - Centro Morelia
Morelia, Michoacán. México.
Correo electrónico: biblio@mich1.telmex.net.mx

1 Bibliotecaria. Departamento Enseñanza e Investigación. Hospital General Dr. Miguel Silva. Centro Morelia, Morelia, Michoacán. México.
2 Máster en Informática Médica. Profesor Auxiliar. Docencia e Investigaciones. Red Telemática de Salud en Cuba (Infomed). Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas.


Ficha de procesamiento

Clasificación: Artículo de revisión.

Términos sugeridos para la indización

Según DeCS1
BIBLIOTECAS/clasificación; BIBLIOTECAS MÉDICAS/recursos humanos; GERENCIA DE LA INFORMACIÓN/tendencias; MÉXICO
LIBRARIES/classification; LIBRARIES, MEDICAL/manpower; INFORMATION MANAGEMENT/trends; MEXICO

Según DeCI 2
BIBLIOTECARIOS/desarrollo; BIBLIOTECAS HIBRIDAS; GESTION DE INFORMACION; TECNOLOGIAS DE LA INFORMACION ; SOCIEDAD DE LA INFORMACION
Subject headings DeCI: LIBRARIANS/development ; HYBRID LIBRARIES; INFORMATION MANAGEMENT; INFORMATION TECHNOLOGY; INFORMATION SOCIETY

1 BIREME. Descriptores en Ciencias de la Salud (DeCS). Sao Paulo: BIREME, 2004.
Disponible en: http://decs.bvs.br/E/homepagee.htm
2 Díaz del Campo S. Propuesta de términos para la indización en Ciencias de la Información. Descriptores en Ciencias de la Información (DeCI). Disponible en: http://cis.sld.cu/E/tesauro.pdf

Índice Anterior Siguiente