Índice Anterior Siguiente
Acimed 2006; 14(5)

Cartas

La sindicación de contenidos: oportunidades y desventajas

Lic. Airelys Campos Herrera1

Copyright: © ECIMED. Contribución de acceso abierto, distribuida bajo los términos de la Licencia Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Compartir Igual 2.0, que permite consultar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente y utilizar los resultados del trabajo en la práctica, así como todos sus derivados, sin propósitos comerciales y con licencia idéntica, siempre que se cite adecuadamente el autor o los autores y su fuente original.

Cita (Vancouver): Campos Herrera A. La sindicación de contenidos: oportunidades y desventajas. Acimed 2006;14(5). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol14_5_06/aci22506.htm [Consultado: día/mes/año].

Si bien es cierto que Internet es el gran espacio al que casi todos aspiran, donde los contenidos abundan, fluyen y se generan en forma incesante, tambi é n es cierto que esa generación sin medida ocasiona grandes dificultades a los internautas para hallar los contenidos convenientes. Muchas veces, encontrar información pertinente implica dedicar una gran cantidad de tiempo a la búsqueda, selección y validación de la información.

A diario, aparecen entonces nuevas herramientas tecnológicas que buscan resolver estos problemas y que pueden utilizarse para agilizar la navegación en Internet en forma automática, así como para el intercambio de información en el Web en forma estándar.

Así, por ejemplo, el XML es un lenguaje que pretende la codificación y representación de la información estructurada… ,1 creado para intercambiar documentos muy estructurados en el Web.2

El XML vino a mantener las ventajas que ofrecía SGML de una forma mucho más sencilla y a superar las deficiencias que no lograba subsanar el HTML. La literatura plantea que es un lenguaje que logra la estandarización, pero desde una perspectiva mucho más abierta y flexible.

El XML es un lenguaje de marcas que ofrece un formato para la descripción de datos estructurados. Se utiliza para el intercambio de datos e información estructurada en Internet, así como integrar datos provenientes de fuentes disímiles de información.

Puede afirmarse que el XML es el lenguaje más adecuado actualmente como base para el desarrollo de nuevas herramientas que faciliten el acceso, la navegación y el intercambio de la información en el WWW.

Una de las herramientas surgidas para responder a las necesidades de actualización y de reducción del tiempo de navegación entre los usuarios es aquella que se conoce como sindicación de contenidos.

Sindicación de contenidos

“La sindicación de contenido es un proceso mediante el cual un productor o un distribuidor de contenidos en Internet, proporciona información digital a un suscriptor o una red de suscriptores”.3

Este proceso se apoya en una clase de programas denominados comúnmente agregadores o lectores de feeds, que permiten leer las fuentes de sindicación –fuente preseleccionada para la selección de contenidos– determinar la información que corresponde a cada canal y colocar a disposición del usuario, en correspondencia con su perfil, la información completa a la que previamente se suscribió.

La industria del software ha desarrollado varios programas agregadores que pueden utilizarse en diferentes entornos, entre ellos:

Windows

Mac OS

Linux

BlogNavigator

NetNewsWire

Straw

FeedDemon

NewsMac

Syndigator

Pluck

 

 

Tristana Reader

 

 

Estos programas actúan como mediadores entre el usuario y el sistema, porque son los que convierten la solicitud formulada por el usuario en el lenguaje del sistema para que este pueda comprenderla.

En la literatura especializada se reconocen esencialmente dos formatos para la sindicación de contenidos: RSS y Atom.

Formato RSS

RSS son las tres letras que se utilizan como acrónimo para denominar diferentes estándares de la familia XML, desarrollados con vista a lograr la sindicación de contenidos. Estos estándares son:4

Estas versiones presentan diferencias, fundamentalmente porque cada una de ellas se desarrolló por empresas diferentes: diferente grado de complejidad, variabilidad en el nombre, en las fechas de creación, en su estabilidad y uso.

Por ejemplo:

Tecnología

Versión

Fecha de creación

Compañía de software

RSS

0,9

Marzo de 1999

Netscape

RSS

0,91

Junio de 2000

UserLand

RSS

1,0

Diciembre de 2000

RSS-Dev Working Group

RSS

0,92

Diciembre de 2000

UserLand

RSS

2,0

Septiembre 2002

UserLand

Aún cuando existen varios estándares, puede decirse que para el uso son más recomendables “aquellos vigentes y estables: RSS 1.0, la versión más fácil de usar, para aplicaciones basadas en RDF; y RSS 2.0, la versión más completa, para un uso general”.4

El uso de las diferentes versiones se encontró en el 2005 distribuido, según Syndic,8 en la siguiente forma:5

 

El uso de estos estándares permite distribuir a los suscriptores una lista de enlaces con titulares y extractos de noticias o resúmenes de textos completos que son de interés de usuarios específicos, accesibles a partir de los enlaces que proporciona.

Formato Atom

En la literatura se reconoce Atom como un formato mucho más flexible que los referidos anteriormente, capaz de trabajar con datos mucho más complejos en forma más simple, que “además brinda la posibilidad de crear software para organizar y filtrar los contenidos”.5 A diferencia de los anteriores, presenta la información a texto completo.

“Este formato nació para resolver la confusión creada por la existencia de estándares similares para la distribución de contenidos. Pero más que eliminar el problema de la multiplicidad de estándares, ha creado un formato nuevo, condenado a convivir con los que pretendía sustituir”.4

Atom, como formato, ha desarrollado dos versiones: la 0.3 y la 1.0. La primera de las versiones nunca se completó. 6 Aún cuando esta versión se lanzó como una prueba, se difundió ampliamente y tuvo una gran aceptación en el mercado.

La sindicación de contenidos es un proceso dirigido a organizar y difundir la información disponible en el Web, que parte del principio de suscripción y que se auxilia de un conjunto de programas a los que se les denomina agregadores, capaces de entender el XML.

Dicha herramienta posibilita, sin dudas, agilizar la navegación en el Web y con esto, reducir considerablemente el tiempo utilizado para recorrer cada uno de los sitios que visita frecuentemente un usuario, acción en la que se emplea a menudo bastante tiempo y que, en ocasiones, puede no tener resultado alguno.

Oportunidades y desventajas

Es cierto que la sindicación de contenidos ofrece a los profesionales de la información un conjunto amplio de posibilidades, aunque no pueden dejarse de señalar, a criterio de esta autora, algunas dificultades que también habría que considerar para el uso de las herramientas existentes para estos fines, y que realmente sea provechosa su explotación.

En el intercambio de información científica en una comunidad específica puede la sindicación ofrecer una vía más rápida para publicar los resultados de investigación, intercambiar fuentes de información y discutir diferentes problemáticas del desarrollo científico.

Una de las aplicaciones comprobadas en la práctica es el uso de la sindicación en el mundo editorial, bien sea en la tradicional distribución de tablas de contenidos o en la promoción de nuevos títulos publicados por las diferentes editoriales. En este mismo sentido, puede utilizarse en las bibliotecas para promocionar las nuevas adquisiciones e incluso, para ofrecer información a los usuarios sobre aquellos documentos que se encuentran en proceso y aún no están disponibles para su consulta.

Otra esfera donde la sindicación puede ofrecer notables ventajas es en el seguimiento de la información nueva; con ella, los especialistas dedicados a estas labores pueden mantenerse al tanto de los principales resultados publicados y ahorrar una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en la navegación, que pueden dedicar la interpretación de los datos y la información recuperada.

En cuanto a las limitaciones de la sindicación pudiera decirse que, si bien facilita la suscripción para la consulta de diferentes fuentes de información, esta no garantiza la calidad de la información que se accede. En estos casos, es muy importante la cultura que posee el profesional de la información sobre las fuentes y las herramientas metodológicas para su evaluación.

Asimismo, los agregadores interactúan con páginas, sitios Web y portales, cuya descripción o metadatos no necesariamente se corresponden con los contenidos que alberga, y con eso se corre el riesgo de que se redistribuya información poco pertinente para los usuarios. Igual puede suceder en el caso de que la descripción se corresponda con el contenido, pero los términos semánticamente no se identifiquen con la comunidad de conocimientos a la que pertenece el usuario.

Esta herramienta, afiliada al principio de suscripción como se planteó antes, presupone un conocimiento previo de las fuentes en que se debe localizar la información. Entonces, los usuarios neófitos en un tema particular quedan en cierta desventaja en el uso eficiente de esta herramienta con respecto a los usuarios conocedores y experimentados.

Las desventajas enunciadas anteriormente no limitan el aprovechamiento de las potencialidades de la sindicación en el ámbito de la documentación; es realmente esta una herramienta en desarrollo y su aplicación tendrá mucho que ver con los resultados que concretamente se obtengan de las diferentes experiencias desarrolladas.

No puede obviarse que, como todas las tecnologías hasta ahora existentes, desde el conocimiento de sus limitaciones, deben evolucionar para perfeccionarse. Es por esto, que cada institución de información debe valorar su uso, analizar los beneficios directamente relacionados con la satisfacción de sus usuarios, así como los contratiempos y retos que puede imponer.

Referencias bibliográficas

  1. Senso Ruíz JA. Descripción e intercambio de información en la Web Semántica. Extensible Markup Language. 2006. Observaciones no publicadas.
  2. Rosa ADL, Senso JA. XML como medio de normalización y desarrollo documental. Rev Esp Doc Cient 1999;22(4):488-504.
  3. Rodríguez Gairín JM, Franganillo J, Abadal E, Estivill A, Gascón J. Sindicación de contenidos en un portal de revistas: Temaria. El profesional de la Información. 2006;15(3):214-21.
  4. Franganillo J Catalán MA. Bitácoras y sindicación de contenidos. BID. Textos universitaris de biblioteconomia i documentació. 2005;(15). Disponible en URL: http://www2.ub.es/bid/consulta_articulos.php?url=http://www2.ub.edu/bid/consulta_articulos.php?fichero=15frang2.htm&issn=1575-5886&numero=15 [Consultado: 2 de junio del 2006].
  5. Finkelstein E. Syndicating Web Sites with RSS Feeds For Dummies. Indianapolis: Wiley Publishing. 2005.
  6. Ayers D, Watt A. Beginnings RSS and Atom Programming. Indiana: Wiley Publishing; 2005.

Recibido: 6 de julio de 2006. Aprobado: 25 de julio de 2006.
Lic. Airelys Campos Herrera. Departamento Bibliotecología y Ciencia de la Información. Facultad de Comunicación. Universidad de La Habana. Calle G No.506 entre 21 y 23. El Vedado. Ciudad de La Habana. Cuba. Correo electrónico: airelys@fcom.uh.cu

1Licenciada en Bibliotecología y Ciencia de la Información. Profesor Instructor. Departamento Bibliotecología y Ciencia de la Información. Facultad de Comunicación. Universidad de la Habana.

Ficha de procesamiento

Términos sugeridos para la indización

Según DeCs1

SERVICIOS DE INFORMACIÓN; DISEMINACIÓN DE INFORMACIÓN; TECNOLOGÍA.

INFORMATION SERVICES; INFORMATION DISSEMINATION; TECHNOLOGY.

Según DeCI2

SERVICIOS DE INFORMACIÓN; DIFUSIÓN DE LA INFORMACIÓN; TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN.

INFORMATION SERVICES; INFORMATION DISSEMINATION, INFORMATION TECHNOLOGY.

1BIREME. Descriptores en Ciencias de la Salud (DeCS). Sao Paulo: BIREME, 2004.

Disponible en URL: http://decs.bvs.br/E/homepagee.htm

2Díaz del Campo S. Propuesta de términos para la indización en Ciencias de la Información. Descriptores en Ciencias de la Información (DeCI). Disponible en URL: http://cis.sld.cu/E/tesauro.pdf  

Índice Anterior Siguiente