ENTREVISTA

 

Entre la información científica y la docencia superior

 

Between scientific information and higher education

 

 

Por: Jesús Dueñas Becerra

 

"Luz es una especie de espíritu que
brota […] de las mujeres en la tierra".

José Martí

 

 

No hay mejor aforismo martiano para ilustrar esta entrevista a la Máster en Ciencias Ileana Armenteros Vera, especialista del Departamento de Docencia del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas-Infomed, quien —en fecha reciente— acaba de obtener el grado académico correspondiente con la defensa de la tesis titulada Diseño e implementación de estrategia docente para colaboradores-estudiantes de Tecnología de la Salud con perfil Gestión de Información en Salud.

Alcanzar el título de Máster en Ciencias de la Educación, otorgado por la Escuela Nacional de Salud Pública, era uno de los objetivos esenciales que en su desarrollo profesional se había trazado la también bibliotecóloga y educadora caribeña, quien desde hace casi un cuarto de siglo se ha entregado en cuerpo, mente y alma al ejercicio de dichas disciplinas, percibidas por nuestra entrevistada como fuentes nutricias de ética, humanismo y espiritualidad, ya que devienen "soles del mundo moral" que iluminan por igual a bibliotecólogos y educadores de la patria grande latinoamericana soñada por Bolívar, Martí y el Che.

Esa fue la motivación fundamental para entrevistar a Ileana…, aunque no cabe la más mínima duda de que charlar con ella es llenarse de la luz que —según el Apóstol— invade el intelecto y el espíritu humanos, porque su conversación, o más exactamente su voz, acaricia la mente y el alma de quien la escucha, porque es la humildad, la modestia y el conocimiento firme y seguro… hechos "seda y miel" (así percibía Rubén Darío la voz de mujer).

Sin más dilación, dejo a nuestros lectores con la MSc. Ileana Armenteros Vera.


¿Qué significación tiene para usted, como profesional de la información científica y la bibliotecología, formar parte del colectivo de trabajo del Centro, y concretamente, del Departamento de Docencia de Infomed?

Es difícil de explicar. Desde el año 1984, en que me gradué en la Universidad de La Habana de Licenciatura en Información Científico Técnica y Bibliotecología, trabajo en el Centro. ¡Imagínese, 23 años!, que se dice muy fácil […] pero no es tan así. Durante mi estancia en este centro han ocurrido en mi vida personal las cosas más maravillosas que le puedan ocurrir a una mujer […], sobre todo, la de ser madre.

Es un centro que se caracteriza por la permanencia de sus recursos humanos para toda la vida, por lo que aquí he encontrado las hermanas que no tengo y más hermanos de los que en realidad poseo. Para mí, la estancia en esta institución ha sido paralela a mi vida personal, y sin muchas diferencias, es mi otro hogar, por lo que tengo un elevado sentido de pertenencia a esta entidad. Quizás por eso me caracterizo por atender a todos los que la visitan como si estuviera en mi propia casa.

El trabajo en el Departamento de Docencia llegó en un momento en el que necesitaba transmitir a los demás los conocimientos y las habilidades adquiridos durante el ejercicio de la profesión, labor que me ha fortalecido en grado sumo, ya que en ella he crecido mucho más, pues la docencia impone el constante autoaprendizaje, aún más que cualquiera otra labor profesional, así como el propósito de alcanzar metas que impulsen a los estudiantes a seguir superándose. Mis compañeros y mi familia han contribuido mucho a mi superación. Estoy convencida de que sin ellos no hubiera logrado muchas de las cosas de las que hoy me puedo enorgullecer.


¿Cómo se produjo el "salto" de bibliotecóloga a educadora, y cómo integra, en la práctica, esas dos disciplinas?

Realmente, ese salto no fue más que el cumplimiento de lo que siempre quise hacer. Desde niña quería ser maestra, esa siempre fue mi vocación.

Los azares de la vida me llevaron hacia otra profesión […], pero es tanto mi afán de educadora, que escogí el de bibliotecaria, ya que el bibliotecario es un constante promotor de educación y aprendizaje.

El desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones en el contexto mundial, ha influido de forma muy positiva en la interrelación de mi yo bibliotecaria y de mi yo educadora, porque es elemental la capacitación en la explotación de esas técnicas para encontrar la información que se necesita para la adopción de decisiones; por lo tanto, el bibliotecario tradicional ha tenido que renunciar a los métodos bibliotecarios tradicionales, para convertirse en gestor de la información y en transmisor de conocimientos para la explotación idónea de dichas tecnologías.


En el ejercicio de la bibliotecología y la docencia especializada usted ha incursionado en los medios de comunicación social, y específicamente, en la radio, ¿qué le aportó esa experiencia a la bibliotecóloga-profesora?

Mi incursión en la radio me hizo crecer, aumentar mi autoestima, y por sobre todas las cosas, descubrir en mí las dotes de comunicadora que usted (el primero) me ha dicho que tengo. Tal es así, que si hay algo que influyó para dedicarme completamente a la docencia fue el hecho de que profesionales de la esfera educacional se interesaran en mi labor y aplaudieran mi participación en esos medios. Después de algunos años de haber acometido esa tarea, la marco como uno de los momentos en que decidí dar el "salto" profesional en el que me encuentro.


¿Algún consejo o recomendación a los jóvenes que muestran interés en esas profesiones en que usted se desenvuelve como "pez en el agua"?

Por sobre todas las cosas, les recomiendo y aconsejo que toda labor que realicen la hagan "sin perder la ternura" (como le recomendara el Che a su primogénita Hildita).