Indice Anterior Siguiente
Revista Cubana Aliment Nutr 1996;10(1)

ARTICULOS ESPECIALES

Enfermedades crónicas no trasmisibles relacionadas con la dieta en el Ecuador1

Rodrigo F. Yépez,2 Guillermo Fuenmayor,3 Antonio Pino2 y Eduardo Yépez-García4
 
  1. Estudio realizado por la Dirección de la Maestría en Alimentación y Nutrición de la Universidad Central del Ecuador y el Instituto Juan César García, con la colaboración técnica y financiera del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP) y de la Fundación Kellog.
  2. Maestría en Alimentación y Nutrición. Universidad Central, Quito.
  3. Instituto Juan César García, Quito.
  4. Facultad de Medicina, Universidad Central, Quito.

RESUMEN

Se revisa la situación y tendencia de las enfermedades crónicas no trasmisibles relacionadas con la dieta durante el período 1974-1990 en el Ecuador. Se hace particular referencia a la enfermedad cerebrovascular, enfermedad isquémica del corazón, cáncer de estómago y diabetes mellitus que son las cuatro enfermedades crónicas no trasmisibles relacionadas con la dieta que aparecen entre las diez primeras causas de muerte en el país en el último año censal (1990). Se destaca el notorio incremento en la frecuencia de estas enfermedades en el período de estudio, hecho que guarda paralelismo con la disminución de la mortalidad por enfermedades infecciosas. Se analiza el hecho de que las enfermedades crónicas no trasmisibles relacionadas con la dieta, consideradas hasta hace no mucho tiempo como "exclusivas" de grupos social y económicamente privilegiados, se distribuyen actualmente en forma homogénea en las diversas provincias del Ecuador, independiente de su grado de pobreza.

Palabras clave: ENFERMEDAD CRONICA/mortalidad; DIETA/efectos adversos; ECUADOR.

SITUACION Y TENDENCIA DE LAS ENFERMEDADES CRONICAS NO TRASMISIBLES RELACIONADAS CON LA DIETA

Las enfermedades crónicas no trasmisibles relacionadas con la dieta (ECNTD) están asociadas con el consumo de dietas con poca fibra, mucha grasa y muchos azúcares simples. Sin embargo, los patrones de la dieta no son el único factor involucrado en su génesis, pues existen otros elementos concomitantes, como la disminución de la actividad física, el consumo de alcohol, el hábito de fumar, el estrés. Sobre la base de este conjunto de factores subyacen fenómenos de carácter estructural vinculados a procesos sociales que los determinan (i.e desocupación, urbanización, surgimiento de empresas alimentarias, venta de alimentos callejeros, etcétera).

Durante los últimos 15 años (1974-1990) se comprueba en el Ecuador un incremento notable en la frecuencia de un grupo de enfermedades de naturaleza crónica, no trasmisible, entre las que se destacan la enfermedad cerebro-vascular, la enfermedad isqué mica del corazón, los tumores malignos -particularmente el cáncer gástrico- y la diabetes mellitus (figura 1).

Fig.1

MORTALIDAD POR LAS ENFER MEDADES CRONICAS NO TRAS MISIBLES RELACIONADAS CON LA DIETA

En 1960 ninguna de estas enfermedades aparecía en la lista de las "diez primeras causas de muerte"1 en el país. A partir de 1970 su frecuencia aumenta, en una proporción alarmante, hasta el punto que en 1990 la enfermedad cerebrovascular ocupó el primer lugar entre todas las causas de muerte en el Ecuador (tabla); esta entidad y la enfermedad isquémica del corazón son las que contribuyeron con los mayores porcentajes al total de defunciones durante el período analizado (figura 2).
TABLA. Diez principales causas de muerte, 1990
Tasa
Causa
Número 
(X 100 000 habitantes)
Enfermedad cerebrovascular
2 697
25,6
Enfermedades infecciosas-intestinales
2 978
25,1
Neumonía
2 524
23,9
Accidentes de tráfico/vehículos motor
2 049
19,4
Enfermedad isquémica del corazón
1 833
17,4
Bronquitis, enfisema y asma
1 489
14,1
Tumor maligno de estómago
1 233
11,7
Tuberculosis
1 209
11,5
Homicidio
1 060
10,4
Diabetes mellitus
994
9,4
Nota: Las tasas oficiales que publica el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) del Ecuador, son calculadas sobre la base de proyecciones de población. Nuestros datos corresponden a la población del año censal correspondiente.

Fuente: INEC. Anuarios de Estadísticas Vitales. Ecuador.

MORBILIDAD POR LAS ENFERME DADES CRONICAS NO TRASMISIBLES RELACIONADAS CON LA DIETA

El porcentaje de egresos hospitalarios se incrementó entre uno y otro año censal; la mayoría de ellos correspondieron a hipertensión, diabetes y cáncer gástrico. Las afecciones que aparecen en la figura 3 representaron el 1,7 % del total de egresos hospitalarios en 1990.

Fig.3

SITUACION Y TENDENCIA DE LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS

Las enfermedades infecciosas intestinales y respiratorias que dominaban en el perfil de la mortalidad en el Ecuador, representaron una sensible disminución en el período 1974-1990.

MORTALIDAD POR ENFERMEDAD DIARREICA AGUDA

Se observa una notoria disminución de la tasa entre 1974 y 1990 (117,7 a 23,2 por 100 000 habitantes) (figura 4). En el área rural la intensidad de la disminución fue superior. La mayor de mortalidad estuvo dada por los menores de 5 años y los mayores de 65 años de edad.

Fig.4

MORTALIDAD POR INFECCION RESPIRATORIA AGUDA

Disminuyó en forma sostenida entre 1974 y 1990 (110,4 a 34,0 por 100 000 habitantes) (figura 5). La disminución fue ligeramente mayor en el área urbana. En los grupos de población de menor edad la disminución de la tasa fue importante, no así en los mayores de 65 años. (La tasa incluye las defunciones por: amigdalitis agudas, laringitis y traqueitis agudas, otras enfermedades agudas de las vías respiratorias superiores, bronquitis y bronquiolitis agudas, neumonías e influenza [gripe].)

Fig.5

En síntesis, el estudio permite llegar a una primera conclusión: en el Ecuador es evidente la tendencia descendente en la frecuencia de las ECNTD (enfermedad cerebrovascular, enfermedad izquémica del corazón, cáncer gástrico, diabetes mellitus) (figura 6), las cuales representan cada vez un porcentaje más alto del total de defunciones y de egresos hospitalarios, y son cada vez más prevalentes.

Fig.6

Ahora bien, se admitía sin mayor discusión en amplios y diversos círculos de opinión que las ECNTD eran problemas "exclusivos" de grupos social y económicamente privilegiados. Sin embargo, esta afirmación fue puesta en duda cuando se identificó que en algunos sectores empobrecidos de la población ecuatoriana, en todas las provincias del país, las tasas de mortalidad por ECNTD mostraban niveles altos y poco diferenciables entre sí.2

Para esclarecer este asunto se investigó si existía alguna relación entre la distribución de la mortalidad por ECNTD y el grado de pobreza diferencial de 15 provincias ecuatorianas. (De las 21 provincias ecuatorianas se excluyó la provincia insular de Galápagos y las 5 provincias del Oriente, debido a su escasa densidad poblacional y reducido número de defunciones por estas causas).

Para el efecto se categorizó el grado de pobreza de las provincias utilizando 2 indicadores:

a) Distancia media de los hogares al "hogar ideal" (distancia de Ivano vic).3
b) Porcentaje de pobres crónicos.4

Además se estudió la distribución de las tasas de mortalidad de las cuatro ECNTD que aparecen entre las diez primeras causas de muerte en el Ecuador en 1990 (enfermedad cerebrovascular, enfermedad isquémica del corazón, cáncer gástrico y diabetes) en las 15 provincias. Los resultados se registran en la figura 7.

Fig.7

De lo anterior se desprende la segunda conclusión de este estudio: el riesgo de morir se distribuye en forma homogénea, independientemente del grado de pobreza de las provincias consideradas. Esto es así puesto que las tasas de mortalidad en las distintas provincias, ordenadas desde la de menor a la de mayor pobreza, se representan por una línea que no difiere de la horizontal, excepto para el caso de la enfermedad cerebrovascular, lo que implica que no existe asociación entre la tasa de mortalidad y los indicadores de pobreza utilizados.

CONSIDERACIONES FINALES

En un país como el Ecuador es de primerísima prioridad continuar con esfuerzos orientados a prevenir y tratar las enfermedades infecciosas (insuficiencia respiratoria aguda, enfermedad diarreica aguda) y aquéllas por deficiencia (desnutrición energeticoproteica, anemia nutricional ferripriva, bocio y otras debidas a carencias de vitaminas y minerales.5 Sin embargo, es fundamental que al mismo tiempo se arbitren medidas para prevenir el incremento de las enfermedades crónicas no trasmisibles.

La disminución de las tasas de mortalidad, en una y otra situación, es un objetivo por alcanzar. En términos de desarrollo economicosocial es muy importante prevenir la muerte de un niño a causa de enfermedades infecciosas y asociadas a la desnutrición, pero también lo es prevenir la muerte de un adulto en plena etapa productiva, causada por ECNTD.6,7

Ni la deficiencia en el consumo de macronutrientes y micronutrientes, ni el consumo de un exceso de alimentos con alta densidad energética proveniente de grasas y azúcares simples, son fenómenos que ocurren independientemente de la organización social. Al contrario, las diferencias en el consumo de alimentos y en el aprovechamiento de los nutrientes están articulados con las características socioeconómicas de la población, con la estructura demográfica, la cultura, la salubridad, los procesos de urbanización, el mercado de alimentos.8-10 Estos y otros aspectos deberán considerarse a la hora de formular políticas y programas relacionados con la materia.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. INEC: Anuarios de Estadísticas Vitales. Quito, 1960.
  2. Yépez RF, Fuenmayor G, Pino A, Yépez-García E. Ponencia presentada en la Reunión Internacional para presentación de resultados finales de los estudios sobre dieta y salud en América Latina. Quito: noviembre de 1993:3-4.
  3. Cabrera Y, Martínez J, Morales R. Medición de la pobreza en las áreas urbana y rural del Ecuador. Quito: Instituto Nacional de Empleo (INEM)-UNICEF, 1993:157.
  4. Ibid, pp. 158.
  5. Yépez RF. La alimentación en la calle. Rev Instituto Juan César García 1994:4(1).(En prensa).
  6. Organización Mundial de la Salud. Diet Nutrition and the prevention of chronic disease. Geneva: Technical Report Series; 797. 1990:9.
  7. Litvak J. The growing noncommunicable disease burden, a challenge for the countries of the Americas. PAHO Bulletin 1987;21(2):156-71.
  8. Demuth G. L'evolution des moeurs alimentaries. Diet and Life Style. Ed. M.F.Moyal, 1988:89-93.
  9. Prattala R. Sociodemographic differences in food consumption patterns among finishing teenagers. Diet and Life Style. Ed. M.F. Moyal, 1988:153-6.
  10. Bull N. Dietary habits of 15 to 25 years old. Hum Nutr Appl Nutr 1985;39A(suppl 1):1-68.
Recibido: 2 de junio de 1995. Aprobado: 29 de junio de 1995.
Dr. Rodrigo F. Yépez. Universidad Central de Quito, Ecuador.
Indice Anterior Siguiente