Indice Anterior Siguiente
Revista Cubana Aliment Nutr 1996;10(1)

GUIA PARA LA PRACTICA

Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos

Fécula de boniato como espesante en preparaciones culinarias

María Asunción Hernández Lozano

INTRODUCCION

Con el objetivo de atenuar la poca disponibilidad y variedad de alimentos que sufre actualmente el país, debemos saber intercambiar o sustituir unos por otros de manera tal que aprovechemos al máximo las posibilidades existentes.

Por tanto, una alternativa es la utilización de la fécula de boniato como espesante en sustitución del almidón de maíz, conocido también como "maicena", pues este producto está deficitario en la red del comercio minorista racionado.

METODO DE OBTENCION

La fécula se obtiene por medio de un proceso simple que requiere de recursos habitualmente disponibles y de corto tiempo (figura). Se deben tomar todas las medidas higiénico-sanitarias para evitar la posible contaminación del producto, tanto en el hogar como en una institución.

Se obtiene entre el 15 y 20 % de fécula.

Se usa como espesante en elaboraciones culinarias, tales como: salsas, caldos, atoles, natilla, etcétera.

En la etapa de exprimir en el colador de malla fina se obtiene el sub-producto llamado catibía. Esta se debe desecar al sol y después tostar para ser consumida como hojuelas con leche en el desayuno y con miel en postres o meriendas.

Proponemos utilizar la fécula de boniato o "boniatina", así también denominada, como una alternativa sustitutiva, y la catibía para variar la alimentación.

Indice Anterior Siguiente