Indice Anterior Siguiente
Revista Cubana Aliment Nutr 1996;10(2)
Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos

Relación entre los lípidos séricos y la distribución de grasa corporal en un grupo de niños obesos

Alejandrina Cabrera Hernández, Astrea Damiani Roseli, Dania Chiong Molina, María Eugenia Quintero Alejo y Liset Fernández Ubeda4

RESUMEN

Se estudiaron 51 niños obesos, 29 varones y 22 hembras, en edades comprendidas entre 8 y 11 años, con el objetivo de conocer la posible relación de las concentraciones séricas de lípidos, lipoproteínas y apo B, con la distribución de grasa corporal. El 37,8 % de los niños tenía valores de índice cintura/cadera > 0,90. Se hallaron porcentajes altos de individuos con concentraciones séricas alteradas de lípidos, lipoproteínas y apo B. Los niveles promedio de colesterol total y C-LDL séricos fueron mayores en los niños que tuvieron un índice cintura/cadera > 0,90 (p < 0,01). Las concentraciones séricas de colesterol total y C-LDL estuvieron positivamente asociadas con el índice cintura/cadera (r=0,43; r=0,42; p < 0,01); con la relación pliegue subescapular/suprailíaco (r=0,50; r=0,49; p<0,01) y con la relación pliegue subescapular/tricipital (r=0,38; r=0,43; p<0,01) en varones obesos. Los resultados demuestran que la distribución de grasa corporal guarda relación con los lípidos séricos en niños obesos a esas edades.

Palabras clave: INDICE DE MASA CORPORAL; GROSOR DE PLIEGUES CUTANEOS; CONSTITUCION CORPORAL; CIRCUNFERENCIA BRAQUIAL; COLESTEROL/sangre; TRIGLICERIDOS/sangre; FOSFOLIPIDOS/sangre; LIPOPROTEINAS DEL COLESTEROL HDL/sangre; LIPOPROTEINAS DEL COLESTEROL LDL/sangre; NIÑO; OBESIDAD; LIPOPROTEINAS VLDL/sangre; APOLIPOPROTEINAS B/sangre.

INTRODUCCION

Los lípidos desempeñan una función importante en el proceso aterosclerótico y las enfermedades cardiovasculares (ECV).1 Las lesiones ateroscleróticas arteriales frecuentemente se originan en la niñez, los lípidos se acumulan en la íntima de las arterias y forman las estrías grasas, las cuales progresan a placas fibrosas tan temprano como en la segunda década de la vida.2 La asociación de los niveles séricos de colesterol (CT) con las ECV está ampliamente aceptada.3-5 Se ha sugerido que las concentraciones de C-LDL, C-HDL y los triglicéridos (TG) son también predictores de riesgo, así como la relación CT/C-HDL.1

La obesidad tiene efectos adversos sobre la salud y, en particular, incrementa el riesgo de ECV. En los últimos años se ha enfatizado la importancia de la distribución de la grasa corporal para la asociación con las complicaciones metabólicas de la obesidad y el riesgo de ECV.7-10

Se ha planteado que los niños obesos tienden a ser adultos obesos y el riesgo de sufrir de ECV y enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus, aparentemente es mayor si la obesidad se manifiesta desde la infancia.11-12

El objetivo de este estudio es evaluar la posible relación entre las concentraciones séricas de lípidos, lipoproteínas y apo B, y la distribución de la grasa corporal en un grupo de niños obesos.

MATERIAL Y METODO

De los niños que asisten a la consulta de obesidad del Hospital Pediátrico Docente de Centro Habana, se seleccionaron 51 individuos entre 8 y 11 años de edad, 29 varones y 22 hembras, todos situados por encima del percentil 97 del peso (P) para la talla (T) de los valores de referencia para la población cubana,13 con obesidad exógena y sin tratamiento previo.

Las mediciones corporales se realizaron por una técnica de experiencia; los niños vestían ropas ligeras y sin zapatos. Se midieron el P, la T, las circunferencias del brazo (CB), la cintura (CCI) y la cadera (CCA) y los pliegues cutáneos: bicipital (PB), tricipital (PT), subescapular (PSB) y suprailiaco (PSI), según el método del Programa Biológico Internacional.14

Se calcularon el índice de masa corporal (IMC) y las relaciones CCI/CCA, PSB/PSI y PSB/PT; el porcentaje de grasa corporal se estimó por la fórmula de Durnin.15

Las muestras de sangre se tomaron en ayunas, se centrifugaron y el suero se guardó a -20 oC hasta ser analizado. Se extrajeron los lípidos, y en la solución clorofórmica se determinaron las concentraciones de CT, TG y fosfolípidos.

Para determinar las cocentraciones de C-HDL se empleó el método de Lopes-Virella y para las de apo B el de Laurel. Se calcularon las concentraciones de C-VLDL y C-LDL por la fórmula de Friedewald. También se calcularon las medias, desviaciones estándar y distribuciones de frecuencia. Las diferencias entre las medias se evaluaron por ANOVA de clasificación simple. Se realizaron análisis de correlación simple entre variables. Se trabajó a un nivel de significación de ? = 0,05.

RESULTADOS

En la mayoría de las variables antropométricas se encontró diferencia entre sexos al comparar los valores de las medias (tabla 1).
TABLA 1. Indicadores antropométricos por sexo en un grupo de niños obesos
 
Sexo
 
Masculino (n=29)
Femenino (n=22)
Variables 
X ± DE
X ± DE
Peso (kg) 
46,8 ± 6,5 *
50,6 ± 6,5*
Talla (cm)
138,4 ± 6,8
140,0 ± 5,5
IMC (kg/m2)
24,1 ± 1,8**
25,8 ± 2,9**
Circunferencia del brazo (cm)
25,8 ± 1,8*
27,0 ± 2,3*
Circunferencia de la cintura (cm)
75,9 ± 4,8
76,9 ± 5,1
Circunferencia de la cadera (cm)
83,4 ± 7,4***
88,7 ± 4,8***
Cintura/Cadera 
0,92 ± 0,13 
0,87 ± 0,03
Pliegue bicipital (mm)
17,7 ± 4,0*
20,3 ± 4,3*
Pliegue tricipital (mm)
24,0 ± 3,9
25,4 ± 3,4
Pliegue subescapular (mm)
19,5 ± 5,2***
24,3 ± 5,3***
Pliegue suprailiaco (mm)
27,6 ± 6,7
27,6 ± 5,2
Subescapular/suprailiaco 
0,73 ± 0,16***
0,87 ± 0,18***
Subescapular/tricipital 
0,82 ± 0,18*
0,93 ± 0,13*
% de grasa corporal 
31,90 ± 2,77***
36,20 ± 2,35***
* p < 0,5.
** p < 0,01.
*** p < 0,001.

Todos los niños tenían IMC >20 kg/m2 y porcentajes altos de grasa corporal; el 37,8 % de ellos tenía un índice CCI/CCA > 0,90.

En las concentraciones séricas de lípidos, lipoproteínas y apo B no se hallaron diferencias entre sexos (tabla 2). Altos porcentajes de niños obesos tenían concentraciones alteradas de dichas fracciones (tabla 3).

TABLA 2. Concentraciones séricas de lípidos, lipoproteínas y apo B por sexo en un grupo de niños obesos
   
Sexo
   
Masculino
Femenino
Variables   
n
X ± DE
n
X ± DE
Colesterol total          
  mmol/L
29
5,3 ±1,3
22
5,5 ±1,1
  mg/dL  
203 ± 50
 
213 ± 41
Triglicéridos          
  mmol/L
29
1,3 ±0,6
22
1,5 ±0,7
  mg/dL  
103 ± 47
 
121 ± 53
Fosfolípidos          
  mmol/L
29
2,6 ±0,6
22
2,8 ±0,6
  mg/dL  
200 ± 50
 
217 ± 47
C-HDL          
  mmol/L
28
1,4 ±0,4
22
1,5 ±0,5
  mg/dL
55 ± 16
59 ± 20
   
C-LDL          
  mmol/L
28
3,3 ±1,5
22
3,3 ±1,1
  mg/dL  
126 ±60
 
128 ±44
C-VLDL          
  mmol/L
28
0,5 ±0,2
22
0,7 ±0,3
  mg/dL  
20 ± 9
 
26 ± 13
C-HDL/CT          
  mmol/L
28
0,3 ±0,1
22
0,3 ±0,1
  mg/dL        
Apo B          
  mmol/L
24
1,2 ± 0,4
18
1,2 ±0,4
  mg/dL  
65 ± 25
 
65 ± 24
Nota: No existen diferencias significativas.

TABLA 3. Porcentajes de niños obesos con concentraciones séricas de lípidos, lipoproteínas y apo B alteradas, n = 59

Variables 
Porcentaje
Colesterol total > 4,66 mmol/L
76,5
C-LDL > 3,37 mmol/L
42,0
C-HDL < 0,91 mmol/L
10,0
Triglicéridos > 1,7 mmol/L
17,6
Apo B > 1,81 mmol/L
11,1
 

Las concentraciones de CT y CLDL eran significativamente más altas en los niños obesos con valores de índice CCI/CCA mayores de 0,90, o sea, con predominio de grasa corporal hacia la parte superior del tronco (tabla 4).

TABLA 4. Concentraciones séricas de lípidos, lipoproteínas y apo B según el punto crítico de la relación cintura/cadera en el grupo de niños obesos

 
Cintura/Cadera ³  0,89
Cintura/Cadera³ 0,90
Variables 
n
X ± DE
n
X ± DE
Colesterol total mmol/L
32
5,1
± 0,8**
19
5,9
±
1,5**
mg/dL  
195
± 30  
228
±
60
Triglicéridos                
mmol/L
32
1,4
± 0,7
19
1,3
±
0,5
mg/dL
116
53
± 53  
103
±
44
Fosfolípidos                
mmol/L
32
2,7
± 0,6
19
2,6
±
0,7
mg/dL  
211
± 44  
202
±
58
C-HDL                
mmol/L
31
1,5
± 0,5
19
1,4
±
0,4
mg/dL  
58
± 20  
55
±
14
C-LDL                
mmol/L
31
2,9
± 1,0
19
3,9
±
1,6
mg/dL  
112
± 40**  
150
±
60**
C-VLDL                
mmol/L
31
0,6
± 0,3
19
0,6
±
0,2
mg/dL  
24
± 13  
22
±
9
C-HDL/CT                
mmol/L
31
0,3
± 0,1
19
0,3
±
0,1
mg/dL                
Apo B                
mmol/L
26
1,1
± 0,5
16
1,2
±
0,3
mg/dL  
63
± 28  
69
±
19
p < 0,01.

En los varones obesos las concentraciones séricas de CT y de C-LDL se relacionan con el índice CCI/CCA, con el PSB/PSI y con el PSP/PT, así como los TG con el PSB/PSI (tabla 5).

TABLA 5. Coeficientes de correlación entre concentraciones séricas de lípidos e índices de distribución de grasa en el grupo de varones obesos

Variables  Indice r
Colesterol total  CCI/CCA 0,43
C-LDL CCI/CCA 0,42
Colesterol total PSB/PSI 0,50
C-LDL PSB/PSI 0,49
Colesterol total PSB/PT 0,38
C-LDL PSB/PT 0,43
Triglicéridos PSB/PSI 0,32
Nota: p < 0,01 en todos los casos; n = 29.

DISCUSION

La asociación de la obesidad con un riesgo incrementado de desarrollo de ECV es objeto de debate;16 como ella puede aparecer en la niñez es importante determinar cuándo comienza a influir en los factores de riesgo cardiovasculares. Se considera que la distribución de grasa corporal hacia la región central o del tronco está más relacionada con la hipertensión, la hiperlipidemia, las ECV y la diabetes mellitus, entre otras, que la grasa total.17

Resnicow18 considera que concentraciones séricas de CT > 180 mg/dL (4,66 mmol/L) en la niñez son predictivas de CT > 240 mg/dL (6,22 mmol/L) en la edad adulta. Cabe destacar que en nuestro grupo de estudio el 76,5 % de los niños obesos estaba en esta categoría. El valor medio de la concentración de C-LDL no alcanza el nivel de 130 mg/dL (3,37 mmol/L) considerado como de riesgo, pero es alto el porcentaje de niños con niveles altos.

El C-HDL se considera como un factor antiaterogénico, pues el colesterol transportado en esas lipoproteínas es captado en las paredes arteriales y llevado al hígado para su catabolismo y excreción; Sigl5 señaló la importancia de prestar más atención a los niveles bajos de C-HDL no sólo cuando el CT es alto, sino aún cuando éste tenga concentraciones aceptables.

La hipertrigliceridemia se relaciona con la obesidad y se asocia con una producción endógena incrementada de VLDL. En la obesidad disminuye la actividad de la lipasa lipoproteica, que es responsable de la hidrólisis de los TG del núcleo de las VLDL.

La grasa corporal parece estar más asociada con los niveles de lípidos en los adultos hombres, que en las mujeres;19 en nuestro estudio también ocurre algo similar en los niños. Según Seidell9 el exceso de espesor de los pliegues del tronco y de los depósitos de grasa abdominal, expresados por valores altos de la relación CCI/CCA, aumenta el riesgo a las ECV.

Estas relaciones entre los índices de distribución de grasa corporal y las concentraciones séricas de lípidos encontradas en niños obesos, sugieren la pertinencia de evaluar antropométricamente la distribución de la grasa corporal desde la niñez para contribuir a la prevención y al tratamiento de la obesidad, así como de las ECV.

SUMMARY

Fifty-one obese children, 29 boys and 22 girls, aged 8-11 years, were studied so as to know the possible relationship between serum lipid concentrations, lipoproteins and apo B, and the distribution of body fat. 37.8 % of children had waist/hip index values > 0.90. High percentages of individuals with altered serum lipid concentrations, lipoproteins and apo B were found. Average levels of serum total cholesterol and LDL-C were greater in children with a waist/hip index > 0.90 (p < 0.01). Serum concentrations of total cholesterol and LDL-C were positively associated with the waist/hip index (r=0.43 and r=0.42; p < 0.01); with the subscapular/suprailiac skinfold ratio (r=0.50; r=0.49; p < 0.01), and with the subscapular/triceps skinfold ratio (r=0.38; r=0.43; p < 0.01) in obese boys. The results show that body fat distribution is connected with serum lipids in obese children at those ages.

Key words: BODY MASS INDEX; SKINFOLD THICKNESS; BODY CONSTITUTION; ARM CIRCUMFERENCE; CHOLESTEROL/sangre; TRIGLYCERIDES/sangre; PHOSPHOLIPIDS /sangre; HDL CHOLESTEROL/sangre; LDL CHOLESTEROL/sangre; CHILD; OBESITY; VLDL/sangre; APOLIPOPROTEIN B/sangre.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Hong MK, Romm PA, Reagan K, Green CE, Rackley CE. Usefulness of the total cholesterol to high--density lipoprotein cholesterol ratio in predicting angiographic coronary artery disease in women. Am J Cardiol 1991;68:1646-50.
  2. Kottke BA, Moll PP, Michels VV, Weidman WH. Level of lipids, lipoproteins, and apolipoproteins in a defined population. Mayo Clin Proc 1991;66:1198-208.
  3. Salonem JT. Prevention of coronary heart disease in Finland. Application of the population strategy. Ann Med 1991;23:607-12.
  4. Neaton JD, Wintworth D. Serum cholesterol, blood pressure, cigarette smoking, and death from coronary heart disease. Overall findings and differences by age for 316099 white men. Ach Intern Med 1992;152:56-64.
  5. Sjfl A, Grunnet K, Schroll M, Secular trends in serum cholesterol high-density lipoproteins and triglycerides 1964-1987. Int Epidemiol 1991;20:105-13.
  6. Manninen V, Tenkanen L, Koskinen P, Huttunen JK, Mänttäri M, Heinonen OP, et al. Joint effects of serum triglycerides and LDL cholesterol and HDL cholesterol concentrations on coronary heart disease risk in the Helsinki Heart Study. Implications for treatment. Circulation 1972;85:37-45.
  7. Zonderland ML, Erich WBN, Erkelens DW, Kortlandt W, With JM, Huisveld IA, et al. Plasma lipids and apolipoproteins, body fat distribution and body fatness in early pubertal children. Int J Obes 1990;14:1039-46.
  8. Seidell JC, Cigolini M, Charzawska J, Ellsinger BM, Di Biase G. Fat distribution in European women. A comparison of anthropometric measurements in relation to cardiovascular risk factors. Int J Epidemiol 1990;19:303-8.
  9. Seidell JC, Cigolini M, Charzawska J, Ellsinger B-M, Bjröntop P, Hautvast JGAJ, et al. Fat distribution and gender differences in serum lipids in men and women from four European communities. Atherosclerosis 1991;87:203-10.
  10. Reichley KB, Muller WH Hanis CL, Joos SK, Tulloh BR, Barton S, et al. Centralized obesity and cardiovascular disease risk in Mexican Americans. Am J Epidemiol 1987;125:373-86.
  11. Armendares S. La herencia de la obesidad. Evidencia epidemiológica. Rev Invest Clin 1991;43:269-75.
  12. Sfrensen TIA, Sonne-Holm S. Risk in childhood of development of severe adult obesity: retrospective population based case-cohort study. Am J Epidemiol 1988;127:104-13.
  13. Jordán J. Investigación nacional de crecimiento y desarrollo. Instituto de la Infancia. Rev Cubana Pediatr 1977;49:115-27.
  14. Weiner JA, Louri JA. Human biology. A guide to field methods. Oxford: Blackwell Sci, 1967:2-10.
  15. Durnin JVGA, Womersly J. Body fat assessment from total body density and its estimation from skinfold thickness measurements in 481 men and women aged from 16 to 72 years. Br J Nutr 1974;32:72-80.
  16. Barakat HA, Burton DS, Carpenter JW, Holbert D, Israel RG. Body fat distribution, plasma lipoproteins and the risk of coronary heart disease of male subjects. Int J Obes 1988;12:473-80.
  17. Iso H, Kiyama M, Naito Y, Sato S, Kitamura A, Iida M, et al. The relation of body fat distribution and body mass with haemoglobin A1c, blood pressure and blood lipids in urban Japanese men. Int J Epidemiol 1991;20:88-94.
  18. Resnicow K, Morabia A. The relation between body mass index and plasma total cholesterol in a multiracial sample of US schoolchildren. Am J Epidemiol 1990;132:1083-90.
  19. Deprés JP, Allard C, Tremblay A, Talbot J, Bouchard C. Evidence for a regional component of body fatness in the association with serum lipids in men and woman. Metabolism 1985;34:967-73.
Recibido: 27 de junio de 1995. Aprobado: 9 de noviembre de 1995.

Dra. Alejandrina Cabrera Hernández. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos. Infanta No. 1158, municipio Centro Habana, Ciudad de La Habana 10300, Cuba.

Indice Anterior Siguiente