Indice Anterior Siguiente
Revista Cubana Aliment Nutr 1996;10(2)

Respuestas a nuestros lectores

Plan de acción para la eliminación de los trastornos por deficiencia de yodo en Cuba

¿CUALES SON SUS OBJETIVOS Y PROPOSITOS?

Este plan fue elaborado en cumplimiento de los acuerdos emanados de la Cumbre Mundial en Favor de la Infancia y de la Conferencia Internacional sobre Nutrición que definieron como meta la eliminación de los trastornos por deficiencia de yodo (TDY) antes del año 2000. Para este fin se ha contado con el apoyo y la asesoría del UNICEF y de la OPS. El Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos (INHA) del MINSAP coordina el esfuerzo multisectorial que se desarrolla en todo el país para alcanzar este propósito. Sus objetivos esenciales son: 1) realizar el diagnóstico de los niveles de ingesta de yodo a nivel nacional; 2) promover los trabajos necesarios para el reacondicionamiento de la industria salinera con vistas a crear las capacidades de yodación universal de la sal para el consumo nacional; 3) garantizar la sostenibilidad de las actividades de prevención, monitoreo y control de los TDY y 4) coordinar las acciones conjuntas con las organizaciones de Naciones Unidads (OPS/OMS, UNICEF, FAO, PNUD) y las no gubernamentales (ICC/IDD? Kiwanis) entre otras, para el cumplimiento de estos objetivos.

¿EXISTE DEFICIENCIA DE YODO EN EL PAIS?

Un estudio en la antigua región de Baracoa publicado en 1977 confirmó la presencia de bocio endémico en esa zona.1 Por otra parte, los resultados del Programa Nacional para la detección neonatal de hipotiroidismo congénito muestran que entre el 12 y el 30 % de los recién nacidos estudiados presentaron cifras de hormona estimulante del tiroides (TSH) en suero del cordón superiores a 10 mU/L.2 Ambos resultados sustentan el criterio de que existe deficiencia de yodo en la alimentación. Actualmente el INHA evalúa los resultados del estudio nacional de la excreción urinaria de yodo en escolares de todo el país que permitirá precisar el nivel de deficiencia del micronutriente de acuerdo con los criterios de clasificación internacionales.3

¿COMO SE PREVIENEN Y CONTROLAN LOS TDY?

El objetivo es hacer llegar al individuo el yodo en cantidades suficientes, de forma estable y mediante un medio que garantice su asequibilidad universal con un costo/beneficio y un costo/efectividad adecuados. Este principio rige en zonas tanto deficitarias como no deficitarias y es imprescindible donde los terrenos y las fuentes de agua son pobres en yodo, porque también lo serán las cosechas obtenidas y las consecuencias se observarán en humanos y animales. La erosión y otros factores ambientales, así como la influencia negativa del ser humano tienden a agravar la carencia de yodo. Entre los métodos para garantizar el suministro del micronutriente, la yodación de la sal de consumo humano y pecuario es el que mejor cumple estos requisitos. Actualmente la mayoría de los 94 países con problemas de TDY están ejecutando planes nacionales para la yodación de la sal y 58 están en vías de alcanzar esta meta.4

¿POR QUE YODAR LA SAL?

La sal es un alimento universal, asequible prácticamente en todos los rincones del planeta y es consumida por la población durante todo el año, a un nivel aproximadamente igual. Esto último garantiza que se ingiera el yodo en una proporción adecuada y estable a lo largo del año. El proceso de yodación es relativamente simple, requiere de un equipamiento no complejo, de fácil manejo y operatividad. La adición de yodato o yoduro de potasio a la sal no modifica el color, el sabor ni el olor y es indistinguible de la no yodada.5 En cumplimiento de los objetivos de este plan, el Ministerio de la Industria Básica con el apoyo del UNICEF, inició a finales de 1995 la producción de las primeras cantidades de sal yodada en la empresa salinera de Guantánamo y espera cubrir las necesidades del consumo nacional, estimadas en 65 mil TM anuales para fines de 1996, si se logra el apoyo financiero necesario para el completamiento de las capacidades industriales.

¿COMO SE DESARROLLARA EL MONITOREO Y LA EVALUACION DE LA PREVENCION Y EL CONTROL DE LOS TDY?

El monitoreo se efectuará a nivel de la industria, de la cadena de almacenamiento y distribución y del consumo en la comunidad y en el hogar. Sus objetivos incluyen la verificación del contenido de yodo en la sal en la industria y en el hogar; de las pérdidas en el proceso de almacenamiento y distribución; de la adecuada identificación del producto y su procedencia y de la supervisión de la distribución, con el fin de priorizar las regiones con deficiencia de yodo conocida. Además, se vigilará sistemáticamente el nivel de consumo en la comunidad, lo que permitirá evaluar los progresos hacia la meta del control y la eliminación de los TDY. Estas actividades formarán parte del Sistema de Vigilancia Alimentario y Nutricional (SISVAN) y se contará con el respaldo de una legislación que regule el contenido de yodo en la sal a nivel del consumidor y que prohiba la producción o importación de sal no yodada para el consumo de la población.

Arturo Rodríguez Ojea
Profesor Asistente. Investigador Agregado. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Alavez E, Ochoa F, Perich P, Romeo de León J. Bocio endémico en Cuba: encuesta en la región de Baracoa. Rev Cubana Hig Epidemiol 1977;15:123-36.
  2. Güell R, Alvarez M, Robaina R. "Screening" neonatal de hipotiroidismo congénito. Más de un millón de pesquisados. Cuba, 1994. Informe técnico. Instituto Nacional de Endocrinología, 1994.
  3. WHO/UNICEF/ICCID. Indicators for assessing iodine deficiency disorders and their control through salt iodization. Geneva: Micronutrient series. WHO/NUT/94.6, 1994:8-11.
  4. Grant J. Estado mundial de la infancia 1995. Barcelona: J&J Asociados, 1995:14-8.
  5. World Health Organization. Iodine and health. Eliminating iodine deficiency disorders safely through salt iodization. Geneva: WHO, 1994:5-8.
Indice Anterior Siguiente