Indice Siguiente
Rev Cubana Aliment Nutr 1997;11(1):7-9

In Memoriam

El 24 de noviembre de 1996 falleció en Ciudad de La Habana el profesor y científico de reconocido prestigio nacional e internacional en el campo de la Alimentación y Nutrición Humanas, Manuel Antonio Amador García.

Hombre de exquisita sensibilidad humana y vasta cultura, tuvo una brillante trayectoria en la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana desde su tiempo de estudiante para graduarse de Doctor en Medicina en 1962 como primer expediente del curso. Fue fundador de la Revista "16 de Abril", órgano oficial de los estudiantes del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana, al igual que de las gloriosas Milicias Nacionales Revolucionarias, cuyo uniforme vistió como médico del Batallón 115 en el frente de San Blas cuando en 1961 se produjo la invasión por la Bahía de Cochinos.

En la intrincada región de Baracoa, en Bernardo, realizó su Servicio Rural como médico, al tiempo que se desempeñó como maestro de Superación Obrero-Campesina, en las horas de la noche que le quitaba a su tiempo de descanso, para graduar los primeros alumnos y técnicos de enfermería; también llevó varias veces a ese lugar el cine portátil para cultura de sus pobladores.

En 1963 y 1964 hizo la Residencia de Pediatría en el Hospital "William Soler" donde fue elegido en varias ocasiones vanguardia y finalmente trabajador ejemplar, lo cual le hizo merecedor de ingresar en las filas del Partido Comunista de Cuba en 1965, condición de militante consecuente e intransigente que ostentó hasta el momento de su muerte.

Se graduó de Especialista en Pediatría en 1966 y ya al año siguiente organizó la docencia en esta especialidad en los hospitales "San Juan de Dios" y "Manuel Ascunce" de Camagüey, lo que le valió el reconocimiento del más alto nivel de dirección del Ministerio de Salud Pública.

En 1968 tuvo una destacada participación en la constitución de la militancia del Partido Comunista de Cuba en las Facultades de Economía y Ciencias Agropecuarias de la Universidad de La Habana. En 1969 partió hacia la Universidad Médica de Semmelweis en Hungría, donde realizó estudios de Nutrición en Pediatría para su calificación como PhD.

Durante 6 meses, en 1971, fue médico de la tripulación de un barco pesquero cubano en diferentes mares del mundo.

Entre 1970 y 1978 fue profesor de cursos sobre enfermedades infecciosas, radiología pediátrica, gastroenterología en pediatría, bioquímica, fisiología, filosofía, economía, y los idiomas inglés, francés, italiano y checo.

En 1978 recibió el grado científico de PhD de la Academia de Ciencias Húngara por su trabajo "Índice energía-proteína: un nuevo enfoque de la evaluación del estado nutricional", desarrollado en la Universidad Médica de Semmelweis, Budapest. En 1980 el Comité Cubano de Grados Científicos le otorgó el Doctorado en Ciencias Médicas.

Múltiples fueron las actividades profesionales y administrativas desempeñadas por el doctor Amador a lo largo de su rica vida profesional, entre las cuales figuran la jefatura de Médicos Internos y Residentes del Hospital Pediátrico "William Soler" (1964-1966); Subdirector de ese hospital (1969-1972); Subdirector de Investigaciones de la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana (1972-1973); Vicedecano de Investigaciones de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de La Habana (1973-1976); Vicerrector de Investigaciones y de Educación Posgraduada del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (1976-1984) y Subdirector de Investigaciones del Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos desde 1984, cargo que ocupaba al fallecer.

Innumerables fueron sus actividades científicas, participó en más de 90 eventos nacionales e internacionales como conferencista invitado, presidente o miembro de simposios, talleres y mesas redondas, presidente o secretario de sesiones, miembro de múltiples comités organizadores, con más de 140 ponencias. Publicó más de 150 trabajos científicos en forma de libros, monografías y artículos en publicaciones periódicas nacionales y extranjeras. Fue Secretario de la Sociedad Cubana de Pediatría (1969-1973), Director de la Revista Cubana de Pediatría desde 1970 hasta el momento de su muerte, Miembro del Comité Asesor para la Nutrición de la Infancia y de Políticas de Investigación sobre Salud de la Organización Panamericana de la Salud desde 1977, Miembro del Comité de la Unión Internacional de Ciencias de la Nutrición en varios períodos (cumplía esa responsabilidad al momento de su fallecimiento), Presidente del Tribunal para la selección del Mejor Trabajo Científico en Salud Pública (1976-1980), Miembro de la Comisión Nacional para el otorgamiento de Grados Científicos, Miembro de la Sociedad Internacional para el Estudio de los Ácidos Grasos y Lípidos, Miembro de la Sociedad Internacional de Pediatría, de la Asociación Latinoamericana de Pediatría, de la Sociedad Latinoamericana de Nutrición, del Comité Asesor de la Revista Nutrition y de la Revista Cubana de Alimentación y Nutrición desde su fundación.

Su actividad docente fue tan rica o más que su trabajo científico-investigativo: Impartió 51 cursos nacionales y 16 internacionales; fue profesor invitado en congresos nacionales e internacionales en Canadá, Bolivia, Brasil, Ecuador, Estados Unidos de América, Holanda, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Venezuela. Fue tutor de 21 tesis de Especialista y de 8 Doctorados en Pediatría o Clínica de la Nutrición y Profesor Titular de Pediatría desde 1977. Asimismo, recibió numerosas distinciones y premios entre los que figuran "10 Años en la Educación" (1976), Medalla "250 Aniversario de la Universidad de La Habana" (1979), Distinción "Por la Educación Cubana" (1983), Miembro de Honor de la Sociedad Boliviana de Pediatría (1983), Huésped de Honor de la Ciudad Capital de Bolivia (1983), Miembro de Honor de la Sociedad Dominicana de Pediatría (1984), Miembro de Honor del Colegio Médico de Tungurahua, Ecuador (1987), Huésped de Honor de la Ciudad de Cochabamba, Bolivia (1990), Moneda Conmemorativa del 30 Aniversario de la Academia de Ciencias de Cuba (1991), Huésped de Honor de la Ciudad de Mérida, Venezuela (1991), Profesor Honorario del Instituto Dominicano de Alimentación y Nutrición (1995) y la Distinción "Profesional de Excelencia" de la Sociedad Cubana de Higiene y Epidemiología (1996).

Dolorosa ha sido la prematura desaparición física del doctor Manuel Antonio Amador García, prestigioso profesional, excelente compañero, buen revolucionario, que con ejemplar estoicismo se mantuvo hasta el límite de sus fuerzas dedicado al trabajo creador, y cuyo ejemplo y recuerdo será siempre guía para las actuales y nuevas generaciones de cubanos entregados al quehacer científico-investigativo.

Indice Siguiente