Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Aliment Nutr 1997;11(1):40-45

Algunos factores de riesgo a enfermedades cardiovasculares en un grupo de adultos supuestamente sanos

Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos

Alejandrina Cabrera Hernández,1 Santa Jiménez Acosta,2 María Asunción Hernández Lozano,3 Ma. Eugenia Quintero Alejo,4 Maybé Díaz Domínguez, María Caridad Romero Iglesias,5 Ana Ferret Martínez,5 Iraida Wong Ordóñez y Vilma Moreno López6

  1. Investigadora Titular.
  2. Profesora Auxiliar. Investigadora Auxiliar.
  3. Ingeniera en Alimentos.
  4. Técnica Auxiliar de Investigación.
  5. Dietista.
  6. Antropometrista.

RESUMEN

Con el objetivo de conocer la posible asociación de la situación deficitaria por la que atraviesa Cuba con algunos factores de riesgo a enfermedades cardiovasculares, se estudiaron 108 hombres y 27 mujeres aparentemente sanos, con edades entre 18 y 66 años, trabajadores de los talleres ferroviarios de Ciénaga, Ciudad de La Habana. Se midieron el peso, la talla, las circunsferencias del brazo, la cintura y la cadera, el pliegue tricipital; se calculó el índice de masa corporal, el de cintura/cadera y el porcentaje de grasa corporal; se determinaron las concentraciones de las fracciones de lípidos y lipoproteínas en suero; se hizo una encuesta semicuantitativa de frecuencia de consumo de alimentos referida a los 3 meses inmediatos anteriores; se tomó la tensión arterial y se preguntó sobre el hábito de fumar. La hipertensión arterial y el hábito de fumar fueron los factores de riesgo más frecuentemente hallados. Las concentraciones séricas alteradas de lípidos y lipoproteínas y la obesidad se hallaron con menos frecuencia y la ingestión de grasa fue más baja que lo encontrado en un estudio similar realizado en 1987-88, por lo que pudieran contribuir, en parte, a que la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en Cuba disminuyera de 268,1 en 1988 a 200,8 por 100 000 habitantes en 1995.

Descriptores DeCS: ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES; FACTORES DE RIESGO; PESO CORPORAL; ESTATURA; CIRCUNFERENCIA BRAQUIAL; GROSOR DE PLIEGUES CUTANEOS; INDICE DE MASA CORPORAL; COLESTEROL/sangre; TRIGLICERIDOS/sangre; LIPOPROTEINAS/sangre; PRESION SANGUINEA; TABAQUISMO; CONSUMO DE ALIMENTOS.

INTRODUCCIÓN

A pesar de las difíciles condiciones económicas existentes en Cuba, las enfermedades cardiovasculares (ECV) siguen ocupando el primer lugar como causa de muerte.

Estas enfermedades son de causa multifactorial; la hipercolesterolemia, la hipertensión arterial y el hábito de fumar son factores primarios de riesgo;1,2 la hipertrigliceridemia, la dieta, la obesidad, el sedentarismo, el estrés, pueden ser otros factores relacionados con dichas afecciones.3,6

La evidencia epidemiológica, clínica y experimental demuestra que la probabilidad de que una persona desarrolle y muera de ECV está directamente relacionada con las concentraciones de colesterol sérico.1,2

El hábito de fumar aumenta la posibilidad de desarrollar las ECV y la hipertensión arterial acelera el proceso de la aterosclerosis.6,7

Resultados de múltiples investigaciones han demostrado una estrecha relación entre la dieta y las enfermedades crónicas no trasmisibles, entre ellas las ECV.8,9

El objetivo de este estudio es conocer la posible asociación de la situación deficitaria por la que atraviesa Cuba con algunos factores de riesgo a ECV.

MÉTODOS

Se estudiaron 108 hombres y 27 mujeres aparentemente sanos con edades comprendidas entre 18 y 66 años, trabajadores de los talleres ferroviarios de Ciénaga en Ciudad de La Habana.

Se midieron el peso, la talla, las circunferencias del brazo, la cintura y la cadera, y el pliegue tricipital; se calcularon los índices de masa corporal (IMC) y de cintura/cadera y el porcentaje de grasa corporal; se determinaron las concentraciones séricas de colesterol total,10 triglicéridos11 y C-HDL12,13 y se calcularon las de C-VLDL y C-LDL por la fórmula de Friedewald;14 se hizo una encuesta semicuantitativa de frecuencia de consumo de alimentos referida a los 3 meses inmediatos anteriores; se tomó la tensión arterial y se preguntó sobre el hábito de fumar.

Se calcularon las medias, desviaciones típicas y las distribuciones de frecuencia. Las diferencias entre medias se evaluaron por la prueba t de Student. Se tomó un nivel de significación de a = 0,05.

RESULTADOS

La edad promedio de los hombres fue 40,7 años y la de las mujeres fue 38,5 años. Treinta hombres (27,0 %) y 5 mujeres (18,5 %) eran mayores de 50 años.

Los valores de algunos indicadores antropométricos se presentan en la tabla 1. El 17,8 % de los hombres y el 19,6 % de las mujeres tenían valores de IMC > 25 kg/m2; el porcentaje de hombres con más del 25 % de grasa corporal fue 9,3 % y el de mujeres con más del 30 % de grasa corporal fue 29,6 %. Se hallaron valores de índice de cintura/cadera > 0,9 en el 45,5 % de los hombres y el 3,7 % de las mujeres, por tanto, en muchos hombres la grasa corporal está distribuida hacia la parte superior del tronco.

TABLA 1. Algunas variables antropométricas en el grupo de trabajadores de los talleres de Ciénaga, La Habana. (Media ± DT)
 

 
Hombres 
Mujeres 
 
No. 107 
No. 27 
Peso (kg)
64,5 ± 9,5 
59,7 ± 10,0 
Talla (cm)
170,6 ± 7,1 
160,3 ± 6,4 
IMC (kg/m2)
22,3 ± 3,2 a 
24,3 ± 5,4 b 
Índice cintura/cadera
0,87 ± 0,12 a 
0,77 ± 0,05 b 
Circunferencia brazo (cm)
27,9 ± 2,9 
26,9 ± 4,9 
Pliegue tricipital (mm)
7,4 ± 5,8 a 
15,1 ± 7,1 b 
% grasa corporal
19,5 ± 5,2 a 
27,2 ± 8,1 b 
Nota: Letras desiguales indican diferencia entre sexos (p<0,01).

Las concentraciones séricas de lípidos y lipoproteínas se muestran en la tabla 2.

TABLA 2. Concentraciones séricas de lípidos y lipoproteínas en el grupo de trabajadores de los talleres de Ciénaga, La Habana. (Media ± DT)
 

  Hombres 
No. de casos 
Mujeres 
No. de casos 
Colesterol total mmol/L  (103)
3,45 
± 
1,01 
(24) 
3,34 
± 
0,69 
mg/L  
134 
± 
39   
129 
± 
27 
Triglicéridos mmol/L (98)
1,16 
± 
0,58 
(21) 
1,10 
± 
0,44 
mg/L  
102 
± 
51   
97 
± 
39 
Fosfolípidos mmol/L (101)
2,10 
± 
0,63 
(23) 
2,26 
± 
0,62 
mg/L  
163 
± 
49   
175 
± 
48 
C-HDL mmol/L (104)
0,96 
± 
0,23 
(25) 
0,96 
± 
0,28 
mg/L  
37 
± 
 
37 
± 
11 
C-LDL mmol/L (95)
1,97 
± 
0,98 
(21) 
1,71 
± 
0,78 
mg/L  
76 
± 
38   
66 
± 
30 
C-VLDL mmol/L (98)
0,54 
± 
0,26 
(21) 
0,54 
± 
0,21 
mg/L  
21 
± 
10   
21 
± 
C-HDL/CT mmol/L (102)
0,30 
± 
0,10 
(24) 
0,30 
± 
0,10 
No se hallaron diferencias significativas entre sexos en ninguna de las fracciones estudiadas.

Los porcentajes de individuos con concentraciones séricas de lípidos y lipoproteínas consideradas de riesgo según el National Cholesterol Education Program,1 son bajos en todas las fracciones excepto el C-HDL, comparados con un estudio realizado entre 1987 y 1988 (tabla 3) (Cabrera A. Nutrición y lípidos en la infancia. Tesis para optar por el grado científico de  Doctor en Ciencias Médicas. Ciudad de La Habana, 1990).

TABLA 3. Porcentaje de individuos con concentraciones séricas de lípidos y lipoproteínas consideradas de riesgo en el grupo de trabajadores de los talleres de Ciénaga y el estudio de 1987-88, La Habana
 

 
Hombres 
Mujeres 
Colesterol total
Ciénaga 
1987-88 
Ciénaga 
1987-88 
> 6,2 mmol/L
0,7 
15,5 
15,2 
Triglicéridos        
> 1,86 mmol/L
18,4 
28,6 
9,6 
24,2 
C-HDL        
< 1,04 mmol/L
62,5 
5,9 
40,0 
5,5 
C-LDL        
> 3,88 mmol/L
5,3 
23,5 
22,2 
La ingestión de energía y macronutrientes se informa en la tabla 4; las ingestas de grasa total, grasa saturada y el porcentaje de energía procedente de la grasa son bajos.

TABLA 4. Ingestión diaria de energía y macronutrientes por el grupo de trabajadores de los talleres de Ciénaga, La Habana
 

 
Hombres 
Mujeres 
 
No. 105 
No. 25 
Energía (kcal)
2 508 ± 964 a 
1 824 ± 508 b 
Adecuación de la energía (%)
83 ± 32 
78 ± 20 
Proteínas (g)
74 ± 26 a 
56 ± 15 b 
Adecuación de las proteínas (%)
83 ± 29 
82 ± 22 
Grasas (g)
46 ± 21 
38 ± 17 
Grasas de origen animal (g)
23 ± 16 
18 ± 11 
Ácidos grasos saturados (g)
13 ± 8 
10 ± 5 
Ácidos grasos polinsaturados (g)
11 ± 6 
9 ± 5 
Ácidos grasos polinsaturados/saturados
1,05 ± 0,47 
1,00 ± 0,43 
Colesterol (mg)
262 ± 122 a 
212 ± 95 b 
Procedencia de la energía (%)    
Proteínas
12,7 ± 1,8 
12,2 ± 1,8 
Grasas
17,6 ± 5,3 
18,0 ± 5,4 
Carbohidratos
69,1 ± 6,1 
69,8 ± 6,5 
Nota: Letras desiguales indican diferencia entre sexos (p < 0,01).

El 83,2 % de los hombres y el 81,5 % de las mujeres fumaban.

En el 20,6 % de los hombres y el 19,2 % de las mujeres se hallaron valores de tensión arterial diastólica mayores de 90 mm Hg; mientras en el 21,5 % de los hombres y el 15,4 % de las mujeres valores de tensión arterial sistólica se encontraron por encima de 140 mm Hg. No hubo diferencias entre sexos (tabla 5).

TABLA 5. Valores de tensión arterial en el grupo de trabajadores de los talleres de Ciénaga y el estudio de 1987-88, La Habana. (Media ± DT)
 

 
Tensión sistólica 
Tensión diastólica 
Hombres    
Ciénaga, 1995
129 ± 17 a* 
81 ± 11 a** 
1987-88
117 ± 11 b 
76 ± 9 b 
Mujeres    
Ciénaga, 1995
122 ± 18 A* 
79 ± 12 A* 
1987-88
108 ± 11 B 
69 ± 9 B 
Nota: Letras desiguales indican diferencia entre los 2 estudios por sexos: * p < 0,001; ** p < 0,01.

DISCUSIÓN

Al comparar algunos de los resultados antropométricos con los del estudio realizado entre 1987-1988 (op cit) en 70 hombres con edad promedio de 28,4 años y 92 mujeres con edad promedio de 24,9 años, son menos frecuentes

los individuos obesos en el grupo actual de trabajadores, pues en aquel se hallaron proporciones más altas de personas con IMC > 25 kg/m2: 26,3 % de los hom-bres y 35,4 % de las mujeres, y el 18,4 % de los hombres tenía más de 25 % de grasa corporal y el 56,3 % de las mujeres tenía más de 30 % de grasa corporal.

Muchos hombres tenían una distribución de la grasa corporal hacia la parte superior del tronco y esto se ha señalado que está asociado con la hipertensión, las ECV y la diabetes mellitus.8,15

Las medias de los valores de las concentraciones de lípidos y lipoproteínas son inferiores a las informadas en un grupo de hombres y mujeres con ingreso de clase media en Caracas (Hevia P, Mella C, Cioccia AM, Carias D, Avila AV, Arciniegas EL. Lípidos séricos y niveles de vitaminas A, C y E en una población adulta de la ciudad de Caracas, Laboratorio de Nutrición, Caracas: Universidad Simón Bolívar, Inédito), tanto en hombres como en mujeres y tampoco encontraron diferencias entre sexos.

La evidencia epidemiológica, clínica y experimental ha demostrado una estrecha relación entre algunos nutrientes de la dieta y las enfermedades crónicas no trasmisibles, entre ellas las ECV y el cáncer.8,9,16 Las ingestas de grasa total, grasa saturada y el porcentaje de energía procedente de la grasa fueron más bajas que en el estudio de 1987-1988 (op cit). El hábito de fumar es un factor de riesgo bien conocido para las ECV y se ha sugerido que induce modificaciones en las LDL, lo cual favorece la toma de ellas por los macrófagos con la formación resultante de las células espumosas; sin embargo, los mecanismos precisos por el cual el hábito de fumar ejerce sus efectos adversos no han sido aún dilucidados;7,17,18 el porcentaje de hombres y mujeres que fuman es mayor que el del estudio de 1987-1988 (op cit) donde el 52,2 % de los hombres y el 29,4 % de las mujeres fumaban.

Las medias de tensión arterial de los trabajadores de Ciénaga fueron más altas que las del estudio anterior (op cit) (tabla 5) y se ha señalado que el riesgo de ECV aumenta progresivamente al aumentar la tensión arterial.6-8

En este estudio la hipertensión arterial y el hábito de fumar fueron los factores de riesgo más frecuentemente hallados.

Las concentraciones alteradas de lípidos y lipoproteínas y la obesidad se encontraron con menos frecuencia y la ingestión de grasa fue menor que en el estudio de 1987-88, por lo que pudieran contribuir, en parte, a que la tasa de mortalidad por ECV en Cuba disminuyera de 268,1 en 1988 a 200,8 por 100 000 habitantes en 1995.

SUMMARY

With the aim of knowing the possible association of the deficient economic situation faced by Cuba, with some risk factors for cardiovascular diseases, 108 and 27 seemingly healthy men and women, respectively, between 18 and 66 years of age, who were railway employees from Havana City, were studied. Weight and height, as well as arm, waist and hip circumferences, and tricipital skinfold were measured; body mass index, waist-hip index and percentage of body fat were estimated; the concentrations of serum lipid and lipoprotein fractions were determined; a semiquantitative food frequency consumption survey referred to the 3 immediate previous months was performed; blood pressure was measured and subjects were asked about the smoking habit. High blood pressure and the smoking habit were found to be the most frequent risk factors. Altered serum concentrations of lipids and lipoproteins, and obesity were found less frequently, and fat intake was lower than the way it was found in a similar study carried out in 1987-88, all of which may account in part, for the reduction of the mortality rate due to cardiovascular diseases in Cuba from 268.1 in 1988 to 200.8 per 100 000 inhabitants in 1995.

Subject headings: CARDIOVASCULAR DISEASES; RISK FACTORS; BODY WEIGHT; BODY HEIGHT; BRACHIAL PERIMETER; SKINFOLD THICKNESS; BODY MASS INDEX; CHOLESTEROL/blood; TRIGLYCERIDES/blood; LIPOPROTEINS/blood; BLOOD PRESSURE; SMOKING; FOOD CONSUMPTION.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. The Expert Panel. Report of the National Cholesterol Education Program. Expert panel on detection, evaluation and treatment of high cholesterol in adults. Arch Intern Med 1988;148:36-69.
  2. National Cholesterol Education Program. Report of the expert panel on population strategies for blood cholesterol reduction. 1990; Bethesda, MD; National Institutes for Health; National Heart, Lung and Blood Institutes. NIH Publication núm 90-3046.
  3. Shepherd J, Krauss RM. Pathophysiology of triglyceride-rich particles. A. Metabolism of triglyceride-rich particles. Am J Cardiol 1991;68:5A-7A.
  4. Shepherd J, Packard C. Metabolic consequences of hypertriglyceridemia. Atherosclerosis Rev 1991;22. edited by Gotto AM, Jr. and R Paoletti. New York; Raven Press, Ltd.:1-8.
  5. Griffin B, Zampelas A. Influence of dietary fatty acids on the atherogenic lipoprotein phenotype. Nutr Rev 1995;8:1-26.
  6. Catalano M, Aronica A, Carzanige G, Seregi R, Libretti A. Serum lipids and apolipoproteins in patients with essential hypertension. Atherosclerosis 1991;87:17-22.
  7. A preliminary report from the pathobiological determinants of atherosclerosis in youth (PDAY) research group. Relationship of atherosclerosis in young men to serum lipoprotein cholesterol concentrations and smoking. JAMA 1990;264:3018-24.
  8. Report of a WHO Study Group. Diet, nutrition and prevention of chronic diseases. World Health Organization Technical Report Series 797; Ginebra: WHO, 1990:10-101.
  9. Kris-Etherton PM, Krumel ME, Decon D, Mackey S, Borchers J, Wood PD. The effect of diet on plasma lipids, lipoproteins, and coronary heart disease. J Am Diet Assoc 1988;88:1373-400.
  10. Watson D. A simple method for the determination of serum cholesterol. Clin Chim Acta 1960;5:637-9.
  11. Carlson LA. Determination of serum triglycerides. J Atherosclerosis Res 1963;3:333-5.
  12. Burstein MH, Scholnick R, Morfi R. Rapid method for the isolation of lipoproteins from human serum by precipitation with polyanions. J Lipid Res 1970;2:585-88.
  13. Lopes-Virella MF. Cholesterol determination in high density lipoprotein separated by three different methods. Clin Chim 1977;25:82-5.
  14. Friedewald WT, Levi RI, Fredrickson DS. Estimation of the concentration of low-density lipoprotein cholesterol in plasma without use of the preparative ultracentrifuge. Clin Chim 1972; 18:499-502.
  15. Iso H, Kiyama M, Naito Y, Sato S, Kitamura A, Iida M, et al. The relation of body fat distribution and body mass with haemoglobin A1c, blood pressure and blood lipids in urban Japanese men. Internat J Epidemiol 1991;20:88-94.
  16. Bolton-Smith C, Woodward M, Smith WCS, Tunstall-Pedoe H. Dietary and non-dietary predictors of serum total and HDL-cholesterol in men and women: results from The Scottish Heart Health Study. Internat J Epidemiol 1991;20:95-104.
  17. Imaizumi T, Datoh K, Yoshida H, Kawamura Y, Hirmoto M, Takamatsu S. Effect of cigarette smoking on the levels of platelet-activating factor-like lipid(s) in plasma lipoproteins. Atherosclerosis 1991;87:47-55.
  18. Parish S, Collins R, Peto R, Youngman L, Barton J. Cigarette smoking, tar yields, and non-fatal myocardial infarction: 14 000 cases and 32 000 controls in the United Kingdom. BMJ 1995;311: 471-7.
Recibido: 11 de noviembre de 1996. Aprobado: 19 de diciembre de 1996.

Dra. Alejandrina Cabrera Hernández. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos. Infanta No. 1158, municipio Centro Habana, Ciudad de La Habana 10300, Cuba.

Indice Anterior Siguiente