Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Aliment Nutr 1997;11(2):94-101
Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos

Vitamina E en plasma, dieta y hábito de fumar en 2 poblaciones de adultos de Ciudad de La Habana

Gisela Pita Rodríguez,1 Pedro Monterrey Gutiérrez,2 Alejandrina Cabrera Hernández3 y María Asunción Hernández Lozano4
  1. Especialista de II Grado en Bioquímica Clínica. Investigadora Agregada.
  2. Doctor en Ciencias Matemáticas. Investigador Auxiliar.
  3. Doctora en Ciencias Médicas. Investigadora Titular.
  4. Ingeniera en Alimentos.

Resumen

Se estudiaron las concentraciones de vitamina E en 2 poblaciones de adultos supuestamente sanos de 2 fábricas de Ciudad de La Habana, con el objetivo de conocer la situación actual de esta vitamina y su relación con factores de riesgo dietéticos y hábito de fumar. El estudio asume sesgos en el desbalance de la muestra por sexo, nivel de actividad física y condiciones socioeconómicas. Se encontraron bajos valores de vitamina E en plasma en los individuos de la fábrica 2 (media 17,24 mmol/L) estudiada en noviembre con respecto a los de la fábrica 1 (media 22,18 mmol/L) estudiada en marzo (p < 0,01). No se hallaron diferencias en las concentraciones plasmáticas de colesterol ni en el índice vitamina E/colesterol entre ambas poblaciones. La prevalencia de valores de vitamina E de alto y moderado riesgo fue mayor en la fábrica 2. Los resultados de la encuesta dietética no mostraron correlación con las concentraciones de vitamina E en plasma. El hábito de fumar mostró diferencia de distribución en relación con la clasificación por criterio de riesgo en la fábrica 2. El modelo de regresión logística empleado explica que las concentraciones plasmáticas de vitamina E determinadas se deben fundamentalmente a la fábrica de procedencia (p < 0,05). Estos resultados se toman como preliminares para estudios posteriores, en los que se debe hacer un diseño para estudiar específicamente factores de riesgo que afecten las concentraciones plasmáticas de vitamina E.
Descriptores DeCS: VITAMINA E/sangre; FACTORES DE RIESGO; HABITOS ALIMENTICIOS; TABAQUISMO; COLESTEROL/sangre; MODELOS LOGISTICOS.

Las deficiencias vitamínicas se reconocen como un problema importante de salud pública en Cuba a partir de las evidencias halladas en relación con la neuropatía epidémica en 1993.1

La vitamina E actúa como antioxidante protegiendo a los lípidos de la peroxidación. Por su imposibilidad de síntesis en los seres humanos debe ser ingerida en la dieta o por medio de suplementos vitamínicos, por lo que la dieta constituye la vía preferible de ingreso. Su absorción y concentración en sangre depende de los niveles de lípidos en la dieta y en el plasma sanguíneo.2-4

La deficiencia de vitamina E ha estado implicada en la aparición de trastornos neurológicos periféricos; aunque no hay una explicación satisfactoria sobre su acción específica en el tejido nervioso, se considera que su función en el mantenimiento de la estabilidad de las membranas hísticas es el factor más importante.5

Los bajos valores encontrados en poblaciones de países subdesarrollados se han relacionado con enfermedades cardiovasculares, por ser el estrés oxidativo un factor de riesgo en la ateroesclerosis. Se ha considerado también el estrés oxidativo como un factor de riesgo para el cáncer, por lo que las vitaminas antioxidantes han sido señaladas como factores protectores de ambas enfermedades.6,7

El humo del cigarro contiene sustancias oxidativas que afectan directa e indirectamente al organismo y es un factor de riesgo ampliamente estudiado de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, por lo que el tabaquismo se encuentra asociado con bajas concentraciones de vitaminas antioxidantes en plasma.8

El objetivo de este trabajo fue conocer las concentraciones plasmáticas de vitaminas E en 2 poblaciones de trabajadores adultos supuestamente sanos de Ciudad de La Habana y su relación con factores de riesgo dietéticos y habito de fumar.

MÉTODOS

El estudio se realizó en 2 grupos de trabajadores adultos supuestamente sanos de 2 fábricas en el municipio Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana: la 1 fue el Taller de Reparaciones de Ferrocarriles de Ciénaga (125 individuos) que se estudió en marzo y la 2, la Fábrica de Calzado Plástico (87 individuos) estudiada en noviembre de 1995. El estudio se diseñó inicialmente para realizarse en la misma época del año pero los muestreos se diferenciaron en el tiempo, por lo que estos datos podrían utilizarse para comparar las concentraciones de vitaminas E en las 2 épocas; por esta razón hay que asumir los sesgos de desbalance de la muestra por sexo, nivel de actividad y condiciones socieconómicas en el momento del análisis.

Se tomaron los datos de edad, sexo y hábito de fumar, y se realizó una encuesta de frecuencia de consumo semicuantitativa de alimentos correspondiente al período de 1 mes inmediatamente anterior al día de la entrevista, de donde se obtuvieron los datos de consumo de vitamina E y grasa, y a partir de estos datos se hallaron los porcentajes de adecuación dietética de vitamina E.

Se tomaron muestras de sangre por punción venosa y se obtuvo plasma por adición de EDTA y centrifugación. La concentración de vitamina E se determinó por el método de Bieri9 y la de colesterol, por el método colorimétrico enzimático de Hoffmann-La Roche en analizador automatizado Cobas-Bio.

El procesamiento estadístico se hizo por medio de los programas FoxPlus y EPIINFO6; se obtuvieron medidas de resumen y distribución de frecuencia. Se señalan las pruebas de chi-cuadrado, Kruskal-Wallis y las razones de disparidad e intervalos de confianza del 95 % (IC) en los análisis correspondientes. Las diferencias de tamaño de la muestra entre sexos afectan las pruebas estadísticas en las que éstos son comparados, por lo que los resultados deben ser tomados con cautela presentándose como datos preliminares.

Se estratificó el análisis por ambas fábricas teniendo en cuenta las diferencias en tiempo de los muestreos.

Se utilizó un modelo de regresión logística para evaluar el efecto de las variables hábito de fumar, sexo y fábrica de procedencia sobre la vitamina E en plasma, en el que se introdujeron variables para medir el efecto de las correspondientes interacciones entre esas variables.

RESULTADOS

La edad media resultó similar: 40,8 años (intervalo 20-66) en la fábrica 1 y 37,3 años (intervalo 16-65) en la 2.

La concentración media de vitamina E en plasma fue menor en la fábrica 2 (p<0,001), pero no se encontró diferencia entre las medias de colesterol en plasma.

En la fábrica 2 la concentración media de vitamina E en plasma fue menor en los hombres que en las mujeres (p=0,003); el percentil 50 en los hom-bres y el percentil 25 en las mujeres estuvieron dentro del intervalo de valores correspondientes a criterio de riesgo moderado. La concentración de colesterol en plasma no mostró diferencia por sexo (tabla 1).

TABLA 1. Concentraciones de vitamina E y colesterol en plasma por sexo, en 2 grupos de trabajadores de Ciudad de La Habana, 1995
 

Variables 
Media ± DE
Percentil
25 
 Percentil 
50
 Percentil 
75
P K-W 
Fábrica 1              
Vitamina E (mmol/L)
22,18 
± 
4,94 
18,48 
22,20 
25,42 
0,000* 
Masculino (n=104)
21,91 
± 
4,83 
18,49 
21,75 
24,26 
0,229 
Femenino (n=21)
23,52 
± 
5,40 
18,25 
24,54 
27,14 
 
               
Colesterol (mmol/L)
3,63 
± 
0,81 
3,01 
3,60 
4,0 
0,072* 
Masculino (n=104)
3,70 
± 
0,82 
3,10 
3,60 
4,0 
0,081 
Femenino (n=21)
3,32 
± 
0,69 
2,90 
3,40 
3,8 
 
               
Fábrica 2              
Vitamina E (mmol/L)
17,24 
± 
5,02 
13,07 
16,51 
20,99 
 
Masculino (n=20)
14,62 
± 
4,67 
11,24 
12,95 
25,93 
0,003 
Femenino (n=67)
18,02 
± 
4,88 
14,23 
17,51 
32,09 
 
               
Colesterol (mmol/L)
3,88 
± 
0,95 
3,14 
3,70 
4,66 
 
Masculino (n=20)
3,63 
± 
0,96 
2,98 
3,53 
4,16 
0,197 
Femenino (n=67) 
3,96 
± 
0,93 
3,15 
3,70 
4,66 
 
* Comparación entre fábricas.

La distribución porcentual de los datos por criterios de riesgo de deficiencia de vitamina E mostró una mayor prevalencia de alto y moderado riesgo en la fábrica 2 (tabla 2). La prueba chi-cuadrado permite aceptar una diferencia entre fábricas y solamente una diferencia entre sexos en la fábrica 2.

TABLA 2. Distribución porcentual de los valores de vitamina E por criterio de riesgo por sexo en 2 grupos de trabajadores de Ciudad de La Habana, 1995.
 
 
Alto riesgo 
Moderado riesgo 
Bajo riesgo 
 
<11,6 mmol/L 
11,6-16,2 mmol/L 
>16,2 mmol/L 
Fábrica 1
0,8 % 
8,0 % 
91,2 % 
Masculino (n=104) 
1 %
8,6 % 
90,4 %
Femenino (n=21)
0 %
4,8 % 
95,2 % 
P X2 = 0,749      
Fábrica 2 
13,8 % 
32,2 % 
54,0 % 
Masculino (n=20)
30,0 % 
50,0 % 
20,0 % 
Femenino (n=67)
9,0 % 
26,9 % 
64,1 % 
 
 P X2 = 0,0014 PX2=0,000.
La distribución porcentual del índice vitamina E/colesterol por criterios de riesgo (alto < 2,22 mmol/mmol) no mostró deficiencia, pues sólo el 0,8 % de los trabajadores de la fábrica 1 y el 1,1 % de los de la fábrica 2 fueron clasificados como alto riesgo.

La cuarta parte de los hombres de ambas fábricas no alcanzaron el 70 % de las recomendaciones de ingestión de vitamina E, la misma situación se presentó en las mujeres de la fábrica 1 (tabla 3). La prueba de Kruskal-Wallis permitió aceptar la existencia de diferencias significativas entre fábricas sólo en el consumo de grasa.

TABLA 3. Medidas de resumen de los datos de la encuesta de frecuencia de ingestión de alimentos por sexo en 2 grupos de trabajadores de Ciudad de La Habana,1995
 
Variables 
 Media  ± DE
 Percentil 
25
Percentil 
50 
Percentil 
75 
 P K-W
Vitamina E(mg)              
Fábrica 1 (n=121)
8,78 
± 
3,96 
5,71 
 8,0
 11,20
 0,557*
Masculino (n=102)
8,87 
± 
3,90 
5,85 
8,08 
11,20 
0,379 
Femenino (n=19)
8,31 
± 
4,37 
4,68 
7,73 
11,82 
 
               
Fábrica 2 (n=70)
8,36 
± 
3,72 
6,15 
7,41 
10,72 
 
Masculino (n=15)
8,61 
± 
3,74 
4,95 
7,56 
11,08 
0,621 
Femenino (n=55)
8,29 
± 
3,74 
6,15 
7,27 
10,35 
 
               
Adecuación de vitamina E (%)            
Fábrica 1 (n=121)
91,7 
± 
42,9 
58,6 
81,6 
112,7 
0,201* 
Masculino (n=102)
89,8 
± 
40,3 
58,5 
82,1 
111,9 
0,526 
Femenino (n=19)
101,9 
± 
55,3 
58,4 
77,2 
147,7 
 
               
Fábrica 2 (n=70)
99,6 
± 
45,1 
71,2 
90,4 
128,1 
 
Masculino (n=15)
86,1 
± 
37,4 
49,4 
75,5 
110,7 
0,232 
Femenino (n=55)
103,2 
± 
46,7 
76,8 
90,9 
128,8 
 
               
Grasa (g)              
Fábrica 1 (n=121)
43,77 
± 
20,18 
28,35 
41,88 
55,44 
0,012* 
Masculino (n=102)
44,57 
± 
20,50 
28,38 
42,05 
56,07 
0,292 
Femenino (n=19)
39,51 
± 
18,22 
23,80 
39,49 
50,41 
 
               
Fábrica 2 (n=70)
51,11 
± 
22,32 
37,01 
48,52 
55,27 
 
Masculino (n=15)
52,40 
± 
26,74 
44,10 
50,10 
54,55 
1,000 
Femenino (n=55)
50,76 
± 
21,23 
35,65 
48,38 
55,77 
 
 * Comparación entre fábricas.

No se hallaron asociaciones específicas del sexo con el criterio de riesgo de adecuación dietética menor del 70 %.

Las correlaciones exploradas entre los valores encontrados en sangre y los datos de la dieta son muy bajos, obteniéndose las correlaciones más altas entre vitamina E en plasma y el índice vitamina E/grasa en la dieta (r=0,17; p=0,018), y entre vitamina E/colesterol en plasma y el índice vitamina E/grasa en la dieta (r=0,16; p=0,023).

En la fábrica 1 se encontró adecuación de vitamina E en la dieta por debajo del 70 % de las recomendaciones nutricionales en el 32,3 % de los hombres y el 42,1 % de las mujeres (OR=0,89; IC=0,30-2,78) y en la fábrica 2 tuvieron el 33,3 % de los hombres y el 20 % de las mujeres adecuaciones de vitamina E en la dieta por debajo del 70 % de las recomendaciones nutricionales (OR = 1, 98; IC=0,44-8,12).

El hábito de fumar como factor de riesgo para el déficit de vitamina E mostró diferencias sólo en la fábrica 2 (tabla 4).

TABLA 4. Distribución porcentual de la relación del hábito de fumar con los criterios de riesgo de vitamina E en plasma en 2 grupos de trabajadores de Ciudad de La Habana, 1995
 
 
Alto riesgo 
Moderado riesgo 
Bajo riesgo 
 
<11,6 mmol/L 
11,6-16,2 mmol/L 
>16,2 mmol/L 
Fábrica 1 (n=125)      
Fuma (n=61)
0,0 % 
9,8 % 
90,2 % 
No fuma (n=64)
1,6 % 
6,3 % 
92,2 % 
P X2 =0,479      
Fábrica 2 (n=87)      
Fuma (n=46)
15,2 % 
43,5 % 
41,3 % 
No fuma (n=41)
12,2 % 
19,5 % 
68,3 % 
 
PX2 = 0,031 PX2=0,000.

Según el modelo de regresión logística empleado, la fábrica de procedencia fue la única variable identificada con efecto significativo sobre las concentraciones plasmáticas de vitamina E (tabla 5).

TABLA 5. Factores de riesgo que afectan presuntamente las concentraciones de vitamina E en plasma en 2 grupos de trabajadores de Ciudad de La Habana. Modelo de regresión logística, 1995
 
 
Error 
Significación 
 
Variable 
Coeficiente 
Estándar 
Wald 
Hábito de fumar
1,74 
1,33 
1,17 
0,191 
Fábrica
2,66 
1,37 
3,78 
0,051 
Sexo
1,56 
1,37 
1,29 
0,256 
Fábrica*         
Hábito de fumar
-0,62 
1,30 
0,23 
0,635 
Sexo* Hábito de fumar
-1,73 
1,28 
1,82 
0,177 
Fábrica* Sexo
1,45 
1,28 
1,27 
0,260 
Constante
- 3,81 
1,36 
7,85 
0,005 
 X2= 58,18; p=0,000.

DISCUSIÓN

Los resultados obtenidos en plasma indican que la situación nutricional de vitamina E en la población necesita ser atendida, ya que las proporciones de individuos encontrados con alto y moderado riesgo pueden ser un factor de enfermedades crónicas no transmisibles, que se asocian con bajos valores de esta vitamina en adultos, como son ciertas enfermedades neurológicas.

Las enfermedades cardiovasculares y el cáncer constituyen las dos primeras causas de muerte en Cuba y el déficit de vitamina E puede ser uno de los múltiples factores implicados en su patogénesis.

Aunque la deficiencia de vitamina E en la población debería ser poco frecuente por estar esta sustancia nutritiva ampliamente distribuida en los alimentos, los valores hallados en los hombres de la fábrica 2 son indicativos de población en riesgo.10,11

La encuesta dietética puede no reflejar la situación encontrada en las determinaciones de vitamina E en plasma. Es conocido que estas 2 mediciones no suelen tener altas correlaciones,12-14 pues aunque se ingieran grandes cantidades de vitamina E los valores en sangre tienden a mantener niveles constantes y sólo en el tejido adiposo se encuentran incrementos con el tiempo.15

Las diferentes concentraciones medias de vitamina E en plasma encontradas entre ambos grupos de individuos, con valores superiores en la fábrica 1 que se estudió en marzo, pudieran ser resultado de diferencias estacionales. En Honolulu se encontraron diferentes concentraciones plasmáticas de vitamina E durante un año de estudio en un grupo de hombres y mujeres no fumadores, con valores máximos en marzo.14

El humo del tabaco constituye un poderoso oxidante de diferentes sustancias circulantes en sangre, entre ellas las vitaminas que tienen funciones como antioxidantes biológicos. El hábito de fumar se ha asociado con bajos valores de vitamina E en plasma,16 pero en nuestro estudio no se hace evidente este factor de riesgo al analizarlo con todas las demás variables en el modelo de regresión logística.

Se hace necesario realizar otros estudios diseñados para explorar factores de riesgo que puedan afectar las concentraciones de vitamina E en el plasma en nuestra población y su relación con las enfermedades descritas que están asociadas con este déficit.

AGRADECIMIENTOS

Damos las gracias a María de la Caridad Romero, Ana Ferret y Maybé Díaz por su trabajo técnico.

SUmmARY

The concentrations of vitamin E in two apparently sound adult populations were studied at 2 factories in Havana City aimed at knowing the present situation of this vitamin and its relation with dietary risk factors and with smoking habit. The study assumes biases in the imbalance of he sample by sex, level of physical activity and socioeconomic conditions. Low values of vitamin E in plasma were found among individuals from factory 2 (mean 17.24 mmol/L) studied in November compared with those from factory 1 (mean 22.18 mmol/L) studied in March (p < 0.01). No differences were found in the plasmatic concentrations of cholesterol nor in the vitamin E/cholesterol index between both populations. The prevalence of vitamin E values of high and moderate risk was greater in factory 2. The results of the dietary survey were not correlated with the concentrations of vitamin E in plasma. The smoking habit showed a distribution difference in connection with the classification by risk criterion in factory 2. The logistic regression model used demonstrate that the plasmatic concentrations of vitamin E that were determined depend mainly on the factory (p < 0.05). These results are considered as preliminary for further studies, in which a design should be made to study specifically those risk factors affecting the plasmatic concentrations of vitamin E.

Subject headings: VITAMIN E/blood; RISK FACTORS; FOOD HABITS; SMOKING; CHOLESTEROL/blood; LOGISTIC MODELS.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Gay J, Porrata C, Hernández M, Clúa AM, Arqüelles JM, Cabrera A, et al. Factores dietéticos de la neuropatía epidémica en la Isla de la Juventud, Cuba. Bol Of Sanit Panam 1994;117:389-98.
  2. Bender DA. Vitamin E: tocopherol and tocotrienols. En: Nutritional Biochemistry of the vitamins. Cambridge: University Press, 1992:87-105.
  3. Lloyd JK. The importance of vitamin E in human nutrition. Acta Paediatr Scand 1990;79:6-11.
  4. Kayden HJ, Traber MG. Absortion, lipoprotein transport and regulation of plasma concentration of vitamin E in humans. J Lipid Res 1993;34:343-58.
  5. Muller DPR, Goss-Sampson MA. Neurochemical; neurophysiological and neuropathological studies in vitamins E deficiency. Crit Rev Neurobiol 1990;5:239-63.
  6. Frei B. Cardiovascular disease and nutrient antioxidants: role of low-density lipoprotein oxidation. Crit Rev Food Sci Nutr 1995;35:83-98.
  7. Knekt P. Role of vitamin E in the prophylaxis of cancer. Ann Med 1991;23:3-12.
  8. Faruque O, Rahman-Kan M, Rahman M, Ahmen F. Relationship between smoking and antioxidant nutrient status. Br J Nutr 1995;73:625-32.
  9. Bieri JB, Teets L, Belavady B, Andrews EL. Serum vitamin E levels in a normal population in the Washington D.C. area. Proc Soc Exp Biol Med 1964;117:131-3.
  10. Muller DPR. Vitamin E and human nutrition. Editorial. J Trop Pediatr 1988;34:98-9.
  11. Chi N. Vitaminas: consideraciones de interés práctico. Rev Cubana Med Gen Integr 1989;5:304-9.
  12. Bates CJ, Thurnhan DI. Biochemical markers of nutrient intake. En: Margetts B, Nelson M, ed. Design Concepts in Nutritional Epidemiology. Oxford: University Press, 1991:192-265.
  13. Tood S, Woodward M, Bolton-Smith C. An investigation of the relationship between antioxidant vitamin intake and coronary heart disease in men and woman using logistic regression analysis. J Clin Epidemiol 1995;48:307-16.
  14. Cooney RV, Franke AA, Hankin JH, Custer LJ, Wilkens LR, Harwood PJ, et al. Seasonal variation in plasma micronutrients and antioxidant. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 1995;4:207-15.
  15. Traber M, Kayden HJ. Tocopherol distribution and intracellular localization in human adipose tissue. Am J Clin Nutr 1987;46:488-95.
  16. Bolton-Smith C, Casey CE, Gay KF, Smith WCS, Tunstall-Pedoe H. Antioxidant vitamin intake assessed using a food-frequency questionnaire: correlation with biochemical status in smokers and non-smokers. Br J Nutr 1991;65:337-46.
Recibido: 26 de enero de 1997. Aprobado: 17 de febrero de 1997.

Dra. Gisela Pita Rodríguez. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos. Infanta No. 1158, municipio Centro Habana, Ciudad de La Habana 10300, Cuba.

Indice Anterior Siguiente