Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Aliment Nutr 2000;14(1):28-32
Formato PDF

Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos

Calidad de las Proteínas y Evaluación de su Ingestión y de los Aminoácidos Esenciales en un Grupo de Embarazadas

Mario Raúl Abreu Peñate,1 Carmen Porrata Maury,2 José Reboso Pérez,3 y Pedro Agustín Monterrey Gutiérrez 4

RESUMEN

Se midió la calidad de las proteínas de las dietas consumidas por un grupo de embarazadas, el porcentaje de proteínas aportadas por los diferentes alimentos y se evaluó la adecuación de la ingestión de proteínas y de aminoácidos esenciales tomando como referencia las recomendaciones nutricionales para la población cubana de 1996 y las de la FAO/OMS/UNU de 1985, con el objetivo de conocer la situación actual de esos importantísimos nutrientes y comparar ambas recomendaciones. Para ello se realizó una encuesta dietética de 1 d por recordatorio en un grupo de 91 embarazadas con 13 semanas de gestación. Las encuestas fueron evaluadas por medio del programa de computación PROTEINA para conocer el cómputo de aminoácidos (CAA) de las proteínas, la adecuación de su ingestión y la de los aminoácido esenciales. Se calculó el porcentaje de proteínas aportadas por los alimentos y la relación proteína animal : total. El 51 % de las dietas presentó a la lisina como el aminoácido limitante, con un CAA del 88 %. Este aminoácido y el triptófano presentaron los más bajos porcentajes de adecuación, resultado que parece corresponderse con la alta proporción de proteínas aportadas por los cereales (24 %). El CAA medio fue del 95 %. La relación proteína animal : total fue del 46,4 %. El 64 % de las embarazadas ingirió menos del 90 % de la ingestión recomendada de proteínas y la mediana de la adecuación fue del 80 % de acuerdo con las recomendaciones cubanas. Según la recomendación de la FAO/OMS/UNU, los valores fueron del 25 y del 126 % respectivamente. Esta diferencia parece explicarse por el mayor margen de seguridad que brindan las recomendaciones cubanas. La ingestión de proteínas en un número considerable de embarazadas se encontró en niveles que pudieran comprometer la nutrición de éstas.

Descriptores DeCS: EMBARAZO; PROTEINAS EN LA DIETA; AMINOACIDOS ESENCIALES; VALOR NUTRITIVO; INGESTION DE ALIMENTOS.

La FAO y la OMS han señalado la importancia de medir la calidad de las proteínas de las dietas mixtas consumidas en diferentes regiones con vistas a profundizar en su conocimiento, establecer las diferencias derivadas de la disponibilidad de alimentos y de los hábitos alimentarios, disponer de datos para hacer las correcciones necesarias cuando se evalúa la adecuación de la ingestión de proteínas y para contribuir a perfeccionar el establecimiento de los requerimientos de proteínas y de aminoácidos esenciales.1,2

La reducción en la disponibilidad de alimentos observada en Cuba en la presente década,3,4 probablemente también ha afectado a las embarazadas, a pesar de ser un grupo protegido en cuanto a la alimentación dentro del seno familiar y como política oficial del país.

Recientemente fueron establecidas las recomendaciones nutricionales para la población cubana, con lo que se pretendió, entre otras razones, perfeccionar el sistema de vigilancia alimentaria y nutricional.5 Las recomendaciones de proteínas se establecieron como el 12 % de las de energía, con el fin de brindar un mayor margen de seguridad que el establecido por el último Comité de Expertos FAO/OMS/UNU1 convocado para esos fines.

En el presente trabajo se midió la calidad de las proteínas de las dietas consumidas por un grupo de embarazadas, el porcentaje de proteínas aportadas por los diferentes alimentos y se evaluó la adecuación de la ingestión de proteínas y de aminoácidos esenciales tomando como referencia las recomendaciones nutricionales cubanas de 1996 y las de la FAO/OMS/UNU de 1985, con el objetivo de conocer la situación actual de esos importantísimos nutrientes y comparar ambas recomendaciones.

MÉTODOS

Se realizó una encuesta dietética por recordatorio de 24 h en un grupo de 91 embarazadas con 13 semanas de gestación. Las encuestas fueron evaluadas por medio del programa de computación PROTEINA6 para conocer el cómputo de aminoácidos (CAA) tomando como referencia el patrón para niños preescolares.1 También se calculó el CAA corregido por la digestibilidad de las proteínas asumiendo un valor del 85 %. Para ello se consideró las sugerencias del Comité FAO/OMS/UNU de 1985.1 Se determinó la adecuación de la ingestión de proteínas y de los aminoácidos esenciales tomando como referencia las recomendaciones nutricionales para la población cubana de 19965 y las de la FAO/OMS/UNU de 1985.1 Se determinó la frecuencia de consumo de los diferentes alimentos, el porcentaje de proteínas aportadas por éstos y la relación proteína animal: total.

RESULTADOS

El 51 % de los menúes presentó a la lisina como el aminoácido limitante con un CAA del 87,7 %, el 35 % presentó un CAA inferior al 100 % (tabla 1). El triptófano limitó la calidad en el 40 % de los menúes con un CAA por encima del 100 %, pero 17 de ellos (9 %) presentaron un CAA inferior al 100 %. Al corregir el CAA para una digestibilidad del 85 % la situación de estos aminoácidos fue aún peor.

Tabla 1. CAA de los menúes consumidos por las embarazadas
 
%
       
Aminoácido
CAA
CAAc
n
%
n*
%
Lisina
87,7
74,5
95
50,8
33
34,7
Triptófano
102,5
87,1
74
39,6
17
9,1
Met + Cys
102,8
87,4
7
3,7
2
1,1
Leucina
111,3
94,6
7
3,7
0
-
Treonina
97,6
83,0
3
1,6
2
1,1
Histidina
93,2
79,2
1
0,5
1
0,6
Media ponderada
95,2
80,9
       
CAAc: CAA corregido para una digestibilidad del 85 %.
n*: Cantidad de menúes con un CAA menor del 100 % (sin corregir).

El arroz y el pan aportaron el 24,4 % del total de las proteínas (tabla 2). Las proteínas de origen animal representaron el 46,4 % de las proteínas totales. Prácticamente no se consumieron otras leguminosas que no fueran los frijoles colorados o chícharos. El consumo de derivados lácteos, cárnicos o del trigo (con la excepción del pan) fue prácticamente nulo.

Tabla 2. Distribución del aporte de proteínas por alimentos
Alimento 
Porcentaje
Arroz
8,5
Pan
15,9
Frijoles
17,2
Leche
9,1
Yogurt
4,3
Huevo
5,0
Pollo
8,2
Carne de res
4,4
Carne de cerdo
3,0
Carnero
2,0
Pescados
4,5
Otros
17,9
Total
100,0

De acuerdo con las recomendaciones cubanas el 64 % de las embarazadas cubrió menos del 90 % de sus recomendaciones. El 35 % de ellas ingirió menos del 70 % (fig.). Según las recomendaciones FAO/OMS/UNU los valores fueron 25 y 10 % respectivamente.

La mediana de la adecuación no sobrepasó el 80 % y sólo alrededor del percentil 75 fue que se alcanzó el 100 % según las recomendaciones cubanas (tabla 3). La mediana para la adecuación según la recomendación FAO/OMS/UNU fue de 156 %, pero se redujo a 126 % cuando se aplicaron las correcciones por la digestibilidad de las proteínas y del CAA. La ingestión de los aminoácidos esenciales mostró los menores valores de adecuación para la lisina y el triptófano (tabla 4). La corrección con la digestibilidad redujo aun más esos valores.

Tabla 3. Porcentaje de adecuación de la ingestión de proteínas de las embarazadas según diferentes recomendaciones de referencia
Recomendación 
Percentil 25
Percentil 50
Percentil 75
FAO
110
156
191
FAO85
94
133
162
FAO8595
89
126
154
RC
59
80
102
FAO: recomendación FAO/OMS/UNU sin correcciones. FAO85: FAO corrregida por la digestibilidad de las proteínas (85 %). FAO8595: FAO corregida por la digestibilidad (85 %) y por el CAA (95 %). RC: recomendación cubana.
 
 

Tabla 4. Porcentaje de adecuación para la ingestión de los aminoácidos esenciales en las embarazadas
 
Percentil 25
Percentil 50
Percentil 75
Aminoácido 
FAO
FAOc
FAO
FAOc
FAO
FAOc
Histidina
100
85
135
115
166
141
Isoleucina
127
108
172
146
220
187
Leucina
91
77
120
102
152
129
Lisina
80
68
104
88
132
113
Met + Cys
105
89
136
116
186
158
Phe + Tyr
97
82
127
108
163
138
Treonina
89
76
115
98
147
125
Triptófano
78
66
106
90
133
113
Valina
138
117
179
152
220
187
FAO: Recomendación FAO/OMS/UNU.
FAOc: FAO corregida con la digestibilidad de las proteínas (85 %).


DISCUSIÓN

Con respecto a la calidad de las proteínas la situación más crítica se presentó para la lisina, la del triptófano fue más favorable (tabla 1). Estos resultados se corresponden con los más bajos porcentajes de adecuación observados para esos aminoácidos (tabla 4). La alta proporción de proteínas aportadas por los cereales (tabla 2), reconocidos como deficientes en esos aminoácidos, parece explicar ese fenómeno. Un estudio realizado por la FAO/OMS/UNU,1 en el que se analizaron dietas de diferentes países, consideró que el 68 % de éstas presentaron a la lisina como aminoácido limitante, con un CAA del 74 %, resultado que parece estar determinado por el alto consumo de cereales, especialmente el maíz, en muchos de esos países.7 En nuestro estudio se presentó una situación más favorable, que parece ser consecuencia del efecto complementario de los alimentos que fueron consumidos con mayor frecuencia (arroz, pan y frijoles) y de que cerca de la mitad de las proteínas fueron de origen animal.

Los resultados relativos a la adecuación de la ingestión de proteínas mostró una marcada diferencia de acuerdo con la recomendación seleccionada (fig. y tabla 3). Los requerimientos establecidos por la FAO/OMS/UNU se basaron en estudios de balance de nitrógeno realizados en humanos con proteínas de buena calidad y alta digestibilidad.

Fig. Distribución de frecuencia para la adecuación de la ingestión de proteínas en las
Fig. Distribución de frecuencia para la adecuación de la ingestión de proteínas en las embarazadas.

También se analizaron estudios realizados con dietas mixtas. Esto le da un valor inestimable, pero ese mismo comité reconoció que las necesidades pudieran ser mayores. Estudios posteriores parecen confirmar esta hipótesis.8,9 Por esas razones, parece oportuno considerar beneficioso que las recomendaciones cubanas sean superiores al fijarlas en el 12 % de las de energía. De esa forma se da un mayor margen de seguridad para estimular el crecimiento físico corporal de la población cubana al máximo posible.

Según las recomendaciones cubanas, de mantenerse durante todo el embarazo los niveles de ingestión hallados en ese estudio se pudieran presentar deficiencias nutricionales. La baja ingestión de proteínas está asociada con una baja ingestión de alimentos, por lo que posiblemente tampoco se cubrieron los requerimientos de otros nutrientes. Estos resultados se corresponden con datos similares obtenidos en otros grupos de población estudiados en los últimos años3,4 y deben servir de alerta sobre las deficiencias nutricionales que pudieran presentarse de continuar las condiciones actuales de alimentación.

SUMMARY

The protein quality of the diets consumed by a group of pregnant women and the percentage of proteins contributed by different foods were evaluated. The adequacy of the intake of proteins and of essential amino acids was evaluated taking as a reference the nutritional recommendations for the Cuban population of l996 and those of the FAO/WHO/UNO of l985 aimed at knowing the present situation of these important nutrients and at comparing both recommendations.To this end, a l-day dietary recall survey was done in a group of 9l pregnant women with l3 weeks of gestational age. The surveys were evaluated by means of the PROTEIN computer program in order to know the amino acid score (AAC) of proteins, the adequacy of their intake and that of the essential amino acids. The percentage of proteins contributed by foods and the animal protein:total protein ratio were calculated. Fifty-one percent of the diets presented lysine as the limiting amino acid, with an AAC of 88%. This amino acid and tryptophan showed the lowest percentages of adequacy, a result that seems to correspond with the high proportion of proteins contributed by cereals (24%).The mean AAC was 95%. The animal potein:total protein ratio was 46.4%. Sixty-four percent of the pregnant women took less than 90% of the recommended intake of proteins and the mean of the adequacy was 80% according to the Cuban recommendations. In accordance with the FAO/WHO//UNO, the values were 25 and l26%, respectively. This difference seems to be the result of the greater margin of safety offered by the Cuban recommendations.The intake of proteins in a considerable number of pregnant women was found at levels that may affect their nutrition.

Subject headings: PREGNANCY;DIETARY PROTEINS; AMINO ACIDS, ESSENTIAL; NUTRITIVE VALUE; EATING.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. FAO,OMS,UNU. Necesidades de energía y de proteínas. Informe de una Reunión Consultiva Conjunta FAO//OMS/UNU de Expertos. Ginebra, OMS, 1985:56-68, Serie de Informes Técnicos, No.724.
  2. FAO,OMS. Evaluación de la calidad de las proteínas. Informe de una Consulta de Expertos FAO/OMS. Roma, FAO, 1992:1-8, Estudios FAO, Alimentación y Nutrición No. 51.
  3. Gay J, Porrara C. Factores dietéticos de la neuropatía epidémica en la Isla de la Juventud. Cuba. Bol Of Sanit Panam 1994;117:389-99.
  4. Porrata C, Abreu M, Hernández M, Gay J,Hevia G, Márquez H. Asociación de la ingesta de aminoácidos esenciales y la neuropatía epidémica en la Isla de la Juventud. Rev Cubana Aliment Nutr 1995;1:16-22.
  5. Porrata C, Hernández M, Argüelles J. Recomendaciones nutricionales y guías de alimentación para la población cubana. La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1996:10-4.
  6. Abreu M, García A, Campilongo R. Proteína: Programa para determinar y mejorar la calidad de las proteínas. Bol Inf RIARE 1993;5:5-6.
  7. Morón C, Schejtman A. Evolución del consumo de alimentos en América Latina. En Producción y manejo de datos de composición química de alimentos en nutrición. Santiago de Chile: Universidad de Chile;1997:57-74.
  8. Waterlow JC. The requirements of adult man for indispensable amino acids. Eur J Clin Nutr 1996;50:151-79.
  9. Merdedith CN,Wen Z, Bier DM,Mattherws DE, Young VR. Lysine kinetics at graded lysine intakes in young men. Am Clin Nutr 1986;43:787-94.


Recibido: 28 de julio de 1999. Aprobado : 5 de octubre de 1999.
Dr. Mario Raúl Abreu Peñate. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos. Infanta No. 1158, municipio Centro Habana, Ciudad de La Habana 10300, Cuba.
 
 

1 Doctor en Ciencias Biológicas. Investigador Auxiliar.
2 Doctora en Ciencias Médicas. Investigadora Titular.
3 Investigador Agregado.
4 Doctor en Ciencias Físico-Matemáticas. Investigador Auxiliar.
 
Indice Anterior Siguiente