Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Aliment Nutr 2000;14(1):55-64
Formato PDF

Guía para la Práctica

Hospital Clinicoquirúrgico "Hermanos Ameijeiras"

Grupo de Apoyo Nutricional Hospitalario: Diseño, composición y programa de actividades

Jesús Barreto Penié,1 Sergio Santana Porbén,2 Carmen Martínez González3 y Ana María Salas Ibarra 4

RESUMEN

Se propone la creación de un Grupo de Apoyo Nutricional en un centro hospitalario. El grupo se encargará de la implementación y conducción en la institución de un Programa de Intervención Alimentaria, Nutrimental y Metabólica que contenga las Buenas Prácticas de Alimentación y Nutrición. El grupo se concibe como un equipo de trabajo interdisciplinario y multidisciplinario, con dedicación exclusiva de sus integrantes. Este formato permite que los especialistas del grupo actúen mancomunadamente con los grupos básicos de trabajo de la institución en la evaluación del estado nutricional del paciente hospitalizado en diferentes escenarios clínicos y quirúrgicos, el diseño de las correspondientes medidas de intervención alimentaria y nutricional, y la definición de las líneas de investigación y desarrollo requeridas para el aseguramiento de una atención excelente al paciente hospitalizado. Con la actividad del Grupo de Apoyo Nutricional se espera disminuir la morbilidad y mortalidad hospitalarias, mejorar la calidad de vida del paciente, reducir el tiempo de estadía hospitalaria, y lograr un empleo óptimo de los recursos diagnósticos, terapéuticos y humanos en la provisión de los cuidados de salud.

Descriptores DeCS: APOYO NUTRICIONAL; GRUPO AUTOAYUDA; PROGRAMAS Y POLITICAS DE NUTRICION Y ALIMENTACION; HOSPITALIZACION; ESTADO NUTRICIONAL.

En un trabajo anterior se expusieron los objetivos, beneficios esperados y la estructura de un Programa de Intervención Alimentaria, Nutrimental y Metabólica (PRINUMA) (Barreto Penié J, Santana Porbén S y Martínez González C. Programa de Intervención Alimentaria, Nutrimental y Metabólica del paciente hospitalizado. Rev Cubana de Aliment Nutr, 1999).

El PRINUMA contiene las Buenas Prácticas de Alimentación y Nutrición necesarias para corregir y prevenir la desnutrición energético-nutrimental (DEN) hospitalaria.
 
 

Las actividades del PRINUMA rebasan los esfuerzos aislados y no siempre concertados de médicos, enfermeras y demás integrantes de los grupos básicos de trabajo. Se trata entonces de definir la estructura que, dentro de la institución hospitalaria, se ocupará de la implementación y conducción del PRINUMA. En este trabajo se discutirán varias propuestas de estructura, se fundamentará por qué un Grupo de Apoyo Nutricional (GAN) representa una solución costo-beneficiosa de este problema, y se expondrá una propuesta de creación de un GAN en el Hospital Clinicoquirúrgico "Hermanos Ameijeiras".

Justificación de la creación de un GAN

El problema de la implementación y conducción del PRINUMA tiene varias soluciones posibles:
 
  El Servicio (Sala) de Nutrición es la solución clásica y tradicional al problema de la provisión de cuidados alimentarios, nutrimentales y metabólicos al paciente hospitalizado, y se concibe como un espacio físico dentro de la institución hospitalaria dedicado exclusivamente a la atención y cuidado de pacientes desnutridos antes y después de la intervención médico-quirúrgica, y que requiere de personal médico y paramédico, camas de hospitalización, y un laboratorio especializado en la conducción de las mediciones corporales y las determinaciones bioquímicas y metabólicas necesarias para la evaluación del paciente hospitalizado.

Aún cuando la creación y operación de un Servicio de Nutrición pueda representar un compromiso institucional con la atención al paciente desnutrido, su concepción implica los vicios de conducta siguientes:
 
 

El Comité de Nutrición, otra de las soluciones propuestas al problema de la provisión de cuidados alimentarios y nutrimentales al paciente hospitalizado, se concibe como una estructura adscrita al Cómite de Actividades Científicas de la institución hospitalaria, e integrada por miembros de los diferentes servicios clínicos y quirúrgicos (médicos, cirujanos e intensivistas, entre otros especialistas) que dentro de la institución, están interesados en el reconocimiento, tratamiento y prevención de la DEN hospitalaria. Por lo tanto, la composición del Comité de Nutrición puede reflejar los intereses y preocupaciones de los servicios que atienden con mayor frecuencia a pacientes necesitados de ayuda nutricional. Ello no impide que el Comité de Nutrición pueda también incluir a enfermeras, farmacéuticos y dietoterapeutas.

El Comité de Nutrición se encargaría de elaborar recomendaciones y pautas de conductas para que los equipos básicos de trabajo implanten, cada cual de forma local, concertadamente o no, las Buenas Prácticas de Alimentación y Nutrición.

Es evidente que la actividad del Comité de Nutrición estará lastrada por:
 
 

Es de esperar entonces que el Comité de Nutrición tenga poco impacto sobre la DEN hospitalaria, aun a pesar de las buenas intenciones de los especialistas que lo componen.

El GAN constituye la alternativa actual al tratamiento de la DEN hospitalaria. Surgida en los grandes hospitales de las sociedades del Primer Mundo, o en centros de asistencia médica con particularidades muy especiales, esta modalidad se considera hoy como el sistema ideal: sus integrantes se constituyen en expertos y líderes de opinión en temas de Alimentación, Nutrición y Metabolismo, y se organizan en un equipo de trabajo para dedicarse exclusivamente a la implementación, conducción y ejecución del PRINUMA.

Propiedades del GAN

El GAN se distingue por las propiedades siguientes:
 
  La dedicación exclusiva de sus integrantes a la actividad distingue al GAN del Comité de Nutrición, y se justifica por la envergadura y la complejidad de las actividades prescritas en el PRINUMA, y lo ambicioso de los objetivos a lograr. La dedicación exclusiva hace posible que los miembros del grupo puedan asumir una cuota mayor de responsabilidades durante un mayor número de horas, y los obliga a recurrir a las habilidades y conocimientos que sean necesarios para satisfacer las expectativas despertadas por el PRINUMA.

El trabajo en equipo es la forma de organización escogida por los especialistas del GAN para la conducción de las actividades prescritas en el PRINUMA. Mediante el trabajo en equipo se reúnen especialistas y técnicos con intereses heterogéneos, pero unidos todos por un objetivo a alcanzar, que en este caso es la institucionalización de las Buenas Prácticas de Alimentación y Nutrición contempladas en el PRINUMA. Esta unidad de acción permite integrar, armonizar y complementar los esfuerzos, habilidades y conocimientos de los integrantes del equipo de trabajo para cumplir el objetivo propuesto.

Órgano supervisor-ejecutor. La premisa de que el médico de asistencia es el responsable de los cuidados alimentarios y nutricionales del paciente hospitalizado distingue al GAN del Servicio de Nutrición. Teniendo en cuenta de que el 80 - 90 % de las órdenes de ayuda nutricional pueden ser satisfechas mediante la provisión de alimentos (fórmulas culinarias), entonces el médico de asistencia debe reconocer que una dieta alimentaria que aporte los macronutrientes y micronutrientes necesarios para asegurar un estado óptimo de salud debe ser la primera indicación terapéutica que haga a su paciente. Por lo tanto, no es necesario la creación de una sala dedicada exclusivamente a la provisión de cuidados alimentarios y nutrimentales, por cuanto éstos pueden ser provistos al paciente hospitalizado por el grupo básico de trabajo, bajo la supervisión y asesoría del GAN. Esto permite que los especialistas del GAN dediquen sus esfuerzos e inteligencias a la creación de procedimientos para la provisión de cuidados alimentarios y nutrimentales al paciente hospitalizado, el establecimiento de líneas de investigación en temas de alimentación y nutrición clínicas, y la organización de formas de educación continuada del personal.

En ningún momento debe verse al GAN como un sustituto de los grupos básicos de trabajo de la institución en el cumplimiento de la responsabilidad de la provisión de los cuidados alimentarios y nutrimentales del paciente hospitalizado. Si ello llegara a ocurrir, el GAN se convertiría pronto en un Servicio de Nutrición (aunque ahora sin espacio físico para operar), obligado a atender las necesidades alimentarias y nutrimentales de todos los pacientes de la institución, y por lo tanto, se frustarían los objetivos del PRINUMA.

Retroalimentación financiera (redistribución del presupuesto). El GAN se sustenta sobre la premisa de que la provisión de cuidados alimentarios y nutrimentales óptimos al paciente hospitalizado puede revertirse en tasas disminuidas de morbilidad y mortalidad, tiempos acortados de estadía hospitalaria, y una mejor ejecución de los presupuestos hospitalarios.

Se ha demostrado que si se asegura un estado nutricional óptimo, se garantiza el éxito de las medidas de intervención médico-quirúrgicas, y se reduce el gasto en horas-hombres, recursos diagnósticos, terapéuticos, e imagenológicos. Todo ello trae aparejado ahorros importantes en la provisión de cuidados médicos al paciente.2 El GAN propone entonces que los ahorros generados como resultado de la ejecución de las acciones prescritas en el PRINUMA se utilicen en la adquisición de los medios y recursos necesarios para asegurar la continuidad del programa de intervención alimentaria y nutricional.

Cooperación interdisciplinaria, multidisciplinaria y multicéntrica constante. La premisa del trabajo en equipo permite integrar grupos de especialistas y técnicos provenientes de diferentes especialidades, que se complementan en sus correspondientes áreas de habilidades y conocimientos. Así, los especialistas del GAN pueden integrarse con los grupos básicos de trabajo de la institución de pertenencia (y de otras también), para actuar mancomunadamente en la evaluación del estado nutricional del paciente hospitalizado en diferentes "escenarios" clínicos y quirúrgicos, el diseño de las correspondientes medidas de intervención alimentaria y nutricional, y la definición de las líneas de investigación y desarrollo requeridas para el aseguramiento de una atención óptima al paciente hospitalizado.

La afirmación de estas premisas es que el GAN puede convertirse en la estructura en la que confluyan especialistas y técnicos que con formaciones "curriculares" disímiles e intereses heterogéneos, estén interesados en la definición de las políticas correctas de apoyo nutricional y alimentario del paciente hospitalizado. En este contexto, los especialistas del GAN deben ser reconocidos como autoridades y líderes de opinión en sus perfiles respectivos, de forma tal que sus recomendaciones y opiniones influyan sobre el mayor número posible de proveedores de cuidados médicos al paciente hospitalizado.

Composición y responsabilidades de los integrantes

La composición prototipo del GAN incluye:
 
  El médico jefe del GAN. El GAN debe ser encabezado por un médico especialista interesado en el reconocimiento y tratamiento de la DEN hospitalaria, y que haya acumulado experiencias significativas en la solución de los problemas causados por la DEN. La responsabilidad del grupo podrá recaer en un internista, cirujano, u otra especialidad médica y/o quirúrgica. La experiencia del médico jefe del GAN debería acreditarse mediante una Maestría en Nutrición Clínica, u otra forma de educación posgraduada.

El médico jefe del GAN desempeñará las actividades y responsabilidades inherentes a su jerarquía (asistencia médica incluida), pero también se ocupará de las funciones siguientes:
 
 

El jefe del GAN presentará al Consejo de Dirección un informe que contenga las actividades desarrolladas por el grupo al cierre de cada año de operaciones. El informe del jefe del GAN contendrá también las proyecciones para el nuevo año de actividades.

El médico del GAN. Tendrá las funciones siguientes:
 
 

Las prescripciones nutricionales deben ser valoradas continuamente, y de conjunto con los miembros del grupo básico de trabajo que atiende directamente al paciente.

La enfermera del GAN. Ésta desempeña una función insustituible en el GAN, al ser parte integral y activa de la vigilancia sistemática, regular y continuada de las prescripciones nutricionales hechas al paciente, y de la implementación de las Buenas Prácticas de Enfermería de los Cuidados Alimentarios y Nutrimentales del paciente hospitalizado.

En virtud de las relaciones que la enfermera establece con el paciente y sus familiares por un lado, y con los médicos y demás integrantes del equipo básico de trabajo, proporciona información muy útil sobre la satisfacción de las prescripciones nutricionales, y el estado general del paciente.

Además de cumplir sus funciones establecidas por el Sistema Nacional de Salud, la enfermera deberá:
 
 

Las licenciadas en enfermería con una categoría de Master en Nutrición Clínica son agentes importantes para el control de calidad de los cuidados alimentarios y nutricionales del paciente.

La dietista-dietoterapeuta del GAN. Se ocupará de implementar las Buenas Prácticas de la Alimentación y de la Nutrición Enteral del paciente hospitalizado.

La dietista-dietoterapeuta del GAN debe ser capaz de:
 
 


La dietista-dietoterapeuta del GAN desempeñará las funciones siguientes:
 
 


El farmacéutico del GAN. Se ocupará de la implementación de las Buenas Prácticas de Nutrición Parenteral del paciente hospitalizado.
        El farmacéutico del GAN desempeñará las funciones siguientes:
 
 
La plantilla accesoria del GAN. Además de la plantilla nuclear del GAN, se debe crear una plantilla accesoria con médicos y enfermeras de la institución de pertenencia del GAN interesados en la alimentación y la nutrición clínicas, y que por lo tanto, puedan actuar como enlaces entre el GAN y los GBT radicados en los diferentes servicios de la institución.

Esta estructura permitirá contar en cada GBT con un experto y líder de opinión en temas de alimentación y nutrición clínicas, debidamente acreditado ante el GAN. Este representante del GAN se encargará de difundir en su entorno las recomendaciones y opiniones del grupo sobre la correcta provisión de cuidados alimentarios, nutrimentales y metabólicos al paciente hospitalizado.

Inserción del GAN en la estructura de la institución

 

Desarrollo de la actividad del GAN

En caso de comprobarse en este momento ausencia de síntomas de desnutrición, o presencia de grados leves de desnutrición que no conlleven una vigilancia estrecha, el miembro del GAN indicará las recomendaciones dietéticas pertinentes a un esquema de alimentación convencional y/o de dietoterapia orientada. En caso contrario, si después de la exploración física del paciente y la revisión de la Historia Clínica, el miembro del GAN detecta síntomas de desnutrición moderada o grave, concluirá que está justificada la valoración nutricional exhaustiva del paciente asistida por el GAN, y ejecutará el protocolo de Evaluación Nutricional prescrito (Procedimiento Normalizado de Operación 2.012.98. Evaluación Nutricional del Paciente hospitalizado. Manual de Procedimientos. Grupo de Apoyo Nutricional. Hospital Clinicoquirúrgico "Hermanos Ameijeiras". Ciudad Habana:1998). La conclusión de esta actividad permitirá obtener información diagnóstica sobre el tipo y grado de la DEN, así como predecir el curso de la intervención médico-quirúrgica a partir de indicadores pronósticos de morbilidad y mortalidad.
 
Debe evitarse en lo posible que las órdenes y decisiones colegiadas sean modificadas hasta la visita matinal, para así garantizar que la toma de decisión sea colectiva, y que todos los miembros del grupo conozcan el plan de medidas instalado en cada paciente. Esto también es esencial para coordinar y asegurar las gestiones que proporcionarán una ayuda nutricional óptima.

Debido a que el GAN atenderá una gran variedad de enfermos en diferentes "escenarios" clínico-quirúrgicos, serán necesarios encuentros y discusiones frecuentes con los grupos básicos de trabajo para precisar y redefinir las metas y objetivos globales de los cuidados nutricionales antes de iniciar el tratamiento médico y/o quirúrgico.
 
 

CONCLUSIONES

La creación y operación de un GAN hospitalario es una solución costo-beneficiosa al problema de la DEN hospitalaria y la implementación de las Buenas Prácticas de Alimentación y Nutrición prescritas en el PRINUMA. El GAN estipula la dedicación exclusiva de sus integrantes, el trabajo en equipo y la cooperación multidisciplinaria, interdisciplinaria y multicéntrica constantes como herramientas para satisfacer sus objetivos. El GAN puede articular canales de comunicación efectivos con los grupos básicos de la institución mediante la designación de representantes en cada uno de ellos que actúen como expertos y líderes de opinión en temas de alimentación y nutrición, y contribuyan a diseminar las recomendaciones y orientaciones de los especialistas del GAN. En un ambiente marcado por las restricciones económicas y financieras, e impulsado por la necesidad de buscar soluciones costo-efectivas a la DEN hospitalaria, el GAN está obligado a instalar las herramientas de cálculo económicas necesarias, y a extender su esfera de influencia hacia la comunidad donde habita el paciente.

SUMMARY

The creation of a Nutritional Support Group in a hospital is proposed. This group will be in charge of the implementation in the institution of a Program of Food, Nutritional and Metabolic Intervention containing the Good Practices of Food and Nutrition. The group is considered as an interdisciplinary and multidisciplinary working team that relies on the total dedication of its members. This allows the specialists of the group to work together with the basic working groups of the institution in the evaluation of the nutritional status of the hospitalized patient in different clinical and surgical settings, in the design of the corresponding measures of food and nutritional intervention and in the definition of the research and development lines required to guarantee an excellent attention to the hospitalized patient. With the activity of the Nutritional Support Group it is expected to reduce hospital morbidity and mortality, to improve the quality of life of the patient, to diminish hospital stay and to attain an optimal use of the diagnostic, therapeutic and human resources in the provision of health care.

Subject headings: NUTRITIONAL SUPPORT; SELF-HELP GROUPS; NUTRITION PROGRAMS AND POLICIES; HOSPITALIZATION; NUTRITIONAL STATUS.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Butterworth CE. Malnutrition in the hospital [editorial]. JAMA 1974; 230:858.
  2. Shaw-Stiffel TA, Zarny LA, Pleban WE, Rosman DD, Rudolph RA, Bernstein LH. Effect of nutrition status and other factors on length of hospital stay after major gastrointestinal surgery. Nutrition 1993;9:140-5.


Recibido: 5 de marzo de 1999. Aprobado: 13 de abril de 1999.
Dr. Jesús Barreto Penié Hospital Clinicoquirúrgico "Hermanos Ameijeiras". San Lázaro esquina Belascoaín, municipio Centro Habana, Ciudad de La Habana, Cuba.
 
 

1 Máster en Nutrición en Salud Pública. Especialista de I Grado en Medicina Interna. Jefe del Grupo de Apoyo Nutricional del Hospital Clinicoquirúrgico "Hermanos Ameijeiras".
2 Especialista de I Grado en Bioquímica Clínica. Miembro del Grupo de Apoyo Nutricional del Hospital Clinicoquirúrgico "Hermanos Ameijeiras".
3 Máster en Nutrición en Salud Pública. Licenciada en Enfermería. Miembro del Grupo de Apoyo Nutricional del Hospital Clinicoquirúrgico "Hermanos Ameijeiras".
4 Máster en Salud Pública. Máster en Salud Ambiental. Licenciada en Sociología .Instituto Nacional de Higiene y Epidemiología.
 

Indice Anterior Siguiente