ORIGINAL

 

Tratamiento con Heberprot-P en Ciego de Ávila

 

The use of Heberprot-P treatment in Ciego de Avila province

 

 

Carlos Manuel Hernández CañeteI; Héctor Hugo González PachecoII; María Elena Sánchez MontielIII; Rolando Vega GarcíaIV

IEspecialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Profesor Auxiliar. Investigador Auxiliar. Hospital Provincial Docente "Dr. Antonio Luaces Iraola". Ciego de Ávila, Cuba.
IIEspecialista de II Grado en Cirugía General. Asistente. Hospital Provincial Docente "Dr. Antonio Luaces Iraola". Ciego de Ávila, Cuba.
IIILicenciada en Laboratorio Clínico. Hospital Provincial Docente "Dr. Antonio Luaces Iraola". Ciego de Ávila, Cuba.
IVEspecialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Hospital Provincial Docente "Dr. Antonio Luaces Iraola". Ciego de Ávila, Cuba.

 

 


RESUMEN

Se realiza un estudio en el Servicio de Angiología del Hospital "Dr. Antonio Luaces Iraola" de Ciego de Ávila durante 2 años donde se aplica el Heberprot-P intralesional a los enfermos diabéticos con úlceras grados III y IV de la clasificación de Wagner y se dan a conocer los resultados obtenidos; más del 80 % de estos enfermos tuvieron buenos resultados, entre ellos se destacaron los enfermos con pie diabético isquémico, pertenecientes al grado IV de la clasificación de Wagner. La lesión que más se presentó fue en los dedos, las reacciones adversas fueron pocas y de menor importancia, los enfermos de la séptima década fueron los más frecuentemente afectados. Se emiten conclusiones preliminares y se revisa la literatura al respecto.

Palabras clave: Heberprot-P, pie diabético.


ABSTRACT

A study of the use of Heberprot-P was conducted for two years at the Angiology Service of "Dr Antonio Luaces Iraola" hospital in Ciego de Avila province, in which this drug was administered into the lesion of diabetic patients with grade III and IV ulcers according to Wagner's classification. The obtained results were presented. Over 80% of patients reached good results, particularly the patients with grade IV ischemic diabetic foot according to Wagner's classification. The lesion was mostly found in the toes; few minor adverse reactions were observed and the 70 years-old patients were the most affected by these lesions. Preliminary conclusions were given and a literature review on this topic was made.

Key words: Heberprot-P, diabetic foot.


 

 

INTRODUCCIÓN

El pie diabético constituye un serio problema de salud en Cuba y en el mundo. Las lesiones que se derivan de esta afección llevan a mutilaciones de estos enfermos por amputaciones. La diabetes mellitus es una de las enfermedades crónicas más comunes en el mundo occidental, oscila entre el 5 y el 7 % de la población, y se estima que en el año 2025 habrá 300 millones de personas con diabetes en el mundo.1 Cuba no esta ajena a estos pronósticos, por lo que resulta un tema de interés el tratar de curar las lesiones del pie diabético.

El 15 % de los diabéticos presentan estas úlceras en algún momento de su vida. Otros autores plantean que esta cifra llega hasta un 20 %.2 Aunque solo el 3 % de la población mundial está diagnosticada de diabetes, más del 50 % de las amputaciones no traumáticas de la extremidad inferior ocurren en enfermos diabéticos y el 85 % de estas amputaciones viene precedido de una lesión del pie diabético.3,4

La evolución de los diabéticos con una amputación mayor es mala, pues el 30 % fallecen en el primer año después de la intervención y al cabo de 5 años, 50 % sufren la amputación de la otra extremidad inferior.5

Diversos tratamientos han sido utilizados en las distintas lesiones del pie diabético, tanto preventivos, como médicos y quirúrgicos, aunque aún hoy no han logrado reducir las mutilaciones por esta causa, sobre todo en las úlceras grado IV de la clasificación de Wagner.6

La posibilidad de contar con un nuevo producto cubano de biotecnología, el Heberprot-P, nos llevó a realizar este estudio. Este producto es un factor de crecimiento epidérmico (EGF).

EL EGF es un polipéptido de 53 aminoácidos y 6 Kd.1954: Se obtiene en el Centro de Ingeniería Genética y Biomolecular (CIGB) por tecnología del ADN recombinante, al insertar el gen humano del EGF en Saccharomyces cerevisiae. El Heberprot-P es una formulación del factor de crecimiento epidérmico humano recombinante (hrEGF) para administración intralesional.

El poder aplicar este fármaco en nuestro servicio en las úlceras grados III y IV de Wagner para evitar las consecuencias de estas fue lo que motivó la realización del presente estudio, con el objetivo de dar a conocer los resultados de curación de enfermos con pie diabético a los que les fue aplicado el Heberprot-P, así como determinar los resultados de curación acorde al tipo de úlcera según la clasificación de Wagner, definir las reacciones adversas presentadas en la administración del medicamento y conocer la edad de los enfermos tratados y la localización de las lesiones.

 

MÉTODOS

Definición conceptual de la variable independiente: la aplicación del Heberprot-P intralesional en los enfermos con úlceras grado III y IV según clasificación de Wagner, para lograr la granulación en más de un 80 %.

Definición operacional de la variable dependiente: la disminución de las desarticulaciones y las amputaciones definieron los indicadores siguientes:

–Cantidad de enfermos con desarticulaciones de dedos y amputaciones cuando fracasa el tratamiento. (Evolución no satisfactoria).

–El número de enfermos que tuvo una granulación de más de un 80 %. (Evolución satisfactoria).

–Localización de las lesiones en miembros inferiores.

–Reacciones adversas presentadas al emplear este medicamento.

–Edad de los enfermos estudiados.

La investigación realizada fue de tipo clínica, experimental, aplicada y longitudinal.

Criterios de inclusión

–Que la úlcera fuera grado III y IV de la clasificación de Wagner.

–Que el paciente no tuviera enfermedad neoplásica.

–Que no presentara signos de isquemia renal.

–Que aceptara y firmara el consentimiento informado.

Criterios de exclusión

–Que el enfermo tuviera una úlcera de otro grado según clasificación de Wagner (I, II y V).

–Que en el enfermo se encontraran enfermedades neoplásicas o antecedentes de ella.

–Que en el enfermo tuviera insuficiencia renal.

–Que el enfermo no aceptara ni firmara el consentimiento informado.

El tratamiento puede aplicarse de forma ambulatoria; a todos los enfermos se les solicitó el consentimiento informado por escrito.

Para la evaluación clínica de los enfermos se aplicaron las siguientes técnicas:

–Revisión de las historias clínicas de los enfermos.

–Medios diagnósticos como:

Rayos X para determinar si existían lesiones óseas.

Cultivo y antibiograma para conocer el gérmen y sensibilidad antibiótica.

–Del nivel estadístico:

Se utilizó el método porcentual para el procesamiento de la información.

Se realizó un cuasiexperimento con el uso del Heberprot P en nuestro servicio, para el pie diabético en 52 enfermos que presentaban úlceras grado III y IV según clasificación de Wagner. Todos los datos fueron recogidos en una encuesta.

Se caracterizan por resultados satisfactorios los enfermos que curaron y resultados no satisfactorios los que fracasaron y hubo que realizarles una desarticulación o amputación.

Los resultados del estudio se llevan a tablas y se detallan a continuación.

 

RESULTADOS

En la tabla 1 se observa que hubo predominio de pacientes de la séptima década, con un 34,6 %, seguido de los menores de 60 años con un 32,6, es de destacar que 16 enfermos (30,7 %) tenían más de 70 años.

La localización de la lesión se destaca en la tabla 2, donde vemos que el mayor por ciento el 61,5 % se localiza en los dedos, seguido del pie con un 23 %, es bueno destacar que también se trataron lesiones en el calcáneo en un 11,5 %.

Los resultados del tratamiento en relación con el tipo de úlcera, según la clasificación de Wagner, se valoran en la tabla 3, donde se destaca que los pacientes con úlcera de grado III de Wagner son los de mejor resultado con el 95,4 %, aunque los pacientes con úlceras grado IV de Wagner también tuvieron resultados favorables (73,3 %); en general el 82,6 % obtuvieron buenos resultados con el uso del Heberprot-P. Las figuras 1A y 1B, muestran a una paciente diabética, antes y después de habérsele aplicado el tratamiento con Heberprot-P.

 

 

En la tabla 4 se resumen las reacciones adversas presentadas en los enfermos que fueron tratados con Heberprot-P; se destacan los tiriteos, que se presentaron en pocas ocasiones y en pocos enfermos y no llevaron a la suspensión del tratamiento; otras de las reacciones adversas fueron la fiebre y, entre otras, se agruparon el dolor y la taquicardia.

DISCUSIÓN

Múltiples y variados han sido los tratamientos usados en el pie diabético, tanto médicos como quirúrgicos, sin embargo, hasta el momento no se pueda hablar de que esto es un problema resuelto en medicina.

La gran dificultad radica en las úlceras grado IV de Wagner donde se incorporan problemas de neuropatía con problemas isquémicos. La posibilidad de tener en nuestras manos un producto cubano que pueda utilizarse y ayudar a resolver estas úlceras es verdaderamente otra oportunidad que no se debe despreciar si tenemos en cuenta que el 85 % de los enfermos con úlceras diabéticas son amputados.7

En nuestro estudio hemos aplicado el producto a 52 enfermos con úlceras grado III y IV de Wagner durante 2 años y vemos que el mayor grupo resultó ser de la séptima década. Mientras mayor edad y mayor tiempo de diabetes aumenta el riesgo de presentarse lesiones y por supuesto de amputaciones.8

La localización que con mayor frecuencia se presentó en nuestro estudio fue en los dedos, lógicamente es la zona más vulnerable en los pies, sea diabético o no, es por ello que es la región donde las lesiones fueron mayores. El primero y quinto dedos son los más propensos a traumas por ser laterales y el primero casi siempre es el que más cerca está de la puntera del zapato, si es un pie griego, que es el de mayor frecuencia en nuestro medio. Debemos recordar que el zapato se creó para proteger el pie, pero realmente hoy se ha convertido en un agresor de este.9

De acuerdo con los resultados obtenidos con este tratamiento con Heberprot-P, se logró un por ciento alto en los resultados satisfactorios, más del 82 %, que significa una alta efectividad; mientras que en un trabajo revisado donde se aplicó el Becaplermin, un factor de crecimiento plaquetario aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) se obtuvo solo un 46 % de resultados satisfactorios.10

En otro estudio, los resultados obtenidos con este producto fueron de un 40 % a las 10 semanas de tratamiento, todos estos inferiores a los reportados con el uso del Heberprot-P.11

El Promagran es un apósito compuesto de 55 % de colágeno y 45 % de celulosa regenerada y oxidada que inactiva las proteasas, con lo cual protege los factores de crecimiento de la degradación (actúa como una matriz moduladora de proteasas). Se usa en las úlceras diabéticas ocasionando reducción de la actividad de los neutrófilos y activa las proteínas biológicas endógenas, como los factores de crecimiento y las citoquinas.12

En otro artículo revisado con Programan solo el 37 % curó después de 12 semanas de tratamiento, resultado también inferior a los resultados obtenidos con el Heberprot-P.13

El Apligraft, un sustituto de piel bicapa obtenido por biotecnología, simula la piel y contiene una capa exterior de queratinocitos humanos alogénicos, sobre una capa interna termal de fibroblastos humanos sobre colágeno tipo I dispersado en la matriz, no contiene vasos, folículos, ni glándulas sudoríparas. Actúa igual que la piel humana, produciendo todas las citoquinas y factores de crecimiento en la cicatrización. El componente celular (fibroblastos y queratinocitos) se obtiene de una pequeña biopsia de piel en los autoinjertos y del prepucio de los recién nacidos en los aloinjertos (descartando todas las enfermedades posibles, SIDA, hepatitis, etc.) La matriz extracelular se obtiene a partir de colágeno bovino, geles de fibrina o suero humano.14,15

Este sustituto de piel ha sido utilizado en las úlceras diabéticas y a lo largo de 6 meses solo han curado el 49 % de ellas lo que aboga a favor del Heberprot-P.16

Las plaquetas activadas han desempeñado su rol en el tratamiento de las úlceras diabéticas.17

El Alograft, que fue utilizado por G. T. Richter, es un injerto obtenido de piel de cadáveres al que se le hace un tratamiento químico para evitar el rechazo, es utilizado en el pie diabético con úlceras.18

Es bueno señalar que estos productos y sustitutos de piel son mayormente usados en las úlceras grado I y II de Wagner y casi nunca en los otros grados pues no son útiles cuando hay un componente isquémico; sucede lo contrario con este producto cubano, el Heberprot-P, que es útil -según demuestra este estudio- en los grados III y IV de Wagner donde ya hay un componente isquémico y que evidentemente sobre todo en el grado IV de Wagner prácticamente solo quedan las amputaciones y desarticulaciones; nuestro estudio demuestra que se logra curar estas úlceras, hecho este que hace resaltar la valía del producto.

Las reacciones adversas, como puede observarse, fueron pocas de acuerdo con el estudio y se presentaron en pocos enfermos y en muy pocas ocasiones, lo que da mayor importancia y validez a este medicamento.

En resumen, del tratamiento con Heberprot-P se obtuvieron buenos resultados, que fueron superiores en las úlceras grado III de Wagner, las reacciones adversas fueron pocas y la que más se presentó fueron los tiriteos; las lesiones se encontraron con más frecuencia en los dedos de los pies. En este estudio predominaron los enfermos en la séptima década de la vida.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Quirantes Hernández A, López Granja L, Curbelo Serrano V, Montano Luna JA, Machado Leyva P, Quirantes Moreno A. La calidad de la vida del paciente diabético. Rev Cubana Med Gen Integr. 2000;16(1):50-6.

2. Vuolo J. Why people with diabetes suffer foot ulceration? Nurs Times. 2007;103(15):44-6.

3. Brem H, Sheehan P, Rosenberg HJ, Schneider JS, Boulton AJ. Evidence-based protocol for diabetic foot ulcers. Plast Reconstr Surg. 2006; 117(7 Suppl):193S-209S; discussion 210S-211S.

4. Wilson DJ. Amputation and the diabetic foot: learning from a case study. British Journal of Community Nursing. 2005;10, Iss.(12 Suppl):S18-S24.

5. Repáraz Asensio L, Sánchez García-Cervigón P. El pie del diabético. An Med Interna (Madrid). 2004;21:417-9.

6. Alpízar Salazar M. Guía para el manejo integral del paciente diabético. México D.F.: Editorial Manual Moderno; 2001; p. 144-64.

7. Katz IA, et al. A randomized trial of two irremovable off-loading devices in the management of plantar neuropathic diabetic foot ulcers. Diabetes Care. 2005;28:555-9.

8. Plummer ES, et al. Focused assessment of foot care in older adults. J Am Geriatr Soc. 1996;44:310-3.

9. Green MF, Aliabadi Z, Green BT. Diabetic foot: evaluation and management. South Med J. 2002;95(1):95-101.

10. Wieman TJ, Smiel JM, Su Y. Efficacy and safety of a topical gel. Formulation of recombinant human platelet-derived growth factor-B B (Becaplermin) in patients with chronic neuropathic diabetic ulcers. A phase III randomized placebo-controlled double-blind study. Diabetes Care. 1998;21(5).

11. Hardikar JV, et al. Efficacy of recombinant human platelet-derived growth factor (rhPDGF) based gel in diabetic foot ulcers: A randomized, multicenter, double-blind, placebo-controlled study in India. Wounds. 2005;17(6):141-52.

12. Metzmacher I, Ruth P, Abel M. In vitro binding of matrix metalloproteinase-2 (MMP-2), MMP-9, and bacterial collagenase on collagenous wound dressings. Wound Repair and Regeneration. 2007;15(4):549-55.

13. Veves A, Sheehan P, Pham HT. Randomized, controlled trial of promogran (a collagen/oxidized regenerated cellulose dressing) vs. standard treatment in the management of diabetic foot ulcers. Arch Surg. 2002;137(7):822-7.

14. Cavorsi J, Vicari F, Wirthlin DJ, Ennis W, Kirsner R, O'Connell SM, et al. Best-practice algorithms for the use of a bilayered living cell therapy (Apligraf) in the treatment of lower-extremity ulcers. Wound Repair Regen. 2006;14(2):102-9.

15. Curran MP, Plosker GL. Bilayered bioengineered skin substitute (Apligraf): a review of its use in the treatment of venous leg ulcers and diabetic foot ulcers. BioDrugs. 2002;16(6):439-55.

16. Cavorsi J, Vicari F, Wirthlin DJ, Ennis W, Kirsner R, O'Connell SM, et al. Best-practice algorithms for the use of a bilayered living cell therapy (Apligraf) in the treatment of lower-extremity ulcers. Wound Repair Regen. 2006;14(2):102-9.

17. Steed DL, Goslen JB, Holloway GA, Malone JM, Bunt TJ, Webster MW. Randomized prospective double-blind trial in healing chronic diabetic foot ulcers. CT-102 activated platelet supernatant, topical versus placebo. Diabetes Care. 1992;15(11):1598-604.

18. Balasubramani Manimalha, Kumar T. Ravi, Babu Mary. Skin substitutes: a review. Burns. 2001;27:534-44.

 

 

Recibido: 27 de diciembre de 2008
Aprobado: 9 de enero de 2009

 

 

Dr. Carlos Manuel Hernández Cañete. Calle Ciego de Ávila No 186, entre Simón Reyes y José María Agramonte. Ciego de Ávila, Cuba. Correo electrónico: canete@trocha.cav.sld.cu