ORIGINAL

 

Impacto del Heberprot-P en la reducción de la frecuencia de amputaciones por pie diabético en Camagüey, año 2007


Impact of Heberprot-P in the reduction of the number of diabetic foot amputations in Camagüey province, 2007

 

 

Fidel Rivero FernándezI; Idania Lazo DíazII; Alberto Álvarez VaronaIII; Dr. Ariel Hernández VarelaIV; Jorge Luis Valdez NápolesIII

IEspecialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Especialista de II Grado en Medicina Intensiva y Emergencias. Máster en Urgencias Médicas. Investigador Auxiliar. Instructor. Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech", Camagüey, Cuba.
IILicenciada en Enfermería. Especialista de I Grado en Higiene y Epidemiología. Máster en Infectología. Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech", Camagüey, Cuba.
IIIEspecialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Instructor. Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech", Camagüey, Cuba.
IVEspecialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Investigador Agregado. Instructor. Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech", Camagüey, Cuba.

 

 


RESUMEN

El pie diabético es una de las complicaciones crónicas de la diabetes mellitus que puede llevar a quienes la padecen a sufrir amputaciones de sus miembros inferiores. Se realizó un estudio de los diabéticos amputados con el objetivo de caracterizar la frecuencia de las amputaciones por pie diabético en Camagüey, Cuba, en el periodo comprendido del 1ro. de enero al 31 de diciembre de 2007. Se estudiaron los pacientes diabéticos amputados por pie diabético en los hospitales "Manuel Ascunce Domenech" y "Amalia Simoni" de la ciudad de Camagüey, Cuba. La frecuencia general de amputados respecto al total de ingresos fue de 18,14 % lo que representa menos de la quinta parte de los ingresos hospitalarios. La utilización del Heberprot-P en la prevención de las amputaciones se evidenció mediante su introducción en el año 2007, en el tratamiento del pie diabético. Los pacientes tratados con Heberprot-P, como pudo apreciarse, fueron un total de 14 y de estos 6 tenían criterio de amputación. Consideramos que fue bajo el número de pacientes tratados con Heberprot-P (solo el 5,9 %), lo que está en relación con que en ese período se estaba introduciendo el medicamento para su utilización en la práctica clínica después de haber concluido exitosamente las fases de ensayo clínico y de haber sido incluido en el cuadro nacional de medicamentos en ese propio año. La dosis de mayor concentración de Heberprot-P, específicamente la de 75 µg, se empleó con más frecuencia en pacientes con indicación de amputación mayor y por tanto constituyó la mas efectiva en la prevención de la amputación y en el salvamento de las referidas extremidades.

Palabras clave: Frecuencia de amputaciones, pie diabético, Heberprot-P.


ABSTRACT

The diabetic foot is one of the most chronic complications caused by diabetes mellitus that may lead to lower limb amputations in patients suffering this disease. A study of diabetics with amputation was conducted to characterize the frequency of diabetic foot amputation in Camagüey province from January 1st to December 31st, 2007. Diabetic patients with amputated diabetic foot seen at "Manuel Ascunce Domenech" and "Amalia Simoni" hospitals in Camagüey city were studied. The general frequency of amputees with respect to the total number of admitted patients was 18,14 %, which represented less than one fifth of the admissions. The use of Heberprot-P in the prevention of amputation was more evident after the introduction of this product in 2007 for the diabetic foot treatment. As it was seen, the patients treated with Heberprot-P amounted to 14, six of whom were diagnosed as amputation-prone. We considered that the number of patients treated with Heberprot-P was low (5,9 %), but this was related to the fact that the drug was being incorporated into the clinical practice during that period of time, after having successfully passed the phases of clinical assay and having been finally included in the national drug program that year. The 75 µg dose, the most concentrated one, was more frequently used in patients prescribed to undergo major amputation and therefore, it was the most effective in preventing amputation and saving the referred limbs.

Key words: amputation frequency, diabetic foot, Heberprot-P.


 

 

INTRODUCCIÓN

El pie diabético es una de las complicaciones crónicas de la diabetes mellitus que puede llevar a estos enfermos a sufrir amputaciones de sus miembros inferiores. Durante muchos años se habló en las publicaciones médicas de arteriopatía diabética o gangrena diabética,1-3 para denominar las complicaciones aparecidas en los pies de los pacientes diabéticos, pero el impacto de esta enfermedad sobre los más disímiles sistemas de salud determinó que fuera reconocida como una entidad clínica independiente desde la década de los años 70 del pasado siglo XX por Jackson4 y Mc Cook5 hasta nuestros días en los inicios del siglo xxi en que su elevada morbilidad y mortalidad, alta tasa de amputaciones mayores, elevada estadía hospitalaria con el consiguiente costo socioeconómico y laboral han llamado la atención de un gran número de investigadores en el campo de las ciencias médicas.6-13

La alta frecuencia con que se presenta el pie diabético en la población diabética ha sido reconocida universalmente. Por ejemplo, en España,14 se estima que la prevalencia del pie diabético está entre el 8 y el 13 % de la población diabética. Así mismo el Consenso sobre cuidados del pie diabético de la Asociación Americana de Diabetes de Boston, Massachussets, en 199915 estimó que el 15 % de la población diabética puede desarrollar úlceras en sus pies durante su vida e informan también que más de 50 000 amputaciones de miembros inferiores en pacientes diabéticos se realizan cada año en Estados Unidos. En Francia, por otra parte, se estima existen más de 2 millones de diabéticos y el 15 % de ellos sufren una o varias veces de úlceras en sus pies,13 y el 25 % de los pacientes con complicaciones de sus pies sufren amputaciones mayores de sus miembros inferiores.

En Cuba, Mc Cook,5 en un estudio realizado en los hospitales de la ciudad de La Habana en 1979, informó que el 29 % de los pacientes egresados con diagnóstico de pie diabético sufrieron una amputación mayor de alguno de sus miembros inferiores, con una mortalidad de 10,2 %. Similares resultados encontramos nosotros en el año 199016 con un 26 % de amputaciones y una mortalidad de 11,8 %.

Según un informe del Anuario estadístico de salud de la república de Cuba, de 2003,27 la provincia de Camagüey ocupaba el cuarto lugar en prevalencia de diabetes mellitus antecedida por Ciudad de La Habana, La Habana y Matanzas. Consultada esta misma fuente pero con referencia al año 200618 pudimos comprobar el ascenso de la prevalencia por diabetes mellitus en nuestro territorio hasta alcanzar el segundo lugar a nivel del país con una cifra de 39,3 de tasa por 1 000 habitantes; solamente superada por Ciudad de La Habana y por encima de la media nacional que es de una tasa de 33,3 por 1 000 habitantes. El negativo comportamiento de esta enfermedad en nuestra provincia, unido a que esta ocupa el quinto lugar entre las principales causas de muerte por enfermedades no transmisibles, hace en extremo necesaria la toma de acciones concretas para conocer el impacto de esta enfermedad, en el caso de nuestro estudio, en el reconocimiento de las amputaciones de miembros inferiores en estos pacientes como discapacidades cuyo comportamiento ha sido orientado por nuestro ministerio de salud pública en sus proyecciones para el 2015.

En el transcurso del año 2007 se introdujo el Heberprot-P, medicamento de uso intralesional para el tratamiento del pie diabético y por tanto de la prevención de amputaciones de aquellas extremidades con riesgo de amputación, en aquel estudio nos propusimos conocer el impacto de este fármaco en la reducción de la frecuencia de amputaciones, luego de haber sido evidenciada su efectividad científicamente en el tratamiento de las úlceras del pie diabético.19,20

La presente investigación, en sentido general, responde a lo anterior al permitir la identificación del comportamiento de la frecuencia de amputaciones en pacientes diabéticos y que nuestra provincia pueda plantear la importancia del estudio del impacto de este problema de salud para instrumentar acciones orientadas y dirigidas a la reducción de la frecuencia de esta discapacidad como problema de salud.

 

MÉTODOS

Se realizó un estudio de tipo descriptivo transversal, dirigido a conocer la frecuencia de las amputaciones por pie diabético en la provincia de Camagüey, en el período comprendido entre el 1ro. de enero y el 31 de diciembre de 2007.

El universo de estudio estuvo representado por los pacientes amputados por pie diabético como complicación crónica de la diabetes, siendo esta una de las principales enfermedades no transmisibles en la provincia de Camagüey, en el período referido anteriormente y la muestra fue aleatoria, estando constituida por los pacientes diabéticos amputados, en el Hospital Universitario "Manuel Ascunce Domenech" donde se estudiaron 34 pacientes y en el Clinicoquirúrgico "Amalia Simoni" se estudiaron9 pacientes amputados. Estas son las 2 principales instituciones hospitalarias de nuestra provincia en las cuales se encuentran el 90 % de las camas de hospitalización destinadas a la atención de pacientes diabéticos con complicaciones vasculares periféricas.

Criterio de inclusión

Pacientes diabéticos ingresados por pie diabético que fueron objeto de algún tipo de amputación de sus miembros inferiores en los hospitales "Manuel Ascunce Domenech" y "Amalia Simoni" durante el año 2007.

Criterio de exclusión

No utilizamos criterio de exclusión en nuestro estudio, por tanto, no excluimos ningún caso de nuestro estudio. Estudiamos los pacientes a los cuales se les administró tratamiento con Heberprot-P y dentro de este grupo los que tenían criterio de amputación mayor de su extremidad, así como las dosis empleadas por este medicamento.

 

RESULTADOS

Al analizar la frecuencia de amputaciones por pie diabético por hospitales (tabla 1) tenemos que en el hospital "Manuel Ascunce Domenech" se realizaron durante el estudio 34 amputaciones de un total de 189 ingresos por esta enfermedad para una frecuencia del 17,9 %; otro tanto ocurrió en el hospital "Amalia Simoni", donde el total de ingresos fue de 48 con 9 amputados para una frecuencia del 18,75 % y una frecuencia general del 18,14 % de amputados por pie diabético.

Según se puede apreciar en la tabla 2, los pacientes tratados con Heberprot-P fueron un total de 14 y de estos, 6 tenían criterio de amputación, aunque consideramos fue bajo el número de pacientes tratados con este medicamento (solo el 5,9 %), lo que está en relación con que aún en ese período se estaba introduciendo el medicamento para su utilización en la práctica clínica, después de haber concluido exitosamente las fases de ensayo clínico, y de haber sido incluido en el cuadro nacional de medicamentos en ese propio año.

Con referencia a las dosis, es significativo señalar que en la mayoría de los pacientes se emplearon dosis de 25 µg, aunque también puede apreciarse como las dosis mayores, o sea, de 75 µg fueron empleadas con mayor frecuencia en aquellos que tenían criterio de amputación (tabla 3).

 

DISCUSIÓN

Las amputaciones de miembros inferiores en pacientes diabéticos constituyen una expresión grave del pie diabético como complicación crónica de la diabetes mellitus; la frecuencia de las amputaciones en estos pacientes es un indicador de la calidad de los servicios prestados a los pacientes diabéticos, al mismo tiempo que demuestra el impacto de la enfermedad según su nivel de morbilidad en el tiempo. Como ha sido expuesto anteriormente, la diabetes mellitus constituye un problema de salud universal de elevada frecuencia en nuestro país y en el mundo. Con referencia al comportamiento de las amputaciones por pie diabético en cada uno de los hospitales estudiados tenemos que en el hospital universitario "Manuel Ascunce Domenech" ingresaron por pie diabético durante el año 2007 un total de 189 pacientes con 34 (17,9 %) pacientes amputados y en el hospital "Amalia Simoni" ingresaron 48 pacientes por esta causa y 9 (18,75 %) de ellos tuvieron que ser amputados de extremidades inferiores, por tanto el total de pacientes ingresados en los referidos hospitales durante el estudio estuvo representado por 237 pacientes y de estos 43 fueron amputados para una frecuencia del 18,14 %, al comparar este resultado con los de estudios precedentes debemos de considerarlo como positivo si tenemos en cuenta que está por debajo de lo reportado por Mc Cook5 que informa el 29 % y Vejerano, el 26,1 %.16 Cronológicamente, en la provincia de Camagüey, después del citado informe de Vejerano en 1990 del 26 % de amputaciones mayores, se observó el comportamiento siguiente: Rivero,21 al estudiar durante 10 años el pie diabético en el hospital universitario "Manuel Ascunce Domenech", encontró una frecuencia de 25,38 % de amputaciones mayores y 48 % de amputaciones en general. Posteriormente, Rivero22 presentó un nuevo informe sobre las amputaciones por pie diabético en Camagüey en el año 2002 donde se constató que se realizaron en ese año 47 amputaciones que representaron el 27,9 % de los ingresos hospitalarios de ese año.

En el presente estudio se observa que las amputaciones en el año 2007 se reducen de forma significativa a 18,14 %; este constituye el mejor resultado en cuanto a frecuencia anual de amputaciones en pacientes que han sido ingresados en los servicios hospitalarios por complicaciones en sus pies.

Con referencia al ámbito nacional los informes sobre estudios al respecto son escasos; se encuentran disponibles los Informes sobre amputaciones en pacientes con pie diabético realizados por García Herrera en la provincia de Matanzas, este autor, al estudiar las amputaciones en el pie diabético isquémico observó un 62 % de amputaciones aunque con una tendencia a la disminución de la frecuencia.23 Posteriormente, el propio García Herrera,24 al estudiar esta vez la lesión neuropática e infecciosa del diabético, constató un 35,18 % de amputaciones mayores. Mahía25 informó el 58,4 % de amputaciones de 500 pacientes ingresados por pie diabético. Indudablemente, el manejo integral y multidisciplinario de los pacientes diabéticos afectados por pie diabético con riesgo de amputación en nuestros hospitales ha determinado este buen resultado que reduce sustancialmente el por ciento de pacientes amputados por esta enfermedad en nuestra provincia, unido a una evaluación profunda y pormenorizada de la decisión de las amputaciones y discusión de estas por cada área de salud. Estas discusiones se traducen en la práctica mediante la denominada referencia y contrarreferencia vascular para el pie diabético.26 Por otra parte, en sentido general, este resultado se debe a la aplicación del programa de prevención del pie para la atención primaria de salud27 propuesto y aplicado en nuestra provincia, el cual ha tenido un impacto importante en este resultado en el año 2007, unido en esta oportunidad a la introducción del Heberprot-P, medicamento utilizado con una alta y probada efectividad en el tratamiento de las úlceras por pie diabético.19,20 Los pacientes tratados con este medicamento fueron 14 y de ellos 6 tenían criterio de amputación

Consideramos que fue bajo el número de pacientes tratados con Heberprot-P (solo el 5,9 %), lo que está relacionado con que aún en ese período se estaba introduciendo el medicamento para ser empleado en la práctica clínica, después de haber concluido exitosamente las fases de ensayo clínico. Finalmente en ese propio año el Heberprot fue incluido en el cuadro nacional de medicamentos Lo más significativo en este aspecto se evidenció en que el Heberprot-P fue aplicado en 6 de los pacientes, en los cuales se evitó la amputación de la extremidad, teniendo en cuenta que estos reunían criterios de amputación mayor en el momento de iniciarse el tratamiento con dicho medicamento. Las dosis utilizadas fueron de 25 µg y 75 µg aunque particularmente en 4 de los pacientes que tenían criterio de amputación se emplearon las dosis de mayor concentración del medicamento.

La efectividad del Heberprot-P en la prevención de las amputaciones quedó demostrada; su empleo evitó la amputación en 6 pacientes con pie diabético que tenían criterio de amputación Asimismo, la frecuencia de amputaciones del año respecto al total de pacientes ingresados por pie diabético en los hospitales estudiados fue menor de la quinta parte de los ingresos; la más baja reportada hasta este momento.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Mateo de Acosta O. Diabetes mellitus. Ciudad de La Habana: Pueblo y Educación; 1972. p. 1-7.

2. Deschamps J. Cirugía. 1982. Ciudad de La Habana: Científico-Técnica; p. 1034-51.

3. Martorell A. Angiología. España: Salvat Editores; 1967. p. 45-79.

4. Jackson WP, Louw JH. The diabetic foot. S. A. Medical Journal. 1979;56(87):87-94.

5. Mc Cook J. Pie Diabético: Epidemiología. Rev Cubana Hig Epidemiol. 1979;17(3):163-73.

6. Wunderlich RP, Armstrong DG, Husain K, Lavery LA. Defining loss of protective sensation in the diabetic foot. Adv Wound Care. 2002;11(3):123-8.

7. Frykberg RG. The Team Approach in Diabetic Foot Management. Adv Wound Care. 1998;11(2):71-7.

8. Fernández Montequín JI. Macroangiopatía diabética. Actualización. Actualidad en Angiología. Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas. Ministerio de Salud Pública. Cuba. Serie de Información Temática. 1982;6(1):57-69.

9. Olmos C, Cataland S, Roberts CJ, Aburto B. Buscando indicadores de riesgo del pie diabético. Rev Chil Cir. 1994;46(4):423-33.

10. Campbell W, Ponotte D, Sugiono M. Long-term results following operation for diabetic foot problems. Eur J Vasc Endovasc Surg. 2004;19(2):174-7.

11. Álvarez Duarte HT, Lima Santana B, Fernández Montequín JI, Savigne Gutiérrez W. La cirugía revascularizadora en el paciente diabético. Análisis de los resultados. Rev Cubana Angiol Cir Vasc. 2000;1(1):53-7. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ang/vol1_1_00/ang12100.htm

12. Abbott CA, Vileikyte L, Williamson S, Carrinton AL. Multicenter study of the incidence of and predictive risk factors for diabetic neuropathic foot ulceration. Diabetes Care. 1998;21(7):1071-5.

13. Boutoille D, Leautez S, Maulaz D, Krempf M, Raffi F. Ulcers of the diabetic foot: Epidemiology and Physiopathology. Press Med. 2000;29(7):389-92.

14. Marinello J, Blones JI, Escudero V, Rodríguez J. Consenso sobre pie diabético. Angiología. 1997;49(5):193-231.

15. American Diabetes Association. Consensus development. Conference on Diabetic Foot Wound Care. Diabetes Care. 1999;22:1354-60.

16. Vejerano García P, Rivero Fernández F, González González F. Morbilidad y mortalidad por pie diabético en nuestro servicio. Rev Cubana Endocrinol. 1990;1(2):142-7.

17. Colectivo de Autores. Tasa de prevalencia en pacientes dispensarizados por algunas enfermedades. Anuario Estadístico de Salud 2003. Disponible: http://bvs.sld.cu/cgi-bin/wxis/anuario/?IsisScript=anuario /iah.xis&tag5003=anuario&tag5021=e&tag6000=B&tag5013=GUEST&tag5022=2003 Consultado el 1 de julio de 2007.

18. Colectivo de Autores. Tasa de prevalencia en pacientes dispensarizados por algunas enfermedades. Anuario Estadístico de Salud 2006. Disponible en:http://bvs.sld.cu/cgi-bin/wxis/anuario/?IsisScript=anuario /iah.xis&tag5003=anuario&tag5021=e&tag6000=B&tag5013=GUEST&tag5022=2006 Consultado el 1 de julio de 2007.

19. Berlanga Acosta J. Epidermal growth factor intralesional infiltrations can prevent amputation in patients with advanced diabetic foot wounds. Int Wound J. 2006;3(3):232-9.

20. Fernández Montequín J, et al. Intralesional injections of Citoprot-P (recombinant human epidermal growth factor) in advanced diabetic foot ulcers with risk of amputation. Int Wounds J. 2007;4(4):333-43.

21. Rivero Fernández F, Vejerano García P, Conde Pérez P, Socarrás Olivera N, Hernández Varela A. Comportamiento del pie diabético en el hospital. Experiencia de 10 años. Rev Cubana Angiol Cir Vasc. 2003;4(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ang/vol4_1_03/ang12103.htm

22. Rivero Fernández F, Álvarez A, Conde P, Bernal R. Incidencia de amputaciones por pie diabético en la provincia de Camagüey. Rev Cubana Angiol Cir Vasc. 2005;6(1):21-6. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ang/vol6_1_05/ang04105.htm

23. García Herrera A, Ramos Serpa J, Rodríguez Fernández R, Vázquez Díaz O. Comportamiento de las amputaciones por pie diabético. Disponible en: http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202004/vol2%202004/tema06.htm

24. García Herrera A. Comportamiento de la diabetes mellitus y pronóstico de la lesión neuropática e infecciosa del pie diabético. Revista Médica Electrónica. 2007;29(5).

25. Mahía Vilas M, Pérez Pérez L. La diabetes y sus complicaciones vasculares: un problema social de salud. Rev Cubana Angiol Cir Vasc. 2000;1(1):69-73. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ang/vol1_1_00/ang15100.htm

26. Rivero Fernández F. El angiólogo y cirujano vascular en la prevención del pie diabético en la atención primaria de salud. Rev Cubana Angiol Cir Vasc. 2006;7(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ang/vol7_1_06/ang03106.htm

27. Rivero Fernández F. Programa de Prevención del Pie Diabético. Iniciativa Local para un problema global. Rev Cubana Angiol Cir Vasc. 2006;7(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ang/vol7_1_06/ang04106.htm

 

 

Recibido: 29 de diciembre de 2008
Aprobado: 12 de enero de 2009

 

 

Dr. Fidel Efraín Rivero Fernández. Calle Mauricio Montejo No. 202-A entre Dolores Betancourt y Cuba, Reparto La Caridad. Camagüey, Cuba. CP 70300. Teléfono: 25 56 86.