ARTÍCULO ORIGINAL

 

Caracterización de la enfermedad vascular periférica en pacientes en la atención primaria de salud

 

Characterization of the peripheral vascular disease in patients in primary health care

 

 

Dra. Belkys Calaña González Posada, Dra. Ivonne Marrero Rodríguez, Dr. Magdiel Díaz Juárez, Dra. Amina Karen Keita Jiménez

Hospital "Dr. Gustavo Aldereguía Lima". Cienfuegos, Cuba.

 

 


RESUMEN

Objetivo: caracterizar la enfermedad vascular periférica en pacientes en la atención primaria de salud, en el municipio de Cienfuegos.
Métodos: se estudiaron 2 580 pacientes que asistieron a las consultas de Angiología y Cirugía Vascular en el período de un año, procedentes de las siete áreas de salud del municipio de Cienfuegos. A todos se les realizó interrogatorio y examen físico general y vascular y se les aplicó una encuesta que permitió conocer las siguientes variables: edad, sexo, área de salud, diagnóstico de llegada, diagnóstico de salida y clasificación de la remisión (coincidente o no coincidente).
Resultados: la tasa de prevalencia de la enfermedad vascular fue de 125,5 × 10 000 habitantes y dentro de ella el mayor porcentaje correspondió a la afección venosa (77,9 %; n= 1 216) y con igualdad de proporciones a las enfermedades arteriales, linfáticas y diabéticas. Las enfermedades venosas fueron más frecuentes entre la cuarta y quinta década de la vida. Se observó un predominio del sexo femenino sobre el masculino. Al comparar el diagnostico de llegada con el de salida no se encontró coincidencia diagnostica en 1 408 (71,8 %) pacientes.
Conclusiones: Las mujeres y la enfermedad venosa fueron predominantes en la muestra. Existe un bajo conocimiento y por ende un manejo inadecuado de la enfermedad vascular en pacientes en la atención primaria de salud, municipio de Cienfuegos.

Palabras claves: Enfermedad vascular periférica, atención primaria de salud, prevalencia, diagnóstico de llegada, diagnóstico de salida, remisión coincidente o no coincidente.


ABSTRACT

Objective: to characterize the peripheral vascular pathology in the primary health care level in Cienfuegos municipality.
Methods: there were studied 2 580 patients who attended the angiology and vascular surgery service during one year from seven health areas in Cienfuegos municipality. All of them were questioned and were performed physical and vascular exam, in addition to administering a survey covering the following variables: age, sex, health area, diagnosis at arrival and at exit, and classification of referral (coincident or non-coincident).
Results: the rate of prevalence of vascular pathology was 125, 5 × 10 000 inhabitants and highest rates corresponded to venous pathology (77.9 %; n= 1 216) whereas the arterial, lymphatic, and diabetic pathology showed the same proportions. The venous diseases were more frequent from 40 to 50 years of age. Females predominated over males. Diagnostic coincidence was not found in 71.8 % (n= 1 408) of cases when comparing the diagnosis at arrival and that of discharge.
Conclusions: Females and venous pathology are predominant in the sample. Poor knowledge and thus inadequate management of vascular diseases are evidents in patients in the primary health care in Cienfuegos municipality.

Key words: Peripheral vascular pathology, primary health care, diagnosis at arrival and at discharge, coincident and non-coincident referral.


 

 

INTRODUCCIÓN

Es conocida la significación, que a la luz de los conocimientos actuales, han adquirido las enfermedades cardiovasculares y dentro de ellas las vasculares periféricas, constituyendo estas una de las causas más frecuentes de morbilidad y mortalidad en la población mundial. Los intentos hasta hoy realizados para lograr su disminución, han sido encaminados especialmente, al perfeccionamiento de los métodos diagnósticos y terapéuticos.1

Demostrado el carácter multisistémico de la enfermedad aterosclerótica es de esperar que las afecciones arteriales constituyan una vasta enfermedad extendida a la población mundial con mayor incidencia en los países de más alto nivel económico. Unido a esto, la alta prevalencia e incidencia de las enfermedades venosas y linfáticas en la población definen a las enfermedades vasculares periféricas como un problema de salud en la comunidad.1

Como señala Mc Cook E,2 el 2 % de la población general sufre de enfermedad venosa de miembros inferiores sin valorar su grado, mientras que estudios realizados en otros países sitúan su frecuencia entre el 10 y el 48 %. Mc Cook J, Charles D y otros, citados porMc Cook E, informan una prevalencia de várices del 21 % en 25 000 trabajadores examinados y de 48 por cada 100 habitantes en un estudio realizado en el policlínico "Plaza de la Revolución."

Estudios similares sobre enfermedades vasculares periféricas hacen comprender cuan provechoso es efectuar acciones de salud en la atención primaria.2-5 Estudios epidemiológicos realizados en Cuba señalan que: el 5 % de la población adulta ha padecido o padece de linfangitis; que la enfermedad venosa es más frecuente en el sexo femenino y su aparición va aumentando progresivamente con la edad; que el 10 % de la población masculina padece de insuficiencia arterial crónica en miembros inferiores; y el 25 % de la población diabética tiene ocluidas las arterias de las piernas.3,4,6

Al tener en cuenta que un número significativo de enfermedades vasculares periféricas son crónicas y de etiología multifactorial, les proporciona un gran reto a los hombres dedicados a la preservación de la salud y al desarrollo de la ciencia en el país. La labor del médico y la enfermera de la familia, concebidos como cima de la atención primaria integral en la comunidad, debe contemplar dentro de sus prioridades, el conocimiento más profundo de la enfermedad vascular, pues su total dominio permitirá, no solo prolongar los años de vida de la población cubana, sino dar más vida a estos años.

Motivados por la intención de plasmar los aspectos asistenciales que habitualmente no se contabilizan, se realizó este trabajo cuyo objetivo fue caracterizar la enfermedad vascular periférica en las consultas de angiología y cirugía vascular en la atención primaria de salud del municipio Cienfuegos, lo que permitirá la valoración tanto integral como vascular del paciente y a su vez instruir a los médicos de familia en el manejo correcto de las enfermedades vasculares periféricas, con el fin de lograr una mayor expectativa de vida de estos enfermos.

 

MÉTODOS

Se realizó un estudio prospectivo descriptivo en siete áreas de salud del municipio de Cienfuegos, las cuales cubren la atención primaria de 156 053 habitantes. El estudio se llevó a efecto en el periodo comprendido entre julio 2005-junio 2006, en el cual fueron remitidos, a las consultas de Angiología y Cirugía Vascular, 2 580 pacientes con el diagnóstico presuntivo de enfermedad vascular periférica, lo que representó el 1,65 % del total de la población.

Se estudió el total de pacientes, a todos se les realizó interrogatorio sobre el motivo de la consulta, síntomas y signos que presentaba, un examen físico general y vascular y se emitió un diagnóstico de entrada. Se aplicó una encuesta para obtener información sobre la edad, sexo, área de salud, diagnóstico de llegada, diagnóstico de salida y la clasificación de la remisión (adecuada o coincidente e inadecuada o no coincidente).

Tanto el diagnóstico de llegada, como de salida fueron clasificados en vascular y no vascular. En el primer caso se contempló la enfermedad: venosa (várices, úlceras, síndrome posflebítico, varicotrombosis); arterial (insuficiencia arterial crónica de los miembros inferiores, aneurismas, vasculitis); linfática (linfangitis, linfedema); y las complicaciones vasculares propias de la diabetes. El diagnóstico no vascular contempló las enfermedades neurológicas, ortopédicas y dermatológicas.

Se confeccionó una base de datos con toda la información obtenida. Se realizó un análisis estadístico con el programa Statistical Package for the Social Sciences (SPSS) versión 11.5. Se calcularon las proporciones y las tasas de prevalencia por 10 000 habitantes.

 

RESULTADOS

Se observó que la tasa de prevalencia de la enfermedad vascular en el municipio fue de 125,5 × 10 000 habitantes al tener en cuenta que la población de las siete áreas de salud de dicho municipio era de 156 053 habitantes. La enfermedad con mayor prevalencia fue la venosa (77,9 × 10 000 habitantes) comportándose con muchísimo menor frecuencia el resto de las enfermedades vasculares (tabla 1).


Se encontró que la enfermedad venosa tenía una mayor frecuencia entre la cuarta y quinta década de la vida (57,2 %; n= 696), aunque comenzó a ascender a partir de los 30 años, mientras que la linfática, con un comportamiento similar, mostró una mayor frecuencia entre la quinta y sexta década de la vida (51,8 %; n= 100) con un predominio en la primera (30,1 %). Además, se observó que la enfermedad arterial presentó un mayor porcentaje en el grupo de edades entre 60 y 69 años (43 %). En el caso de las complicaciones vasculares propias de la diabetes, se pudo constatar que se presentaban con mayor frecuencia después de los 70 años de edad (tabla 2).

En sentido general, se encontró más mujeres que hombres (48,6 % vs. 27,3 %). Al analizar la distribución de las enfermedades vasculares según sexo, se pudo constatar una mayor frecuencia de la afección venosa en ambos sexos, aunque con predominio en el sexo femenino (69,2 %). Un comportamiento similar, aunque en mucha menor frecuencia, fue observado en las complicaciones vasculares propias de la diabetes. Por otra parte, se observó que en el sexo masculino fueron más frecuentes la enfermedad arterial (21,8 %) y la linfática (11,6 %) (tabla 3).


En el 75,9 % (n= 1 960) el criterio de remisión a las consultas de angiología estuvo bien realizado y el diagnóstico de llegada coincidió con el de salida en el 28,2 % de los pacientes (tabla 4).


 

DISCUSIÓN

Las enfermedades vasculares periféricas constituyen actualmente un problema de salud creciente. En este estudio se constató que su prevalencia en el municipio Cienfuegos es de 125,5 por 10 000 habitantes, cifra baja en relación a otras provincias del país.4,7,8 El comportamiento de este fenómeno puede estar relacionado con las características que presenta la provincia de Cienfuegos, considerada una de las poblaciones más jóvenes del país.

El haber encontrado, dentro de las enfermedades vasculares periféricas, una mayor prevalencia de enfermedades venosas (77,9 × 10 000 habitantes) está en correspondencia con los hallazgos de Marrero,4 quien registró en el estudio realizado en el municipio Santa Clara, una frecuencia muy similar. Ibáñez,9 en su estudio demostró que 1 de cada 4 habitantes de Euskadi padecen de várices.

Estudios epidemiológicos realizados en Cuba señalan que el 5 % de la población adulta ha padecido o padece de linfangitis, que la enfermedad venosa es más frecuente en el sexo femenino y va aumentando progresivamente con la edad, que el 10 % de la población masculina padece de insuficiencia arterial crónica en miembros inferiores y el 25 % de la población diabética tiene ocluidas las arterias de las piernas.3,4,7,8

Sin embargo, el predominio observado de la enfermedad diabética sobre la arterial (18,4 vs. 16,7), no concuerda con lo informado por Marrero,4 quien encuentra que la enfermedad arterial prevalece sobre la linfática y la diabética. La mayor frecuencia observada de complicaciones vasculares propia de la diabetes pudiera ser explicada y guardar relación con la elevada prevalencia de diabetes mellitus registrada en la provincia Villa Clara en los últimos años, la cual alcanzó una tasa de 25,7 por 1 000 habitantes.4,8

Resultados de estudios europeos y americanos notifican que la tasa de incidencia de la enfermedad arterial, en su forma más grave, es de 500 por 1 000 000 de habitantes, y que en los diabéticos la prevalencia de la lesión vascular es de 31,5 %.5,6

Otro dato de interés es la relación observada entre la enfermedad vascular y la edad. El 57,2 % de afecciones venosas entre la cuarta y quinta década de la vida y a partir de esta para el resto, coincide con los registros de otros autores.2,4 Es significativo también, el aumento de la incidencia de vasculopatías en la mujer, lo que guarda relación con el incremento del consumo de tabaco, la diabetes y el fino calibre de los vasos.5

Estudios llevados a cabo en Europa sobre la historia natural de la enfermedad aterosclerótica de la aorta abdominal y sus ramas, determinan que entre el 10 y el 15 % de la población tratada por oclusión del sector aortoiliaco o infrainguinal corresponde al sexo femenino demostrando un predominio significativo sobre el sexo masculino.10

Ibáñez9 en su estudio sobre várices en el hombre plantea que solo un varón por cada nueve mujeres asiste a consulta médica por trastornos de la circulación. Este señalamiento está en correspondencia con el hallazgo de que el sexo femenino fue el más afectado por enfermedad venosa.

Al analizar los resultados de la coincidencia o no del diagnóstico de llegada con el de salida, se constató que a pesar de existir un buen criterio de remisión (76 %), hubo un elevado porcentaje de error, ya que en el 71,8 % de las remisiones no hubo coincidencia diagnóstica.

Las mujeres y la enfermedad venosa fueron predominantes en la muestra. Existe un bajo conocimiento y por ende un manejo inadecuado de la enfermedad vascular en la atención primaria de salud del municipio de Cienfuegos, lo que hace pensar en la necesidad de establecer íntimas relaciones docente-asistenciales entre el especialista en angiología y cirugía vascular de cada área de salud con los médicos de familia en ese nivel de atención.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Jiménez Cossío JA. Epidemiología de las enfermedades vasculares periféricas. Barcelona, España: Ed. Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular; 1975.

2. McCook E. Prevalencia de la insuficiencia venosa crónica. Prevalencia de insuficiencia venosa crónica en mayores de 60 años del Consultorio # 15 del Policlínico Plaza de la Revolución. Enero-Junio del 2002 [monografía en internet]. 2002 [citado 13 jun 2006]. Disponible en: http://www.uvfajardo.sld.cu/Members/emccook/prevalencia-de-la-insuficiencia-venosa-crónica prevalencia-de-insuficiencia-venosa-crónica-en-mayores-de-60-anos-del-consultorio-15-del-policlinico-plaza-de-la-revolucion-de-enero-junio-del-2002/

3. Gallardo Pérez UJ, Zangronis Ruano L, Hernández Piñero L. Perfil epidemiológico del pie diabético. Rev Cubana Angiol Cir Vasc [Internet]. 2005 [citado 18 Sept 2007];5(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ang/vol5_1_04/ang16104.htm

4. Marrero I. La angiología y cirugía vascular en la atención primaria [tesis]. Hospital Arnaldo Milian Castro: Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara; 1998.

5. Blanco J, Blanco M. Enfermedades vasculares periféricas en la mujer [monografía en Internet] [citado 30 Nov 2005]. Disponible en: http://www.fac.org.ar/ccvc/llave/c293/blanco.php

6. Ciancaglini C. La enfermedad vascular periférica como "epidemia" y el rol del cardiólogo en su prevención, detección y manejo [monografía en Internet] [citado 13 Jun 2006]. Disponible en: http://www.fac.org.ar/revista/05v34n2/stroke/stro02/cianca02.pdf

7. del Risco Turiño C. La atención primaria de las enfermedades vasculares en Cuba en el tercer milenio [monografía en Internet]. [citado 13 Jun 2006]. Disponible en: http://www.amc.sld.cu/amc/2001/v5n3/editorial.htm

8. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Registros Médicos y Estadísticas de Salud. Anuario Estadístico de Salud 2009. La Habana: MINSAP; 2010.

9. Ibáñez SL. Prevención de enfermedades de las venas. Plaza Asociados, editor [monografía en internet]. [citado 13 jun 2006]. Disponible en: http://www.fundacionesprev.com/Noticiasb.asp?Id=152

10. Hernández Tápanes S. Magnetoterapia y ejercicios en pacientes con insuficiencia arterial crónica de miembros inferiores [monografía en internet]. [citado 13 jun 2006]. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-doc/sol.pdf

 

 

 

Recibido: 4 de noviembre de 2011.
Aprobado: 11 de marzo de 2012.

 

 

Belkys Calaña González Posada. Edificio 25 apto. 21. Reparto Junco Sur. Cienfuegos, Cuba.
Correo electrónico: belkys.calana@gal.sld.cu