Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Angiol y Cir Vasc 2000;1(1):16-21
Formato PDF

Linfangitis necrotizante. ¿un nuevo comportamiento?

Dr. Luis E. Rodríguez Villalonga,1 Dr. Daniel Reynaldo Concepción,2 Dra. Mayda Quiñones Castro3 y Dra. Blanca Rodríguez Lacaba4

RESUMEN

Se realiza un estudio retrospectivo sobre el comportamiento de las linfangitis agudas que fueron motivo de ingreso durante el año 1995 en el servicio de Flebolinfología del Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. Hubo un amplio predominio de la linfangitis necrotizante con algo más del 60 % de los casos. La octava década de la vida fue la más afectada. El sexo predominante y las patologías asociadas se comportaron de igual modo que lo reportado en otros trabajos y resultó la escabiosis la segunda causa en importancia como puerta de entrada, lo que hasta ahora no había sido reportado. Se aprecian en nuestra serie una elevada tasa de amputaciones mayores, así como estadías hospitalarias prolongadas lo que indica mayor severidad del proceso. Se realiza el análisis de estos resultados y se llega a conclusiones.

Descriptores DeCS: LINFANGITIS/ etiología.
 

La linfangitis se define como un fenómeno inflamatorio de los vasos linfáticos en cualquier sector de este sistema, sin referencia al cuadro clínico.1,2

La etiología de esta enfermedad aguda es diversa, siendo las producidas por agentes biológicos dentro de las clasificadas como secundarias las de mayor connotación; y entre ellas las originadas por estafilococos y estreptococos Beta hemolítico del grupo A.3-5

Existen pocas referencias en la literatura mundial acerca de esta patología, sin embargo, se conoce que resulta frecuente en la población adulta, principalmente en países del trópico. (INACV). Caracterización clínico epidemiológica de la linfangitis necrotizante en los miembros inferiores en el servicio de Flebolinfología, Plan Temático 1990).

En su fisiopatología es reconocida la presencia de una puerta de entrada como elemento esencial que permite la colonización de los linfáticos y se citan como las más frecuentes los traumatismos, las úlceras y las epidermofitosis (6,7 Martínez R. Evaluación del Levanmisol, la vacuna antiestrepto-estafilocócica y la sulfapirazina en la prevención de la linfangitis recurrente. Trabajo para optar por el título de Especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular. 1988. INACV La Habana).

El cuadro agudo y la severidad del proceso dependerá de la vinculación del elemento agresor y de la capacidad de respuesta inmunológica del paciente entre otros aspectos, lo que determinará las formas clínicas en que se expresará el mismo. La linfangitis necrotizante es la más grave de las formas clínicas conocidas por lo que requería casi sin excepción en su tratamiento procederes quirúrgicos que pueden llegar hasta la cirugía exerética incluidas las amputaciones mayores; por supuesto será necesario el ingreso hospitalario (8, Rodríguez LE. Linfangitis Sofware Docente INACV 1999).

Clínicamente se caracteriza además de los aspectos generales y comunes a todas las linfangitis por la necrosis cutánea del tejido subcutáneo y a veces la fascia muscular, lo que la diferencia básicamente de las gangrenas o las originadas por gérmenes anerobios. Se reportan una frecuencia entre un 3 y un 4 % de los casos (4, INACV. Caracterización clínico epidemiológica de la linfangitis necrotizante en los miembros inferiores en el servicio de Flebolinfología. Plan Temático 1990), sin embargo, observaciones recientes nos indican un incremento de ellas en nuestro medio, así como la aparición de nuevas causas como puertas de entrada y una mayor severidad y peor pronóstico del proceso lo que motiva a la realización de este trabajo.

MÉTODOS

Para la realización de este estudio se realizó un análisis retrospectivo de las historias clínicas de los pacientes ingresados en el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular (INACV) en el periodo de enero a diciembre de 1995, motivados por linfangitis en sus diferentes formas clínicas. A los que padecieron de linfangitis necrotizante se les llenó un modelo en los que se recogieron datos relativos a la identificación del paciente y aspectos específicos de interés para esta investigación, los que fueron resumidos y sometidos a un análisis estadístico, para finalmente ofrecer los resultados presentados en tablas y gráficos.

DISCUSIÓN

De un total de 38 pacientes ingresados en el período analizado por linfangitis en sus diferentes formas clínicas 23 pacientes padecieron de la forma necrotizante para el 60,5 % del total, lo que la hizo ampliamente mayoritaria según nos muestra la figura 1.

FIG.1. Tipo de linfagitis en pacientes estudiados. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía

FIG.1. Tipo de linfagitis en pacientes estudiados. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. Enero-diciembre, 1995.

Esto confirma el primer aspecto de nuestra observación al resultar esta proporción muy superior a la registrada en trabajos anteriores, en los que se reportan frecuencias de un 3 % en población general4 y un 23,3 % en una muestra similar a la nuestra según nos reporta Suárez y cols.8 También Méndez y cols. en un trabajo de 4 años encontró sólo una proporción de 4 % de pacientes ingresados por esta patología.

Evidentemente estamos ante un alza de esta grave forma clínica, aún cuando este estudio se realizó en solo un año y deberá ser motivo de profundización sobre todo en el conocimiento de sus causas en trabajos futuros al respecto.

En nuestra serie, más de la mitad de los casos 52,2 % se encontraron en la octava década de la vida lo cual apreciamos en la figura 2 y se aprecia que la frecuencia de la enfermedad es directamente proporcional al aumento de la edad; todo lo cual se corresponde con los conocimientos actuales que apoyan las teorías en relación con la pérdida de protección inmunológica del envejecimiento8,9 lo que unido a la hipotética posibilidad de la presencia de gérmenes más agresivos, sobre lo que se podrá trabajar más adelante, nos explicaría también los resultados de la tabla anterior y la probable mayor severidad como lo veremos posteriormente.

FIG.2 Edad en pacientes estudiados. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.
FIG.2 Edad en pacientes estudiados. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.

El sexo más afectado fue el femenino con el 60,9 % del total coincidentemente con otros estudios10,14 y pudiera explicarse por la influencia del hecho de que las mujeres mantienen más desprotegidos los miembros inferiores ante eventuales traumatismos como principal causa desencadenante, así como la predisposición de este sexo al padecer de enfermedades venosas crónicas que suelen estar asociadas a ulceras muy relacionadas con el padecimiento de la patología que nos ocupa (4, INACV. Caracterización clínico epidemiológica de la linfangitis necrotizante en los miembros inferiores en el servicio de Flebolinfología. Plan Temático 1990).

En este estudio encontramos que la mayoría de los casos padecían la enfermedad en los miembros inferiores (86,9 %) lo que está en plena concordancia con la bibliografía revisada10-12 y cuyos motivos son evidentes a la luz de lo más conocido en relación con las principales puertas de entrada. Solo 3 casos padecieron la enfermedad en los miembros superiores (figura 3).

FIG.3. Tratamiento de ingreso en pacientes estudiados. Instituto Nacional de Angiología y

FIG.3. Tratamiento de ingreso en pacientes estudiados. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. Enero-diciembre, 1995.

Otro aspecto de interés en este trabajo resultó ser que las lesiones secundarias a la escabiosis fueron la segunda puerta de entradas más frecuentes encontradas con el 26,1 % precedidas de los traumas el 47,8 % y sucedida por las úlceras, las micosis y quemaduras (tabla 1). Véase cómo el comportamiento es similar cuando se compara con estudios anteriores (4,5, INACV. Caracterización clínico epidemiológica de la linfangitis necrotizante en los miembros inferiores en el servicio de Flebolinfología. Plan Temático 1990).

TABLA 1. Puerta de entrada en pacientes estudiados. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular, Enero a diciembre 1995

Puerta de entrada
No.
%
Trauma
11
47,83
Escabiosis
6
26,08
Ulcera MI
4
17,39
Micosis
1
4,35
Quemadura
1
4,35
Total
23
100,00
Fuente: Datos tomados de la historia clínica.

Aparece y se confirma nuestra presunción una nueva causa hasta ahora no descrita como puerta de entrada y en segundo lugar de importancia quizás porque esta patología es propia de países tropicales, léase subdesarrollados, donde con honrosas excepciones no existen recursos para la investigación y de hecho no se hacen, unido a la falta de interés de este problema para el primer mundo pues no es el suyo hacen de esta nueva causa, que deberá en lo adelante ser motivo de vigilancia y cuidadosa atención y que seguramente también existe en otros sitios con malas condiciones socioeconómicas que no se hayan investigado y mucho menos reportado. En este momento, período crítico de nuestra economía doblemente bloqueada, y debido a nuestro arraigado interés científico perfectamente nos explica el por qué.

La tabla 2 muestra los principales antecedentes patológicos personales asociados a estos pacientes los cuales son factores favorecedores para la colonización y exarcerbación de la virulencia de los gérmenes responsables en estos estados infecciosos tal y como se reporta por los distintos autores (5, INACV. Caracterización clínico epidemiológica de la linfangitis necrotizante en los miembros inferiores en el servicio de Flebolinfología. Plan Temático 1990).

TABLA 2. Antecedentes personales en pacientes estudiados. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. Enero a diciembre 1995

Antecedentes personales 
No.
%
Úlcera MI
9
39,13
Anemia
8
34,78
Diabetes mellitus
4
17,39
Neoplasias
1
4,35
Colagenosis
1
4,35
Total
23
100,00
Fuente: Datos tomados de las historias clínicas.

Más de la mitad de los pacientes el 56,7 % según el gráfico 3 necesitaron de tratamiento en el quirófano aun cuando todos requirieron de curas especializadas en sus camas, de los 23 pacientes ingresados con linfangitis necrotizante en 5 casos 38,5 % fue preciso realizar amputaciones mayores para una tasa significativamente alta si lo comparamos con el estudio realizado por Méndez y cols. durante 7 años (INACV. Caracterización clínico epidemiológica de la linfangitis necrotizante en los miembros inferiores en el servicio de Flebolinfología. Plan Temático 1990), en el que no reporta ningún caso de que necesitara tan cruento proceder para la preservación de la vida. Otros estudios no profundizan en este aspecto y consideramos que nuestros resultados merecen atención por lo que representa en cuanto a calidad de vida aún más si se tiene en cuenta la edad de la mayoría de estos pacientes.

Por ultimo analizamos el promedio de estadía hospitalaria que resultó en todos los casos mayor de 15 días con un máximo de 45 debido a la severidad y complejidad de esta enfermedad que como ya hemos expresado necesitaban de curas especializadas, antibioticoterapia diversa y control de las enfermedades crónicas de base si tenemos en cuenta que una buena proporción de los pacientes pertenecían a la tercera edad según ya vimos, así como sus complicaciones que en dos casos dieron al traste con la vida, todo lo que supone estamos frente a una enfermedad que encarece los costos hospitalarios.

CONCLUSIONES

SUMMARY

A retrospective study was performed on the behaviour of acute lymphangitis that was the cause of patient admissions during 1995 to the Service of Phlebolymphology of the National Institute of Angiology and Vascular Surgery. Necrotizing lymphangitis was widely predominant with more than 60% of cases. 80 years age group was the most affected. The predominant sex and the associated pathologies were similar to those reported in other papers whereas scabies turned out to be the second important cause as a way of introduction of the disease, an aspect that has not been so far reported. It was observed in our series that the rate of major amputations is high as well as lenght of stay at hospital is longer, which indicated a more severe process. The analysis of results and the conclussions reached are presented.

Subject headings: LYMPHANGITIS/etiology

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Diccionario terminológico de Ciencias Medicas La Habana: Editorial Científico-Técnica, 977:579.
  2. Maffe FH. Duencas vasculares periféricas. Rio de Janeiro. Editora Médica Científica 198;699-712.
  3. Fernández de la Vara L. Linfangitis y cirugía de las varices. Estudio epidemiológico. Rev Cubana Cir 1987;26(1):95-9.
  4. Fernández de la Vara L. Linfangitis. Frecuencia en un sector de salud. Rev Cubana Med 1986;25(11):1084-7.
  5. Fernández de la Vara L. Frecuencia de la linfangitis en el cuerpo de guardia. Estudio epidemiológico. Rev Cubana Hig Epidemiol 1983;2(2):114-22.
  6. Cecil Loeb. Tratado de Medicina interna México DF: Interamericana 1975:1290-9.
  7. Martorell F. Angiología. Enfermedades vasculares Barcelona: Salvat 1972:392-7.
  8. Suárez M. Quiñones M. Linfangitis. Algunos aspectos sociales. Rev Cubana Med 1987;26(6):643-50.
  9. Priullet P, Pussiant A. Linfangitis aguda de los miembros inferiores. Circulation, 1984:80-6.
  10. Insua M. Estudio de las piernas gruesas y su diferencial. En: Farrajota M. Progresos en linfología III. Conferencias y mesas redondas de la III reunión internacional de linfología. Lisboa 1992:325--36.
  11. Samaniego E. Aspectos fisiológicos. En: Farrajota M. Progresos en linfología III. Conferencias y mesas redondas de la III reunión internacional de linfología. Lisboa 1992;61-7.
  12. Nicolaides AN. Lemaladie deineuse chronique des membres inferieurs. Medicographia 1994;16(2)3.


Recibido: 27 de diciembre de 1999. Aprobado: 6 enero del 2000.
Dr. Luis E. Rodríguez Villalonga. Instituto de Angiología y Cirugía Vascular (INACV), MINSAP. Calzada del Cerro NO. 1551, esq. Domínguez, Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba. CP 12000.
Télf. 57 6493.e-mail: experim@infomed.sld.cu
 
 

1 Especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Sección Flebolinfología. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.
2 Especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Jefe de Servicio de Angiología. Hospital Docente "Héroes del Baire". Isla de la Juventud.
3 Especialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Investigador Auxiliar. Vice Directora de Investigación. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.
4 Especialista II Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Investigador Auxiliar. Jefa del Grupo Básico de Investigación Flebolinfología. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.
Indice Anterior Siguiente