Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Angiol y Cir Vasc 2000;1(1):34-7
Formato PDF

Comportamiento de los aneurismas según hallazgos necrópsicos. 1987-1997

Dr. Cristóbal A. Pancorbo1 y Dr. Ubaldo Lorenzo Valdés2

RESUMEN

Se realiza un análisis descriptivo de los aneurismas hallados en las necropsias realizadas en el Hospital Provincial Docente Clínico Quirúrgico "José R. López Tabrane" y en el Hospital Militar "Mario Muñoz Monroy", ambos de la Ciudad de Matanzas. Se describen las características y distribución del aneurisma relacionado con la edad, sexo, etiología, topografía, forma y el porcentaje de los aneurismas diagnosticados premortem. Se establece la relación de estas variables por medio de tablas. Se encontró un predominio de esta patología en la octava década de la vida y más (29,6 %), el sexo más afectado fue el masculino (75,3 %); la etiología más frecuente fue la aterosclerótica (62,1 %) con localización aórtica-abdominal (47,9 %); la forma sacular fue la más frecuente (42,9 %) y afectó en primer lugar a la aorta torácica (42,1 %). El diagnóstico en vida del paciente fue de solo 27,8 % de los 219 aneurismas reportados.

Descriptores DeCS: ANEURISMA/ diagnóstico; ANEURISMA/ etiología; ATEROSCLEROSIS
 

A medida que se eleva el desarrollo del sistema de salud de una sociedad aparecen entre sus primeras causas de muerte las enfermedades cardiovasculares y entre ellas el aneurisma aórtico ocupa un lugar significativo.1,2

Las primeras grandes series sobre la prevalencia de los aneurismas de la aorta abdominal (AAA) en la población general comenzó en los años 50 con MCFARLANE y los primeros resultados en DARLING después de revisar 24, 000 autopsias y descubrir una prevalencia de 1,4 % en los varones y del 0,5 % en las mujeres.3-5 Los estudios autópsicos muestran una tasa de prevalencia entre el 1 y 5 % , el cual aumenta con la edad y es más frecuente en los varones añosos de raza blanca. Se considera aceptable en el momento actual, afirmar que un 3 % de la población masculina de edad superior a 50 años, es portadora de un aneurisma de la aorta abdominal (AAA), siendo este porcentaje inferior al 1 % en el sexo femenino.6,7

Independientemente de su localización el aneurisma mismo es la causa del exitus en el 75 % de los casos. Si se desglosa esta cifra se puede conocer que la ruptura ocurre en el 35 %, mientras que la causa del exitus en el 20 % de los casos es la insuficiencia cardíaca.8

El propósito de este estudio fue conocer el comportamiento del algunos aspectos clínicos y epidemiológicos del aneurisma encontrado en los informes de necropsias realizadas en el Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico "José L. Tabrane" y en el Hospital Militar "Mario M. Monroy" ambos de la ciudad de Matanzas.

MÉTODOS

El universo de nuestro trabajo esta constituido por 219 protocolos de necropsias revisadas en los departamentos de anatomía patológica de los Hospitales Militares "Mario M. Monroy " y Hospital Provincial Clinicoquirúrgico Docente "José R. Tabrane ", ambos de la ciudad de Matanzas en el período comprendido entre los años 1987 y 1997 (se incluyen ambos años).

El método empleado es el método descriptivo. Se procedió a extraer los protocolos de necropsias y de estos recogimos los fallecidos con hallazgos de dilataciones aneurismáticas.

Se confeccionaron las tablas con los resultados obtenidos para hacer demostrativo el trabajo.

En el procesamiento estadístico se calculó la edad media, así como la desviación estándar en la tabla requerida. Para aceptar o rechazar la hipótesis de relación de dependencia de las variables en las tablas de doble entrada, se aplicó la prueba de chi-cuadrado, prefijándose para su aceptación como significativa un 0,05 £a 0,01 y muy significativa cuando a < 0,01.

Los hombres en nuestro medio, así como en el resto del mundo1,6,9 son los más afectados en padecer de aneurismas de cualquier etiología, pero sobre todo del tipo disecante y aterosclerótico, en comparación con las mujeres.

En el aneurisma disecante se observó un predominio del sexo masculino con una frecuencia de 77,7 % para un primer lugar en nuestras estadísticas con respecto al sexo. Según las estadísticas de necropsias revisadas por Heberer plantea, una proporción de 3:1 y Debakey sugirió una proporción aún mayor de 5:1.

Un análisis de la etiología del aneurisma en esos grupos, mostró que en los fallecidos con edades entre los 30 y 39 años solo se observaron los congénitos (100 %). Entre los 50 y 59 años lo fue el de tipo disecante (53,8 %), se acepta a nivel internacional como la media de la mayoría de los casos afectados y según la bibliografía, oscila entre 50 y 70 años de edad.

La topografía de los aneurismas, mostró que el 47,9 % eran abdominales, el 21,9 % cerebrales, el 18,2 % toracoabdominales (tabla 1).

TABLA 1. Distribución de los aneurismas según etiología y topografía

Topografía
A.E.O*
Disecante
Congénito
Ignorado
Total
 
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
Cerebral
16
33,3
0
0
30
62,5
2
4,1
48
21,9
Torácico
12
57,1
8
38,0
0
0
1
4,7
21
9,5
Toracoabdominal
3
7,5
37
92,5
0
0
0
0
40
18,2
Abdominal
101
96,1
0
0
0
0
4
3,8
105
47,9
*AEO: aterosclerosis obliterante.

La relación entre la etiología y la topografía mostró que el 62,5 % de los localizados en el cerebro eran de etiología congénita; y el 57,1 % de los situados en zona torácica, el 96,1 % abdominales, eran ateroscleróticos. En el caso de los toracoabdominales el 92,5 % fue de etiología disecante.

En el análisis de la forma de los aneurismas hallados mostró que fueron seculares 42,9 %; disecantes 21 %; fusiformes 10,5 %.

En su relación con la topografía se observó que los de ubicación cerebral fueron en un 45,8 % morariformes. Los torácicos 42,1 % sacular y disecante.

Los de topografía toracoabdominales fueron disecantes en 90,4 % de los casos; los abdominales fueron: sacular 60 %.

La zona más afectada por la patología aneurismática fue la aorta abdominal (47,9 %), la segunda fue la cerebral y la tercera la toracoabdominal (tabla 2).

TABLA 2. Distribución de los aneurismas según forma y topografía

Topografía 
Sacular
Fusiforme
Morariforme
Disecante
Ignorado
Total
 
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
Cerebral
16
33,3
0
0
22
45,8
0
0
10
20,8
48
21,9
Torácico
8
42,1
3
15,7
0
0
8
42,1
0
0
19
8,6
Toracoabdominal
2
4,70
0
0
0
0
38
90,4
2
4,70
42
19,1
Abdominal
63
60,0
20
19,0
0
0
0
0
22
20,9
105
47,9

Los aneurismas diagnosticados, 27,8 % y los aneurismas no diagnósticados, 72,1 %. Entre los diagnosticados, el 35,4 % se localizaron en las arterias cerebrales; de los no diagnosticados el 82,5 % correspondió a topografía toracoabdominal; el 77,2 % torácicos y el 73,3 % abdominal.

Este resultado pudiera ser entendido para las localizaciones cerebrales o toracoabdominales, pero resulta difícilmente justificable para las abdominales.

El diagnóstico precoz del aneurisma es prácticamente imposible y, generalmente, se piensa en éste cuando genera algún síntoma o se detecta casualmente en un estudio imageneológico. La mayoría de los aneurismas son silentes y se expresan clínicamente con algunas de sus complicaciones6 (tabla 3).

TABLA 3. Distribución de los aneurismas diagnosticados premorten

 
Diagnosticados
No diagnosticados
Total
Topografía 
No.
%
No.
%
No.
%
Cerebral
17
35,4
31
64,5
48
21,9
Torácico
5
22,7
17
77,2
22
10,0
Toracoabdominal
7
17,5
33
82,5
40
18,2
Abdominal
28
26,6
77
73,3
105
47,9

CONCLUSIONES

SUMMARY

We made a descriptive analysis of aneurysms found in necropsies performed in "José R. López Trabane" provincial teaching clinical surgical hospital and in "Mario Muñoz" military hospital, both located in the city of Matanzas. We described the characteristics and distribution of aneurysms in terms of age, sex, etiology, topography, form and percentage of premorten diagnosed aneurysms. The relationship among these variables is established usisng tables. It was found that this pathology was predominant at 80 years of age and over (29.6%), the most affected were males (75.3%), the most frequent etiology was atherosclerosis (62.1%) with aortic-abdominal location (47.9%), saccular form was the most found (42.9%) and the thoracic aorta was primarily affected (42.1%). The diagnosis when patients were alive was only 27.8% of the 219 reported aneurysms.

Subject headings: ANEURYSM/diagnosis;ANEURYSM/etiology; ATHEROSCLEROSIS.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Parodi JC. Endovascular Repair of Abdominal Aortic Aneurysms And Other. Arterial Lesions J Vasc Surg 1995;21:549-57.
  2. Hertzer NR. Fatal miocardial infarction following abdominal aneurism resection. There hundred forty three patients followed 6-11 years posoperatively. Ann Surg 1980;192:667-73.
  3. Stanford W. Ultrafast CT in the diagnosis of aortic aneurysms and dissection. J Thorac Imag 1990;5(4):32-9.
  4. Vohra R. Long-term survival in patients undergoing resection of abdominal aortic aneurysms. Ann Vasc Surg 1990;4(5):460-5.
  5. Ochoa LM, Ramos P. Historia natural del aneurisma aórtico. Rev Act Ang 1981;5(3):31.
  6. Ruiz V, Ouvrard P, McCook M. Aneurismas de la aorta abdominal y de las arterias iliacas. Estudio epidemiológico. Rev Act Ang 1979;3(3):5-9.
  7. Sterpetti AV. Factores predictivos en la ruptura de los aneurismas de aorta abdominal. J Surg Gynecol Obstet 1991;173:175-8.
  8. Ochoa LM, Duran LL, Lima B. Angiología y cirugía vascular. La Habana: Editorial Ciencias Médicas 1987:83-103.
  9. Robbins SL. Patología estructural y funcional. 3 ed. St. Luois USA 1975;t1: 568-625.


Recibido: 27 de diciembre de 1999. Aprobado: 6 de enero de 2000.
Dr. Cristobal A. Pancorbo. Hospital Provincial Clinico-Quirúrgico "José Ramón López Tabrane", Ciudad de Matanzas. Servicio Provincial de Angiología y Cirugía Vascular. Calle 131 No.18612 e/186 y 188, Peña Altas. Matanzas. CP. 40400. Teléf. 62422. E-mail: cristobal@crps.mtz.sld.cu
 
 

1 Especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular.
2 Especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Jefe del Servicio Provincial de Angiología y Cirugía Vascular.
 
Indice Anterior Siguiente