Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Angiol y Cir Vasc 2001;2(1):22-6

Formato PDF

Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular

Descripción aterométrica de las lesiones en extremidades inferiores en pacientes diabéticos

Dr. William Savigne Gutiérrez1 Dr. José I. Fernández Montequín,2 Dr. José E. Fernández-Brito3 y Dr. Alfredo Aldama Figueroa4

RESUMEN

En estudio prospectivo, se aplicó el método aterométrico de Fernández-Brito en 32 miembros amputados a pacientes ingresados en el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. La muestra estuvo compuesta por pacientes diabéticos a los que se les realizó una amputación mayor supra o infracondílea, con un promedio de edad de 65,2 años. Se agruparon 25 pacientes diabéticos tipo II (78,2 %) y 7 pacientes diabéticos tipo I (21,8 %). La amputación supracondílea apareció en el 62,5 % de los pacientes y la infracondílea en el 37,5 % de ellos. El segmento arterial más dañado resultó ser topográficamente, la arteria poplítea, con un índice de aterogenicidad (å) y de obstrucción (W) más alto y la arteria menos dañada, la peronea con índice de aterogenicidad más bajo y de obstrucción benignidad (B) más alto. En la pierna, la más afectada de las tres arterias por debajo de la rodilla, fue la tibial anterior.

DeCS: AMPUTACION/métodos; EXTREMIDADES/cirugía; ARTERIA POPLITEA/cirugía; ANGIOPATIAS DIABETICAS.

Los estudios radiológicos en pacientes diabéticos del árbol arterial, han puesto de manifiesto que la topografía y localización de las lesiones son diferentes, en relación con el no diabético, encontrándose un desarrollo centrípeto de las lesiones, daño más acentuado en las arterias de las piernas, lesiones del trípode, oclusiones distales, existencia de suboclusiones, daño más pronunciado de la femoral profunda, indemnidad relativa de la ilíaca interna e indemnidad radiológica de la arterial.1-3 Este patrón radiológico lesional se acompaña de una serie de trastornos humorales como son: actividad fibrinolítica baja, hipertrigliceridemia, disminución de la MDL, alto índice de prostaciclina y aumento del tromboxano A2 circulante.4-11

La introducción del sistema aterométrico (SA), ha permitido el estudio comparativo de las diferentes lesiones a distintos niveles12-15 y su descripción. Por tal motivo el objetivo de nuestro trabajo es describir las lesiones arteriales en extremidades de pacientes diabéticos amputados y contribuir a la caracterización de la macroangiopatía diabética.

MÉTODOS

La muestra estuvo compuesta por 32 pacientes diabéticos ingresados en el servicio de Angiopatía Diabética, en el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular (INACV) desde febrero de 1993 a febrero 1995 los que fueron sometidos a amputación supra o infracondílea; se excluyeron aquellos pacientes a los cuales no pudo extraérseles el árbol arterial de la extremidad amputada. Se estudiaron pacientes de ambos sexos y cualquier tipo de diabetes mellitus y sin tope de edad o tiempo de evolución de la diabetes, como fuente de datos se tomó la historia clínica.

Procesamiento de las arterias extraídas

Las arterias extraídas de las extremidades amputadas, se abrieron longitudinalmente, se lavaron bajo agua corriente, se colocaron sobre un cartón, se fijaron abiertas, se identificaron con un número consecutivo, perteneciente al de la historia clínica; se nombró cada segmento arterial según correspondió y se fijaron en formol al 10 %, por más de 72 horas.

Se procedió a la colocación de Holman,16 y con posterioridad al estudio cualitativo y cuantitativo. Para la aplicación del sistema aterométrico (SA), descrito por Fernández-Brito en 198217-19 se utilizó un digitalizador (digitalizador KD 4-300) acoplado a una microcomputadora PC 486.

Del sistema aterométrico se emplearon las siguientes variables:

Normalizadas

Ponderativas

RESULTADOS

Los datos generales de los 32 casos de la serie estudiada -el promedio de edad fue de 62,5 años- expresaron que el 78,1 % (25 casos) fueron diabéticos tipo II. El 62,5 de los miembros estudiados (20 casos) fueron amputación supracondílea, mientras que el 37,5 % (12 casos), fueron amputación infracondílea.

La tabla muestra que el índice de aterogenicidad (å) o daño aterogénico es más alto en el sector poplíteo. En las arterias de la pierna hay un promedio de daño aterogénico en tibial anterior mayor, seguido de la tibial posterior y la arteria menos dañada es la peronea. El índice de obstrucción o resistencia (W) en relación con los diferentes sectores es mayor en el sector poplíteo y en la pierna se observan valores mayores en el sector tibial anterior y el menor índice de obstrucción se encuentra en el peroneo. El índice de benignidad13 o área sana de todos los sectores estudiados fue menor en la arteria poplítea; en cuanto a la pierna el valor menor se encontró en el sector tibial anterior. El sector de mayor área sana es el peroneo, entre todos los demás.

El índice de estenosis (P= 4 W/r) se comportó como menor en el sector poplíteo en relación con los demás sectores.

Tabla. Media de las variables del sistema aterométrico en la muestra de cada sector estudiado

Sector
variable

Arteria poplítea
No. 20

Arteria tibial
No. 20
Arteria peronea
No. 32
Arteria tibial anterior
No. 32
å
0,92798
0,76265
0,73243
0,82816
W
2,99872
2,09272
2,01608
2,20112
P
4,31355
6,26367
6,94844
6,58033
B
0,07640
0,23962
0,28487
0,18828

DISCUSIÓN

Lo encontrado en relación con el promedio de edad (62,5 años) tiene correspondencia con lo publicado por otros autores, en cuanto a la edad más frecuente de aparición de complicaciones de pie diabético.2,3,9,19

Comprobamos que el 78,1 % (25 casos) fueron diabéticos tipo II, esto confirma una vez más que es en este tipo de paciente donde la lesión vascular periférica es más frecuente. El 62,5 % de los miembros estudiados (20 casos) fueron amputación supracondílea, mientras que el 37, 5 % (12 casos) amputación infracondílea, lo que coincide con lo reportado en Cuba por McCook Martínez y otros.2,3

Los resultados antes expuestos en relación con el índice de aterogenicidad (å) sugieren que la arteria poplítea es el sector topográficamente más dañado, sin embargo, se observa un índice de estenosis (P= 4 W/r) menor en relación con los demás sectores.

Esto se explica por su menor calibre (mayor radio de la arteria). En la peronea el índice de estenosis es mayor a pesar de ser la arteria más sana según su índice a benignidad (B), lo cual se explica por ser la arteria de menor calibre de las estudiadas.

En el análisis del índice de estenosis (P= 4 W/r) al comparar los diferentes sectores con diferente calibre, debe tenerse muy en cuenta el radio de la arteria, de ahí que la comparación de sectores diferentes debe manejarse con cuidado.

Debemos decir, sin embargo, que en la literatura revisada, por ser los trabajos referidos a necropsias, en los cuales no se extraen los sectores estudiados, no hemos encontrado datos que nos permitan comparar dichos resultados;19 los hallazgos radiológicos coinciden en lo que se refiere a que la arteria peronea es la menos dañada y su condición de ser, en la mayoría de las ocasiones, mantiene la viabilidad de la extremidad. En cuanto a las otras arterias nuestros resultados no coinciden con estudios anteriores que plantean una frecuencia de daño en la tibial posterior de 20,3 % por encima de la tibial anterior.1,4,17,18,20

Como conclusión se plantea que la zona más dañada fue la poplítea, aunque presentó un menor índice de estenosis.

La arteria más conservada fue la peronea. El índice de aterogenicidad y obstrucción son las variables más útiles para definir daño aterogénico. El sistema aterométrico constituye un instrumento idóneo para el estudio de la macroangiopatía.

SUMMARY

The Fernández-Brito atherometric method was applied to 32 extremeties ampu-tated from patients admitted at the National Institute of Angiology and Vascular Surgery that were included in a prospective study. The sample was composed of diabetic patients with an average age of 65,2 , who underwent a major supra- or infracondylar amputation. 25 type II diabetic patients (78,2 %) and 7 type 1 diabetic patients (21,8 %) were grouped. The supracondylar amputation appeared in 62,5 % of the patients, whereas the infracondylar was performed in 37,5 % of them. The most topographically damaged arterial segment was the popliteal artery with a higher index of atherogenecity (å) and of obstruction (W). The less damaged artery was the peroneal artery with a lower index of atherogenecity and a higher index of obstruction benignancy (B). In the leg, the most affected of the three arteries below the knee was the anterior tibial artery.

Subject headings: AMPUTATION/methods; EXTREMITIES/surgery; POPLITEAL ARTERY/surgery; DIABETIC ANGIOPATHIES.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Mc. Cook Martínez J, Hurtado de Mendoza C, Váldez Castillo E, Palet Díaz C. Patrones arteriográficos en la macroangiopatía diabética de los miembros inferiores. Rev Mex Angiol 1983;11(56-61):12-8.
  2. Fernández Montequín JI. Macroangiopatía diabética. Actual Angiol 1982;6(1):57-9.
  3. Mc. Cook Martínez J. Diabetic Macroangiophathy of the limbs in epidemiological study. Proceeding of the XI World Congress of International Union of Angiology. Pragha 1978.
  4. Aguilar-Salinas CA, Barrett M, Schomfeld C. Metabolic modes of action of the statina in the hyperlipoproteinemias. Atherosclerosis 1998;141:203-7.
  5. Hernández Aguilera G, Mc. Cook Martínez J, Gutiérrez Castellanos R. Alteraciones lipoproteicas en pacientes afectados de angiopatía diabética. Actual Angiol 1980;4(4):53-63.
  6. Bettinage DJ. Diabetes coronary heart diseases the role of hyperlipidemia. J Diabetic Complic 1980;4(2):53-6.
  7. Faeller JA, Stevens IX, Japson E, Thompson B, West Cott T. Prevalen of hypertension among diabetic patients and its relation to vascular isk. Int Diabetes Monitor 1992;4(1):27.
  8. Pollak OJ. Risk factors for atherosclerosis in prospectiva. Atherosclerosis 1987;63(2/3):257-62.
  9. Fernández Montequín JI. Fisiopatología de la angipatía diabética. Actual Angiol 1981;5-(3):15-22.
  10. Skeler J. Complicaciones de la diabetes mellitus en los noventa. En: Diabetes Mellitus. Complicaciones crónicas. México, DF: Interamericana; 1982:31-41.
  11. Larnes Borges U, Crestanello F. Arteriopatías obstructivas crónicas de los miembros inferiores. En: Crestanello F. Patologías Quirúrgicas y Arteriales. Barcelona: Uriach 1980:186-7.
  12. Fernández Zorrilla E. El proceso de aterogénesis y el papel de la diabetes mellitus. En: Diabetes Mellitus. Complicaciones crónicas. México, DF: Interamericana, 1982:87-96.
  13. Kin Der DR, Escalante DA, Gamber AJ. Prevention of the atherosclerosis in diabetes emphasis on treatment for abnormal lypo-protein metabolism of diabetes. Clin Pharmacol Ther 1993;6(2):130-2.
  14. Montoya A. Anormalidades de las lipoproteínas en pacientes diabéticos: fisiopatología, diagnóstico y tratamiento. En: Diabetes Mellitus. Complicaciones crónicas. México, DF: Interamericana, 1992:121-7.
  15. Morales EL. Aterosclerosis, algunas consideraciones acerca del estudio experimental. Rev Cubana Med 1987;26(9):965-9.
  16. Nolman R. Technics for studing the atherosclerotic lesion. Lab Invest 1958;7:42-4.
  17. Fernández-Brito Rodríguez JE, Wong Navarro R, Contreras Barrionuevo D, Nordet P, Stemby NH. Aterosclerosis en la juventud: patomorfología y morfometría según edad y sexo, utilizando el sistema aterométrico. Rev Cubana Invest Biomed 1998;17(2):128-42.
  18. Fernández-Brito JE, Falcón Vilarí L, Castillo Herrera JA, Greski H, Affed K. Aterosclerosis de las carótidas: estudio patomorfológico y morfométrico utilizando el sistema aterométrico. Rev Cubana Invest Biomed 1998;17(2):143-51.
  19. Fernández-Brito JE, Carlevaro PV. Sistema aterométrico. Rev Cubana Invest Biomed 1988;7(3):113-23.
  20. Oneall L Surgical pathology of the and clinical phatology correlation. En: Levin MP. diabetic foot. St Louis: Mosby, 1983: 162-2000.

Recibido: 1ro. de junio del 2000. Aprobado: 11 de septiembre del 2000.
Dr. William Savigne Gutiérrez. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.
Calzada del Cerro No. 1551, esq. Domínguez, Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Aspirante a Investigador. Especialista del Servicio de Angiopatía Diabética.
2 Especialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Investigador Auxiliar. Director del Instituto de Angiología y Cirugía Vascular.
3 Doctor en Ciencias Médicas. Profesor Titular e Investigador. Especialista de II Grado en Anatomía Patológica.
4 Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Fisiología Normal y Patológica. Especialista en Hemodinámica.

Indice Anterior Siguiente