Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Angiol y Cir Vasc 2001;2(2):102-6

Formato PDF

Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular

El dolor en afecciones vasculares periféricas. Factores psicosociales asociados

Lic. Nancy Rial Blanco,1 Dra. Mayda Quiñones Castro,2 Dr. Braulio Lima Santana,3 Lic. Giselle Pacheco Rial,4 MSc. Vivian Sistachs Vega,5 Ing. Aldo Ruiz Ponce,6 Téc. Loyda Almeida Hernández7 y Enf. Bárbara Reyes Iglesias8

Resumen

El presente trabajo se propuso caracterizar el dolor en afecciones vasculares periféricas e identificar los factores psicosociales asociados a él. El grupo de estudio se conformó por 33 pacientes con afecciones vasculares periféricas: 9 pacientes arteríticos, 9 con pie diabético isquémico, 9 con úlceras posflebíticas y 6 pacientes con ateroesclerosis. Se emplearon: el McGill Pain Questionnaire de Melzack, la escala de malestar por dolor de Rial y otros, y un sistema computadorizado cubano que permite evaluar los factores psicosociales asociados al dolor. De acuerdo con los resultados obtenidos, el dolor en el grupo estudiado se caracterizó por tiempos de evolución prolongados, alta frecuencia y intensidad y se vivencia dramáticamente; se asocia a un malestar apreciable, mayores limitaciones de la actividad, alta vivencia de limitación o sufrimiento por estas limitaciones, presencia marcada de estados emocionales negativos y tendencia a la insatisfacción en diversas áreas básicas de la vida.

DeCS: DOLOR/psicología; DIMENSION DEL DOLOR; ENFERMEDADES VASCULARES PERIFERICAS.

El dolor es uno de los problemas más frecuentes y un síntoma de sensible importancia dentro de los servicios de angiología y cirugía vascular.

El dolor, además de un componente biológico, posee una dimensión psicológica, interpretativa que depende de la historia individual de cada persona en un contexto cultural concreto. Una admisión plena de dimensión psicológica del dolor no equivale sólo en disponer de una herramienta más, supone el abandono del viejo modelo biomédico tradicional y su sustitución por un nuevo paradigma que ya no es biomédico, sino esencialmente multidisciplinar.1

En nuestro país, el abordaje del dolor desde esta perspectiva ha sido insuficientemente desarrollado en las afecciones vasculares periféricas. Se reporta tan sólo la caracterización del dolor fantasma en pacientes amputados de causa vascular.2

Con el presente trabajo nos propusimos caracterizar el dolor en afecciones vasculares periféricas e identificar los factores psicosociales asociados al dolor en este grupo de afecciones.

Métodos

El grupo de estudio se conformó por 33 pacientes con afecciones vasculares periféricas atendidos en el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular y remitidos por sus médicos a nuestra consulta por dolor. Se distribuyeron de la siguiente manera: 9 pacientes arteríticos, 9 con pie diabético isquémico, 9 con úlceras posflebíticas y 6 pacientes con ateroesclerosis. Del total de pacientes, 5 tenían amputaciones mayores y 3 lesiones en los miembros superiores.

A todos les fueron aplicados lo siguientes instrumentos: el McGill Pain Questionnaire (M.P.Q.) de Melzack, en su versión española de Ruiz y otros, la escala de malestar por dolor de Rial y otros (escala modificada y validada en Cuba a partir de la Pain Discomfort Scale (P.D.S.) de Jensen y Karoly y un sistema computadorizado cubano que permite evaluar los factores psicosociales asociados al dolor.

Se confeccionaron tablas de contingencia y se analizaron los porcentajes para construir perfiles que permitieran caracterizar el dolor, identificar factores psicosociales asociados y contrastarlos en las afecciones estudiadas. Para determinar la existencia de relación entre la intensidad del dolor y el tipo de afección, el género, la edad, el nivel de escolaridad y el vínculo laboral; se realizaron pruebas Chi-cuadrado empleando un nivel de significación del 5 %. El procesamiento de los datos se realizó utilizando el sistema MINITAB, versión del año 1996.

Resultados

A. Caracterización del dolor.

I. El tiempo de evolución se comportó de la siguiente manera:

II. En cuanto a la frecuencia:

III. La intensidad, por su parte:

Se exploró la relación entre la intensidad del dolor y el tipo de afección, el género, la edad, el nivel de escolaridad y el vínculo laboral. Se encontró relación sólo entre la intensidad del dolor y el tipo de afección, amén de que los resultados de la prueba Chi-cuadrado hay que analizarlos con precaución puesto que arrojó algunas celdas con cero.

IV. El dolor es descrito de esta forma:

B. Factores psicosociales asociados.

I. El malestar por dolor se caracterizó por:

1. De acuerdo con el grado de malestar:

2. Según su cuadro vivencial:

II. La limitación de la actividad se manifestó en relación con:

III. La vivencia de limitación o el sufrimiento por limitaciones tuvo el siguiente comportamiento:

IV. En cuanto a los estados emocionales evaluados (ansiedad, depresión, astenia) encontramos que:

V. Los estilos de afrontamiento se comportaron como sigue:

VI. Por su parte, las áreas de insatisfacción fueron:

Discusión

El dolor en el grupo de pacientes con afecciones vasculares periféricas estudiado resulta un fenómeno complejo.

Los pacientes pasan largos períodos de tiempo sufriendo dolor, con una frecuencia de aparición y mantenimiento de él durante el día. La intensidad del dolor es alta en este grupo de pacientes.

El reporte vivencial en relación con la experiencia dolorosa habla a favor del cuadro dramático de estos pacientes especialmente para los que padecen de arteritis, P.D.I. y A.E.O.

El grado de malestar generado por el dolor tampoco es despreciable, se destaca el reportado por los pacientes con U.P.F.

Las actividades de la vida cotidiana de los pacientes con estas afecciones frecuentemente ya están afectadas por la edad y por la propia enfermedad. Por su parte, el dolor impone nuevas limitaciones o recrudece las que ya existían, en especial en el caso de los pacientes con P.D.I. y U.P.F.

Los pacientes, además, con frecuencia reportan una alta vivencia de limitación o sufrimiento por dichas limitaciones, sobre todo los que padecen P.D.I. y A.E.O.

La vinculación del dolor con estados emocionales negativos (ansiedad, depresión, astenia) se verificó también para este grupo de pacientes y se aprecia de forma marcada en los pacientes con A.E.O., U.P.F. y P.D.I.

El reporte de estilos de afrontamiento al dolor parece no corresponderse con la observación del comportamiento habitual de estos pacientes. No obstante, se aprecia que el grupo de arteríticos es el que pone en práctica un menor número de acciones encaminadas al alivio del dolor y muestra una tendencia marcada hacia los estilos de afrontamiento de carácter negativo.

Si tomamos en consideración además que este grupo de pacientes reporta una tendencia importante a la insatisfacción en diversas áreas básicas de la vida, podemos imaginarnos lo que puede significar el dolor para estas personas y suponer el grado de dificultad que van a encontrar para afrontarlo de manera favorable.

Summary

The aim of the present paper was to characterize pain in peripheral vascular affections and to identify the psychosocial factors associated to it. The study group was composed of 33 patients with peripheral vascular affections: 9 patients with arteritis, 9 with ischemic diabetic foot, 9 with postphlebitic ulcers and 6 with atherosclerosis. McGill Pain Questionnaire of Melzack, the malaise scale by pain of Rial and others, and a Cuban computerized system that allows to evaluate the psychsocial factors associated with pain were used. According to the results, the pain in the studied group was characterized by prolongued times of evolution, high frequency and intensity and it was very strong. It was associated with considerable malaise, greater limitations of activity, big limitation or suffering as a result of these limitations, a marked presence of negative emotional states and a trend towards insatisfaction in different basic spheres of life.

Subject headings: PAIN/psychology; PAIN MEASUREMENT; PERIPHERAL VASCULAR DISEASES.

Referencias bibliográficas

  1. Bayés R. Aspectos psicológicos del dolor. JANO 1986;39(708):111-22.
  2. Pino D. del, Victoria C, Lima B, Almeida L. Características clínico-psicológicas del dolor fantasma y sensaciones fantasmas en pacientes amputados de causa vascular. Bol Psicol 1988;11(3):32-40.

Recibido: 23 de noviembre del 2000. Aprobado: 5 de diciembre del 2000.
Lic. Nancy Rial Blanco. Santo Tomás No. 401 esq. Arzobispo, Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba.

 

1 Licenciada en Psicología. Investigadora agregada.
2 Especialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular.
3 Especialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Investigador Auxiliar y Profesor Instructor.
4 Licenciado en Psicología.
5 Máster en Ciencias. Profesora Asistente.
6 Ingeniero en Computación.
7 Técnico en Psicometría.
8 Licenciada en Enfermería.

Indice Anterior Siguiente