Indice Anterior Siguiente


Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular


Cirugía endovascular en pacientes con angiopatía diabética

Dra. Neobalis Franco Pérez,1 Dr. Calixto Valdés Pérez,1 Dr. William Savigne Gutiérrez1 y Dr. Manuel Pérez Ferreiro2

Resumen

Se estudió el comportamiento de la cirugía endovascular en pacientes con angiopatía diabética. Se revisaron las historias clínicas de 78 pacientes del Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular a los que se les había realizado una angioplastia entre enero de 1999 y julio de 2002 y se observó que 15 presentaban macroangiopatía diabética. Se tomaron en cuenta las variables edad, sexo, sector arterial, uso o no de stents y presencia de reestenosis. Los resultados demostraron que en estos 15 diabéticos se realizaron 20 angioplastias porque en algunos casos el proceder se hizo en más de un sector arterial; el sexo masculino predominó (10 pacientes, 66,7 %); así como el grupo de edad de 50-60 años (9 pacientes, 60 %). El sector ilíaco presentó mayor número de angioplastias con 23 intervenciones seguido del femoropoplíteo con 8; se colocaron 7 stents en ilíacas, 2 en femoropoplíteo y 1 en la poplítea; se reestenosaron 3 en ilíacas (42,8 %) y 1 en femoropoplíteo (50 %). Se concluye que en nuestra casuística los resultados son prometedores y comparables con los de pacientes no diabéticos.

Palabras clave: Cirugía endovascular, angioplastia (APT), stent.

Los inicios de la cirugía endovascular datan desde 1963 cuando el doctor Thomas Fogarty reporta el catéter balón para realizar embolectomía y trombectomía; en 1964 Dotter y Judkins realizan dilataciones arteriales por vía percutánea (catéteres coaxiales de polietileno) y no es hasta 1974 que Andrew Gruentzing diseña el catéter balón de doble luz de polietileno para realizar angioplastias.1

Esta cirugía ha tenido un desarrollo vertiginoso en los últimos años aparejado a los medios de diagnóstico radiológico, lo que ha modificado las posibilidades de tratamiento de lesiones vasculares tanto aneurismáticas como obliterantes con resultados muy alentadores según algunos autores que no la consideran una alternativa terapéutica, sino un proceder electivo en el tratamiento de muchos pacientes, que contribuye a reducir de forma importante las complicaciones de las técnicas de revascularización convencionales.2

Procedimientos endovasculares

1. Angioplastia (balón).
2. Aterectomía.

3. Uso de laser.
4. Uso de stent.

La angioplastia transluminal percutánea es un proceder intervencionista dentro de la radiología que consiste en la dilatación de oclusiones y estenosis arteriales de pequeña extensión desde sitios distantes. Se ha demostrado su eficacia en el sector aortoilíaco en oclusiones y estenosis limitadas de las arterias ilíacas; en los sectores femoropoplíteo y tibial sus resultados son más controvertidos.

En relación con la cirugía revascularizadora convencional tiene un carácter menos invasivo, menor costo, y menor incidencia de complicaciones por lo que se ha convertido en un procedimiento de preferencia por el paciente.

La enfermedad arteriosclerótica tiene sus características en el enfermo diabético donde el sector más afectado frecuentemente es el femoropoplíteo-tibial por lo que las indicaciones de angioplastia son más restrictivas. Esta se recomienda en:

A pesar de esto se han sido obtenido resultados favorables que en comparación con pacientes no diabéticos, son similares. En nuestra institución se aplica este proceder desde el año 1986, combinándose en ocasiones con la colocación de stents.

Métodos

Se realizó un estudio transversal y descriptivo para conocer el comportamiento de la cirugía endovascular en pacientes con angiopatía diabética en el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular desde enero de 1999 a julio de 2002. De un universo de 78 pacientes a los que se les realizó angioplastia en la institución, se tomaron los 15 pacientes que tenían una macroangiopatía diabética.

Se revisaron las historias clínicas de estos pacientes y se caracterizó el universo en grupos de edades de 30-40, 41-50, 51-60 y + 60 años; el sexo en femenino y masculino; el sector arterial en que se realizó la angioplastia se dividió en: ilíaco, femoropoplíteo, poplíteo y tibial posterior; asimismo, se tomó en cuenta cuándo se colocó un stent y si hubo reestenosis. Luego a estos datos se les aplicó medidas de resumen.

Objetivos

General

Comportamiento de la cirugía endovascular en pacientes con angiopatía diabética.

Específicos

  1. Caracterizar el universo de estudio en cuanto a edades y sexo.
  2. Conocer los sectores arteriales en que se realizó la angioplastia.
  3. Especificar cuándo se colocó stent.
  4. Precisar si en algún caso hubo reestenosis.

Resultados

Los resultados demuestran que de 78 pacientes con angioplastia 15 tenían una macroangiopatía diabética; en ellos se realizaron 20 angioplastias pues en algunos casos el proceder se efectuó en más de un sector arterial; el sexo masculino predominó (10 pacientes, 66,7 %); y se reportaron 9 pacientes entre 50 y 60 años de edad (60 %) (tabla 1).

Tabla 1. Distribución de pacientes según grupos de edades y sexo

Grupos de edades
Femenino
Masculino
Total
 
No./%
No./%
No./%
30-40
1(20)
1(10)
2(13,3)
41-50
1(20)
2(20)
3(20)
51-60
3(60)
6(60)
9(60)
+ 60
0(0)
1(10)
1(6,7)
Total
5(33,3)
10(66,7)
15(100)


El sector ilíaco fue en el que se realizó mayor número de angioplastias con 23 intervenciones seguido del femoropoplíteo con 8 (tabla 2); se colocaron 7 stents en ilíacas, 2 en el sector femoropoplíteo y 1 en el poplíteo, de estos se reestenosaron 3 en ilíacas (42,8 %) y 1 en el sector femoropoplíteo (50 %) (tabla 3).

Tabla 2. Sector donde se realizó la angioplastia

Sector
No. de pacientes
No. de angioplastias
Ilíaco
10
13
Femoropoplíteo
3
 5
Poplíteo
1
 1
Tibial posterior
1
 1
Total
15
20


Tabla 3. Stens colocados y reestenosis

Sector
Stents
No./ %
Reestenosis
No./ %
Ilíaco
7(70)
3(42,8)
Femoropoplíteo
2(20)
1(50)
Poplíteo
1(10)
0(0)
Tibial posterior
0(0)
0(0)
Total
10(100)
4(40)


Discusión

Como la angioplastia es una técnica reciente para el mundo y en especial para nuestra institución, son pocos los trabajos en los que se puede valorar los resultados que aún son tan disímiles en el mundo, sobre todo en los pacientes diabéticos, a pesar de esto hacemos referencia de algunos resultados obtenidos por otras instituciones en el campo de la cirugía endovascular.

La estenosis de arterias ilíacas común es la lesión más favorable para el tratamiento endovascular. Desde junio de 1994 hasta diciembre de 2000 se estudiaron en el Hospital Mutua de Terrassa 249 pacientes de los cuales 104 (96 masculinos y 8 femeninos) se correspondieron con el sector aortoilíaco, la edad promedio fue de 69 años (55-96 años), se trataron 117 lesiones de las cuales 102 fueron estenosis y 15, obliteraciones completas (todas en el sector ilíaco). La distribución de los tratamientos fue: lesiones aisladas de aorta infrarrenal 5 (2 ATP simples y 3 stents); en aorta y su bifurcación 9 (7 ATP simples y 2 stents; en la primera porción de ilíacas primitivas 113 (77 ATP simples y 36 stents). El éxito inicial fue superior al 95 %, la reestenosis después del año fue del 2 %, la permeabilidad acumulada a los 5 años fue superior al 70 % para las dilataciones y superior al 80 % para los stents.3

Acin en su estudio en el Hospital de Getafe de Madrid a nivel del sector femoropoplíteo entre enero de 1999 y junio de 2000, realizó en 42 pacientes (29 hombres y 13 mujeres) cuyas edades oscilaban entre 42 y 89 años (edad promedio 73 años), 58 procedimientos endovasculares; de ellos 30 eran diabéticos (71 %), en los que se realizaron 41 de los 58 procedimientos (70,6 %); 48 en arterias nativas, 4 en arterias donantes, 5 en el cuerpo del injerto y 1 en la anastomosis distal. De los 48, 23 en femoral superficial, 16 en poplítea y 9 en tibiales, en 4 pacientes se realizó además APT en ilíaca y en 2 bypass, 38 se realizaron sobre estenosis y 10 en oclusiones menores de 10 cm, en el sector femoropoplíteo 19 fueron APT simples y 20 colocaciones de stents intracoil y en 3 pacientes se necesitaron 2 stents para cubrir la zona de angioplastia (total 23 stents). En las arterias tibiales y en injertos en riesgo se utilizó APT simple, el éxito técnico inmediato fue de 94,4 %, se observó una supervivencia al año de 92 % y los pacientes diabéticos presentaron peores resultados que los no diabéticos.4

Son constantes los trabajos publicados respecto al escaso índice de permeabilidad de las APT, a largo plazo, en las lesiones del sector femoropoplíteo, que puede ser tan bajo como 23 % a los 6 meses. A pesar del uso de los stents no han mejorado los resultados a largo plazo y los que se tienen en el mercado no mejoran significativamente el resultado de la APT femoropoplítea.5

Según Stokes los resultados de la técnica en enfermos diabéticos con lesiones únicas de la arteria femoral superficial y clínica de claudicación intermitente son comparables a los obtenidos en enfermos no diabéticos. En la experiencia de los autores de este trabajo la angioplastia del sector femoropoplíteo en situaciones de isquemia crítica y con riesgo quirúrgico elevado y poca probabilidad de revascularización, puede aportar incrementos de la presión, que aún no solucionando el problema isquémico de forma definitiva permiten la cicatrización puntual de las heridas y el tratamiento de la infección.6

Podemos concluir que los resultados de nuestra casuística son prometedores y comparables con pacientes no diabéticos.

Summary

The outcome of endovascular surgery in patients with diabetic angiopathy was studied. The medical histories of 78 patients seen at the National Institute of Angiology and Vascular Surgery, who had been performed angioplasty from January 1999 to July 2002, were reviewed; 15 of them presented with diabetic macroangiopathy. The variables taken into consideration were age, sex, arterial sector, use or non-use of stents and re-stenosis. The results showed that 20 angioplasties had been performed on these 15 diabetic patients because in some cases the procedure had to be applied in more than one arterial sector; males prevailed (10 patients accounting for 66,7%) as well as the 50-60 y age group (9 patients for 60%) predominated. The highest number of angioplasties were performed in the iliac sector with 23 surgeries followed by the femoropopliteal sector with 8; seven stents were placed in the iliac veins, 2 in femoropopliteal and 1 in the popliteal area. Re-stenosis was applied in 3 stents (42,8%) of the iliac area and in 1 (50%) of the femoropopliteal sector. It was concluded that in our casuistry, the results are promising and comparable to those obtained in non-diabetic patients.

Key words: Endovascular surgery, angioplasty, stent.

Referencias bibliográficas

  1. White RA, Cavaye DM. Endovascular surgery. History, current status and future prospectic. Rev Intern Angiol 1993;12(3):197-205.
  2. Guiterrea V. Estrategia en cirugía vascular. Rev Tec Endovasc 2000;3(4):236-42.
  3. Muncunill Gil J, Delgado R, Moga Ll, Mañosa J, Vidal V. Lesiones de la aorta abdominal y su bifurcación. Recanalización. Tratamiento de las lesiones de la aorta abdominal y su bifurcación. En: Cirugía endovascular del sector aortoilíaco. Barcelona: Ed. Uriach; 2001.p.155-70.
  4. Acín F. Angioplastia y cirugía en el sector femoropoplíteo. El uso de stents. Rev Tec Endovasc 2001;4(1):305-13.
  5. Minar E, Pokrajac B, Wolfram R, Ahmadi R, Poetter R. Braquiterapia endovascular tras angioplastia femoropoplítea. Rev Tec Endovasc 2001;4(1):332-8.
  6. Rodríguez Day J, Llanera Coto J. Tratamiento quirúrgico del pie diabético. En: Tratado del pie diabético. Barcelona: Ed. Esteven-Pensa; 1999.p.165-74.

Recibido: 3 de noviembre de 2003. Aprobado: 14 de noviembre de 2003.
Dra. Neobalis Franco Pérez. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.
Calzada del Cerro # 1551, municipio Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular.
2 Especialista de I Grado en Radiología.

 

Indice Anterior Siguiente