Indice Anterior Siguiente

Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular

Providex diabetic: su uso tópico en el pie diabético

Dr. William Savigne Gutiérrez,1 Dr. José Ignacio Fernández Montequín,2 Dra. Neobalis Franco Pérez1 y Dr. Calixto Valdés Pérez1

Resumen

Las complicaciones más fatales de los diabéticos son las que se localizan en las extremidades inferiores; estas constituyen del 20 al 80 % de los ingresos. Para su solución se utilizan procederes quirúrgicos y tópicos locales, con resultados múltiples, por esto se decide probar el providex diabetic en forma tópica en 28 diabéticos con lesiones complejas. Se aplicó la clasificación de Wagner, la cicatrización obtenida se evaluó con un grupo control y se observó que se produjo tejido de granulación útil en el 99 % de los casos. De los pacientes estudiados 5 presentaron índices de presión menores de 0,5; los 23 restantes se desglosaron en: 4 con trayecto fistuloso con 99,6 % de área cicatrizada, 7 cápsulas expuestas cubiertas en el 92 % y 12 úlceras profundas cicatrizadas a las 5 semanas. Se concluye que a pesar de ser una muestra pequeña, se obtuvieron resultados positivos con la aplicación del producto, por lo que este puede ser la respuesta esperada como alternativa de amputación.

Palabras clave: Pie diabético, providex diabetic, cicatrización.

Las complicaciones que afectan a los diabéticos son variadas y las más catastróficas son las lesiones de las extremidades inferiores, que constituyen aproximadamente entre el 20 y el 80 % de las causas de ingreso en los hospitales.1-3 Otros datos señalan que del 70 al 91,8 % de las amputaciones de los miembros inferiores son provocadas por gangrena, necrosis o ulceraciones.4-6 De cualquier manera, el 60 % del total de las amputaciones, se realizan en pacientes diabéticos. Entre el 5 y 15 % de todos los pacientes afectados por esta entidad endocrinometabólica pueden sufrir algún tipo de amputación.7-8 Para prevenir y curar las diferentes lesiones que aparecen como complicación vascular en los pies de estos pacientes, se han utilizado diversos procederes médicos y quirúrgicos. Los objetivos básicos de la terapéutica van desde la corrección de la hiperglicemia y las alteraciones metabólicas, hasta los tratamientos de las sepsis locales, mediante terapia tópica con diversas sustancias, la terapia farmacológica (vasodilatadores, hemorreológicos, antiagregantes, etc.), la terapia quirúrgica mediante la cirugía revascularizadora y la terapéutica de recursos.9-11 De todo lo enunciado, nos dispusimos a comprobar el efecto del providex diabetic aplicado en forma tópica a lesiones diversas que aparecen en el pie diabético, evaluando fundamentalmente los procesos de cicatrización obtenidos al compararlos con un grupo control.

Métodos

Se evaluó la aplicación del providex diabetic en 28 de los pacientes que ingresaron con pie diabético en el Servicio de Angiopatía diabética del Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular, entre enero y octubre del año 2000. A todos los que se incluyeron en el estudio se les solicitó el consentimiento informado.

Criterios de inclusión
Criterios de exclusión
Pasos seguidos en la aplicación tópica del producto

A todos los pacientes se les indicaron las normas terapéuticas y de diagnóstico normado en el servicio.

Especificidades del producto providex diabetic

Es producido por The Activ. Company, LLC con registro en la FDA NDC No. 65130-725. Tiene las características de un aceite cosmético y emulsionado en agua. Sus ingredientes activos son el benzethonium cloride al 0,5 %, no es soluble en agua, su promedio de evaporación es <1 y la gravedad específica (agua 51): 0,985±0,01. Su apariencia es de color amarillo o carmelita oro y un mal definido aspecto de cera, cremoso, con sensación de olor a limón. No tiene reportado índice alguno de carcinogenicidad.

Los pacientes incluidos en el estudio tenían entre 52 y 76 años de edad; 4 eran diabéticos tipo I y 24 tipo II.

De acuerdo con la clasificación de Wagner, los pacientes fueron divididos en los siguientes grupos:

Grado 0: Pie clínicamente normal, pero al que un grado variable de neuropatía y la presencia de deformidades óseas lo sitúan como "pie de riesgo".
Grado I: Úlcera que no profundiza mas allá de la piel con trayecto fistuloso (4 casos).
Grado II: Cápsula expuesta (7casos).
Grado III: Úlcera profunda con osteomielitis y celulitis (12 casos).
Grado IV: Gangrena limitada al antepié y planta (5 casos).
Grado V: Gangrena extensa.

La observación clínica de los pacientes se practicó por 3 especialistas del Servicio en forma semanal. Las áreas de cicatrización fueron medidas con papel especial (celofán).

Resultados

Es alentador que a las 5 semanas de aplicar el providex diabetic en los 4 casos con trayecto fistuloso se lograra el 99,6% de área cicatrizada, tal como vemos en el grado I.

En el grado II, donde se analiza lo sucedido cuando el paciente tiene en su pie la cápsula ósea expuesta, vemos que en los 7 pacientes evaluados se logró que la cápsula estuviera cubierta a las 5 semanas en el 92 % de los casos. Significa además que a partir de las 2 semanas ya el 33 % del área observada estaba cicatrizada. En el grado III, los resultados sobre 12 pacientes con úlcera profunda y extensa con osteomielitis y celulitis, fueron, después de los desbridamientos quirúrgicos, que el área expuesta había cicatrizado a las 5 semanas, en un 70 % y que a las 2 semanas el 61,7 % del área ya había mostrado señales de cicatrización (tabla). En cuanto al grado IV, donde se evaluaron los 5 casos más graves de los asignados al estudio, se obtuvo el 20 % de cicatrización en el área tratada en las primeras 2 semanas. A pesar de eso, no tuvimos éxito en este grupo a las 5 semanas a causa de la isquemia.

Tabla. Evaluación del providex diabetic en pacientes con pie diabético

Clasificación de Wagner
Grado I
Grado II
Grado III
Grado IV
No. de casos
4
7
12
 5
Cicatrización a las 2 semanas (%)
20
33
61,7%
20
Cicatrización a las 5 semanas (%)
99,6
92
70
  0

Discusión

El presente informe no pretende ser definitorio. Es solamente el resultado de una serie de observaciones hechas sobre 28 pacientes con pie diabético a los cuales se les ha practicado un procedimiento de curación tópica, de nueva introducción en nuestro Instituto y en nuestra especialidad.

Obsérvese que utilizamos la clasificación de Wagner y no la acostumbrada por nosotros,13 pues tratamos de comprobar si el providex diabetic era capaz de ser efectivo en unos aspectos críticos en la curación del pie diabético, y que los especializados conocen muy bien. Nos referimos a las cápsulas óseas expuestas, los trayectos fistulosos, las superficies quirúrgicas amplias que quedan expuestas después de procederes quirúrgicos realizados de urgencia, y las lesiones más críticas del paciente diabético donde la sepsis y la isquemia severa (índice de presión menor de 0,5) están presentes.

Muchas veces las úlceras residuales acompañadas de un trayecto fistuloso no logran curar mientras persiste una fístula. Algunos investigadores14-16 señalan la necesidad de la cirugía en estos casos y la imposibilidad de obtener curaciones por métodos que no sean quirúrgicos, algo que con el providex diabetic logró observarse, para experiencia de todos, en un tiempo mínimo de 5 semanas.

El especializado conoce lo difícil que resulta obtener el éxito de cubrir una cápsula ósea, solamente a través de curaciones tópicas pero considera de utilidad aquellas sustancias o tratamientos que impidan la amputación, por lo que al mostrar cicatrización en esos casos el estudio sirve de argumento en contra de aquellos cirujanos vasculares que plantean que la cápsula expuesta es un indicativo de una amputación inminente o segura. Podemos observar que a pesar de que cicatrizaron todas las lesiones grado III, hubo un enlentecimiento en el proceso curativo con respecto al resto de la casuística del trabajo, pues estas eran más complicadas y además concomitaba en ellas el grado I (trayecto fistuloso), eso confirma una vez más que estos trayectos son "irritativos"y que no permiten cicatrizaciones hasta estar totalmente curados.

Es de señalar que el grupo IV donde el factor isquémico era el preponderante (los índices de presión estaban por debajo de 0,5) no se logró la cicatrización de las lesiones con el producto, lo que demuestra la necesidad de un procedimiento quirúrgico revascularizador en esos pacientes.17,18 Podemos concluir que hemos exhibido muestras muy pequeñas y que no constituyen un estudio aleatorizado. Pero no podemos negar que se obtuvieron resultados positivos con la aplicación del providex diabetic en los pacientes con pie diabético que se incluyeron entre los grados I al IV de la clasificación de Wagner. Para el médico que acostumbra a tratar este tipo de lesiones, este producto puede constituir la respuesta esperada como una alternativa de amputación.

Summary

The most fatal complications for diabetics are located in lower extremities that represent 20-80 % of admissions to hospital. Local surgical and topical procedures are used to solve them with a variety of results; therefore, it was decided to test the topical use of providex diabetic in 28 diabetics suffering from complex lesions. Wagner classification was applied; the resulting cicatrization was evaluated in a control group. It was observed that useful granulation tissue emerged in 99 % of cases. Of the studied patients, 5 presented with pressure indexes under 0.5; the other 23 were broken down as follows: 4 with fistulous path with 99.6 % of the area cicatrized, 7 exposed capsules covered in 92 % of the area and 12 deep ulcers that cicatrized after 5 weeks. It is concluded that in spite of the small size of the sample, positive results were achieved with the administration of the product, so it may be the expected alternative to a possible amputation.

Key words: Diabetic foot, providex diabetic, cicatrization.

Referencias bibliográficas

  1. Mc Cook J. Pie diabético. Epidemiología. Rev Cubana Hig Epidemiol 1997;17(3):163-73.
  2. Ellenberg M. Diabetic neuropathic ulcer. J Mt Siñai Hosp 1968;35:585-94.
  3. Stokes IAF, Farris I, Ulton WC. The neuropathic ulcer and loads on the foot in diabetics patients. Acta Orthop Scand. 1975;46:839-47.
  4. Taylor RS, Sabu J. Distal venous arterialization for salvage of critically ischemic inoperable limbs. Lancet 1999;9194(354):1962-65.
  5. Fernández Montequín J. Macroangiopatía diabética. Act Angiol 1982;6(1):57-69.
  6. Fernández Montequín J. Fisiopatología de la angiopatía diabética. Act Angiol 1980;5(3):15-22.
  7. Cameron M, Pomposelli F, Gibbres G. Lower extremity revascularization in diabetes. Arch Surg 2000;135:452-6.
  8. Akbari CM, Logerfo FW. Diabetes and peripheral vascular disease. J Vasc Surg 1999;30:373-84.
  9. Caprie Steering Committe. A randomized, blinded, trial of Clopidroguel vs. Aspirin in patients cot risk of ischemic events. Lancet 1996;348:1329-39.
  10. Caputo GM, Cavanagh PR, Ulbrecht JS. Assessment and management of foot disease in patients with diabetes. New Engl J Med 1994;331:854-60.
  11. Gibbons GM. Management of the diabetic foot. Surg Rounds 1986;9(1):55-9.
  12. Wagner FN. The dysvascular foot: a system for diagnosis and treatment. Foot Ankle 1981;2:64-122.
  13. Mc Cook J, Montalvo I, Ariosa M, Fernández P. Hacia una clasificación del pie diabético. Rev Cubana Hig Epidemiol 1980;18(4):163-70.
  14. Logerfo FN, Akbari CM. Arms vains grafts for lower extremity arterial reconstruction in: Ernst CB, Stanley JC. eds: Current therapy in vascular surgery. St. Luis, Mo: Mosby Year Book;1996.
  15. Dormandy J, Heeck L. The fate of patients with critical leg ischemia. Semin Vasc Surg 1999;4(2)142-7.
  16. Logerfo GN, Gibbons GW, Pomposelli JB. Trends in the care of the diabetic foot: expanded role of arterial reconstruction. Arch Surg 1992;127:617-21.
  17. Multicenter Acute Stroke Trial. Italy (mast 1) Group randomized controlled trial of streptokinasa, aspirin and combination of both. Lancet 1995,346,1509-14.
  18. Marinello Roura J, Blanes I, Escudero R, Ibáñez V, Rodrìguez J. Tratado de pie diabético. Barcelona: Ed. Esteven Pensa; 1999.

Recibido: 30 de octubre de 2003. Aprobado: 14 de noviembre de 2003.
Dr. William Savigne Gutiérrez. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.
Calzada del Cerro # 1551, municipio Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular.
2 Especialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular.



Indice Anterior Siguiente