Indice Anterior

Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular


Introducción del sistema computarizado Whonet para la vigilancia de la sepsis hospitalaria

Dra. Ana Lilia García Pérez,1 Dr. Ulises de Jesús Gallardo Pérez2 y Lic. Yuslet Rubio Medina3

Resumen

El software Whonet distribuido por la Organización Mundial de la Salud brinda la posibilidad al usuario de configurar su propio laboratorio y colocar información sobre los microorganismos que circulan en las diferentes áreas del hospital, así como el resultado de las pruebas de susceptibilidad para los antibióticos utilizados in vitro. Después de la entrada de los datos permite la recuperación, corrección e impresión de archivos clínicos y mediante este mismo sistema puede proceder al análisis de los datos, aislamientos, inscripción, resúmenes y tabulaciones estadísticas de resistencia. La mayor parte de las bacterias aisladas fueron Enterobacterias, seguidas de los Bacilos no Fermentadores y del Staphylococcus aureus. La resistencia de las Enterobacterias para los aminoglucósidos varió entre 50 y 80 % excepto para la amikacina que tuvo una resistencia entre 15 y 30 %. Hubo un 100 % de sensibilidad para el imipenem. Los Bacilos no Fermentadores y la Pseudomonas aeruginosa mostraron cifras de resistencia ante los aminoglucósidos y al azlocillin entre 70 y 100 %; para las cefalosporinas de tercera generación se observó alrededor de 50 % de resistencia y 100 % de sensibilidad para la ciprofloxacina. La introducción del sistema computarizado Whonet en la vigilancia de la sepsis intrahospitalaria abre nuevas y amplias perspectivas de investigación con los datos que aporta el Laboratorio de Microbiología, porque este sistema demuestra que tiene capacidad y velocidad de almacenamiento masivo, además de asegurar el estudio de los niveles de farmacorresistencia.

Palabras clave: Sistemas computarizados, Whonet, sepsis intrahospitalaria.

En el origen y desarrollo de las infecciones intrahospitalarias (IIH) de enfermedades vasculares intervienen muchos factores, algunos de ellos inherentes al paciente, otros derivados de los procedimientos diagnósticos, y otros que dependen del tratamiento a que han sido sometidos estos pacientes.1

En Angiología y Cirugía Vascular, la vigilancia se basa en el establecimiento de una base de datos capaz de describir las tasas de infección, localizaciones más frecuentes, factores de riesgo implicados, microorganismos que la producen, así como la susceptibilidad antibacteriana in vitro. La publicación de las tasas de infección y su rigurosa vigilancia han sido consideradas como la mejor forma de disminuirlas.2 La computación, con todas sus ventajas, resulta un arma poderosa para facilitar el análisis de los datos obtenidos.

Internacionalmente existen las redes de vigilancia computarizada, como Whonet, las cuales proporcionan datos sobre las variaciones regionales de la sensibilidad a los antibióticos, y sus usuarios le ayudan a formular pautas terapéuticas útiles para los programas en relación con el uso de agentes nuevos contra los casos de resistencia bacteriana.3

Todo lo anteriormente expuesto motivó a los autores a introducir el Whonet para llevar un control más preciso en el Laboratorio de Microbiología y contribuir de esta forma a la vigilancia microbiológica de las infecciones intrahospitalarias. Para esto determinamos las principales características, ventajas y desventajas del sistema automatizado, porque en los tiempos actuales se requiere una estricta vigilancia, con la finalidad de poner en evidencia los cambios que se puedan presentar en este campo.

Métodos

El software nombrado Whonet fue aplicado a la base de datos en los resultados de las pruebas de Laboratorio de Microbiología del Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular (INACV), particularmente para la comprobación de la susceptibilidad antibacteriana. Para su instalación se necesita una computadora que corra al menos Windows 3.11. Después se procedió a la configuración del laboratorio, en esta sección se escogieron los antibióticos utilizados habitualmente, además de las áreas o salas de cuidados donde permanecían los pacientes que serían incluidos en el archivo de datos. La entrada de datos en este sistema permitió la recuperación, corrección e interpretación de archivos clínicos y por último el análisis de las tabulaciones estadísticas de resistencia, diámetro de las zonas y los trazos y planos del perfil de resistencia.

Para evaluar el sistema se estudiaron 74 cepas correspondientes a diferentes microorganismos aislados en muestras purulentas, secreciones de piel y mucosas, así como urocultivos de pacientes con sepsis intrahospitalaria ingresados en el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular durante el año 2001.

La determinación de farmacorresistencia se realizó mediante el método de difusión en discos usando la técnica de Baur-Kirby.

Resultados

Como resultado de la aplicación de este sistema computarizado pudimos observar entre sus características fundamentales, que nos permite una configuración de laboratorio gracias a la cual se puede:

  1. Utilizar los antibióticos con los que trabaja cada laboratorio y el método que emplea cada uno.
  2. Crear y modificar las áreas de cuidados de los pacientes.
  3. Adicionar opcionalmente toda la información clínica y microbiológica necesaria.
Ventajas de la aplicación de este software
Desventajas de la aplicación del software

El funcionamiento del sistema Whonet nos permitió la identificación del tipo de sepsis. Durante este año, se realizaron un total de 74 aislamientos de sepsis intrahospitalaria cuya localización fue: 61 en heridas quirúrgicas para un 82,4 %, 9 en piel y mucosas (12,1 %) y en menor cuantía la sepsis urinaria, 4 casos para un 5,4 %.

Los microorganismos según el número de aislamientos correspondieron a Proteus mirabilis (16), Escherichia coli (11), Bacilos no Fermentadores (11), Staphylococcus aureus (10), Enterobacter cloacae ( 9) y otros (17).

La mayor parte de las bacterias aisladas en muestras de pacientes con sepsis intrahospitalaria pertenecían a la familia Enterobactereaceae seguidas de Bacilos no Fermentadores y por último Staphyloccus aureus.

Un total de 10 fármacos fueron analizados para la Enterobactereaceae y Bacilos no Fermentadores y 12 para los Staphylococcus aureus; en todos se pudo analizar el tanto por ciento de sensibilidad y de resistencia.

Los figuras 1, 2 y 3 muestran la resistencia de las Enterobacterias frente a los aminoglucósidos, para estos las cifras variaron entre 50 y 80 %, excepto para la amikacina que tuvo una resistencia entre 15 y 30 %. Hubo un 100 % de sensibilidad para el imipenem.

Fig. 1. Resistencia y sensibilidad del Proteus mirabillis.

 

 

Fig. 2. Resistencia y sensibilidad de Escherichia coli.

 

Fig. 3. Resistencia y sensibilidad de Enterobacter cloacae.

 

En la figura 4 se observa que los Bacilos no Fermentadores muestran cifras de resistencia ante los aminoglúcósidos y el azlocillin entre 70 y 100 % , y para las cefalosporinas de 3ra. generación se observan cifras de resistencia entre 50 y 100 %. Sin embargo resultaron 100 % sensibles a la ciprofloxacina.

 

Fig. 4. Resistencia y sensibilidad de los Bacilos no fermentadores.

Los Staphylococcus aureus se observan en la figura 5, estos microorganismos fueron resistentes para los aminoglucósidos si los comparamos con los pertenecientes a la familia Enterobactereaceae, sin embargo, resultaron menos resistentes (28 y 30 %) a las cefalosporinas de 3ra. generación y a la ciprofloxacina respectivamente. Para la vancomicina tuvieron cifras de resistencia de 10 % y para la penicilina hasta un 100 % in vitro.

 

Fig. 5. Resistencia y sensibilidad de Staphylococcus aureus.

Discusión

Para la identificación bacteriana y test de susceptibilidad fueron introducidos en el Laboratorio de Microbiología, desde hace más de 20 años en el mundo, sistemas comerciales automatizados o semiautomatizados. Estos sistemas son específicamente diseñados para permitir una identificación bacteriana confiable, utilizan un gran número de tests bioquímicos y trabajan con concentraciones inhibitorias para las determinaciones bacterianas. La mayor parte de estos sistemas son altamente automatizados y tienen una precisión aceptable porque son reproducidos y evaluados por los métodos de referencia tradicionales.4 Estos métodos comerciales tienen costos hasta de 4,9 y 6,6 USD por paciente en dependencia del método utilizado.5

También en Cuba ha sido diseñado un equipo de diagnóstico rápido en Microbiología, el Diramic-10, que es un sistema que trabaja a microflujo continuo basado en una computadora que detecta el crecimiento bacteriano utilizando un principio óptico. Posee un software para la lectura del antibiograma, el manejo de los datos y además controla el proceso del laboratorio.6

Como una alternativa económica, en este trabajo se introduce el sistema computarizado Whonet distribuido por la OMS, y se utiliza para la vigilancia de sepsis intrahospitalaria, pero puede ser empleado además para varios estudios de investigación. El desarrollo de este software está enfocado como una herramienta que puede identificar brotes en diferentes áreas del hospital, también nos permite la caracterización de mecanismos de resistencias bacterianas y estudios epidemiológicos (Roura Carmona G, Contreras Alarcón O, Romay Penalad C. Sistema Diramic. Folleto de Información General. CENIC. 1998.1-20.).

Es importante trabajar en conjunto con los epidemiólogos porque se pueden enriquecer los datos con observaciones de estos como, por ejemplo, cuando el paciente ha sido sometido a algún tipo de intervención quirúrgica u otra situación especial. La configuración de la localización del paciente es opcional, pero facilita la entrada de datos, por ejemplo, si es un paciente hospitalizado o de la comunidad, si ha precisado de cuidados intensivos y además el tipo de paciente (adulto, pediátrico, neonatal), lo que resulta útil para los propósitos en el análisis de los datos.

La utilización adecuada y oportuna del recurso microbiológico permite valorar las posibles muestras que se deben estudiar y realizar la identificación de los microorganismos responsables de las infecciones intrahospitalarias, así como determinar los patrones de resistencia a los distintos antibacterianos.7

La vigilancia en el comportamiento de los organismos bacterianos y su sensibilidad y resistencia ante los diferentes antibióticos han sido una constante durante el año 2001 en el INACV, cada semestre se realizó la revisión del perfil de resistencia en las bacterias aisladas en ese período.

Con relación a los patógenos causales, en nuestra institución hubo predominio de bacilos Gram negativos y en especial los del género Enterobacterias. Estos resultados coinciden con otros estudios realizados en servicios de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y Unidades de Cuidados Intermedios (UCIM) y varios artículos revisados aportan similar conclusión etiológica.8

Si además sumamos la influencia de la transgresión de las normas higiénico-epidemiológicas de asepsia y antisepsia establecidas, factor determinante en la etiología, estaríamos siendo objetivos en la valoración de todas las posibilidades que convergen en la realidad de nuestros resultados y que afectan a nuestros pacientes.

Es necesario realizar sistemáticamente la vigilancia de los gérmenes y su patrón de susceptibilidad con la finalidad de observar la tendencia en pacientes con diferentes enfermedades para poder definir estrategias de prevención ante la emergencia de cepas resistentes. El uso racional y limitado de los nuevos antibióticos es la tendencia actual para tratar de disminuir la selección de cepas resistentes.8

Hasta tanto la resistencia bacteriana no forme parte concientemente de una política del uso de los antibióticos y la ciencia no trate de buscarle salida al problema, lo que se puede esperar seguramente, es el surgimiento de la resistencia a todos los microorganismos y eso ya está sucediendo.9

Con la introducción del sistema computarizado Whonet se realizó vigilancia de la sepsis intrahospitalaria, y se abren nuevas y amplias perspectivas de investigación con los datos que aporta el Laboratorio de Microbiología, porque este sistema demuestra que tiene capacidad y velocidad de almacenamiento masivo.

Por otra parte, se aseguró el estudio de los niveles de farmacorresistencia, información útil en el diagnóstico de infección intrahospitalaria y se realizaron los mapas microbianos del año 2001 en el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular.

Summary

Whonet software distributed by the World Health Organization provides the user with the possibility of making the configuration of his/her own laboratory and inputting information on microorganisms circulating in the different areas of the hospital as well as the result of susceptibility tests to antibiotics used in vitro. After data input, the user may recover, correct and print the clinical files and, using the same system, he/she may proceed to data analysis, isolation, registration, summaries and statistical tabulation of antimicrobial resistance. Most of isolated bacteria were enterobacteria followed by non-fermenting bacteria and Staphylococcus aureus. Enterobacteria resistance to aminoglycosides ranged from 50 to 80 %, except for amykacyn that showed 15-30 % resistance. There was observed 100 % sensitivity to Imiperem. Non-fermenting bacillae and Pseudomonas aeruginosa showed resistance rates to aminoglycosides and to Azlocillin from 70 to 100 % whereas 50 % resistance and 100 % sensitivity to ciprofloxacin was observed in third generation cephalosporins. The introduction of computer system Whonet in- hospital sepsis surveillance offers new wide research prospects based on the data contributed by the Microbiology Lab because this system has the required large storing capacity and speed in addition to assuring the study of rates of drug resistance.

Key words: Computer systems, Whonet, in-hospital sepsis.


Referencias bibliográficas

  1. Cano Trigeros E, Egido Sabador A, Arribas Llorente JL. Epidemiología. En: Seguras Iglesias RJ. Infección en Angiología y Cirugía Vascular. Barcelona: URIACH; 1999.
  2. Sawyer RG, Pruett LT. Wound infections. Surg Clin North Am 1994;74(3):519-36.
  3. Álvarez G, Fronfría M, Macias I. Desarrollo de un método automatizado para el control diagnóstico y prevención de la hipertensión arterial. Act Med 1997;7(1)77-82.
  4. Berefager J, Drake C, Kacich G. Clinical and financial benefits of rapid bacterial identification and antimicrobial susceptibility testing. J Microbiol 1999;37(5)1415-18.
  5. Fasehu F. La paradoja de los antimicrobianos: medicamentos esenciales, eficacia y costo. Boletín OMS 1999; 77(3):211-6.
  6. Cantón R, Pérez Vázquez M, Oliver A. Evaluation of the Winder System, a new Computer-Assisten Image-Processing Device for Bacterial Identification and Susceptibility Testing. J Clin Microbiol 2000;38(4)1339-46.
  7. Stelling J, O'Brienen T. WHO. Centro para la Vigilancia de Resistencia Antimicrobiana. Whonet-5, 2000.
  8. Rodríguez González DP. El laboratorio de Microbiología en las infecciones intrahospitalarias. En: Microbiología y Parasitología Médica. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001.
  9. Rodríguez Pérez CM. Pruebas de susceptibilidad a los antimicrobianos. En: Microbiología y Parasitología Médica. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001.

Recibido: 24 de noviembre de 2003. Aprobado: 22 de enero de 2004.
Dra. Ana Lilia García Pérez. Avenida Acosta # 414, Apto 3, entre Juan Delgado y D`Stramples, municipio 10 de Octubre, Ciudad de La Habana, Cuba.

1 Especialista de I Grado en Microbiología. Investigadora Agregada.
2 Especialista de I Grado en Epidemiología. Profesor Asistente. Investigador Agregado.
3 Licenciada en Enfermería. Enfermera Vigilante de Epidemiología.

Indice Anterior