Índice Anterior Siguiente


Impacto de la Mortalidad por Enfermedades Vasculares Periféricas, Cuba 2000

Dr. Ulises Gallardo Pérez1, Dr. Armando Seuc Jo2, Dr. Leonardo Zangronis Ruano3, Lic. Yuslet Rubio Medina4, Dra. Isabel Puentes Madera5, Dra. Libia López6 y Dra. Enma Domínguez6

Resumen

El estudio de la mortalidad prematura es fundamental en las estrategias para la prevención de las enfermedades vasculares periféricas. Objetivo: Determinar los años de vida potenciales perdidos por mortalidad de las enfermedades vasculares periféricas. Método: Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo sobre la mortalidad por enfermedades vasculares periféricas en Cuba en el año 2000. Se estudiaron las defunciones registradas por la Dirección Nacional de Estadística, según los códigos establecidos por la 9na edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades y se agruparon a partir de los criterios de expertos en angiología; se utilizaron las variables edad, sexo, causa de muerte y provincia. Para el análisis estadísticos se procedió al cálculo de los años de vida potenciales perdidos, aplicándose también por sexo y por tasa tipificada, números absolutos, porcentajes y tasa de mortalidad. Resultados: Se reportaron 4042 defunciones, la tasa de muerte en el sexo masculino fue de 36,04 y 35,1 en el sexo femenino. La mortalidad prematura fue de 359,8 años de vida potenciales perdidos en el sexo femenino y en el sexo masculino 352,9 años. Se constató mayor mortalidad prematura en el sexo femenino, fundamentalmente las que presentaron aterosclerosis generalizada, angiopatía periférica diabética, flebitis y enfermedad estenoclusiva de la carótida. Se registraron las mayores tasa de mortalidad prematura en las provincias de Matanzas, Ciudad de La Habana y Holguín. Conclusiones: La mortalidad prematura tuvo mayor índice en los pacientes que presentaron aterosclerosis generalizada, aneurismas aórticos abdominales y angiopatía periférica diabética. La Mortalidad prematura predominó en las mujeres y la mayor tasa de muerte prematura se registró en la provincia de Matanzas.

Palabras clave: Mortalidad prematura, Enfermedades vasculares periféricas, Epidemiología



Tradicionalmente el estudio de la mortalidad ha sido de interés para la salud pública; la muerte no puede ser evitada, pero puede postergase, en la medida que seamos capaces de controlar los factores de riesgo, podemos retrasar o impedir el origen de muchas enfermedades y evitar la aparición de sus complicaciones y secuelas, incluso la muerte. Por tal motivo desde antaño se han desarrollado medidas para el análisis de las estadísticas de mortalidad, herramientas muy utilizadas por los planificadores y administradores de la salud pública, para evaluar el estado de salud de la población, definir prioridades, asignar recursos y para la vigilancia de problemas específicos de salud. A pesar del desarrollo de indicadores apropiados de salud positiva, los indicadores de mortalidad aún constituyen una información de inestimable valor para el estudio del estado de salud.1,2

El empleo de los años de vida potenciales perdidos (AVPP) permite reflejar el impacto de la mortalidad prematura por una enfermedad, lo que resulta conveniente para evaluar la carga relativa de las distintas enfermedades, comparar las cargas entre distintas poblaciones y para estudiar la evolución de las misma a lo largo del tiempo en una determinada población. El conocimiento de este indicador ofrece elementos para determinar prioridades con la finalidad de evitar muerte temprana y prolongar la vida a través de disímiles estrategias de salud.2,3,4

En este trabajo se ha aplicado este indicador a las enfermedades vasculares periféricas, las cuales constituyen un importante grupo de enfermedades, algunas de ellas como la arteriosclerosis generalizada y los aneurismas incluidas dentro de las primeras 10 causas de muerte en Cuba5. Existen estudios nacionales sobre los AVPP para las principales causas de muerte1,2 , y para el subgrupo de las condiciones asociadas a la salud reproductiva3, pero ninguno ha sido específico respecto a las enfermedades vasculares periféricas. En cuanto a investigaciones internacionales se ha encontrado estudios específicos para este grupo, pero hacen referencias a las enfermedades circulatorias incluyendo las vasculares periféricas y la aterosclerosis; por tanto considerando que sería una información novedosa y muy útil para el trabajo de los administradores de salud, en el análisis del estado de salud de la población y la implementación de estrategias de salud encaminadas a reducir el impacto negativo de estas enfermedades dentro de la situación de salud de la población cubana, se trazó como objetivo determinar los años de vida potenciales perdidos por mortalidad de las enfermedades vasculares periféricas, en Cuba y por provincias en el año 2000.


Método

Se realizó un estudio descriptivo sobre la mortalidad por enfermedades vasculares periféricas en Cuba en el año 2000. Se estudiaron todas las defunciones registradas por la Dirección Nacional de Estadística para este año, agrupadas según los códigos establecidos por la 9na edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), que se corresponden con las enfermedades de este grupo y se agruparon a partir de los criterios de expertos en angiología, quedando de la siguiente manera:

Causas de muerte por enfermedades vasculares periféricas según códigos de la 9na CIE

Causas de Muerte
Códigos
Aterosclerosis generalizada
440.9
Aneurismas aórtico abdominal
441.3, 441.4
Otros trastornos circulatorios
443, 443, 446, 447,448, 454, 457.0, 457.1, 457.8, 457.9, 459
Angiopatía periférica diabética
250.6
Aneurismas disecante de la aorta
441.0
Aterosclerosis periférica
440.0, 440.2
Otros aneurismas
441.5, 441.6, 442.8, 442.9
Neurisma aórtico torácico
441.1, 441.2
Trombosis arterial
444.0, 444.1, 444.2, 444.8, 444.9
Flebitis y tromboflebitis
451.0 hasta 451.9
Linfangitis
457.2
Trombosis venosa
453.0 hasta 453.9
Aneurismas periféricos
442.1, 442.2, 442.3
Arteritis no específica
447.6
Tromboangeítis obliterante
443.1
Enfermedad estenoclusiva de la carótida
433.1

La base de datos, facilitada por la Dirección Nacional de Estadística, tenía para cada fallecido en el año 2000, información sobre las variables edad, sexo, causa de muerte y provincia de residencia; todas estas variables fueron utilizadas en el procesamiento para dar respuesta a los objetivos planteados. Para el análisis estadísticos se procedió al cálculo de los AVPP, tasa bruta de mortalidad, tasa bruta de AVPP y la tasa tipificada por sexo y por el método directo, población tipo utilizada Cuba 1981 en el análisis de los AVPP por provincias. El cálculo de los AVPP se realizó multiplicando el número de defunciones para cada grupo de edad y sexo por el factor de conversión correspondiente. Este factor de conversión son los años perdidos para cada grupo de edad y sexo según la esperanza de vida para ese grupo. En este trabajo el factor de conversión que se utilizó no incluye ponderación por edad, ni descuento en el tiempo, aunque internacionalmente es práctica común incorporar estos dos elementos.

 

Resultados

Se estudió el número de muertes y AVPP por mortalidad en enfermedades vasculares periféricas para Cuba en el año 2000. El mayor número de muertes lo aporta la aterosclerosis generalizada con 2713 fallecidos, que constituye el 67,1 % de las 4042 defunciones registradas, a su vez es la causa de muerte con mayor número de años perdidos prematuramente por mortalidad. La segunda causa de muerte son los aneurismas aórticos abdominales (AAA), seguido por el grupo de otros trastornos circulatorios que incluye otras entidades nosológicas como la hiperplasia de fibras musculares de las arterias, ruptura de arteria, estrechez de arteria, granulomatosis de Wegener, microangiopatía trombótica, enfermedad vascular periférica sin especificar, fleboesclerosis, hemorragia no especificada, trastornos linfático no infeccioso y linfedema. En cuarto lugar la angiopatía periférica diabética, igual orden mantienen estas causas de muertes según los AVPP. El resto de las causas de muerte mantiene un orden similar según el número de muertes con excepción de otros aneurismas que ocupa el lugar 7 por el número de muertes y sin embargo por AVPP provoca un mayor número de años perdidos prematuramente que la aterosclerosis específica, y ocupa en este caso el lugar 6, similar situación ocurre con la arteritis no específica que genera mayor AVPP que los aneurismas periféricos, pasando del lugar 14 al 13.

Cuando analizamos el comportamiento por sexo (fig.1 y fig.2), se observa una mayor tasa de mortalidad en el sexo masculino(36,04), no así en cuanto a los AVPP, donde se muestra una mortalidad prematura mayor en el sexo femenino(359,83) y específicamente las pacientes que presentaron angiopatía periférica diabética, linfangitis, flebitis y tromboflebitis, arteritis no específica y enfermedad estenoclusiva de la carótida.

FIG.1 Mortalidad por enfermedades vasculares periféricas según el sexo

 


FIG.2 Mortalidad prematura por enfermedades vasculares periféricas según el sexo

Con respecto a las causas de muerte en el caso de los hombres (fig.3), las angiopatías periféricas diabéticas constituye el de mayor índice de mortalidad por AVPP, los AAA ocupan el 2do lugar, seguido por otros trastornos circulatorios y el Neurisma disecante de la aorta, ocupando los lugares 3 y 4 respectivamente por AVPP.

FIG.3 AVPP por mortalidad por enfermedades vasculares periféricas según el sexo

Cuando se analizaron los resultados por provincia (fig.4) se constató que la provincia de Matanzas registró la mayor tasa de mortalidad prematura por las enfermedades vasculares periféricas, seguida de Ciudad de La Habana y las Villas. En la Isla de la Juventud se registró la tasa de años de vida potenciales perdidos por mortalidad más baja del país.

FIG.4 AVPP por mortalidad de las enfermedades vasculares periféricas por provincias

Discusión

Con este estudio se muestra por primera vez en Cuba un análisis de mortalidad prematura por enfermedades vasculares periféricas, aplicando los AVPP, indicador que mide el impacto relativo de las enfermedades y registra las pérdidas que sufre la sociedad como consecuencia de fallecimientos prematuros5,6. Este grupo de enfermedades según información de la Dirección Nacional de Estadística se encuentra dentro de las 10 primeras causas de muerte de Cuba, pero no han sido tan específicos5, por tanto se considera que constituye una información novedosa en relación a los aspectos epidemiológicos de estas enfermedades.
Para el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular, estos resultados pueden motivar esfuerzos dirigidos a revitalizar las actividades de prevención de estas enfermedades según su comportamiento en cada provincia.

Estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud y en algunos países de Europa , Estados Unidos, Colombia, México, constataron que los accidentes, traumatismos y las enfermedades circulatorias son los problemas de salud que más aportan AVPP, pero la mayoría de las investigaciones analizan las enfermedades cardiovasculares incluyendo las vasculares periféricas 6,7.

En este estudio se observó que el peso de las aterosclerosis generalizada es mayor con respecto al resto de las enfermedades vasculares periféricas, mostrando diferencias significativas según número de defunciones y AVPP, es preciso señalar, que es un trastorno asociado a múltiples factores de riesgo como el tabaquismo, estres y otros que repercuten de manera importante en la mortalidad prematura de la población, por estar también relacionado con otras enfermedades como el cáncer, enfermedades del corazón y enfermedades respiratorias.8-11

Los AAA , es la 2da enfermedad que más AVPP aporta dentro de este grupo de enfermedades, y se corresponde con la literatura, donde se describe el Neurisma como el de mayor prevalencia y mortalidad dentro de la población mundial y que afecta en mayor proporción al sexo masculino.
Los AAA, junto con la aterosclerosis generalizada, otros aneurismas y otros trastornos arteriales, conforman el rubro de la mortalidad por arterias, arteriolas y capilares que ha sido estudiada a lo largo del tiempo por el Ministerio de Salud Pública.12

Las defunciones por angiopatía diabética periférica constituye un grupo de pacientes que mueren por las complicaciones de la diabetes mellitus y por tanto está muy relacionada con la alta prevalencia de la diabetes mellitus en Cuba, que ha tenido una tendencia al ascenso en el último decenio y además predomina en el sexo femenino, similar comportamiento en cuanto al sexo en este estudio.4,13

El resto de la entidades aportan menos AVPP por mortalidad, pero constituyen una evidencia más sobre el comportamiento de estas enfermedades en el país, a su vez estos resultados constituyen una información necesaria para el cálculo de la carga de las enfermedades vasculares periféricas en Cuba, indicador de inestimable valor para evaluar el estado de salud de la población que además de la carga por mortalidad, mide la carga por morbilidad para cualquier enfermedad.2

Se considera que a partir de estos resultados,se ha logrado identificar por primera vez en Cuba el impacto de la mortalidad por enfermedades vasculares periféricas, especialmente por la aterosclerosis generalizada, los aneurismas y la angiopatía periférica diabética, evidencia importante acerca de la necesidad de continuar trabajando en las estrategias de promoción de salud y prevención de las enfermedades vasculares periféricas y a su vez reducir su mortalidad prematura.

Summary

Impact of mortality from peripheral vascular diseases, Cuba 2000

The study of early mortality is fundamental in the strategies for the prevention of peripheral vascular diseases. Objective: to determine the potential years of life lost due to mortality from peripheral vascular diseases. Method: A descriptive retrospective study on the mortality from peripheral vascular diseases in Cuba in the year 2000 was conducted. The deaths registered by the National Statistics Division were studied according to the codes established by the 9th edition of the International Classification of Diseases. They were grouped starting from the criteria of experts in Angiology. The variables sex, age, cause of death, and province were used. The calculation of the potential years of life lost was made for the statistical analysis. It was also applied by sex and typified rate, absolute numbers, percentages and mortality rate. Results: 4042 deaths were reported. The death rate in males was 36.04, whereas it was 35.1 in females. Early mortality was 359.87 potential years of life lost among females, and 352.9 years among males. A higher early mortality was observed in females, mainly in those suffering from generalized atherosclerosis, peripheral diabetic angiopathy, phlebitis and stenoocclusive disease of the carotid artery. The highest early mortality rates were registered in the provinces of Matanzas, Havana City and Holguin. Conclusions. Early mortality predominated in females and the highest early mortality rate was reported in Matanzas.

Key words: Early mortality, peripheral vascular diseases, epidemiology


Referencias Bibliográficas

1- Nieto M, Gran M, Alvarez ME, Roque S. La mortalidad en Cuba según experiencia previa y futura. Revista Cubana de Salud Pública1996; (2):36-42.
2- Lazo MA, González E, Díaz D. Años de vida ajustados según discapacidad (AVAD), algunas consideraciones sobre su estimación y aplicación en Cuba. MEDISAN 2003; 7(1):45.
3- Domínguez E, Seuc AH, Santana F. Carga por mortalidad prematura de algunas afecciones de la esfera reproductiva años 1990, 1995, 2000. Rev Cub Endocrinol 2003;14(2):58-63
4- Seuc AH, Domínguez E, Diaz O. Introducción a los DALYs. Revista Cubana Hig Epidemiol. 2000;38(2):92-101.
5- MINSAP. Anuario de Estadística del MINSAP 2000.
6- Ministerio de Salud de Chile. Indicadores comunales para el estudio de la desigualdad en salud. El Vigía 2000;3(11) :7-13.
7- OPS. Años de vida potencial perdidos-Brasil 1980. Boletín Epidemiológico 1986;5(5): 3-6.
8- Valdés F, Bergoeing M, Kramer A, Mertens R, Canessa R, Lema G et al. Aneurisma aórtico abdominal en pacientes mayores de 80 años: tratamiento quirúrgico convencional en 80 casos consecutivos. Rev Méd Chile 2003; 131: 981-986
9- Castellanos PL. Perfiles de mortalidad, nivel de desarrollo e inequidades sociales en la Región de las Américas. Programa de análisis de situación de salud. OPS/OMS 1994.
10- Murray C, López AD. The incremental effect of age-weighting on YYLLs, YLDs and DALYs: a response. Bulletin of the World Health Organization 1996; 74(4): 445-446.
11- Avalos O, Rodríguez S. Mortalidad prematura por algunas causas de defunción
seleccionadas Cuba 1981. Rev Cubana Adm salud 1987; 13(1): 103-7.
12- Solano E. Aneurismas Aórticos Abdominales. Tratado de Aneurismas. J Uriach 1997.
13- MINSAP. Programas Nacionales de Salud Cuba 2000. INFOMED (www.sld.cu)

1Especialista de 1er grado en Higiene y Epidemiología, Investigador Agregado, Profesor Asistente
2Dr. en Ciencias Matemáticas, Investigador Títular, Profesor Asistente
3Especialista de 1er grado en Medicina General Integral
4Licenciada en Enfermería, Enfermera Vigilante
5Especialista de 1er grado en Higiene y Epidemiología
6 Especialista de 1er grado en Bioestadística

Índice Anterior Siguiente