ORIGINAL

 

Comparación de la medición bilateral del grosor íntima-media carotídeo

 

Comparison of the bilateral measurement of the carotid intima-media thickness

 

 

Santiago Ameneiro PérezI; Amada Fernández BoloñaII

IDoctor en Ciencias Físicas. Investigador Auxiliar. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. Ciudad de La Habana, Cuba.
IITécnica en Hemodinámica Vascular. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. Ciudad de La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

INTRODUCCIÓN: el grosor íntima-media carotídeo es un marcador de riesgo de aterosclerosis y un marcador sucedáneo de enfermedad aterosclerótica cardiovascular y cerebrovascular; es ampliamente usado en estudios epidemiológicos y en la evaluación de terapias antiateroscleróticas a muchos pacientes, por lo que resulta útil simplificar su protocolo de medición que incluye mediciones bilaterales en los ejes carotídeos. Este trabajo tiene como objetivo determinar si existen diferencias entre las mediciones bilaterales del grosor íntima-media realizadas en la carótida común.
MÉTODOS: se midió el grosor íntima-media carotídeo en la carótida común derecha e izquierda a 117 pacientes (75 mujeres) con promedio de edad de 56,1 años (20-80 años). Para el análisis estadístico se dividieron en 4 subgrupos según edad y sexo: femenino y masculino con £60 años y con >60 años. Se aplicó la prueba de Kolmogorov-Smirnov para probar la distribución normal de los resultados, y la prueba (t) de igualdad de medias en muestras pareadas para comprobar si hay diferencias entre el grosor íntima-media en carótida común derecha e izquierda.
RESULTADOS: se comprobó que las mediciones del grosor íntima-media se distribuyen normalmente en cada uno de los subgrupos, y que no existen diferencias significativas entre el grosor íntima-media en carótida común derecha e izquierda (p=0,05) dentro de cada subgrupo y en la muestra total.
CONCLUSIONES: este resultado nos permite establecer en el protocolo de evaluación del grosor íntima-media carotídeo, su medición unilateral en cada paciente de cualquier sexo y edad.

Palabras clave: Grosor íntima-media, carótida, carótida común, ultrasonografía.


ABSTRACT

INTRODUCTION: carotid intima-media thickness is an atherosclerosis risk marker and a substitute marker of cardiovascular and cerebrovascular disease; it is widely used in epidemiological studies and in the assessment of anti-atherosclerotic therapies for many patients; so it is useful to simplify its measuring protocol that includes bilateral measurements of the carotid axes. This paper is aimed at determining if there are differences among the bilateral measurements of the intima-media thickness in the common carotid.
METHODS: the intima-media thickness was measured in the common right and left carotid of 117 patients (75 females) aged 56,1 years (20-80 years) as an average. For the statistical analysis, they were divided into 4 subgroups by age and sex: females and males aged £60 years and >60 years. Kolmogorov-Smirnov´s test was applied to prove the normal distribution of results whereas mean equality (t) test in paired samples was used to verify the differences between the intima-media thickness of common right and left carotid.
RESULTS: it was observed that the intima-media thickness measurements are normally distributed into each of the subgroups, and that there was no significant differences between the intima-media thickness of the common right and left carotid (p=0,05) within each subgroup and in the complete sample.
CONCLUSIONS: this result allows us to set an evaluation protocol of the carotid intima-media thickness and its unilateral measurement in each patient, regardless of sex and age.

Key words: Intima-media thickness, carotid, common carotid, ultrasonography.


 

 

INTRODUCCIÓN

El grosor íntima-media carotídeo (GIMC) es un marcador de riesgo de la aterosclerosis, y un marcador sucedáneo de la presencia de enfermedad aterosclerótica coronaria y cerebrovascular.1 Su medición ultrasonográfica es una técnica no invasiva, reproducible y de relativo bajo costo,2 por lo cual es ampliamente utilizado con fines investigativos, epidemiológicos y evaluativos de medidas terapéuticas antiateroscleróticas.3

Existen diferentes protocolos de medición del GIMC que difieren entre sí en cuestiones como: en cuáles sectores del eje carotídeo medir, cuántas mediciones hacer, y en cuál pared arterial. Algunos de estos protocolos son tan complejos que brindan información muy exacta, pero requieren gran consumo de tiempo en su realización.4 Se ha demostrado que mientras la arteria carótida común puede ser evaluada en casi todos los pacientes, un examen satisfactorio de la bifurcación carotídea y de la carótida interna depende de la topografía anatómica del paciente y de la experiencia del examinador, por lo que se ha aceptado, con sus limitaciones, la medición solo en la carótida común,5 y que el mejor lugar para esta medición es en la pared más lejana (con respecto al transductor) de la carótida común.6

Tomando en cuenta estas consideraciones, generalmente el GIMC se mide en la pared más lejana de la carótida común de forma bilateral. En un estudio reciente se han reportado diferencias en el diámetro entre la carótida común derecha e izquierda.7 En este trabajo nos propusimos como objetivo determinar si existen diferencias significativas entre las mediciones del GIMC realizadas en la carótida común derecha e izquierda.

 

MÉTODOS

La medición del GIMC se realizó a 117 pacientes consecutivos (75 mujeres y 42 hombres), con un promedio de edad de 56,1±15,8 años (desviación estándar) y un rango de 20-80 años, que fueron remitidos a nuestro departamento con indicación de estudio ultrasonográfico carotídeo extracraneal entre mayo y noviembre de 2007.

La imagen ultrasonográfica se obtuvo con los pacientes en decúbito supino, por un solo observador colocado por detrás de la cabeza del paciente. Las mediciones se realizaron manualmente en la imagen ultrasonográfica congelada de la pared más alejada de la carótida común de ambos ejes carotídeos (carótida común derecha [CCD]; carótida común izquierda [CCI]) dentro de los 15 mm más próximos a la bifurcación carotídea. Esta imagen se obtuvo con un equipo de ultrasonografía diagnóstica ALOKA SSD-5500 (en modo B), un transductor lineal de 7,5 MHz y la medición se hizo con el auxilio del software propio del equipo para medir distancias, con una precisión de ±0,1 mm. Se tomó el GIM como la distancia entre las 2 líneas ecogénicas que se observan en la pared arterial.8

Debido a la dependencia conocida del GIMC con la edad y el sexo,9,10 para el análisis de los resultados la muestra se dividió en 4 subgrupos, según estas características (femenino y masculino con =60 años y con £60 años) como se muestra en la tabla 1.

Para verificar la normalidad de la distribución de los valores del GIMC en la carótida común derecha (GIMCCD) e izquierda (GIMCCI) en cada uno de los subgrupos se empleó la prueba de Kolmogorov-Smirnov (K-S). Para comparar los valores medios del GIMCCD con los del GIMCCI en cada uno de los subgrupos se empleó la prueba (t) para muestras pareadas. Todo el tratamiento estadístico se procesó con el programa SPSS.

 

RESULTADOS

Los estadísticos descriptivos de la medición del GIMCCD y del GIMCCI en cada subgrupo se muestran en la tabla 2.

En la tabla 3 aparecen los resultados de la aplicación de la prueba de Kolmogorov-Smirnov para verificar la hipótesis de que los valores del GIMCCD y del GIMCCI se distribuyen normalmente en cada uno de los subgrupos. Se observa que todos los valores de la significación asintótica bilateral son mayores que 0,05. Esto nos permite aplicar la prueba (t) para muestras pareadas al par GIMCCD-GIMCCI en cada uno de esos subgrupos; los resultados de esta prueba se exponen en la tabla 4.

 

DISCUSIÓN

La posibilidad de que existan diferencias entre los valores del GIMCCD y del GIMCCI medidos en un grupo de pacientes complicaría los protocolos de medición de este parámetro, y por tanto, el consumo de tiempo para evaluarlo, sobre todo cuando el GIMC se utiliza como variable en investigaciones con gran número de pacientes. Como la medición del GIMCCD y del GIMCCI se realiza en un mismo individuo, se pueden considerar al conjunto de estas mediciones en un grupo de pacientes como obtenidas de muestras pareadas.

De los resultados de la tabla 3 se concluye que estas mediciones se distribuyen normalmente en cada uno de los subgrupos de pacientes divididos según sexo y edad (esto es importante, sobre todo en los subgrupos del sexo masculino, donde el número de pacientes es menor de 30). Esto permitió aplicar la prueba (t) de igualdad de medias para muestras pareadas al conjunto de valores del par GIMCCD-GIMCCI.

En la tabla 4 se observa que en todos los subgrupos y en la muestra total de pacientes los valores de significación bilateral de esta prueba (t) son mayores que 0,05.

Esto nos permite concluir que se puede aceptar la hipótesis de que no existen diferencias significativas entre las medias de GIMCCD y GIMCCI en toda la muestra y en cada uno de los subgrupos, y por tanto, establecer un protocolo de medición del GIMC con solo su medición unilateral en cada paciente de cualquier y sexo y edad.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Devine PJ, Carlson DW, Taylor AJ. Clinical value of carotid intima-media thickness testing. J Nucl Cardiol. 2006;13(5):710-8.

2. Schulte-Altedorneburg G, Droste DW, Felszeghy S, Kellermann M, Popa V, Hegedus K, et al. Accuracy of in vivo carotid B-mode ultrasound compared with pathological analysis: intima-media thickening, lumen diameter, and cross-sectional area. Stroke. 2001;32(7):1520-4.

3. Bots ML. Carotid intima-media thickness as a surrogate marker for cardiovascular disease in intervention studies. Curr Med Res Opin. 2006; 22(11):2181-90.

4. Chain S, Luciardi HL, Feldman G, Valberdi A. El espesor íntima-media carotídeo, un marcador de ateroesclerosis subclínica y riesgo cardiovascular. Importancia de su valoración y dificultades en su interpretación. Rev Fed Arg Cardiol. 2005;34:392-402.

5. Touboul PJ, Hennerici MG, Meairs S, et al. Mannheim Carotid Intima-Media Thickness Consensus (2004-2006). An Update on Behalf of the Advisory Board of the 3rd and 4th Watching the Risk Symposium 13th and 15th European Stroke Conferences, Mannheim, Germany, 2004, and Brussels, Belgium, 2006. Cerebrovasc Dis. 2007;23:75-80.

6. Wikstrand J. Methodological considerations of ultrasound measurement of carotid artery intima-media thickness and lumen diameter. Clin Physiol Funct Imaging. 2007;27:341-5.

7. Onbas O, Dane S, Kantarci M, Koplay M, Alper F, Okur A. Clinical importance of asymmetry and handedness differences in common carotid artery intima-media thickness. Int J Neurosci. 2007;117(4):433-41.

8. García Fernández R, García Pérez-Velazco J, Concepción Milián A, Curbelo Cuevas MA, García Barreto D. Diagnóstico incruento de la aterosclerosis por ultrasonido. Estructura vascular grosor íntima-media de la pared arterial. Rev Cubana Med. 2003;42(3). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/med/vol42_3_03/med08303.htm

9. Labropoulos N, Leon LR Jr, Brewster LP, Pryor L, Tiongson J, Kang SS, et al. Are your arteries older than your age? Eur J Vasc Endovasc Surg. 2005;30(6):588-96.

10. Junyent M, Gilabert R, Núñez I, Corbella E, Vela M, Zambón D, et al. Ecografía carotídea en la evaluación de aterosclerosis preclínica. Distribución de valores del grosor íntima-media y frecuencia de placas de ateroma en una cohorte comunitaria española. Med Clin (Barc). 2005;125(20):770-4.

 

 

 

Recibido: 18 de diciembre de 2007.

Aprobado: 29 de diciembre de 2007.

 

 

Santiago Ameneiro Pérez. Departamento de Hemodinámica Vascular. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. Calzada del Cerro # 1551, municipio Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba. E mail:ameneiro@infomed.sld.cu