ORIGINAL

 

Efecto del suplemento oral de cinc sobre el sistema inmunológico en pacientes con úlceras venosas

 

Effect of the oral zinc supplementation on the immune system of patients with venous ulcers

 

 

Miriam Mahía VilasI; Mayda Quiñones CastroII; Arquímedes Díaz BatistaIII; Luisa Estela Ramos MoralesIII; Alicia Rodríguez PérezIV

ILicenciada en Bioquímica. Asistente. Investigadora Auxiliar. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. La Habana, Cuba.
IIEspecialista de II Grado en Angiología y Cirugía Vascular. Profesora e Investigadora Auxiliar. Instituto de Angiología y Cirugía Vascular. La Habana, Cuba.
IIIDoctor en Ciencias Médicas. Profesor e Investigador Titular. Instituto de Angiología y Cirugía Vascular. La Habana, Cuba.
IVTécnica de Laboratorio. Instituto de Angiología y Cirugía Vascular. La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

INTRODUCCIÓN: el cinc es un oligoelemento con funciones básicas como catalítica, estructural y de regulación que definen su papel biológico. Interviene en la síntesis de proteínas, ácidos nucleicos, división celular y en la expresión genética de varias proteínas. Diferentes estudios han indicado que las células del sistema inmunológico decrecen frente a deficiencias de cinc, por lo que juega un importante papel en el sistema inmunológico.
OBJETIVO: evaluar el tratamiento con sulfato de cinc sobre el sistema inmunológico en pacientes con úlceras venosas, con el fin de acelerar la cicatrización de las lesiones.
MÉTODOS: fueron estudiados pacientes con úlceras venosas sometidos a un tratamiento oral de sulfato de cinc de 220 mg durante 4 semanas y un grupo control. Además de determinar la concentración de cinc en suero, en leucocitos y en linfocitos, fue determinada la función inmunológica mediante las células T, y la actividad microbicida de leucocitos polimorfonucleares, antes y después del tratamiento.
RESULTADOS: Se encontraron diferencias en los niveles de cinc en suero, tanto en los linfocitos como los leucocitos, al compararlos con el grupo control.
CONCLUSIONES: los suplementos de cinc parecen tener un efecto beneficioso sobre la curación de heridas venosas en pacientes con hipocinquemia y mejoran su estado inmune.

Palabras clave: Cinc, hipocinquemia, sistema inmunológico, úlceras venosas.


ABSTRACT

INTRODUCTION: Zinc is an oligoelement with catalytic, structural and regulating functions that define its biological role. It is involved in protein and nucleic acids synthesis, in cell division and in genetic expression of several proteins. A number of studies have revealed that the number of immune system cells decreases when zinc deficiency is present, so this compound plays an important role in the immune system.
OBJECTIVE: To evaluate the effect of the zinc sulphate-based treatment on the immune system of patients with venous ulcers, in order to accelerate lesion cicatrisation.
METHODS: a study was performed on patients with venous ulcers under 220 mg oral zinc sulphate treatment for 4 weeks and on a control group. The zinc concentrations in serum, leukocytes and lymphocytes, and T lymphocyte immune function as well as microbial action by polymorphonuclear leukocytes were determined before and after the treatment.
RESULTS: Some differences were found in serum zinc concentrations, both in leukocytes and lymphocytes when compared with those of the control group.
CONCLUSIONS: Zinc supplementation seems to have a beneficial effect on venous wound healing of patients with hypozincemia and improves their immune condition.

Key words: Zinc, hypozincemia, immune system, venous ulcers.


 

 

INTRODUCCIÓN

El cinc se encuentra en diversos alimentos como las ostras, carnes rojas, aves de corral, algunos pescados y mariscos, habas y nueces. La ingesta diaria recomendada de cinc está alrededor de los 10 mg, menor para bebés, niños y adolescentes (por su menor peso corporal), y algo mayor para mujeres embarazadas y durante la lactancia.1

La deficiencia de cinc puede producir retardo en el crecimiento, pérdida del cabello, diarrea, impotencia, lesiones oculares y de piel, pérdida de apetito, pérdida de peso, tardanza en la cicatrización de las heridas y anomalías en el sentido del olfato. Las causas que pueden provocar su deficiencia son: la deficiente ingesta y la mala absorción del mineral, o dietas vegetarianas en las que la absorción de cinc es un 50 % menor que de las carnes, o por su excesiva eliminación debido a desórdenes digestivos.2

El cinc es un oligoelemento con funciones básicas como catalítica, estructural y de regulación, que definen su papel biológico. Interviene en la síntesis de proteínas, ácidos nucleicos, división celular y en la expresión genética de varias proteínas.1

Diferentes estudios han indicado que las células del sistema inmunológico decrecen frente a deficiencias de cinc, por lo que se le atribuye un importante papel en este sistema. 1-3 Es un mineral esencial que forma parte de muchas enzimas necesarias en la curación de heridas, potenciando la inmunidad y protegiendo de los radicales libres.4

Por otra parte, las úlceras venosas representan un problema médico y social de salud muy importante, que puede llevar al paciente a una incapacidad parcial de por vida, lo que influye seriamente en su actividad laboral, y se asocia, por tanto, con un importante deterioro de la calidad de vida,5 aunque se ha encontrado que es más frecuente en ancianos. Toda esta situación conlleva a los pacientes a desarrollar desórdenes psicológicos, como la depresión y la ansiedad.6

Las estadísticas indican que más de medio millón de personas son afectadas por úlceras provocadas por la estasis venosa; estas úlceras con frecuencia se hacen crónicas y tienden a la recidiva, lo que trae por consecuencia estadios prolongados de hospitalización, así como rebajas de servicios de centros laborales.7

El objetivo de este trabajo fue evaluar el tratamiento oral con sulfato de cinc sobre el sistema inmunológico, en pacientes con úlceras venosas crónicas en miembros inferiores, con el fin de acelerar la cicatrización de las heridas.

 

MÉTODOS

Fueron analizadas muestras de 27 pacientes con lesiones ulcerosas en miembros inferiores con evolución de 2 años, atendidos en el servicio de Flebolinfología del Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular, quienes conformaron el grupo de estudio, eran de ambos sexos, y sus edades se encontraban comprendidas entre 35 y 65 años.

Se les realizaron determinaciones de cinc en suero, y los que resultaron anérgicos a las pruebas funcionales in vivo pasaron a formar parte del grupo de estudio. Como grupo control fueron estudiadas muestras de 25 personas con várices, igualmente de ambos sexos, y con edades similares al grupo de estudio.

El tratamiento consistió en la administración oral de tabletas de sulfato de cinc de 220 mg 3 veces al día, por un período de 4 semanas. A los 2 grupos se les realizaron estudios de laboratorio antes y después del tratamiento, que incluyeron:

· Determinación de cinc sérico, según la técnica utilizada por Mahía y otros.8

· Determinación de cinc en leucocitos polimorfonucleares (LPMN).9

· Determinación de cinc en linfocitos.9

· Cuantificación de los niveles de las células T.10

· Determinación de la actividad microbicida de los leucocitos LPMN.10

 

RESULTADOS

Las tablas 1 y 2 muestran los niveles de cinc en suero, en LPMN y en linfocitos, antes y después del tratamiento oral de sulfato de cinc en los grupos de estudio y control.

Según se observa, en el grupo de estudio los niveles de cinc se encuentran disminuidos en comparación con el grupo control, antes del tratamiento (p<0,01). Después del tratamiento los niveles de cinc del grupo de estudio aumentan, los cuales tienden a ser similares a los niveles del grupo control. Al realizar la prueba estadística t de Student antes y después del tratamiento en el grupo de estudio de los niveles de cinc en suero, se encontró una diferencia significativa (p<0,01).

Resultados similares fueron obtenidos al analizar las determinaciones de cinc intraleucocitario e intralinfocitario, entre ambos grupos antes y después del tratamiento. En el caso del grupo control no se encontraron diferencias significativas al comparar los resultados de las determinaciones de cinc antes y después del tratamiento.

En cuanto a las pruebas inmunológicas, se obtuvieron resultados similares. Al evaluar el grupo de estudio antes del tratamiento con sulfato de cinc, los pacientes mostraban una disminución de la inmunidad celular y de la actividad microbicida de los LPMN. Al concluir el tratamiento los parámetros inmunológicos estudiados aumentaron, y se tornaron cercanos a los del grupo control (tabla 3).

Finalmente, se comprobó la cicatrización de las úlceras venosas, según la formación del tejido de granulación. Se observó que de 27 pacientes sometidos al tratamiento oral con sulfato de cinc, mejoraron 20, para un 74 %, 7 pacientes se mantuvieron igual para un 25,9 %, y ningún caso empeoró, lo que demuestra la eficacia del tratamiento utilizado en estos pacientes.

 

DISCUSIÓN

Es conocido que la mayoría de las úlceras de los miembros inferiores están asociadas a enfermedad venosa, pero hay otras causas o factores contribuyentes que incluyen la inmovilización, como obesidad, traumatismo, enfermedad arterial periférica, vasculitis, diabetes y neoplasias.1,11

Se realizó una revisión en la literatura buscando pruebas en ensayos aleatorizados de los beneficios del cinc oral en su curación.12-16 En estos fueron suministradas tabletas de sulfato de cinc oral en dosis de 440-660 mg al día, comparando principalmente con placebo; la duración de los estudios estuvo entre 4 semanas y 14 meses. La variable de resultado más utilizada fue el número de úlceras curadas. Los resultados mostraron que 33 (51 %) de 65 pacientes con úlceras venosas, curaron, frente a 33 de 76 con placebo para el 43 %.

Hay autores que plantean que muchas de las proteínas «con dedos» de cinc lo unen de manera muy estrecha y no se consideran como sensibles a las variaciones del cinc celular. Sin embargo, la evidencia reciente sugiere que es más probable que el cinc «libre» estimule la activación de las proteínas "con dedos" de cinc y las enzimas, al menos, en las células bacterianas. Por lo tanto, los pequeños incrementos localizados en el cinc "libre" pueden tener influencias desproporcionadas en la activación de las proteínas dependientes de cinc, con relación a la concentración celular total de este.17

La regulación de la homeostasis del cinc, ya sea a nivel sistémico o celular, es muy eficiente, y cambios importantes en el balance del metal tienden a ser transitorios.18 Por ejemplo, una disminución del cinc plasmático estimulado por una endotoxina, puede persistir solo por algunas horas. Sin embargo, esto puede ser suficiente para vaciar las células endoteliales del cinc lábil, y los factores estresantes, como las endotoxinas, pueden entonces provocar una respuesta más profunda cuando los procesos sensibles al cinc involucrados en la aterogénesis son más acentuados.

Evidencias recientes sugieren que el cinc puede tener un efecto protector sobre el endotelio vascular en distintos niveles. Aparte de su papel antioxidante y estabilizador de membranas, el cinc participa en la actividad de numerosos procesos de señales endoteliales, algunos de los cuales son importantes para mantener la integridad celular.18

Los resultados muestran que los impactos más importantes de la deficiencia de cinc sobre la salud, incluyen reducción del crecimiento y supresión de la función inmunológica.19-21  

En nuestro estudio encontramos que los niveles de cinc, tanto séricos como celulares, mejoran después de un tratamiento con tabletas de 220 mg de sulfato de cinc 3 veces al día durante 4 semanas, y este evento parece estar estrechamente relacionado con la curación de las úlceras venosas de miembros inferiores, dado que al valorar la cicatrización de las heridas, según la formación del tejido de granulación, se encontró que un 74 % de los pacientes tratados habían mejorado, lo cual fue comprobado estadísticamente.

Como hemos apreciado, los factores inmunes unidos a una predisposición genética marcada, modificados a su vez por factores ambientales y adicionando la enfermedad de base, hacen que los elementos inmunológicos se vean representados de forma alterada en las úlceras venosas de miembros inferiores. Por lo tanto, el proceso de cicatrización de las úlceras venosas es un mecanismo que depende de muchas etapas y mecanismos, entre ellos, el sistema inmunológico, y tanto este como la cicatrización de las úlceras, según hemos podido constatar, se ven estimulados con suplementos de cinc.

Los resultados obtenidos en el presente estudio demuestran que el cinc oral parece tener un efecto beneficioso sobre la curación de heridas venosas de miembros inferiores en pacientes hipocinquémicos; con suplementos de cinc oral de 220 mg 3 veces al día, los pacientes estudiados aumentaron sus niveles de cinc tanto en suero, leucocitos, como linfocitos, los que tienden a la normalidad. Por otra parte, la deficiencia de cinc parece estar asociada con una disminución del sistema inmunológico, y a su vez, con un aumento en la incidencia de las infecciones en pacientes con úlceras venosas de miembros inferiores. En resumen, los suplementos de cinc indican ser útiles para incrementar el estado inmunológico de los pacientes con úlceras venosas en miembros inferiores.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Beattie JH, Kwun IS. Is zinc deficiency a risk factor for atherosclerosis? British J Nutr. 2004;91:177-81.

2. Prasad A. Zinc and immunity. Mol Cell Biochem. 1998;188:63-72.

3. Prasad AS. Zinc deficiency in humans J Amer Coll Nutr. 1998;17:542-3.

4. Shankai AH. Zinc y función inmune. Bases biológicas de una alterada resistencia a la infección. Am J Clin Nutr. 1998;68:(Suppl 2):4463-75.

5. Simon D, Mc Colum C. Management of venous leg ulcers. BMJ. 2004;328:1358-62.

6. Ramos Morales LE, Pérez Pérez L, Díaz Batista A, Mahía Vilas M. Eventos celulares en el desarrollo de la insuficiencia venosa crónica. Rev Cubana Ang Cir Vasc. 2001;2(2). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ang/vol2_2_01/ang11201.htm Consultado Abril 14 , 2007

7. Simka M, Majewski E. The social and economic burden of venous leg ulcers. Am J Clin Dermatol. 2003;4:573-81.

8. Mahía M, García LL. Determinación de la concentración sérica de cinc y su relación con la edad. Rev Cubana Med. 1987;26:404-9.

9. Lastra MD, Pastelin R, Camacho A, Monroy B, Aguilar AE. Zinc intervention on macrophages and lymphocytes response. J Trace Elements Med Biol. 2002;15:5-10.

10. Mahía M, Mc Cook MJ, Cazanave MJ, Lima SB y Cardona AM. Niveles séricos de cinc y cobre y funciones leucocitarias en pacientes diabéticos. Rev Cubana Med. 1989;28:491-7.

11. Maksimoviæ Z, Maksimoviæ M. Local metabolic, pathophysiological and histological changes in venous ulcers. Phlebology. 2007;22:110-5.

12. Chevalier P, Sevilla R, Zalles L, Sejas E, Belmonte G, Parent G. Effect of zinc supplementation on nutritional immunodeficiency. Nutr Res. 1996;16:369-79.

13. Wilkinson EA, Hawke CI. Does oral zinc for aid the healing of chronic leg ulcers? A systematic literature review. Arch Dermatol. 1998;134:1556-60.

14. Gray M. Does oral zinc supplementation promote healing of chronic wounds? J Wound Ostomy Continence Nurs. 2003;30:295-9.

15. Al Maroof RA, Al Sharbattli SS. Serum zinc levels in diabetic patients and effect of zinc supplementation on glycemic control of type 2 diabetic. Saudi Med J. 2006;27:344-50.

16. Cunninghan-Rundles S. Zinc modulation of immune function. J Lab Clin Med. 1996;128:9-11.

17. Wilkinson EA, Hawke CI. Zinc and chronic leg ulcers. J Tissue Viability. 1999;9:21-5.

18. Romanelli M, Dini V, Bertone ME, Brilli C. Technological advances in wound bed measurements. Wounds. 2007;19:294-8.

19. Mallat Z, Ait-Oufella H, Tedqui A. Regulatory T Cell responses. Curr Opin Lipidol. 2005;16:518-24.

20. Coleridge Smith PD. Neutrophil activation and mediators of inflammation in chronic venous insufficiency. J. Vasc Res. 1999;36(suppl 1):24-36.

21. Kruse Jarres JD, Rukgauer M. Trace elements in diabetes mellitus. J Trace Elements Med Biol. 2000;14910:21-7.

 

 

Recibido 19 de abril de 2008.
Aprobado: 2 de mayo de 2008.

 

 

Miriam Mahía Vilas. Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular. Calzada del Cerro, # 1551, municipio Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba. E mail:mmahia@infomed.sld.cu