Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Cir 1996;35(2)
Centro de Cirugía Experimental. Instituto Superior de Ciencias Médicas-Habana

El láser de helio-neon en la regeneración del nervio ciático seccionado y suturado

Dr. Pedro Rodríguez Sotelo,1 Dr. Víctor Manuel Rodríguez Sosa,2 Dr. Rafael Toirac Martínez3 y Dr. Hilario Gómez Barry4
  1. Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Cirugía. Director del Centro de Cirugía Experimental. Profesor Titular de Cirugía.
  2. Doctor en Medicina Veterinaria. Investigador Agregado. Centro de Cirugía Experimental.
  3. Doctor en Medicina. Colaborador investigativo del Centro de Cirugía Experimental.
  4. Doctor en Ciencias Médicas. Jefe del Departamento de Anatomía Patológica del Instituto de Nefrología. Profesor Titular.

RESUMEN

Para valorar el efecto del láser de helio-neón (He-Ne) sobre la regeneración del nervio ciático, seccionado y suturado, se utilizaron un total de 72 ratas Wistar, que se dividieron en 3 grupos, los cuales fueron irradiados con He-Ne, luz de xenón y luz solar respectivamente. Al grupo testigo sólo se les realizó la sección y sutura del nervio ciático. Lasratas a las que se les irradió el nervio con luz de xenón y luz solar evolucionaron igual que el grupo testigo, es decir, se presentaron en su totalidad, lesiones tróficas de mayor o menor grado, así como lesiones motrices. En el grupo en el que se utilizó He-Ne, sólo se observó en un animal la pérdida de la una de un dedo y no se apreciaron trastornos motrices. La irradiación con láser de He-Ne tiene una importante influencia en la restauración de las lesiones nerviosas en la rata.

Palabras claves: REGENERACION NERVIOSA; NERVIO CIATICO; LASERS; RATAS DE CEPAS CONSANGUINEAS.

INTRODUCCION

Se ha comprobado en infinidad de estudios investigativos realizados desde finales de la década del 60 hasta nuestros días, los efectos que la irradiación láser de baja potencia produce al interactuar con los tejidos y otras estructuras celulares. De este modo se han determinado efectos terapéuticos como son el: analgésico, antiinflamatorio y bioestimulante, y fue este último el observado en distintos tejidos entre ellos, el nervioso. Estas demostraciones se verificaron por Rochkind1 y Nissan2 sobre el nervio ciático de distintos animales y más recientemente por Santiesteban,3. Todos notaron claramente la estimulación de la regeneración nerviosa.

Investigaciones encaminadas a lograr la estimulación y regeneración de nervios dañados se han realizado sistemáticamente en el Hospital de la Universidad de Tel Aviv, Israel, donde se obtuvieron promisorios resultados en ratas y perros.

En general, en todos los trabajos precedentes, se ha logrado aumentar la capacidad regenerativa y la conducción nerviosa después de provocar daño o sección y anastomosis del nervio, e irradiar posteriormente la piel de la región afectada con láser de He-Ne, con densidades de potencia que varían entre 20-80 mW/mm2, es decir, la irradiación se efectúa de forma transcutánea. Esto se realiza a partir del día siguiente a la intervención quirúrgica y por espacio de 10 a 20 días y aunque es beneficioso para la cicatrización nerviosa, prolonga el tiempo terapéutico.

En el siguiente trabajo, quisimos estudiar el efecto láser de He-Ne al irradiar directamente después de realizada la microsutura, lo cual elimina la irradiación transcutánea con las sesiones posteriores, y se transforma en un método peroperatorio.

MATERIAL Y METODO

Se utilizaron un total de 72 ratas Wistar de 250 a 350 g, tomadas al azar y de uno y otro sexos, que se anestesiaron con pentobarbital sódico en dosis de 40 mg/100 g de peso por vía intraperitoneal4 y se dividieron en 4 grupos.

El grupo I, de 30 ratas, se tomó como control, al grupo II, también de 30 animales, se le aplicó láser de He-Ne al nervio y a los grupos III y IV, de 6 ratas cada uno, se utilizó para la irradiación, la luz de xenón y luz solar respectivamente. El tiempo de irradiación fue de 5 minutos.

A la totalidad de los animales se les disecó el nervio ciático de la extremidad derecha (figura 1), y se les colocó en posición de recumbencia dorsal, y posterior a su sección (figura 2), se suturó el nervio por medios microquirúrgicos (figura 3) mediante sutura 10-0 de nylon monofilamento con aguja atraumática y a puntos discontinuos de forma perineural.

Figs. 1-3

Al grupo II se le aplicó el láser a una potencia de 2 mW en una dosis única de 19,1 J/cm2; se incidió el rayo desde corta distancia (no más de 5 cm) exactamente sobre el sitio de la sutura nerviosa realizada.

Todas las ratas, se enviaron al vivario donde se mantuvieron en cajas individuales, y se les suministró la dieta habitual y agua ad libitum.

Una rata de los grupos I y II, respectivamente, se sacrificó diariamente hasta el quinto día y posteriormente se continuó sacrificando 5 animales a los 10, 15, 20, 25 y 30 días.

Los 6 animales de cada grupo (III y IV) se sacrificaron al cumplir los 30 días de evolución.

Las muestras de los nervios suturados se enviaron al Departamento de Anatomía Patológica, en frascos que contenían formol al 10 % a pH neutro.

RESULTADOS

Los resultados demostraron que macroscópicamente en el grupo I (control), se observaron 20 ratas (66,6 %) con lesiones tróficas caracterizadas por pérdidas de falanges, dedos completos y ulceraciones plantares, así como trastornos motores (figura 4).

Fig.4

Dichas lesiones aparecieron entre los 15 y 20 días; pasado este tiempo no continuaron presentándose. En el grupo II (tratado con láser de He-Ne) se observaron sólo 2 ratas con pérdida de una uña y una falange respectivamente, el resto no mostró lesiones (figura 5) lo que representó el 6,6 %, Dos animales del grupo III y la totalidad del grupo IV presentaron lesiones tróficas y motoras.

Fig.5

Desde el punto de vista anatomopatológico se apreció que los daños axonales y de la mielina se muestran iguales en los grupos I y II hasta el decimoquinto día, a pesar de que en el grupo II desde el primer día hay un aumento en el número de vasos neoformados. A partir del decimoquinto día, en el grupo II se presenta un mayor número de axones reorganizados y bien mielinizados. Los vasos de neoformación aparecen en una relación de 1:5 cuando se compara el grupo II con los grupos I, III y IV respectivamente.

DISCUSION

En Cuba existe sobrada experiencia con el empleo del láser de alta frecuencia como el de CO2 y el argón, así como los de mediana potencia, especialmente en oftalmología. Los láseres de alta potencia se emplean primordialmente de forma peroperatoria, pues son utilizados para cortar y coagular, mientras que los de baja potencia se usan generalmente en fisioterapia. Existe también bastante experiencia con el uso del láser de baja potencia en los estados inflamatorios y dolorosos del posoperatorio, pero no poseemos bibliografía alguna, ni en Cuba ni en el extranjero, de su uso peroperatorio.

¿Cómo actúa el láser de He-Ne?

En primer lugar es un potente antiinflamatorio, así como un poderoso vasodilatador de la circulación y produce incrementos en la síntesis del adenosintrifosfato mitocondrial.5-7 También logra cambios significativos en la velocidad de síntesis del ácido desoxirribonucleico (DNA) y del ácido ribonucleico (RNA), lo que explica la rápida aparición de los vasos de neoformación vistos en los cortes histológicos realizados. Otros cambios primarios que se producen son: alteraciones en el contenido de prostaglandinas, liberación de sustancias preformadas como acetilcolina e histamina, incremento de las betaendorfinas, que explica su poder analgésico, incremento en la actividad de los fibroblastos, así como en la formación de colágenos y una mayor proliferación celular. Como consecuencia de estos efectos bioquímicos, se producen otros efectos indirectos que aparecen localmente y a distancia, como el estímulo de la microcirculación y los efectos sobre el trofismo. En cuanto a la primera, lo realiza actuando a través de mediadores como la histamina; este aumento de la microcirculación trae como consecuencia el efecto antiinflamatorio, al mismo tiempo que habrá un mayor aporte de elementos defensivos al eliminar los catabolitos; de igual forma aparecerá un aumento del trofismo al elevarse los aportes de nutrientes y oxigenación. El efecto normalizador de la irradiación láser ha sido demostrado por muchos autores8 y algunos prefieren llamarlo efecto eutrófico, que sería el responsable de los procesos de reparación demostrada en los procesos de granulación en heridas y úlceras.

Gran importancia tiene en este sentido la activación de los procesos de regeneración de las fibras nerviosas, verificada sobre los nervios radial y ciático en animales como el perro y la rata.

Esto también ha sido demostrado por nosotros en la clínica, en secciones del cubital, radial y mediano que fueron atendidas de primera intención, así como en casos diferidos por largo tiempo, y sus resultados fueron satisfactorios.

CONCLUSIONES

  1. De estos resultados podemos inferir que la utilización del láser de He-Ne ejerce una acción terapéutica manifiesta sobre la regeneración de nervios seccionados y suturados.
  2. El empleo del láser en el peroperatorio es superior que su uso en el posoperatorio.
  3. La longitud de onda parece tener también influencia en la regeneración nerviosa, demostrado por las distintas longitudes de onda utilizadas.

SUMMARY

To assess the effect of helium-neon (He-Ne) laser on the regeneration of the sectioned and sutured sciatic nerve, 72 Wistar rats were used, divided in three groups, all of them irradiated with He-Ne, xenon light and solar light, respectively. The witness group only received the section and suture of the sciatic nerve. The rats whose nerves were irradiated with xenon and solar light evolutioned the same than the witness group, that is, in their totality they presented trophic injuries of higher or lower degree and also motorial injuries. In the He-Ne group only the loss of a nail of a finger was observed, and no motorial disorders were appreciated. Irradiation with He-Ne laser has an important influence in the restoration of nervous injuries in rats.

Key words: NERVE REGENERATION; SCIATIC NERVE; LASERS; RATS; INBRES STRAINS.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Rochkin S, Nissen M. Central nervous system transplantation benefitted by low level laser irradiation. Soc Photo Optical Inst Engineers 1990;14:19-23.
  2. Nissan M, Rochkin S. He-Ne laser irradiation delivered transcutaneosly: its effect on the sciatic nerve of rats. Laser Surg Med 1986;6:453-8.
  3. Santiesteban JM, Avila I, Velez M. Terapia láser en la sutura quirúrgica de los nervios periféricos. Int Laser 1987;87:26-8.
  4. De Boer J, Archibald J, Downie HG. Manual de Cirugía Experimental. México DF: El Manual Moderno, 1979:45.
  5. Diez de los Ríos A. Estudio de la absorción de las radiaciones láser de He-Ne y As-Ga por los tejidos biológicos. Invest Clin Láser 1987;3:98-101.
  6. Cisneros Vela JL, Trelles MA. Láser y terapéutica en medicina y cirugía. Barcelona: Editorial C.D.L., 1987:25-63.
  7. Popp FA. Emisión coherente de fotones desde formaciones celulares. Invest Láser 1984;1:18-23.
  8. Vélez González M, Colls Coruañas J. Comportamiento de la luz en la interacción con los tejidos, en especial el láser de baja potencia. 1988; Bol. No. 15-16.
Recibido: 5 de diciembre de 1995. Aprobado: 5 de diciembre de 1995.

Dr. Pedro Rodríguez Sotelo. Calle 7ma., No. 12815 entre Rodríguez Morini y Parque Este, reparto Embil, municipio Boyeros, Ciudad de La Habana, Cuba.

Indice Anterior Siguiente