Indice Siguiente
Rev Cubana Cir 2003;42(4)
Hospital Militar Central "Doctor Carlos J. Finlay", Ciudad de La Habana

Relación de las afecciones rinofaríngeas obstructivas altas con los trastornos del sueño

Dr. Ramón Enrique Crespo Vidal,1 Dr. José M. Anias Calderón,2 Dra. Odalis Hernández Pena3 y Dra. Eulalia Alfonso Muñoz4

Resumen

Con el objetivo de comprobar el efecto que sobre el sueño y el estado de salud tiene la cirugía en pacientes con trastornos del sueño, causados por obstrucciones respiratorias altas, se estudiaron y trataron quirúrgicamente 60 pacientes remitidos de la consulta de trastornos del sueño del Hospital Militar Central "Doctor Carlos J. Finlay", en el período comprendido de enero de 1999 a diciembre de 2001, de los cuales 50 (90 %) eran del sexo masculino y el 10 % era femenino. Fue la desviación del septum nasal la afección de otorrinolaringología más frecuente, 36 (60 %), seguida por la desviación del septum nasal, asociada a otra afección de otorrinolaringología, 10 (16,6 %). Presentaron trastornos del sueño asociados con otras afecciones clínicas (cefalea, hipertensión arterial, vértigo, disfunción sexual) 40 (66,7 %) y solo con trastornos del sueño 20 ( 33,3 %). Se realizó tratamiento quirúrgico a los 60 enfermos y se obtuvo que curaron o mejoraron el trastorno del sueño 58 pacientes (96,7 %), las afecciones constructivas curaron o mejoraron en 57 enfermos (95 %), y las afecciones clínicas asociadas curaron o mejoraron en 37 pacientes (92,5 %).

DeCS: TRASTORNOS DEL SUEÑO; NEUMOPATIAS OBSTRUCTIVAS; ENFERMEDADES NASOFARÍNGEAS, ESTADO DE SALUD.

Se ha observado que los problemas obstructivos respiratorios en el sueño, conocidos como síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), se han demostrado en estudios realizados en otros países, que afecta del 2 al 4 %1 de la población adulta en el mundo industrializado, preferentemente a los hombres de mediana edad. La prevalencia del sexo femenino es del 12 al 35 % de casos positivos y la mayoría de ellas posmenopáusicas2

Como factores predisponentes para el sindrome de apnea obstructiva se consideran 3 factores: la obstrucción de las vías respiratorias, las malformaciones faciales y los trastornos médicos generales (obesidad, hipotiroidismo, amiloidosis, acromegalia y distrofia miotónicas).3

El tratamiento adecuado del SAOS tiene gran importancia porque es causa de muerte súbita durante el sueño y llevan a los que lo padecen a sufrir diversos trastornos cardiovasculares, accidente vascular encefálico, infartos cardíacos e hipertensión arterial, aparte de que le imposibilitan a la persona llevar una vida normal por los constantes accesos de sueño que presenta durante el día, por la mala calidad del sueño nocturno a causa de la dificultad respiratoria.3,5


Métodos

Se tomaron la totalidad de los pacientes diagnosticados pulsonográficamente como SAOS de causa obstructiva de las vías aéreas superiores respiratorias, enviados de la Consulta de trastornos del sueño, del Hospital Militar Central "Doctor Carlos J. Finlay", en el período de enero de 1999 a diciembre de 2001; esto constituyó una muestra de 60 pacientes a los cuales se les fue realizó un minucioso examen físico de otorrinolaringología (orofaringoscopia, rinoscopia anterior y posterior y laringoscopia indirecta), con el fin de detectar las afecciones obstructivas rinofaríngeas altas y clasificarlas. También se realizó un examen físico general complementario para detectar otros síntomas o enfermedades clínicas asociadas a los trastornos del sueño y las afecciones rinofaríngeas obstructivas altas.

Todos los enfermos fueron ingresados en el Hospital, pues la totalidad de los afectados con trastornos del sueño presentaban afecciones obstructivas altas, por lo que fue necesario realizar tratamiento quirúrgico de la afección obstructiva y tratamiento médico asociado en muchos de los casos. Posterior al tratamiento quirúrgico se realizó un seguimiento en consultas semanales hasta las 8 semanas, con el fin de valorar la evolución tanto del trastorno del sueño, las afecciones rinofaríngeas obstructivas altas, como las afecciones clínicas asociadas a estos. Los resultados de la investigación se reflejan en las diferentes tablas. A todos los pacientes se les recogió en la historia clínica la característica del trastorno del sueño que lo afectaba.
Se utilizaron el porcentaje y la media como medida de resumen según el tipo de variable en estudio (variables cualitativas o cuantitativas, respectivamente).

 

Resultados

Como se puede apreciar en la tabla 1, el mayor número de pacientes afectos se encuentra entre los 15 y 29 años, con 32 enfermos para el 53,4 %, seguido del grupo de 30 a 44 años con 20 pacientes para el (33,3 %).

Tabla 1. Distribución de pacientes por grupos de edad

Edad
No.
%
0 - 14
2
3,3
15 - 29
32
53,4
30 - 44
20
33,3
45 - 59
4
6,7
> de 60
2
3,3
Total
60
100

Fuente: Historia clínica.


La distribución por sexo se puede apreciar en la tabla 2 donde se refleja que 54 pacientes (90 %), corresponden al sexo masculino y solo 6 enfermos al sexo femenino (10 %) (tabla 2).

Tabla 2. Distribución por sexo de pacientes

Sexo
No.
%
Masculino
54
90
Femenino
6
10
Total
60
100

Fuente: Historia clínica.


Las afecciones rinofaríngeas obstructivas altas se muestran en la tabla 3, en la que se observa un predominio de la DSN con 36 pacientes (60 %), seguida por la DSN asociada a otra afección, con 10 enfermos (16,6 %).

TABLA 3. Distribución de las afecciones obstructivas respiratorias altas rinofaríngeas en los pacientes

Afección No. %
Desviación del septum nasal 36 60
Desviación del septum nasal más otras afecciones 10 16,6
Rinitis hipertrófica 4 6,6
Sinusopatía crónica 3 5,1
Sinusopatía crónica más otras afecciones 3 5,1
Rinitis alérgica más otras afecciones 4 6,6
Total 60 100

Fuente: Historia clínica.

La distribución de los diferentes tipos de trastornos de sueño se refleja en la tabla 4, en la que resulta evidente el predominio de los pacientes con ataques de sueño durante el día (41 enfermos, 66,3 %), seguido de despertar frecuente más pesadilla con 13 pacientes para el 21,7 % y el despertar frecuente en la noche, con 6 pacientes para un 10 %.

Tabla 4. Distribución de los trastornos del sueño en los pacientes

Trastornos del sueño
No.
%
Despertar frecuente en la noche
6
10,0
Ataques de sueño durante el día
41
68,3
Despertar frecuente en la noche más pesadillas
13
21,7
Total
60
100

Fuente: Historia clínica.

En la tabla 5 se reflejan los diferentes tipos de afecciones clínicas detectadas en los pacientes con trastornos del sueño, la cefalea es el síntoma predominante en las afecciones clínicas con 21 pacientes (52,5 %), seguida de la hipertensión arterial con 9 pacientes (22,5%), vértigos y trastornos psiquiátricos con 10 % cada uno (4 enfermos cada uno respectivamente) y la disfunción sexual con 2 pacientes (5 %).

Tabla 5. Diferentes tipos de afecciones clínicas detectadas en los pacientes con trastornos del sueño

Afección
No.
%
Cefalea
21
52,5
Hipertensión arterial
9
22,5
Vértigo
4
10,0
Trastorno psiquiátrico
4
10,0
Disfunción sexual
2
5,0
Total
40
100

Fuente: Historia clínica.

Que del total de pacientes (60), el 66,7 % (40 pacientes) haya presentado otra afección clínica, indica la repercusión negativa que sobre el estado de salud tienen las afecciones rinofaríngeas obstructivas respiratorias altas y los trastornos del sueño.
En la tabla 6 se observa la distribución de la evolución y relación de las diferentes afecciones después del tratamiento medicoquirúrgico. Puede evidenciarse que sólo no mejoraron 3 pacientes (5 %) con afecciones obstructivas rinofaríngeas respiratorias altas; 2 pacientes (3,3 %) con trastornos del sueño y 3 (7,5 %) con enfermedades clínicas; 8 (14,4 %) mejoraron sus afecciones obstructivas altas y 49 (81,6%) curaron por completo. Con relación al trastorno del sueño, 8 pacientes (13,4 %) mejoraron y 50 (83,3 %) curaron. En cuanto a las afecciones se observó mejoría en 10 pacientes (25 %) y curación total los 27 restantes (67,5 %).


Tabla 6. Distribución de la evolución y relación de las diferentes afecciones después del tratamiento medicoquirúrgico

 
Evolución
No.
%
CuraronAfección obstructiva alta
49
81,6
Trastornos del sueño
50
83,3
Afección clínica
27
67,5
MejoraronAfección obstructiva alta
8
13,4
Trastornos del sueño
8
13,4
Afección clínica
10
25,0
No mejoraronAfección obstructiva alta
3
5,0
Trastornos del sueño
2
3,3
Afección clínica
3
7,5

Fuente: Historia clínica.

Discusión

El hecho de que todos los pacientes estudiados presentaran afecciones respiratorias obstructivas altas, tiende a indicar que existe una estrecha relación entre estas y los trastornos del sueño. Está situación ha sido descrita por algunos autores.3,5
Los resultados de la tabla 1 no corresponden con los realizados en otros estudios, pues nuestra muestra proviene en su mayoría, de jóvenes de unidades militares, en su mayoría.

Con relación al sexo, la bibliografía revisada hace referencia al predominio del sexo masculino, lo cual concuerda con nuestros resultados.

Los resultados hallados en la tabla 3 resultan comparables con los de otros trabajos efectuados.

Los trastornos del sueño son compatibles con los que aparecen en otros estudios realizados.3,6

Las afecciones clínicas detectadas de los pacientes con trastornos del sueño, resultan similares a las detectadas por otros autores.3

Estos efectos del "mal dormir" por problemas obstructivos de las vías respiratorias altas, sobre los diferentes sistemas del organismo humano, han sido descritos por otros autores.4 En estudios realizados por otros autores,3 han coincidido con estas enfermedades de mayores índices.

Los resultados de la tabla 6 son similares a los logrados con tratamientos a pacientes que sufren al respirar mientras duermen, con presión de aire positiva que vence los mecanismos obstructivos de las vías aéreas superiores.

Finalmente podemos concluir que resulta importante el lograr el tratamiento por la especialidad de otorrinolaringología, de los enfermos con SAOS, por causa de obstrucción de las vías aéreas superiores.

Summary

In order to prove the effect of surgery on sleep and health status in patients with sleep disorders caused by upper respiratory obstructions, 60 patients referred from the sleep disorders consulting room of "Carlos J. Finlay" Military Central Hospital were studied and surgically treated from January, 1991, to December, 2001. Of them, 50 (90 %) were males and 10 % were females. The deviation of the nasal septum was the most frequent otorrhinolaryngology affection, 36 (60 %), followed by the deviation of the nasal septum associated with other otorrhinolaryngology affection, 10 (16.6 %). 40 patients (66.7 %) had sleep disorders associated with other clinical affections (headache, arterial hypertension, vertigo, sexual dysfunction), and only 20 (33.3 %) had sleep disorders. In 58 (96.7%) of the 60 patients that underwent surgical treatment, sleep disorders were cured or improved, the constructive affections were cured or improved in 57 patients (95 %) and the associated clinical affections were cured or improved in 37 patients (92.5 %).

Subject headings: TRASTORNOS DEL SUEÑO; NEUMOPATÍAS OBSTRUCTIVAS; ENFERMEDADES NASOFARÍNGEAS, ESTADO DE SALUD.


Referencias bibliográficas

  1. Duin J. Sueño. Su evolución y tratamiento. Perú: Ed. Salina; 1991.
  2. Leech JA. A comparation of man a woman with exclusive sep apnea. Síndrome 1998,94:983-8.
  3. Donma Klitzman MD. Obstructive sleep apnea. Complications and sequelae. The Mont Sinai Journal of Medicine 1994;61:113-20.
  4. Manin Trigo JM. Diagnóstico y tratamiento del síndrome de apnea obstructiva del sueño. (SAOS). Curso de Fisiología y patología del sueño. Zaragoza, 1994:123-38.
  5. Walke RP, Ducaso-Arvizu R, Watelter B, Lopalsami C. Preofuctive differences between male and female patient with apnea. Laringoscope 2001; 9:111.
  6. Faltaw R, Sauka K. Augment in the surgical treatment of apnea syndrome in adults. SB LEK 2000;101(4):393-8.
  7. Hia HS. Obstructive sleep apnea syndrome: evaluation of subcritical continuous positive airway pressure. J Assoc Physical India 1998; 46(9): 796-7.

Recibido: 24 de mayo de 2002. Aprobado: 21 de julio de 2002.
Dr. Ramón Enrique Crespo Vidal. Hospital Militar Central "Doctor Carlos J. Finlay", 114 y 31, municipio Marianao, Ciudad de la Habana, Cuba.

 

1Especialista de I grado en Otorrinolaringología. Instructor.
2Especialista de II Grado en Neurofisiología. Profesor Titular.
3Especialista de I Grado en Otorrinolaringología.
4Especialista de I Grado en Otorrinolaringología. Asistente.

Indice Siguiente