ARTÍCULO ORIGINAL

 

Utilización del idioma nativo en las clases de lenguas extranjeras

 

Use of the mother tongue in the foreign language teaching

 

Luis Leonardo Yance RamírezI; Emilia Rodríguez EspinosaII; Fabiola Leyva ValeroII

IProfesor Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. Facultad Finlay-Albarrán. La Habana, Cuba.
IIInstructora. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. Facultad Finlay-Albarrán. La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

Los autores del presente trabajo revisan algunos hechos y ofrecen opiniones y experiencias de connotados especialistas, además de las propias, basadas en muchos años dedicados a la docencia del idioma inglés como lengua extranjera, con el objetivo de dar respuestas que pudieran ser concluyentes a las siguientes preguntas, siempre presentes en este tipo de enseñanza: ¿Cuál es el papel de la lengua materna en la enseñanza del inglés como lengua extranjera?, ¿cómo se puede utilizarse la lengua materna de forma productiva?, ¿necesitan los principiantes realmente la lengua materna en sus clases de idioma inglés? Se analizan algunas experiencias útiles derivadas de la utilización de la lengua materna como técnica pedagógica encaminada a la mejor comprensión del idioma extranjero por sus estudiantes.

Palabras clave: Lengua extranjera, lengua materna, técnica pedagógica.


ABSTRACT

The authors of this paper reviewed some facts and offered some opinions and experience of outstanding experts, in addition to their own pieces of experience after a number of years devoted to teaching English as a second language, in order to give answers that might be conclusive for very usual questions in this type of education: What is the role of the mother tongue in English teaching as a second language? How could the mother tongue be used in a productive way? Do the beginners really need the mother tongue in their English classes? Some useful experience in using the mother tongue as a pedagogic technique for better understanding of the foreign language by the students was analyzed.

Key words: Foreign language, mother tongue, pedagogic technique.


 

 

INTRODUCCIÓN

Como profesor de idioma inglés como idioma extranjero, con una experiencia en este campo de casi 40 años de trabajo profesional en diferentes niveles dentro del sistema educativo cubano, el autor se considera uno más dentro del grupo de los profesionales en el área de adquisición de un segundo idioma, que considera que el idioma materno tiene un papel necesario y facilitador en el aula de idioma extranjero o como segunda lengua.

Como atinadamente plantea Schweers: esta convicción procede de la experiencia personal, literatura recientemente consultada y presentaciones a las que ha asistido.1 Resulta entonces esencial enfocar nuestra atención sobre un asunto que ya parecía estar totalmente resuelto:

- ¿Cuál es el papel de la lengua materna en la enseñanza del inglés como idioma extranjero?

- ¿Cómo podemos utilizar la lengua materna de forma productiva?

- ¿Necesitan los principiantes realmente la lengua materna en sus clases de idioma extranjero?


Los objetivos del presente trabajo son el de revisar algunos hechos que pueden ser importantes cuando se intenta responder las preguntas anteriores y el de discutir algunas experiencias útiles derivadas de la utilización de la lengua materna en la clase de idioma extranjero.


Antecedentes

De acuerdo con el análisis de Tang,2 las diferencias derivadas de los dos enfoques opuestos basados en las ventajas o desventajas de la utilización de la lengua materna en la clase de idioma extranjero tienen una larga historia. Menciona que Kreshen argumentó que las personas que aprenden un idioma extranjero siguen básicamente, idéntica ruta que cuando adquirieron su idioma materno, de ahí la razón por lo que el uso de este primer idioma en el proceso de aprendizaje del segundo deberá reducirse al mínimo (1981). Tang ofrece los nombres de un grupo de autores de algunos libros introductorias sobre la enseñanza del inglés como idioma extranjero tales como Haycraft (1978), Hubbard y otros (1993), Harmer (1997) quienes o no abordaron este aspecto o le dedicaron muy poca atención.

Es esa la posición que los profesionales de la enseñanza de la adquisición de un segundo idioma se vieron forzados oficialmente a aceptar en Cuba durante todos estos años, donde el uso de la lengua materna en este proceso se consideró gran error metodológico en la enseñanza de idiomas extranjeros. Pero de acuerdo al trabajo de Tang, la ortodoxia monolingüe ha perdido todo su atractivo: Medgyes la considera insostenible en cualquier terreno, ya sea el psicológico o el pedagógico.3 Se argumenta que la exclusión de la lengua materna constituye una crítica de la misma que la reduce a la posición de una lengua de segunda clase. Esta degradación de la lengua materna tiene efectos psicológicos sumamente dañinos sobre el estudiante de un idioma extranjero.4

Entonces, resulta evidente que un cambio de opinión ha traído aparejado una concientización de la importancia que la lengua nativa tiene en la clase de inglés como idioma extranjero. Tang describe en su análisis como Nunan y Limb,5 por ejemplo, exponen que los maestros de inglés como idioma extranjero que trabajan con estudiantes que hablan un mismo idioma en los niveles inferiores de la impartición de la lengua encuentran que el prohibir el uso de la lengua materna en sus clases resulta prácticamente imposible, mientras que Döryü y Darnos (1998) comprobaron que el idioma materno se usa por los estudiantes del idioma extranjero como un medio de comunicación que compense las deficiencias que se producen durante el uso del nuevo idioma. Al final de su análisis Tang menciona que Auerbach (1993) cuando reconoce el papel positivo de la lengua materna en dicha clase identifica también los usos siguientes:2

- El análisis lingüístico.

- La presentación de reglas gramaticales.

- La discusión de aspectos interculturales.

- El dar instrucciones.

- La explicación de errores.

- La comprobación de la comprensión.


Es un hecho reconocido que el uso del idioma materno es un aspecto sumamente descuidado en la literatura metodológica de la enseñanza del inglés como idioma extranjero que el mismo Tang reconoce pero, ¿deberá usarse la lengua nativa de los estudiantes en esta clase? ¿Deberán los maestros permitir su uso en dicha clase, aún cuando este resulte una necesidad?

La experiencia personal del autor, como estudiante y como maestro durante tantos años del idioma inglés como lengua extranjera le ha demostrado que "el uso moderado y juicioso de la lengua materna puede ayudar y facilitar el aprendizaje y la enseñanza del idioma extranjero", una opinión que comparte con Tang2 y con muchos de sus colegas aquí en Cuba.

 

RESULTADOS

En investigaciones realizadas en un artículo sumamente provocativo, Elsa Auerbach ofrece un razonamiento socio-político de respaldo al uso del idioma materno en las clases de inglés como idioma extranjero, resumiendo sus conclusiones de este modo:6

"El iniciar la clase con el idioma materno provee un sentimiento de seguridad que valida las experiencias vivas del estudiante, lo que les permite expresarse libremente". El estudiante está entonces dispuesto a experimentar y a correr riesgos con el idioma inglés. Hopkins secunda la posición de Auerbach cuando esta declara: "El sentido de nuestra identidad como individuos está inextricablemente unido al idioma materno… por lo que si se estimula al estudiante de una segunda lengua a ignorar su idioma natal este puede sentir su identidad en peligro".7

Entre algunas de las muy interesantes investigaciones realizadas en este campo se escogió una desarrollada por C. William Schweers, Jr,1 quien enseña el idioma inglés en la Universidad de Puerto Rico, Bayanan Campus, debido al hecho que imparte el inglés como idioma extranjero a clases monolingües de habla española, como ejemplo de la conveniencia de utilizar el idioma materno en nuestras clases de inglés como idioma extranjero. Durante el primer semestre del año académico 1997-1998 diseñó y condujo una investigación sobre el uso de la lengua materna en las clases de inglés in esta universidad. Cuatro de sus colegas aceptaron amablemente el participar en el proyecto. Su investigación consistía en grabar una muestra de 35 min de duración tomada de 3 clases al comienzo, en el medio y al final del semestre. El propósito de la grabación de las clases era averiguar la frecuencia y los objetivos que estos maestros perseguían al utilizar el español en sus clases.

Los maestros también llenaron un corto cuestionario sobre sus actitudes hacia el uso del español en la clase de inglés. Se distribuyó también el mismo cuestionario a otros miembros de su departamento: lo contestaron un total de 14 profesores. Él también hizo entrega de cuestionarios semejantes a las clases de los profesores que participaban en su estudio y a sus 3 secciones de inglés básico. Los resultados de este estudio demostraron que un alto porcentaje (88,7 %) de los estudiantes participantes en el mismo pensaban que el español debería usarse en sus clases de inglés. Todos los maestros plantearon que utilizaban el español en cierta medida. Aproximadamente el 99 % de los estudiantes respondieron que les agradaba que sus maestros utilizaran al menos algo de español en la clase. Muy notable resultó el 86 % de estudiantes a quienes les gustaría que se utilizara el español en la explicación de conceptos difíciles. Pero solamente el 22 % de los maestros lo consideró un uso apropiado.

Los estudiantes también respondieron mucho más positivamente que los maestros, respecto a los usos siguientes del idioma español: para ayudar a los estudiantes a sentirse más cómodos y confiados, para comprobar la comprensión y para definir nuevos elementos de vocabulario. Ni estudiantes ni maestros encontraron utilidad alguna para el idioma materno en la evaluación.

A un notable porcentaje de los estudiantes les gustaría que el español se utilizara en la clase de inglés entre un 10 y un 39 % del tiempo. A un gran número de los estudiantes les agrada el uso del español porque esto los ayuda cuando se sienten perdidos. Aproximadamente un 87 % de los estudiantes considera que el uso del idioma español facilita el aprendizaje del inglés entre "un poco" y "mucho", mientras que un 57 % cree que los ayuda desde "regular" hasta "mucho".

Los resultados demuestran que en las clases de idioma inglés en una universidad puertorriqueña el español debería utilizarse de alguna manera. Los estudiantes opinan que las clases resultan mucho más claras cuando el español facilita la comprensión de lo que sucede en el aula. Una mayoría también concuerda en que el uso del español los ayuda a aprender inglés.

 

DISCUSIÓN

Luis Augusta VP8 en un artículo breve pero esclarecedor, refiriéndose al uso del idioma portugués en la clase de inglés, dice:

"El profesor Francisco Gómez de Matos, que inspiró y ayudó en la redacción de este artículo, ha aconsejado la importancia de compartir las decisiones en nuestra clase con nuestros estudiantes a fin de propiciar un ambiente humano al mismo tiempo que se impulsa el florecimiento de un aprendizaje cooperativo y de desarrollo personal. De acuerdo con lo anterior, se sugiere una lista inicial abierta para ayudar a los colegas a reflexionar en la forma que pueden manejar el uso del idioma materno en sus clases:

1. ¿Me he preguntado alguna vez por qué mis estudiantes debieran/no debieran tener derecho a usar su idioma materno en mis clases?

2. ¿Estaré yo prejuiciado en cuanto a lo relativo al uso del idioma materno en mis clases se refiere?

3. ¿Qué he hecho hasta ahora con los estudiantes que utilizan su idioma materno en mis clases?

4. ¿He utilizado alguna vez una técnica (como los Portuguese Breaks)? Si lo he hecho, ¿qué ha sucedido? ¿Por qué?

5. ¿He investigado en busca de soluciones creativas y humanas a este problema?

6. ¿Qué he hecho a fin de ejercer las estrategias y habilidades negociadoras en mi clase?


Schweers
explica:

"Este semestre estoy experimentando con el uso de más español en mis clases. Los primeros dos días utilicé el español exclusivamente mientras les explicaba el curso. Les proporcioné dos tareas para ser realizadas en pequeños grupos en español. La primera consistía en describir sus experiencias previas en las clases de inglés; en la segunda debían describir cómo debería ser la clase ideal de idioma inglés. Gradualmente reduje la cantidad de español que estaba utilizando e incrementé el uso del idioma inglés. Utilicé entonces el español para realizar verificaciones en la comprensión. Es importante que mientras se procede periódicamente uno se asegure de que los estudiantes comprenden lo tratado. Yo les pregunto: "¿Entienden todos? ¿Quién puede hacer la traducción al español?".

O, después de alguna explicación importante, les pregunto, "¿Quién puede repetir lo que yo acabo de plantear en español?" y aguardo hasta que obtengo una traducción aceptable. La respuesta de mis estudiantes es entusiasta y receptiva. Y con respecto a nuestras actividades en el aula me siento en contacto pleno con ellos puesto que compartimos un lenguaje común cuando resulta necesario".1

"A pesar de permitir jugar un rol al español en mi aula, los estudiantes usan espontáneamente el idioma inglés durante la clase mientras realizan sus tareas. Frecuentemente utilizan el inglés cuando me abordan con preguntas o comentarios después de terminada la clase. Creo que la relación que hemos desarrollado mediante el uso ocasional del español ha hecho que mis alumnos estén más ansiosos que de costumbre para vencer los retos del aprendizaje del idioma inglés.

La asistencia es excelente y la mayoría realiza sus trabajos en el aula y tareas para la casa regularmente. Y también nos divertimos mucho más durante las clases".1


El autor comparte esta opinión porque al impartir un curso de nivel intermedio-avanzado de posgrado en inglés a médicos y Licenciados en enfermería en la Facultad Finlay-Albarrán de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, se han utilizado muchas de las técnicas arriba descritas con notorios resultados. Y una de las etapas favoritas durante el desarrollo de las clases es cuando los alumnos tienen que presentar y discutir las diferentes traducciones de las lecturas en clase que les habían sido asignadas como tareas a comprobarse colectivamente. ¡Dicen que es este uno de los instantes en que realmente sienten que están dominando y disfrutando el idioma extranjero!


Usos del idioma materno en la clase de inglés

¿Cuál es la función del idioma nativo en la clase de inglés como idioma extranjero? ¿Cómo podemos utilizarlo productivamente? ¿Lo necesitan realmente los estudiantes del idioma extranjero? Estas son preguntas difíciles que la investigación no ha podido contestar definitivamente todavía. Pero David Atkinson9 relaciona una serie de usos apropiados para el idioma materno en la clase de idioma extranjero que resultan muy interesantes, mientras Auerbach6 sugiere las siguientes ocasiones posibles para utilizar la lengua materna:

- Durante la información del programa y la lección específica.

- Evaluaciones.

- Manejo de la clase.

- Creación de escenarios docentes.

- Análisis lingüísticos.

- Presentación de reglas gramaticales.

- Explicaciones sobre fonología, morfología y ortografía.

- Discusión de cuestiones interculturales.

- Orientaciones y estímulos.

- Explicación de errores.

- Comprobación de la comprensión.


De acuerdo con la experiencia personal del autor, este coincide totalmente con Schweers cuando este afirma que "el comenzar con la lengua materna proporciona un sentimiento de seguridad que valida las experiencias experimentadas por los estudiantes del idioma extranjero, lo que les permite expresarse libremente. Es entonces cuando el estudiante se encuentra listo para experimentar y asumir los riesgos implícitos al expresarse en el idioma inglés.1

Es una realidad que tienen que desarrollarse más investigaciones para conocer realmente los efectos positivos o negativos reales que el uso limitado y correctamente controlado de la lengua materna en la clase de idioma extranjero pueda tener sobre la exposición de los estudiantes a esta última. ¿Significa esto que el presente artículo aboga por un uso mayor del idioma materno en el aula de inglés como segunda lengua o como idioma extranjero? Considero que este es un asunto que cada maestro debe decidir por sí mismo.

Como Shweers afirma: "El inglés deberá ser el vehículo de comunicación primario en la clase de inglés y el maestro deberá proporcionar a los estudiantes amplias oportunidades para procesar el mismo así como para producir y negociar el significado en ese idioma. Se sugiere, sin embargo, que las razones ofrecidas por el autor sobre los beneficios pedagógicos y efectivos del uso del idioma materno justifican su utilización limitada y juiciosa en el aula de idioma extranjero".1

Finalmente, se considera que el maestro deberá utilizar todas las técnicas, estrategias y procedimientos que considere necesarios a fin de ayudar a los estudiantes a lograr el dominio del idioma extranjero. Es aquí precisamente donde el uso de la lengua materna puede resultar un instrumento sumamente valioso para ayudar a los estudiantes a avanzar y progresar en la adquisición de ese nuevo idioma.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Schweedrs, C. Williams. Using L1 in the L2 classroom. English Teaching Forum Magazine. 1999;37(2):6-9.

2. Tang J. Using L1 in the English classroom. English Teaching Forum. 2002;40,1:36-43.

3. Medgyes P. The non-native teacher. London: MacMillan Publisher Ltd. London; 1994.

4. Nation ISP. Teaching and learning vocabulary. New York: Newbury House; 1990.

5. Nunan DC. Lamb. The self-directed teacher. Cambridge: Cambridge University Press; 1996.

6. Auerbach, E. Reexaming English only in the ESL classroom. TESOL. Quarterly 27(1):9-32;1993.

7. Hopkins S. Use of another tongue in teaching English as a second language to adults. Language Issues. 1988;2(2):18-24.

8. Reis VP, Luis Augusto. The myths and the practical needs of using L1 in the EFL classes: A learner training experiment. English Teaching Forum. 1996;34(3-4):37.

9. Atkinson D. The mother tongue in the classroom. A neglected source? ETL Journal. 1987;41(4):241-7.

 

 

Recibido: 30 de octubre de 2010.
Aprobado: 10 de noviembre de 2010.

 

 

Prof. Luis Leonardo Yance Ramírez. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. Facultad Finlay-Albarrán. La Habana, Cuba. Correo electrónico: lyance@infomed.sld.cu