Educación Médica Superior. 2011; 25(sup)
Índice

 

 

Estudio del pensamiento de Fidel Castro Ruz sobre la Salud, la Medicina Familiar y la Educación Médica cubanas. (1959 - 2006)

Dr. C. Eugenio Radamés Borroto Cruz,I Dr.C. Ramón Syr Salas Perea,II Dr. Ramón Aneiros Riba (†)

 

I Centro de Desarrollo Académico en Salud. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.
II Escuela Nacional de Salud Pública de Cuba.

 

Colaboradores de la primera parte:

Dr. Cs. Pastor Castell Florit-Serrate.

Dr. Pedro A. Díaz Rojas.

Dra. C. Ana T. Fariñas Reinoso.

Lic. Bertha de la C. González Valcárcel.

Lic. Lidia Caridad Hernández Gómez.

Dra. C. Digna Edelsys Hernández Meléndez.

Dra. Elia Rosa Lemus Lago.

Dra. C. Isabel Louro Bernal.

Dra. C. María del Carmen Pría Barros.

Dra. C. Aida Rodríguez Cabrera.

Dra. C. Maricela Torres Esperón.

 

PRESENTACIÓN

El presente trabajo contiene un estudio acerca del pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz sobre el desarrollo de la salud pública cubana y la formación de su capital humano, con vistas a garantizar una atención de salud de calidad para el pueblo cubano, sin exclusión alguna, y poder brindar una cooperación solidaria a los pueblos hermanos del llamado tercer mundo en desarrollo.

Este estudio se desarrolló en dos etapas. En el periodo 2001 - 2003 se realizó un primer estudio investigativo general dirigido en lo fundamental a analizar el pensamiento de Fidel en relación con la Salud Pública y la Atención Primaria de Salud. Abarcó el análisis de 31 discursos pronunciados entre 1980 y el 2000. Para este estudio los autores contaron con la colaboración de un colectivo de Profesores de la Escuela Nacional de Salud Pública de Cuba.

En el periodo 2003 - 2007 los autores efectuaron un segundo estudio de las ideas del Comandante en Jefe, específicamente ahora, en relación con la formación de los recursos humanos para la salud y el desarrollo de la educación médica cubana. Comprendió los análisis de 67 discursos e intervenciones realizados entre 1959 y el 2006, así como otros documentos.

La metodología empleada conllevó el análisis de cada uno de los discursos; de ellos se fueron sintetizando los pronunciamientos principales, a fin de precisar las ideas básicas que conllevaban. Con ellas se conformaron las diversas ideas integradoras y se establecieron las acciones que se estimó debían desarrollarse para poder garantizar el cumplimiento del propósito del Comandante en Jefe.

Esperamos que les sea de utilidad en el desempeño y desarrollo de la Salud Pública y la Educación Médica Superior cubanas.

Los autores.
La Habana, 3 de diciembre 2010.

 

El camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos. […] Ser tan prudentes en el éxito como firmes en la adversidad es un principio que no puede olvidarse. […] No me despido de ustedes. Deseo solo combatir como un soldado de las ideas.

[…] Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar.

Fidel Castro Ruz.
La Habana, 18 de febrero de 2008.

 

PRIMERA PARTE

El pensamiento de Fidel en la salud y la medicina familiar cubana

Índice

Introducción.

I. El sistema nacional de salud cubano (SNS) y el programa del médico y la enfermera de la familia.

II. El médico de familia cubano como nuevo modelo de profesional de la salud.

III. La atención integral a la salud.

IV. Participación comunitaria e intersectorialidad.

V. La formación de recursos humanos en salud.

VI. Tecnología apropiada al modelo cubano de atención integral a la salud.

VII. Eficiencia económica del sistema nacional de salud y el programa del médico y la enfermera de la familia.

VIII. Impacto del programa del médico de la familia en el mejoramiento de la salud de la población. Trascendencia para el Mundo.

Bibliografía consultada

 

INTRODUCCIÓN

El pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz con respecto a la Salud Pública Cubana se encuentra en la "Historia me Absolverá", documento que sirvió de base para la transformación político ideológica y socioeconómica más importante de Cuba en la segunda mitad del siglo XX. Esta transformación tuvo entre sus principales objetivos: la salud pública y sus recursos humanos. La creación y perfeccionamiento de la salud pública revolucionaria cubana es expresión de una real y concreta voluntad política de la más alta dirección del país, en especial de Fidel.

Los autores, junto con un equipo de profesores de la Escuela Nacional de Salud Pública de Cuba, realizaron en el periodo 2001-2003, un estudio histórico lógico acerca de la concepción estratégica de nuestro Comandante en Jefe con relación al Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, desde su concepción hasta su implementación, a partir de la hipótesis de que "constituye la estrategia de desarrollo esencial para la necesaria transformación y perfeccionamiento del sistema nacional de salud cubano".

El equipo de estudio constituido ha estado vinculado al desarrollo de la atención primaria y la medicina familiar, así como a la formación y desarrollo de los recursos humanos de la salud y la educación médica cubanas. Se efectuó la lectura de 36 discursos del Comandante en Jefe relacionados con la Salud, desde el II Congreso del Partido Comunista de Cuba en 1980, hasta el 10 de agosto de 2002 en el Acto de Graduación de 741 jóvenes enfermeros de la Escuela de Formación Emergente de Enfermería "República de Panamá", en el Cotorro.

A partir de su análisis y síntesis se identificaron 72 pronunciamientos relacionados con el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia; se precisaron 161 ideas básicas, las cuales se sintetizaron en 8 Categorías de Contenido:

I. El sistema nacional de salud cubano (SNS) y el programa del médico y la enfermera de la familia.

II. El médico de familia cubano como nuevo modelo de profesional de la salud.

III. La atención integral a la salud.

IV. Participación comunitaria e intersectorialidad.

V. La formación de recursos humanos en salud.

VI. Tecnología apropiada al modelo cubano de atención integral a la salud.

VII. Eficiencia económica del sistema nacional de salud y el programa del médico y la enfermera de la familia.

VIII. Impacto del programa del médico de la familia en el mejoramiento de la salud de la población. Trascendencia para el Mundo.

En un segundo momento, se elaboraron las ideas integradoras y a partir de ellas se precisaron las acciones que el grupo estimó se debían desarrollar para garantizar el cumplimiento del propósito del Comandante en Jefe.

Control semántico

Pronunciamiento: Fragmento del discurso del compañero Fidel donde hace referencia a cuestiones relacionadas con la salud, que guardan relación con el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia.

Idea básica: Enunciado presente en los pronunciamientos que definen la visión del Comandante en Jefe sobre un aspecto concreto de la salud y específicamente sobre el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia.

Categoría de contenido: Área o temática más general en la cual se agrupan en forma sintética un conjunto de ideas básicas. Permite definir tareas concretas a desarrollar.

Idea integradora: Enunciado integrador de la visión del Comandante en Jefe, relacionado con las ideas agrupadas en una categoría de contenido. Permite definir las tareas a realizar.

Acciones: Actividades principales que permiten concretar en la práctica la visión del Comandante en Jefe que ha sido precisada en la idea Integradora. Para el cumplimiento de cada actividad se ejecutan un número de tareas.

 

I. El sistema ncional de salud cubano (SNS) y el programa del médico y la enfermera de la familia

Pronunciamientos:

La Salud Pública en este periodo debe consolidar y superar el nivel alcanzado, la atención en consultas externas y domiciliarias, debe seguir incrementando el índice de consultas por habitantes e intensificando las actividades de la medicina preventiva.

Informe Central al II Congreso PCC,
17 de diciembre de 1980.

Entre 1982 y el 2000 se graduaran alrededor de 50 000 médicos con esas cualidades, el hecho es que tendremos 65 000 médicos de primera línea; podremos atender nuestra red de hospitales, policlínicos; tendremos todos los especialistas que necesitemos; tendremos un médico general que será especialista, que hará su carrera, que hará tres años de residencia, nueve años, más la práctica.

Inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley".
Santiago de Cuba, 27 de julio de 1983.



Podremos tener un médico en cada escuela, en cada comunidad campesina, en cada centro de campismo o de obreros agrícolas, pero además, podremos tener miles de médicos atendiendo grupos de familias.

Inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley".
Santiago de Cuba, 27 de julio de 1983.

 

El médico será algo más que alguien que atiende a uno que se enferma y va al hospital, sino que tendrá un papel especial en la medicina preventiva, en la lucha por la higiene, en la lucha contra la obesidad, y sedentarismo, en fin, será un guardián de la salud. Podemos tener, se puede decir, en cada grupo de familia un médico, aparte del sistema de salud de la red nacional, para que vigile por la salud de esa ffamilia, los problemas que tiene, si hay cuestiones de diabetes, si hay cuestiones de hipertensión, si hay problemas de exceso de peso, si hacen la dieta que tienen que hacer, si no hacen los ejercicios.

Inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley".
Santiago de Cuba, 27 de julio de 1983.

 

Se elaboró un programa de Medicina General Integral y ya tenemos 30 estudiantes en distintas provincias. Calculamos un médico cada 600, vamos a decirle, médico de las 120 familias o médico de familia. Este médico es el más universal. La idea de convertirlo en una especialidad, permite que todos los médicos de país puedan ser especialistas.

Clausura del Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

De manera que el ciudadano estará atendido por la red de policlínicos, hospitales, centros especializados, institutos de investigaciones médicas; pero además el ciudadano estará cuidado en las fábricas, estará cuidado allí donde reside, eso no solo aporta salud y soluciones a nuestros problemas, sino que además le da seguridad total, absoluta al ciudadano. La importancia que el pueblo le da a este plan se evidencia en el cariño, en el respeto, en la colaboración que les están brindando a los médicos de familia.

Clausura del Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Queremos hablar de ciertas ideas que estamos introduciendo y que la del médico de la comunidad. Aquí se le llama también médico de la familia. Él es el médico de familia, porque se le asigna un número de familias, 120. Este médico trabaja en la comunidad, en una escuela, en una fábrica, en un área cualquiera donde se encuentra la población; lleva el expediente de salud de todas las personas alrededor de 500, todos los casos de diabetes, asma, problemas cardíacos, es una especie de guardián de la salud.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba´84
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

El médico de la familia empieza a ser una realidad. En la Ciudad de la Habana están trabajando en zonas que no tiene las mejores condiciones materiales, las mejores condiciones de vivienda; trabajan en antiguas zonas obreras, en las zonas donde más lo necesita la población, con resultados excelentes.

Clausura de la Sesión Diferida del III Congreso del PCC.
La Habana, 4 de diciembre de 1986.

 

Hay 40 cooperativas que tiene este tipo de médico, en 10 años estará todo el país, toda la ciudad y todos los campos cubiertos. Creo firmemente que con nuestros programas de salud, que incluyen el trabajo del médico de familia, con la dispensarización de la población, con la atención especial a todos los casos, con la experiencia como especialistas de MGI, los programas de luchas contra el sedentarismo, la obesidad, el hábito de fumar, la esperanzas de vida se elevaran considerablemente.

Clausura del VII Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.
La Habana, 17 de mayo 1987.

 

No existe en ningún área rural del mundo, ni siquiera en las áreas rurales de los países capitalistas más ricos y desarrollados una cobertura como esa para la atención primaria de la población, ni en otros países capitalistas industrializados y ricos tienen a lo que se parezca a esto. Y no solo se ha producido un incremento cuantitativo de los servicios médicos, sino también un extraordinario incremento cualitativo. Contamos con regiones montañosas enteras con médicos de familia. Es un avance considerable y una verdadera revolución en la asistencia primaria. Es un avance considerable y una verdadera revolución en la asistencia primaria. Cuanto médico viene a Cuba suspira porque en su país un día puedan hacer lo mismo.

Acto de Graduación del Primer Contingente "Carlos J. Finlay".
La Habana, 2 de septiembre de 1988.

 

Recordemos que los problemas organizativos que existían en el campo de la salud traían como consecuencia el abarrotamiento de los cuerpos de guardia de los hospitales, no se tenía confianza en el Policlínico y en ello el médico de familia ha desempeñado esa labor en la comunidad.

Clausura del Acto Central por el Día de la Ciencia Cubana.
La Habana, 15 de enero de 1990.

 

Es una revolución lo del médico de familia y tenemos el privilegio de ser el único país en el mundo que ha establecido este programa. Es una revolución extraordinaria que nada ni nadie podrá detener, porque aun en periodo especial seguiríamos graduando médicos y estableciendo médicos de familia y si por alguna razón no podemos hacer vivienda, seguirán dando consulta en un garaje o en una sala.

Tercera Graduación del Contingente del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 27 de agosto de 1990.

 

Uno de los primeros resultados fue que la población en vez de ir al policlínico iban a verlos a ellos y mucho menos al hospital. Fue importante la experiencia en las montañas. Fue necesario cambiar muchas cosas y conceptos. El médico de la familia constituyó una revolución en el sistema de salud del país.

Clausura del I Congreso de Medicina Familiar.
La Habana, 30 de junio de 1994.

 

Dondequiera que haya un grupo de personas, hace falta un médico. Si sale una delegación ponen un médico a la delegación, bueno, entonces un médico hace falta. En cada círculo infantil hace falta un médico y una enfermera y en cada escuela hace falta un médico y una enfermera, y en cada fábrica hace falta un médico y una enfermera. Hace falta una reserva de médicos porque son jóvenes muchos de los médicos, muchas mujeres, la mayoría son mujeres y están gestantes, tienen que estar ausentes o necesitan vacaciones y hace falta quien los sustituya.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

 

Nosotros nos pusimos a pensar en la Revolución y desde el Moncada ya hablando de los servicios médicos, y cuando estábamos en la Sierra Maestra ya prestábamos servicios médicos a toda la población con la que teníamos contacto, con los médicos que iban allí y se incorporaban. Eso debe ser una convicción, un deber elemental. Pero es que no solo visto desde el ángulo moral, sino desde el ángulo de la conveniencia política, hay que dedicar más atención, más recursos a los servicios de salud.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

 

Tampoco la idea se empezó aplicar sin más ni más. Empezamos con 10 médicos en las montañas, en algunos lugares y un policlínico. Hicimos dos grupos para ver el curso, el programa, que hacían las gentes, porque habíamos descubierto que las gentes en vez de ir al policlínico iban para el hospital y saturaban los cuerpos de guardia de los hospitales.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

 

Y un día llegamos a tener un policlínico completo, el área de ese policlínico con médicos de familias ¿Qué ocurrió? Un agradable fenómeno: la gente aquella que iba al hospital ahora no iba ni al policlínico, iba a ver al médico de la familia; incluso veía al especialista en el ppoliclínico, le recomendaba algo y él venía a conversar con su médico para preguntarle qué le parecía aquel diagnóstico, aquel plan. Resultado: De 20% de los que iban a los policlínicos, siguieron yendo al policlínico, porque ya era una necesidad imprescindible, porque había que hacer una radiografía, un examen de laboratorio. Lo primero que descubrimos fue que ya liberamos al policlínico de un exceso de consultas, resolvimos los problemas de los cuerpos de guardias de los hospitales, que fue un alivio tremendo.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

Ideas básicas:

- Necesidad de incrementar el índice de consultas por habitantes.

- Consolidación del sistema nacional de salud con el médico y la enfermera de la familia.

- Intensificación de las actividades de la medicina preventiva.

- Consolidación de la atención institucional y domiciliaria.

- Tendremos 65 000 médicos de primera línea.

- Podremos atender nuestra red de hospitales.

- Tendremos todos los especialistas que necesitemos.

- Tendremos un médico general que será especialista.

- Podremos tener un médico en cada escuela, en cada comunidad campesina, en cada centro de campismo o de obreros agrícolas.

- Miles de médicos atendiendo grupos de familias.

- Podemos tener, en cada grupo de familia un médico.

- Calculamos un médico cada 600, vamos a decirles médico de las 120 familias o médico de familia.

- El ciudadano estará atendido por la red de policlínicos, hospitales, centros especializados, institutos de investigaciones médicas y en su lugar de residencia y trabajo.

- El ciudadano estará cuidado en las fábricas, estará cuidado allí donde reside.

- El médico trabaja en la comunidad, en una escuela, en una fábrica en un área cualquiera donde se encuentra la población.

- Incremento cuantitativo y cualitativo de los servicios médicos.

- Cobertura para la atención primaria de la población rural.

- El médico de la familia a pesar de las condiciones materiales desfavorables, trabaja en las zonas de la ciudad de La Habana donde más lo necesita la población, con resultados excelentes.

- Cobertura total del médico de familia en la ciudad y el campo, en 10 años estará todo el país, toda la ciudad y todos los campos cubiertos con el médico de familia.

- Regiones montañosas enteras con médicos de familia.

- Repercusión del programa del médico de familia en la reestructuración organizativa del SNS.

-Primacía en el desarrollo de la idea del medico de la familia en la atención primaria.

- Se continuará estableciendo médicos de familia en el periodo especial, continuarán dando consulta en la comunidad aunque no se puedan construir viviendas.

- Repercusión del programa del médico de familia en la reestructuración organizativa del SNS.

- Cambios organizativos y conceptuales a partir del médico de la familia.

- El médico de la familia constituyó una revolución en el sistema de salud del país.

- Cobertura total del médico y enfermera de la familia en cada institución de la comunidad.

- Hace falta una reserva de médicos para garantizar sustituciones en caso de licencia de maternidad, ausencias o vacaciones.

- Reestructuración del SNS.

- Repercusión del programa del médico de familia en la reestructuración organizativa del SNS.


Idea integradora:

El sistema nacional de salud se consolida encaminando sus acciones a la reorganización del sistema y a la formación del recurso humano en salud mediante:

- La introducción del programa del médico y enfermera de la familia.

- La cobertura total con el médico y la enfermera de la familia en la comunidad urbana y rural.

- El diseño y desarrollo del programa de atención integral a la familia.

- El logro de cambios organizativos y conceptuales.

- La consolidación de la atención institucional y domiciliaria.

- La atención a la red de hospitales.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 11 actividades principales:

1. Realización de cambios organizativos y conceptuales en el SNS hasta 1990 y después de 1990.

2. Introducción del programa del médico y la enfermera de la familia.

3. Diseño y desarrollo del programa de atención integral a la familia.

4. Consolidación de los diferentes niveles de atención integral a la familia.

5. Consolidación del enfoque preventivo en la atención integral a la salud.

6. Desarrollo de la red integrada de policlínicos, hospitales e institutos de investigación.

7. Ampliación de los servicios médicos de salud.

8. Garantía de un médico y enfermera de la familia en las comunidades rurales y urbanas.

9. Garantía de un médico y enfermera de la familia en las escuelas, círculo infantil y centros laborales.

10. Asignación para la atención integral a la salud en cada consultorio de familia, según: 120 familias o 600 habitantes.

11. Aseguramiento de la reserva de médicos que sustituyan: licencias de maternidad, ausencias y vacaciones.


II. El médico de familia cubano como nuevo modelo de profesional de la salud

Pronunciamientos:

Nos proponemos que ustedes salgan graduados como médicos de altísima calidad: calidad científica, calidad política, calidad moral y calidad humana.

Reunión para constituir el I Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 6 de enero de 1982.

 

Defendimos mucho el criterio de que el médico tenía que tener una formación sólida. Por eso la oposición al internado vertical, la necesidad de que el médico tenga una formación básica, sólida que le permita llegar a los más altos niveles en su especialidad o en su carrera. Hemos defendido mucho el criterio de la formación sólida del médico. Por eso aquí no hay que contraponer en ningún momento teoría y práctica. Debe tener una formación sólida en teoría y una formación sólida en práctica también, y que tenga sus 6 años de estudio, después la especialidad.

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

...Pero en el futuro las perspectivas hay que buscarlas más en los preventivo, en eliminar factores que reducen las posibilidades de vida.

Acto Central por el XXV Aniversario de la Creación de los CDR.
La Habana, 28 de septiembre de 1985.

 

Otra experiencia de los médicos de familia descubre lo que son problemas sociales y lo que es el Tercer Mundo dentro de nuestra propia capital.

Clausura de la reunión con Estudiantes del último año de Medicina de Ciudad de la Habana.
La Habana, 23 de mayo de 1986.

 

Cada vez serán más estrechas las relaciones del médico de familia con los maestros, como ya lo hacen con los delegados de las circunscripciones, con la FMC, con los CDR. Es realmente un trabajo extraordinario de gran motivación humana, de gran contenido. No creo que haya otra profesión más humana ni otro trabajo más humano que el trabajo directo que ustedes realizan con la población.

Clausura de la Sesión Diferida del III Congreso del PCC.
La Habana, 4 de diciembre de 1986.

 

Y cuando ya nuestro país se enfrasque no solo en la terapéutica, o vaya un paso más allá en la medicina preventiva, los CDR tendrán que jugar un papel muy importante.

Acto Central por el XXV Aniversario de la Creación de los CDR.
La Habana, 28 de septiembre de 1985.

 

El médico de la familia empieza a ser una realidad. En la Ciudad de La Habana están trabajando en zonas que no tiene las mejores condiciones materiales, las mejores condiciones de vivienda; trabajan en antiguas zonas obreras, en las zonas donde más lo necesita la población, con resultados excelentes.

Clausura de la Sesión Diferida del III Congreso del PCC.
La Habana, 4 de diciembre de 1986.


¿Y ese médico de la familia? Bueno, ese médico, a mi juicio, es ya un esbozo del hombre comunista, porque trabaja bien y bastante; y los que están en las montañas son gente bien formadas por la revolución, no están enviciados, están allí muy motivados por los vecinos, recibiendo la influencia de la población, educándose en fórmulas de trabajo comunista.

Clausura del VII Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores pequeños.
La Habana, 17 de mayo de 1987.

 

El programa del médico de familia que estamos llevando adelante no solo requiere médicos graduados en las universidades, sino médicos formados en conceptos diferentes en cuanto al ejercicio de su profesión, impulsados por motivaciones diferentes. Hoy graduamos por año más médicos de los que quedaron el país después del triunfo de la revolución, pero médicos que están dispuestos a ir a cualquier parte del mundo, por duras y difíciles que sean las condiciones.

Clausura del Evento Científico con motivo del XXX Aniversario de la Academia de Ciencias de Cuba.
La Habana, 20 de febrero de 1992.

 

Si alguna idea vale la pena recalcar, pienso, en estos momentos, es la cuestión relacionada con la preparación ética, solidaria y científica del personal médico no entreguemos al mercado la solución de los problemas de la salud humana.

Clausura del XI Foro de Ciencia y Técnica.
La Habana, 21 de diciembre de 1996.

 

Es la ventaja de tener esa tremenda reserva de médicos que tenemos y que no la tiene ningún otro país y no solo una reserva numerosa de médicos, sino una reserva de hombres y mujeres de gran calidad humana, política y revolucionaria, que es lo que más nos importa.

Clausura del XI Foro de Ciencia y Técnica.
La Habana, 21 de diciembre de 1996.

 

Uno de los primeros resultados fue que la población en vez de ir al policlínico iba a verlos a ellos y mucho menos al hospital. Fue importante la experiencia en las montañas. Fue necesario cambiar muchas cosas y conceptos. El médico de la familia constituyó una revolución en el sistema de salud del país.

Clausura del I Congreso de Medicina Familiar.
La Habana, 30 de junio de 1994.

 

Se trataba de profesionales universitarios altamente calificados, algunos muy jóvenes, otros de más edad, casi todos Médicos de la Familia...eran hombres y mujeres de humilde origen. Algo resaltaba por encima de todo: orgullo legítimo, optimismo, valor personal, confianza en sí mismo, espíritu creador, mente rápida, voz y gestos alegres, que de modo inconfundible e incomparable caracterizan a los internacionalistas cubanos. Volvían ansiosos a las decenas de puntos poblados que atienden,... donde prestan el más humano de todos los servicios: aliviar el dolor, preservar o restablecer el inmenso bienestar de la salud, y sobre todo, salvar vidas.

Acto de graduación del XIX Contingente del Destacamento "Carlos J. Finlay".
La Habana, 13 de agosto de 2000.

Ideas básicas:

- Integralidad de la formación, política, moral humana y científica.

- El humanismo de la profesión, en el trabajo directo con la población.

- Cambios de conceptos, formación de conceptos diferentes en cuanto al ejercicio de su profesión, impulsados por motivaciones diferentes.

- Trabajo en zonas de condiciones desfavorables con resultados excelentes.

- Médico de la montaña bien formado y motivado.

- Médico de la familia esbozo del hombre comunista.

- Influencia de la población en la formación ideológica del médico de la familia.

- Médicos dispuestos a ir a cualquier parte del mundo, por duras y difíciles que sean las condiciones.

- Preparación ética, solidaria y científica del personal médico.

- Integralidad de la formación del médico de familia.

- El médico de la familia constituyó una revolución en el sistema de salud del país.

 

Idea integradora:

El médico de familia cubano constituye un modelo para el mundo basado en los principios que definen nuestra ideología, por su:

- Elevada calidad de la formación, científica, política, moral y humana.

- Sólida formación teórica y práctica.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 6 actividades principales:

1. Formación de médicos con elevada calidad científica.

2. Formación en los médicos de valores ético-morales, de solidaridad y cooperación.

3. Promoción de los cambios de enfoque hacia la prevención y la educación en salud en el ejercicio de la profesión.

4. Garantía de la vinculación teórico-práctica en el trabajo.

5. Desarrollo de la cooperación internacional que permita ayudar a la solución de los problemas de salud de otros países.

6. Divulgación de los logros del nuevo modelo de profesional de la salud cubano mediante publicaciones, eventos y colaboración científica.

 

III. La atención integral a la salud

Pronunciamientos:

El Programa del Médico de la familia es un modelo de atención comunitario estructurado que responde a las necesidades de contar con un médico nuevo que pudiera comprender, integrar, controlar y coordinar el cuidado de la salud del individuo y de su familia, considerado dentro del contexto de sus miembros y relaciones con la comunidad en que viven y con la sociedad a que le pertenecen. Ese médico practica una medicina científica y humanista, tiene una profunda orientación social, se relaciona con toda la comunidad de una forma activa, influyendo y participando en la modificación de los problemas que afectan al medio ambiente.

Acto de constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Este es el médico que se puede necesitar en cualquier lugar, para la cooperación internacional es el tipo de médico ideal.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

De manera que este es el tipo de especialista de amplio campo, que puede servir para crear una red de salud completa y cuyo número no tendría límites.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Ese médico tiene que ser un militante de la salud, velando por la higiene, velando por todo, y asesor en cuestiones de salud de cada ciudadano.

Asamblea Nacional del Poder popular. IV Período Ordinario de Sesiones.
La Habana, 13 de julio de 1983.

 

Entre 1982 y el 2000 se graduarán alrededor de 50 000 médicos con esas cualidades, el hecho es que tendremos 65 000 médicos de primera línea; podremos atender nuestra red de hospitales, policlínicos; tendremos todos los especialistas que necesitemos; tendremos un médico general que será especialista, que hará su carrera, que hará tres años de residencia, nueve años, más la práctica.

Inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley".
Santiago de Cuba, 27 de julio de 1983.

 

El médico será algo más que alguien que atiende a uno que se enferma y va al hospital, sino que tendrá un papel especial en la medicina preventiva, en la lucha por la higiene, en la lucha contra la obesidad, y sedentarismo, en fin, será un guardián de la salud. Podemos tener, se puede decir, en cada grupo de familia un médico, aparte del sistema de salud de la red nacional, para que vigile por la salud de esa familia, los problemas que tiene, si hay cuestiones de diabetes, si hay cuestiones de hipertensión, si hay problemas de exceso de peso, si hacen la dieta que tienen que hacer, si no hacen los ejercicios.

Inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley".
Santiago de Cuba, 27 de julio de 1983.

 

Ellos empezaron, fueron los conejillos de Indias, los primeros médicos de familias. Y ha sido realmente una revolución: el aprecio y la seguridad que siente la población hacia ellos y con relación a ellos, la atención que recibieron de los vecinos, los problemas que están resolviendo, porque no solo en la medicina rural, no hay que ir a la sierra Maestra ni a la falda del Turquino para descubrir que hay gente que tiene problemas y no va al hospital ni al policlínico, ni a los hospitales, personas que no cumplían los planes de vacunación; personas que iban por un problema aparentemente sin importancia y le descubrían otro: una tos, y después le descubren un fibroma o algunos otros problemas; al extremo que me decían los compañeros que algunos vecinos tenían miedo del médico, porque iban a ver una cosa y les descubrían otra.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.


Creo que la asistencia médica sistemática a madres embarazadas y, en especial a las que tiene alto riesgo, las investigaciones sobre mortalidad infantil, riesgos obstétricos, crecimiento y desarrollo de la población, los programas concretos de tipo nacional sobre atención materno-infantil y reducción de mortalidad infantil; la atención especial a niños diabéticos y asmáticos; a los asmáticos se les enseña los ejercicios, a los diabéticos se les enseña a detectar el nivel de azúcar en un momento determinado incluso, a medicarse ellos mismos.

Apertura del Congresos de Pediatría Cuba´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Queremos hablar de ciertas ideas que estamos introduciendo y que la del médico de la comunidad. Aquí se le llama también médico de la familia. El es el médico de familia, porque se le asigna un número de familias, 120. Este médico trabaja en la comunidad, en una escuela, en una fá brica en un área cualquiera donde se encuentra la población; lleva el expediente de salud de todas las personas alrededor de 500, todos los casos de diabetes, asma, problemas cardíacos, es una especie de guardián de la salud.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba ´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Recuerden que ustedes van a tener en los próximos años el médico de la familia con un concepto nuevo. Ellos mantienen una vigilancia especial sobre todo los casos de riesgo. Gracias a ellos tenemos estadísticas excelentes y muy útiles.

Acto Central por el XXV Aniversario de la creación de los CDR.
La Habana, 28 de septiembre de 1985.


...Pero en el futuro las perspectivas hay que buscarlas más en los preventivo, en eliminar factores que reducen las posibilidades de vida.

Acto Central por el XXV Aniversario de la creación de los CDR.
La Habana, 28 de septiembre de 1985.

 

Otra experiencia de los médicos de familia descubre lo que son problemas sociales y lo que es el Tercer Mundo dentro de nuestra propia capital.

Clausura de la reunión con Estudiantes del último año de Medicina
de Ciudad de la Habana. La Habana, 23 de mayo de 1986.

 

El médico de familia haciendo medicina preventiva, educando, promoviendo la educación sexual, evita embarazos precoces, logra descender la mortalidad infantil y no solo atendiendo a las familias sino educando, enseñándolos a evitar accidentes en el hogar todo esto a favor de la salud.

Inauguración del Hospital "Julio Trigo".
La Habana, 5 de septiembre de 1987.

 

Nosotros fuimos los primeros en desarrollar esta idea del médico de la familia en la atención primaria tendremos una atención óptima desde la base, desde el niño que nace hasta el anciano. El médico de la familia es un paso colosal de avance en la atención primaria de salud que se brinda a la población, una cosa excelente.

Encuentro con los médicos de la familia.
Sancti Spíritus, 10 de mayo de 1989.

 

Queremos garantizar la estabilidad de los médicos de la familia por 10 años, 15, 20 y que puedan ampliarla y que viva allí también la enfermera.

Acto por el tercer aniversario de la revitalización del movimiento de Microbrigadas.
La Habana, 30 de septiembre de 1989.

 

Conmemoramos hoy el X aniversario de la creación del Médico de Familia. Nunca se desarrolló tanto, tan rápida y tan productiva una idea como este programa. Parece que fue ayer que comenzaron los diez primeros médicos en el policlínico de Lawton y comprobamos con cuanto interés la población recibió esta atención.

Clausura del I Congreso de Medicina Familiar.
La Habana, 30 de junio de 1994.

Ideas básicas:

- Modelo de atención comunitaria estructurado, que responde a las necesidades de la población.

- Médico nuevo, capaz de comprender, integrar, controlar y coordinar el cuidado de la salud del individuo y su familia considerado en el contexto de la comunidad en que vive.

- Práctica de una medicina científica y humanista, de profunda orientación social.

- Relación con la comunidad de forma activa.

- Influye y participa en la modificación de problemas que afectan al medio ambiente.

- Tipo de especialista de campo amplio.

- Médico que se puede necesitar en cualquier lugar, ideal para la cooperación internacional y para la conformación de la red del sistema.

- Médico militante de la salud.

- Médico guardián de la salud.

- Médico vela por la higiene y asesora en cuestiones de salud a cada ciudadano.

- Tendrá como tarea fundamental la medicina preventiva, la vigilancia de los factores de riesgo en niños, mujeres, adultos y ancianos.

- El médico de la familia brindará asistencia médica sistemática a madres embarazadas y, en especial a las que tienen alto riesgo.

- Brindará atención especial a niños diabéticos y asmáticos.

- La idea nueva del médico de la comunidad: el médico de familia.

- Lleva el expediente de salud de su población y estadísticas útiles.

- Descubren los problemas sociales.

- Papel importante en la educación y promoción de salud.

- Los médicos de familia tienen un papel importante en la educación sexual y en la detección de embarazos precoces.

- El médico de la familia logrará descender la mortalidad infantil.

- Con la educación se logrará evitar accidentes en el hogar.

- El médico de la familia brindará una atención optima desde la base, desde el niño que nace hasta el anciano.

- El médico de familia como investigador.

- El médico de la familia es un paso colosal de avance en la atención primaria de salud que se brinda a la población.

- Estudia vinculado al trabajo asistencial y comunitario.

 

Idea integradora:

La atención médica integral, basada en los principios de la medicina preventiva de base social, la participación comunitaria en la solución de los problemas de salud y la investigación, contempla acciones de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación con el individuo, la familia y la comunidad, mediante:

- La organización, planificación y ejecución de las acciones a partir del programa de atención integral a la familia.

- El enfoque social de prevención y educación en salud.

- La atención integral sistemática y continua.

- La inclusión de todos los grupos de edades del ser humano con diferentes condiciones de salud: sanos, con riesgos, enfermos y discapacitados.

- La integración de las acciones de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud.

- Las acciones dirigidas a la familia.

- La vigilancia de factores de riesgo a la salud.

- Los aspectos higiénicosanitarios, ambientales y sociales del hogar y de la comunidad.

- La estabilidad del equipo del médico y la enfermera de la familia.

- El médico de la familia será un investigador en la comunidad.

- El control del expediente de salud y el registro de estadísticas útiles.

- Una formación general integral, de sólida base social, ética y humanista sustentada en el principio de la educación en el trabajo.

- La integración de la investigación a la atención.

- El modelo cubano: novedoso, pionero y de avanzada en la atención primaria a la salud.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 16 actividades principales:

1. Convertir al Programa de Atención Integral a la Familia en el elemento básico para la organización de la atención integral a la salud.

2. Priorizar la aplicación del enfoque de promoción y prevención en las acciones de salud.

3. Atención de los problemas de carácter social en la comunidad.

4. Atención integral a la salud de la familia.

5. Asistencia médica sistemática a embarazadas y en especial a las que tienen alto riesgo.

6. Atención especial a niños menores de un año y a partir del desarrollo de su ciclo vital.

7. Educación para la salud en niños con enfermedades crónicas Ej. diabéticos y asmáticos.

8. Vigilancia sobre los aspectos higiénico- sanitarios del ambiente comunitario.

9. Vigilancia de factores de riesgo en diferentes edades del ciclo vital.

10. Educación de la población en sexualidad y reproducción.

11. Desarrollo de la investigación en la comunidad como herramienta para identificar y mejorar la situación de salud.

12. Lograr el descenso de la mortalidad infantil.

13. Educación a la familia sobre accidentes en el hogar.

14. Participación en la rehabilitación de base comunitaria.

15. Vinculación de la asistencia a la docencia y la investigación.

16. Realización de acciones de prevención con el adulto mayor.

 

IV. Participación comunitaria e intersectorialidad

Pronunciamientos:

El trabajo de esos médicos tiene una gran importancia, sé que incluso hasta en prevención social. Ellos saben cómo y dónde vive el paciente. Ya quisiera yo ver lo que pueden producir en un futuro la asociación de estos 20 000 médicos, y la asociación de su trabajo con los CDR.

Acto Central por el XXV Aniversario de la creación de los CDR.
La Habana, 28 de septiembre de 1985.

 

Y cuando ya nuestro país se enfrasque no solo en la terapéutica, o vaya un paso más allá en la medicina preventiva, los CDR tendrán que jugar un papel muy importante.

Acto Central por el XXV Aniversario de la creación de los CDR.
La Habana, 28 de septiembre de 1985.

 

Cada vez serán más estrechas las relaciones del médico de familia con los maestros, como ya lo hacen con los delegados de las circunscripciones, con la FMC, con los CDR. Es realmente un trabajo extraordinario de gran motivación humana, de gran contenido. No creo que haya otra profesión más humana ni otro trabajo más humano que el trabajo directo que ustedes realizan con la población.

Clausura de la reunión con Estudiantes del último año de Medicina de Ciudad de La Habana.
La Habana, 23 de mayo de 1986.

Ideas básicas:

- El trabajo del médico de la familia se desarrollará con una importante participación de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

- Los CDR jugarán un importante papel de promoción de salud en la comunidad.

- Relaciones del médico de familia con los maestros, con los delegados de las circunscripciones, la Federación de Mujeres Cubanas ( FMC) y los CDR.

 

Idea integradora:

La participación comunitaria e intersectorial en el modelo de atención integral a la salud se desarrollará conjuntamente con las organizaciones:

- Políticas y de masas.

- Gubernamentales.

- Sociales.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 5 actividades principales:

1. Participación en la formulación, desarrollo y evaluación de políticas, planes y programas de salud con la población, organizaciones políticas, gubernamentales y sociales.

2. Realización de las acciones de Promoción de Salud y de Prevención Social en conjunto con: Los CDR, la FMC, el consejo de salud, el delegado del poder popular de la circunscripción y la escuela.

3. Capacitación de la comunidad para analizar y priorizar sus necesidades y problemas de salud e intervenir en su solución.

4. Empoderamiento a los individuos y a las familias para que se conviertan en agentes de su propia salud y de la comunidad.

5. Desarrollo de la participación intersectorial en la gestión sanitaria.

 

V. La formación de recursos humanos en salud

Pronunciamientos:

Les decía que estamos desarrollando una facultad de medicina en cada provincia, que nos hace falta un análisis de cómo está la formación médica. No le pedimos esa tarea al MINSAP, se lo pedimos al sector de la educación: cómo se están formando nuestros médicos, cuál es la calidad de formación de nuestros médicos y qué hay que hacer para superar cualquier deficiencia de las que existen. Se ha conversado con cientos de profesores, médicos y tendremos que estudiar muchas cosas; si es bueno o no el rotatorio, si es bueno o no el internado vertical; si debemos formar un medico excesivamente especializado; y hasta que punto debemos especializar o tener conocimientos generales.

Clausura del V Congreso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud.
Camagüey, 9 de diciembre de 1981.

 

Pero si hay que defender el principio de tener un médico con sólidos conocimientos básicos y un médico que no tenga un perfil tan estrecho, que después no puede enfrentarse a muchos problemas que en la vida tiene que afrontar, sobre todo cuando viaja al extranjero y tiene que ir a un país como Angola, Nicaragua, Irak, Libia y muchos otros.

Reunión para constituir el I Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 6 enero de 1982.

 

Nos proponemos que ustedes salgan graduados como médicos de altísima calidad: calidad científica, calidad política, calidad moral y calidad humana.

Acto de Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas
"Carlos J. Finlay". La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Nos proponemos que ustedes sean médicos con base muy sólida y amplia, independientemente de las especialidades. Ese es un tema relacionado con los estudios, el aspecto docente en que hay que analizar y discutir mucho todavía para lograr ese objetivo, de médicos que tengan una base amplia, que tengan conocimientos sólidos, independientemente de las especialidades.

Acto de Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas
"Carlos J. Finlay". La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Vamos a conciliar las dos cosas: la concepción de las especialidades y la concepción del Clínico como un especialista más.

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

Yo no sé si alguno de ustedes me podría definir lo que es un médico general, nosotros estamos pensando en convertir la Medicina General en una Especialidad ¿Quién es hoy un médico general en Cuba? Pues eran compañeros que acabaron la carrera en la Universidad y no estudiaron más o empezó la cirugía y la dejó, empezó la cardiología y la dejó, empezó lo otro, no estudió más nada, lo dejó; no hizo ningún estudio sistemático más en su vida, y es un médico general con 355 pesos. Ese es el médico general y entonces mandan a un paciente al Policlínico y no quiere, quiere ver al especialista.

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

Establecer un Principio: que al hacer docentes a los hospitales, se eleve la calidad de la asistencia como subproducto. No olvidar que la docencia existe para la asistencia; no existe la asistencia para la docencia. Allí donde hay un profesor, hay un hombre obligado al estudio constante y sistemático, hay mejor asistencia. Se trata de adaptar la pedagogía a nuestro desarrollo actual; ese tiene que ser nuestro arte. Yo puedo aprovechar cada caso para enseñar, pero la responsabilidad es del Profesor.

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

Defendimos mucho el criterio de que el médico tenía que tener una formación sólida. Por eso la oposición al internado vertical, la necesidad de que el médico tenga una formación básica, sólida que le permita llegar a los más altos niveles en su especialidad o en su carrera. Hemos defendido mucho el criterio de la formación sólida del médico. Por eso aquí no hay que contraponer en ningún momento teoría y práctica. Debe tener una formación sólida en teoría y una formación sólida en práctica también, y que tenga sus 6 años de estudio, después la especialidad.

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

Cuando hablamos de una nueva especialidad como medicina general ¿qué significa esto? Convertiremos también la medicina general en una especialidad que exija además de los 6 años de estudio universitario, los tres años de estudios como residente de un hospital. Marchamos hacia una formación médica en que todos los médicos serán especialistas, incluso el médico general. Para esto se está elaborando un programa para el inicio de esta especialidad a partir del curso 1983-1984.

Inauguración del Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras".
La Habana, 3 de diciembre de 1982.

 

Que hasta ahora el médico general ha sido aquel que estudió 6 años y después no desarrolló estudios sistemáticos o comenzó una especialidad y no la concluyó y entonces es un médico general.

Inauguración del Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras".
La Habana, 3 de diciembre de 1982.

 

Bueno, en dos palabras, nosotros estamos pensando en convertir la medicina general en una especialidad ¿cómo le vamos a llamar? A lo mejor le llamamos clínico. Pero tiene que ser un especialista con residencia y todo y que tenga conocimientos de obstetricia, que tenga conocimientos de pediatría y que tenga otros conocimientos generales. Hay que definir bien el perfil, pero es lo que pudiéramos llamar un clínico, un clínico.

Inauguración del Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras".
La Habana, 3 de diciembre de 1982.

Sigo insistiendo en la idea de convertir a la medicina Integral en una especialidad...se está trabajando ya en definir los perfiles de esta carrera...

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Sin embargo, afortunadamente, habrá una especialidad de gran valor, de gran importancia, de gran prestigio, que podremos hacerla masiva, porque es el tipo de médico que se necesita en casi todas partes que es el médico general integral. Una de las ideas que se desarrolló, relacionada con esta revolución en la medicina, fue la del Especialista en Medicina General Integral. Porque hoy llamamos médico general a aquel que no estudió nada más y que se diferencia del especialista. Claro que existe el internista, pero bueno, si usted va a mandar a un médico a un centro de trabajo, si usted va a mandar a un médico a una comunidad rural campesina, que médico manda, manda a un anestesiólogo, manda a un cirujano, donde no tiene ningún lugar donde operar, manda a un radiólogo, ¡ no!, tiene que mandar a un especialista en medicina general integral; que conoce de obstetricia, de ginecología, de pediatría, de higiene, de psiquiatría. Y por lo que veo, va a tener que aprender un poco también de estomatología, su poquito también.

Asamblea Nacional del Poder Popular. IV Período Ordinario de Sesiones.
La Habana, 13 de julio de 1983.

Entre 1982 y el 2000 se graduarán alrededor de 50 000 médicos con esas cualidades, el hechos es que tendremos 65 000 médicos de primera línea; podremos atender nuestra red de hospitales, policlínicos; tendremos todos los especialistas que necesitemos; tendremos un médico general que será especialista, que hará su carrera, que hará tres años de residencia, nueve años, más la práctica.

Inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley".
Santiago de Cuba, 27 de julio de 1983.

 

Fue muy satisfactorio escuchar aquí las ventajas que tiene la docencia y las tendrá más cuando en esos hospitales y rurales haya especialistas convertidos en profesores, de los internos y residentes. Se introdujo la idea, incluso de los Policlínicos docentes, aunque hay que ver cómo evolucionan estas concepciones con la institución del médico de la familia.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Ellos empezaron, fueron los conejillos de Indias, los primeros médicos de familias. Y ha sido realmente una revolución: el aprecio y la seguridad que siente la población hacia ellos y con relación a ellos, la atención que recibieron de los vecinos, los problemas que están resolviendo, porque no solo en la medicina rural, no hay que ir a la Sierra Maestra ni a la falda del Turquino para descubrir que hay gente que tiene problemas y no va al hospital ni al policlínico, ni a los hospitales, personas que no cumplían los planes de vacunación; personas que iban por un problema aparentemente sin importancia y le descubrían otro: una tos, y después le descubren un fibroma o algunos otros problemas; al extremo que me decían los compañeros que algunos vecinos tenían miedo del médico, porque iban a ver una cosa y les descubrían otra.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Se elaboró un programa de Medicina General Integral y ya tenemos 30 estudiantes en distintas provincias. Calculamos un médico cada 600, vamos a decirles médico de la 120 familias o médico de familia. Este médico es el más universal. La idea de convertirlo en una especialidad, permite que todos los médicos de país puedan ser especialistas.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Sí, sabemos que tenemos dificultades que vencer, que tenemos que perfeccionar todos los estudios y los métodos de enseñanza...tenemos que hacer nuevos programas y se están tomando, por lo mismo, dos años para asimilar bien, dirigir bien, tropicalizar bien y cubanizar bien todas las experiencias para salir entonces nosotros con nuestros nuevos programas que es muy importante.

Acto Central por el XXV Aniversario de la Ley de Reforma Agraria.
Yara, Granma, 17 de mayo de 1984.

 

Se elabora un programa de desarrollo para cada una de las especialidades médicas. Se trabaja también en la elaboración de los nuevos programas de las facultades de medicina, partiendo de las experiencias recogidas en las mejores universidades del mundo, y se marcha sólidamente por el camino de llegar a convertirnos en una potencia médica.

Acto Central por el XXXI Aniversario del Asalto al Moncada.
Cienfuegos, 26 de julio de 1984.

 

Se ha creado una nueva especialidad muy importante, la medicina general integral. Este médico desempeñará un papel muy importante en la medicina primaria y en la medicina de la comunidad.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba ´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Como resumen, debo decir que la experiencia de Cuba, la Revolución cubana ha realizado aportes a la solución de los problemas de la salud; creo que los más importantes son los siguientes: primero el servicio médico rural; segundo, selección rigurosa del personal médico; tercero, extensión de la docencia a todos los hospitales del país; cuarto, participación de todo el pueblo en las tareas de la salud; quinto, creo que el concepto de la medicina general integral como una especialidad va a triunfar; sexto, el desarrollo programado de todas las especialidades y, séptimo, el médico de la familia.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba ´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Es una revolución lo del médico de familia y tenemos el privilegio de ser el único país en el mundo que ha establecido este programa. Es una revolución extraordinaria que nada ni nadie podrá detener, porque aun en periodo especial seguiríamos graduando médicos y estableciendo médicos de familia y si por alguna razón no podemos hacer vivienda, seguirán dando consulta en un garaje o en una sala.

Tercera Graduación del Contingente del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 27 de agosto de 1990.

 

Pero, claro, se hizo todo un programa, se creó un nuevo concepto, convertimos la generalidad en una especialidad: la Medicina General Integral, un concepto asociado a la idea del Médico de la Familia. La recogida de los programas de las mejores universidades médicas del mundo se analizaron y se estudiaron todos esos programas. Se desarrollo el nuevo programa, costó trabajo, los especialistas no entendían, hacían resistencia, fue una lucha.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

 

Resultaba más económico el médico de la familia, por los gastos que ahorraba en hospitales, era mucho más cómodo para la gente. Perfeccionamos los policlínicos; pero después convertimos a los policlínicos en facultades universitarias, porque todos aquellos médicos de la familia tenían que hacer la especialidad, después de un año tenían que empezar la especialidad de 3 años, compartiendo el estudio con el trabajo para ser especialista en Medicina General Integral.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

 

Pueden tener un diagnóstico de determinados tipos de enfermedades y, en muchos casos, en vez de ser hospitalizado, ser atendido allí en su casa... Se llama hospitalización domiciliaria. Ahora recibe esa atención en su casa.Todo médico que se gradúa, excepto en algunas contadas especialidades, para hacerse especialista en las variadas ramas de la Medicina, tiene que ser primero médico de familia, un profesional con grandes conocimientos del hombre, experiencia, trato humano, que haya atendido pacientes en la comunidad, conocer bien cómo viven, en qué condiciones sociales, entonces después, si lo desean, pueden adquirir una segunda especialidad. Interna o muchas otras. Pero son personas que ya poseen un conocimiento muy amplio, han estudiado seis años en la Universidad y han estudiado tres años desde su consultorio, tienen nueve años de estudios y después deberán estudiar tres o cuatro años más si van a adquirir una segunda especialidad.

Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados.
La Habana, 26 de junio de 1998.

Ideas básicas:

- Crear una Facultad de Medicina en cada provincia.

- Análisis de la calidad de la formación médica en las facultades constituidas en cada provincia.

- Análisis de la formación médica y acciones para resolver los problemas identificados.

- Participación de los médicos profesores en las decisiones de la formación.

- Hasta qué punto debemos especializar o tener conocimientos generales.

- Identificar qué conocimientos y modalidades son más factibles para la formación del egresado.

- Solidez e integralidad de la formación y desempeño, para afrontar los retos de los compromisos internacionales.

- Solidez e integralidad de la formación y desempeño en cuanto a calidad científica, política, moral y humana.

- Conciliar la concepción del generalista con las especialidades.

- Convertir la medicina general en una especialidad. Insistir en la idea de convertir a la medicina integral en una especialidad.

- Formación sólida del médico en teoría y práctica.

- Tendremos un médico general que será especialista, que hará su carrera, que hará tres años de residencia, nueve años, más la práctica.

- Diseño de la especialidad: 6 años la carrera y 3 años la especialidad.

- Marchamos hacia una formación médica en que todos los médicos serán especialistas.

- Definir bien el perfil de la especialidad en medicina general integral.

- Trabajando ya en definir los perfiles de esta carrera.

- Habrá una especialidad de gran valor, de gran importancia, de gran prestigio, que podremos hacerla masiva, porque es el tipo de médico que se necesita.

- Todos los médicos del país podrán ser especialistas. Tendremos todos los especialistas que necesitemos.

- Diferencia del internista y médico general integral.

- Tener 65 000 médicos de primera línea graduados en el año 2000.

-Ventajas que tiene la docencia y las tendrá más cuando en esos hospitales municipales y rurales haya especialistas convertidos en profesores de los internos y residentes.

- Elaboración del programa de medicina general integral. Fortaleza del programa de formación en Medicina General Integral.

- Rediseño e implementación de los programas de estudio de todas las especialidades.

- Programa de desarrollo para cada una de las especialidades médicas.

- Elaboración de los nuevos programas de las facultades de medicina, partiendo de las experiencias recogidas en las mejores universidades del mundo.

- Continuará la graduación de médicos en el periodo especial.

- Recopilación de experiencias en países desarrollados e implementación de la experiencia internacional a nuestras condiciones.

- Convertir el policlínico en facultad universitaria.

- Integralidad de la formación del médico de familia.


Idea integradora:

Para la formación del recurso humano en salud y particularmente la del especialista en medicina general integral es necesario:

- La creación de una facultad de Medicina en cada provincia.

- La participación de los médicos profesores en las decisiones de la formación.

- El desarrollo de acciones para resolver los problemas identificados en la formación médica.

- La identificación de los conocimientos y las modalidades más factibles para la formación del egresado.

- El perfeccionamiento de los planes y programas de las carreras de ciencias médicas, en consonancia con cada momento histórico social, ajustando la experiencia internacional a nuestras condiciones.

- La elaboración de un programa de desarrollo para cada una de las especialidades médicas.

- La transformación de la medicina general en una especialidad.

- La definición del perfil del especialista en Medicina General Integral para hacerla masiva y lograr el tipo de médico que se necesita.

- El diseño de la especialidad de Medicina General Integral.

- El rigor, exigencia, cientificidad, solidez e integralidad de la formación del nuevo médico general integral.

- El fortalecimiento del programa de formación en Medicina General Integral.

- La docencia de pregrado y posgrado en policlínicos, hospitales y servicios rurales, impartida por especialistas convertidos en profesores.

- La transformación del policlínico en facultad universitaria.

- Mantener el ritmo de formación del recurso humano, aún en el período especial.


Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 23 actividades principales:

1. Creación de Facultades de Medicina en cada provincia.

2. Participación de los médicos profesores en las decisiones de la formación.

3. Perfeccionamiento sistemático de los planes y programas de estudios de Ciencias Médicas.

4. Identificación de los conocimientos, habilidades y destrezas para la formación del egresado acorde a las nuevas necesidades sociales.

5. Elaboración de un programa de desarrollo para cada una de las especialidades médicas.

6. Análisis de las especialidades existentes y su fortalecimiento.

7. Conversión de la Medicina General Integral en una especialidad.

8. Diseño e implementación de la especialidad del Medicina General Integral con 6 años de carrera y 3 de especialidad.

9. Integración en la formación del Médico General Integral de la teoría con la práctica.

10. Impartir docencia de pregrado y posgrado en policlínicos, hospitales y servicios rurales por especialistas categorizados.

11. Convertir el Policlínico en una Facultad Universitaria.

12. Desarrollo de la categorización docente y acreditación institucional en policlínicos y hospitales rurales.

13. Adecuación de la organización y el trabajo del Grupo Básico de Trabajo al desarrollo de la especialidad de Medicina general Integral.

14. Desarrollo de procesos de categorización docente de los recursos humanos en policlínicos y hospitales rurales.

15. Graduación de 65 000 médicos de primera línea hasta el año 2000.

16. Contar con todos los especialistas que se necesiten.

17. Adecuación de las formas de organización de la enseñanza al escenario comunitario.

18. Garantía de libros de texto a los estudiantes, de forma tal que puedan conformar su biblioteca particular.

19. Garantía de los libros para las especialidades, de consulta y bibliotecas.

20. Garantía de la compra libros para los profesores.

21. Garantía del acceso a Internet.

22. Incremento de la calidad del proceso de selec­ción al Destacamento (expe­diente académico, aval / sistema, entrevista, chequeo médico).

23. Garantía de la formación de todos los profesionales en los principios de la ética médica, especialmente en el ciclo clínico epidemiológico.

 

VI. Tecnología apropiada al modelo cubano de atención integral a la salud

Pronunciamientos:

Hay que organizar programas basándonos en el personal de los equipos nacionales de las especialidades. Yo tengo la impresión de que es necesario enfatizar ese trabajo, una por una todas las especialidades, para ver cuáles van a ser sus campos de desarrollo inmediato y futuro; cuál es el nivel técnico internacional, en que nivel estamos nosotros, y que podemos hacer y en qué tiempo para ponernos en los niveles adecuados, en los mejores niveles internacionales. Pero ello requiere un esfuerzo especialidad por especialidad.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Se elabora un programa de desarrollo para cada una de las especialidades médicas. Se trabaja también en la elaboración de los nuevos programas de las facultades de medicina, partiendo de las experiencias recogidas en las mejores universidades del mundo, y se marcha sólidamente por el camino de llegar a convertirnos en una potencia médica.

Acto Central por el XXXI Aniversario del Asalto al Moncada.
Cienfuegos, 26 de julio de 1984.

 

Esta institución demuestra ventajas ya que se puede percibir una notable diferencia entre la posta médica rural y el médico de la familia, derivadas sencillamente del hecho de que mientras que en la posta el trabajo médico es pasivo, el médico de familia visita a los núcleos, al extremo que decidimos convertir todas las postas en médico de la familia.

Clausura de la reunión con Estudiantes del último año de Medicina de Ciudad de La Habana.
La Habana, 23 de mayo de 1986.

 

Hay 40 cooperativas que tiene este tipo de médico, en 10 años estará todo el país, toda la ciudad y todos los campos cubiertos. Creo firmemente que con nuestros programas de salud, que incluyen el trabajo del médico de familia, con la dispensarización de la población, con la atención especial a todos los casos, con la experiencia como especialistas de MGI, los programas de luchas contra el sedentarismo, la obesidad, el hábito de fumar, la esperanzas de vida se elevaran considerablemente.

Clausura del VII Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.
La Habana, 17 de mayo de 1987.

 

No existe en ningún área rural del mundo, ni siquiera en las áreas rurales de los países capitalistas más ricos y desarrollados una cobertura como esa para la atención primaria de la población, ni en otros países capitalistas industrializados y ricos tienen a lo que se parezca a esto. Y no solo se ha producido un incremento cuantitativo de los servicios médicos, sino también un extraordinario incremento cualitativo. Contamos con regiones montañosas enteras con médicos de familia. Es un avance considerable y una verdadera revolución en la asistencia primaria. Cuanto médico viene a Cuba suspira porque en su país un día puedan hacer lo mismo.

Acto de Graduación del Primer Contingente Destacamento "Carlos J. Finlay".
La Habana, 2 de septiembre de 1988.

 

Tenemos la convicción de que podemos bajar la mortalidad infantil a 10, por cuatro cosas nuevas. Primero, la genética prenatal y la detección precoz de malformaciones incompatibles con la vida. Segundo los cuidados intensivos peri natales y los servicios de Neonatología. Tercero la cirugía cardiovascular infantil, institución que se inauguró hace tres años, que ha operado 1 400 casos de niños pequeños, incluyendo prematuros y cuarto el médico de familia, que ya lo estamos llevando a las escuelas, a los círculos, a las fábricas. Donde quiera que están los médicos de familia la mortalidad infantil está por debajo de 10.

Inauguración del Hospital Pediátrico "Juan Manuel Márquez".
La Habana, 30 de noviembre de 1989.

 

Cuando se concibió el programa habían muchas esperanzas y seguridad en que se iban a alcanzar los objetivos, pero todo ha sido mayor de lo imaginado, porque los médicos fueron aportando nuevas ideas. Por ejemplo, surgió la cuestión de la atención domiciliaria; iniciativas en las fábricas que tenían que ver con la seguridad, en los círculos infantiles.

Clausura del I Congreso de Medicina Familiar.
La Habana, 30 de junio de 1994.

 

Empezamos a descubrir la hospitalización domiciliaria para muchas cosas. Si a alguien había que tomarle la presión arterial todos los días, debía haber ingresado en un hospital y ahora llegaba el médico de la familia, le tomaba la presión arterial, lo atendía, reducía el número de camas.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

 

Resultaba más económico el médico de la familia, por los gastos que ahorraba en hospitales, era mucho más cómodo para la gente. Perfeccionamos los Policlínicos; pero después convertimos a los policlínicos en facultades universitarias, porque todos aquellos médicos de la familia tenían que hacer la especialidad, después de un año tenían que empezar la especialidad de 3 años, compartiendo el estudio con el trabajo para ser especialista en Medicina General Integral.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria,
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

 

Pueden tener un diagnóstico de determinados tipos de enfermedades y, en muchos casos, en vez de ser hospitalizado, ser atendido allí en su casa... Se llama hospitalización domiciliaria. Ahora recibe esa atención en su casa." "Todo médico que se gradúa, excepto en algunas contadas especialidades, para hacerse especialista en las variadas ramas de la tiene que ser primero médico de familia, un profesional con grandes conocimientos del hombre, experiencia, trato humano, que haya atendido pacientes en al comunidad, conocer bien cómo viven, en qué condiciones sociales, después, si lo desean, pueden adquirir una segunda especialidad. Interna o muchas otras. Pero son personas ya poseen un conocimiento muy amplio, han estudiado seis años en al Universidad y han estudiado tres años desde su consultorio, tienen nueve años de estudios y después deberán estudiar tres o cuatro años más si se van a adquirir una segunda especialidad.

Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados.
La Habana, 26 de junio de 1998.

Ideas básicas:

- Organización de los programas basándonos en el personal de los equipos nacionales de las especialidades.

- Comparación del carácter pasivo de una posta médica rural y el carácter interactivo del médico de la familia.

- Visita a los núcleos familiares por los médicos de familia.

- Dispensarización de la población.

- Los programas de lucha contra el sedentarismo, la obesidad, el hábito de fumar; la esperanza de vida al nacer se elevará considerablemente.

- El médico de familia, dentro de las escuelas, los círculos y las fábricas.

- Atención domiciliaria.

- Hospitalización domiciliaria.

 

Idea integradora:

El desarrollo de un modelo de atención integral a la salud necesita producir y perfeccionar:

- Las tecnologías para la organización de la atención médica integral a la salud.

- Las tecnologías de formación en recursos humanos.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 13 actividades principales:

1. Producción de metodologías para la organización del trabajo del médico y enfermera de la familia en la comunidad, la escuela, el círculo infantil y el centro de trabajo.

2. Producción de metodologías para la organización del trabajo del médico y enfermera de la familia en la respuesta a la urgencia médica.

3. Producción de metodologías para la organización del trabajo del médico y enfermera de la familia en la montaña.

4. Desarrollo de metodologías para el abordaje de la salud familiar.

5. Transformación y perfeccionamiento de la organización del Grupo Básico de Trabajo, así como de los perfiles de desempeño de sus integrantes, a partir del desarrollo de la Medicina General Integral.

6. Adecuación e integración de los Programas Nacionales de Salud al Programa de Atención Integral a la Salud.

7. Perfeccionamiento y desarrollo de la dispensarización de la población.

8. Convertir el análisis de la situación de salud en el instrumento para el abordaje sanitario con el individuo, la familia y la comunidad.

9. Desarrollo de la atención domiciliaria.

10. Desarrollo del ingreso en el hogar.

11. Desarrollo de la cirugía ambulatoria.

12.Desarrollo de la utilización de la medicina natural y tradicional.

13. Convertir las Postas Médicas en consultorios médicos de familia.

 

VII. Eficiencia económica del sistema nacional de salud y el programa del médico y la enfermera de la familia

Pronunciamiento:

Resultaba más económico el médico de la familia, por los gastos que ahorraba en hospitales, era mucho más cómodo para la gente. Perfeccionamos los policlínicos; pero después convertimos a los policlínicos en facultades universitarias, porque todos aquellos médicos de la familia tenían que hacer la especialidad, después de un año tenían que empezar la especialidad de 3 años, compartiendo el estudio con el trabajo para ser especialista en Medicina General Integral.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.

La Habana, 28 de noviembre de 1997.

Ideas básicas:

- La importante repercusión económica del médico de la familia en el sistema nacional de salud.

- La eficiencia del sistema con la introducción del médico de la familia.

 

Idea integradora:

La implementación del nuevo modelo de la medicina general integral favorece la relación costo-beneficio, haciendo más eficiente el sistema nacional de salud (SNS).

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 8 actividades principales:

1. Implementación del control económico en el SNS.

2. Perfeccionamiento del control económico en el SNS.

3. Implementación del sistema de costo en las instituciones del SNS.

4. Perfeccionamiento del sistema de costo en las instituciones del SNS

5. Capacitación de los directivos del SNS en gestión y economía de la salud.

6. Existencia de competencia económica en los directivos del sistema.

7. Evaluación de la eficiencia económica que ha representado el desarrollo del sistema integrado de urgencias médicas.

8. Análisis de la eficiencia económica que representa para el sistema nacional de salud y al país la disminución de los ingresos hospitalarios.

 

VIII. Impacto de la medicina general integral en el mejoramiento de la salud de la población. Trascendencia para el mundo

Pronunciamientos:

La importancia que el pueblo le da a este plan se evidencia en el cariño, en el respeto, en la colaboración que les están brindando a los médicos de familia.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Sí, sabemos que tenemos dificultades que vencer, que tenemos que perfeccionar todos los estudios y los métodos de enseñanza....tenemos que hacer nuevos programas y se están tomando, por lo mismo, dos años para asimilar bien, dirigir bien, tropicalizar bien y cubanizar bien todas las experiencias para salir entonces nosotros con nuestros nuevos programas que es muy importante.

Acto Central por el XXV Aniversario de la Ley de Reforma Agraria.
Yara, provincia Granma, 17 de mayo de 1984.

 

Se elabora un programa de desarrollo para cada una de las especialidades médicas. Se trabaja también en la elaboración de los nuevos programas de las facultades de medicina, partiendo de las experiencias recogidas en las mejores universidades del mundo, y se marcha sólidamente por el camino de llegar a convertirnos en una potencia médica.

Acto Central por el XXXI Aniversario del Asalto al Moncada.
Cienfuegos, 26 de julio de 1984.

 

Como resumen, debo decir que la experiencia de Cuba, la Revolución cubana ha realizado aportes a la solución de los problemas de la salud; creo que los más importantes son los siguientes: primero el servicio médico rural; segundo, selección rigurosa del personal médico; tercero, extensión de la docencia a todos los hospitales del país; cuarto, participación de todo el pueblo en las tareas de la salud; quinto, creo que el concepto de la medicina general integral como una especialidad va a triunfar; sexto, el desarrollo programado de todas las especialidades y, séptimo, el médico de la familia.

Acto Central por el XXXI Aniversario del Asalto al Moncada.
Cienfuegos, 26 de julio de 1984.

 

En el campo de la Atención Primaria tengo la impresión de que Cuba ha encontrado el sistema ideal y más avanzado del mundo».

Encuentro con los médicos de la familia.
Sancti Spíritus, 10 de mayo de 1989.

 

Uno de los primeros resultados fue que la población en vez de ir al policlínico iban a verlos a ellos y mucho menos al hospital. Fue importante la experiencia en las montañas. Fue necesario cambiar muchas cosas y conceptos. El médico de la familia constituyó una revolución en el sistema de salud del país.

Clausura del I Congreso de Medicina Familiar.
La Habana, 30 de junio de 1994.

Ideas básicas:

- Entre 1982 y el 2000 se graduarán alrededor de 50 000 médicos de este tipo, tendremos 65000.

- Formamos médicos de primera línea.

- Tendremos todos los especialistas que necesitemos.

- Tendremos un médico general que será especialista.

- Podemos tener un médico en cada grupo de familia.

- Aprecio ya la seguridad de la población hacia el médico de la familia.

- Se transformará el pensamiento de la población a partir del médico de familia.

- Todos los médicos del país podrán ser especialistas.

- El ciudadano estará atendido por la red de policlínicos, hospitales, centros especializados e institutos de investigaciones médicas.

- El ciudadano estará cuidado en las fábricas y estará cuidado allí donde reside.

- Será notable el cariño, respeto y colaboración de la población hacia los médicos de familia.

- Se producirán cambios en la actitud y el comportamiento hacia la enfermedad y el tratamiento en la población, por las acciones del médico de la familia.

- Nos convertiremos en una potencia médica mundial.

- El médico será una especie de guardián de la salud.

- La experiencia de Cuba y de la Revolución Cubana han realizado aportes a la solución de los problemas de la salud mundial.

- Se extenderá la docencia a todos los hospitales del país.

- Habrá participación de todo el pueblo en las tareas de la salud.

- Habrá un incremento cuantitativo y cualitativo de los servicios médicos.

- Regiones montañosas enteras con médicos de familia

- Habrá una revolución en la asistencia primaria.

- Cuba será un modelo para el mundo.

- Cuba ha encontrado el sistema ideal y más avanzado del mundo en el campo de la atención primaria de salud.

- Será destacable la labor desempeñada por el médico de familia en la recuperación de la confianza del pueblo en el SNS.

- Se producirá un impacto del programa del médico de familia en la reestructuración organizativa del SNS.

- Mejorará la calidad de los servicios de atención por el médico de familia.

- Será notable la aceptación del médico de familia por la población.

- El médico de la familia constituyó una revolución en el sistema de salud del país.

- Habrá un impacto de la creatividad e iniciativas del médico de familia en la comunidad, las fábricas y los círculos infantiles

- Incremento del desarrollo e importancia de la atención domiciliaria.

- Reestructuración del SNS, cambios en los cuerpos de guardia, policlínicos, consultas, a partir del trabajo del médico de familia.

- Por su importancia, se debe desarrollar la hospitalización domiciliaria.

- Resulta más económico el médico de familia por el gasto que ahorra en hospitales.

- Incremento de la eficiencia del sistema; se perfeccionan los policlínicos.

- Impacto del programa del médico de la familia en la población, preservan o restablecen el inmenso bienestar de la salud y sobre todo, salvan vidas.

 

Idea integradora:

El desarrollo de la medicina general integral produce un impacto en el mejoramiento de la salud de la población y trasciende al mundo mediante:

- El desarrollo de investigaciones científicas para conocer el grado de satisfacción de la población con los servicios que se prestan.

- La introducción de los resultados de las investigaciones científicas para su implementación en la práctica.

- La participación en foros internacionales donde se exponga al mundo la superioridad del sistema de salud cubano, con el resultado de nuestras investigaciones científicas en el campo de la atención integral a la salud.

- El desarrollo de convenios internacionales con vistas al intercambio de conocimientos en materia de atención integral a la salud.

- La colaboración médica internacional en la atención de salud y la docencia.

- El desarrollo de publicaciones científicas donde se plasmen los avances de nuestro sistema.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 7 actividades principales:

1. Desarrollo de investigaciones para conocer el grado de satisfacción de la población con los servicios que se prestan.

2. Introducción de los resultados de las investigaciones en la práctica clínico asistencial.

3. Introducción de los resultados de las investigaciones en la docencia nacional e internacional.

4. Participación en foros nacionales e internacionales, exponiendo el resultado de nuestras investigaciones científicas en atención integral a la salud y educación médica.

5. Desarrollo de convenios internacionales para el intercambio de conocimientos en materia de atención integral a la salud.

6. Incremento de la colaboración médica internacional docente asistencial.

7. Desarrollo de publicaciones científicas donde se plasmen los avances de nuestro sistema nacional de salud y el desarrollo de los recursos humanos.

 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Castro Ruz F. Informe Central al II Congreso del Partido Comunista de Cuba, 17 de diciembre 1980 [citado 13 Abr 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura del V Congreso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, 9 de diciembre 1981 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la reunión para constituir el I Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", 6 de enero 1982. [folleto]. La Habana: MINSAP; 1982.

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura del Acto de Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas, 12 de marzo 1982 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el Claustro Extraordinario de Profesores de Ciencias Médicas de La Habana, 11 de junio 1982. La Habana: Editora Política; 1982.

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de inauguración del Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras", 3 de diciembre 1982 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura del Claustro Nacional de Ciencias Médicas. Teatro "Karl Marx". 16 de abril 1983. La Habana: Editora Política; 1983.

Castro Ruz F. Intervención Asamblea Nacional del Poder Popular. IV Periodo Ordinario de Sesiones., 13 de julio 1983. Reseña del Periódico Granma. 14 Jul 1983.

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley", 27 de julio 1983 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso de conclusiones del Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas, 5 de mayo 1984 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el Acto Central por el XXV Aniversario de la Ley de Reforma Agraria, 17 de mayo 1984. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el Acto Central por el XXXI Aniversario del Asalto al Moncada, 26 de julio 1984 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la sesión de apertura de los Congresos de Pediatría Cuba 84, 11 de noviembre 1984. Teatro "Karl Marx". Revista Bohemia. 1984;76 (47).

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura Acto Central por el XXV Aniversario de la Creación de los Comités de Defensa de la Revolución, 28 de septiembre 1985 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura de la Reunión con Estudiantes del último año de Medicina de Ciudad de La Habana, 23 de mayo 1986 [folleto]. La Habana: MINSAP; 1986.

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura de la Sesión diferida del III Congreso del Partido Comunista de Cuba, 4 de diciembre 1986 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura del VII Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, 17 de mayo 1987 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de inauguración del Hospital "Julio Trigo", 5 de septiembre 1987. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de Graduación del Primer Contingente del Destacamento "Carlos J. Finlay", 2 de septiembre 1988 [folleto]. La Habana: MINSAP; 1988.

Castro Ruz F. Encuentro con los médicos de familia de Sancti Spíritus, 9 de mayo 1989. Periódico Granma. 10 May 1989.

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto conmemorativo del tercer aniversario de la revitalización del movimiento de microbrigadas, 30 de septiembre 1989 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de inauguración del Hospital Pediátrico "Juan Manuel Márquez", 30 de noviembre 1989 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura del Acto Central por el Día de la Ciencia Cubana, 15 de enero de 1990 [folleto]. La Habana: CITMA; 1990.

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura de la Tercera Graduación del Contingente del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana, 27 de agosto 1990 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura del Evento Científico con motivo del XXX Aniversario de la Academia de Ciencias de Cuba, 20 de febrero 1992 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura del I Congreso de Medicina Familiar, 30 de junio 1994. [citado 20 Mar 2004]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura del XI Foro de Ciencia y Técnica, 21 de diciembre 1996 [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura VI Seminario Internacional de Atención Primaria, 28 de noviembre 1997. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso de clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria. Palacio de Convenciones, 28 de noviembre 1997. La Habana: Editora política; 1998.

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la clausura de la Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados, 26 de junio 1998 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el Acto de Graduación del XIX Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", 13 de agosto 2000 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

 

SEGUNDA PARTE

El pensamiento de Fidel en la formación de recursos humanos y la educación médica

Índice

Introducción

I. Ingreso a la educación médica.

II. Proceso docente educativo.

III. Especialidades y su desarrollo.

IV. Perfeccionamiento profesional y profesoral.

V. Literatura docente e información científica.

VI. Organización y dirección de la facultad y salud.

VII. Colaboración médica internacionalista.

Bibliografía consultada.

 

INTRODUCCIÓN

Para la conformación de esta parte del estudio, los autores continuaron profundizando en el "Pensamiento de Fidel Castro Ruz", ahora enmarcado en la "Categoría Formación de Recursos Humanos en Salud", y más específicamente en relación con la educación médica cubana.

En esta etapa investigativa se analizaron 58 discursos entre 1959 y el 2006. De ellos se seleccionaron los pronunciamientos y se precisaron las ideas básicas, que se estructuraron en 7 Categorías de contenido:

I. Ingreso a la educación médica.

II. Proceso docente educativo.

III. Especialidades y su desarrollo.

IV. Perfeccionamiento profesional y profesoral.

V. Literatura docente e información científica.

VI. Organización y dirección de la facultad y salud.

VII. Colaboración médica internacionalista.

A su vez se elaboraron las ideas integradoras y precisaron las acciones que se estimó debían desarrollarse para garantizar el cumplimiento del propósito del Comandante en Jefe.

Se utilizó el mismo control semántico expresado en la primera parte de este material.

 

I. Ingreso a la educación médica

 

Pronunciamientos:

¿En qué circunstancias quedan, si los imperialistas tienen que admitir que en solo un año la Revolución Cubana ha liquidado el analfabetismo? ¿En qué situación quedan si, además, tienen que admitir que el pueblo de Cuba ha liquidado el analfabetismo el mismo año en que tuvo que rechazar el ataque de los mercenarios organizado por los imperialistas?

[…]¡Qué vergüenza para el imperialismo que trató de ahogar en sangre esta noble cruzada de nuestro pueblo! ¡Qué vergüenza para el imperialismo que en medio de la cruzada nos atacó! ¡Qué vergüenza para el imperialismo, cuyos esbirros a sueldo asesinaron maestros, asesinaron brigadistas "Conrado Benítez" y asesinaron brigadistas obreros "Patria o Muerte"!

[…]Compañeros brigadistas: ustedes me han repetido muchas veces que les diga qué nuevas tareas tenemos para ustedes. Pues bien, tenemos tareas, muchas tareas para ustedes… Ya hemos liquidado el analfabetismo, pues bien: ¡Ahora tenemos que seguir! En primer lugar, la campaña de seguimiento que tienen que realizar maestros y los trabajadores de la enseñanza. Pero la tarea más importante de ustedes... tenemos necesidad de que los 100 000 brigadistas se hagan técnicos, se gradúen en los institutos, se hagan profesores de idioma, se hagan ingenieros, se hagan médicos, se hagan economistas, se hagan arquitectos, se hagan pedagogos, se hagan técnicos especializados… La Revolución, después de haberles pedido el esfuerzo que han hecho en la alfabetización, después de haberles pedido que llevaran por valles y montañas la enseñanza, ahora les pide que se hagan técnicos, que se hagan ingenieros, que se hagan economistas, que se hagan maestros, que se hagan instructores de arte, que se hagan artistas, que se hagan profesores.

Proclamación de Cuba Territorio Libre de Analfabetismo.
La Habana, 22 de diciembre de 1961.

 

Es necesario que creamos en los jóvenes. Creer en los jóvenes no es ver en los jóvenes a la parte del pueblo simplemente entusiasta; no es ver en los jóvenes a aquella parte del pueblo entusiasta pero irreflexiva; llena de energía, pero incapaz, sin experiencia. Creer en los jóvenes no es ver a los jóvenes simplemente con ese desdén con que muchas veces las personas adultas miran hacia la juventud. Creer en los jóvenes es ver en ellos además de entusiasmo, capacidad; además de energía, responsabilidad; además de juventud, ¡pureza, heroísmo, carácter, voluntad, amor a la patria, fe en la patria!, ¡amor a la Revolución, fe en la Revolución, confianza en sí mismos!, convicción profunda de que la juventud puede, de que la juventud es capaz, convicción profunda de que sobre los hombros de la juventud se pueden depositar grandes tareas.

[…] Creer en la juventud es ver en la juventud la mejor materia prima de la patria, la mejor materia prima de la juventud, de la Revolución; creer en la juventud es mirar todo lo que nuestra juventud puede hacer; es ver en esa juventud los dignos continuadores de la obra revolucionaria; es ver en la juventud a mejores continuadores o constructores de la obra revolucionaria mejores todavía que nosotros mismos.

[…] Es importante que nuestros jóvenes tengan presente que su obra, su ejemplo, no solo será útil a la patria, sino que será útil también a todos los pueblos de América Latina, que nuestras experiencias servirán también a los pueblos hermanos de América Latina, a los jóvenes de América Latina. Por eso es tan importante la misión que tienen ustedes, la misión de ser no solo abanderados del futuro, de la sociedad más perfecta, de la sociedad comunista; no solo de ser los abanderados de las ideas del porvenir, sino ser también el ejemplo —como lo es nuestra Revolución— de los jóvenes de América, ser también los abanderados de los ideales de todos los jóvenes de América Latina.

Clausura Congreso de la Asociación de Jóvenes Rebeldes.
La Habana, el 4 de abril de 1962.

 

Yo puedo decir y puedo asegurar que… que nuestro país cuenta hoy en la Escuela de Medicina con una formidable masa de buenos estudiantes y de estudiantes revolucionarios. Quedan algunos, quedan algunos que todavía están pensando alzarse con su team. y como la Escuela de Medicina —igual que toda la universidad— cuenta con un magnífico grupo de dirigentes y de compañeros muy responsables y muy serios, discutiendo con ellos todos estos problemas de la medicina, nosotros hemos defendido el punto de vista —con el cual ellos están muy de acuerdo— de que a esos elementos, que son conocidos, no les permitan matricularse en la Escuela de Medicina de la Universidad . […] Entonces, ¿qué debemos hacer en nuestra universidad, en la Escuela de Medicina, con esos elementos conocidos que queden? ¡No matricularlos!.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Con vistas al futuro, la única, la verdadera, la definitiva solución, es la formación masiva de médicos. Y la Revolución tiene hoy fuerzas y tiene recursos y tiene organización y tiene hombres —¡hombres!, que es lo más importante— para comenzar un plan de formación de médicos en las cantidades que sean necesarias. Y no solo muchos, sino sobre todo buenos; y no solo buenos como médicos, ¡sino buenos como hombres y como mujeres, como patriotas y como revolucionarios!

¿Y quién dice que la Revolución no puede hacer eso? ¡Estamos ya pudiendo! Y la mejor prueba es este acto de esta noche.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Claro está que para ingresar en la universidad se necesita, por lo menos, ser bachiller. ¿Qué se hizo? Se decidió aceptar como estudiantes de medicina tanto a bachilleres en ciencias como en letras, previo un cursillo que comienza mañana. En virtud de eso, ya ingresan en este Instituto de Ciencias Básicas unos 800 estudiantes; y en la Universidad de Oriente, 240, que hacen un total de más de 1 000, ¡más de mil que comienzan a estudiar! Pero, simultáneamente con este Instituto, mañana comienzan un cursillo de 15 meses 1 300 estudiantes de bachillerato que, unidos a los que se gradúan de bachillerato, permitirán que el año próximo, contando las bajas académicas, el año próximo entren aquí, o comiencen en la universidad, es decir, aquí mismo —pero como ellos van a hacer su cursillo de 15 meses, estos tres meses que ustedes van a estudiar ahora, los van a estudiar ellos en la escuela donde están— 1 250.

Pero, simultáneamente, este año, por lo menos 2 500 jóvenes de secundaria básica comienzan a hacer un preuniversitario especial de dos años, para ingresar, inmediatamente después, en la Escuela de Medicina.

¿Y después? Después ya será un río de estudiantes de medicina: 1 000 este año, que comenzarán a estudiar en 1963; 1 250, que comenzarán en 1964; 2 500, que comenzarán en 1965 y, desde luego, como la Revolución no ha trabajado en balde, la Revolución puede hacer eso porque cuenta con enormes contingentes de becarios, donde puede seleccionar a los estudiantes por su vocación y por su capacidad, porque la Revolución viene haciendo una obra educacional desde el principio. […] Y ahora tenemos que hacer cursos especiales, pero a partir de 1965 no cabrán ni aquí ni en otro edificio como este los que podrán estudiar medicina. ¡Y esa es la solución, la única y la definitiva solución!

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Son hombres, compañeros y compañeras del pueblo, jóvenes llenos de optimismo, llenos de alegría, como es lógico, y que van a disponer de todos los recursos y de todo el tiempo para estudiar; y se va a dar el caso de algunos de estos jóvenes que van a terminar la medicina a los 20 años —a los 20 años y a los 21 años—, y que van a tener toda una vida por delante para seguir estudiando, para seguir aprendiendo, para seguir capacitándose, superándose, adquiriendo experiencia. Y ese es el porvenir de nuestro país, y ese es el panorama del futuro; futuro que no viene por sí solo, sino que hay que forjar, que hay que hacer. Y esas son las perspectivas que tiene la medicina en nuestro país.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Pero con la Revolución misma las universidades se abren a todos, la cultura se abre a todos, y llega un instante en que los conocimientos son patrimonio no de unos pocos individuos sino de las masas.

[…] Y nuestra Revolución, igual que todas las revoluciones socialistas, marcha por ese camino en que el conocimiento se convierte poco a poco en patrimonio de las masas. Entonces no existirán esas colosales diferencias entre el conocimiento de unos pocos y el conocimiento de las masas. Y llegará el momento en que esas diferencias sean mínimas, entre el conocimiento de los que dirigen y el conocimiento de los dirigidos.

[…] Y en la humanidad propiamente no existen genios. Existen hombres brillantes. Ustedes habrán leído que a uno le dan el premio tal y más cual; pero el genio no está en los individuos: el genio está en las masas. Cuando alguien se destacó en las matemáticas es porque cientos de miles no pudieron estudiar matemática. Y alguien se destacó en economía o en historia o en cualquier rama del saber humano, porque los demás no pudieron tener la oportunidad de estudiar. Pero cuando las masas tienen acceso a la cultura, tienen acceso al estudio, tienen acceso al conocimiento, entonces las diferencias desaparecen, porque en vez de un genio hay 1 000, hay … hay un genio colectivo.

Clausura Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba.
La Habana, 22 de diciembre de 1975.

 

El estudiante de bachillerato no está adquiriendo una preparación específica para la producción, sino que se está preparando para realizar estudios superiores, para ser alumno de la enseñanza regular superior. Pensamos que lo correcto es que tengan oportunidad de realizar estudios superiores también los trabajadores, los técnicos medios, todos, pero no por el sistema regular de enseñanza universitaria, sino por cursos dirigidos. Si llega el momento en que todo el mundo quiere realizar un estudio superior, bueno, pues, se le dará oportunidad de una forma o de otra de que realice un estudio superior.

Inauguración Escuela Vocacional "General Máximo Gómez".
Camagüey, 1 de septiembre de 1976.

 

A la vez habíamos llegado ya a una situación en que el estudio se universalizaba. Y para universalizar el estudio en un país subdesarrollado y no petrolero —digamos—, desde el punto de vista económico era necesario universalizar el trabajo. […] Nosotros anhelamos que también la enseñanza universitaria se universalice. ¿Qué quiere decir esto? Ofrecerle a cada ciudadano la oportunidad de realizar estudios universitarios, si bien no a todos mediante un sistema de enseñanza regular —porque cualquiera comprende que sería en la práctica imposible tener una universidad, digamos, de un millón de estudiantes universitarios en cursos regulares—, sí la posibilidad de estudiar por otras vías, como pueden ser los estudios dirigidos, que han demostrado en la práctica sus posibilidades. De modo que cada ciudadano de nuestro país tuviera la oportunidad real de realizar estudios universitarios.

[…] Pero si alguien maneja un tractor y quiere ser ingeniero, porque quiere ser ingeniero, y realizar todos los estudios pertinentes y obtener su título aunque siga con su tractor, que lo tenga. Desde luego, estoy convencido de una cosa, de que un ingeniero le saca mucha más productividad al tractor y lo maneja y conserva mucho mejor.

Graduación Primer Contingente del Destacamento "Manuel Ascunce Domenech".
La Habana, el 20 de julio de 1977.

Es que a veces nosotros mismos no nos damos cuenta … y nosotros no nos habíamos dado cuenta, por lo menos yo, de que ya están precisamente en la Universidad, y posiblemente no en el primer año, sino en el segundo o tal vez en el tercero, jóvenes que nacieron cuando el triunfo de la Revolución. Antes solía tener más contactos con los estudiantes, visitaba con cierta frecuencia la Universidad; pero entonces había una universidad, o dos, o tres, y ahora yo mismo no sé siquiera cuántas universidades tenemos, porque tenemos universidades prácticamente en todas las provincias. […] Lo que yo puedo decir, porque lo he visto, lo he vivido, es la diferencia entre aquella universidad que nosotros conocimos y esta universidad de hoy. Lo que sí puedo afirmar que hay un cambio extraordinario tanto en la composición social de nuestro estudiantado universitario, como en la conciencia política de ese estudiantado.

Clausura del I Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria.
La Habana, 13 de marzo de 1979.

 

Todos estábamos algo impacientes esperando este emomento de al cosntitución del primer contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", que tiene lugar precisamente el 12 de marzo, víspera de glorioso aniversario del ataque al Palacio Presidencial, página heroica escrita en el pasado por nuestro estudiantado.

[…] Era necesario ingresar un número alto de estudiantes por las demandas crecientes, tanto en el orden nacional como en el orden internacional. Siempre ha tenido simpatías entre nuestra juventud la carrera de medicina, goza de un gran aprecio social, cuenta con gran prestigio. No era difícil reclutar estudiantes para la carrera de medicina, el número era alto; pero la selección no era óptima…

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas"Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Como había un gran número de plazas para la carrera de medicina, había algunos estudiantes cuando se disponían a ingresar en la Universidad según expediente que solicitaban primero otra carrera, en segundo lugar otra, y en tercer lugar medicina; cuando no podían obtener las otras dos carreras iban a estudiar medicina.

[…] A veces ingresaban en la Escuela de Medicina alumnos con bajo expediente académico, bajo promedio. Y sin duda, que para estudiar medicina se requiere realmente vocación, voluntad de estudio, preferencia de la medicina sobre cualquier otra carrera. Y, naturalmente, si entraban 4 000, y después se encontraban con la materia, el estudio, que requería atención, dedicación, empezaba a producirse lo que se conoce como mortalidad académica. Y nos encontrábamos que incluso, en los dos primeros años, a veces había un 30 %, había un 40 % de mortalidad académica, una retención muy baja. Naturalmente, iban permaneciendo los que realmente eran buenos estudiantes, los que tenían mejor nivel, los que tenían más voluntad, más consagración al estudio. Pero al final se graduaban menos del 50 % de los alumnos que ingresaban en las facultades de medicina.

[…] Luego, para estudiar medicina hay que escoger a los mejores entre nuestros estudiantes, los de mejores cualidades intelectuales, académicas, políticas y morales, sí, políticas y morales… Es decir, para ser médico se requiere una sensibilidad exquisita, una gran calidad humana, gran capacidad intelectual y una moral a toda prueba.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

También hay un número de plazas para trabajadores. Se ha establecido el derecho de los trabajadores de poder estudiar. Pero ya en el campo de la medicina, que no es lo mismo que la ingeniería u otros campos, se van a establecer determinados requisitos adicionales. Se va a preservar también, por tanto, la posibilidad de ingresar como trabajadores de la salud en el Destacamento…. Hay que establecer un límite y se va a poner el límite de 25 años. […] Por lo tanto, en el futuro se ingresará en la Facultad de Medicina como estudiante muy destacado o como bachiller egresado del Servicio Militar, previo examen, o como técnicos medios que tienen, primero, las cualidades político-morales, el índice académico requerido, previo examen y no más de 25 años de edad. Esas serán las vías para ingresar en la facultad de medicina y esperamos que todos comprendan que si queremos hacer algo serio y de calidad, no puede ser de otra forma. Y, por supuesto, cualidades político-morales e índice académico.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Pudimos conocer infinidad de problemas… Muchos de los puntos eran complejos y requerían de verdad analizarse y profundizar en ellos… Otra cosa era la calidad de los que ingresaban en la escuela de medicina… hay que hacer una selección rigurosa,… ahí fue que se decidió crear el destacamento. […] En el médico necesitamos tres cosas: la calidad humana, la calidad intelectual y la calidad político-moral indispensable. […] Entonces dijimos: bueno por qué no hacer en Cuba lo que estamos haciendo en Nicaragua; aplicar la fórmula de Nicaragua a Cuba, empezando por la medicina rural y continuando por los hospitales municipales y los policlínicos…

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

Hoy dejamos esa prioridad para ingresar como trabajadores a los técnicos medios de la salud, y es una de las vías para aquel joven o aquella joven que no pudo alcanzar los promedios y tiene una gran vocación el poder hacer una carrera de técnico medio, y antes de los 25 años, mediante examen, ingresar, y también queda abierta la vía para aquellos jóvenes que cumplieron el Servicio Militar General y tengan una especial vocación por la carrera de medicina.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril 1983.

 

Mas no se nutren las universidades solo de las escuelas de ciencias exactas y de los otros preuniversitarios. Hay muchos jóvenes que hacen el Servicio, que antes de hacer el Servicio no tuvieron, al graduarse como bachilleres o técnicos medios, suficiente expediente, las suficientes posibilidades, y se les da una nueva oportunidad de realizar estudios superiores; a los que quieren, se les ingresa, se les reduce el tiempo del Servicio y se les da oportunidad de recibir durante un año un curso fuerte de estudio para ingresar en la universidad —una nueva oportunidad. También los trabajadores tienen oportunidad de ingresar en la universidad, hay una cuota para ellos.

[…] Les digo que nosotros comenzamos por la educación. Si hoy tenemos casi 40 000 médicos, de los 3 000 que nos quedaron aquí; si hoy graduamos alrededor de 4 000 por año, es porque le prestamos desde el principio mucha atención a la educación; si hoy tenemos cientos de miles de profesionales universitarios, es porque comenzamos combatiendo el analfabetismo, llevando la escuela y el maestro hasta el último rincón del país.

Clausura Congreso Pedagogía´90.
La Habana, 9 de febrero de 1990.

 

Llegó un día, sin embargo, en que ingresábamos de 5 000 a 6 000 estudiantes en las escuelas de medicina. Desde luego que hubo que construir las escuelas de medicina, y por eso es que tenemos hoy una en cada provincia, varias en la capital, ¡veintiuna escuelas!, para llegar a este número de médicos; de los 3 000 que nos dejaron a los más de 60 000 que son hoy, que nos han permitido, aun en período especial y con todas las dificultades que tuvimos en medicamentos y en otras cosas, y tenemos todavía, llevar la mortalidad infantil a los niveles a que los hemos llevado.

Clausura XI Foro de Ciencia y Técnica.
La Habana, 21 de diciembre de 1996.

Ideas básicas:

- Incremento del ejército de trabajadores de la salud: médicos, estomatólogos y enfermeros. Tasas x habitantes. Graduación anual.

- La masividad es una necesidad, por eso su extensión: docencia rural, municipal y a los policlínicos.

- Formación vocacional y orientación profesional. Círculos de interés.

- Calidad del ingreso = Destacamento de Ciencias Médicas "Dr. Carlos J. Finlay". Vocación, expediente académico, aval, entrevistas. Escoger los mejores calificados desde el punto de vista intelectual, académico, político y moral. 25 años como límite.

- Plan de plazas: preuniversitario, desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y trabajadores (técnicos) de la salud.

- Elevar el ingreso a la Licenciatura en Enfermería.

- Que se hagan licenciados los técnicos y técnicos auxiliares de la salud.

- Incondicionalidad de brindar sus servicios al egresar donde sea necesario en Cuba o en el exterior.

Idea integradora:

La salud pública cubana requiere una mayor diversificación y masividad con calidad en su ingreso universitario.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 6 actividades principales:

1. Incremento y sistematización de las actividades de formación vocacional y orientación profesional con los estudiantes de preuniversitario: día de las puertas abiertas, visitas, conferencias, entre otras.

2. Desarrollo de actividades de formación vocacional desde la enseñanza general y politécnica, a través de círculos de interés.

3. Perfeccionamiento del plan de ingresos a los estudios médicos, en correspondencia con los programas de desarrollo de la salud pública de cada territorio.

4. Garantía de la diversificación del ingreso en cada provincia con bachilleres provenientes de: institutos preuniversitarios, trabajadores técnicos de la salud y desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

5. Perfeccionamiento del proceso de selección al Destacamento de Ciencias Médicas "Dr. Carlos J. Finlay": expediente académico, aval / asamblea, entrevista y chequeo médico.

6. Análisis de la ubicación del graduado, donde sea necesario, en asambleas estudiantiles por instituciones docentes y territorios.

 

II. Proceso docente educativo

Pronunciamientos:

Unos hicieron el juramento de Hipócrates y otros hicieron el juramento de hipócritas. Los que hicieron el juramento verdadero y entendieron su misión como una misión sagrada, esos ni se marcharon ni se marcharán nunca. Con esos tenemos que resolver el problema. […] Los hombres que en medio de una sociedad de corrupción y de egoísmo permanecieron puros, pueden servir de semilla y de maestros. […] Con varios cientos de magníficos compañeros que se irán graduando todos los años, y que irán reforzando el contingente de médicos revolucionarios e irán dándole al país el aporte de una mentalidad nueva, de una concepción nueva de la función del médico.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Los profesores de la Universidad de La Habana han preparado un formidable programa de formación de médicos. Claro que es un programa revolucionario y para hacerlo en una hora como esta, pero un programa formidable, que va a formar médicos mejores y en menos tiempo.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

La formación de los médicos ha cambiado radicalmente. De una formación que era casi exclusivamente teórica a una formación que incluye una práctica intensa unida a los conocimientos teóricos. […] Había en el pasado dos hospitales docentes, actualmente hay 20 hospitales docentes en todo el país. El internado es obligatorio durante un año para todos los graduados; igualmente las oportunidades para realizar estudios especializados se han creado en grado considerable. […] El servicio médico rural sirvió además para crear la vinculación entre el médico y el pueblo, el médico recién graduado, al prestar sus servicios en aquellas circunstancias donde ellos podían adquirir una conciencia más clara del valor y la importancia de su trabajo.

Acto de Graduación de 250 médicos.
La Habana, 10 de septiembre de 1964.

 

Pero se pueden sintetizar en cuatro párrafos de este informe los resultados esenciales en lo que se refiere a los estudiantes, y partiendo de la opinión de los propios estudiantes.
La mayoría de los estudiantes considera que su disciplina en los estudios es superior con relación al curso pasado.
La mayoría de los estudiantes piensa que el sistema estudio-trabajo los hará mejores trabajadores y mejores estudiantes.
La mayoría de los estudiantes considera que su actitud política es superior al curso pasado.
Los estudiantes que realizan trabajo de base, en contacto directo con los trabajadores y la producción, se han integrado al sistema estudio-trabajo con un grado mayor de politización que los estudiantes que realizan trabajo especializado.
Estos cuatro puntos por sí solos encierran la esencia de los objetivos de la concepción del estudio y del trabajo.

Acto de Graduación de la Universidad de La Habana.
La Habana, 8 de diciembre de 1972.

 

Cada minuto que se pierda, a esta edad de ustedes, es un crimen. Porque realmente una de las más nobles formas de servir al país, de servir al pueblo, de hacer revolución, de construir el futuro, es consagrarse al estudio. […] ¿Cuál y cómo debe ser nuestra contribución al esfuerzo y a la lucha de los demás pueblos del mundo? ¿Cómo podemos poner nuestro grano de arena y cuantos granos de arena sean necesarios en la solución de los problemas futuros de nuestro pueblo y de la humanidad? ¿Y qué necesitamos? Necesitamos dos cosas: necesitamos conciencia y necesitamos conocimientos. […] Por eso, nosotros les decimos a nuestros jóvenes estudiantes, les recordamos, que el futuro está lleno de tareas, que el futuro está lleno de luchas que requieren conciencia, que requieren temple, que requieren espíritu revolucionario y que requieren conocimientos. Sabemos que contamos con una extraordinaria juventud. No hay más que llegar aquí y tener un contacto con ustedes, para saber cuánto entusiasmo, cuánta alegría, cuánto vigor, cuánta calidad hay en ustedes, los estudiantes universitarios.



Clausura del I Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria.
La Habana, 13 de marzo 1979.

 

Al estudiante del Destacamento se le va a exigir más, más disciplina, más rigor;… pero se pide de los jóvenes del Destacamento consagración total a sus obligaciones, sus estudios, sus obligaciones están por encima de cualquier otra cosa. […] Queremos que el Destacamento esté uniformado y lo conozcan, lo distingan, lo destaquen, lo respeten. Y eso va a depender mucho del prestigio que ustedes se ganen.
[…] Nos proponemos que ustedes sean médicos con base muy sólida y amplia, independientemente de las especialidades. Ese es un tema relacionado con los estudios, el aspecto docente, en que hay que analizar y discutir mucho todavía para lograr este objetivo de médicos que tengan una base amplia, que tengan conocimientos muy sólidos, independientemente de las especialidades.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.


Porque más que discutir en este claustro, se venía a informar de algunas ideas, de algunas de las soluciones con relación a la infinidad de cuestiones que se plantearon a lo largo de meses, en un trabajo serio y profundo de una comisión presidida por el Ministro de Educación, que se creó para estudiar todo lo relacionado con la docencia médica. […] Y ya debemos acostumbrarnos a pensar en comparaciones, no con los países del tercer mundo, de América Latina, sino con los países desarrollados. […] Convertirse en una potencia médica no es solo una cuestión de prestigio… en primer lugar, el beneficio que recibiría nuestro pueblo… en segundo lugar nuestra colaboración con el Tercer Mundo, por los extraordinarios servicios que nosotros podemos prestarles a otros países. […] Hay necesidad de hurgar en todas las disciplinas, en todas las especialidades,… en cada una de las ramas, y sencillamente adoptar la disposición y la voluntad de ponernos a la vanguardia… Por eso fue necesario hurgar en la docencia, y hemos venido a parar a la docencia…

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

Nosotros somos del criterio… de que con el Destacamento hay que ser muy exigente. Hay que ser exigente con todos. […] Creo que nosotros debemos rehuir a todo facilismo en lo que se refiere a los exámenes, en lo que se refiere a los estudios, en lo que se refiere a las exigencias. Y, realmente preferimos la calidad a la cantidad. […] Todo lo que tiene que ver con la información y las posibilidades de información de estudiantes, de profesores, de médicos, es fundamental. […] Esto significa también un gran esfuerzo de superación por parte de los propios profesores… Porque cuando hablamos de superación de los miles de profesores de ciencias médicas, estamos hablando también de la superación de nuestra asistencia médica… Y nosotros debemos crear los mecanismos para alcanzar estos objetivos…


Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril 1983.

 

No debemos partir de la presunción de que nosotros lo sabemos todo… Nosotros tenemos que analizar la experiencia internacional completa… tanto en el campo de la docencia como en el campo de la asistencia. […] Y pensando en que tenemos que recoger las mejores experiencias en todas partes… después del claustro, a fines del pasado año, organizamos siete delegaciones de profesores para visitar las mejores universidades de los siete países que considerábamos más avanzados en el campo de la medicina… Y vamos a tratar de asimilar de todas estas exploraciones lo que sea y consideremos útil para nosotros, y aplicarlo. Aquí hay un resumen del trabajo… Ellos hacen incluso algunas recomendaciones ya… tendrán que trabajar duro ahora, cuando llegue la hora de elaborar los programas, los cambios que debemos ir introduciendo progresivamente…

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril 1983.

 

Desde luego, no me cabe en la cabeza la idea de una guía de preguntas. Yo me acuerdo de cómo eran las cosas en mi época —y habían algunas asignaturas en que se confeccionaban preguntas importantes; pero las preguntas importantes podían ser el 20 o el 25 % de la materia, y habían profesores que se regían estrictamente por el principio de las preguntas importantes y entonces los alumnos estudiaban exclusivamente las preguntas importantes, y muchas veces ni leían el resto de la materia... eso, sin duda, es muy negativo...
[…] También la posibilidad de escoger de cuatro preguntas, tres, o de cinco, cuatro, a mi no me parece que eso favorezca el espíritu de estudio y la aplicación del estudiante. Yo creo que el estudiante debe conocer todo el contenido de la materia y todo el contenido del programa, y debe ser objeto de examen en relación con cualquier contenido del programa...

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Es realmente alentador todo lo que aquí se ha planteado acerca del éxito de los internados en los hospitales municipales. Es una idea nueva, se aplicó después del claustro del año anterior... Me parece que somos el primer país en aplicar una política semejante, de donde convertimos en hospitales docentes todos los hospitales municipales. La idea parecía audaz, pero la vida está demostrando que era posible llevarla a cabo... Y se veía, se deducía, desde el momento que profesores eminentes llegan a participar también de las actividades de los hospitales municipales.
[…] Y esta idea sigue evolucionando, porque hasta ahora se trata de docencia de internos; pero nosotros nos proponemos ya llevarla a docencia de residentes, en todas aquellas especialidades que sea posible aprender allí, desarrollarla allí.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

No es fácil hacer un resumen de esta rica discusión que ha tenido lugar en el día de hoy. Yo fui apuntando, a lo largo del día, distintos temas, y así, por orden cronológico, he anotado muchos de ellos, importantes. Aquí se ha señalado la cuestión de las pruebas finales y la no valoración sistemática en algunas asignaturas, por parte de algunos profesores; se ha señalado la extraordinaria importancia de los textos cubanos, incluso se dijo, con muy buen juicio, que se está desarrollando toda una nueva experiencia que debe recogerse; la importancia del trabajo de los colectivos de autores; la idea de desarrollar concursos de conocimientos; la necesidad de la máxima calidad en la promoción, la importancia del trabajo a nivel de brigada y a nivel de base; la importancia de la bibliografía, no solo la de autores cubanos, sino también la de autores extranjeros, muchos de los cuales tienen reconocida e indiscutible autoridad en la materia, y nosotros debemos tratar de beneficiamos no solo de nuestra experiencia, sino de la experiencia de todo el mundo, tomando en cuenta, desde luego, las condiciones en que se desarrolla la medicina en muchos países, y sin estar promoviendo que las embarazadas fumen, porque un libro de texto, famoso y bueno en otros aspectos, señale eso.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

La necesidad de unificar criterios sobre la evaluación; las dificultades en la distribución de libros, que parece que también existen en la distribución de revistas; la necesidad de una campaña de salud estomatológica; la importancia del aprendizaje: aprender a pensar, aprender a estudiar; los problemas relacionados con el trato y las relaciones entre profesor y alumno; … la necesidad de elevar el rigor en el aval; la necesidad de un conjunto de medidas con relación al fraude, sobre todo partiendo de la idea de que existe el fraudulento potencial en aquellos que dejan de asistir a clases, que son finalistas, y que se convierten en potenciales fraudulentos, según se dijo aquí. La necesidad de luchar, previsoramente, contra todos esos factores que engendran el fraude, aunque, en realidad, según se ha señalado aquí, el número de casos de fraude ha sido ínfimo, por lo menos los descubiertos; y quien haya presenciado una reunión como esta, tendría razones sólidas para pensar que la batalla contra el fraude se está ganando, y que resulta cada vez más difícil y cada vez más inaceptable moralmente, la idea de que un estudiante de ciencias médicas pueda cometer fraude. La necesidad de mejorar la docencia de internos, la importancia del internado municipal y rural.
Se habló también de los procederes terapéuticos; incluso, se habló de la posible conveniencia de iniciar los procederes terapéuticos en segundo año, pero eso hay que pensarlo bien, porque podría disminuir el número de camas por alumnos en los hospitales, y todavía el estudiante que está en ciencias básicas, que no posee muchos de esos conocimientos esenciales, no estaría en condiciones de hacer este tipo de estudios, de práctica en segundo año. Por eso hay que pensarlo bien.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Hemos tenido dos claustros de profesores en los últimos tiempos y ahora esta especie de claustro de estudiantes. Ustedes conocen, seguramente, muchas de las cosas que se plantearon en el Claustro de Profesores, y ahora los profesores deben conocer todas las cuestiones que se han planteado aquí. Además el Viceministerio de la Educación Médica, los compañeros, los rectores y todos los cuadros deben analizar los problemas relacionados con la evaluación, la necesidad de unificar criterios, todo lo que se ha planteado aquí en relación con la docencia; aunque, como ustedes señalaban, muchos de los problemas no dependen de otros, sino de los propios estudiantes, del trabajo de la FEU con las brigadas, de las organizaciones de base de la Juventud, es decir, de ustedes mismos.

 

[…] No concibo un estudiante de medicina finalista, que se conforme con estudiar al final, no lo concibo; no concibo un miembro del Destacamento que sea finalista. Con los del Destacamento, más rigor, porque el reglamento de que hablo se aplicó a partir de los contingentes del Destacamento de Ciencias Médicas, y no concibo un miembro del Destacamento finalista. Qué confianza, qué seguridad puede tenerse cuando va a atender a un ciudadano, a los hijos, a los padres, a los hermanos; qué confianza puede tenerse en aquel que le falta la voluntad de estudiar, teniendo una misión tan importante, tan vital, tan sagrada. No concibo un estudiante del Destacamento que se conforme con un tres, ¡no lo concibo!, que se conforme con una nota mediocre. Concibo al estudiante del Destacamento estudiando todo el año, constantemente. Y sobre los métodos de evaluación, tenemos que trabajar para que ese joven se vea obligado a estudiar todo el año. Debemos realizar una lucha sin cuartel contra el conformismo con relación a ese estudiante que se resigne a la mediocre nota de un tres.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Por lo tanto, la idea de que necesitamos médicos, y muchos médicos, no debe en lo más mínimo menoscabar el principio del rigor, ya que tenemos fórmulas matemáticas para resolver el problema, porque es preferible que haya un porcentaje mayor de bajas, que un porcentaje mayor de médicos mediocres.
[…] Capacidades tenemos y estamos creando bastantes, suficientes, más que suficientes, para ingresar los que sean necesarios; pero no abandonar, bajo ningún concepto, el principio del rigor, y no descuidar en lo más mínimo la selección. Y lo que se señaló aquí: ampliar y desarrollar los círculos de interés con relación a la salud pública.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

¿Qué otra cosa nueva tenemos? La introducción de la computación en todos los centros de nivel superior y en todos los centros de nivel medio. Ya para el próximo curso esperamos que alcance a todos; se han hecho las inversiones, se están haciendo las que faltan, para llevar la computación a todo el nivel medio, a ese millón y tanto de estudiantes de nivel medio, además de los estudiantes de nivel superior.

Clausura Congreso Pedagogía´90.
La Habana, 9 de febrero de 1990.

 

Sí, sabemos que tenemos dificultades que vencer, que tenemos que perfeccionar todos los estudios y los métodos de enseñanza...tenemos que hacer nuevos programas y se están tomando, por lo mismo, dos años para asimilar bien, dirigir bien, tropicalizar bien y cubanizar bien todas las experiencias para salir entonces nosotros con nuestros nuevos programas que es muy importante.

Acto Central por el XXV Aniversario de la Ley de Reforma Agraria.
Yara, Granma, 17 de mayo de 1984.

 

El programa del médico de familia que estamos llevando adelante no solo requiere médicos graduados en las universidades, sino médicos formados en conceptos diferentes en cuanto al ejercicio de su profesión, impulsados por motivaciones diferentes. Hoy graduamos por año más médicos de los que quedaron el país después del triunfo de la revolución, pero médicos que están dispuestos a ir a cualquier parte del mundo, por duras y difíciles que sean las condiciones.

Clausura del Evento Científico con motivo del XXX Aniversario de la Academia de Ciencias de Cuba.
La Habana, 20 de febrero de 1992.

 

Se trataba de profesionales universitarios altamente calificados, algunos muy jóvenes, otros de más edad, casi todos Médicos de la Familia...eran hombres y mujeres de humilde origen. Algo resaltaba por encima de todo: orgullo legítimo, optimismo, valor personal, confianza en sí mismo, espíritu creador, mente rápida, voz y gestos alegres, que de modo inconfundible e incomparable caracterizan a los internacionalistas cubanos. Volvían ansiosos a las decenas de puntos poblados que atienden,... donde prestan el más humano de todos los servicios: aliviar el dolor, preservar o restablecer el inmenso bienestar de la salud, y sobre todo, salvar vidas.

Acto de graduación del XIX Contingente del Destacamento "Carlos J. Finlay".
La Habana, 13 de agosto de 2000.

Ideas básicas:

- Distribución de médicos por todo el país. Ubicar médicos en escuelas, fábricas, barcos y por cuadras.

- Calidad del médico a formar: actitud, disposición, calidad humana, conciencia política. Ser revolucionario. Que las nuevas generaciones tengan una actitud superior.

- Para tener un médico de vanguardia, es necesario una formación, una educación y una docencia de vanguardia.

- Al estudiante del Destacamento se le exige más en todo sentido.

- Destacamento: tener su reglamento y una disciplina especial. Considerarlo como una «escuela de cadetes de la Medicina». Honor y responsabilidad.

- Allí donde hay un profesor, hay un hombre obligado al estudio constante y sistemático, hay una mejor asistencia.

- Se trata de adaptar la pedagogía a nuestro desarrollo actual, ese tiene que ser nuestro arte. Yo puedo aprovechar cada caso para enseñar, pero la responsabilidad es del profesor. Protección al enfermo. Formar a través de la educación en el trabajo en los servicios de salud.

- Que los profesores sean exigentes con sus alumnos para garantizar la calidad de los futuros médicos. Acabar con el «paternalismo».

- Hacer trabajo político a lo largo de toda la carrera. Revisar estructuras (Federación de Estudiantes Universitarios Unión de Jóvenes Comunistas) que garanticen una atención política de principio a fin de la carrera. Crear una especial conciencia, una especial moral.

- Conciliar la docencia con la "decencia", con el espíritu humano, con el respeto al enfermo. Que el enfermo se sienta feliz de ser «docente» y no humillado (principio de la ética médica).

- Calidad de la enseñanza. Analizar la experiencia mundial. Tomar lo mejor.

- Calidad en la promoción. Exigencia.

- Perfeccionar los exámenes para: rehuir el facilismo del educando; no confeccionar guía de preguntas a examinar; que tengan que estudiar toda la materia; tampoco escoger preguntas; eliminar exámenes por notas de clases.

- Métodos de evaluación: calidad de los instrumentos evaluativos.

- Fraude académico: ¡no lo concibo en un estudiante de Medicina y menos en uno del Destacamento!

- Estudiantes extranjeros: no ponerlos en una sola facultad, sino combinarlos con los cubanos en los hospitales; ya que eso fomenta la solidaridad entre ellos y para con los pacientes cubanos, de forma que no sean atendidos exclusivamente por estudiantes extranjeros.

 

Idea integradora:

La formación del médico debe ser integral, en los propios servicios de salud, a partir de la estrategia de atención primaria de salud, donde el profesor y el estudiante jueguen un nuevo rol, cada vez más exigentes y con la garantía de su calidad humana, científica y técnica, comprometida con el pueblo y su Revolución, mediante:

- Integración de la docencia y la investigación, en y a través de la atención integral de salud.

- Conformación y consolidación del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".

- Descentralización del proceso formativo y laboral con control central.

- Que el proceso educacional sea activo, con métodos problémicos, cada vez más centrado en el estudiante, responsabilizado con su aprendizaje de forma independiente y creativa.

- Que se garantice una formación humanística, integral, ética y de valores, científica y técnica; a través de la combinación del estudio-trabajo, en los servicios de salud, donde aprenda haciendo, en los diferentes escenarios de la estrategia de atención primaria de salud.

- Que el profesor se convierta en guía, conductor y tutor del aprendizaje de sus educandos.

- Que el profesor se preocupe por su nivel de competencia laboral, sea ejemplo en su conducta moral y profesional, hacia la autosuperación y el desarrollo profesoral permanente.

- Incremento de la exigencia y control del proceso formativo y de la evaluación del aprendizaje y sus resultados.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 14 actividades principales:

1. Creación de al menos una Facultad de Medicina en cada provincia, que garantice la descentralización del proceso docente.

2. Planificación y control proceso docente educativo.

3.Perfeccionamiento del proceso docente educativo en todos los Centros de Educación Médica Superior, sobre la base del Modelo Profesional, los objetivos educacionales terminales, los métodos activos, en los servicios de salud, priorizando la atención primaria, así como con el empleo de los recursos audiovisuales e informáticos modernos.

4. Perfeccionamiento del sistema de evaluación del aprendizaje. Exigencia. No facilismo. Calidad de los exámenes: planeamiento y resultados. Mejorar los métodos evaluativos. Análisis de la calidad de la promoción. Acabar con el fraude académico.

5. Garantía de la calidad de las actividades de la educación en el trabajo en los servicios de salud.

6. Desarrollo de un plan de formación político-ideológica de los futuros profesionales: actitud, disposición, conciencia, calidad humana, ser revolucionario. Moral socialista. Actitud superior.

7. Exigencia en el cumplimiento principios de la ética médica de profesores y educandos, especialmente en el ciclo clínico epidemiológico.

8. Control del cumplimiento del reglamento del Destacamento "Dr. Carlos J. Finlay".

9. Exigencia en la evaluación profesoral. Garantizar la formación profesoral en los fundamentos de la educación médica. Acabar con el facilismo en el proceso docente y la evaluación del aprendizaje.

10. Control institucional de la calidad de la enseñanza, la formación y la educación.

11. Combinar estudiantes cubanos y extranjeros en su ubicación en el ciclo clínico epidemiológico.

12. Perfeccionamiento sistemático de los planes y programas de estudio de las carreras de Ciencias Médicas.

13. Perfeccionamiento del proceso de ubicación del graduado sobre la base del principio de la incondicionalidad.

14. Revisión de las estructuras de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Federación Estudiantil Universitaria en los Centros de Educación Médica Superior que garanticen una atención política del estudiantado.

 

III. Especialidades y su desarrollo

Pronunciamientos:

Nosotros estamos analizando la idea de que se considere al médico general como un especialista, especialidad para la cual necesita los más altos niveles y la preparación adecuada, que también puede hacer su residencia.

Aspiramos a que todo el mundo tenga conocimientos amplios, sólidos, y tenga también su especialidad.

Creo que uno de los médicos más importantes es el médico general y, sin embargo, no se le considera un especialista; se considera especialista al que hizo residencia en una cosa u otra.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay",
La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Esto significa la posibilidad de que a Ocujal no vaya el médico que no tenía un buen expediente, que no estudió nada más y lo llevaron para allá, y que un día en Ocujal del Turquino tengamos un profesor de pediatría o un profesor de clínica. […] Pero nosotros tenemos que resolver el problema de llevar eminencias a la medicina rural, a los hospitales municipales y a los policlínicos… y consideramos que este camino nos lleva a eso, y resolveremos el problema de la calidad de los médicos en estos servicios. […] No se trata de revivir lo viejo o no, sino se trata de adaptar la pedagogía a nuestro desarrollo actual. Ese tiene que ser nuestro arte. […] Tenemos que conciliar las dos cosas: una buena formación con una buena protección del enfermo, porque…nosotros estudiamos para ayudar al enfermo… para ayudar a los sanos que no se enfermen…

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

Yo quiero establecer un principio: que nosotros esperamos que al hacer docentes las instituciones de este país, las instituciones médicas, se eleve la calidad de la asistencia, como subproducto de eso la asistencia mejore. No podemos olvidarnos de la asistencia, porque la docencia existe para la asistencia; no existe la asistencia para la docencia, sino existe la docencia para la asistencia. Y partimos del hecho de que todo hospital que se convierta en docente, que allí donde hay un profesor, allí donde hay un hombre obligado al estudio constante y sistemático, hay mejor asistencia. Esto es muy importante.

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

Bueno, en dos palabras, nosotros estamos pensando en convertir la medicina general en una especialidad ¿cómo le vamos a llamar? A lo mejor le llamamos clínico. Pero tiene que ser un especialista con residencia y todo y que tenga conocimientos de obstetricia que tenga conocimientos de pediatría y que tenga otros conocimientos generales. Hay que definir bien el perfil, pero es lo que pudiéramos llamar un clínico, un clínico.

Inauguración del Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras".
La Habana, 3 de diciembre de 1982.

 

Porque yo sigo insistiendo en la idea… de convertir la medicina general en una especialidad… se está trabajando ya en definir los perfiles de esta carrera. […] Esto entraña la idea de que en un futuro todos los médicos tengan también categoría de especialista… con este tipo de médico no tendríamos el limitante del número, puesto que es el médico que se puede necesitar en cualquier lugar; para la cooperación internacional es el tipo de médico ideal… Si ustedes van a apoyar cualquier país subdesarrollado, lógicamente tiene que mandar a algunos especialistas…; pero sobre todo lo que necesitan son esos médicos generales, que nosotros aspiramos que tengan un alto nivel…

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Ahora, eso mismo que hicimos con la docencia yo pienso que debemos hacerlo con las distintas especialidades, porque hay países que tienen adelantos notables en técnicas de diagnósticos, adelantos notables, que nosotros tenemos que empezar a dominar para aplicar en nuestro país.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Perspectivas de desarrollo de las especialidades... se ha comenzado ya en microbiología y laboratorio clínico...Se ha avanzado en algunos frentes de la Pediatría como la terapia intensiva, la nefrología pediátrica y en oftalmología... La especialidad de radiología se ha beneficiado con la introducción de nuevas tecnologías como el ultrasonido diagnóstico y la tomografía axial computarizada... Se trabaja en el programa de la cirugía cardiovascular, hematología y los bancos de sangre, nefrología, el Instituto de Medicina Tropical, genética e inmunoquímica... Además,... se debe trabajar en los próximos meses, priorizadamente, en los planes de desarrollo de la medicina interna, cirugía, ginecobstetricia y anatomía patológica... Debemos trabajar también progresivamente en el resto de las especialidades médicas y en estomatología, para lograr el desarrollo de las mismas, de acuerdo con las disponibilidades de recursos y de nuestras necesidades.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Sin embargo, afortunadamente, habrá una especialidad de gran valor, de gran importancia, de gran prestigio, que podremos hacerla masiva, porque es el tipo de médico que se necesita en casi todas partes que es el médico general integral. Una de las ideas que se desarrolló, relacionada con esta revolución en la medicina, fue la del Especialista en Medicina General Integral. Porque hoy llamamos médico general a aquel que no estudió nada más y que se diferencia del especialista. Claro que existe el internista, pero bueno, si usted va a mandar a un médico a un centro de trabajo, si usted va a mandar a un médico a una comunidad rural campesina, qué médico manda, manda a un anestesiólogo, manda a un cirujano, donde no tiene ningún lugar donde operar, manda a un radiólogo, ¡ no!, tiene que mandar a un especialista en medicina general integral; que conoce de obstetricia, de ginecología, de pediatría, de higiene, de psiquiatría. Y por lo que veo, va a tener que aprender un poco también de estomatología, su poquito también.

Asamblea Nacional del Poder Popular. IV Período Ordinario de Sesiones.
La Habana, 13 de julio de 1983.

Entre 1982 y el 2000 se graduarán alrededor de 50 000 médicos con esas cualidades, el hecho es que tendremos 65 000 médicos de primera línea; podremos atender nuestra red de hospitales, policlínicos; tendremos todos los especialistas que necesitemos; tendremos un médico general que será especialista, que hará su carrera, que hará tres años de residencia, nueve años, más la práctica.

Inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley".
Santiago de Cuba, 27 de julio de 1983.

 

Se elaboró el programa de medicina general integral, y ya tenemos 30 estudiando en distintas provincias, y es fuerte el programa. No quiero desalentar a nadie, al contrario; quiero adelantarles, pero les advierto que el programa del especialista en medicina general integral es fuerte….Este médico es el más universal. Ahora, la idea de convertirlo en una especialidad, permite que todos los médicos del país puedan ser especialistas, y tengan el aval, la evaluación de especialistas, el prestigio social de los especialistas y la importancia que tiene el especialista.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

Como esta idea era nueva, había que ensayarla. […] Claro, ahora, son 10 nada más, pero ya el próximo año, en esa misma zona de Lawton, toda el área del policlínico va a estar cubierta, y habrá 37 médicos de familia para ver cómo se comporta la experiencia en el área completa del policlínico, más un médico para una escuela y un médico para una fábrica, porque en el futuro pensamos también tener médicos en los centros de trabajo y en las escuelas, escuelas de 500 o 600 alumnos. De manera que el ciudadano estará atendido por la red de policlínicos, hospitales, centros especializados, institutos de investigaciones médicas; pero, además, el ciudadano estará cuidado en la escuela, estará cuidado en la fábrica, estará cuidado allí donde reside. Eso no solo aporta salud y soluciones a numerosos problemas, sino que, además, le da una seguridad total, absoluta al ciudadano. La importancia que el pueblo le da a este plan se evidencia en el cariño, en el respeto, en la colaboración que les están brindando a los médicos de familia.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Estos médicos de familia tienen un código especial, un código ético especial y riguroso, ¿por qué? Por el acceso que tienen a la familia, por la confianza que la familia les brinda, al extremo que, incluso, van a necesitar conocimientos de psicología y psiquiatría también. En cierta forma muchas familias les piden consejos sobre problemas y se convierten realmente en un profesional de gran influencia, de un gran prestigio, y de un gran aporte al bienestar y a la salud del pueblo. Creo que eso va a contribuir a que el promedio de vida de nuestra población se prolongue y podamos estar entre los primeros del mundo en ese campo. En esa tarea los médicos de familia van a jugar un papel fundamental.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Se elabora un programa de desarrollo para cada una de las especialidades médicas. Se trabaja también en la elaboración de los nuevos programas de las facultades de medicina, partiendo de las experiencias recogidas en las mejores universidades del mundo, y se marcha sólidamente por el camino de llegar a convertirnos en una potencia médica.

Acto Central por el XXXI Aniversario del Asalto al Moncada.
Cienfuegos, 26 de julio de 1984.

 

Como resumen, debo decir que la experiencia de Cuba, la Revolución cubana ha realizado aportes a la solución de los problemas de la salud; creo que los más importantes son los siguientes: primero el servicio médico rural; segundo, selección rigurosa del personal médico; tercero, extensión de la docencia a todos los hospitales del país; cuarto, participación de todo el pueblo en las tareas de la salud; quinto, creo que el concepto de la medicina general integral como una especialidad va a triunfar; sexto, el desarrollo programado de todas las especialidades y, séptimo, el médico de la familia.

Acto Central por el XXXI Aniversario del Asalto al Moncada.
Cienfuegos, 26 de julio de 1984.

 

Se enviaron comisiones de profesores universitarios a los siete países con más desarrollo en el campo de la medicina y a las mejores universidades de esos países, y recogieron información, bibliografía, programas y todo, materiales que estamos utilizando en la elaboración del nuevo programa de medicina para hacerlo todavía mejor. Se están elaborando los programas de desarrollo de 36 especialidades clínicas y quirúrgicas, estarán listos a fines de este mes, a fin de impulsar el desarrollo planificado de todas las especialidades esenciales, que incluyen también las que resultan «anémicas», como suelen ser anestesiología y otras. Se ha creado una nueva especialidad, y dentro de esto hay que luchar contra la tendencia a que sean muchas. Una especialidad, una idea que hemos estado desarrollando en nuestro país es una especialidad muy importante, la Medicina General Integral. Porque, hasta ahora, médicos generales en nuestro país eran los que no habían hecho más estudios, los que no habían estudiado ninguna especialidad.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Nosotros consideramos que la medicina general tiene que ser una especialidad: requiere más estudios, el médico debe hacer una residencia; se ha elaborado un programa riguroso, que exige conocimientos amplios de pediatría, de obstetricia, de medicina interna, de psicología y de sanidad. Ya tenemos un grupo de médicos haciendo la residencia en esa especialidad. La tendencia es a que todos los médicos tengan la categoría de especialistas, incluso los médicos generales, y, con ello, la consideración social y la remuneración proporcional de sus conocimientos. No bastarán los seis años de medicina, tendrá que hacerse una residencia de tres años adicionales. Este médico jugará un papel muy importante en la medicina primaria y en la medicina de la comunidad.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Cuarto, la participación de todo el pueblo en las tareas de la salud; quinto, creo que el concepto de la Medicina General Integral como una especialidad va a triunfar; sexto, el desarrollo programado de todas las especialidades y, séptimo, el médico de la comunidad. Creo que son siete aspectos en los que consideramos que nuestro país ha hecho cierto aporte a la medicina. Tenemos una gran confianza y estamos seguros de que el futuro lo comprobará.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Una de las preguntas que nosotros nos hicimos fue si el médico de la familia tendría éxito, tal como lo habíamos concebido, hasta que descubrimos que fue un éxito colosal. Pero no empezamos con 1 000, empezamos con 10. Es decir, un poquito más, 10 en un municipio de la capital, en una zona de un policlínico. No tenían ni edificaciones, se instalaban en el cuarto de una familia que prestaba el cuarto, o hasta en el garaje de una familia, era el médico el que estaba allí, y la enfermera.

[…] Es que estábamos haciendo otras cosas, estábamos ensayando un método de superación de los médicos de la familia y empezamos por ese policlínico. Ya aque llos médicos no solo estaban prestando su servicio a la comunidad, sino que estaban estudiando una nueva especialidad en el propio policlínico, porque junto a la idea del médico de la familia surgió la idea de convertir la generalidad en especialidad, mientras por otro lado luchábamos contra las superespecializaciones. Hubo que luchar duro, porque era una tendencia, muchos querían crear nuevas especialidades.

Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados.
La Habana, 26 de junio de 1998.

 

Entonces, ¿quién era el médico general?, el que se había graduado en la universidad y no había recibido cursos superiores. Nosotros pensamos, pero si el médico familiar tiene una importancia enorme, está atendiendo allí a los vecinos, tiene que tener fuertes conocimientos de pediatría, de obstetricia, de medicina interna. Se desarrolló un programa de estudio de tres años para la especialidad de medicina general integral. Los policlínicos donde laboran médicos de diversas especialidades, que podían impartir conocimientos, se convirtieron a la vez en centros de docencia superior médica. De modo que ya miles de jóvenes médicos de la familia son especialistas en medicina general integral, que prestan sus servicios en las comunidades, puedan estar a 100 metros del vecino, del ciudadano; otros lo tienen a 50, si viven más cerca del consultorio. En las ciudades los vecinos tienen un médico al lado, viven con un médico al lado.

Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados.
La Habana, 26 de junio de 1998.

 

Algo más, puede tener un diagnóstico de determinados tipos de enfermedades y, en muchos casos, en vez de estar hospitalizado, ser atendido allí en su casa; no tiene que estar necesariamente hospitalizado. Eso es un ahorro de camas y de instalaciones. Se llama hospitalización domiciliaria, porque antes se hospitalizaba porque necesitaba tener el médico al lado, cerca, que lo viera todos los días, que lo chequeara. Ahora recibe esa atención en su casa. ¡Ah!, si no deseaba ser atendido por aquel médico, podía ir al policlínico, ver a un especialista, a quien quisiera, o podía ir al hospital directamente a ver a un especialista, al que deseara. De modo que tenía amplias y variadas opciones.

Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados.
La Habana, 26 de junio de 1998.

 

[…] Todo médico que se gradúe, excepto en algunas muy contadas especialidades, para hacerse especialista en las variadas ramas de la medicina, tiene que ser primero médico de la familia, un profesional con grandes conocimientos del hombre, experiencia, trato humano, que haya atendido a los pacientes en una comunidad, conocer bien cómo viven, en qué condiciones sociales; entonces después, si lo desean, pueden adquirir una segunda especialidad: medicina interna, o muchas otras. Pero son personas que ya poseen un conocimiento muy amplio, han estudiado seis años en la universidad y han estudiado tres años desde su consultorio, tienen nueve años de estudio, y después deberán estudiar otros tres o cuatro años si van a adquirir una segunda especialidad… Si alguna idea vale la pena recalcar, pienso, en este momento, en estos minutos, es la cuestión relacionada con la preparación ética, solidaria y científica del personal médico.

Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados.
La Habana, 26 de junio de1998.

Ideas básicas:

- Iniciar el diseño de la Medicina General Integral como una especialidad médica.

- Conciliar la concepción del generalista y de las otras especialidades.

- Garantizar el desarrollo de todas las especialidades médicas y para ello: tener las especialidades que sean necesarias; saber priorizar las más importantes; identificar cuáles nuevas hay que desarrollar; identificar cuáles están más atrasadas desde el punto de vista científico-técnico; buscar información mundial (experiencia mundial); ponerlas a la vanguardia mundial.

- Analizar el mantener algunas especialidades verticales, las llamadas anémicas. Las residencias ahora van a quedar: vía normal y vía directa, y después veremos.

- Identificar cuáles especialidades hay que empezarlas antes del 6to. año.

- Perfeccionar el Movimiento de alumnos ayudantes. Cirugía experimental. Círculos de interés.

- Descentralización en la formación de especialistas hacia hospitales municipales y policlínicos.

- Que todos los médicos tengan categoría de especialistas; no limitantes cuantitativas en la formación del especialista en Medicina General Integral.

- Garantía de llevar profesores eminentes a los hospitales municipales y a los policlínicos y así resolvemos el problema de la calidad de los médicos en estos servicios (Cátedras viajeras).

 

Idea integradora:

Los médicos que laboren en el sistema nacional de salud tienen que ser especialistas a fin de incrementar la satisfacción de las necesidades de la población, con servicios de salud de calidad y para ello:

- Consolidar la Medicina General Integral como especialidad, la que se irá constituyendo en el eje del perfeccionamiento del sistema nacional de salud.

- Garantizar el desarrollo de las otras especialidades médicas en correspondencia con el nivel científico y técnico internacional.

- Descentralización de los procesos formativos de especialistas, sobre la base de la calidad y la acreditación docente correspondiente.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 10 actividades principales:

1. Garantía de que todos los médicos que laboran en el sistema nacional de salud tengan categoría de especialista.

2. Desarrollo de la Medicina General Integral como una especialidad médica, sin limitación cuantitativa.

3. Estructuración del plan de formación de los especialistas médicos, fundamentalmente a partir del especialista en Medicina General Integral.

4. Análisis de las especialidades existentes y su fortalecimiento.

5. Ejecución y control del Plan de Desarrollo de todas las especialidades y en particular de las priorizadas. Su perfeccionamiento.

6. Perfeccionamiento de los planes y programas de estudio de las todas las especialidades médicas.

7. Revisar las "vías directas" para las especialidades llamadas "anémicas". Estudiar los criterios de los grupos nacionales.

8. Búsqueda de información sobre el estado de desarrollo de las especialidades médicas en el primer mundo.

9. Descentralización de la formación de especialistas a policlínicos y hospitales municipales, previa acreditación docente.

10. Constitución de las cátedras viajeras, a fin de llevar profesores eminentes a los policlínicos y hospitales municipales para elevar la calidad de la asistencia y la docencia médicas.

 

IV. Perfeccionamiento profesional y profesoral

Pronunciamientos:

Hoy, en la patria nueva, en la patria verdaderamente libre, los científicos, los investigadores, tienen todas las oportunidades, sobre todo, la gran oportunidad de que cada una de las cosas que realicen, cada uno de los esfuerzos que hagan, van a beneficiar directamente a su pueblo y a su patria.

Hoy tienen la satisfacción de saber que hay un gobierno revolucionario que busca la verdad, que necesita de los científicos, que necesita de los investigadores; porque es el minuto en que todas las inteligencias tienen que ponerse a trabajar, en que todos los conocimientos no son suficientes para la obra que se realiza y son necesarios más conocimientos: y así, el científico, como el artista, tiene hoy el escenario ideal donde su inteligencia y su talento pueden encontrar desarrollo pleno en busca de la verdad y del bien, porque ha entrado la patria por el sendero de la verdad, porque ha entrado la patria por el sendero de la justicia, por el camino donde no se persigue la inteligencia sino que se le estimula y se le premia: ha entrado la patria por el camino en que es necesario que todos nos pongamos a estudiar y nos pongamos a investigar, por el camino en que, no un grupo selecto, sino la juventud en masa se dedique a investigar.

[…] El futuro de nuestra patria tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia, tiene que ser un futuro de hombres de pensamiento, porque precisamente es lo que más estamos sembrando; lo que más estamos sembrando son oportunidades a la inteligencia; ya que una parte considerabilísima de nuestro pueblo no tenía acceso a la cultura, ni a la ciencia, una parte mayoritaria de nuestro pueblo. 

[…] ¡Cuántas inteligencias se habrán desperdiciado en ese olvido! ¡Cuántas inteligencias se habrán perdido! Inteligencias que hoy se incorporarán a la vida de su país; inteligencias que hoy se incorporarán a la cultura y a la ciencia.

Acto de la Sociedad Espeleológica de Cuba, en la Academia de Ciencias
La Habana, 15 de enero de 1960.

 

[…] Por eso, nosotros consideramos que el mejor sistema es aquel que le brinda la oportunidad de ir a la universidad, no al privilegio sino a la inteligencia.Y así pensamos organizar las escuelitas en los campos y así pensamos organizar los centros secundarios de enseñanza rural y así pensamos organizar las ciudades escolares, de manera que los niños más inteligentes, los más inteligentes de cada escuela, tengan oportunidad de llegar a las universidades y tengan oportunidad de escalar los lugares más destacados de nuestra cultura.

Acto de la Sociedad Espeleológica de Cuba, en la Academia de Ciencias.

La Habana, 15 de enero 1960.

 

Y el hecho de que la medicina rural se haya extendido a dos años alivia extraordinariamente esas necesidades, puesto que el número de graduados —que ha sido relativamente reducido en estos primeros años de acuerdo con el número de estudiantes universitarios que había y de acuerdo con el número de ingresos en la universidad— hace que sea necesario distribuirlos de una manera no muy racional, y al mismo tiempo poder cumplir ciertos propósitos en relación con la formación de determinadas especialidades.
Muchas veces el médico nuevo que sustituye a otro médico en un hospital en el campo, permite que ese médico pueda venir a realizar determinados estudios. Y a mayor número de médicos, podremos ir teniendo cada vez un servicio más completo en todos los órdenes de la medicina.

Acto de Graduación de 250 médicos.
La Habana, 10 de septiembre de 1964.

 

No siempre los alumnos, ni los profesores, ni los directores se preocupan por eso. No todos se preocupan por la disciplina, no todos se preocupan por la organización, no todos se preocupan de igual forma por la actitud del estudiante, por la calidad de la enseñanza, por el cuidado a la escuela y los materiales de la escuela.
[…] El éxito de nuestra Revolución, la seguridad de nuestro futuro; el éxito de nuestro socialismo dependerá en gran parte de lo que sean capaces de hacer los educadores. Y nada puede sustituir la conciencia del hombre, ningún mecanismo de orden material de ningún tipo.
[…] El joven se guía mucho por el ejemplo, y se guía más que nada por el ejemplo que le imparten sus profesores, los dirigentes de las escuelas, los trabajadores de las escuelas. […] Y yo creo, he creído siempre, y pienso que lógicamente ustedes también lo creen, en que la educación es el arma más poderosa que tiene el hombre para crear una ética, para crear una conciencia, para crear un sentido del deber, un sentido de la organización, de la disciplina, de la responsabilidad.
[…] Y siempre hemos sido partidarios de que los maestros tengan toda la autoridad que necesitan, que los profesores tengan toda la autoridad que necesitan, que la sociedad les dé esa autoridad. Pero no basta que la sociedad les dé la autoridad, cada uno de ustedes tiene que sabérsela ganar con su conducta y con su ejemplo. Cada uno de ustedes tiene que ser un militante de la exigencia en las escuelas. Y si el director no es exigente, en las reuniones del colectivo tienen que analizarlo, tienen que señalar, tienen que criticar, tienen que combatir infatigablemente todo lo que esté mal hecho en el centro de educación donde ustedes se encuentren. […] Y ustedes son los que tienen la misión sagrada, el papel fundamental en la formación de la conciencia y la ética de las futuras generaciones de cubanos.
[…] Pero para que podamos decir también: tenemos los más revolucionarios profesores, los más sólidos baluartes de la Revolución, los más conscientes. […] Y para llegar a ello tendrán ustedes que impregnarse del espíritu de nuestros obreros, del espíritu proletario, y tener espíritu proletario es luchar sin descanso contra lo que podemos llamar debilidades pequeñoburguesas…

Graduación Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech".
La Habana, 13 de julio de 1979.

 

La constitución del Destacamento es solo parte de un enorme esfuerzo en este terreno; implica desde ahora un gran esfuerzo en el desarrollo de todas las ramas de la medicina en nuestro país, de todas las ramas sin excepción; implica un mejoramiento progresivo de todos los servicios médicos en nuestro país; implica un gran esfuerzo docente, y no solo la docencia universitaria, sino la docencia de los posgraduados, la formación de los especialistas; incluso las posibilidades de estudio y de superación de los que ya podrían considerarse médicos consagrados.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo 1982.

 

La ciencia médica se desarrolla constantemente. Como resultado de la experiencia, de la investigación, surgen nuevos métodos, nuevas técnicas; nosotros tenemos que apoderarnos de esas técnicas. Esto requiere un gran esfuerzo de relaciones internacionales y de intercambios, para que nosotros digamos: qué país está más avanzado en esto, qué país está más avanzado en lo otro, y en lo otro, y en lo otro, y hacer continuos intercambios, sencillamente para que podamos ir ocupando los lugares de vanguardia en cada una de las ramas médicas. […] Porque es que el médico tiene que ver con la vida humana, la salud humana; sobre el médico cae la inmensa, la infinita responsabilidad de cuidar la vida de los seres humanos: de un niño, de un anciano, de un joven, de un adulto, de una mujer, de un hombre, que se pone en sus manos para aliviar un dolor, para aliviar una enfermedad o para preservar la vida.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Esto implica también un gran esfuerzo de superación por parte de los propios profesores, porque en manos de ustedes está el éxito que nosotros podamos alcanzar; en la superación de ustedes, no solo como profesores, sino como médicos que participan en la asistencia, como profesionales eminentes llamados a sentar pautas en nuestros hospitales, llamados a elevar la calidad de la asistencia. Porque cuando hablamos de superación de los miles de profesores de ciencias médicas, estamos hablando también de la superación de nuestra asistencia médica.
[…] En ese doble sentido tiene una enorme importancia la superación de los profesores. Como también tenemos que preocuparnos mucho en el futuro con la superación de los médicos aunque no sean profesores, y tendremos que establecer sistemas de perfeccionamiento para nuestros médicos... Y nosotros debemos crear los mecanismos para alcanzar estos objetivos.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.


Por eso se exige… una gran preparación de nuestros profesores, una gran preparación de nuestros médicos. La combinación de la docencia, la investigación, la asistencia. Yo creo que todas esas realidades deben de indicarnos la necesidad de alcanzar un máximo de preparación, para llegar a tener un colectivo de profesores, de médicos y de investigadores de altísima calidad. Está en nuestras manos, si nos lo proponemos lo logramos.
[…] Yo parto del principio de que los médicos no nos van a sobrar. […] Y desde luego, una de las cosas esenciales es la calidad de la enseñanza.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Ese privilegio no lo tienen ni los millonarios en los países capitalistas, de modo que nosotros estamos masificando servicios que no los tienen ni los multimillonarios en los países capitalistas desarrollados.
Avanzan nuestros programas de investigaciones científicas. Se están terminando este año dos fábricas para la producción de equipos médicos, una en Santiago de Cuba y otra en La Habana; nuestro Centro de Ingeniería Genética, nuestro Centro de Inmunoensayo y otros centros marchan a excelente ritmo. Creo que realmente podemos sentirnos satisfechos, orgullosos, de estos avances. Y creo que lo más importante no son estas edificaciones, no son esos excelentes y sofisticados equipos; lo más importante son los hombres y mujeres consagrados a la salud de nuestro pueblo. La clave está en ellos. La clave está en ellos, y sé cómo han respondido al llamado de la Revolución.


Inauguración del Hospital "Julio Trigo".
La Habana, 5 de septiembre de 1987.

 

No se puede comparar la educación superior del capitalismo con la nuestra, el concepto de la investigación vinculada a la docencia, los equipos que tienen, la asociación que tienen con todas las actividades productivas y los servicios del país. Todos los hospitales convertidos en hospitales docentes, y casi todos los policlínicos convertidos en docentes. Docente era solo el «Calixto García», los estudiantes tenían oportunidad de practicar con los que se iban a morir allí; porque es que ni medicina tenía, es la realidad, un hospital docente, y hoy toda la salud del país es docente: los policlínicos, las escuelas en las montañas. […] En Cuba no había investigación científica, y los centros de investigación científica en este país digo yo hoy que son una promesa para Cuba, son una esperanza para nuestro país. Les digo que tenemos científicos eminentes, excelentes, con una consagración; hombres y mujeres a los que no se les podría pagar con todo el dinero del mundo, y ahí trabajan en esos centros con un modesto sueldo.

Clausura del IV Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria.
La Habana, 20 de diciembre de 1990.

 

Porque un médico que se gradúe hoy y no estudie más, dentro de diez años es un médico práctico peligroso, un médico práctico ignorante…; por tanto estudio y trabajo con el médico, hay que irlo educando… No hay más que asomarse a las puertas de la tecnología y la ciencia contemporáneas para preguntarnos si es posible vivir y conocer ese mundo del futuro sin un enorme caudal de preparación y conocimientos.

Clausura Cuarto Congreso de Educación Superior.
La Habana, 6 de febrero de 2004.

 

Crear capital humano que no se agota…sabrán mucho más y se habrán multiplicado cuando reciban sus títulos, se habrán multiplicado otra vez cuando dominen una especialidad, se habrán multiplicado cuando hayan cumplido una, dos o las misiones internacionalistas que sean necesarias; se habrán multiplicado cuando tengan una maestría o un doctorado, como en un futuro no lejano lo tendrán ya masivamente nuestro médicos.

Acto de entrega Premio Internacional "José Martí" de la UNESCO a Hugo Chávez Frías.
La Habana, 3 de febrero de 2006.

 

Vamos a exigir conocimientos, calidad; esto hay que asociarlo a la superación. Sí, habrá salarios más honorables, pero deberán cumplirse los requisitos de preparación y de conocimientos necesarios. Se va utilizar también como parámetros, para que todo el mundo se vaya ya superando,… aunque hay muchos para lo que no será necesario,… ¡solo pediremos calificación!

Intervención Especial en la Televisión Cubana.
La Habana, 17 de marzo de 2005.

Ideas básicas:

- Si queremos ser una potencia médica, lo tenemos que ser primero en la superación de los profesores, el estudio y en la transmisión de las mejores experiencias.

- Preparación del personal para el manejo de nuevas tecnologías: terapia intensiva, ultrasonido diagnóstico, tomografía axial computarizada, así como en el manejo de la computación y el idioma inglés.

- Creación de un instituto superior de medicina, o de una facultad de superación médica. Una instalación con todas las facilidades: especie de año sabático; para que los especialistas con años de graduados se puedan poner al día científica y técnicamente, dedicados exclusivamente a estudiar, para que no se desactualicen.

- No podemos descansar hasta resolver esta institución de superación profesional y profesoral.

- Debemos tener una reserva de 5 000 médicos a estudiar, todos los años.

- Superación de los profesores, no solo como profesores sino como médicos que participan en la asistencia; lo que garantizará el incremento de la calidad de nuestra asistencia médica.

- Superación también de los médicos no profesores. Establecer sistemas de perfeccionamiento profesional. Crear los mecanismos para alcanzar estos objetivos.

 

Idea integradora:

El desarrollo del sistema nacional de salud depende, en gran medida, de la calidad de la formación y superación de su capital humano, mediante:

- La creación de un centro nacional que estructure y desarrolle un sistema de superación profesional y profesoral en el sistema nacional de salud.

- La garantía de la formación y desarrollo profesoral en educación médica.

- La creación de las bases para el desarrollo de estudios sabáticos en: maestrías, doctorados, confección de libros, superación profesional, entre otras.

- La jerarquización del desarrollo profesional en las tecnologías médicas «de punta», la informática de salud y la superación idiomática, especialmente idioma inglés.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 10 actividades principales:

1. Constitución del Centro Nacional de Perfeccionamiento Médico como centro para el perfeccionamiento profesional y profesoral.

2. Desarrollo de dicho Centro con su fusión con la Facultad de Salud Pública en una nueva institución: la Escuela Nacional de Salud Pública.

3. Establecimiento y desarrollo de un sistema de perfeccionamiento profesional que asegure el reciclaje mediante diferentes actividades posgraduales, la rotación por los servicios de salud y los estudios sabáticos.

4. Establecimiento y desarrollo de un sistema de formación y perfeccionamiento profesoral, didáctico pedagógico y especializado.

5. Garantía de la preparación del personal en cuanto al manejo de las nuevas tecnologías médicas e informáticas.

6. Perfeccionamiento y desarrollo del sistema de créditos académicos posgraduales, como base del desarrollo profesional.

7. Garantía de la identificación de las necesidades de aprendizaje como base para la organización del reciclaje profesional.

8. Fortalecimiento y sistematización de la evaluación de la competencia y desempeño profesional, como elemento que certifique la calidad de los recursos humanos en salud y su nivel de actualización científica.

9. Desarrollo de la universidad virtual de la salud.

10. Consolidación y desarrollo de los medios de enseñanza en la educación médica y en particular los medios audiovisuales, software educacionales y multimedia.

 

V. Literatura docente e información científica

Pronunciamientos:

Claro yo comprendo que en la situación absurda que teníamos, no quedaba más remedio que acudir a las notas, puesto que, señores, no había suficientes libros de textos o no había textos.. [...] Luego, había otra cosa absurda: los textos había de devolverlos, tenían que ser devueltos a fin de año. Se supone que el texto con que uno estudia tiene que formar parte de los primeros libros de la biblioteca particular de cada profesional.

[…] Por eso uno de los primeros pasos que dimos fue coordinar con el Ministerio de Cultura para garantizar los libros de los estudiantes de Medicina... [...]... Y se adoptó el criterio de vender los libros... [...]... Pero empezamos por resolver los problemas de los libros. Realmente no concibo una facultad de medicina sin libros, ¡es inconcebible! Y nos dimos a la tarea de resolver ese problema, para que tengan los textos.

[…] Claro está que hay que trabajar mucho en ese orden, y aquí ya se señaló la importancia, a la vez que la capacidad con que contamos para redactar esos libros por parte de profesores individuales o de colectivos de profesores. Ese es otro campo en que tenemos que hacer un esfuerzo grande, para hacer buenos libros de texto... Esto no significa renunciar a otros libros... no debemos estar con chovinismos en estas cosas, y donde aparezca un libro de óptima calidad, que podamos traducirlo y podamos imprimirlo, lo traducimos y lo imprimimos...puede ser que en ocasiones usemos textos escritos en otros lugares y, sobre todo, siempre necesitaremos textos clásicos para consultas, ¡los necesitaremos!

[…] Porque todo lo que tiene que ver con la información y las posibilidades de información de estudiantes, de profesores, de médicos, es fundamental. Y en esa dirección se está trabajando. [...] Es decir, que vamos a tener la biblioteca de ciencia y técnica y vamos a tener el centro de información para la medicina.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

Se aprobó por el Ministerio de Salud Pública la creación de la Editorial de Ciencias Médicas, que debe dar respuesta a la necesidad de publicaciones científicas, relacionadas con las ciencias médicas en el país... Se aprobó un marco...para la compra de libros en el área capitalista, dedicados a bibliotecas, reimpresiones y adquisición de estos para la venta a especialistas y residentes de aquellas especialidades que por su número reducido de profesionales no justifica una edición nacional. Pero se va a trabajar en esto y se le va a prestar mucha atención en lo relacionado a los libros de texto, de consulta, etcétera.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Se ha señalado la extraordinaria importancia de los textos cubanos, incluso se dijo, con muy buen juicio, que se está desarrollando toda una nueva experiencia que debe recogerse; la importancia del trabajo de los colectivos de autores; la idea de desarrollar concursos de conocimientos; la necesidad de la máxima calidad en la promoción, la importancia del trabajo a nivel de brigada y a nivel de base; la importancia de la bibliografía, no solo la de autores cubanos, sino también la de autores extranjeros, muchos de los cuales tienen reconocida e indiscutible autoridad en la materia, y nosotros debemos tratar de beneficiamos no solo de nuestra experiencia, sino de la experiencia de todo el mundo, tomando en cuenta, desde luego, las condiciones en que se desarrolla la medicina en muchos países, y sin estar promoviendo que las embarazadas fumen, porque un libro de texto, famoso y bueno en otros aspectos, señale eso.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Las dificultades en la distribución de libros, que parece que también existen en la distribución de revistas.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Se hizo un esfuerzo también para dotar de libros no ya solo a los estudiantes sino también a los médicos, que estaban carentes de muchos textos. Se hicieron importaciones de libros, que se vendieron, además, baratos…Porque los libros son carísimos, de ahí la necesidad de que el Ministerio de Cultura colabore con nosotros en la noble tarea de imprimir los libros que necesitamos, que no se trata, ni mucho menos, de un acto ilegal, sino de un legítimo acto de la internacionalización de los conocimientos médicos. Si usted los va a comprar, no alcanzaría el dinero de este país para comprar todos esos libros.

Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas.
La Habana, 5 de mayo de 1984.

 

Se trabaja en todo lo relacionado con las impresiones de libros de texto, libros para especialistas, en todas las ediciones que necesitan los médicos, para su información, cosa muy necesaria; cuando son masivos los usuarios hay que tener verdaderos centros de información donde puedan obtener toda la información requerida.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

Ideas básicas:

- Existe déficit de libros tanto de texto, como para profesores y para las especialidades.

- Cada estudiante debe formar su biblioteca particular. Debe haber la compra los libros ¡No préstamo y recogida!

- ¡No concibo una Facultad de Medicina sin libros de texto!

- Creación de la Editorial de Ciencias Médicas para dar respuesta a la necesidad de publicaciones científicas.

- Hay que crear una biblioteca especial, un centro de información científica dedicado a la Medicina: libros, textos, revistas, copias de artículos. ¡No podemos descansar hasta resolver este problema!

- Hay capacidad suficiente para redactar libros de texto: ya sea por un autor individual o a través de colectivos de autores. Hay que hacer buenos libros.

- No renunciar a otros libros de calidad que podamos traducir e imprimir o usemos libros de texto de otros lugares. Siempre necesitaremos textos clásicos para consulta.

- Hay que garantizar la información científica para estudiantes, profesores y médicos; así como el dominio de las técnicas de informatización. Crear centros de información para la Medicina.

- Contar con información fresca de la Medicina y de la formación médica mundial y de las especialidades. Hay que reunir información extraordinaria sobre el estado de salud del mundo, por ejemplo medicina tropical.

 

Idea integradora:

Hay que desarrollar los recursos humanos en el sistema nacional de salud, mediante:

- El aseguramiento de la literatura docente, complementaria y de consulta, necesarias para la carrera de Medicina y cada una de las especialidades médicas.

- Aseguramiento de informaciones científico-técnicas, artículos científicos, revistas científicas, tanto impresas como digitalizadas necesarios para la superación profesional y profesoral.

- Fomento de la creación de colectivos de autores cubanos, para la confección de libros de texto y de consultas.

- Desarrollo de los medios audiovisuales e informáticos requeridos para la formación y superación del personal.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 14 actividades principales:

1. Creación Editorial Ciencias Médicas para dar respuesta a la necesidad de publicaciones científicas de las Ciencias de la Salud.

2. Garantía de libros de texto a los estudiantes. Venderlos para que conformen su biblioteca particular.

3. Garantía de los libros para las especialidades.

4. Garantía de los libros de texto, especialidades y de consulta para las bibliotecas de los Centros de Educación Médica Superior.

5. Garantía de libros para los profesores. Compra de libros.

6. Que el Centro Nacional de Información Científica y la Biblioteca Médica Nacional garanticen la información científico-técnica que requiere el sistema nacional de salud.

7. Creación y desarrollo de la red de centros provinciales y municipales de información científica.

8. Fortalecimiento y desarrollo de los colectivos de autores de libros de texto

9. Fomento también de autores individuales de libros científicos.

10. Desarrollo de INFOMED. Fortalecimiento del trabajo en todos los territorios y centros de educación médica superior.

11. Garantía del acceso a Internet en todos los centros de educación médica superior.

12. Fortalecimiento e incremento de los laboratorios de computación en todas las facultades de medicina y filiales del país.

13. Fortalecimiento e incremento de los puntos de presencia para estudiantes, residentes, profesionales, profesores, tanto en las facultades como en los centros municipales y provinciales de información científica.

14. Aseguramiento del desarrollo de los medios audiovisuales e informáticos en la red de centros de educación médica superior.

 

VI. Organización y dirección de la facultad y salud

Pronunciamientos:

Y esa masa ya significará un aporte año por año y una conciencia firme, limpia, de médicos que trabajen, que los sueldos que tienen los ganen trabajando, de médicos despojados de todo sentido egoísta y mercantilista. Que el pueblo puede pagar perfectamente bien a sus médicos, con lo que necesitan y más de lo que necesitan. ¡Y el pueblo remunera bien a los médicos! Ese contingente irá creando un espíritu que se opondrá a ese espíritu egoísta, o a los restos del espíritu egoísta, acomodaticio, que aun quedan, de médicos que cobran un sueldo muy alto y no van nada más que una hora —que los hay…— ese espíritu que tiende a corromper al estudiante, ¡incluso al estudiante! ¿Por qué esa práctica de tomar a un estudiante como ayudante para realizar determinadas operaciones, cobrarlas y darle algo, o de emplear como médicos a estudiantes, que algunas cliniquitas privadas practicaban? Y nosotros, discutiendo con los compañeros de la Escuela de Medicina, les dijimos: es necesario, cueste lo que cueste —fíjense bien: ¡Cueste lo que cueste!—, ponerles fin a esas prácticas, ¡cueste lo que cueste! […] Entonces nosotros planteamos: al compañero que esté hoy trabajando en eso, le damos otro trabajo, o lo becamos y ayudamos a su familia; pero por una vía o por otra tenemos que resolver ese problema del estudiante trabajando, porque ya empezaban, incluso, a corromper al estudiante, a pagarle 100, 200 y 300 pesos…. Si ya antes de graduarse, ni de hacer medicina rural, ni de sacar título... Eso era, realmente, una práctica que iba contra la moral que se debe formar en los estudiantes precisamente, que tendía a la corrupción del estudiante.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Entonces, se tomó el acuerdo de subvencionar a todos esos estudiantes que estuvieran trabajando para que desde ese momento, en la Universidad de La Habana, el estudiante de medicina fuese estudiante de tiempo completo. No se hizo esa práctica en los de primer año, es decir, en los que ingresan ahora. […] Ya nuestro pueblo puede tener la seguridad de que todos los jóvenes que están estudiando en la Facultad de Medicina están estudiando tiempo completo, y que vamos a crear, a formar médicos, en cantidades masivas, mucho mejores, ¡mucho mejores! Y entendemos que ese es un deber que tiene la Revolución con el pueblo.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Porque sabemos que esto significa salud para nuestro pueblo, porque sabemos que esto significa elevar el promedio de vida de cada ciudadano de nuestra patria; porque sabemos que esto significa, unido a todo el resto del trabajo revolucionario, el aumento de la producción de nuestro pueblo, la creación de las condiciones no solo para combatir las enfermedades, sino para prevenirlas. Porque en el futuro tendremos cada día más médicos, y cada día menos enfermos.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Y así, de nuevo arremete la Revolución contra las enfermedades y se dispone a salvar miles de vidas del tétanos, de la difteria y de la tosferina, que son otras tantas enfermedades que sacrifican a miles de niños todos los años, y que puede contraer cualquier niño de cualquier familia. ¿Cómo? Previniendo a través de la vacunación esos tipos de enfermedades. Y así iremos combatiendo enfermedad por enfermedad, así iremos disminuyendo el número de epidemias, el número de muertes, el número de víctimas. Y así se irá cumpliendo ese gran propósito: ir pasando de la medicina terapéutica a la preventiva, es decir, evitar que se enfermen los ciudadanos.
Y ha de ser brillante el porvenir de nuestro pueblo, brillante la salud de nuestro pueblo, cuando, por un lado, combatimos las enfermedades, disminuimos sus víctimas, luchamos contra ellas hasta hacerlas desaparecer; y, por otro lado, contingentes de jóvenes entusiastas, que son esperanzas de la patria, forjadores de la salud de nuestro pueblo, salvadores de vidas, entran en una institución como esta.

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

La Revolución ha creado condiciones en realidad muy favorables para el ejercicio de esta humanitaria profesión. En realidad hay notables cambios en las circunstancias que esperan al graduado de medicina en los tiempos actuales… […] Y actualmente se distribuye el personal médico de acuerdo con las necesidades y se hace cada vez una distribución más equitativa, y se tiende hacia esa política de brindar todos los servicios, aun los más especializados, en todas las regiones del país. […] Y sobre todo, más importante que el número total de médicos, es la distribución, puesto que un número considerable de estos médicos presta servicios hoy día en regiones donde no existían ni médicos ni hospitales. Tal es el caso del servicio médico rural, que es uno de los más valiosos, una de las más valiosas creaciones de nuestra medicina revolucionaria, con 45 hospitales nuevos y más de 100 dispensarios.

Acto de Graduación de 250 médicos.
La Habana, 10 de septiembre de 1964.

Unos se marchan y otros ingresan; unos se marchan y se inscriben en una lista, y más de 400 nuevos médicos —que empezaron a estudiar con la Revolución— se graduarán, médicos y estomatólogos, se graduarán el día 14 en el Turquino en otra extraordinariamente simbólica y revolucionaria graduación. Es que unos van cuesta abajo por el camino de la vida, sin principios, desmoralizados, y otros van cuesta arriba. Y lo importante es que los que marchan cuesta arriba no solo son muchos más, sino que son mucho mejores que los que marchan cuesta abajo.

Inauguración del Hospital "Vladimir Ilich Lenin".
Holguín, 7 de noviembre de 1965.

 

Y en realidad en un momento como hoy, que es un momento de triunfo de nuestra medicina, no solo en su aspecto científico, que incuestionablemente es magnífico… y que han estudiado en condiciones incomparablemente mejores que antes, con un rigor, una disciplina y una moral que jamás se conoció en nuestra universidad. […] Por eso digo que hoy es un día de triunfo para nuestra medicina, para nuestra universidad. Y tiene que ser necesariamente un día de honda satisfacción para todos los que han contribuido a eso, porque hoy puede decirse que vale la pena ser profesor de una escuela o de una facultad que produzca tales hombres. Y es un orgullo salir con un título de esa facultad, y es un orgullo pertenecer a ese contingente, a esa generación que en el día de hoy se gradúa.
[…] El juramento de los estudiantes graduados, su contenido revolucionario internacionalista, todo esto tiene que dolerles mucho. […] Y este ascenso al Turquino de nuestros estudiantes, de nuestros profesores, de todos nosotros, entraña un símbolo, y es el símbolo de que el espíritu que nos trajo a estas montañas, el espíritu que nos llevó a estas montañas, es hoy como ayer, y será siempre, nuestro espíritu, ¡el espíritu de nuestra Revolución!

Acto de Graduación en el Pico Cuba, Sierra Maestra.
Granma, 14 de noviembre de 1965.

 

Digo que nuestro esfuerzo fundamental en los próximos años es de orden cualitativo, cualitativo en todos los sentidos.
Cualitativo en el contenido de la enseñanza y en la calidad de la enseñanza, cualitativo en la organización, cualitativo en la formación de la personalidad y la conciencia de los estudiantes, cualitativo en la disciplina, cualitativo en el cumplimiento de los deberes de los cuadros de la educación, de los directores, de los dirigentes, de los jefes de cátedra, de los profesores y de los trabajadores todos de la educación.

Graduación del Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech".
La Habana, 13 de julio de 1979.


Les decía que estamos desarrollando una facultad de medicina en cada provincia, que nos hace falta un análisis de cómo está la formación médica. No le pedimos esa tarea al MINSAP, se lo pedimos al sector de la educación: cómo se están formando nuestros médicos, cuál es la calidad de formación de nuestros médicos y qué hay que hacer para superar cualquier deficiencia de las que existen. Se ha conversado con cientos de profesores, médicos y tendremos que estudiar muchas cosas; si es bueno o no el rotatorio, si es bueno o no el internado vertical; si debemos formar un medico excesivamente especializado; y hasta que punto debemos especializar o tener conocimientos generales.

Clausura del V Congreso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud.
Camagüey, 9 de diciembre de 1981.

 

Pero si hay que defender el principio de tener un médico con sólidos conocimientos básicos y un médico que no tenga un perfil tan estrecho, que después no puede enfrentarse a muchos problemas que en la vida tiene que afrontar, sobre todo cuando viaja al extranjero y tiene que ir a un país como Angola, Nicaragua, Irak, Libia y muchos otros.

Reunión para constituir el I Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 6 de enero de 1982.

 

Por eso se exige… La combinación de la docencia, la investigación, la asistencia. Yo creo que todas esas realidades deben de indicarnos la necesidad de alcanzar un máximo de preparación, para llegar a tener un colectivo de profesores, de médicos y de investigadores de altísima calidad. Está en nuestras manos, si nos lo proponemos lo logramos.
[…] Yo parto del principio de que los médicos no nos van a sobrar. […] Y desde luego, una de las cosas esenciales es la calidad de la enseñanza.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

El programa del médico de la familia es un modelo de atención comunitario estructurado, que responde a las necesidades de contar con un médico nuevo que pudiera comprender, integrar, controlar y coordinar el cuidado de la salud del individuo y de su familia, considerado dentro del contexto de sus miembros y relaciones con la comunidad en que viven y con la sociedad a que le pertenecen. Ese médico practica una medicina científica y humanista, tiene una profunda orientación social, se relaciona con la comunidad de forma activa, influyendo y participando en la modificación de los problemas que afectan el medio ambiente. […] Nosotros con nuestra medicina no solo somos capaces de defendernos, sino que somos capaces también de ayudar a otros países. […] Los índices de salud siguen mejorando, estamos en primer lugar entre todos los países del Tercer Mundo, y estamos por encima de unos cuantos países desarrollados. […] Y yo no tengo la menor duda de que contando con los factores humanos con que contamos… contando con nuestros estudiantes, contando con nuestros trabajadores internacionalistas, no hay en el campo de la salud ninguna meta que nosotros no seamos capaces de alcanzar. […] Esto será fuente de seguridad, de tranquilidad, de bienestar para nuestro pueblo, y será fuente de orgullo para nuestra patria, cuyo prestigio en el campo de la salud crece día a día.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

Podremos tener un médico en cada escuela, en cada fábrica, en cada comunidad campesina, en cada centro de campismo o de obreros agrícolas, pero, además, podremos tener miles de médicos atendiendo a grupos de familias; el médico será algo más que alguien que atiende a uno que se enfermó y fue al hospital, sino que tendrá un papel especial en la medicina preventiva, en la lucha por la higiene, en la lucha contra la obesidad, el sedentarismo; en fin, serán guardianes de la salud.

Claustro Nacional de Ciencias Médicas.
La Habana, 16 de abril de 1983.

 

En el área de la salud, que abarca no solo a los niños, a las madres, sino a toda la población, nosotros nos guiamos, desde el principio, por un número de criterios fundamentales: el primero, priorizar la salud pública como uno de los servicios vitales para la sociedad humana. Además, es lo que más aprecia el pueblo. Yo no me explico cómo los políticos no entienden que el servicio que más aprecia el pueblo es el de la salud pública; es el número uno en todas partes. El segundo, la educación. Son dos cosas que la familia, el pueblo aprecian extraordinariamente.
Es decir que nosotros empezamos por priorizar los servicios de la salud pública. Segundo, extenderlo a todo el país, creando, en ese plan de extensión, el servicio médico rural, desde los primeros años de la Revolución. Tercero, la prestación gratuita de los servicios de salud a todo el pueblo, incluyendo los medicamentos que se consumen en los hospitales. Eso creó la oportunidad y la posibilidad a toda la población de recibir los servicios médicos. Desde entonces hemos luchado incesantemente por su calidad.
Cuarto, lo que mencioné anteriormente cuando expliqué los factores que influyeron en los índices actuales de salud infantil y materna: la participación de las masas en los programas de salud.
Quinto, el concepto de la importancia de la medicina preventiva. Sexto, desarrollar en los médicos y demás trabajadores de la salud un elevado espíritu de solidaridad y una profunda conciencia del valor social y humano de su actividad».

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba ´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Como resultado de nuestros esfuerzos, hoy contamos con 396 policlínicos, que forman la red fundamental de asistencia primaria, antes de la Revolución no existía uno solo; el país contaba con 97 hospitales, hoy dispone de 263; no existía ningún hospital rural, hoy tenemos 54; de tres hospitales pediátricos, la cifra se ha elevado a 27; no había ningún hogar materno, hoy tenemos 85; no había ninguna clínica estomatológica, hoy tenemos 143. Pero no solo servicios médicos, los servicios estomatológicos se prestan gratuitamente a la población. Antes había un banco de sangre, ahora hay 24. Están, además, los laboratorios de higiene y epidemiología, numerosos laboratorios de prótesis dental y ortopédica y una serie de unidades de salud, que en total suman más de 1 500.
Antes existía una facultad de medicina situada en la capital del país, ahora hay 18 —cada provincia tiene su facultad de medicina, algunas tienen dos y La Habana tiene cinco, que les proporcionó a todas la posibilidad de formar sus médicos y especialistas—; una facultad de estomatología, ahora hay cuatro; seis escuelas de nivel medio y enfermería, hoy hay 64; cuatro hospitales con áreas docentes, hoy hay 99; antes el 63 % de los médicos y el 62 % de las camas estaban en la capital de la república, ahora es al revés —sin quitarle una cama ni un médico a La Habana, al contrario, aumentándolos, pero desarrollando la salud pública en el resto de la nación— más del 60 % de los médicos y de las camas de asistencia están en el interior del país. Es un cambio notable, y me imagino que ese problema de la concentración de los médicos y de las camas en las capitales, afecta a muchos países del mundo.
El presupuesto de salud pública era, cuando triunfa la Revolución, 21 millones de pesos… hoy se invierten 668 millones y crece cada año…hoy se invierten 66 pesos 80 centavos…Es doloroso que en un mundo donde se invierten 900 000 millones de dólares en armas, mueran cada año millones de niños en el mundo porque no tienen los cinco dólares que cuesta el plan de vacunación que mencionó el señor Grant.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

El principio es que el ciudadano en el futuro estará atendido no solo por la red de policlínicos y la red de hospitales generales y especializados, sino que además allí donde reside tendrá un médico, allí donde trabaja tendrá un médico, allí donde estudian los muchachos tendrá un médico. Estos médicos se especializarán, fundamentalmente, en la Medicina General Integral. De los 65 000 médicos que tendremos dentro de 15 años, es decir, a principios del año 2000, no falta tanto, 25 000 trabajarán en esta actividad. De modo que tendremos unos 30 000 en la red, 25 000 en la comunidad, calculamos 10 000 trabajando en el exterior, y aun así faltarán 10 000 todavía para poder cumplir el propósito de darle a todo médico, cada siete años, un año libre retribuido para el estudio.
[…] Como resumen, debo decir que la experiencia de Cuba, la Revolución Cubana ha realizado algunos aportes a la solución de los problemas de la salud; a mi juicio, creo que los más importantes son los siguientes:
Primero, el servicio médico rural, este es uno de los aportes de la Revolución; segundo, la selección rigurosa del personal médico, creo que en ninguna parte se escoge hoy día el personal para la medicina con el rigor con que se escoge en nuestro país; tercero, la extensión de la docencia a todos los hospitales del país. Esta es una nueva idea, antes se escogía uno, dos, tres hospitales. Hemos descubierto que cuando los hospitales se hacen docentes, la asistencia mejora y los médicos se preparan, estudian y se convierten en profesores, si no en todas, en un importante grupo de materias y especialidades. Nosotros la hemos extendido hasta los hospitales municipales, y la vamos a llevar hasta los hospitales rurales.

Apertura del Congreso de Pediatría Cuba´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Nosotros gustosamente estamos dispuestos a compartir nuestras experiencias con los médicos latinoamericanos, con los médicos del hemisferio, todos, incluso canadienses, norteamericanos, que son países altamente industrializados…Nuestros éxitos, nuestros modestos logros los ponemos a disposición de ustedes, y a la vez aspiramos a recibir de ustedes sus experiencias y valiosos conocimientos.

Apertura de los Congresos de Pediatría Cuba´84.
La Habana, 11 de noviembre de 1984.

 

Seguirá el programa del médico de la familia, tienen prioridad los que atienden a la comunidad y está contemplado también llevarlos a los centros de trabajo, a todos los círculos, a todas las escuelas, dondequiera que esté la población; pero, ahora estamos combinando. Alcanzar el 75 % es una cifra alta, muy alta, porque en apenas cinco años vamos a alcanzar esa cifra. Hace cinco años teníamos 10 médicos de familia en la capital y ahora tenemos más de 2 000.
Naturalmente que esto va a colocar a la población de nuestro país…en una población privilegiada en cuanto a servicios médicos. Podrá decir entonces que tiene de verdad los mejores servicios médicos del mundo… Ya lo vamos teniendo, y se aprecia en los índices de salud. Nosotros fuimos los primeros en desarrollar esta idea del médico de la familia en la atención primaria. Como eso lo complementamos con la red de policlínicos, como eso lo complementamos en otro nivel con los clínico-quirúrgicos y los hospitales especializados, en definitiva, tendremos una atención óptima desde la base, desde el niño que nace hasta el anciano. Todo esto se complementa también con algunas ideas en desarrollo como son, por ejemplo, los clubes de abuelos, algo nuevo también.

Inauguración de siete Obras de la Salud en La Habana del Este.
La Habana, 19 de julio de 1989.

Decía cómo se trataba de toda una concepción de la atención médica; no solo están las instituciones médicas, están los centros de investigación, que van obteniendo importantes logros… En este momento nuestro país posee, y es el único país del mundo que la posee, la vacuna contra la meningitis meningocócica tipo B…Los centros de investigación están laborando en este campo mucho. Las fábricas de la industria mecánica y la electrónica están trabajando en el desarrollo de nuevos equipamientos para nuestros servicios médicos, realmente marchamos por el camino de convertirnos en una potencia médica.

Inauguración de siete Obras de la Salud en La Habana del Este.
La Habana, 19 de julio de 1989.

 

Sí, seremos una potencia médica. Ya no queda más remedio que ser una potencia médica, no por lo que se haya dicho, sino por lo que se ha hecho; ya eso nos conduce a ese sitial de potencia médica.
[…] Nosotros hemos vivido esta experiencia, no lo hemos leído en un libro de cuentos, ni en una historia de hadas. Lo hemos vivido y lo estamos viviendo en la obra de la Revolución, en el trabajo diario de cada uno de nuestros compatriotas. ¡Tiempo al tiempo, y veremos cómo unos tras otros cumpliremos todos nuestros programas!
[…] Tiempo al tiempo, y veremos toda la experiencia acumulada de nuestro pueblo; porque hoy hay pocos pueblos en el mundo que tienen la experiencia del nuestro, dígase lo que se diga, a pesar de que nuestra Revolución es joven. ¡Y pocos pueblos del mundo tienen el nivel de unidad que tiene el nuestro, y de conciencia política que tiene el nuestro, y de espíritu revolucionario que tiene el nuestro, y de espíritu internacionalista que tiene el nuestro!

Inauguración de siete Obras de la Salud en La Habana del Este.
La Habana, 19 de julio de 1989.

 

Los éxitos de la salud de que habló Teja, hay que asociarlos, desde luego, a la presencia de ese personal humano y a su capacidad; pero se pudieran medir mejor si recordamos que al triunfo de la Revolución había 6 000 médicos, que muchos no tenían trabajo y que 3 000 se marcharon; nos quedaron 3 000 médicos. Ahora por cada uno de los que se fueron hay 17 y tenemos, además, miles de alumnos en las facultades.
Nosotros tenemos una facultad de medicina por provincia, ese fue otro programa; en la capital hay varias, por eso son alrededor de 20 o 21 las facultades de medicina con que contamos. Claro, ahora las utilizamos principalmente en la formación de licenciadas en enfermería, puesto que ya hemos tenido que reducir el número de ingresos de medicina en las facultades; pero están ingresando alrededor de 2 500 por año. Hemos ido reduciendo, en cierto momento ingresaban más del doble, y hasta ahora no nos han sobrado los médicos. El problema con los médicos es que no hay quién los retire. A un general de división, de ejército, de lo que sea, se le puede retirar; pero a un médico no se le puede retirar, un médico no se retira nunca.

Inauguración de la Planta de Vacunas del Instituto "Carlos J. Finlay".
La Habana, 3 de diciembre de 1993.

Por eso hoy nuestro país es el que más médicos tiene por amplio margen, y buenos médicos, con buenos programas, y presentes en los hospitales y en los policlínicos desde los primeros años; por eso tenemos alrededor de 30 000 médicos de la familia, prácticamente todos los que se necesitan, y una reserva de médicos…Reserva de médicos por si alguien se enferma, o para que puedan estudiar los demás. […] Es la ventaja de tener esa tremenda reserva de médicos que tenemos y que no la tiene ningún otro país y no solo una reserva numerosa de médicos, sino una reserva de hombres y mujeres de gran calidad humana, política y revolucionaria, que es lo que más nos importa.

Conmemoración XXXV Aniversario de la Campaña de Alfabetización.
La Habana, 22 de diciembre de 1996.

 

Creo que un papel importante han jugado también los médicos, los trabajadores de la salud en general, a pesar de las escaseces de recursos. Los medicamentos han escaseado, ahora un poquitico menos, según la cifra; hubo un momento en que faltaron de todo el recetario casi 500, ya lo habían reducido a alrededor de trescientos ochenta y tantos....También en condiciones difíciles han hecho un esfuerzo, aunque pudiera hacerse mucho más. El factor humano ahí puede dar más, sobre todo en la atención de los hospitales, no solo hacen falta recursos, hacen falta esfuerzos mayores para resolver algunos de estos problemas que ocasionan quejas en la población». […] Como no se ha cerrado un solo círculo, una sola escuela se abren nuevas porque hacen falta, hay más alumnos-, ni un solo hospital, ni un policlínico; hay nuevas consultas del Médico de Familia en escuelas, fábricas, en los barrios, en todas partes: el 95 % de la población recibe ya la atención del Médico de Familia.

Informe Central al V Congreso del Partido Comunista de Cuba.
La Habana, 8 de octubre de 1997.

 

Resultaba más económico el médico de la familia, por los gastos que ahorraba en hospitales, era mucho más cómodo para la gente. Perfeccionamos los policlínicos; pero después convertimos a los policlínicos en facultades universitarias, porque todos aquellos médicos de la familia tenían que hacer la especialidad, después de un año tenían que empezar la especialidad de 3 años, compartiendo el estudio con el trabajo para ser especialista en Medicina General Integral.

Clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria.
La Habana, 28 de noviembre de 1997.

 

Unos hicieron el juramento de Hipócrates y otros hicieron el juramento de hipócritas. Los que hicieron el juramento verdadero y entendieron su misión como una misión sagrada, esos ni se marcharon ni se marcharán nunca. Con esos tenemos que resolver el problema… Los hombres que en medio de una sociedad de corrupción y de egoísmo permanecieron puros, pueden servir de semilla y de maestros.
[…] ¿Qué debemos hacer? Seguir adelante, y resolver los problemas para siempre… ¿Qué es lo que compensa ante nuestro pueblo, qué es lo que compensa ante nuestros sentimientos de revolucionarios… Esto: esta masa nueva, este contingente que empieza a estudiar, y la masa actual bastante depurada de los actuales estudiantes universitarios…. Yo puedo decir y puedo asegurar que nuestro país cuenta hoy en la Escuela de Medicina con una formidable masa de buenos estudiantes y de estudiantes revolucionarios.

Conmemoración del 40 Aniversario del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 2002.

 

Y así iremos combatiendo enfermedad por enfermedad, así iremos disminuyendo el número de epidemias, el número de muertes, el número de víctimas. Así se irá cumpliendo ese gran propósito: ir pasando de la medicina terapéutica a la preventiva. Y ha de ser brillante el porvenir de nuestro pueblo, brillante la salud de nuestro pueblo, cuando, por un lado, combatimos las enfermedades, disminuimos sus víctimas, luchamos contra ellas hasta hacerlas desaparecer; y, por otro lado, contingentes de jóvenes entusiastas, que son esperanzas de la patria, forjadores de la salud de nuestro pueblo, salvadores de vidas, entran en una institución como esta.
Hasta aquí los puntos esenciales y el programa que abordé aquella noche.
[…] Al cabo de 40 años casi no hay nada que añadir a estas ideas, elaboradas hace cuatro décadas, cabalmente cumplidas y muchas ampliamente superadas.

Conmemoración del 40 Aniversario del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 2002.

 

En 1958 existían en el país 6 286 médicos. En 1962 quedaban 3 960. Un éxodo hasta esa fecha de 2 326, que continuó elevándose con posterioridad.
De 157 profesores de la Facultad de Medicina en 1955, quedaban 16 en 1962. Actualmente el país cuenta con 67 128 médicos, lo que significa que por cada 167 habitantes existe un médico, el mayor índice de médicos por habitantes del mundo.
Por cada 909 en Chile, todos muy distantes de Cuba.
P
or cada médico que abandonó el país entre 1959 y 1962 existen hoy 29 médicos.
La capacidad actual de las 22 Facultades de Ciencias Médicas que posee el país se eleva a más de 40 000 alumnos.

Conmemoración del 40 Aniversario del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 2002.

 

A medida que avanzaron las acciones del médico y de la enfermera de la familia disminuyeron los ingresos hospitalarios y por ello el número actual de camas se eleva a 70 927, que equivalen a 61 927 camas más que las existentes en los hospitales del Estado en 1959. Los factores fundamentales que inciden en esta disminución se relacionan con una población más sana y con el inicio desde 1984 del ingreso en el hogar.
De 1999 hasta julio del año actual se han ingresado en el hogar 2 071 996 personas.
De los 267 hospitales con los que cuenta el país, 62 son rurales. La atención a la salud se basa hoy fundamentalmente en el trabajo del consultorio médico de la familia. 4 158 de ellos laboran hoy en comunidades rurales y 974 en comunidades de montaña.
El presupuesto de la salud pública en el año 2002 es 87,3 veces superior al de 1958.
Desde el inicio de la Revolución hasta la fecha, 91 países han recibido ayuda de Cuba con la participación de 51 059 trabajadores de la salud. Hoy Cuba coopera simultáneamente con 61 países donde laboran 4 335 médicos y trabajadores de la salud. Solo a través del Programa Integral de Salud… presta apoyo médico en la actualidad a 21 países, con la participación de 2 878 médicos y técnicos de la salud.
En la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas estudian más de 6 000 jóvenes procedentes fundamentalmente de América Latina, becados por Cuba. En otros centros estudian cientos de jóvenes de África, Haití y el resto del Caribe.
En la Escuela de Ciencias Básicas y Preclínicas "Victoria de Girón" han estudiado 46 463 alumnos desde 1962 hasta el año 2001. Aunque la gran mayoría eran cubanos, por sus aulas han pasado estudiantes de 55 países.

Conmemoración del 40 Aniversario del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 2002.

 

El hecho, como un desafío más, multiplicó el esfuerzo de la Revolución en el campo de la salud. Fue cuando se tomó la decisión de crear más de 15 nuevas Facultades de Medicina… para disponer como mínimo de una por provincia, que según la nueva división político-administrativa se habían elevado a 14.
[…] Nuevas técnicas avanzadas fueron introducidas, nuevos servicios creados, nuevos hospitales construidos y muchos de los existentes, ampliados. Los centros de investigación científica, varios de ellos relacionados con la salud, cobraron especial impulso…
[…] Fue así como el país iba convirtiéndose en una verdadera potencia médica…. se fueron aplicando ideas realmente revolucionarias surgieron, entre ellas la introducción del médico de familia en ciudades, campos y montañas de todo el país, que dieron lugar a un sistema de salud sin precedentes y único en el mundo.
[…] Se produce el derrumbe de la Unión Soviética y de los países socialistas de Europa. Entramos de lleno, súbitamente, en el período especial. El pueblo fue capaz de realizar la asombrosa proeza de sobrevivir, pero tales circunstancias causaron considerable daño al avance de los programas de salud en pleno desarrollo. Prueba de su ímpetu es que durante el período especial se han graduado más de 30 000 médicos, casi tantos como los que ya había al inicio de dicho período.

Conmemoración del 40 Aniversario del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 2002.

 

Factores objetivos y subjetivos contribuyeron a crear y a agravar dificultades en los servicios de salud. Frente al heroico esfuerzo de gran número de nuestros científicos, médicos, técnicos y trabajadores del sector, decisiones erráticas, normas burocráticas y absurdos esquemas de trabajo causaron considerable daño, que aparentemente se debía solo a la crítica escasez de recursos materiales y las dificultades que nos trajo la nueva situación, unidas al recrudecimiento deliberado y oportunista del bloqueo y la guerra económica por parte de los gobiernos de Estados Unidos.
De los programas, uno de los que más soportó el peso de las estupideces fue el del médico de la familia, sin duda el más prometedor de todos. Viejos prejuicios e incomprensiones de un número de especialistas y autoridades del sector, unidos a medidas que reflejaban autosuficiencia, mediocridad y métodos incorrectos de dirección, podían dar al traste con muchas de las mejores cosas que han llenado de gloria a la medicina cubana.
La atención y las medidas adoptadas por la dirección de nuestro Partido, frente a las dificultades y problemas que en medio de la confusión creada por las escaseces materiales iban surgiendo, hicieron imposible un daño mayor.
En medio de la batalla de ideas que venimos librando, se fue haciendo evidente la necesidad de superar situaciones que engendraban métodos, hábitos de dirección incorrectos e incluso, en determinados casos, vicios mercantilistas inadmisibles en los servicios de salud creados por la Revolución.
Tales realidades exigieron cambios en el mando del sector, nuevas concepciones e ideas, ajustadas a los grandiosos avances logrados y a la experiencia acumulada desde aquellos días gloriosos y difíciles cuando hace cuarenta años fue inaugurado este histórico Instituto.

Conmemoración del 40 Aniversario del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 2002.


El esfuerzo por lograr la excelencia en nuestros servicios de salud será tenaz y profundo. El alcance de las nuevas ideas y proyectos de salud para la seguridad y el bienestar de nuestro pueblo no ha sido siquiera soñado dentro o fuera de nuestro país. Los programas de salud ya iniciados, aunque son más complejos y exigen más tiempo y recursos que los servicios de educación hoy en marcha hacia las más altas cumbres, no se detendrán un instante. Trabajando calladamente y sin admitir tendencias hacia estridentes promesas y excesos publicitarios, nada podrá impedir la victoria, como nada lo ha podido impedir hasta hoy.

Conmemoración del 40 Aniversario del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 2002.

 

Esto que he dicho no significa, sin embargo, que estemos satisfechos; no significa, ni mucho menos, que tengamos derecho a vanagloriarnos, porque estamos conscientes, aun en medio de los éxitos, de cuáles han sido nuestras deficiencias, somos capaces de comprender nuestros errores, aunque sea en ocasiones el error en tardarnos demasiado en descubrir algunas cosas.
[…] Hoy, a un ritmo mucho más acelerado, vamos descubriendo nuestras deficiencias. Claro que son deficiencias de ahora, o de una etapa que corresponde a una parte de la Revolución…. No poseíamos el capital humano que poseemos hoy; pero con el capital humano que poseemos hoy podríamos estar haciendo las cosas mucho mejores o, digamos, muchas más y mejores cosas. […] Aquí se infiltraron también problemas de burocratismos, rutinas, errores de concepción, etc., etc…. Se comenzó con 10 médicos en Lawton, del municipio capitalino 10 de Octubre, y 10 en otra provincia para probar el programa que habíamos elaborado.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 3 de diciembre de 2002. 

Así se inició aquella experiencia que hoy cuenta con alrededor de 30 000 médicos de la familia. Marchaba magníficamente bien, se construían los consultorios… y vino el período especial, cuánto daño nos hizo no solo limitando los recursos disponibles, las reposiciones y reparaciones pertinentes, sino con las escaseces de recursos y de medicamentos, etapas que vamos superando e iremos superando con creciente ritmo.
[…] Pero hizo también daño moral, puso a prueba a mucha gente en medio de necesidades, dio lugar a flaqueamientos, no en todos, ni mucho menos, pero en un número de aquellos que habían sido formados como médicos o como especialistas, y las propias condiciones materiales contribuían a desmoralizar.
[…] Dio lugar a procedimientos burocráticos, dio lugar a ideas y concepciones que hicieron daño, a surgimiento de tendencias, a diferencias entre hospitales y policlínicos, a la creencia por parte de algunos de que eran mejores que los demás, que el médico de la familia era la quinta rueda del carro, y surgieron desde arriba, desde el aparato administrativo, inventos que ni siquiera se consultaban con los de abajo. Llovían del cielo programas y programas, cuestionarios y cuestionarios para los médicos de la familia, que no les daba tiempo, siquiera, de atenderlos; surgieron estupideces.
[…] ¿Quiere eso decir, podrán preguntar ustedes, que todos éramos estúpidos? Yo respondería que sí, que todos éramos estúpidos, y, en todo caso, me permitiría decir que algunos más estúpidos que otros, porque el país se vio enfrentado en ese período especial a una lucha por la supervivencia, que pocos en el mundo, si había alguno, creían que nuestro pueblo y nuestra patria podrían soportar.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 3 de diciembre de 2002.

 

Nosotros ahora estamos avanzando hacia el perfeccionamiento, avanzando hacia algo que se puede calificar con una palabra ya mencionada aquí: marchamos, o aspiramos a marchar y luchamos para marchar hacia una medicina de excelencia; estamos trabajando ya en eso. Lo que en el campo de la educación estamos haciendo ya… lo hemos iniciado también, e irá cobrando ritmo, en el campo de la medicina; mas no tanto expresado en edificaciones y construcciones, sino en servicios de óptima calidad, al alcance de los ciudadanos. […] Hemos descubierto que realmente nuestros hospitales, que tienen un objetivo social, la atención de los problemas más complicados de los ciudadanos, han estado ejerciendo, muchas veces, o casi todas las veces, las funciones de medicina primaria. Hoy estamos elaborando y desarrollando la concepción de que los clínicos quirúrgicos y otros hospitales se dediquen fundamentalmente a la misión de los servicios más especializados y complejos. Muchas otras tareas que hoy realizan corresponden a la medicina primaria, y en la concepción está ir convirtiendo los policlínicos en centros de atención primaria de la más alta calidad.
[…] Hoy sabemos muchos problemas y detalles ante situaciones viejas y nuevas. Se prolonga la vida entre nuestros ciudadanos, el número de personas que tienen que ser atendidas por determinadas enfermedades que antes no eran las principales causas de muerte, y habiendo desaparecido muchas de las infecciosas que antes eran la causa fundamental de muerte, requiriéndose hoy servicios médicos de otros tipos, tanto en la atención primaria como en los hospitales. […] La idea básica es ir hacia la excelencia en cada uno de los servicios y prestar en el policlínico el servicio que hay que prestar en el policlínico. Es asombroso pensar que, por ejemplo, en los policlínicos hoy no se pone un yeso, entonces el ciudadano tiene que trasladarse al hospital especializado, allí donde lo puedan poner, y hay que saber distinguir a la perfección qué debe ser atendido en un hospital y qué debe ser atendido en un policlínico; ahorrar a la ciudadanía montones de gestiones y de movimientos.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 3 de diciembre de 2002.

 

Eso es sencillamente una locura, eso es una estupidez, por eso no vacilé en emplear tales palabras para calificar algunas cosas. Vamos hacia la creación de centros de rehabilitación en todos los policlínicos… Hay procedimientos especiales o rehabilitaciones muy especiales que deben hacerse en los hospitales.
[…] Aunque la política es que vamos a comenzar por donde siempre están los peores problemas que es en la dichosa capital, son problemas llamados a extenderse lo más rápidamente hacia el resto del país…
[…] Hemos analizado los problemas de las ópticas… Vamos a llevar a los policlínicos la posibilidad de medir la vista… No se tomaba en cuenta que casi todas las ópticas estaban en el centro de la capital… la rapidez, la velocidad con que debe ser atendida una necesidad de ese tipo.
[…] Vamos en la búsqueda de la racionalización y la optimización de los servicios, con todo un programa de preparación de personal, a lo cual están contribuyendo las universidades, las facultades de medicina, los hospitales, los más veteranos. No hay un solo rincón de nuestros servicios hospitalarios de donde no surja el deseo de cooperar con estos planes.
[…] Del mismo modo que sabemos que hay hospitales que marchan bien, otros que marchan regular y otros que marchan mal, soñamos con que no quede un solo hospital en esta capital o en cualquier ciudad de Cuba que marche mal por problemas de orden administrativo o subjetivo...
[…] Poco a poco iremos descubriendo las decenas de miles de valores que hay entre nuestro personal de salud de las más diversas categorías de atención, entre enfermeros, entre técnicos, y tenemos después que seguir luchando porque llegue el día en que no haya uno solo que funcione regular, que por causas subjetivas no haya ni regular ni mal, sino bien; es la única categoría que se admitirá en el futuro de nuestros servicios de salud pública… que irán enriqueciéndose con la enorme experiencia acumulada, irán enriqueciéndose por la incesante búsqueda de tecnologías nuevas que aparezcan en cualquier lugar del mundo.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 3 de diciembre de 2002.

 

Cualquier ciudadano tiene la posibilidad de realizar estudios que lo conduzcan desde el preescolar hasta la obtención del título de Doctor en Ciencias sin gastar un solo centavo.
[…] La nación cuenta hoy con más de 30 graduados universitarios, intelectuales y artistas profesionales por cada uno de los que existían antes de la Revolución.
Las sedes universitarias se extienden ya progresivamente a todos los municipios del país. Jamás se produjo en ninguna otra parte tan colosal revolución educativa y cultural, que convertirá a Cuba, por amplio margen, en el país con más conocimientos y más cultura del mundo, aferrada a la profunda convicción martiana de que "sin cultura no hay libertad posible".
[…] La mortalidad infantil se ha reducido de 60 por mil nacidos vivos a una cifra que fluctúa entre 6 y 6,5. Es la más baja del hemisferio, desde Estados Unidos a la Patagonia. Las perspectivas de vida se han elevado en 15 años.
[…] Una profunda revolución se lleva a cabo para acercar los servicios médicos a la población, a fin de facilitar su acceso a los centros de asistencia, preservar vidas y aliviar dolores. Cuba es hoy el país con el más alto índice de médicos per cápita; casi duplica el número de los que la siguen detrás.
Los centros científicos laboran sin cesar para buscar soluciones preventivas o terapéuticas contra las enfermedades más graves.
Los cubanos dispondrán del mejor sistema médico del mundo, cuyos servicios continuarán recibiendo de forma absolutamente gratuita.

Discurso por el Día Internacional de los Trabajadores
La Habana, 1ro. de mayo de 2003.

 

La actual universidad irá desintegrándose, para pasar a ser una institución, un tipo de enseñanza que se practique en todos los centros de trabajo. […] La vieja idea, la clásica universidad desaparecerá como tal idea, desaparecerá como tal concepto, desaparecerá como tal institución que pertenece a una sociedad sobrepasada ampliamente.
[…] Se ha planteado como principio la aspiración de la enseñanza universal y de la universalización de la enseñanza, incluso de la enseñanza superior… La aspiración de la educación universal solo es posible con la universalización del trabajo.
[…] Porque el médico que se gradúe hoy y no estudie más, dentro de diez años es un médico práctico peligroso, un médico práctico ignorante…; por tanto estudio y trabajo con el médico, hay que irlo educando; su trabajo en ese caso no será físico, aunque le vendría bien, porque conserva mejor su salud, engorda menos y vive más tiempo.

Clausura IV Congreso de Educación Superior.
La Habana, 6 de febrero de 2004.


Que el socialismo crea por primera vez en la historia la posibilidad de llegar a las más altas metas en el terreno de la educación y de la cultura.
[...] No hay más que asomarse a las puertas de la tecnología y la ciencia contemporáneas para preguntarnos si es posible vivir y conocer ese mundo del futuro sin un enorme caudal de preparación y conocimientos.
[…] Yo estoy pensando en graduados verdaderos, igual que ustedes; busco con realismo cómo logramos esos graduados verdaderos.

Clausura IV Congreso de Educación Superior.
La Habana, 6 de febrero de 2004.

 

Nuestro país se convertirá inevitablemente en el mejor centro médico del mundo. […] No estaríamos tan orgullosos en calificarnos revolucionarios si pensamos más en nosotros que en los demás. […] Hoy se demuestra la fuerza que tenemos, hoy se demuestra un camino para el hemisferio. Creadores de salud, no solo para los venezolanos, para cientos de millones de latinoamericanos. […] Extraordinario el propósito de formar decenas de miles de médicos, discutiendo duro, pero adoptando las experiencias adquiridas. […] El deber de ustedes es el de ser ejemplo, de ser modelo. A ustedes tenemos el derecho de exigirles más. Ustedes son porta estandartes de las mejores ideas revolucionarias, porta estandartes de las mejores conductas. Tienen que ser modelo de revolucionarios cubanos.

Despedida de compañeros para los 40 primeros Centros de Diagnóstico Integral de Venezuela.
La Habana, 23 de abril de 2005.

Ideas básicas:

- Combinación de la docencia, la investigación y la asistencia.

- Dondequiera que labore un especialista en Medicina General Integral hay un docente en potencia, que debemos cultivar y desarrollar.

- Desarrollo de la docencia médica. Creación de una o más facultades de Medicina por provincia.

- Constituir complejos salud: criterio de que en cada provincia y alrededor de los hospitales provinciales esté la Facultad de Medicina y al lado el tecnológico de la salud. Incluir también los policlínicos.

- Analizar qué falta en las facultades: organización, recursos humanos, materiales o financieros, libros de textos, base material de estudio, medios audiovisuales, aulas suficientes en los hospitales y policlínicos y/o la atención a los estudiantes.

- La práctica de la docencia vinculada a los servicios de salud; ya hoy los principales hospitales son docentes. Hay que garantizar la calidad del funcionamiento de la docencia en los hospitales.

- Hay que capacitar a los dirigentes, su reserva y cantera de las facultades de medicina, instituciones y unidades de atención integral de salud del país en los métodos modernos de dirección en salud pública y gestión universitaria.

- Falta de estilo y métodos adecuados para enfrentar y priorizar estos problemas por parte del Estado, el Poder Popular y el Ministerio de Salud Pública.

- Si vamos a convertirnos en una potencia médica, tenemos primero que serlo en la docencia.

- En los hospitales docentes se estaba sacrificando la docencia, estaba preterida la docencia, no era suficientemente atendida.

- Se van a convertir en docentes todos los hospitales del país y los policlínicos, bajo un riguroso proceso de acreditación docente.

- Hay que hacer una revolución en la docencia médica. Sería desastrosa una contrarrevolución en la docencia médica.

- Pagar un plus a los médicos que practican la docencia. Es simplemente un reconocimiento social, que incluye a los profesores de ciencias básicas.

- Principio: al hacer docente a los hospitales se eleva la calidad de la asistencia. La docencia existe para la asistencia; no existe la asistencia para la docencia.

- Los análisis de todos los problemas docentes, de todos los que se han planteado y los que se presenten tienen que ser continuos por parte del Viceministerio de la Docencia Médica, de los Rectores, y de los dirigentes del Ministerio de Salud Pública. Tienen que ser continuos, sistemáticos, así como el perfeccionamiento de su funcionamiento.

- Hay que comparar nuestros indicadores de salud con los países desarrollados.

- Priorizar un programa de inversiones para los hospitales.

- Es necesaria la organización de la higiene y la epidemiología, a partir de la experiencia de la epidemia de dengue.

- Es necesario el desarrollo de las investigaciones biomédicas.

 

Idea integradora:

Es necesario el incremento de la calidad de la dirección y gestión de las facultades de Medicina y las unidades e instituciones de salud docente-asistenciales-investigativas que garantice el cumplimiento pleno de sus funciones, mediante:

- La mejor interrelación del trabajo de dirección, docente e investigativo en y a través de la atención integral de salud.

- La calidad de la atención médica depende en primer orden de la calidad de los recursos humanos que la brindan.

- La mejor garantía de la formación de los médicos radica en el desarrollo pleno de la educación en el trabajo en los policlínicos y hospitales docentes del país.

- El fomento y desarrollo de un complejo de salud, como núcleo docente, que agrupe las facultades de medicina, institutos tecnológicos de salud, centros de capacitación en salud, hospitales, policlínicos, consultorios médicos, así como los centros y unidades de higiene y epidemiología en cada territorio.

- Capacitar a los dirigentes, reserva y cantera de las instituciones universitarias, docente-asistenciales e investigativas a nivel territorial y nacionalmente en los estilos y métodos de dirección modernos.

- Incrementar el rigor del proceso de acreditación docente de las instituciones de salud.

- Fomentar el desarrollo de investigaciones biomédicas, educacionales y en sistemas y servicios de salud.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 8 actividades principales:

1. Para convertir a Cuba en una potencia médica se requiere que sea, previamente, una potencia en la docencia médica; la docencia existe para la asistencia.

2. Fortalecimiento de las interrelaciones y acciones conjuntas de la facultad de medicina, el instituto tecnológico de la salud, los hospitales, policlínicos y demás instituciones y unidades de salud (complejo de salud), que favorezcan la integración docente, asistencial e investigativa.

3. Constitución y desarrollo de la red nacional de centros de educación médica superior.

4. Garantía de la calidad y atención a la docencia en los hospitales y policlínicos.

5. Priorización en las facultades de medicina y en las instituciones y unidades docente-asistenciales de: los recursos humanos, materiales, docentes y financieros requeridos para el desarrollo de sus funciones.

6. Desarrollo de estilos y métodos adecuados de dirección para enfrentar y resolver los problemas en las instituciones y unidades docentes.

7. Descentralización de la docencia: con un riguroso proceso de acreditación.

8. Análisis continuo y sistemático de los problemas docentes y docente-asistenciales por el Viceministerio de Docencia, los Rectores y Decanos y la dirección del Ministerio de Salud Pública.

 

VIII. Colaboración médica internacionalista

Pronunciamientos:

No solo eso, sino que aún podemos hacer algo… para ayudar a otros países. Por ejemplo tenemos el caso de Argelia… y conversando hoy con los estudiantes, les planteábamos que hacen falta 50 médicos voluntarios. Y estamos seguros de que esos voluntarios no faltarán… Hoy podemos mandar 50; dentro de 8 a 10 años no se sabe cuántos, y a nuestros hermanos podremos darles ayuda…

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".
La Habana, 17 de octubre de 1962.

 

Llegará un día, cuando los médicos sobren y los ingenieros sobren y los economistas sobren...Y no sé cuándo van a sobrar (RISAS). Porque, en realidad, no podemos pensar solo en nosotros. ¿Quién forma a los médicos para el África? ¿Quién los está formando? ¡Pues nosotros! También ingenieros y técnicos. ¡Hay un mundo enorme, hay un mundo enorme!
[…] Claro que para ir un médico a cualquier país de África hace falta ser, ante todo, un revolucionario. Y ese es el tipo de técnicos que está formando nuestro país, ese hombre precisamente. Antes no había médicos ni para mandar a Baracoa —estaba muy lejos—, no había médicos ni para mandar al campo; y ya tenemos médicos para mandar al África y a otros países y a otros continentes.
[…] No hay que pensar solo en nuestras necesidades; hay que pensar en las necesidades de miles de millones de seres humanos en este mundo. ¿Y saben cuánto cobra un médico de Europa Occidental en un país africano? De 2 000 a 3 000 dólares mensuales. ¡Y ni así aparecen! Pero el tipo de técnico revolucionario, comunista, que está formando nuestra Revolución, sí aparece.

Graduación primer Contingente del Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech".
La Habana 20 de julio de 1977.

 

Es imposible expresar cuán hondo hemos sentido las pruebas de amistad, las pruebas de solidaridad, las pruebas de apoyo que hemos recibido de muchos de ustedes. ¡Cuánto nos estimula a seguir luchando, a seguir combatiendo, a seguir practicando la solidaridad, a seguir practicando el internacionalismo! Porque todo lo que se haga por los demás, todo lo que se haga por otros pueblos, todo lo que se haga por la humanidad, es lo que puede dar sentido a la vida de un revolucionario. Es lo único que nos permite poder sentirnos miembros de la familia humana.

Clausura de la VI Cumbre de Países No Alineados.
La Habana, 9 de septiembre de 1979.

Nosotros somos un país revolucionario, un país que forma parte del Tercer Mundo, un país cuyas relaciones de colaboración se desarrollan cada vez más con esos países del Tercer Mundo. A veces la colaboración es sobre bases económicas…y muchas veces, cuando son países muy pobres, solicitan la ayuda como donación. Por eso nuestro país actualmente tiene más de 2 000 trabajadores de la salud —de ellos más de 1 000 médicos— colaborando en 26 diferentes países, y la demanda es creciente. A nuestro país le han solicitado miles y miles de médicos…Y realmente nosotros no tenemos todavía posibilidades de dar respuesta a esa creciente demanda de médicos.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas"Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Si nosotros tenemos conciencia de que le podemos brindar a nuestro pueblo muchos mejores servicios médicos; si nosotros tenemos conciencia de que le podemos brindar a la parte más sufrida de la humanidad importantes servicios médicos; si nosotros tenemos conciencia de que podemos desarrollar la ciencia médica; si nosotros tenemos conciencia de que en materia de medicina tropical, en materia de medicina y de enfermedades que afectan a la mayoría de la humanidad nosotros podríamos acumular conocimientos tan grandes, o aun mayores, que los de cualquier otro país del mundo, entonces no podemos sentirnos satisfechos con lo que hemos logrado hasta aquí.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.

 

Hoy tenemos médicos que van a Viet Nam, a Kampuchea, a Laos, a Yemen, a Etiopía, a Mozambique, a Angola, a Sao Tomé, al Congo, a Guinea Bissau, que van a Guyana, que van a Granada, que van a Nicaragua, que van a cualquier parte. Y es realmente un orgullo para cualquier pueblo decir que puede contar con esos hombres y esas mujeres.
[…] Y de este acto de hoy nos marcharemos con la convicción de que nuestra patria se convertirá en una verdadera potencia médica al servicio de nuestro pueblo y al servicio de la humanidad.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".
La Habana, 12 de marzo de 1982.


Y ya debemos acostumbrarnos a pensar en comparaciones, no con los países del tercer mundo, de América Latina, sino con los países desarrollados. […] Convertirse en una potencia médica no es solo una cuestión de prestigio… en primer lugar, el beneficio que recibiría nuestro pueblo… en segundo lugar nuestra colaboración con el Tercer Mundo, por los extraordinarios servicios que nosotros podemos prestarles a otros países. […] Hay necesidad de hurgar en todas las disciplinas, en todas las especialidades,… en cada una de las ramas, y sencillamente adoptar la disposición y la voluntad de ponernos a la vanguardia… Por eso fue necesario hurgar en la docencia, y hemos venido a parar a la docencia.

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.
La Habana, 11 de junio de 1982.

 

No piensen ustedes que nosotros hemos ayudado a los demás; los demás nos han ayudado a nosotros, porque los miles y miles de médicos que prestaron colaboración en otros países —si hacemos los cálculos— son alrededor de 25 000; aprendieron, aprendieron a conocer el mundo, desarrollaron su conciencia, desarrollaron su espíritu internacionalista y solidario. No fue la ayuda nuestra al Tercer Mundo, fue la ayuda del Tercer Mundo a nuestras conciencias y a la formación humana de nuestros médicos. Para nosotros no es deber, es beneficio, porque a ese mundo futuro, al que tiene que venir después de la globalización neoliberal, no es posible concebirlo sin solidaridad, sin una profunda conciencia de solidaridad. Y en eso hemos tratado de educar a nuestro pueblo, mientras el vecino nos trata de deformar y de enajenar por todos los medios posibles, y deslumbrar con sus modelos de consumo absurdos, un invento diabólico e inevitable del sistema que representa.

Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados.
La Habana, 26 de junio de 1998.

 

Nosotros consideramos un deber elemental apoyar a Centroamérica; podíamos hacerlo de forma efectiva, a partir de las meditaciones que habíamos hecho a raíz del huracán Georges, de los estragos que produjo en Haití y República Dominicana. A este país enviamos una brigada médica, tan pronto estuvo disponible la pista de aterrizaje de la capital. Me contaron que esta tarde habló un médico de los que participaron en ella.
[…] ¿Qué podíamos hacer nosotros mismos por Haití?, nos preguntábamos. Con la experiencia que hemos acumulado en estos 40 años de Revolución, sabemos cómo se puede desarrollar un verdadero programa de salud, sabemos incluso cuánto cuesta y sabemos qué es lo esencial para ese programa. […] Fue entonces cuando expresamos que si uno o varios países desarrollados —mencionamos algunos nombres— aportaban los medicamentos, nosotros estábamos dispuestos a aportar los médicos necesarios. Esta cuestión estaba pendiente.
[…] Cuando ocurre detrás de una tragedia la otra, la de Centroamérica, inmediatamente después de la de República Dominicana y la de Haití, nosotros planteamos: Es la hora de que los problemas de Centroamérica, el área más pobre del hemisferio, allí donde están los países más pobres de este hemisferio, después de Haití, se resuelvan también de una vez, y no simplemente mucha bulla, visitas, recorridos, y después pasar la página. […] Calculamos qué haría falta y cómo pudiera aplicarse un programa integral para reducir esa mortalidad, que si se lleva a cabo consecuentemente se puede limitar a 20. Sabemos por nuestra experiencia cómo se puede alcanzar ese objetivo, incluso lo que puede costar.
[…] Un programa integral de salud no se puede medir solo por el número de vidas que se salven, sino por los millones de personas que sienten, en primer lugar, seguridad, que es lo primero en la salud; les brinda seguridad a millones, a padres, a tíos, a abuelos, a hijos, porque el hijo tiene el padre con cierta edad y con temor a que pueda padecer tal cosa o más cual, o pueda morir de alguna enfermedad prevenible o curable.

Clausura del XII Foro de Ciencia y Técnica.
La Habana, 21 de noviembre de 1998.

 

Hay un huracán que es peor que el Mitch, que está ocasionando un terrible daño humano, un huracán que mata cada año más personas que este, algunas de cuyas víctimas vieron ustedes conmovidos por las imágenes de la televisión. Pueden pasar 20 años sin un Mitch y habrán muerto silenciosamente un millón de personas en Centroamérica sin que nadie se dé por enterado.
[…] Estaba brindándoles elementos de juicio de lo que significa el programa integral de salud que estamos proponiendo, que proponemos como un modelo de programa de cooperación con los países del Tercer Mundo, con los países más pobres. Y lo está proponiendo un país como Cuba, que no es un país rico, ni mucho menos; que es un país que está bloqueado, que está atravesando un período especial… Lo que Cuba quiere demostrar es que si un país de tan limitados recursos materiales y económicos puede hacer algo en ese sentido en nuestra área, el mundo industrializado puede infinitamente más.
[…] De modo que dos ideas, nacidas de dos huracanes, están en marcha pero se pueden sacar las cuentas matemáticamente, ¿en 10 años cuántas vidas podrían salvarse? Y si quieren calcular en 20 años, con ambos programas… Alguien dijo —en un tango creo— que 20 años no eran nada; pues en 20 años les aseguro que serían bastante más de un millón de personas.

Clausura del XII Foro de Ciencia y Técnica.
La Habana, 21 de noviembre de 1998.

 

Van a Centroamérica como médicos, como abnegados portadores de salud humana, a trabajar en los lugares y las condiciones más difíciles, para salvar vidas, preservar o devolver el bienestar de la salud y enaltecer y prestigiar la noble profesión del médico, nada más. […] Nuestros médicos no se mezclarán en lo más mínimo con asuntos de política interna, serán absolutamente respetuosos de las leyes y costumbres de los países donde laboren. No tienen por misión propagar ideología.

Clausura del XII Foro de Ciencia y Técnica.
La Habana, 21 de noviembre de 1998.

 

Esta institución que hoy inauguramos, como sencillo símbolo de lo que unidos podemos alcanzar, pretende ser una modesta contribución de Cuba a la unidad e integración de los pueblos que aquí representamos. Concebida hace menos de un año, cuenta ya con 1 929 alumnos procedentes de apartados rincones de 18 países, adonde habrán de regresar con tanta ciencia como conciencia. Veintisiete etnias están representadas en ella. Cada año ingresarán 1 500 nuevos estudiantes. De cada cien, esperamos graduar no menos de 80, si somos capaces de elevar al máximo en esta institución su rendimiento académico.
[…] La Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas llegará a contar con una matrícula de 8 mil alumnos que comenzarán realizando sus estudios premédicos y primero y segundo años de la carrera, que son los más duros, en esta instalación que inauguramos hoy, con una capacidad de 3 500 alumnos aproximadamente, y cursarán tercero, cuarto, quinto y sexto años en 20 Facultades de Medicina con que contamos en todo el país. Todo el tiempo, desde el primer año, acumulando conocimientos teóricos y prácticos. Es una institución única de su tipo en el mundo.
En la Escuela Latinoamericana de Medicina no se imparten materias de carácter político… Aprenderán la historia de nuestro hemisferio, en especial la de América Latina y el Caribe. En la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, cada cual es libre de profesar su religión, sea cual fuere.

Inauguración de la ELAM.
La Habana, 15 de noviembre de 1999.

 

Lo más importante habrá de ser su consagración total al más noble y humano de los oficios: salvar vidas y preservar salud. Más que médicos, serán celosos guardianes de lo más preciado del ser humano; apóstoles y creadores de un mundo más humano.
[…] Confiamos en ellos y en la convicción de que serán mejores que sus predecesores y actuales maestros, los médicos que hoy les inculcan los conocimientos científicos y las experiencias adquiridas durante 40 años, tanto en Cuba como en heroicos servicios desinteresados que prestaron a países del Tercer Mundo en todos los continentes; médicos dispuestos a trabajar allí donde se les necesite, en los más remotos rincones del mundo donde otros no están dispuestos a marchar. Es el médico que se formará en esta Escuela.
[…] En reunión reciente de los Ministros de Salud de Iberoamérica se analizaron métodos novedosos y creativos para formar después especialistas en todas las ramas de la medicina que necesiten en cada una de sus comunidades de origen. Y mientras ellos estudien aquí, y se conviertan más tarde en especialistas prestando ya servicios a sus propias comunidades, miles de médicos nacidos y formados en nuestra patria estarán dispuestos a cooperar con sus países por el tiempo que sea necesario.
[…] El ejemplo de ustedes, jóvenes entrañables que ya estudian en esta Escuela, despertará conciencias y será seguido por los profesionales que, en número elevado y con excelente calidad, han formado las universidades de América Latina. Salvar millones de vidas, brindar salud segura y óptima a los 511 millones de habitantes de América Latina y el Caribe, sólo puede ser tarea de cientos de miles de médicos que en su inmensa mayoría ya están técnicamente preparados para ello.

Inauguración de la ELAM.
La Habana, 15 de noviembre de 1999.

Somos un país pequeño, pero este país pequeño ha podido demostrar cuánto se puede cuando se quiere, cuánto se puede si los recursos humanos de cualquier país pueden ser bien utilizados. Y hoy resulta una vergüenza que… hoy este pequeño país sea indispensable si se quieren librar verdaderas batallas contra enfermedades que amenazan con la desaparición de naciones enteras o, incluso, regiones enteras de determinados continentes… lo que significa para cualquier país, donde los índices de infestación superan el 10, el 20 ó el 30 por ciento de las personas entre 15 y 50 años de edad, y donde los médicos escasean y escasean los hospitales… Realmente no recuerdo haber conocido en algún otro momento de la historia situaciones parecidas.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 3 de diciembre de 2002.

 

Hace apenas cuatro años surgieron estas escuelas. Fue a finales de 1988 cuando un ciclón —dos ciclones, pero el segundo de ellos— arrasó Centroamérica; el primero había hecho considerables daños en la República Dominicana y en Haití, lo que movió al ofrecimiento de enviar algunas brigadas médicas para apoyar esos países y otras para apoyar Centroamérica. No se concibió inicialmente esta escuela como una escuela latinoamericana; se concibió como una escuela para ayudar a la formación de personal que sustituyera a nuestros médicos en naciones como Haití, Santo Domingo y países de Centroamérica.
[…] La escuela se funda con el propósito de ayudar a aquellos países que habían sufrido las mayores afectaciones y se fue extendiendo hasta abarcar a todos los países latinoamericanos. Hubo algunos cuyos dirigentes se oponían incluso al envío de estudiantes, pero, al fin y al cabo, conceder una beca no es un derecho exclusivo de las universidades norteamericanas… y lo que hicimos fue ofrecer becas... al fin y al cabo comenzaron a venir también estudiantes de todas partes.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 3 de diciembre de 2002.

 

Pero ya cuando surge la idea de que la escuela fuera latinoamericana, se expresó el deseo de que las culturas de todos nuestros países se reunieran en esta escuela, pensando en el futuro, no en el hoy, sino en el mañana, cuando miles y tal vez decenas de miles de médicos, con una concepción altamente humanitaria de esa noble profesión, pudieran comunicarse e intercambiar entre sí, porque llegará el día en que a través de las computadoras, como estamos tratando de hacer ya aquí, creando la red interna de Infomed, puedan hacer consultas y conferencias sobre cualquier tema, multiplicando el caudal de conocimientos acumulado en cada uno de esos profesionales.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 3 de diciembre de 2002.

 

Esta escuela tiene el objetivo mucho más elevado, y más trascendental, que aportar un número de médicos. Lo importante que debe aportar esta escuela es el ejemplo de lo que debe y puede ser un médico educado en principios humanitarios. Hay que tener verdadera confianza en la capacidad del ser humano para saber que puede prevalecer por encima de todas aquellas tentaciones y comodidades, para saber que puede ser educado en principios verdaderamente humanos y no corrompido por las sociedades de consumo. […] Nuestros médicos, con sus esfuerzos llevados a cabo a lo largo de 40 años… han sido capaces de prestar servicios internacionalistas por decenas y decenas de miles de ellos, médicos y enfermeras, médicos y otros profesionales de la salud. Eso demuestra que es posible, porque lo ha hecho un país subdesarrollado, del Tercer Mundo y encima bloqueado y sometido a una feroz guerra económica y amenazas constantes de todo tipo.
[…] La Escuela Latinoamericana de Medicina hoy cuenta con más de 6 000 estudiantes. En estas instalaciones ingresan para hacer la premédica y el primero y segundo año que son los más difíciles, en tercero, cuarto, quinto y sexto año realizan los estudios en cualquiera de las otras 21 facultades de ciencias médicas con que cuenta Cuba.
[…] Es increíble que habiéndose producido ese huracán en 1998 y habiéndose creado esta escuela ese mismo año en diciembre, y estando en el 2002, finalizando el año, haya ya alumnos hasta en cuarto año de la carrera y que dentro de dos años y medio, aproximadamente, o dos años y siete meses, estarán graduando más de 1 000 alumnos por año. Y lo que importa no es el número, sino la calidad; lo que importa no es lo que aprendan, sino el ejemplo que sepan dar a sus compatriotas en cada uno de esos países. Lo importante es la ética que ustedes lleven consigo; lo importante es que ustedes están dispuestos a marchar allá, lejos de las grandes ciudades, donde no van otros para atender a tantos niños, tantas mujeres, tantas personas que padecen alguna enfermedad, y salven tantas vidas como las que puedan salvar.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 3 de diciembre de 2002.

 

Nuestro país se convertirá inevitablemente en el mejor centro médico del mundo. […] No estaríamos tan orgullosos en calificarnos revolucionarios si pensamos más en nosotros que en los demás. […] Hoy se demuestra la fuerza que tenemos, hoy se demuestra un camino para el hemisferio. Creadores de salud, no solo para los venezolanos, para cientos de millones de latinoamericanos. […] Extraordinario el propósito de formar decenas de miles de médicos, discutiendo duro, pero adoptando las experiencias adquiridas. […] El deber de ustedes es el de ser ejemplo, de ser modelo. A ustedes tenemos el derecho de exigirles más. Ustedes son porta estandartes de las mejores ideas revolucionarias, porta estandartes de las mejores conductas. Tienen que ser modelo de revolucionarios cubanos.

Despedida de un Grupo de compañeros para los primeros 40 Centros de Diagnóstico Integral.
La Habana, 23 de abril de 2005.

 

Los medios y métodos se han revolucionado de modo increíble, y la formación teórica y práctica supera considerablemente la que se conoció a lo largo de la historia. Más exacto sería decir que la multiplican. […] Se ha planteado como principio, la aspiración de la enseñanza universal y de la universalización de la enseñanza…
[…] Capital humano implica no solo conocimientos, sino también y muy esencialmente— conciencia, ética, solidaridad, sentimientos verdaderamente humanos, espíritu de sacrificio, y la capacidad de hacer mucho con muy poco.

Acto 1ra. Graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 20 de agosto de 2005.

 

Los medios y métodos se han revolucionado de modo increíble, y la formación teórica y práctica supera considerablemente la que se conoció a lo largo de la historia. Más exacto sería decir que la multiplican. […] Se ha planteado como principio, la aspiración de la enseñanza universal y de la universalización de la enseñanza…
[…] Capital humano implica no solo conocimientos, sino también y muy esencialmente— conciencia, ética, solidaridad, sentimientos verdaderamente humanos, espíritu de sacrificio, y la capacidad de hacer mucho con muy poco.

Acto 1ra. Graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 20 de agosto de 2005.

 

De esta forma, y en pleno desarrollo de Barrio Adentro… 22 043 bachilleres venezolanos cursan hoy sus estudios premédicos en 7 898 consultorios de Barrio Adentro, en estrecha cooperación con los ministerios venezolanos de Enseñanza Superior y Salud Pública. El 3 de octubre iniciarán los estudios del primer curso de Medicina. En solo diez años se graduarán 40 mil por esta vía. A su vez, en Cuba se inicia el desarrollo para formar en igual periodo de tiempo 20 mil médicos venezolanos…y adicionalmente 30 mil médicos de los países latinoamericanos y caribeños. […] Formar un médico en Estados Unidos, como se conoce, cuesta no menos de 300 mil dólares. De hecho, Cuba está formando en este momento más de 12 mil médicos para el Tercer Mundo, con lo cual realiza una contribución al bienestar de esos países cuyo valor asciende a más de tres mil millones de dólares estadounidenses. Si forma o contribuye a formar cien mil médicos de otros países en diez años, su aporte equivale a 30 mil millones de dólares estadounidenses, a pesar de ser Cuba un pequeño país del Tercer Mundo bloqueado económicamente por Estados Unidos.

Acto 1ra. Graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina.
La Habana, 20 de agosto de 2005.

 

Ratificamos la decisión de crear hoy, 19 de septiembre del 2005, el Contingente "Henry Reeve". […] A esta gloriosa organización, la primera de su tipo en la historia de una humanidad cada vez más requerida de cooperación y solidaridad, podrán ingresar jóvenes latinoamericanos y caribeños graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina, incluidos ciudadanos norteamericanos que estudian en ella. […] Nosotros demostraremos que hay respuesta a muchas de las tragedias del planeta. Nosotros demostramos que el ser humano puede y debe ser mejor. Nosotros demostramos el valor de la conciencia y de la ética. Nosotros ofrecemos vidas. […] Hay que formar los médicos que requieran los campos, las aldeas, los barrios marginados y pobres de las ciudades del tercer mundo… Nosotros ofrecemos formar profesionales dispuestos a luchar contra la muerte.

Acto de constitución del Contingente "Henry Reeves".
La Habana, 19 de septiembre de 2005.

 

Ya estamos luchando por crear el mejor capital médico del mundo, y no solo para nosotros… para los pueblos de América Latina y otros pueblos del mundo … Estoy pensando en calidad, ¡en calidad! … La vamos adquiriendo cada vez más. Hemos desarrollado métodos pedagógicos que ni siquiera soñábamos.

Acto por el aniversario 60 de su ingreso a la Universidad.
Aula Magna, Universidad de La Habana, 17 de noviembre de 2005.

 

Acogidos por el nuevo programa y con tremendas perspectivas debido a métodos, experiencia, profesores, algo absolutamente nuevo, como lo es que se haya convertido Barrio Adentro en una gigantesca universidad en toda Venezuela. Eso es absolutamente nuevo en la historia de la humanidad y la única forma de preparar los médicos que necesita el Tercer Mundo.

Acto de entrega del Premio Internacional "José Martí" de la UNESCO a Hugo Chávez Frías.
La Habana, 3 de febrero de 2006.

 

Más de 100 escuelas secundarias y preuniversitarias convertidas en facultades de medicina, con el modelo de escuela policlínico, para la formación de médicos latinoamericanos, (en Cuba) con la experiencia de Venezuela. […] Escuelas policlínicos que además de la función docente prestará asistencia médica a estudiantes, profesores, trabajadores y vecinos de la comunidad. […] Cada médico un profesor. […] Los medios diagnósticos más modernos como medios de enseñanza utilizados masivamente. […] Uso de las nuevas tecnologías de la información y la informática en la formación de los estudiantes y en la preparación de los profesores. […] Todos los médicos deben estar estudiando. […] Superación científica de todos los profesionales de la salud. […] Ideas de más de 20 años que se están poniendo en práctica hoy, proyección política de la Revolución acelerada en los últimos tiempos. […] Cuidarse de los dogmas. […] Erradicar el fraude.

Clausura del IX Seminario Internacional de Atención Primaria de Salud.
La Habana, 10 de marzo de 2006.

Ideas básicas:

- Cuba puede convertirse en un Centro Mundial de la Medicina; en una potencia médica mundial nacional y en el exterior.

- El profesional ideal para la colaboración médica internacionalista es el especialista en Medicina General Integral.

- Hemos promovido la creación de Facultades de Medicina en el exterior con la colaboración profesoral en algunos países subdesarrollados.

- Hay un fomento y consolidación de la colaboración médica internacionalista con los países en vías de desarrollo.

- Es necesario garantizar la superación y el desarrollo profesional de todos los colaboradores médicos durante el desempeño de la misión internacionalista.

- Hay que capacitar a todos nuestros colaboradores médicos internacionalistas en los principios básicos de la educación médica, pues cada colaborador es potencialmente un formador donde se desempeñe.

- Hay que ir avanzando hacia la fusión entre las funciones del especialista en Medicina General Integral: atención integral de salud, educación e investigación, en el desarrollo de la misión internacionalista.

- Y mientras transforma la situación de salud en su área de influencia, atiende y previene las enfermedades de la población, se supera científica y técnicamente, forma al personal que con él labora a través de su ejemplo y su desempeño profesional.

 

Idea integradora:

La colaboración e internacionalismo médico, docente y atencional, posibilita saldar nuestra deuda con la humanidad y ayudar a los países en vías de desarrollo a mejorar la atención médica a sus poblaciones, independientemente de su posición política, económica y credo, mediante:

- Brindar dos tipos de colaboración médica: ante desastres naturales y a través de convenios de cooperación.

- Para enfrentar los efectos de los fenómenos naturales se constituye el Contingente "Henry Reeve".

- Para prestar la otra colaboración médica se constituyen misiones o brigadas médicas del Programa Integral de Salud que brindan atención médica integral, en coordinación con las instituciones de salud del país en cuestión. Tienen la función a su vez de contribuir a la transformación progresiva de la situación de salud existente en su área de influencia.

- El colaborador médico ideal en todos los casos es el especialista en Medicina General Integral, con el apoyo de otros especialistas, según sea necesario.

- Hay que garantizar la superación, autoestudio y desarrollo profesional de todos los colaboradores durante el cumplimiento de su misión.

- Capacitación de todos los médicos en los principios básicos de la educación médica, a fin de garantizar la superación de sus colegas y participar en la formación y superación de los recursos humanos del país donde se desempeñan.

 

Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 10 actividades principales:

1. Programa de preparación político-ideológica, científica y técnica en problemas específicos de salud para el trabajo en el exterior, según la especialidad de base de la cantera de colaboración en salud.

2. Programa de preparación idiomática de la cantera de colaboradores, para poder brindar sus servicios en países de habla inglesa o francesa.

3. Creación de Facultades de Medicina en el exterior. Asegurar: selección idónea personal y su preparación, el control de la calidad del proceso docente y la verificación de la calidad de sus resultados mediante tribunales estatales mixtos.

4. Desarrollo de intercambios y convenios de colaboración académica.

5. Creación de la Escuela Latinoamérica de Medicina en La Habana, y de la Escuela Caribeña de Medicina en Santiago de Cuba.

6. Desarrollo del Plan Integral de Salud en América Latina y África.

7. Garantía de desarrollo de la formación académica de posgrado de los colaboradores durante su misión: las especialidades posibles, las maestrías de amplio acceso y el doctorado en ciencias médicas y de la salud.

8. Garantía de la superación y desarrollo profesional del colaborador médico: diplomados, cursos y entrenamientos.

9. Garantía de la preparación del colaborador como profesor: Diplomado en Educación Médica y Maestría en Educación Médica

10. Participación en la formación de médicos según solicitud del país en cuestión.

No hay dudas que los logros obtenidos al concretar día a día los lineamientos del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, se deben en primer orden al espíritu de lucha y sacrificio del pueblo cubano y de su ejército de batas blancas que hoy se extiende por todo el mundo, poniendo muy alto el concepto de amistad, solidaridad y sacrificio revolucionario; y representan la obra de la Revolución Socialista Cubana en la salud pública y su capital humano a lo largo de estos 52 años.

 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto celebrado por la Sociedad Espeleológica de Cuba en la Academia de Ciencias, el 15 de enero 1960 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Plaza de la Revolución para proclamar a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, 22 de diciembre 1961 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del Congreso de la Asociación de Jóvenes Rebeldes, 4 de abril 1962 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la inauguración del ICBP "Victoria de Girón", 17 de Octubre 1962 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de graduación de 250 médicos, 10 de septiembre 1964 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso inauguración del hospital "V. I. Lenin", 7 de noviembre 1965 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Graduación en el Pico Cuba, 14 de noviembre 1965 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Graduación de la Universidad de La Habana, 8 de diciembre 1972 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, 22 de diciembre 1975 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso en la Inauguración de la Escuela Vocacional "General Máximo Gómez" y apertura del Curso Escolar 1976-1977, 1 de septiembre 1976 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de Graduación del Primer Contingente del Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech", 20 de julio 1977 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del I Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria, 13 de marzo 1979 [citado 2 Feb 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de Graduación del Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech", 13 de julio 1979 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura de la Sexta Conferencia Cumbre de Países No Alineados, 9 de septiembre 1979. [citado 2 Feb 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del V Congreso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, 9 de diciembre 1981 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Reunión para constituir el I Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", 6 de enero 1982 [folleto]. La Habana: MINSAP; 1982.

Castro Ruz F. Clausura del Acto de Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas, 12 de marzo 1982. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el Claustro Extraordinario de Profesores de Ciencias Médicas de La Habana, 11 de junio 1982. La Habana: Editora Política; 1982.

Castro Ruz F. Acto de Inauguración del Hospital Clínico Quirúrgico "Hermanos Ameijeiras", 3 de diciembre 1982 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del Claustro Nacional de Ciencias Médicas. Teatro "Karl Marx". 16 de abril 1983. La Habana: Editora Política; 1983.

Castro Ruz F. Intervención Asamblea Nacional del Poder Popular. IV Periodo Ordinario de Sesiones, 13 de julio 1983. Reseña del Periódico Granma, 14 Jul 1983.

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de inauguración del Combinado Textil "Celia Sánchez Manduley", 27 de julio 1983 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso de conclusiones del Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas, 5 de mayo 1984 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Acto Central por el XXV Aniversario de la Ley de Reforma Agraria, 17 de mayo 1984. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Acto Central por el XXXI Aniversario del Asalto al Moncada, 26 de julio 1984. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la sesión de apertura de los Congresos de Pediatría Cuba 84, 11 de noviembre 1984. Teatro «Karl Marx». Revista Bohemia. 1984;76 (47).

Castro Ruz F. Acto de Inauguración del Hospital "Julio Trigo", 5 de septiembre 1987 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Acto de Graduación del Primer Contingente del Destacamento "Carlos J. Finlay", 2 de septiembre 1988 [folleto]. La Habana: MINSAP; 1988.

Castro Ruz F. Encuentro con los médicos de familia de Sancti Spíritus, 9 de mayo 1989. Periódico Granma. 10 May 1989.

Castro Ruz F. Discurso en la inauguración de siete obras de la salud en La Habana del Este, 19 de julio 1989 [citado 12 de Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Acto conmemorativo del tercer aniversario de la revitalización del movimiento de microbrigadas, 30 de septiembre 1989 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Acto de Inauguración del Hospital Pediátrico "Juan Manuel Márquez", 30 de noviembre 1989 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del Acto Central por el Día de la Ciencia Cubana, 15 de enero 1990 [folleto] La Habana: CITMA; 1990.

Castro Ruz F. Discurso de Clausura de Pedagogía ´90, 9 de febrero 1990 [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura Tercera Graduación del Contingente del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana, 27 de agosto 1990 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del IV Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria, 20 de diciembre 1990 [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del Evento Científico con motivo del XXX Aniversario de la Academia de Ciencias de Cuba, 20 de febrero 1992 [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Inauguración de la Planta de Vacunas del Instituto "Carlos J. Finlay", 3 de diciembre 1993 [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del I Congreso de Medicina Familiar, 30 de junio 1994. [citado 20 Mar 2004]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del XI Foro de Ciencia y Técnica, 21 de diciembre 1996 [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Acto conmemorativo del XXXV Aniversario de la Campaña de Alfabetización, 22 de diciembre 1996 [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Informe Central al V Congreso del Partido Comunista de Cuba, 8 de octubre 1997. [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso de clausura del VI Seminario Internacional de Atención Primaria. Palacio de Convenciones, 28 de noviembre 1997. La Habana: Editora política; 1998.

Castro Ruz F. Clausura de la Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados, 26 de junio 1998 [citado 20 de Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del XII Foro Nacional de Ciencia y Técnica, 21 de noviembre 1998. [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Inauguración de la Escuela Latinoamericana de Medicina en ocasión de la IX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno, 15 de noviembre 1999 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso Acto de Graduación del XIX Contingente del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", 13 de agosto 2000. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto conmemorativo del 40 Aniversario del ICBP "Victoria de Girón", 17 de octubre 2002 [citado 10 Junio 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Escuela Latinoamericana de Medicina, 3 de diciembre 2002 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto por el Día Internacional de los Trabajadores, 1 de mayo 2003 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso clausura del Cuarto Congreso de Educación Superior, 6 de febrero 2004 [folleto]. La Habana: Oficinas de Publicaciones del Consejo de Estado; 2004.

Castro Ruz F. Intervención Especial del Comandante en Jefe, 17 de marzo 2005. Versión televisiva Cubavisión. La Habana: Palacio de Convenciones; 2005.

Castro Ruz F. Intervención en la despedida del grupo de compañeros para los primeros 40 Centros de Diagnósticos, 23 de abril 2005. La Habana: Notas Consejo de Estado; 2005.

Castro Ruz F. Discurso en el acto con motivo de la primera graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina, 20 de agosto 2005 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso en el acto de constitución del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias "Henry Reeve" y graduación nacional de estudiantes de Medicina, 19 de septiembre 2005 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto por el aniversario 60 de su ingreso a la Universidad, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre 2005 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Discurso en el acto de entrega del Premio Internacional "José Martí", de la UNESCO, a Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, 3 de febrero 2006 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Clausura del IX Seminario Internacional de Atención Primaria de Salud, 10 de marzo 2006 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

Castro Ruz F. Mensaje del Comandante en Jefe. Publicado el 18 de febrero 2008. [citado 20 Feb 2008]. Cubadebate. Disponible en: http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2008/02/18 /mensajecomandante-jefe/

Colectivo de autores. El pensamiento de Fidel en la Salud y la Medicina Familiar Cubana. Escuela Nacional de Salud Pública; 2003 [CD-ROM] Diplomado de Dirección en Salud I. La Habana: ENSAP; 2004.