Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Endocrinol 1997;9(1):29-33
Instituto Nacional de Endocrinología Departamento de Reproducción Humana

Hiperprolactinemia en el hombre: Estudio de 9 casos

Dr. Felipe Santana Pérez,1 Dra. Gloria M. Fernández López2 y Dr. Rubén S. Padrón Durán3
  1. Especialista de II Grado en Endocrinología. Investigador Auxiliar. Maestro en Ciencias en Salud Reproductiva.
  2. Especialista de I Grado en Endocrinología.
  3. Doctor en Ciencias. Especialista de II Grado en Endocrinología. Investigador y Profesor Titular.

RESUMEN

Se describe el cuadro clínico de 9 pacientes masculinos con el diagnóstico de hiperprolactinemia, de causa tumoral o idiopática. El principal motivo de consulta fue la disfunción sexual y la infertilidad. La edad promedio al inicio de los síntomas fue de 25,3 años y al diagnóstico de 26,8 años. La mediana de la primera y segunda prolactina fue de 1 958 mU/L y 2 200 mU/L, respectivamente. La disfunción sexual y la cefalea fueron los síntomas más frecuentes. La TAC de hipófisis demostró: 2 pacientes con macroadenoma, 1 con microadenoma hipofisario, 1 con silla turca vacía y en 5 el estudio no demostró alteración selar. En cuanto al resultado de las hormonas del eje gonadal, encontramos aumento de la FSH en 3 pacientes y disminución de la LH en 2, independientemente de la presencia o no de adenoma hipofisario. La testosterona estuvo disminuida en 6 pacientes. En el espermograma se detectó disminución en el número y movilidad de los espermatozoides. En conclusión, la hiperprolactinemia en el hombre tiene una repercusión negativa en la esfera gonadal, tanto sexual como reproductiva, por lo cual merece una atención especial.

Descriptores DeCS: HIPERPROLACTINEMIA/complicaciones; IMPOTENCIA/etiología; INFERTILIDAD MASCULINA/etiología; HFE/sangre; HL/sangre; TESTOSTERONA/sangre; RECUENTO DE ESPERMATOZOIDES; GLANDULA PITUITARIA/radiografía.

Los primeros estudio sobre la función gonadal de los hombres con hiperprolactinemia aparecieron en los años 70, con resultados muy variables. La impotencia y la disminución de la libido asociada con niveles bajos de testosterona y de gonadotropinas normales o bajas han sido los hallazgos más importantes.1,2 Sin embargo, otros3 han señalado un cuadro más variado, con concentraciones bajas o

normales de testosterona, una respuesta deteriorada, normal o incluso exagerada de gonadotropinas a la hormona liberadora de gonadotropinas (LHRH), así como respuesta testicular normal o alterada a la estimulación con hormona coriónica go-nadotrópica (HCG). La oligozoospermia y la azoospermia también se han observado en pacientes con prolactinomas.1,4,5

En este estudio presentamos las manifestaciones clínicas, los resultados de las determinaciones de gonadotropinas y testosterona, la radiología hipofisaria y la clasificación del análisis seminal de un grupo de hombres con hiperprolactinemia.

MÉTODOS

Se estudiaron 9 pacientes del sexo masculino con edades entre 17 y 35 años, con el diagnóstico de hiperprolactinemia, comprobada por 2 determinaciones de prolactina (PRL) plasmática en diferentes momentos. En todos se descartaron las causas tiroideas a través de la determinación de TSH y tiroxina plasmática, así como las medicamentosas, mediante el interrogatorio a cada uno de ellos. Se confeccionó una historia clínica especial y se realizaron campos visuales, tomografía axial computadorizada (TAC) contrastada de hipófisis, determinaciones hormonales por radioinmunoanálisis (FSH, LH y testosterona plasmática) y espermograma.

Los valores normales en nuestro laboratorio son: prolactina: < 650 mU/L; FSH: 0,5 - 4,5 UI/L; LH:3-12 UI/L; Testosterona: 16-42 nmol/L.

RESULTADOS

La edad promedio de inicio de los síntomas fue de 25,3 " 5,9 años. La disfunción sexual fue motivo de consulta en 4 pacientes, seguida de la galactorrea y la infertilidad en 3 y 2 pacientes, respectivamente.

Entre las manifestaciones clínicas que predominaron estuvo la disfunción sexual y la cefalea. La mediana de la primera y segunda PRL fue de 1 958 mU/L y 2 200 mU/L, respectivamente. El resultado de la TAC contrastada de hipófisis fue el siguiente: 2 pacientes con macroadenoma, 1 con microadenoma hipofisario, 1 con silla turca vacía, y en 5 el estudio no demostró alteración selar. El estudio de los campos visuales sólo detectó alteraciones en 1 paciente con macroprolactinoma. Los 2 pacientes con macroadenomas presentaron valores de PRL por debajo de 3 200 mU/L (100 mg/L).

En las determinaciones hormonales encontramos aumento de la FSH en 3 pacientes y disminución de la LH en 2 precisamente en aquéllos que presentaban macroprolactinoma. La testosterona estuvo disminuida en 6 pacientes. En los 7 sujetos que pudimos obtener el resultado del espermograma se detectó disminución en el número y/o movilidad de los espermatozoides (tabla).

TABLA. Sintomatología y resultados del estudio radiográfico y hormonal de los hombres con hiperprolactinemia

 
Sintomatología
Prolactina
TAC de
FSH
LH
T
 
Dis Sexual
Cefalea
Galactorrea
Infertilidad
(1)
(2)
Hipófisis
(UI/l)
(UI/1)
(nmol/l)
Espermograma
-
+
+
-
2 219
2 904
Macroadenoma
1,2
1,6 9
6 9
Astenozoospermia
Eréctil
+
+
+
2 123
2 357
Macroadenoma
1,5
2,8 9
9 9
Oligoastenozoosp.
Eyaculatoria
+
-
-
927
1 859
Negativa
1,2
7,4
22
No realizado
-
+
+
-
4 255
3 794
Negativa
2,4
6,2
13 9
No realizado
Eréctil
-
-
-
2 500
2 660
Negativa
6,2 8
7,9
12 9
Astenozoospermia
Eyaculatoria
-
-
-
936
730
Negativa
14,2 
8
3,1 20
Astenozoospermia
-
+
-
+
1 866
2 220
S.T.V. Pri maria
1,7
4,9
5 9
Astenozoospermia
Eréctil
-
-
+
1 095
918
Microadenoma
1,1
4,1
19
Oligoastenozoospermia
Eréctil
-
-
-
1 958
719
Negativa
7,9 8
12
6 9
Oligoastenozoospermia
8 Aumentada. 9 Disminuida. - Ausente. + Presente.

DISCUSIÓN

Los resultados de este estudio muestran que la disfunción sexual es muy frecuente en los hombres con hiperprolactinemia, aunque no se encontró una correlación entre este síntoma y los niveles de PRL, como se ha señalado en algunos estudios.1,6 Parece probable que exista una relación causal de hiperprolactinemia, testosterona plasmática baja y disfunción sexual eréctil, en la mayoría de los pacientes con este trastorno, unavez normalizados los niveles de PRL, tanto por cirugía como por bromocriptina, la testosterona aumenta y se recupera la función sexual.1

La galactorrea en el hombre es muy rara7 y nuestros hallazgos confirman lo infrecuente de este síntoma en hombres con hiperprolactinemia, así como la ginecomastia, la que tampoco se encontró en nuestra serie.

A pesar del reducido número de pacientes, este estudio demuestra que la hiperprolactinemia en el hombre puede tener diferentes causas, como macroadenoma hipofisario (funcionante o no), microprolactinoma, silla turca vacía o ser de tipo funcional sin causa demostrable.

La explicación de la asociación en algunos pacientes de testosterona plasmática disminuida con cifras de LH normal podría ser un efecto directo de la hiperprolactinemia al nivel de las células de Leydig unido a un trastorno en el mecanismo de retroalimentación negativa de la secreción de gonadotropinas a nivel hipotálamo-hipofisario. Este patrón de secreción hormonal, tanto gonadal como de gonadotropinas, es similar al que se ve en las mujeres con amenorrea hiperprolactinémica en las que la disfunción ovárica está asociada con un trastorno de la regulación en la secreción de gonadotropinas.8,9 Padrón y otros10 estudiaron la respuesta testicular a la gonadotropina coriónica humana en hombres con hiperprolactinemia no tumoral y encontraron un fallo a ese nivel en la producción de testosterona, resultados que apoyan la hipótesis de que las cifras elevadas de prolactina tiene una acción directa al nivel testicular.

En algunos pacientes que presentaron disfunción sexual se confirmó bioquímicamente un cuadro de hipogonadismo, con disminución de la testosterona plasmática, acompañada de disminución de la LH, lo que pudiera apoyar la hipótesis sugerida por la mayoría de los autores1,4,8,11 de que la hiperprolactinemia parece interferir con la liberación de gonadotropinas hipofisarias por inhibición de la liberación hipotalámica de la LHRH. Aunque este no parece ser el único mecanismo de afectación del eje gonadal, pues el hecho de encontrarse FSH elevadas hace pensar en la posibilidad de un daño testicular primario, hecho este encontrado por otros autores.5 Algunos autores sugieren que la hiperprolactinemia en los hombres conduce a un hipogonadismo por una disfunción hipotálamo-hipofisaria o por una modificación del tono dopaminérgico en el sistema nervioso central.12-14

En nuestra serie, en los 7 pacientes que se pudo obtener muestra de semen, se constató afectación en la movilidad o en la cantidad de espermatozoides y esto está en concordancia con el diagnóstico de hiperprolactinemia en muchos pacientes que nos consultan por infertilidad.15-17 La presencia en algunos casos de oligoastenozoospermia, con valores de testosterona normal, podría ser expresión de una acción de la hiperprolactinemia sobre el fluido seminal, en algunos trabajos se han encontrado disminución del volumen seminal con reducción del número total de espermatozoides inducido por la hiperprolactinemia, lo cual sugiere que la hiperprolactinemia tiene una acción directa sobre las glándulas sexuales accesorias.11,18 No encontramos explicación para la asociación de astenozoopermia con FSH elevada que se encontró en 2 pacientes hiperprolactinémicos, la hipótesis de que la hiperprolactinemia tenga una acción directa sobre las células de Sertoli, es poco plausible desde el punto de vista biológico, teniendo en cuenta la naturaleza proteica de la prolactina, que impediría su paso a través de la barrera hematotesticular.

Los 2 pacientes con LH disminuida presentaron macroadenomas hipofisarios, lo que pudiera ser una consecuencia de la compresión tumoral y no precisamente de la hiperprolactinemia, pues en los casos con hiperprolactinemia no tumoral, con silla turca vacía o microadenoma, la LH no se encontró disminuida. En ambos casos, los valores de PRL estaban por debajo de 3 200 mU/L (100 mg/L), que no es lo frecuente en los prolactinomas, por lo general las cifras de PRL son superiores a este valor, lo que pensamos podría tratarse de un pseudoprolactinoma (un macroadenoma no secretor de prolactina con hiperprolactinemia debido a la compresión del tallo hipofisario), aunque valores menores de PRL no excluyen la presencia de un prolactinoma.19

En conclusión, la hiperprolactinemia en el hombre tiene una importante repercusión negativa en la esfera gonadal, tanto sexual como reproductiva, por tanto merece una atención especial.

SUMMARY

The clinical picture of 9 male patients suffering from hyperprolactinemia of tumoral or idiopathic origin is described. Infertility and sexual dysfunction were the main reasons to look for the physician's advice. The average age at the symptroms onset was 25.3 and at the time of diagnosis 26.8. The mean of the first and second prolactin was 1 958 mU/L and 2 200 mU/L, respectively. Sexual dysfunction and cephalalgia were the most frequent symptoms. The findings of the computed tomography of the hypophysis were the following: 2 patients with macroadenoma, 1 with hypophysial microadenona, 1 with empty Turkish saddle, and 5 with no sellar alteration. In connection with the results of the gonodal axis hormones, it was observed an increase of FSH in 3 patients and a decrease of LH in 2, independently of the presence of hypophyseal adenoma. Testosterone was diminished in 6 patients. The spermiogram yielded a reduction in the umber and motility of spermatozoa. It is concluded that hyperprolactinemia in man has a negative sexual and reproductive repercussion on the gonodal sphere. Therefore, it deserves special attention.

Subject headings: HYPERPROLACTINEMIA/complications; IMPOTENCE/etiology; INFERTILITY, MALE/etiology; FSH/blood; LH/blood; TESTOSTERONE/blood; SPERM COUNT; PITUITARY GLAND/radiography.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Foster RS, Mulcahy JJ, Callaghan JT, Crabtree R, Brashear D. Role of serum prolactin determination in evaluation of impotent patient. Urology 1990;36:499-501.
  2. HSU TH, Hsu SH, Bias WB, Tyson JE. Management of male hyperprolactinemic hypogonadism. Am J Med Sci 1978;275:203-10.
  3. Thorner MO, Besser GM. Hyperprolactinaemia and gonadal function: results of bromocriptine treatment. En: Crosagnani PG, Robyn C, eds. Prolactin and human reproduction. London: Academic Press., 1977:285-301.
  4. Carter JN, Tryson JE, Tolis G, van Vliet S, Faiman C, Friesen HG. Prolactin-secreting tumors and hypogonadism in 22 men. N Engl J Med 1978;299:847-52.
  5. Zini D, Carani C, Baldini A, Cavicchioli C, Piccinini D, Marrama P. Further acquisitions on gonadal function in bromocriptine treated hyperprolactinemic male patients. Pharm Res Communications 1986;18:601-9.
  6. Rocco A, Falaschi P, Pompei P, D´Urso R, Frajese G. Reproductive parameters in prolactinemic men. Arch Androl 1983;10:179-83.
  7. Volpé R, Killinger D, Bird C, Clark AF, Friesen HG. Idiopathic galactorrhoea and milk hypogonadism in a young male. J Clin Endocrinol Metab 1972;35:684-92.
  8. Bohnet HG, Dahlen HG, Wuttke W, Schneider HPG. Hyperprolactinaemic anovulatory syndrome. J Clin Endocrinol Metab 1976;42:132-43.
  9. McNeilly AS, Sharpe RM, Fraser HM. Increased sensitivity to the negative effect of testosterone induced by hyperprolactinemia in the adult male rat. Endocrinology 1983;112:22-8.
  10. Padrón RS, Más J, Mateo-de-Acosta O. Testicular response to human chorionic gonadotropin in men with non-tumoural hyperprolactinaemia. Int J Androl 1984;7:495-502.
  11. Falaschi P, Frajese G, Sciarra F, Rocco A, Conti C. Influence of hyperprolactinaemia due to metoclopramide on gonadal function in men. Clin Endocrinol 1978;8:427-34.
  12. Bouchard P, Lagoguey M, Braily S, Schaison G. Gonadotropin releasing hormone pulsatile administration restores luteinizing hormone pulsatility and normal testosterone levels in males with hyperprolactinemia. J Clin Endocrinol Metab 1985;60:258-62.
  13. Bartke A, Klemcke H, Matt K. Effects of physiological and abnormally elevated prolactin levels on the pituitary-testicular axis. Medical Biology 1986;63:264-72.
  14. Carani C, Granata RM, Faustini M, Marrama P. Prolactin and testosterone: their role in male sexual function. Int J Androl 1996;19:48-54.
  15. Abbassy AA, Saikali WA. Hyperprolactinaemia and male infertility. Br J Urol 1982;54:304-10.
  16. Jequir A, Crich HC, Ansel ID. Clinical findings and testicular histology in three hyperprolactinaemic infertile men. Fertil Steril 1979;32:525-8.
  17. McNelly AS, Sharpe RM, Davidson DW. Hyperprolactinaemic male infertility. Fertil Steril 1976;27:1425-7.
  18. Costello LC, Franklin RB. Effect of prolactin on prostate. Prostate 1994;24:162-6.
  19. Ciccarelli E, Camanni F. Diagnosis and drug therapy of prolactinoma. Drugs 1996;6:954-65.
Recibido: 29 de enero de 1997. Aprobado: 20 de marzo de 1997.

Dr. Felipe Santana Pérez. Instituto Nacional de Endocrinología, Departamento de Reproducción Humana, Zapata y C, El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba. CP 10400.

Indice Anterior Siguiente