Indice Anterior Siguiente
Revista Cubana de Estomatología, julio-diciembre, 1995

Trabajos Originales

Hospital "Ciro Redondo" Artemisa

Aumento del reborde mandibular atrófico con hidroxiapatita porosa

Dr. Juan Carlos Quintana Díaz<1>

RESUMEN

Se realiza un estudio prospectivo encaminado a evaluar el aumento del reborde mandibular atrófico con hidroxiapatita porosa de producción nacional en 2 pacientes que habían dejado de usar la prótesis total inferior por no tener estabilidad. Se evalúa la técnica así como la evolución clínica y radiográfica del implante hasta el año de colocado; se constatan excelentes resultados como respuesta biológica al material. La inestabilidad de la prótesis y las molestias de los pacientes, desaparecieron, por lo que se considera que se abren nuevos horizontes con la utilización de este material en este tipo de afección.

Palabras clave: ESTUDIOS PROSPECTIVOS; MANDIBULA/cirugía; HIDROXIAPATITAS/uso terapéutico.

INTRODUCCION

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos frecuentemente es el reborde mandibular atrófico, que no permite la estabilidad de la prótesis inferior, y junto a ello una serie de molestias.

Desde hace muchos años han ido incorporándose diferentes técnicas quirúrgicas con resultados discutidos: entre los que tenemos maniobras tanto para extender los rebordes como para aumentarlos; para esto se han usado injertos de costillas, cresta ilíaca, etcétera.1

Desde hace algunos años aparece la hidroxiapatita, material implantológico de fosfato de calcio, totalmente compatible y poco tóxico que se convierte en parte integral del tejido vivo, la cual ha sido sometida a numerosas investigaciones. Fue utilizado primero en animales de experimentación y después en humanos con excelentes resultados en la cirugía ortoqnática, en la traumatología, en el trata miento de defectos parodontales, en la ortopedia, y para el aumento de rebordes alveolares atróficos, intervención ésta muy difundida.2-5

Nosotros nos proponemos brindar apoyo al Grupo Nacional de Biomateriales Implantológi cos, con esta investigación donde aplicamos la hidroxiapatita porosa de producción nacional en 2 pacientes con rebordes mandibulares atróficos y sumarnos a los estudios preclínicos y clínicos ya realizados en nuestro país con este material.6

OBJETIVOS

  1. Evaluar el comportamiento clínico y radio gráfico del implante de hidroxiapatita porosa.
  2. Evaluar si desaparecen o no las molestias y mejora la estabilidad de la prótesis de los pacientes tratados.

MATERIAL Y METODO

Se realizó un estudio prospectivo durante 1 año a 2 pacientes con reborde mandibular atrófico e inestabilidad de la prótesis total inferior a los que se les realizó aumento del reborde alveolar con hidroxiapatita porosa de producción nacional en su forma granulada de 0,6 a 0,8 mm, con porosidades de 200 micras interconectadas.

La técnica empleada en ambos casos fue la misma; bajo anestesia local, se practicó una insición del mucoperiostio encima del reborde alveolar residual inferior, desde el espacio retromolar derecho hasta el izquierdo. Se decolocó el mucoperiotio al que se le dio varios cortes horizontales para que este cediera a la hora de realizar la sutura, tanto por vestibular como por lingual. Se llevó la hidroxiapatita con una jeringuilla plástica de insulina a toda la extensión del reborde en contacto directo con el hueso, previa hidratación del material con suero fisiológico para facilitar su manipulación. Se suturó con seda negra 3-0, y se emitieron las indicaciones posoperatorias.

Se citó al paciente a la semana, al mes, a los 3 meses, a los 6 meses y al año, para realizarle estudio clinicorradiográfico.

La valoración de cada caso se realizó de forma minuciosa, y se anotaron las alteraciones encontradas, tales como: dolor, edema, ulceración de la mucosa, dehiscencia de la herida, salida de gránulos y sangramiento.

La evolución radiográfica se hizo comparan do y midiendo la altura del reborde pre y posoperatorio con una regla, en los rayos X, así como si existía o no separación del material implantado con el hueso.

A ambos pacientes se les confeccionó la prótesis a los 3 meses de implantados y se evaluó la estabilidad del nuevo aparato protésico antes de operado y después; esta maniobra fue realizada a este tiempo por considerarse que a partir del mismo ya hay una osteointegración del material y el mismo puede resistir la presión de la prótesis.

DESARROLLO

CASO NO.1

Paciente masculino de 65 años, con una prótesis total inferior de más de 35 años de uso sin cambios, presentaba inestabilidad de la misma y molestias, como dificultad para la fonética y para triturar los alimentos, sobre todo los de consistencia algo dura.

Se intervino quirúrgicamente el día 11 de junio de 1992; se le realizó estudio clínico posoperatorio a los 7 días y se constató ligero dolor. El edema fue, disminuyendo según el paciente, a medida que pasaron los días, no hubo dehiscencia de la herida ni sepsis, y se presentó exfoliación de algunos gránulos aislados del material; esto lo asociamos a que después de la toilet quedan enmascarados por la sangre y los tejidos blandos, y después son exfoliados por la herida.

Al mes y los 3 meses no había alteraciones clínicas; radiográficamente se constataba una buena relación hueso-implante por lo que se le confeccionó la prótesis.

A los 6 meses y al año no se constataron alteraciones de los tejidos blandos que recubren el implante. Según los rayos X continuó la buena relación del material con el hueso y no disminuyó la altura (figuras 1 y 2).

La estabilidad de la prótesis fue muy buena. El paciente refirió que había existido un notable cambio con respecto al preoperatorio y que habían desaparecido las molestias asociadas a esta afección.

CASO NO.2

Paciente femenina de 53 años con prótesis total inferior desajustada, la cual había cambia do en varias ocasiones, acude al servicio de prótesis de su sector de salud y le refieren que presentaba una cresta alveolar hipermóvil y que para rehabilitarla protésicamente tenía que ser operada antes.

Llega a nosotros y le proponemos realizar aumento del reborde con hidroxiapatita porosa y la paciente acepta: se interviene quirúrgica mente el 10 de septiembre de 1992, la intervención fue algo más fácil que el caso anterior por la banda de tejido fibroso que presentaba encima del reborde.

El posoperatorio de la primera semana fue similar al de cualquier intervención quirúrgica, o sea, asociada a la agresión que se realiza a los tejidos, edema y dolor ligero, no hubo sepsis ni sangramiento, ni dehiscencia de la herida y en este caso no hubo exfoliación del material.

La evolución clinicorradiográfica al mes, 3, 6, y al año fue excelente; no hubo alteraciones de los tejidos de recubrimiento y según los rayos x hubo buena relación hueso-material. No se constató migración de las partículas (figuras 3 y 4).

La prótesis fue instalada a los 3 meses de realizada la operación. Se comprobó buena adaptabilidad y desaparición de las molestias asociadas (no había dolor en las articulaciones temporomandibulares, hablaba bien y trituraba bien los alimentos).

Como vemos, los resultados de nuestro estudio son similares a los logrados por varios autores,5-9 por lo que consideramos este tratamiento de gran importancia; además, Blijdorp10 constató en biopsias practicadas a humanos tratados con hidroxiapatita que las partículas del material son rodeadas y encerradas por hueso maduro, siendo esto muy prometedor por la relación existente a la reabsorción creada y la formación entre ellos de un trabeculado con espacios medulares.

Nuestros 2 pacientes reaccionaron satisfactoriamente tanto clínica como radiográfica mente ante este material implantológico y en ambos casos se logró un resultado muy favorable para resolver un problema que desde hace muchos años ha estado afectando al ser humano y para el cual se han utilizado un sinnúmero de técnicas quirúrgicas con buenos resultados algunas y otras no, entre las que se incluyen agresiones para obtener injertos de cadera y costilla que son eliminados con este método que nosotros empleamos con el que logramos una buena estabilidad de la prótesis, mejoras fonéticas, de la trituración y masticación de los alimentos, disminución de los dolores de la articulación temporomandibular y el restableci miento de una mejor dimensión vertical.

CONCLUSIONES

  1. Se comprobó una excelente respuesta clínica y radiográfica ante el material implantado en los casos tratados.
  2. Mejoró en los 2 pacientes tratados la estabilidad de la prótesis y desaparecieron las molestias ocasionadas.

RECOMENDACIONES

Recomendamos la utilización de la hidroxiapatita de fabricación en afecciones del tejido óseo por su alta biocompatibilidad.

<1>Especialista de I Grado en Cirugía Maxilofacial.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Guersey LH. Cirugía preprotésica en: Kruger GO.: Cirugía Bucomaxilofacial. 5ta ed. La Habana: 1982:108-41 (Ediciones Revolucionarias).
  2. Isa Majluf M. The use of hydroxyapatite in modern dentristry. Rev Dent Chile 1991;82(1):30-5.
  3. Zeller D, Hiatt WR, Moore DL, Fain DH. Use of preformed hydroxiapatite block for grafting in genioplasty procedures. Int J Oral Maxillofac Surg 1986;15:665-68.
  4. Kashimoto K. Observation on implants of porous hydroxyapa tite granules in periodontal osseous defects. Kokubyo-Gakkay- -Zasshi 1990;57(1):116-45.
  5. Frame JW. Hydroxyapatite as biomaterial for alveolar ridgge aumentation. Int J Oral Maxillofac Surg 1987;16:642-55.
  6. Brito A de, Duarte L, Carvalho V, Albino L. Aumento del reborde alveolar mandibular con hydroxyapatite. Rev Port de Esto Cir Maxillofac 1989;30(1):39-46.
  7. Mercier P. Ridge reconstructions with hydroxyapatite. Part 1. Oral Surg 1988;65:505-10.
  8. Mercier P. Ridge reconstructions with hydroxyapatite. Part 2. Oral Surg 1988;65:641-50.
  9. Blijdorp PA. The hydroxyapatite bone interface studies in humans biopsy. Int X Oral Maxillofac Surg 1988;17:354-57.

Recibido: 26 de septiembre de 1994. Aprobado: 14 de octubre de 1994.

Dr. Juan Carlos Quintana Díaz. Hospital "Ciro Redondo" municipio Artemisa, Provincia de La Habana, Cuba.

Indice Anterior Siguiente