Indice Anterior
Rev Cubana Estomatol 2000;37(3):176-81

Formato PDF

Educación para la salud Clínica Estomatológica "Leonardo Fernández". Cienfuegos

El crucigrama educativo estomatológico, un método para la prevención de las enfermedades bucodentales

Dra. Beatriz García Alpízar,1 Dra. Grety de Armas Ávila2 y Dr. Mikhaíl Benet Rodríguez3

Resumen

Se realizó un estudio experimental para evaluar la eficacia del crucigrama estomatológico como método didáctico para fortalecer el conocimiento sobre salud bucal en la comunidad. Se formaron 2 grupos, uno de estudio y el otro de control, asignados al azar, y se tuvo en cuenta la condición de simple ciego; se evaluó el índice de higiene bucal (IHB-Love) y el conocimiento sobre salud bucal antes y después de la introducción de la charla educativa, demostración del cepillado y crucigrama con consejo de salud en el grupo estudio y de charla educativa y demostración del cepillado en el grupo control. Tanto el IHB como el conocimiento sobre salud bucal, en ambos grupos al inicio del estudio, era similar. Después de la segunda medición ambos grupos mostraron mejor IHB y más conocimiento sobre salud bucal, pero estos parámetros fueron mejores en el grupo de estudio. Los individuos del grupo estudio demostraron tener un conocimiento significativamente mayor (p < 0,05) que los del grupo control, lo que demuestra la eficacia del crucigrama y de los consejos de salud bucal.

Descriptores DeCS: EDUCACIÓN EN SALUD DENTAL/métodos; HIGIENE BUCAL; CEPILLADO; ENFERMEDADES DE LA BOCA/prevención & control; PROMOCIÓN DE LA SALUD; ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD; ATENCIÓN ODONTOLÓGICA; ODONTOPATÍAS/prevención & control.

Las enfermedades bucodentales son uno de los problemas de salud de mayor prevalencia en nuestra comunidad. Una vez establecidas, son persistentes y no tienen curación espontánea.1 Existen suficientes evidencias que muestran una gran relación entre el grado de higiene bucal y el estado de salud bucal. Es por ello que la prevención de estas enfermedades debe estar encaminada hacia el mantenimiento de una correcta higiene bucal, para evitar así el establecimiento y desarrollo de estas enfermedades.2,3

La salud positiva, el "añadir salud a la vida", depende en gran parte de las acciones de promoción de salud dirigidas a modificar los estilos de vida insanos y a promocionar estilos de vida positivos.4 Las prácticas de higiene bucal son un asunto individual, pero es necesario educar al individuo y a las colectividades para desarrollar los hábitos que les permitan mantener una higiene bucal adecuada.2 La mayoría de las personas tienen grandes vacíos en materia de salud bucal. Debido a esto, la educación para la salud constituye un elemento esencial, que tiene como objetivo promover, organizar y orientar a la población sobre lo que debe hacer para mantener una salud óptima.5-7

Existen numerosos medios por los que puede promoverse la buena salud en la comunidad, entre los cuales podemos señalar: la charla, la demostración, los juegos didácticos, la propaganda impresa en forma de folletos, etc.8 En este caso, nos propusimos demostrar la eficacia de nuestro método, que consiste en el crucigrama educativo estomatológico y mensajes de salud que ayudan a las respuestas de éste (anexo).

Métodos

El universo de este trabajo estuvo constituido por todos los individuos de ambos sexos, entre 18 y 35 años, con escolaridad superior a 9no. grado y pertenecientes al consultorio No. 8 en la Ciudad Nuclear (CEN), en Cienfuegos.

La muestra la formaron al principio 40 pacientes, de estos, 20 constituyeron el grupo estudio y 20 el grupo control. La determinación de pertenencia de cada paciente a los grupos se realizó al azar. Se perdió un individuo del grupo estudio y 3 del grupo control al final del trabajo. Para determinar los conocimientos sobre higiene bucal se confeccionó una encuesta, donde el mínimo para aprobar fue de 15 a 16 preguntas correctas y 22 el máximo.

Para medir el grado de la higiene bucal se utilizó el índice de higiene bucal de Love (IHB), con el criterio de higiene bucal deficiente cuando los valores eran superiores al 14 % de superficies teñidas, y valores por debajo del 14 % como higiene adecuada.9

Ambos grupos fueron sometidos a estas mediciones antes de la aplicación de la charla sanitaria y demostración del cepillado, y también antes de repartir a los integrantes del grupo estudio los crucigramas para llenarlos en la casa. Se aplicó nuevamente a la semana la encuesta de conocimientos y el IHB a ambos grupos, sin que ellos supieran que se repetirían estas determinaciones.

Tanto la medición del IHB como la revisión de la encuesta se desarrolló por un investigador que no conocía el grupo de procedencia de los investigados, de esa forma se aseguró el enmarcamiento a simple ciegas. Se realizaron comparaciones entre el grupo estudio y el grupo control antes y después de aplicado el método educativo y comparaciones antes y después para los grupos independientes.

La prueba t de Students, la de Mann Whitney y la de Wilcoxon fueron las pruebas estadísticas utilizadas para el tratamiento de los resultados. El nivel de significación fue de p = 0,05. Los datos obtenidos se analizaron mediante el paquete estadístico SPSS para Windows.

Resultados

En la tabla 1 se muestra el número de preguntas correctas respondidas por los pacientes en la encuesta inicial. Se obtuvo un promedio para el grupo estudio de 16,9 y para el grupo control 15,8. En relación con el IHB se alcanzó 19,1 % como promedio para el grupo estudio y 24,5 % en el control. Aparecen además los resultados de la evaluación basados en 2 ,3 , 4 y 5 puntos.

Tabla 1. Comparación en número de preguntas correctas, IHB y resultados de la evaluación inicial en el grupo estudio (N=19) y el control (N=17) al inicio del estudio

 
Grupo estudio antes
Grupo control antes
 
DE
DE
P
Preguntas correctas
16,9
2,43
15,8
3,39
0,268*
IHB inicial
19,1
11,7
24,5
11,1
0,166*
Evaluación inicial
3,22
,87
3,11
,99
,537** *

t de Students.
** Prueba de Mann Whitney.

En los resultados de la evaluación, atendiendo al número de preguntas respondidas correctamente y al IHB antes y después de la intervención en el grupo estudio, los pacientes respondieron como promedio 16,9 preguntas al inicio y 21,7 una semana después de la intervención, y tenían un IHB de 19,1 % al inicio y de 12,1 % al finalizar (tabla 2).

Tabla 2. Promedio de preguntas evaluadas correctamente e IHB antes y después de la intervención en el grupo estudio

 
Grupo estudio antes
Grupo estudio después
 
DE
DE
P
Resultados de las preguntas
16,9
2,4
21,7
0,85
0,0002**
IHB
19,1
11,8
12,1
4,59
0,01*
 

* Diferencia altamente significativa (t de Students).
** Diferencia altamente significativa (prueba de Wilcoxon).

Las respuestas a las preguntas y el IHB evaluados en el grupo control antes y después de seguimiento, fueron como promedio 15,8 preguntas al inicio y 18,9 una semana después de la charla y demostración del cepillado, y tenían un IHB de 24,5 % al inicio y de 14,7 % al finalizar (tabla 3).

Tabla 3. Comparación del número de preguntas respondidas correctamente y el IHB antes y después de la charla y seguimiento en el grupo control

 
Grupo control antes
Grupo control después
 
DE
DE
P
Resultados de las preguntas
15,8
3,39
18,9
3,28
0,03**
IHB
24,5
11,17
14,7
4,40
0,03*
 

* Diferencia altamente significativa, t de Students.
** Diferencia altamente significativa, prueba de Wilcoxon.

Cuando comparamos los resultados de ambos grupos después de la investigación, los valores promedio del número de respuestas positivas y del IHB fueron de 21,7 y 12,1 % para el grupo estudio y de 18,9 y 14,7 % para el control (tabla 4). También aparecen los resultados finales de las evaluaciones basados en 2 ,3, 4 y 5 puntos.

Tabla 4. Comparación entre el grupo estudio y control en cuanto al número de respuestas correctas y al IHB y evaluación después del estudio

 
Grupo estudio después
Grupo control después
Variables
DE
DE
P
Preguntas correctas
21,7
0,85
18,9
3,28
0,001**
IHB (final)
12,1
4,59
14,7
4,40
0,09*
Evaluación (final)
4,89
,31
3,88
1,05
0,002***

* No diferencia significativa, t de Students.
** Diferencia altamente significativa, t de Students.
*** Diferencia altamente significativa, prueba de Mann Whitney.

Discusión

No se encontraron diferencias significativas entre el grupo estudio y control en cuanto a la comparación del número de preguntas evaluadas como correctas, el IHB y las evaluaciones basadas en 2 ,3, 4 y 5 puntos al inicio del estudio, lo que evidencia la similitud entre ellos, elementos favorables para la realización del estudio. El nivel de conocimiento sobre salud bucal de ambos grupos podemos calificarlo como regular, dado por el promedio de preguntas con respuestas positivas relativamente bajo (16,9) para una calificación general de 3,22 en el grupo estudio y de 15,8 con calificación de 3,11 en el control.

Otros autores en nuestro país han encontrado que el nivel de educación para la salud en diferentes poblaciones antes del trabajo educativo es deficiente.5

Cuando comparamos los resultados obtenidos en el grupo estudio después de la intervención, observamos que variaron significativamente los valores con respecto a la medición inicial (p < 0,05), el nivel de conocimiento mejoró y el IHB disminuyó de 19,1 a 12,1 %, y se clasificó dentro de la categoría de bueno.

En el grupo control también mejoró significativamente el nivel de conocimiento y el IHB (p < 0,05) comparado con la medición inicial. No obstante, el valor del IHB no llegó a ser considerado como bueno. Todo esto demostró que tanto las charlas, la demostración del cepillado y el crucigrama con consejos, así como el uso solamente de charlas de salud y demostración del cepillado son realmente beneficiosos para mejorar el nivel de conocimiento y de higiene bucal de la población.

En estudios realizados por Pérez y Añé, el IHB luego del trabajo educativo mejoró notablemente, sobre todo en el grupo estudio donde se reforzó el método de divulgación de la educación para la salud.10 En otro trabajo de Añé y Seguí se encontró que la higiene bucal de los niños examinados era deficiente y que no se correspondía con los conocimientos teóricos que poseían.2 Es probable que en nuestro trabajo disminuyera el IHB al incrementarse el nivel de educación para la salud porque ocurrió en una población adulta.

Al comparar los resultados entre los grupos al final del estudio, pudimos constatar que aunque ambos grupos habían mejorado significativamente el nivel de conocimiento y el índice de higiene bucal, esta situación era significativamente mejor en el grupo estudio que en el control (p < 0,05).

A modo de conclusión, podemos decir que no existieron diferencias significativas en las mediciones iniciales entre el grupo estudio y el control. Ambos grupos mejoraron los resultados de IHB y la evaluación sobre el conocimiento de salud bucal (resultados de la encuesta) al final del estudio, pero el grupo estudio tuvo un conocimiento sobre salud bucal significativamente superior al grupo control, lo que refleja la eficacia del método didáctico utilizado (crucigrama y consejos de salud) en la población adulta del consultorio No. 8 de la Ciudad Nuclear en Cienfuegos. El IHB fue superior en el grupo estudio, pero sin diferencias estadísticas significativas con respecto al grupo control.

 

 

 

Summary

An experimental study was conducted to evaluate the efficiency of the stomatological crossword puzzle as a didactic tool to strengthen the knowledge of oral health in the community. A study group and a control group were selected at random, taking into account the single blind condition: The oral hygiene index (OHI-Love), the knowledge of oral health before and after the introduction of the educative talk, the tooth brushing demonstration and the crossword puzzle with health advice were evaluated in the study group, whereas the oral hygiene index, the knowledge of oral health before and after the educative talk and the tooth brushing demonstration were assessed in the control group. The OHI and the knowledge of oral health were similar in both groups at the beginning of the study. After the second measurement, both groups showed a better OHI and improved their knowledge of oral health, but these parameters were even better in the study group, where the individuals proved to have a significantly higher knowledge (p < 0.05), which showed the efficiency of the crossword puzzle and of the oral health advices.

Subject headings: HEALTH EDUCATION, DENTAL/methods; ORAL HYGIENE; TOOTH BRUSHING; MOUTH DISEASES/prevention & control; HEALTH PROMOTION; PRIMARY HEALTH CARE; DENTAL CARE; TOOTH DISEASES/prevention & control.

Referencias bibliográficas

  1. Cuenca E, Manau C, Serra Majem L, Falgas J, Taberner JL, Batalla J. Consejos para la prevención de las enfermedades bucodentales. Med Clin 1994;102(Supl 1):134-4.
  2. Añé González B, Seguí León O. Estudio de hábitos y conocimientos sobre higiene bucal en un grupo de niños. Rev Cubana Estomatol 1987;24(1):59-66.
  3. Lamas C, Hernández R, Añé B. Evaluación de 2 métodos educativos sobre higiene bucal. Rev Cubana Estomatol 1987;24(1):101-12.
  4. Trias X. Prioridad para la prevención en Cataluña. Med Clin 1994;102(Supl 1):3-4.
  5. Pérez Borrego A, Barrios Felipe L, Fernández Fregio MJ, Rodríguez Llanes R. Estudio comparativo del nivel de educación para la salud en maestros de enseñanza primaria y media. Rev Cubana Estomatol 1989;26(4):268-76.
  6. Salleras L. La medicina clínica preventiva: el futuro de la prevención. Med Clin 1994;102(Supl 1):5-12.
  7. Salleras L, Martín Zurro A, Bertrán JM, Gené JM, Forés D, Taberner JL. La integración de la prevención en la práctica asistencial. Med Clin 1994;102 (Supl 1): 35-41.
  8. Normas de educación para la salud en Estomatología. Rev Cubana Estomatol 1991; 28(2):135-42.
  9. Corelia Sánchez R. Atención primaria periodontal. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 1989:38.
  10. Pérez Borrego A, Añé González B. Estudio de 2 vías utilizadas en la formación de hábitos en niños de 5 años. Rev Cubana Estomatol 1987;24(1):17-21.

Recibido: 16 de febrero del 2000. Aprobado: 12 de septiembre del 2000.
Dra. Beatriz García Alpízar. Calle 51 No. 210 NE entre 2 y 4, Cienfuegos 55100, Cuba.

 

  1. Estomátologa General. Clínica Estomatológica "Leonardo Fernández", Cienfuegos.
  2. Estomatóloga General. Policlínico Área VII, Cienfuegos.
  3. Especialista de I Grado en Fisiología Normal y Patológica. Instructor de Fisiología. Facultad de Ciencias Médicas, Cienfuegos.
Indice Anterior