Índice Anterior Siguiente
Formato PDF

Técnicas

Facultad de Estomatología
Universidad de La Habana

Método combinado L.S. 78

Dra. Rosa M. Massón Barceló,1 Dra. Gloria M. Marín Manso,1 Dra. Rebeca F. Fernández Ysla2 y Dra. Gladys M. Otaño Laffitte2

Resumen

El síndrome de clase II división 1 es considerado como un cuadro clínico integrado por varios signos, síntomas morfológicos y funcionales; en la mayoría de los casos se produce por alteraciones funcionales del aparato estomatognático, que conducen a la aparición de un retrognatismo mandibular. Para la solución de este problema, se hace necesario el uso de un aparato de ortopedia funcional, que sea capaz de reestablecer las funciones y transmitir estímulos propioceptivos adecuados a la musculatura y los dientes, logrando así una relación adecuada de los maxilares, tanto en sentido vertical como sagital. Con el objetivo de brindar información a estudiantes y especialistas, se realiza la descripción de un aparato de ortopedia funcional de los maxilares: el método combinado L.S. 78 diseñado por el profesor uruguayo Indalecio Buño Loureiro, el cual combina la utilización de la placa activa y el activador universal, y que está indicado específicamente para el tratamiento de la clase II división 1 o clase I con características de la anterior.

Palabras clave: ortopedia funcional de los maxilares, método combinado L. S. 78, placa activa, activador universal, síndrome de clase II división 1.

La maloclusión de clase II constituye una anomalía muy frecuente que afecta a más de la mitad de la población de los pacientes ortodóncicos. Se caracteriza por una relación distal de la arcada inferior con respecto a la superior, que puede deberse a displasias óseas, a un movimiento hacia mesial del arco dentario y los procesos alveolares superiores, o a una combinación de factores esqueléticos y dentarios.1 En un gran número de casos está presente un retrognatismo mandibular.

El síndrome de clase II división 1 es considerado como un cuadro clínico integrado por varios signos, alteraciones o síntomas morfológicos y funcionales, los cuales debemos analizar para realizar un correcto diagnóstico.2

Generalmente los pacientes con maloclusiones dentales y problemas esqueletales no son atractivos. Un tratamiento ortopédico precoz, que proporcione una mejora en el aspecto dentofacial, permitirá un desenvolvimiento psicológico normal de los niños, con influencia directa sobre su autoestima.3

Una gran cantidad de aparatos ortopédicos funcionales sen aplican para la corrección de disarmonías oclusales y esqueletales de clase II. 4 Estos son, por definición, mecanismos que se sirven de la función para mejorar el fisiologismo oral y la posición dentaria, considerados como aparatos ortopédicos por su potencial de acción sobre el crecimiento de los maxilares, cóndilos y suturas faciales.1, 4, 5 Su finalidad consiste en modificar el patrón de crecimiento facial y la estructura ósea subyacente de la cara. El principio del tratamiento funcional se basa en recolocar el maxilar inferior retruido hacia una posición más adelantada mediante la construcción de un aparato removible que, una vez colocado en la boca, induce una mordida protrusiva.6

Muchos estudios sobre los efectos de los aparatos funcionales han explorado el papel de la musculatura mandibular protrusiva en la promoción del crecimiento del cartílago del cóndilo y de la posterior longitud de la mandíbula, con énfasis en los músculos pterigoideos.7 Petrovic y colaboradores en sus investigaciones, han demostrado la posibilidad de estimular el crecimiento mandibular por medio de dispositivos funcionales y que el efecto obtenido depende de las propiedades biológicas de los tejidos, no atribuibles a las particularidades de los diferentes aparatos.8

Entre los múltiples aparatos que se han diseñado para el tratamiento de esta anomalía se encuentra el descrito por Buño 9 y denominado por él "método combinado L. S. 78" (fig.1). Este método emplea 2 tipos de aparatos: la placa activa de avance y expansión, que se transforma en activa funcional, y el activador universal que será diseñado de acuerdo con las características que presente cada paciente.

Fig.1. Método combinado LS 78.

La acción de estos aparatos está dirigida hacia los arcos dentarios y al conjunto del aparato estomatognático alterado y nos permite actuar en 2 direcciones fundamentales. En la primera fase, hacia la remodelación previa del arco superior y la creación de nuevos reflejos neuromusculares que se corresponden con la nueva senda de cierre impuesta y la actitud postural de reposo de la mandíbula, lo que se logra con el uso de la placa activa de expansión y avance. En la segunda fase, con el uso simultáneo de la placa activa y del activador universal, de uso nocturno, se consolidan los reflejos adquiridos en el cambio posicional de la mandíbula y de su recorrido durante la primera fase.

Se realiza el presente trabajo con el objetivo de dar a conocer a los estomatólogos generales, EGI y ortodoncistas, los componentes y modo de acción del método combinado L.S.78.

Desarrollo

Placa activa. Componentes (fig. 2)

Elementos externos:

Elementos internos:

 

Fig. 2. Placa activa L.S. 78.

Activador universal. Componentes (fig. 3)

Mantiene ciertos rasgos del activador difundido por Andresen-Haupl referente a su modo de acción; se diferencia en su conformación y volumen, a la vez que se incorporan nuevos elementos que aumentan su eficacia.

Elementos externos:

Elementos internos:

La única variante con la placa activa es que lleva guías dobles, una superior y otra inferior, y que el acrílico abarca ambos maxilares.

Fig. 3. Activador universal.

Indicaciones de su uso

El autor recomienda el uso de la placa activa aproximadamente durante 3 meses, para que el paciente se adapte a la nueva posición mandibular a la vez que se va remodelando y expansionando el maxilar superior. Este período sirve también para evaluar la cooperación del paciente. Pasado este tiempo, se incorpora el uso nocturno del activador, que ayuda a consolidar lo logrado.

En nuestra experiencia clínica hemos combinado el uso de la placa activa con el arco lingual de cierre vertical y omega anterior diseñado por Del Río 10,11 en pacientes con discrepancia ligera o mediana con excelentes resultados. Se le pueden adicionar a las bandas inferiores tubos para colocar un lip bumper en la arcada inferior y prescindir en estos casos del uso del activador.

Discusión

Existen múltiples aparatos funcionales que están indicados para el tratamiento de la clase II división 1, cuando esta se debe a un retrognatismo mandibular, como son: el activador abierto elástico de Klammt, el modelador elástico de Bimler, el regulador de funciones de Frankel y los bloques gemelos, entre otros. Consideramos que el aparato de Buño tiene algunas ventajas que se deben tener en cuenta estudiando la individualidad del paciente:

Con el uso de la placa activa se remodela la arcada superior en un período de 3 meses, a la vez que se va corrigiendo la posición mandibular. Resulta estética y cómoda para el paciente, no dificulta el habla.

Puede usarse en aquellas clases II división 1 en las cuales al avanzar la mandíbula se produce una mordida cúspide a cúspide o cruzada en los sectores laterales, como consecuencia de la estrechez del arco superior, aunque se utilice posteriormente otro activador que no sea el de Buño.

Con este estudio hemos llegado a la conclusión de que el método combinado L.S. 78 constituye una alternativa eficaz dentro de la otopedia funcional de los maxilares para el tratamiento de las clases II división 1, ya que con ella se pueden alternar 2 aparatos de fácil construcción, manejo y de gran aceptación por parte de los pacientes; con su uso se obtienen muy buenos resultados tanto en la solución de los problemas esqueletales como dentales.

Summary

THE L.S. 78 COMBINED METHOD

The syndrome of class II division I is considered as a clinical picture composed of various signs, morphological and functional syndromes. In most of the cases, it is caused by functional alterations of the stomatognathic apparatus leading to the appearance of mandibular retrognathia. To solve this problem, it is necessary the use of a functional orthopedic apparatus capable of restoring the functions and of transmitting adequate propioceptive stimuli to the muscles and tooth to attain an appropriate relation of the maxillae in vertical and sagittal sense. In order to give information to students and specialists, it is described an apparatus of functional orthopedics of the maxillae: the combined method L.S. 78 designed by the Uruguayan professor Indalecio Buño Loureiro, who combines the use of the active plaque and the universal activator. It is specifically indicated for the treatment of class II division I or class I with characteristics of the above.

Key words: Functional orthopedics of the maxillae, combined method L.S. 78, active plaque, universal activator, syndrome of class II divison I.

Referencias bibliográficas

  1. Proffit WR. Ortodoncia, teoría y práctica. 3 ed. Madrid: Harcourt; 2001.p. 231.
  2. Marín G, Massón R, Permuy S. El examen funcional en ortodoncia. Rev Cubana Ortod 1998;13(1):37-41.
  3. Tung W, Kayak H. Psychological influences on the timing of orthodontic treatment. Am J Orthod Dentofac Orthop 1998;113(1):29-39.
  4. Bacceti T, Franchi L, Ratner L, McNamara J. Treatment timing for twin-block therapy. Am J Orthod Dentofac Orthop 2000;118:159-69.
  5. Canut Brusola JA. Ortodoncia clínica. Barcelona:Salvat; 1998.p.405.
  6. Graber TM, Rakosi T, Petrovic AG. Ortopedia dentofacial con aparatos funcionales. México: Harcourt Brace; 1998.
  7. Chintakanon K, Türker KS, Wayne Sampson T, Townsend WG. Effects of twin-block therapy on protrusive muscle functions. Am J Orthod Dentofac Orthop 2000;118:392-6.
  8. Petrovic A, Stutzmann J. Crecimiento de la mandíbula humana y eficacia de los aparatos ortopédicos funcionales. Causas biológicas de la variabilidad individual. Rev Cubana Ortod 1990;5(1):5-30.
  9. Buño I. Ortopedia estomatológica infantil. Introducción y fundamentos. Fascículo No 1. Uruguay; 1986.
  10. Del Río S. Nuevo método en el tratamiento del apiñamiento incisivo ligero y mediano en dentición mixta. Rev Cubana Estomatol 1986;23 2):146-9.
  11. Álvarez C. Tratamiento del apiñamiento ligero o mediano. Evaluación de una técnica. Rev Cubana Estomatol 1986;23(2)131-4.

Recibido:19 de mayo de 2004. Aprobado: 2 de septiembre de 2004.
Dra. Rosa M. Masón Barceló. Facultad de Estomatología. Ave. Salvador Allende y calle G, municipio Plaza, Ciudad de La Habana, Cuba.

1Especialista de II Grado en Ortodoncia. Profesora Auxiliar.
2Especialista de I Grado en Ortodoncia. Profesora Asistente.

Índice Anterior Siguiente