Índice Anterior Siguiente
Rev Cubana Estomatol 2006; 43(4)

Clínica Estomatológica Provincial Santiago de Cuba

Rehabilitación de estética y función después de tratamiento protésico y endodóntico

Dra. Xiomara Perdomo Marcillí,1 Dra. Blanca María Rey Prado,2 Dra. Niurka Odalmis LaO Salas,3 Dr. Mario Castañeda Deroncelé3 y Dra Yanisette Mónica Callejas Martínez4

Resumen

Se presenta el caso de un paciente masculino de 49 años de edad, trabajador, que acudió a la consulta de Conservadora de la Clínica Estomatológica Provincial de Santiago de Cuba con fractura longitudinal de la corona del 11, la que afectaba su estética, resultado de una oclusión traumática. Entre los signos clínicos y radiográficos encontrados estuvieron patrón atípico de desgaste oclusal en dientes anterosuperiores, hipertonicidad de los músculos masticatorios, absceso periapical en 11, mordida cruzada al nivel del 43 y ausencia de varios dientes posteriores, superiores e inferiores. La conducta a seguir fue la realización de tratamiento pulporradicular del 11, posterior reconstrucción de su corona con resina fotopolimerizable y rehabilitación protésica.

Palabras clave: oclusión traumática, rehabilitación.

Durante muchos años los odontólogos se han dedicado a la rehabilitación del sistema masticatorio con el objetivo de lograr una oclusión que funcione sin trastornos en los tejidos de soporte. Los trastornos funcionales del aparato masticatorio incluyen cualquier alteración en las relaciones de los dientes con sus estructuras, tales como: los maxilares, la articulación temporomandibular (ATM), los músculos, así como la inervación y vascularización de los tejidos.1

Dentro de los trastornos del aparato masticatorio, encontramos la oclusión traumática, que se observa cuando un esfuerzo oclusal anormal es capaz de producir o ha producido una lesión en el periodonto. Su etiología está relacionada con factores predisponentes como la maloclusión, pérdida de apoyo periodontal, hábitos oclusales, pérdida de dientes, masticación unilateral, entre otros y factores desencadenantes, dentro de los que se encuentran las desarmonías oclusales y los trastornos neuromusculares. 1 La oclusión traumática se puede presentar como resultado de numerosas condiciones desfavorables oclusales y periodontales en combinación con el aumento del tono muscular y diversos grados de tensión emocional; su  presencia indica que la capacidad adaptativa del aparato masticatorio ha sido sobrepasada.2

La actividad funcional del aparato masticatorio depende de la información propioceptiva del ligamento periodontal, la mucosa bucal, la oclusión dental y la articulación temporomandibular (ATM); posee, por lo tanto, un complejo control nervioso. Puede considerarse que la oclusión es el factor determinante del movimiento mandibular, ya que la forma como los dientes entran en contacto, representa un estímulo que será recogido por los propioceptores de la membrana periodontal, vinculado al sistema nervioso central y allí terminará por dar una respuesta neuromuscular, normal o patológica, según el tipo de estímulo, o sea, según el programa oclusal del paciente. Cuando se tocan interferencias oclusales, se presenta inhibición de la actividad refleja por la excitación desorganizada y prematura de los propioceptores de la membrana periodontal de los dientes afectados.3

Un patrón de contracción asincrónica y anormalmente fuerte puede iniciar contracciones poderosas en los músculos y ocasionar fuerzas dirigidas desfavorablemente y que están situadas sobre los dientes en contacto y sus estructuras de sostén.4

En ocasiones, los efectos de la oclusión traumática son tales que afectan la pulpa dentaria de los dientes que reciben la mayor fuerza, y se hace necesario realizar tratamientos pulporadiculares en los mismos, con el objetivo final de restaurar el diente tratado en su forma y función dentro del aparato masticatorio. No hay dudas de que un diente tratado endodónticamente, bien restaurado, y que se usa con normalidad, es mejor que el mejor de los implantes.5

Diariamente a nuestras consultas llegan pacientes con problemas odontológicos ocasionados por una oclusión traumática y se hace necesaria la práctica de un minucioso interrogatorio y examen clínico para poder dar con la causa real del problema. El estudio de este tema es de suma importancia para todos los estomatólogos, pues les servirá para tratar adecuadamente sus pacientes. Motivados por esto realizamos este trabajo, que muestra un caso con dichos efectos.

PRESENTACIÓN DEL CASO

Paciente masculino de 49 años de edad, trabajador, que acudió a la consulta de Conservadora de la Clínica Estomatológica Provincial Docente de Santiago de Cuba por presentar fractura longitudinal de la corona del 11, la cual afectaba su estética.

Al examen clínico se observa pérdida de esmalte de la cara vestibular del 11 con exposición de dentina en tercio medio e incisal, patrón atípico de desgaste oclusal en varios dientes anterosuperiores, hipertonicidad de los músculos masticatorios, mordida cruzada a nivel del 43 y ausencia de varios dientes posteriores, superiores e inferiores.

Radiográficamente observamos engrosamiento de la membrana periodontal del 11, pérdida ósea horizontal y zona radiolúcida localizada en región periapical de dicho diente compatible con absceso alveolar crónico.

En el caso que nos ocupa, la maloclusión y la pérdida de dientes posteriores han constituido las causas de la oclusión traumática. La primera complica y restringe los patrones del movimiento oclusal, la segunda genera patrones de mordida solo en el sector anterior, las cuales se traducen en fuerzas excesivas a este nivel. La coincidencia de estas 2 situaciones, actúa sobre el ligamento periodontal de los dientes de este sector, y como efecto secundario por su interrelación, se afecta la pulpa dentaria en el diente que recibe la mayor fuerza, por su puesto el mayor trauma.

Se decidió realizar tratamiento pulporradicular del 11 y posteriormente la restauración estética de su corona con resina fotopolimerizable. Teniendo en cuenta que tanto la fractura como la afectación de la pulpa dentaria surgen como consecuencia de la oclusión traumática, se hace necesario la rehabilitación protésica, para obtener una distribución equitativa de las cargas, que por demás, será preventiva para evitar las mismas consecuencias en los dientes restantes, por lo que se decidió remitir al paciente al Servicio de Prótesis, instalando en el mismo una prótesis parcial que completó su rehabilitación estética y funcional.

En las figuras puede observarse al paciente antes y después del tratamiento.

Figs. 1 y 2

Comentarios

El objetivo fundamental de la prevención en Estomatología está encaminado a que los pacientes mantengan el número de dientes necesarios para proporcionar una oclusión estable. Cuando esto no se puede lograr debido a que el paciente se ha realizado varias exodoncias, se hace necesaria la rehabilitación protésica oportuna, para evitar situaciones como las del caso que acabamos de presentar.

Summary

Rehabilitation of aesthetics and function after prosthetic and endodonthic treatment

The case of a 49-year-old male worker that received attention at the Conservative Treatment Department of the Provincial Dental Clinic of Santiago de Cuba for presenting longitudinal fracture of the crown of the llth tooth that affected his aesthetics as a result of a traumatic occlusion was reported. Atypical pattern of occlusal wear in anterosuperior tooth, hypertonicity of the masticatory muscles, periapical abscess in the llth tooth, cross-bite at the level of the 43rd tooth, and absence of various posterior, superior and inferior teeth, were among the clinical and radiological signs found. The conduct followed was the pulporadicular treatment of the llth tooth, further reconstruction of its crown with photopolymerizable resin and prosthetic rehabilitation.

Key words: traumatic occlusion, rehabilitation.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Fischer P. Tratamiento fisioterapéutico de las disfunciones porofaciales. Rev  Labor Dental Clín 2001;2(5):171-4.
  2. Colectivo de autores. Fisiopatología del aparato masticatorio. Unidad Docente de Estomatología. Rehabilitación II  2003:1-3.
  3. Campo A. Rehabilitación oral y oclusal. Madrid: Harcourt; 2000. Pp. 26-7.
  4. Major M, Ash J. Fisiología oclusal pasado y presente. Rev Labor Dental Clin 2001;2(1):16-8.
  5. Miñana R. Conceptos esenciales de endodoncia. Rev Profesión Dental 2003;6(9):44-5.

Recibido: 5 de julio del 2006. Aprobado: 3 de septiembre del 2006.
Dra. Xiomara Perdomo Marcillí. Calle 8 entre 13 y 15, Reparto Vista Alegre, Santiago de Cuba. Teléf.: 643828.

1Especialista de II Grado en EGI.
2Especialista de II Grado en Prótesis Estomatológica.
3Especialista de I Grado en Prótesis Estomatológica.
4Especialista de I Grado en EGI.

Índice Anterior Siguiente