Indice Siguiente
Revista Cubana de Farmacia, julio-diciembre, 1995

Artículos Originales

Universidad de La Habana. Facultad de Farmacia y Alimentos.

Influencia de la fuerza de compresión sobre la liberación de bisacodilo microencapsulado en tabletas

Lic. Irela Pérez Sánchez,<1> Dr. Antonio Iraizoz Colarte,<2> Lic. Ivón Almirall Díaz,1 Lic. Guillermo Jordán Martínez,<3> y Lic. Evangelina Uribarri Hernández,3

RESUMEN

Se realiza el perfil de compresión de microcápsulas de bisacodilo obtenidas por el método de evaporación del solvente volátil, las cuales se caracterizaron por poseer adecuada calidad tecnológica para la elaporación de tabletas. Se determina la incidencia de la fuerza de compresión en la liberación del fármaco en jugo gástrico artificial. Finalmente, se indica un rasgo de valores óptimos de fuerza de compresión (1,33-8,06 KN), que permite obtener tabletas de buena calidad tecnológica acorde con los requisitos internacionales de entericidad.

Palabras clave: CAPSULAS/farmacología; CAPSULAS/análisis; BISACODILO/farmacología; JUGO GASTRICO; COMPRIMIDOS.

INTRODUCCION

El bisacodilo es uno de los laxantes que con mayor frecuencia se utiliza en la terapéutica. Su acción farmacológica ocurre mediante un mecanismo de irritación que provoca un incremento del peristaltismo en la musculatura lisa intestinal por estimulación directa del plexo nervioso intramural, lo cual facilita la evacuación del intestino.1,2 Cuando este fármaco entra en contacto con la mucosa gástrica, se desencadena una reacción similar a la antes descrita, pudiéndose manifestar reacciones adversas en la zona abdominal, que en ocasiones pueden ser severas,1 por lo que sus formas farmacéuticas orales deben elaborarse con adecuadas condiciones de entericidad.

Este fármaco, además resulta sumamente irritante para los operarios y se emplea en pequeñas dosis (5 mg), por lo que su uso en microcápsula brinda una mayor protección al personal y gran factibilidad operacional.3,4 Debido a que la fuerza de compresión utilizada en la elaboración de las tabletas puede fracturar la cubierta de las microcápsulas, resulta necesario el análisis de este factor cuando se va a producir tabletas a partir de microcápsulas, objetivo que se persigue en este trabajo.

MATERIAL Y METODO

Preparación de las microcápsulas. Las microcápsulas se prepararon por el método de evaporación del solvente volátil, y nos apoyamos en los aspectos planteados por Beyger et al. para el uso de este método teniendo como polímero de cubierta acetoftalato de celulosa (CAP).5

Valoración del contenido de bisacodilo en las microcápsulas. La determinación del contenido de bisacodilo presente en las microcápsulas se realizó por espectrofotometría UV a 249 nm mediante la técnica descrita por Heredia en 1991 (Tesis de diploma. Determinación analítica de microcápsula). Se utilizó una masa de microcápsulas equivalente a 25 mg de bisacodilo y como medio de disolución una solución de hidróxido de potasio en etanol (0,1 mol/L).

Determinación del tamaño de partículas de las microcápsulas. El diámetro medio de las microcápsulas se determinó mediante el análisis granulométrico por tamización.6

Preparación de las tabletas. Para la preparación de las tabletas se utilizó una mezcla de las microcápsulas obtenidas con granulado base, elaborado con almidón, lactosa y gelatina, el cual fue tamizado previo al proceso de mezclado tomándose la fracción comprendida entre 355 y 630 mm. La mezcla fue comprimida en una máquina tabletera rotativa instrumentada, de 8 troqueles, de la firma italiana RONCHI, modelo AMS 8, utilizando troqueles planos, biselados y ranurados de 6,4 mm de diámetro, ajustando el peso por tableta a 90 mg. Los valores de fuerza de compresión ensayados se muestran en la tabla 1.

Evaluación tecnológica de las tabletas. A las tabletas se les determinaron las propiedades físico-mecánicas y tecnológicas, como son: peso promedio, altura, dureza, friabilidad y la relación dureza-friabilidad (HFR), utilizando la metodología indicada.6

Ensayo de disolución. La disolución se efectuó en un equipo disolutor ERWEKA, con el aparato I (cestas), con un tamaño de poro inferior a 420 mm, a 100 rev/min durante 1 h en 900 mL de jugo gástrico artificial sin enzima, a una temperatura de 37 ± 0,5 o C. El bisacodilo presente en el medio se determinó en un espectro- fotómetro UV-Visible UBIKON 930 KONTRON a 263 nm.

ANALISIS DE LOS RESULTADOS

La técnica ensayada posibilitó la rápida formación de las microcápsulas. Se obtuvo un medio dispersante claro y transparente que indica la alta eficiencia del método. En las microcápsulas obtenidas predominó la forma esférica con una cubierta continua y elegante.

Los resultados del análisis granulo métrico mostrados en la tabla 2, reflejan un alto tanto por ciento de la muestra con un tamaño entre 0,400 y 0,800 mm y un diámetro medio de 0,520 mm, lo cual resulta muy adecuado si tenemos en consideración que estas microcápsulas serán utilizadas en la elaboración de tabletas. Resulta importante destacar el comportamiento gausiano de la distribución del tamaño de partículas de la muestra de microcápsulas analizadas, al obtenerse una desviación máxima no significativa cuando se aplicó la prueba de Kolmogorov-Smirnov.

La valoración del contenido de bisacodilo presente en las microcápsulas indicó una elevada eficiencia de la técnica ensayada al contener el 92 % de bisacodilo, lo cual permite corroborar los criterios expuestos con anterioridad relacionados con este aspecto.

En la tabla 3 se expresan los valores de cada una de las propiedades físico-mecánicas y tecnológicas de las tabletas, las cuales se comportaron de forma satisfactoria en cada uno de los ensayos realizados; se destaca la buena resistencia mecánica de acuerdo con los resulta dos obtenidos en los análisis de dureza, friabilidad y HFR. Como era de esperar la resistencia mecánica aumentó con el incremento de la fuerza de compresión, debido a un aumento en la cohesión entre las partículas, aspecto éste que también se manifiesta en la ligera disminución que se aprecia en la altura de las tabletas al incrementarse la fuerza de compresión.

En el caso particular de la dureza, se observa como a partir del segundo ensayo un incremento de la fuerza aplicada no ofrece variaciones significativas en esta propiedad, lo que indica que el grado de compactación entre las partículas está cercano al límite máximo posible, por lo tanto, no resulta conveniente el uso de fuerzas de compresión superiores en aras de mejorar las propiedades tecnológicas de las tabletas.

Al realizar la disolución se pudo comprobar un incremento de la cantidad de fármaco liberado en la medida que aumentó la fuerza de compresión aplicada, muestra de ellos son los resultados que se presentan en la tabla 4. En los primeros ensayos el bisacodilo disuelto se debe a un proceso de difusión a través de los poros de la cubierta de las microcápsulas, previa desintegración de la tableta. En la medida que se incrementó la fuerza de compresión, dicha fuerza externa va produciendo una deformación de la cubierta hasta lograr quebrarla, lo que permite la rápida liberación de las microcápsulas hacia el medio exterior; muestra de ello es el brusco incremento del tanto por ciento de principio activo disuelto en los ensayos IV y V en relación con el resto de los ensayos, lo cual hace que no cumplan con los requerimientos internacionales de entericidad al liberar más del 10 % de la dosis inicial de fármaco durante 1 h en jugo gástrico artificial.

CONCLUSIONES

La técnica de evaporación del solvente volátil ensayada resulta sencilla y permite obtener microcápsulas de buenas características, con un alto contenido de fármaco, que pueden ser utilizadas en la elaboración de tabletas con muy buenas propiedades tecnológicas, donde la fuerza de compresión aplicada puede afectar las características entéricas de dicho medicamento, al quedar demostrado que la formulación ensayada pierde la entericidad al aplicar fuerzas de compresión superiores a 8,06 KN; el rango óptimo de fuerza que se debe utilizar corresponde a 1,33 y 8,06 KN.

Con el uso de esta técnica se logra disminuir el contacto directo entre el operario y el fármaco, lo cual mejora las condiciones de protección e higiene del trabajo, a la vez que se logra un ahorro considerable de materias primas al tener que utilizar una menor cantidad de excipientes en la elaboración de las tabletas.

<1>Profesora Instructora. Universidad de La Habana.

<2>Profesor Auxiliar. Universidad de La Habana.

<3>Investigador (a) Agregado (a). Planta de Formas Terminadas No.1.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Martindale W. The extra pharmacopoeia. 29 ed. Londres: Pharmaceutical Press, 1989:278.
  2. Farmacopea de los Estados Unidos. Información de drogas (USP DI). Información para los profesionales de la salud. New York: Mack Printing, 1993; vol 1:1793,74.
  3. Doelker E, Buri P. Una técnica reciente en farmacia galénica, la microencapsulación. J Pharm Sci 1982;60:25.
  4. Patrick BD. Microencapsulación y procesos relacionados a fármacos. New York: Mack Publish, 1984;vol 20:24-30.
  5. Beyger JW, Nairn JG. Algunos factores que afectan la microencapsulación con acetoftalato de celulosa. J Pharm Sci 1986;75:573-8.
  6. Iraizoz A, Barrios MA, Bilbao O. Conferencias de tecnología farmacéutica II. La Habana: Ministerio de Educación Superior, 1990.
Recibido: 9 de diciembre de 1994. Aprobado: 25 de mayo de 1995.

Lic. Irela Pérez Sánchez. Universidad de La Habana. Facultad de Farmacia y Alimentos. San Lázaro y L, Vedado, municipio Plaza de La Revolución, Ciudad de La Habana, Cuba.

Indice Siguiente