Indice Anterior
Rev Cubana Farm 2001;35(3):219-24

Formato PDF

Farmacodivulgación Hospital Municipal Docente “ Alberto Fernández”. Santa Cruz del Norte, La Habana

Cefalosporinas

José Raúl Andraca Perera,1 Enrique Rodríguez Gil2 y Alexander Fundora Santana3

Resumen

Se realiza una revisión y síntesis de información sobre un grupo importante de antibióticos: las cefalosporinas. Se señalan aspectos tan diversos como su origen, mecanismo de acción, farmacocinética, clasificación, actividad in vitro, así como sus dosificaciones e indicaciones, con el propósito de lograr en nuestros médicos generales integrales un perfeccionamiento y actualización en el uso clínico de estos agentes antimicrobianos.

DeCS: CEFALOSPORINA/administración & dosificación; CEFALOSPORINA/ /farmacocinética; CEFALOSPORINA/uso terapéutico; ANTIBIOTICOS LACTAMICOS.

Es un hecho conocido por todos que el uso de los antibióticos en la práctica clínica constituye “una batalla entre los investigadores de la industria farmacéutica, que diseñan y buscan antibióticos y las bacterias que desarrollan los mecanismos para adaptarse a la introducción de estos fármacos”.1 Bastarían solo 2 ejemplos para comprender esto:

Historia y origen. El hongo Cephalos-porium acremonium que inició la primera fuente de cefalosporinas fue aislado por Brotzu en el mar, cerca de aguas servidas en la costa de Cerdeña. Se verificó que el hongo de Cerdeña contenía 3 antibióticos definidos: cefalosporina P (activa contra grampositivo), cefalosporina N (activa contra grampositivo y gramnegativo) y cefalosporina C (menos potente que la anterior, pero con la misma actividad antimicrobiana).

Las cefamicinas son similares a las cefalosporinas, pero derivan de especies de Streptomyces.5

Mecanismo de acción. Las cefalosporinas y las cefamicinas inhiben la biosíntesis de peptidoglicanos, unidad estructural esencial en la formación de la pared celular bacteriana.

Este mecanismo es similar al de las penicilinas.5,6

Absorción distribución y excreción de las cefalosporinas. Las cefalosporinas difieren individualmente en cuanto al grado de absorción después de la administración por vía oral, o la severidad del dolor producido por la inyección intramuscular. Después de la absorción el grado de unión a las proteínas plasmáticas varía específicamente del 80 (cefazolina) hasta el 15 % (cefalexina y cefradina). En cuanto al nivel de distribución, cruzan fácilmente la placenta, alcanzan altas concetraciones en líquido sinovial, bilis y pericardio; su distribución es relativamente baja en el humor acuoso y vítreo del ojo, siendo además variable en los fluidos cerebro-espinales. En general, las cefalosporinas se excretan por el riñón; el probenecid enlentece su eliminación y en presencia de insuficiencia renal crónica se deben ajustar las dosis.5-9

Clasificación de las cefalosporinas.7,8,10

Se basa en la similitud de su actividad antimicrobiana y su introducción en el mercado; de acuerdo con lo anterior se han definido en 1ra., 2da., 3ra. y 4ta. generación (anexo).

1ra. generación:

2da. generación:

3ra. generación:

4ta. generación:

Espectro de actividad antibacteriana in vitro. Consideraciones generales.8,9,11

Cefamicinas:

- Infecciones intrabdominales.

- Enfermedad inflamatoria pélvica aguda y endometritis.

- Infecciones de la cavidad bucal y neumonias por “aspiración”.

- Infecciones crónicas de tejidos blandos (escaras y en diabéticos).

- Profilaxis quirúrgica colorrectal.

3ra. generación:

4ta. generación:

Efectos adversos.6,-8,11,14,15 Con el uso por vía intravenosa de las cefalosporinas, se ha reportado flebitis y significativamente dolorosa su administración por vía intramuscular. Entre el 5 y el 10 % de los pacientes alérgicos a las penicilinas lo son a las cefalosporinas. Se han descrito reacciones similares al “antabus”, con el uso de cefamandol, cefoperazona, moxalactan y la ingestión de alcohol.

El moxalactan se ha asociado con hemorragias por obstaculización de la agregación plaquetaria. Se ha informado sobre síndrome diarreico por supresión de la flora intestinal más frecuentemente con el uso de la ceftriaxona y cefoperazona. La toxicidad renal de las cefalosporinas está íntimamente relacionada con la dosis administrada y la asociación con otros medicamentos nefrotóxicos (ej. aminoglucósidos).

ANEXO. Dosificación de cefalosporinas de uso comun7,8,14,16,17

Generación Medicamento Vía-Adm Dosis adultos Dosis pediátrica
1ra. Cefazolina (Ketzol-Ancef) i.m.-i.v. 500 mg c/ 8 h 25 - 100 mg x kg/d
  Cefadroxil (Cefamox-Durkef) Oral 1-2 g/d 25-50 mg x kg/d
  Cefalexina (Cefanex) Oral 1-4 g/d 25-50 mg x kg/d
  Cefalotina (Keflin-Ceporacin) i.m. 4-12 g/ d 80 -160 mg x kg/d
  Cefadrina(Veracef) Oral 1 g/d 25 - 50 mg x kg/d
  Cefapirina (Cefadyl) i.m –i.v. 500 mg -1g/ d 40-80 mg x kg/ d
  Cefaloridina (Ceporán) No uso actual por nefrotoxocidad
2da. Cefuroxima (Zinacef-Kefurox) i.m-i.v. 750 mg -1,5 g/d 30-100 mg x kg/d
  Cefuroxima axetil (Zinnat) Oral 500 mg- 1 g/d 20-30 mg x kg/d
  Cefaclor (Ceclor) Oral 250 mg-4 g/d 20 mg x kg/d
  Cefprozil (Cefzil) Oral 250-500 mg/ d 15-20 mg x kg/d
  Cefamandol (Mandol) * i.m-i.v. 500 mg-1 g/d 50-100 mg x kg/d
  Cefonicid (Monocid) i.m-i.v. 1-2 g/d 50 mg x kg/d
  Cefoxitina (Mefoxin) i.m-i.v. 1 g/d 20-40 mg x kg/d
  Cefotetan (Cefotan) i.m-i.v. 1-2 g/d No establecida
  Moxalactan**      
3ra. Cefotaxima (claforán) i.m-i.v. 2-12 g/ d 50-180 mg x kg/d
  Cefixime (Suprax-Deuvar) Oral 400 mg/ d 8 mg x kg /d
  Ceftazidime (Fortaz) i.m-i.v. 250 mg- 2 g/ d 25-50 mg x kg /d
  Ceftizoxime (Cefizol) i.m-i.v. 500 mg –4 g / d 50 mg x kg /d
  Cefoperazona (Cefobid) i.m-i.v. 3-12 g / d 50-100 mg x kg/d
  Ceftriaxone (Rocephin) i.m-i.v. 1-4 g/ d 25-75 mg x kg/d
  Cefpirone (Cefron) i.m-i.v. 1-4 g /d No establecida
  Cefodizima (Modivid) i.m. 250 mg- 4 g/d No establecida
  Cefetamet (Globocef-Primoxil) Oral 2 g/d 10 mg x/ kg /d Proxetill-
  Cefpodoxima (Orelox) Oral 200-400 mg/d No establecida
4ta. Cefepime (Maxidime) i.m-i.v 1-2 g/d No establecida

* Uso a partir de los 6 meses de edad.
** Uso restringido, al asociarse con anormalidades hemorrágicas.

Summary

A review and synthesis of the information on cephalosporins, an important group of antibiotics, is made. Aspects such as their origin, action mechanism, pharmacokinetics, classification, in vitro activity, dosages and indications are stressed in order to achieve among our general comprehensive physicians an improvement and updating in the clinical use of these antimicrobics.

Subject headings: CEPHALOSPORINS/administration & dosage; CEPHALOSPORINS/pharmacokinetics; CEPHALOSPORINS/therapeutic use; ANTIBIOTICS, LACTAM.

Referencias bibliográficas

  1. Alós JI. Resistencia bacteriana a los antibióticos: the never ending story. Med Clin 1994,103:94-6.
  2. Leclercq R, Dutka-Malen S, Brisson-Nöel A, Molinas C, Denlot E, Arthur M, et al. Resistance of enteroccoci to aminoglycosides and glycopeptides. Clin Infect Dis 1992;15:495-501.
  3. Frieden TR, Sterling T, Pallos-Méndez A, Kilburn JO, Cauthen GM, Doodley SW. The emergence of drug-resistant tuberculosis in New York City. N Engl J Med 1003;328:521-6.
  4. Goble M, Iseman MD, Madesen LA, Waite D, Ackerson L, Horsburgh R. Treatment of 171 patients with pulmonary tuberculosis resistant to isoniazid and rifampin. N Engl J Med 1993;328:527-32.
  5. Mandell GL, San de MA. Penicilinas y cefalosporinas. En: Goodman A. Gilman A ed. Las bases farmacológicas de la terapéutica. 2 ed. La Habana: Editorial Científico-Técnica,1982:1106-9.
  6. Mandell GL. Sande MA. Penicilinas. Cefalosporinas y otros antibióticos b-lactámicos. En: Godman A. Rall TW, Nies AS. Las bases farmacológicas de la terapéutica. 8. ed México, DF: Editorial Médica Panamericana, 1993:1035-64.
  7. Canadian Phamaceutical Association. CPS Compendiun of Pharmaceuticals and Specialties. 31 ed. Ottawa, 1996.
  8. Rosenstein SE. DEF Diccionario de Especialidades farmacéutica. 41 ed. México: PLM, 1995.
  9. Farsbenden M, Lode H, Schaberg T. Pharmacokinetics of new oral cephalosporins, including a new carbacephen. Clin Infect Dis 1993;16(5):646-53.
  10. Cué M, Moises M. Antibióticos (I). Rev Cubana Med Gen Integr 1998:14(4).
  11. Goldberg DM. Las cefalosporins. Clin Méd Norteam 1987;6:1179-99.
  12. Okamoto MP, Nakahiro RK, Chin A. Cefapime: a New Fourth generation cephalosporins. Am J Hosp Pharm 1994;51(4):463-77.
  13. Stutman HR. Cefprozilo. Pediatr Ann 1993;22(3):167-8.
  14. Eriksen NL, Blanco JD. Extended spectrum (second and third generation) cephalosporins. Obstet Gynecol Clin North Am 1992;19(3):461-74.
  15. Klein NI, Cunha BA. Third-generation cephalosporins. Med Clin North Am 1995;79(4):705-19.
  16. Borradell LB, Brogden RN. Cefodizine: a review of its antibacterial activity, pharmacokinetic properties and therapeutic use. Drug 1992;44(5):800-34.
  17. Cefpodoxina-proxetilo: una nueva cefalosporina oral. Med Terap 1993;12(4):43-5.

Recibido: 2 de marzo del 2001. Aprobado: 20 de abril del 2001. Dr. José Raúl Andraca Perera. Apartado Postal No. 10 Santa Cruz del Norte, La Habana, CP 32900, Cuba.

1 Especialista de I Grado en Medicina General Integral.
2 Licenciado en Ciencias Farmacéuticas.
3 Licenciado en Enfermería. Instructor.

 

Indice Anterior