¿Cuál es su diagnóstico?

 

 

Se presenta el caso de una paciente femenina de 10 años de edad, raza blanca con antecedentes de infecciones virales a repetición, que asiste a consulta de dermatología por presentar lesiones en piel "manchas blanquecinas" desde hace algunos meses, que posteriormente aumentaron en número y tamaño, ocupando la cara y miembros superiores, realizando múltiples tratamientos tópicos y sistémicos, sin mejoría de las mismas. Refiere también astenia marcada y dolores articulares ligeros.

Al Examen físico se constata una erupción diseminada que interesa cara y ambos brazos caracterizada por máculas hipopigmentadas en número de 6, de variado tamaño, entre 1 y 3 cm de diámetro aproximadamente, con aspecto papulofolicular en su superficie, bordes irregulares y algunas bien definidas, en el área submaxilar izquierda presenta mácula de 1.5 cm aproximadamente superficie lisa y bordes ligeramente infiltrados. (Figura 1)
Sensibilidad táctil, térmica y dolorosa conservada en las lesiones y la piel sana, no presentaba engrosamiento, ni dolor a la palpación de los nervios periféricos.


Se indica estudio hemoquímico, bacteriológico y biopsia de piel. (Figura 2)