PRESENTACIÓN DE CASO

Prurigo de presentación atípica

 

 

Dania Fabré OrtizI, Edelisa Moredo RomoII

I Especialista de II grado en Alergología, MSc en Epidemiología, Profesora Auxiliar de Pediatría, Investigadora auxiliar. Hospital Pediátrico. «Juan Manuel Márquez».
II Especialista de II grado en Dermatología, MSc en Enfermedades Infecciosas, Profesora Auxiliar de Dermatología. Investigadora agregada. Hospital Pediátrico «Juan Manuel Márquez».


RESUMEN

La alergia a picadura de insectos es una afección, aunque no de alta prevalencia, afecta la calidad de vida de los que la padecen y en ocasiones puede resultar en un desenlace fatal. Los insectos que con mayor frecuencia son causantes de ellas son los himenópteros. Aunque otros insectos como los mosquitos las provocan. Las reacciones más frecuentes son tóxicas pero se pueden observar las de tipo alérgica, desde locales a generalizadas y graves. Las picaduras de mosquitos causan manifestaciones cutáneas inmediatas y tardías Se considera la saliva de los insectos como causante de la reacciones alérgicas. Se presenta un caso de una adolescente mestiza de 12 años, con antecedente de exposición reiterada a picaduras de mosquitos. Al examen físico se observan lesiones dermatológicas con gran pleomorfismo a predominio de las regiones expuestas, aunque con una distribución algo atípica, lo que demoró el diagnóstico. Finalmente se confirma un prurigo por estudio histológico. Se impone tratamiento con medidas higiénico-sanitarias, evitación del insecto y medicamentoso. No fue necesaria la inmunoterapia específica. Se observó buena evolución de la paciente

Palabras clave: Picadura de insectos, mosquito, alergia, prurigo, prurigo nodular, pleomorfismo


 

 

INTRODUCCIÓN

La alergia a picadura de insectos es una afección de una baja prevalencia, pero que puede causar en algunas personas reacciones graves y hasta la muerte. Según reporta la literatura de países desarrollados, los himenópteros son los agentes que con mayor frecuencia causan estas afecciones, Las familias de himenópteros (artrópodos) más citadas son las abejas (Apis) y las avispas (Vespula y Polistes). 1-3

En general el tipo de reacción por picadura de insecto más frecuente es la tóxica, pero se pueden observar las de tipo alérgica, por hipersensibilidad, desde locales a generalizadas y graves, que se producen al veneno de estos insectos. 3,4 Su veneno contiene una gran variedad de aminas, péptidos y enzimas que son causantes de las diversas reacciones antes mencionadas. El componente más importante del veneno de las abejas, es la Fosfolipasa A, principal inmunógeno y sustancia alergénica, veneno presente en otros himenópteros.3-5

Las lesiones por mordeduras y picaduras de insectos de himenópteros de la familia Formicidae, (hormigas), dípteros (mosquitos y moscas), chinches, garrapatas, son reportados con mayor frecuencia en los países tropicales.6,7

Las picaduras de algunos insectos, entre ellos el mosquito, se producen mas frecuentemente en la estación de primavera y verano, en climas cálidos, causantes de manifestaciones cutáneas inmediatas y tardías. La reacción inmediata suele consistir en un enrojecimiento de tamaño variado a los pocos minutos de la picadura por la inoculación de la saliva y se acompaña de una pápula pruriginosa horas después, que puede durar de pocos días a varias semanas.6-8

El prurigo, también conocida como urticaria papulosa, strophulus infantum, strophulus pruriginosus, lichen urticatus entre otros, aparece por la repetición de las picaduras y la reactivación de las lesiones y el prurito intenso en las anteriores picaduras. Se caracteriza por el elemento inicial es un habón o roncha, que evoluciona rápidamente a pápulas y vesículas que pueden durar semanas.9-11 Esta afección es frecuente en niños pequeños hasta 7 años aproximadamente y en ambos sexos, aunque puede presentarse en todas las edades.

En Cuba, existen escasos reportes de esta entidad. No obstante, desde hace varias décadas fue reportado el mosquito como una causa frecuente de prurigo.12 Posteriormente, un estudio retrospectivo de un periodo de 5 años basado en las atenciones dermatológicas pediátricas de un centro hospitalario, en La Ciudad de La Habana, constató el 2,4% de los pacientes con esta dolencia.13 Más recientemente, fueron evaluadas las atenciones en consultas de dermatología en un municipio de provincia, con zonas rurales mas cercanas y se describió que un 3.9% de los niños con prurigo.14 Mientras otra autora lo documentaba como la quinta causa de atenciones dermatológicas en niños.15 Esta entidad es un motivo frecuente de consultas de la población infantil en la primavera y verano, épocas de altas temperaturas y las lluvias en el País, lo cual propicia el aumento de diversos insectos causantes de esta afección.

PRESENTACIÓN DEL CASO

Paciente femenina mestiza de 12 años de edad, con lesiones en piel e historia anterior de haber presentado lesiones similares a los 6 y los 10 años. En la última ocasión se encontraba de vacaciones en un lugar con abundante vegetación y altura, donde se le adhirió una garrapata al cuero cabelludo, lo cual se acompañó de lesiones de piel en forma de abscesos múltiples y diseminados. Se le impuso tratamiento para la fase aguda. Recuerda que entre otros medicamentos con esteroides orales y antihistamínicos, con curación de las lesiones.

Asiste a consulta por presentar lesiones cutáneas, de aproximadamente 2 meses de evolución. Refiere la madre que las lesiones aparecieron y se extendieron de manera progresiva, en la parte derecha de la frente, mejilla, con predominio en piernas y brazos, menos abundantes en el tronco, que se acompañan de escozor en cualquier horario. Comenta la madre que en el hogar y en lugares donde ha estado ha habido mosquitos y que ha sufrido picaduras en diferentes ocasiones. Describe que en los sitios donde recibe una picadura aparece una roncha con enrojecimiento que puede desaparecer pero que generalmente evoluciona a una pápula indurada que le produce mucho picor, lo que le obliga a rascarse muy frecuentemente, dañándose la piel. Los tratamientos impuestos hasta esa fecha no la han aliviado.

APF. Tía asma

APP. Rinitis alérgica

Examen físico dermatológico. Lesiones eritematosas, papulosas, eritemato- papulosas, papulocostosas, eritemato papulo-costrosas y algunas de aspectos papulonodulares. Se observan lesiones hipercrómicas, acrómicas y excoriaciones, diseminadas y profusas en: hemicara izquierda, miembros superiores, inferiores y en menor cuantía en tórax. (Pleomorfismo de las lesiones). Las lesiones respetan casi totalmente las zonas cubiteras del cuerpo. (Figura 1,2,3)

Diagnóstico presuntivo. Prurigo por picada de insectos. (mosquito)

Complementario.

Se realiza biopsia cutánea de las lesiones de la pierna para corroborar el diagnóstico. El diagnóstico histológico informa un prurigo nodular.
(Figura 4)

Comentarios

En Cuba la apicultura generalmente se práctica en zonas rurales por lo que es infrecuente los accidentes por picaduras de abejas en zona urbana de donde procede la paciente. Una gran proporción de los mosquitos tienen hábitos nocturnos o crepusculares, de aquí que pican con mayor frecuencia en la tarde, noche o al amanecer, también en lugares de abundante vegetación, lo que concuerda con los datos referidos anteriormente. El caso que presentamos tenía lesiones dermatológicas eritematosas, papulosas, eritemato- papulosas, papulocostosas, eritemato papulo-costrosas y papulonodulares acompañadas de excoriaciones, con el antecedente de anteriores exposiciones a picaduras de mosquitos, lo que consideramos compatibles con una reacción de hipersensibilidad a la saliva por mordeduras de dichos dípteros. 6,8-9,16,17 La presencia de múltiples lesiones a predominio de una hemicara con una distribución algo atípica y las características morfológicas de algunas lesiones, hizo que se valoraran y descartaran afecciones como: dermatitis atópica, escabiosis, eritema multiforme y urticaria.

La paciente no requirió de pruebas cutáneas con extracto de mosquito para el diagnóstico de hipersensibilidad a la picadura del insecto 8,18, ni requirió de tratamiento con inmunoterapia específica 2,8,19, por presentar remisión de los síntomas con la terapéutica impuesta a base de esteroides tópico de alta potencia, antihistamínicos y la evitación del agente causal.

Diagnóstico definitivo. Prurigo.

Conducta

1- Medidas higiénico-sanitarias:

· evitar las picaduras de insectos: alejarse de los lugares donde abunden los mosquitos.

· usar mosquitero para dormir, Uso de ropas protectoras

· aplicar cremas protectoras de la piel

· usar repelentes, si tiene que exponerse a la picada de insectos

2- Tratamiento medicamentoso. Antihistamínicos orales, y esteroides tópicos.

La paciente evolucionó satisfactoriamente.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Charpin D, Bimbaum J, ervloet D. Epidemiology of Hymenoptera. Allergy Clin Exp Allergy. 1994;24:1010-1015.

2. Armisen M, Vidal C,López Carballo C, Purriños Ma J, Fernández-Ovide E, Piñeiro J . Alergia a veneno de himenópteros. Epidemiología del área de Santiago de Compostela. Alergol Inmunol Clin. 2001; 16:213-216

3. Navarro LA, Pelaez A, de la Torre F. Epidemiological factors on hymenoptera venon allergy in a Spanisch adult population. J Invetig Allergol Clin Immunol. 2004;14(2):134-41.

4. Fernández J , Soriano V , Mayorga L , Mayor M . Natural history of Hymenoptera venon allergy in Eastern Spain. Clin Exp Allergy. 2005; 35:179-185.

5. Valencia Zavala M P, Sánchez Olivas J A, Sánchez Oliva M A, Montes Montes J, Duarte Díaz RJ, León Oviedo C. Alergia y neurotoxicidad inducida por piquete de abeja. Reporte de un caso y revisión bibliográfica. Rev. Alerg. Méx. 2007;54(5):177-85

6. Benaim-Pinto C. Reacciones cutáneas indeseables producidas por insectos. Derm. Venezol. 2002; 40(4):87-94

7. R,Guspi Bori, L.Ferré, Ybarz, S. Ranea Arroyo, S.Nevot Falco. Alergia a picadura de insectos. Pediatr integral 2005;IX(8):611-619

8. Muller UR. Insect Sting Allergy. Clinical Picture, Diagnosis and Treatment. 1th ed Stuttgard: Gustav Fisher Verlag. 1990

9. Morlin M. Prúrigo por Insecto. Rev. Alerg. Mex. 2003;50(4):154-60

10. Stibich AS, Schwart RA. Papular Urticaria. Cutis. 2001;68:89-91

11. Demain JG. Papular Urticaria and things that bite in the night. Curr Allergy and asthma Rep. 2003;3:291-303

12. Nimard Mac Farlane E, Romano Mechulán M. El mosquito: agente causal más frecuente de prúrigo en niños. Correlación con las pruebas intradérmicas en el diagnóstico alergológico. Rev. Cuba. Med. Trop. 1979;31(2):133-40

13. Martínez Borrego R, Pastrana Fundora F, Ramírez Albejés C, Naranjo Lorenzo M, Ortiz Regalado P. Morbilidad por afecciones dermatológicas, estudio estadístico territorial. Rev. Cuba. Pediatr. 1999; 71( 2):53-9

14. Rodríguez Hernández Y, Romero González P, Díaz González H, Jiménez Cardoso J. Morbilidad dermatológica pediátrica en consulta externa. Jatibonico. Abril 2004- marzo 2005. Gaceta Médica Espirituana 2007; 9(1).

15. De la Moneda J y Facón L. «Urticaria Papulosa». Pediatría Dermatológica. Editorial Ciencias Médicas. 2005;63-64.

16. Ballona Chambergo R. Una puesta al día en dermatología pediátrica. Rev. Peru. Pediatr. 2008;61(2):105-112

17. Guillen Escalón J, Vargas M R, Mendoza Magaña E, Zepeda Ortega E, Sienra Monge J J L, del Río Navarro B E. Urticaria y Angioedema. Rev. Alerg. Mex. 2007;54(2):54-65

18. Bilo BM, Rueff F, Mosbech H, Bonifazi F, Oude-Elberink JN; Diagnosis of Hymenoptera venom allergy. Allergy. 2005 Nov;60(11):1339-49

19. Moreno Aguilar C, Guerra Pasadas F . Inmunoterapia con venenos de himenópteros. Seguridad de una pauta agrupada. Alergol. Inmunol. Clin. 1999;(14)5:315-321.

 

 

Recibido:12 de agosto de 2009
Aprobado:
20 de septiembre de 2009

 

 

Dania Fabré Ortiz.Especialista de II grado en Alergología.Hospital Pediátrico. «Juan Manuel Márquez». Correo electrónico:fabre@infomed.sld.cu