EDITORIAL

 

Folia Dermatológica Cubana

 

 


 

En Julio de 1995 se publicó en el Hospital Comandante Fajardo el primer número de la Folia Dermatológica Cubana bajo la dirección del Dr. Alfredo Abreu Daniel y del Comité de Redacción integrado por los Profesores Carlos Castanedo Pardo y Zobeida Lovio Cárdenas.

En su nota editorial se señalo: "Que durante años ha sido interés de los Dermatólogos cubanos el poder contar con una revista de dermatología donde publicar sus trabajos y mantenernos actualizados sobre los avances de la especialidad a nivel mundial.

Con la desaparición física de los profesores Carlos Castanedo y Zobeida Lovio nuevos compañeros formaron parte del Comité de Redacción integrándose al mismo el Dr. Rubén Larrondo Muguercia y la Dra. Olaine Gray Lovio.

Esta publicación trimestral contaba con una sencilla folia de cuatro caras que posteriormente se amplió a ocho y se mantuvo hasta el año 2005 teniendo una circulación limitada a Ciudad de la Habana y algunos ejemplares que se enviaban a dermatólogos de las provincias y fue declinando en el decursar de los años por las dificultades de impresión.

Los avances obtenidos con la impresión electrónica de revistas nos animó nuevamente al propósito de mantener un medio de publicación con temas dermatológicos, por lo que solicitamos al Registro Nacional de Publicaciones seriadas, la inscripción electrónica de la publicación Folia Dermatológica lo cual se autorizó con fecha 10 de enero del 2007, con una periocidad de tres números al año.

Ya la Folia Dermatológica Cubana ha cumplido tres años y al hacer este recuento queremos agradecer a cuantos autores y colaboradores han enviado sus trabajos para ser publicados a los árbitros externos que han seleccionado los temas a publicar, a los integrantes del Comité de Reducción a la Dirección de Revistas Cubanas por el sincero apoyo que nos han brindado, para el extraordinario esfuerzo que significa mantener esta publicación.

Nuestro reconocimiento a todos los que hacen posible que FDC sea una realidad y que refleje los logros de la dermatología cubana cada vez con mayor calidad.