Folia Dermatológica Cubana. 2014; 8(2)

PRESENTACIÓN DE CASO

 

Erupción liquenoide por carbamazepina

 

Lichenoid eruptions by carbamazepine

 

 

Sonia Lister Rodríguez,I María Guadalupe Chamizo Cabrera,II Nancy Alemán PedrajaII

IHospital Universitario "Capitán Roberto Fleites". Santa Clara. Villa Clara. Cuba.
IIHospital Pediátrico Universitario "José Luis Miranda". Santa Clara, Cuba.

 

 


RESUMEN

La Carbamazepina puede dar lugar a diferentes reacciones cutáneas, entre ellas la superponible al liquen plano. El mecanismo de producción se desconoce, se ha demostrado que no es alérgico y puede ser dosis dependiente. El período de latencia en la aparición de lesiones varía desde una semana hasta un año o más de iniciado el fármaco. Se presenta un paciente de 8 años con lesiones papulosas liquenoide típicas, que presentó evolución clínica favorable al suspender la Carbamazepina e iniciar tratamiento con esteroides tópicos de baja potencia.

Palabras clave: Erupción liquenoide; Carbamazepina.


ABSTRACT

Carbamazepine can cause different reactions: Liquenoid eruption among them, which shows a clinical-pathologic picture being equal or equivalent to lichen planus. Its mechanism cause is unknown is unknown and it has been demonstrated that it's not allergic and can be a dependent dose. Its latency period in the appearance of lesions varies since one week of drug supply to a year or more. An eight year old patient come to hospital with typical papulous Lichenoid injuries, who had a favorable clinical evolution at the moment of discontinuing Carbamazepine intake and starting a treatment with topical steroids of low potency.

Keywords: Lichenoid eruption; Carbamazepine.


 

 

INTRODUCCIÓN

Las farmacodermias generan en la piel cuadros clínicos muy diversos, que en ocasiones imitan entidades dermatológicas muy bien definidas. Los anticonvulsivantes aromáticos son capaces de producir efectos adversos y dan lugar a diferentes reacciones cutáneas, siendo la piel el órgano más afectado representando el 22,9 % de las reacciones adversas por medicamentos. La Carbamazepina es un anticonvulsivante aromático cuya utilización está ampliamente difundida en la infancia, y produce reacciones cutáneas de variada relevancia clínica.1,2

La erupción liquenoide es un cuadro clínico-patológico idéntico o superponible al liquen plano. Se reporta en la literatura dentro las reacciones cutáneas por medicamento menos frecuentes, con una incidencia inferior al 5 %. El mecanismo de producción se desconoce, se supone que puede ser dosis dependiente y diferentes fármacos pueden producirla. El diagnóstico es fundamentalmente clínico y los hallazgos histopatológicos lo apoyan.3-5 El objetivo de este artículo es el reconocimiento de la erupción liquenoide por Carbamazepina, por lo interesante y poco frecuente de esta entidad.

 

PRESENTACIÓN DE CASO

Acude a consulta dermatológica paciente de 8 años de edad, blanca, femenina, por presentar "picazón" y lesiones en piel de un mes de evolución, sin mejora con el uso tópico de cremas esteroideas y antihistamínicos sistémicos. En el interrogatorio se recoge el antecedente de epilepsia y tratamiento con Carbamazepina a dosis de 400mg/día desde hace aproximadamente 3 meses y un mes previo al brote de lesiones cutáneas, presentó un cuadro de faringoamigdalitis para lo cual llevó tratamiento con Azitromicina 250 mg/día/6 dosis.

Examen cutáneo: Lesiones papulosas eritemato violáceas, pequeñas, de pocos milímetros de diámetro, poligonales, pruriginosas, generalizadas, de predominio en tronco y extremidades, bilaterales y simétricas, fenómeno isomórfico de Koebner (Fig.1). No afectación mucosa, ni estrías de Wickham. Se realizó biopsia de piel que informa: Erupción liquenoide (Fig. 2).

Presentó evolución clínica favorable en el transcurso de 2 semanas, al suspender la Carbamazepina y tratamiento tópico esteroideo de baja potencia (Hidrocortisona 1 % crema).

 

DISCUSIÓN

En la literatura mundial existen muy pocos informes sobre la erupción liquenoide por Carbamazepina en pacientes pediátricos; a pesar del amplio uso del fármaco en la infancia, no existen datos específicos en niños y se informan las reacciones adversas por Carbamazepina muy frecuentes (≥1/10) o frecuentes (> 1 / 100, < 1 / 10) y/o de relevancia clinica.1,2

La erupción liquenoide por Carbamazepina generalmente difiere de las lesiones típicas del liquen plano, en que cursa además de las pápulas con lesiones descamativas eccematosas, respeta la topografía afectada en el liquen plano, es rara la afectación mucosa, y las lesiones suelen no presentar las estrías de Wickham signo patognomónico del liquen plano, lo cual constituyó el elemento clínico primordial para la sospecha del diagnóstico en este caso. Además las lesiones pueden localizarse en áreas fotoexpuestas, presentar pigmentación residual, atrofia de la piel, anhidrosis y afectación folicular.5,6

El período de latencia varía de 1 a 2 semanas, hasta un año o más; en dependencia de la dosis del fármaco, la respuesta del huésped, exposición previa y fármacos concomitantes. En el caso que se presenta se asoció la Carbamazepina con Azitromicina, lo cual favorece el aumento de la concentración plasmática de la Carbamazepina.1,2 En cuanto a la evolución clínica, tarda semanas o meses en desaparecer una vez retirado el fármaco.5

La historia clínica es fundamental para el diagnóstico. No existen pruebas diagnósticas precisas para determinar el fármaco responsable.1,5 El tratamiento depende de la gravedad de la reacción, en reacciones leves la retirada del medicamento es suficiente y se añade lociones emolientes anti pruriginosas o corticoides tópicos y antihistamínicos sistémicos.1,6

 

Conclusiones

La patología cutánea producida por Carbamazepina es amplia, se debe comprobar detalladamente los posibles casos y reconocer los diferentes tipos de erupciones. El examen anatomopatológico diagnostica el tipo de lesión, pero no revela el fármaco responsable. El tratamiento se basa en la suspensión del fármaco. La retirada del fármaco y la desaparición de la erupción es una prueba en vivo para el diagnóstico.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Chaves Torres NM, Quijano Rodríguez JJ. Notificación de las reacciones adversas a los medicamentos antiepilépticos en Bogotá (Colombia, 2008-2012).Rev Cubana Neurol Neurocir [Internet]. 2014 [citado noviembre de 2014];4(2): [aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4790495.pdf

2. Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría. Pediamécum: Carbamacepina; 2012[actualizado mayo 2013; noviembre de 2014]. Disponible en: http://www.pediamecum.es

3. Cervini A, Buján M, Martín P. Farmacodermias en la infancia. Dermatol Argent [Internet]. 2011 [citado septiembre de 2014]; 17(2): [aprox. 10 p.]. Disponible en: http://www.dermatolarg.org.ar/index.php/dermatolarg/article/viewFile/585/392

4. Fernández-Torres R, Almagro M, del Pozo J, Robles O, Martínez-González C, Fonseca E, et al. [Lichenoid drug eruption induced by olanzapine]. Actas Dermo-Sifiliográficas [serial on the Internet]. (2008, Apr), [citado septiembre de 2014];99(3):221-224. Disponible en: http://web.a.ebscohost.com/ehost/detail? sid=12f7d8a2-46a3-42f1-9f52-9306493c2e4%40sessionmgr4004&vid =1&hid=4112&bdata=Jmxhbmc9ZXMmc2l0ZT1laG9zdC1saXZl#db=mdc&AN=18358199

5. Di Martino Ortiz B. DERMATITIS DE INTERFASE POR DROGAS. DE LAS FORMAS LEVES A LAS SEVERAS. UNA VISIÓN DERMATOPATOLÓGICA. Our Dermatology Online / Nasza Dermatologia Online [serial on the Internet]. (2012, Jan), [citado septiembre de 2014];3(1):10-16. Disponible en: http://web.a.ebscohost.com/ehost/detail?sid=e5a8f979-7db2-495a-8d71-b59f705dea56%40sessionmgr4001&vid=1&hid=4112&bdata=Jmxhbmc9ZXMmc2l0ZT1laG9zdC1saXZl#db=aph&AN=79935496

Shear N, Knowles S, Shapiro L. Cutaneous Reactions to Drug. En: Wolff K, Goldsmith LA, Katz SI, Gilchrest BA, Paller AS, Leffell DJ, editors. Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. 7ma. ed. Mc Graw Hill: New York; 2008. p.355-362.

 

 

Recibido: febrero de 2014.
Aprobado: junio de 2014.

 

 

Correspondencia: Dra. María Guadalupe Chamizo Cabrera. Hospital Pediátrico Universitario "José Luis Miranda". Santa Clara, Cuba. Correo electrónico: mariach@hped.vcl.sld.cu