Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Obstet Ginecol 1996;22(1)
Hospital Docente "Eusebio Hernández"

Una nueva opción anticonceptiva noristerat inyectable

Dr. Braulio Heredia Hernández,1 Dr. Evelio L. Cabezas Cruz,2 Dr. Alejandro Velazco Boza3 y Dr. Raoul Gazapo Pernas4
  1. Especialista de I Grado en Obstetricia y Ginecología. Profesor Instructor de la Facultad # 2. ISCM-Habana.
  2. Especialista de II Grado en Obstetricia y Ginecología. Profesor Titular de la Facultad # 2. ISCM-Habana.
  3. Especialista de I Grado en Obstetricia y Ginecología. Profesor Asistente de la Facultad # 2. ISCM-Habana.
  4. Especialista de II Grado en Bioestadísticas.

RESUMEN

Se realizó un trabajo prospectivo con un anticonceptivo inyectable, el enantato de noristesterona (NET-EN) o Noristerat en el Hospital Docente "Eusebio Hernández" desde 1989 hasta 1994. La muestra la constituyeron 103 mujeres que fueron seleccionadas voluntariamente en la consulta de Planificación Familiar. Este método inyectable es altamente aceptado, pues a la mayoría de las pacientes les agradó y quisieron continuar usándolo; son pocos los efectos colaterales ya que sólo 2 pacientes tuvieron cefalea y mareo; existe tendencia al aumento de peso aunque sólo el 12,6 % de las pacientes aumentó más de 5 kg de peso. En el trabajo se demuestra que este método anticonceptivo es altamente eficaz y seguro, pues no se registraron embarazos en el período analizado.

Palabras clave: NORETINDRONA; AGENTES ANTICONCEPTIVOS FEMENINOS; INYECCIONES; PLANIFICACION FAMILIAR; ESTUDIOS PROSPECTIVOS

INTRODUCCION

La planificación familiar ha sido una de las tareas más importantes del programa especial de investigaciones de Reproducción Humana de la Organización Mundial de la Salud.

La OMS desde hace 25 años comenzó a aceptar preparados esteroideos que brindan protección contraceptiva durante extensos períodos, ya sea por sus propiedades intrínsecas en forma de progestágeno inyectable de depósito, o más recientemente a través del uso de varios sistemas de liberación lenta, como implantes subcutáneos, anillos vaginales o dispositivos intrauterinos premedicados.1-3

Con el fin de planificar la familia solamente han sido utilizados 2 compuestos inyectables progestágenos en todo el mundo, el acetato de medroxiprogesterona (DMPA) y el enantato de noristesterona (NET-EN). Se estima que en 1985 cerca de 4 millones de mujeres recibían DMPA y casi un millón el NET-EN.4,5

Uno de los efectos indeseables más expuestos por los detractores del uso de los progestágenos de depósito es la rotura del patrón normal del sangrado menstrual, con episodios impredecibles de sangrado vaginal y amenorrea.1,6 La combinación para uso parenteral de un progestágeno sintético con un estrógeno, logra inducir en el endometrio un efecto similar al de los contraceptivos orales combinados con sangrado vaginal mensual.2,4 Por otra parte, la inquietante exposición continuada de las mujeres a altos niveles de estrógenos, alerta contra el uso de ésteres de estrógenos de acción prolongada, lo cual ha motivado la producción de ésteres estrogénicos de corta acción, que logran un patrón de sangrado vaginal "normal".2,7

Muchos países muestran buenos resultados en el uso de anticonceptivos inyectables: Por ejemplo, China, ha reportado resultados excelentes con el inyectable combinado, 250 mg de caproato de 17 alfa hidroxiprogesterona y 5 mg de valerato de estradiol.7 Siempre y cuando las usuarias hayan recibido el asesoramiento adecuado y hagan una elección informada, los inyectables son una buena opción anticonceptiva para muchas mujeres.8

En nuestro centro tuvimos la oportunidad de contar con el enantato de noristesterona (NET-EN) a partir de 1989, lo que nos motivó a investigar sobre la eficacia, seguridad, así como los efectos indeseables de este medicamento, es por ello que lo presentamos ahora como una nueva opción efectiva en la anticoncepción.

Es objetivo de este trabajo conocer la eficacia y seguridad del Noristerat como método anticonceptivo, la aceptabilidad de esta nueva opción anticonceptiva en las mujeres que asisten a la consulta de Planificación Familiar y los efectos colaterales que presentan las mujeres que se inyectan Noristerat, saber si las alteraciones menstruales que presentan las pacientes que se inyectan el medicamento son un problema de su aplicación. Conocer si existe aumento de peso en las mujeres que usan el Noristerat y, conocer las causas de abandono del método.

MATERIAL Y METODO

Para realizar este trabajo se creó una consulta donde se les hizo historia clínica a todos los casos, con examen físico ginecológico y un interrogatorio dirigido a detectar las posibles contraindicaciones (enfermedades agudas del hígado, hipertensión, diabetes, cáncer ginecológico, etc.) cuando eran seleccionadas y las pacientes conocían del proceder y aceptaban, se les indicó un chequeo completo y además, eran valoradas por el internista.

Se comenzó con una inyección de noristerat en el segundo o tercer día de la menstruación, después 2 inyecciones más cada 8 semanas, independientemente del ciclo menstrual. A partir de la cuarta inyección se les puso cada 12 semanas y a todas se les hizo examen previo ginecológico; cuando se presentó sangrado en forma de spoting en algunos casos se adelantó la dosis y en otros se les dió anticonceptivo oral tipo microgynon y se resolvió el problema. Cuando se presentó amenorrea, se examinó a la paciente y si se mostraba ansiosa por ver la menstruación, se utilizó un ciclo de anticonceptivo oral (triquilar o microgynon) y todas resolvieron con 1 ó 2 ciclos de medicamento; se les ofreció confianza para venir a la consulta sin turno previo si tenían alguna duda y se les garantizaba como mínimo un año de tratamiento.

Los datos generales referentes al tratamiento fueron vaciados en una sábana prospectivamente, lo que nos permite ahora agrupar algunas variables y mostrar un informe preliminar del uso del noristerat en el Hospital Docente "Eusebio Hernández".

TABLA 1. Edad de las pacientes que recibieron noristerat (1989-1994)
Edad    
(años) 
No.
%
< 20
6
5,8
20-30
85
82,5
31-34
12
11,7
Total
103
100,0
En la tabla 1, se muestran los grupos de edades de las mujeres a las cuales se les inyectó el (NET-EN); vemos que el mayor porcentaje está en la edad óptima de la reproducción, 20-30 años, con 85 casos (82,5 %).

Le sigue el grupo de 31-34 años, con la cantidad de 12 casos para el 11,7 %.

Por último, tenemos el grupo de menores de 20 años con 6 casos para el 5,8 %.

Estos resultados son similares a los encontrados en la literatura revisada. (1,2,7)

TABLA 2. Aceptabilidad de las pacientes que recibieron noristerat (1989-1974)
Aceptabilidad 
No.
%
Le agradó
99
96,1
No le agradó
4
3,9
Total
103
100,0
La aceptabilidad del método una vez iniciado el tratamiento se muestra en la tabla 2 y vemos que 99 mujeres (96,1 %) contestaron que les agradó el método y muchas de ellas querían continuar inyectándose; sólo 4 mujeres contestaron que no les agradó: 2 de ellas por miedo y las otras 2 por sangramiento, quienes no respondieron al tratamiento con estrógenos.

Como lo muestra la tabla es una opción anticonceptiva muy aceptada por las pacientes. También lo mostró de esta forma el doctor Jacinto Lang en su trabajo con 2 contraceptivos inyectables (ciycloprovera y HRP-102).4

TABLA 3. Efectos colaterales de las pacientes que recibieron noristerat (1989-1990)
Efectos colatearales 
No.
%
Ninguno
99
96,3
Cefalea y mareo
2
1,9
Dolor en miembros inferiores
1
0,9
Bajar de peso
1
0,9
Total
103
100,0
En la tabla 3 apreciamos los efectos colaterales según dosis de medicamento utilizado; se observa que 99 mujeres (96,2 %) no presentaron ningún efecto colateral, 88 casos utilizaron más de 5 dosis y 3 de ellos más de 11 dosis.

Solo 2 pacientes refirieron cefalea y mareo. Estas llevaron más de 2 años con 11 dosis o más.

En una paciente se presentó dolor en miembros inferiores y pérdida de peso.

Esto nos permite afirmar que son muy pocos los efectos colaterales de este medicamento inyectable, Igual a lo encontrado por Ronald Keinman8 y otros.4,3

TABLA 4. Alteraciones menstruales de las pacientes que recibieron noristerat (1989-1994)
Cambios menstruales 
No.
%
Ninguno
99
18,5
Amenorrea
13
12,6
Disminución
46
44,7
Aumento
16
15,5
Spoting
9
8,7
Total
103
100,0
 

Los cambios menstruales según número de dosis del medicamento utilizado se muestra en la tabla 4; observamos que 19 mujeres (18,5 %) no presentaron ningún cambio menstrual.

La amenorrea se observó en 13 casos (12,6 %) y algunas de ellas estuvieron años sin menstruar y en otras se logró menstruación con 1 ó 2 ciclos solamente de anticonceptivos oral; 46 mujeres refieren haber disminuido la cantidad de menstruación (44,7 %) y solo 16 casos para el 15,5 % refirieron tener menstruación más abundante. También hubo 9 casos que presentaron sangramiento al inicio y casi siempre en forma de manchas (spoting). Similares resultados tuvo el doctor Jacinto Lang con otros anticonceptivos inyectables.4

TABLA 5. Aumento de peso de las pacienttes que recibieron noristerat (1989-1994)
Aumento de peso 
No.
%
Ninguno
39
37,9
> 5 kg
13
12,6
< 5 kg
51
49,5
Total
103
100,0
En la tabla 5 se analiza el peso de la mujer según tiempo de uso del método, dado por el número de dosis del medicamento, 51 casos para el 49,5 % aumentaron menos de 5 kg de peso.

En 39 casos para el 37,9 % no se recoge aumento de peso y sólo en 13 casos para el 12,6 % hubo aumento de más de 5 kg.

También reporta un aumento de más de 3 kg aproximadamente en las mujeres que usan noristerat el doctor Ronald Kleinman.8

TABLA 6. Motivo de terminación del método (1989-1994)
Motivo 
No.
%
Solicitud médica
89
86,5
Solicitud de la paciente
14
13,5
Total
103
100,0
En la tabla 6 indicamos la razón por la cual las pacientes dejaron el método. A solicitud del médico se interrumpió en 89 casos (86,5 %), de ellos 84 fueron por haber cumplido con la dosis prometida, 2 por trastornos menstruales que no respondieron a la terapéutica impuesta y 3 por otras causas. Por solicitud de la paciente fueron 14 casos (13,6 %), de ellos 7 porque plantearon descansar por referir trastornos menstruales, 4 casos que refirieron miedo y 1 caso por otras causas.

Estos resultados están acordes con los encontrados en los trabajos no sólo en anticonceptivos inyectables, si no en cualquier método anticonceptivo.1,3,4

Podemos concluir que es un método eficaz y seguro ya que no se registraron embarazos. Es un método altamente aceptado: la gran mayoría de las mujeres desea continuar usándolo, tampoco presentaron efectos colaterales. En sentido general las pacientes aumentan de peso con el noristerat.

SUMMARY

A prospective study was carried out with an injectable contraceptive, norethindrone enantate (NET-EN) of Noristerat, at the "Eusebio Hernández" Educational Hospital, from 1989 to 1994. The sample was made up with 103 women voluntarily selected in the Family Planning office. This injectable method is highly accepted for most part of the patients liked it and wished to continue using it; side effects are few, for only two patients had cephalea and seasickness; there is a trend to weight gain, although only 12,6 % of the patients gained more than 5 kg. This study demonstrates that this contraceptive method is highly efficient and safe, since there were no pregnancies recorded in the analyzed period.

Key words: NORETHINDRONE; CONTRACEPTIVE; AGENT, FEMALE; INJECTIONS; FAMILY PLANNING; PROSPECTIVE STUDIES.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Mateo de Acosta O, Licea M. Contraceptivos hormonales inyectables. Rev Cubana Obstet Ginecol 1984;10:39-51.
  2. Toppozada M. The clinical use of monthly injectable contraceptive preparations. Obstet Gynecol Surv 1977;32:335-47.
  3. Gómez M, Romeo J, Hernández MI, Mojena ML. Eficacia de dos contraceptivos inyectables (cyicloprovera y HRP - 102 administrados mensualmente por vía intramuscular. Rev Cubana Obstet Ginecol 1989;15:42-53.
  4. Lang Prieto J. Estudio comparativo de eficacia y seguridad de dos contraceptivos inyectables mensuales (ciycloprovera y HRP - 102. Rev Cubana Obstet Ginecol 1993;19(1):53-63.
  5. Danforth: Tratado de obstetricia y ginecología. Esteroides inyectables, 1986;262-264.
  6. Gray RH. Patterns of bleeding associated with the use of steroidal contraceptives En: Diczalusy S, Fraser Is, Webb FTS. Endometrial bleeding and steroidal contraception Bath: Pitman, 1980:19-44.
  7. Hall PE. Fraser is monthly injectable contraceptives En: Mishell: Long-acting steroid contraception ed. New York: Raven, 1983:65-8.
  8. Kleinman R. Número dedicado a la anticoncepción inyectable Boletín Médico de IPPF. 1992;26(6):
Recibido: 8 de septiembre de 1995. Aprobado:

Dr. Braulio Heredia Hernández. Calle 7ma. Edificio 90A08 e/ 5ta F y 90 A, 5to piso, apto. 32. Playa, Ciudad de La Habana, Cuba.

Indice Anterior Siguiente