Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Obstet Ginecol 2003;29(3)

Hospital General Docente "Julio Trigo López"

Condiloma gigante y embarazo

Dra. Nayma Gutiérrez González,1 Dra. Bárbara Enríquez Domínguez 1 y Dr. Ángel Luis Villar Novell 2

Resumen

Se presenta una paciente con un condiloma acuminado gigante (tumor de Bushke-Lowenstein) durante el embarazo. El considerable crecimiento de esta condiloma en la región anoperineal con propagación a la vulva, obstruyó completamente la vagina e imposibilitó el acceso para el examen ginecológico. La enfermedad requirió que la vía del parto fuera mediante cesárea para prevenir la posible infección neonatal en el recién nacido. La lesión se trató quirúrgicamente después del puerperio y evolucionó satisfactoriamente y sin recidivas.

DeCs: CONDILOMA ACUMINADO/ cirugía; COMPLICACIONES INFECCIOSAS DEL EMBARAZO; INFECCIONES POR PAPILLOMAVIRUS; ENFERMEDADES SEXUALMENTE TRANSMISIBLES; CESAREA.

El tumor de Bushke-Lowenstein es un tumor epitelial benigno sexualmente transmisible de origen viral.1 Se presenta generalmente en hombres y raramente en mujeres.2 Dentro de estas es más frecuente durante el embarazo.3

El tumor proviene de la confluencia de múltiples condilomas acuminados y es inducido por la infección por papiloma virus humano.4 En la literatura se informa como más frecuente el tipo 6 aunque también se reportan los tipos 11, 16 y 18.5

Este tumor bajo la influencia del papiloma oncogénico tipos 16 y 18 se puede convertir en un tumor maligno, el cual se relaciona con el carcinoma verrucoso.6 Esta evolución ocurre después de la alteración de las funciones del tumor supresor de la proteína P53 por una proteína viral.1

El condiloma acuminado gigante presenta características clínicas de malignidad, pero histológicamente, es un tumor benigno,4 caracterizado por hiperplasia epitelial, hiperacantosis e hiperqueratosis.2

El tratamiento de la enfermedad consiste en la exéresis del tumor, la cual se puede realizar mediante varios métodos. La terapia con laser CO2 bajo control colposcópico es el más indicado durante el embarazo.7

En el presente trabajo se presenta la primera paciente con un condiloma gigante durante la gestación, diagnosticado en el hospital Julio Trigo López, el cual resulta de interés por sus dimensiones y características.

Presentación

Paciente IAG, de 13años de edad, de piel mestiza y procedente del municipio Batabanó, Provincia Habana (área rural), con antecedentes de salud personales y familiares. Asistió a la consulta del cuerpo de guardia del hospital Julio Trigo (materno) el 30 de enero de 2001. El motivo de consulta fue dolor en bajo vientre y contracciones.

Historia de la enfermedad actual: paciente primigesta con edad gestacional de 39,6 semanas que acude al cuerpo de guardia por presentar dolor en bajo vientre, contracciones frecuentes y pérdida de flemas sanguinolentas y mal olientes.

Atención prenatal: datos obtenidos del carné obstétrico

Captación intermedia: realizada en la semana 21 por embarazo oculto no deseado, 5 controles prenatales, ganancia de peso de 5 kg a partir de la captación, curva de TA normal y una altura uterina (AU) acorde a la edad gestacional .
Análisis del tercer trimestre: hemoglobina 112 g/L, orina patológica, VDRL no reactiva, exudado vaginal no realizado y HIV negativo.

Al examen físico se comprueba abdomen globuloso propia de una gestación a término con una AU de 35 cm, presentación en cefálica, dorso izquierdo, dinámica uterina de 3 en 10 min y frecuencia cardiaca fetal 144/132/ 148.

Al examen ginecológico en la inspección se constata una gran tumoración vegetante de aproximadamente 12 por 5 cm, que cubre toda la zona vulvoperineal y obstruye el introito vaginal. Dicha tumoración estaba constituida por gran cantidad de verrugas que confluyen, con áreas de necrosis de donde fluye una secreción amarilla grisácea muy fétida (figuras 1y 2).

Fig.1.

Fig. 2.

No se realizó tacto vaginal ya que la tumoración impidió dicho examen.

Se ingresó con el diagnóstico de gestante a término en trabajo de parto. Se discutió el caso en el colectivo médico y se decidió la vía del parto a través de la operación cesárea para evitar contaminación al recién nacido.

Se extrajo recién nacido vivo, masculino, de 3 410 y con Apgar 9,9 y líquido amniótico claro. Se tomó muestra para anatomía patológica de las zonas friables de la lesión descrita.

La paciente tuvo una evolución favorable en el puerperio, fue dada de alta a los 6 días y se citó para consulta.

A los 28 días del puerperio se recibió estudio histológico con el diagnóstico de condiloma acuminado. Se citó a la paciente para el 16 de marzo de 2001 donde se le realizó exéresis quirúrgica del tumor. Se siguió durante un año en consulta externa con evolución favorable y sin recidivas como se observa en la figura 3.

Fig.3.

Discusión

El tumor de Bushke-Lowenstein de la paciente tenía las características de este tipo de condilomatosis, como se aprecia en las figuras 1 y 2. Se puede observar como pudiera corresponder con una lesión maligna desde el punto de vista clínico, tal como se informa en la bibliografía. 3,4

La paciente fue tratada 45 días después del parto con exéresis quirúrgica del tumor

En Cuba habitualmente no se trata la condilomatosis durante el embarazo, sin embargo Wozniak y cols. trataron a 11 pacientes entre la semana 28 y 35 de gestación mediante terapia con láser y lograron la curación en el 100 porciento de las mujeres. Estas pacientes tuvieron parto transpelviano sin complicaciones y no se encontró infección por papiloma virus humano en los recién nacidos.7

Autores como Picaud y otros. contraindican el tratamiento durante el embarazo e indican siempre la cesárea como vía del parto para prevenir la infección en el recién nacido.8

Lo más importante en el tratamiento de la enfermedad es la prevención, evitar la promiscuidad y las relaciones sexuales precoces en la adolescencia así como el uso del condón como método anticonceptivo. La detección precoz y el tratamiento no hubieran llevado a esta adolescente a una cesárea.

Summary

A patient with a giant condyloma acuminatum (Bushke-Lowenstein's tumor) during pregnancy is presented. The considerable growth of this condyloma in the anoperineal region with spreading to the vulva produced a complete obstruction of the vagina and made impossible the access to the gynecological examination. The disease required cesarean section to prevent a possible neonatal infection in the newborn infant. The injury was surgically treated after puerperium and it evolved satisfactorily and without relapses.

Subject headings: CONDYLOMATA ACUMINATA/ surgery; PERGNANCY COMPLICATIONS, INFECTIOUS; PAPILLOMAVIRUS INFECTIONS; SEXUALLY TRANSMITTED DISEASE; CESAREAN.

Referencias bibliográficas

  1. Benchekroun A, Nouini Y, Zennoud M, Kermouni T, Iken A, Ghadouane M, et al. Verrucous carcinoma and Buschke-Lowenstein tumors: a propos of 2 cases. Ann Urol (Paris). 2002; 36(4):286-9.
  2. Bognoni V, Iacopino P, Quartuccio A Jr, Santoro G, Quartuccio A. Buschke and Loewenstein tumors (giant condyloma acuminata). Immunologic features. Min Ginecol 1999; 51(12):501-4.
  3. Sepou A, Zoguereh DD. Giant anovulvar condyloma acuminata revealing hiv-1 seropositivity in a centrafrican patient. Med Trop (Mars) 1998; 58(4):378-80.
  4. Frega A, Stentella P, Tinari A, Vecchione A, Marchionni M. Giant condyloma acuminatum or Buschke-Lowenstein tumor: review of the literature and report of three cases treated by CO2 laser surgery. A long-term follow-up. Anticancer Res 2002; 22(2B):1201-4.
  5. Reichenbach I, Koebele A, Foliguet B, Hatier M, Masutti JP, Landes P. A Buschke and Lowenstein tumor in a female patient. J Gynecol Obstet Biol Reprod (Paris). 1995; 24(5):491-5.
  6. Greif C, Bauer A, Wigger-Alberti W, Elsner P. Giant condylomata acuminata (Buschke-Lowenstein tumor) edit. Dtsch Med Wochenschr 1999; 124(33):962-4.
  7. Wozniak J, Szczepanska M, Opala T, Pisarska-Krawczyk M, Wilczak M, Pisarski T. Use of CO2 laser in the treatment of condylomata acuminata of the anogenital region in pregnant women. Ginekol Pol 1995; 66(2):103-7.
  8. Picaud A, Faye A, Ogowet-Igumu N, Ozouafi F, Nlome-Nze AR. Buschke-Lowenstein tumor during the pregnancy: a propos of 2 cases. Rev Fr Gynecol Obstet 1990;85(6):375-8.

Recibido: 27 de octubre de 2003. Aprobado: 21 de noviembre de 2003.
Dra. Naima Gutiérrez González. Campanario No. 1072 e/ Carmen y Rastro. Centro Habana. La Habana, Cuba.

1Especialista de I Grado en Ginecología y Obstetricia.
2Especialista de I Grado en Medicina General Integral.

Indice Anterior Siguiente