Indice Anterior Siguiente
Revista Cubana Hematología 2004; 20(3):

Mini-revisiones

Instituto de Hematología e Inmunología

ZAP-70: un nuevo factor pronóstico en la leucemia linfoide crónica

Prof. Porfirio Hernández Ramírez

Resumen

En la leucemia linfoide crónica de tipo B (LLC-B) se han planteado diferentes factores pronósticos para predecir la evolución de la enfermedad. En fecha reciente se ha añadido un nuevo factor pronóstico determinado por la expresión de una proteina de 70 Kda que se asocia con la cadena Z de receptor de las células T, y que se representa por la abreviatura ZAP-70. Esta proteína no se expresa en los linfocitos B normales, pero sí en los de un subgrupo de LLC-B que no tiene mutaciones en los genes de la región variable de la cadena pesada de las inmunoglobulinas (IgVH). Estudios recientes sugieren que la expresión de esta proteína en los linfocitos leucémicos podría contribuir a la evolución más agresiva que pueden tener las LLC-B sin mutaciones en los genes IgVH. Se ha señalado que la determinación de la ZAP-70 puede proporcionar un indicador pronóstico más simple que la caracterización del estado mutacional de los genes IgVH.

Palabras clave: LLC-B, factores, CD38, genes IgV-H, ZAP-70.

La leucemia linfoide crónica de tipo B (LLC-B) es una enfermedad heterogénea cuya evolución clínico-hematológica puede variar ampliamente de un paciente a otro, por lo que se han planteado diferentes factores pronósticos para predecir la evolución de la enfermedad y poder seleccionar la conducta más adecuada en cada caso. 1 Entre estos factores se encuentran 2 que se consideran de gran valor predictivo y que se han descrito en fechas relativamente recientes. Estos son el estado mutacional de los genes de la región variable de la cadena pesada de las inmunoglobulinas (IgVH) y la expresión del CD38 en los linfocitos leucémicos. 2-5 La configuración de los genes IgVH permite dividir a la LLC-B en 2 subgrupos: uno en el que estos genes no presentan mutaciones y que representa a una enfermedad con una evolución agresiva y otro en el que los genes tienen mutaciones y comprende casos con una enfermedad más estable, una evolución lenta y probabilidades de mayor supervivencia. 1-3 Como dato adicional se ha señalado que el valor pronóstico de la existencia o no de mutaciones en estos genes es independiente de los estadios clínicos de la enfermedad y que la configuración expresada por estos genes en los linfocitos leucémicos se mantiene sin variación durante la evolución del proceso leucémico. 1,3,6,7 Sin embargo, este método de alta tecnología tiene el inconveniente de que es muy laborioso y costoso, por lo que se realiza solamente en un número muy limitado de laboratorios.

En relación con la expresión del CD38 en la LLC-B, los estudios iniciales mostraron baja expresión de este marcador en la membrana de los linfocitos leucémicos en aquellos casos que tenían mutaciones en los genes IgVH, mientras que estaba aumentada en los que no presentaban mutaciones. 4,5 Ante esto, se planteó la posibilidad de utilizar la determinación del CD38 como indicador pronóstico en lugar del estudio más complicado de la configuración de los genes IgVH. 4 Con posterioridad se observó que la expresión del CD38 puede variar durante el curso evolutivo de la LLC-B y además que en la tercera parte de los casos analizados el CD38 había fallado en la predicción del estado mutacional de los genes IgVH. 4,8,9 En trabajos más recientes se ha planteado que aunque estos 2 marcadores no se correlacionan estrechamente, pueden tomarse como indicadores independientes con un importante valor predictivo. 10 La determinación del CD38 es relativamente simple y puede realizarse en muchos laboratorios mediante citometría de flujo. Se ha señalado que su valor predictivo se incrementa si se hace la determinación de su densidad antigénica atendiendo a su capacidad de unión con el anticuerpo, y además que esta se correlaciona bien con la fluorescencia media relativa, que es un parámetro simple y barato que se puede obtener con la citometría de flujo. 10

Investigaciones también recientes han permitido identificar un nuevo factor pronóstico en la LLC-B: la proteína ZAP-70, que es uno de los miembros de la familia de proteínas tirosina cinasas (PTK) citosólicas representada por ZAP-70 y Syk, y que son diferentes a las PTK de la familia Src (relacionada con el sarcoma del virus de Rous).

La ZAP-70 es una proteína de 70 kDa con actividad tirosina cinasa, que se asocia con la subunidad Z del receptor de las células T (RCT). Las siglas que la representan provienen de su caracterización en inglés: Zeta-associated protein-70 kDa. El otro miembro de esta familia es la Syk, que es una proteína de 72 kDa que se purificó a partir del bazo porcino. Su abreviatura procede del término con que se identificó en inglés: Spleen tyrosine kinase. 11,12 En los linfocitos B, la Syk desempeña una importante función relacionada con la transducción de señales dependientes de su receptor de membrana.

La ZAP-70 se expresa normalmente en las células T y NK, mientras que la Syk lo hace en los linfocitos B y raramente en otras células del sistema hematopoyético. La ZAP-70 y la Syk tienen funciones prácticamente equivalentes en los linfocitos T y B, respectivamente. En estas células son elementos fundamentales para la ejecución de una cascada de señales en la que intervienen diferentes pasos de fosforilación y desfosforilación que activan otras proteínas cinasas, las cuales transfieren al núcleo de la célula la información necesaria para la activación del linfocito y el desarrollo de sus funciones efectoras. 13,14

Después que el RCT es estimulado por un antígeno, se activa un sistema de PTK que induce la fosforilación de residuos de tirosina ubicados en determinados sitios de la cadena Z, los que se convierten así en puntos de unión con la ZAP-70. Mientras no se haya unido a la cadena Z, la ZAP-70 permanece inactiva. Después que se une con esta cadena, su activación ocurre rápidamente, por la fosforilación de un residuo tirosina presente en su estructura. Aunque todos los pasos en que interviene la ZAP-70 activada no están totalmente esclarecidos, se considera que ella es una PTK clave en la fosforilación de diversas proteínas que le sirven de substrato y que intervienen en la cascada de señales que se desencadena por la estimulación del RCT. 12,13,15

Los linfocitos B normales no expresan la ZAP-70. Sin embargo, estudios genéticos realizados en la LLC-B, con empleo de microrreordenamientos (microassays) de ADN, mostraron un patrón característico en la expresión de un pequeño número de genes, entre los que está el de ZAP-70. 16 Se observó que las LLC-B que no tenían mutaciones en los genes IgVH expresaban ZAP-70, lo que no sucedió en los casos con mutaciones en los genes IgVH. Por lo tanto, se planteó correlación entre la expresión de esta proteína y el estado mutacional de estos genes, 14,16-18 aunque esta correlación no es absoluta, pues se han comprobado casos con mutaciones en los genes IgVH y alta expresión de la ZAP-70. Sin embargo, esto se considera una situación excepcional, y por lo tanto, se acepta la expresión de la ZAP-70 como un indicador adecuado del estado mutacional de los genes IgVH y con un valor pronóstico similar en la LLC-B. 14 Al contrario de lo que se ha señalado en relación con la expresión de CD38, la de la ZAP-70 se mantiene sin variación durante todo el tiempo que dura la enfermedad, tal como ocurre con el estado mutacional de los genes IgVH. 17

Se ha comprobado que la estimulación del receptor de las células B en las LLC-B que expresan la ZAP-70, provoca una fosforilación de las PTK citosólicas significativamente mayor que la que se obtiene en las que no expresan ZAP-70. 14 Este hecho sugiere que la expresión de esta proteína se asocia con un aumento de la transducción de señales estimuladoras de los linfocitos B que podría contribuir a la evolución más agresiva que pueden tener las LLC-B sin mutaciones en los genes IgVH. 14,18,19 Más recientemente, el estudio de la expresión de la ZAP-70 se ha simplificado, y además de su determinación mediante reversotranscripción con reacción en cadena de la polimerasa (RT-PCR), se puede realizar por citometría de flujo y por inmunohistoquímica. 17,18,20 Estas nuevas posibilidades contribuyen a que la determinación de la expresión de ZAP-70 se haga más factible en la práctica clínica habitual, lo que proporciona un valioso indicador pronóstico más simple que la caracterización del estado mutacional de los genes IgVH.


Summary

In B-cell chronic lymphocytic leukemia (B-CLL), different prognostic factors have been presented to predict the course of the disease. Recently, there has been added a new prognostic factor determined by the expression of 70kDa protein that is associated with T-cell receptor zeta chain and known as ZAP-70. This protein does not express in normal B lymphocytes but it does in those of a B-CLL subgroup that do not have IgVH heavy chain variable-region gene mutations. Recent studies indicate that the expression of this protein in leukemic lymphocytes could contribute to a more aggressive course of B-cell chronic lymphocytic leukemia without IgVH gene mutations. Likewise, it has been pointed out that the determination of ZAP-70 can provide a simpler prognostic factor than the present characterization of the IgVH gene mutational state.

Key words: B-CLL, prognostic factors, CD38, IgVH genes, ZAP-70

Referencias bibliogrÁficas

  1. Hernández Ramírez P. Leucemia linfoide crónica. Diagnóstico y factores pronósticos. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter 2003;19(2-3).
  2. Naylor M, Capra JD. Mutational status of IgVH genes provides clinically valuable information in B-cell chronic lymphocytic leukemia. Blood 1999;94:1837-9.
  3. Hamblin TJ, Davis Z, Gardiner A, Oscier DG, Stevenson FK. Unmutated IgVH genes are associated with a more aggressive form of chronic lymphocytic leukemia. Blood 1999;94:1848-54.
  4. Matrai Z, Lin K, Dennis M, Sherrington P, Zuzel M, Pettitt AR, et al. CD38 expression and IgVH gene mutation in B-cell chronic lymphocytic leukemia. Blood 2001;97:1902.
  5. Damle RN, Wasil T, Fais F, Ghiotto F, Valetto A, Allen SL, et al. IgV gene mutation status and CD38 expression as novel prognostic indicators in chronic lymphocytic leukemia. Blood 1999;94:1840-7.
  6. Fais F, Ghiotto F, Hashimoto S, Sellar B, Valetto A, Allen SL, et al. Chronic lymphocytic leukemia B cells express restricted sets of mutated and unmutated antigen receptors. J Clin Invest 1998;102:1515-25.
  7. Stilgenbauer S, Bullinger L, Lichter P, Dohner H. Genetics of chronic lymphocytic leukemia: genomic aberrations and V (H) gene mutation status in pathogenesis and clinical course. Leukemia 2002;16:993-1007.
  8. Rai KR, Dohner H, Keating MJ, Montserrat E. Chronic lymphocytic leukemia: case-based session. Hematology 2001. Education Program American Society of Hematology, Orlando, Florida; 2001.p.140-56.
  9. Kay NE, Hamblin TJ, Jelinek DF, Dewald GW, Byrd JC, Farag S, et al. Chronic lymphopcytic leukemia. Hematology 2002. Education Program. American Society of Hematology, Philadelphia, Pennsylvania; 2002.p. 193-213.
  10. Mainou-Fowler I, Dignum HM, Proctor SJ, Summerfield GP. The prognostic value of CD38 expression and its quantificacion in B cell chronic lymphocytic leukemia (B-CLL). Leuk Lymphoma 2004;45:455-62.
  11. Bolen JB. Nonreceptor tyrosine protein kinases. Oncogene 1993;8:2025-31.
  12. Chan AC, Iwashima M, Turck CW, Weiss A.ZAP-70: a 70 kd protein-tyrosine kinase that associates with the TCR zeta chain. Cell 1992;71:649-62.
  13. Chan AC, Irving BA, Fraser JD, Weiss A. The x Chain is associated with a tyrosine kinase and upon T-cell antigen receptor stimulation associates with ZAP-70, a 70 kDa tyrosine phosphoprotein. Proc Natl Acad Sci USA 1991;88:9166-70.
  14. Chen L, Widhopf G, Huynh L, Rassenti L, Rai K R, Weiss A, et al. Expression of ZAP-70 is associated with increased B-cell receptor signaling in chronic lymphocytic leukemia. Blood 2002;100:4609-14.
  15. Kane LP, Lin J, Weiss A. Signal transduction by the TCR for antigen. Curr Opin Immunol 2000;12:242-9.
  16. Rosenwald A, Alizadeh AA, Widhopf G, Simon R, Davis RE, Yu X, et al. Relation of gene expression phenotype to immunoglobulin mutation genotype in B cell chronic lymphocytic leukemia. J Exp Med 2001;194:1639-47.
  17. Crespo M, Bosh F, Villamor N, Bellosillo B, Colomer D, Rozman M, et al. ZAP-70 expression as a surrogate for immunoglobulin-variable-region mutations in chronic lymphocytic leukemia. N Engl J Med 2003;348:1764-75.
  18. Wiestner A, Rosenwald A, Barry TS, Wright G, Davis RE, Henrickson SE, et al. ZAP-70 expression identifies a chronic lymphocytic leukemia subtype with unmutated immunoglobulin genes, inferior clinical outcome, and distinct gene expression profile. Blood 2003;101:4944-51.
  19. Orchard JA, Ibbotson RE. Davis Z, Wiestner A, Rosenwald A, Thomas PW, et al. ZAP-70 expression and prognosis in chronic lymphocytic leukaemia. Lancet 2004;363:105-11.
  20. Admirand JH, Rassidakis GZ, Abruzzo LV, Valbuena JR, Jones D, Jeffrey Mederros L. Immunohistochemical detection of ZAP-70 in 341 cases of non-Hodgkin and Hodgkin lymphomas. Med Pathol 2004;17:954-61.

Recibido: 2 de noviembre de 2004. Aprobado: 18 de noviembre de 2004.
Prof. Porfirio Hernández Ramírez. Instituto de Hematología e Inmunología. Apartado 8070, CP 10800, Ciudad de La Habana, Cuba. Tel (537) 578268, 578695 544214. Fax (537) 442334. e-mail: ihidir@hemato.sld.cu

Indice Anterior Siguiente