Indice  Siguiente
Formato. PDF

Prólogo

 
 figura1
   
Fig. 1: Caduceo de la Medicina

Desde la aparición del Cuaderno número 6 (1954) de nuestra colección monográfica, ya se anunciaba entre sus próximas publicaciones la de uno titulado "Caduceos de las ciencias médicas. (Origen, evolución y estado actual)" por los doctores Raimundo de Castro y Bachiller, Héctor Zayas-Bazán Perdomo y Carlos A. Criner García, pues era voluntad de nuestro predecesor y primer director de los Cuadernos, académico Cesar Rodríguez Expósito, divulgar lo más posible, entre los trabajadores de la salud pública cubana y lectores interesados en la historia médica el origen y significado de los símbolos de la medicina, farmacia y estomatología.

Falleció Rodríguez Expósito en 1972 sin ver satisfecha su voluntad y desde entonces hemos querido hacerla realidad, pero por una u otra razón, principalmente por la falta de ilustraciones con adecuada calidad para su reproducción, se ha venido posponiendo tal empeño hasta estos momentos.

El presente Cuaderno número 87 con el título "Caduceos y Juramentos Médicos" lo dividimos en dos secciones, una dedicada a estudios sobre caduceos y otra a juramentos médicos, pues creemos que ambos temas son poco conocidos entre nuestros graduados y estudiantes de las diferentes ramas de las ciencias médicas.

La primera sección con el título de "Caduceos de las ciencias médicas" comprende seis importantes trabajos de profundos conocedores del tema, principalmente en nuestro medio. Se inicia con "El Caduceo de la Medicina", trabajo que consideramos clásico en esta materia en Cuba, del profesor Raimundo de Castro Bachiller, la más alta figura de la historia de la medicina legal en Cuba; le continúa "El verdadero Caduceo de la Medicina" por el doctor Arturo Sansores y López Quintana, trabajo de gran erudición en que se hace un análisis crítico de todos los símbolos médicos; con "El Caduceo y la Vara de Esculapio" por el doctor Frederick Stenn, antiguo profesor de la Escuela de Medicina de la Northwestern University se completa la información general que ofrecemos sobre los símbolos médicos y pasamos entonces a la descripción particular de los caduceos de la estomatología, farmacia y medicina veterinaria que se han usado en Cuba, con tres estudios muy completos sobre dichos temas: "El emblema de la Facultad de Odontología de la Universidad de La Habana y del Colegio Estomatológico

Nacional" del doctor Ismael Clark Mascaró, una de las más importantes personalidades de la historia de la estomatología cubana; "El distintivo de la Asociación Farmacéutica Nacional" por el doctor Héctor Zayas-Bazán Perdomo, historiador de la farmacia en Cuba y antiguo profesor de la Facultad de Farmacia en la Universidad de La Habana y "Nuevo emblema para médicos veterinarios" del culto veterinario cubano doctor Jaime Cervera Vila.

La segunda sección con el título "Juramentos Médicos" agrupa una docena de juramentos universales y nacionales que consideramos de imprescindible conocimiento para todo graduado y estudiante de las ciencias médicas en nuestro país. La iniciamos con "Consejos de Esculapio", atribuidos a este inmortal de la antigua Grecia cuyo prestigio médico lo llevó a ser incluido entre los dioses de la mitología helénica como hijo de Apolo y como su supuesto padre, dios de la medicina, la versión que transcribimos es la muy moderna que circula hoy entre todos los profesionales de las ciencias médicas en el mundo. Continuamos con "Juramento Hipocrático", atribuido al Padre de la Medicina, Hipócrates de Kos, que vivió en Grecia entre los siglos v a iv ANE., según la versión dada por el profesor italiano Arturo Castiglioni, eminente historiador médico, en su libro Historia de la Medicina, primera edición española, 1941; "El Juramento Hipocrático" por el profesor peruano Emilio Fernández M., artículo en que nos da las formulas de su aplicación en las Universidades de San Marcos de Lima, en la época colonial y San Francisco Xavier de Chuquisaca, en la época republicana; "El Juramento Hipocrático" por el tres veces académico cubano (en las Ciencias, la Historia y las Letras) doctor Horacio Abascal Vera y "Los Juramentos de Hipócrates y Maimónides", artículo anónimo aparecido en la sección Anécdota e Historia de la Revista Roche (Julio/1946), en todos ellos, se recogen diferentes versiones del Juramento Hipocrático y en el último, el del sabio médico judio Rabbi Moshe ben Maimón, conocido en la historia de la medicina como Maimónides, que vivió entre los siglos xii y xiii; seguimos con "Juramento Médico de Maimónides" según la versión distribuida por la Agrupación Cultural Hebreo-Cubana en el 750 aniversario del fallecimiento del sabio médico, filósofo, astrónomo y matemático (1954); "Los Mandamientos de Caraka" atribuidos al médico Caraka, gran figura del Período Brahmánico de la medicina hindú, los que están contenidos en el libro Caraka-samhita, escrito en el año 50 a.n.e. y una de las obras más importantes de la medicina brahmánica; "Nueva versión del Juramento Hipocrático" o versión moderna de dicho juramento o formula de Ginebra, adoptado por la ii Asamblea General de la Asociación Médica Mundial en la citada ciudad suiza en 1948; "La Promesa del Médico", también conocida como "La Declaración de Ginebra", "El Juramento del Médico" y "La Consagración del Médico a su Profesión", aprobada por la propia asamblea general de la Asociación Médica Mundial en el mismo año; "Juramento de

Honor del Colegio Médico Nacional (1958)," publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba con fecha 27 de febrero de 1958; "Juramento Médico del Centenario (1868-1968)", juramento hecho por médicos cubanos en el Hospital "Lenin" de la ciudad de Holguín como reafirmación patriótica y revolucionaria al conmemorarse el centenario de nuestra primera guerra independentista contra España; "Juramento de los médicos graduados en el curso académico de 1964-1965 o de los primeros profesionales de la medicina formados íntegramente en el período revolucionario socialista de nuestra historia y se cierra el Cuaderno con "A mis alumnos del curso académico de 1949 a 1950" por el doctor Raimundo de Castro Bachiller, bella y conmovedora versión de la última clase que impartía siempre a sus alumnos el Maestro de la Medicina Legal Cubana y que por estar su asignatura en el año final de la carrera, era por lo general la última lección que escuchaban los futuros médicos en la Universidad de La Habana, redactada por el propio sabio profesor y publicada en el libro de graduación del curso académico de 1949-1950.

Como homenaje a la memoria del doctor Castro Bachiller, quien fuera el más constante divulgador entre nosotros de los caduceos y juramentos médicos, dentro y fuera de su cátedra, le otorgamos la autoría del Cuaderno, como era también deseo de nuestro predecesor y Maestro, el académico Cesar Rodríguez Expósito.

Dr. Gregorio Delgado García
Director Cuadernos de Historia Salud Pública
La Habana, Julio 1 de 1999
 

Indice  Siguiente