Inicio Anterior Siguiente
Formato PDF

Misión en Nicaragua diario de un médico internacionalista

por el

Dr. Romelio Quirce García*

Las palabras de Fidel nos revelaron la posibilidad real de poder cumplir con la hermosa tarea de ayuda médica a un pueblo de Nuestra América, a un pueblo de tanta historia de lucha y rebeldía, simbolizada en la figura legendaria y presente de Sandino.

El día 2 de agosto de 1979 en horas de la tarde, fuimos citados a la Dirección del Hospital Pediátrico Provincial de Camagüey "Dr. Eduardo Agramonte Piña", donde laboramos para ser informados de que formaríamos parte de la Brigada Médica de la Provincia, que en misión internacionalista partiría en los próximos días hacia el hermano pueblo de Nicaragua.

A la emoción recibida se unió el regocijo y la satisfacción revolucionarios por haber sido seleccionado para tan honrosa tarea junto a otros veinte valiosos compañeros, con los que conformaría la brigada, integrada por diferentes médicos especialistas, técnicos medios y enfermeras.

Se sucedieron días de continua actividad, las necesarias reuniones en el Comité Municipal del PCC y el Sectorial de Salud; la entrega de ropas y equipos médicos, unido a la necesaria actualización de vacunación; las actividades en el CDR y en el propio Hospital; la difícil despedida de los familiares queridos y el beso a la hija adorada.

El día 5 de agosto a las 9:00 p.m. salimos en ómnibus hacia La Habana.

Una fotografía de toda la brigada queda como recuerdo gráfico de la partida de nuestra tierra agramontina. Amanecemos en La Habana.

Entre otras actividades sostenemos una reunión con el representante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en Cuba. Se toma mayor conciencia de las inmensas necesidades del pueblo nica, de la situación en que ha quedado después de los años de dictadura somocista, del alcance histórico de esta ayuda a un pueblo que recién se ha liberado heroicamente. Sabemos de las dificultades que tendremos que enfrentar.

Las mentiras y tergiversaciones de nuestra realidad revolucionaria han caído en avalancha ignominiosa sobre el pueblo nicaragüense. En el ámbito sanitario lidiaremos con enfermedades que no padecemos en Cuba como el paludismo, la tuberculosis, el poliparasitismo y la desnutrición, se ensañan hoy sobre la población infantil en medio de las ruinas de un pueblo abandonado que emerge de una guerra justa.

Estrecharemos contactos con lo más sano y humilde del pueblo nica y juntos aprenderemos de nuestras experiencias y realidades. De este encuentro humano y fraternal saldremos fortalecidos y nuestros pueblos se harán eternamente hermanos.

A las 6:00 a.m. del día 7 de agosto nos trasladamos hacia el Aeropuerto Internacional "José Martí" con el correspondiente chequeo de equipajes y la Aduana. Desayunamos.

Nos vamos con la Patria en el pecho y la mente y la voluntad de ayudar a Nicaragua en su urgente esfuerzo de reconstrucción nacional.

A las 8:45 a.m. tomamos el Britania CU-T671. Cuanta leyenda enmarcada en esta nave que transportó a nuestros combatientes internacionalistas hacia Angola y que vuelve a llenar de gloria la historia de nuestra aviación. Despegamos a las 9:08 a.m.

Dejamos el suelo de la patria pequeña y nos remontamos al cielo de la patria grande, de Nuestra América, de la América de Martí, de Bolívar, de San Martín, de Sucre, de Hidalgo, de Morelos, del "Che" y de Fidel.

Después del silencio necesario y la meditación individual se alegran las caras, se hacen chistes y se conversa.

A las 10:55 a.m. divisamos tierras de Centroamérica y avisan que entramos en turbonadas, la cual se deja sentir rápidamente, tras múltiples movimientos aparecen los mareos y los vómitos.

A las 11:40 a.m. vemos el lago Managua (Xolotlán) inmenso e impresionante. A lo lejos los volcanes Momotombo y Momotombito. Al rato tocamos tierra sandinista, la emoción nos oprime el pecho, tratamos de mirar por las ventanillas.

Bajo una fría llovizna descendemos en el Aeropuerto Internacional "Augusto César Sandino", en Managua, capital de Nicaragua libre. Se inicia nuestra misión en Nicaragua.

Día 7 de agosto de 1979

Combatientes sandinistas van y vienen en una constante actividad, brillan como soles los nuevos uniformes verdeolivos, las barbas, las melenas y el brazalete rojinegro del FSLN.

Nuestras mentes regresan a Cuba, al año 1959. Los pueblos son invencibles, la historia no se detiene.

Varias jovencitas de completo uniforme y sus fusiles al hombro dejan constancia de la participación decisiva de la mujer en la revolución sandinista.

Después del recibimiento salimos a la calle. Cruzamos un pequeño parque en el cual se encuentran varias vendedoras que ofertan comida típica, frutas y refrescos. Los combatientes sandinistas nos escoltan continuamente.

Pasamos la carretera Panamericana rumbo al Hotel "Las Mercedes" frente al aeropuerto; tiene una recepción central y un largo pasillo de techos de guano que se dirige hacia el restaurante y el bar. Las cabañas bien cómodas y acogedoras. Este hotel es de un norteamericano íntimo amigo de Somoza que ahora se marcha del país. En un aparte, un niño descalzo lustra los zapatos a un cliente.

Asistimos a una reunión donde nos informan que hay necesidad de ubicar a la oftalmóloga de la brigada en la ciudad de Matagalpa, por lo que Georgina y yo somos trasladados hacia esa región norteña del país; el resto de la brigada de Camagüey es situada en Masaya.

Partimos sobre las 3:00 p.m. hacia Matagalpa, cuna del fundador del FSLN, Carlos Fonseca Amador; nos acompañan los combatientes sandinistas Jim y Julio. Tomamos la carretera Panamericana; Julio conduce el pisicorre, a su lado una pistola y Jim a su derecha, con su fusil hacia fuera.

Escuchamos Radio Sandino con sus himnos revolucionarios y las consignas que llaman al pueblo a consolidar la Revolución. El clima es agradable, más bien fresco.

Por momento grandes árboles de un esplendoroso follaje y un verdor tremendo nos muestran lo exuberante de la flora nica.

A lo largo de la carretera vemos varias postas de sandinistas jóvenes entre 16 y 20 años y algunas muchachas tras las heroicas barricadas, trincheras de valor e ideas, frente al genocidio somocista.

Al llegar a Las Calabazas nos desviamos hacia Ciudad Darío, pequeño pueblo donde nació el ilustre poeta, debido a que aún no se encuentra transitable un tramo de la carretera principal.

Después de atravesar la villa, retomamos la carretera Panamericana hasta Sébaco, zona agrícola muy rica ubicada en el valle del mismo nombre donde hubo un asentamiento indígena importante.

Numerosos letreros de Pepsi-Cola, Coca-Cola, Alka-Seltzer y cervezas Victoria y Toña inundan los establecimientos comerciales.

Se ven las fritangas, a intervalos, donde venden toda clase de comidas y frutas, entre ellas el Nancite, que en esta época del año se encuentra en abundancia.

Niños descalzos se acercan al carro para tratar de vender sus productos.

En Sébaco la carretera Panamericana sigue hasta Estelí y la frontera con Honduras. Nosotros seguimos por la que nos conduce a Matagalpa, unos 25 kilómetros en subida y de menor calidad.

Abajo, el valle de Sébaco, enorme y bello con sus grandes arrozales, que este año, apenas se pudieron sembrar por la guerra.

Llegamos a Matagalpa lloviendo y con una goma, ellos le dicen llanta, reventada.

De Managua a Matagalpa hay 127 kilómetros, se encuentra a una altura de 678 metros sobre el nivel del mar.

Fuimos directamente al hospital y entramos por una puerta trasera que da a los almacenes. Nos ubicamos en los cuartos que ocupan los compañeros de la Brigada de Ciudad Habana que están aquí desde hace once días. Por el momento hay que vivir y comer en el hospital.

Fig. 3. Hospital Dr. Trinidad Guevara, Matagalpa, Nicaragua, atendido por médicos internacionalistas cubanos.
Fig. 3. Hospital "Dr. Trinidad Guevara", Matagalpa, Nicaragua, atendido por médicos internacionalistas cubanos.

Día 8

El hospital es una construcción que data de 1947; de forma rectangular, con un bloque central correspondiente a los dos salones de operaciones y la sala de partos. Dos patios a los lados de este bloque. Elementos adjuntos para la cocina, comedor, lavandería, carpintería y morgue.

Tiene un laboratorio, departamentos de rayos X, una pequeña salita de cirugía menor, dirección, farmacia y almacenes.

La consulta externa de Pediatría se ha organizado en lo que era el lugar de recogimiento de las monjas de la Orden Hermanas Josefinas que atendían el hospital antes de la guerra. Hay una salita de Pediatría de 34 camas, donde fue la capilla y otra pequeña de 10 camas para los niños mayorcitos.

La consulta externa de Medicina y Cirugía así como el Cuerpo de Guardia se han ubicado en sendas casas de campaña traídas por la brigada y situadas frente al hospital.

Comenzamos a trabajar en la consulta externa donde se consultaron 91 niños. El primer encuentro con la madre y el niño nicaragüense; la madre humilde, llena de esperanzas, inhibida y tímida que se nos acerca a expresar el padecimiento de su hijo desnutrido, lleno de parásitos, sediento de atención médica que hoy recibe gracias al sacrificio del pueblo que hizo la Revolución.

Día 9

El hospital fue muy abatido durante la guerra. Tiene infinitos impactos de proyectiles de todo calibre. La Guardia Nacional en su retirada forzada por el avance de los muchachos del FSLN lo tomó como cuartel y posteriormente al retirarse hacia el cerro El Calvario, ubicado detrás del hospital, lo ametrallaron constantemente. Hay partes del techo destruidos completamente, así como varias columnas, paredes, puertas y ventanas.

En los patios interiores se observan varias cruces donde yacen enterrados los cadáveres de miembros de la Guardia Nacional y de niños que estaban ingresados durante la guerra y murieron en el hospital.

Cuando llegó la brigada médica a la ciudad el hospital estaba cerrado y fue abierto por nuestros trabajadores internacionalistas de la salud; se procedió a su limpieza, a quitar la sangre de las paredes, barrer, echar agua en abundancia y limpiar los baños llenos de gusanos; se comenzó a trabajar.

Poco a poco todo el personal del mismo se fue incorporando a sus labores respectivas. De las ruinas y la desolación surgía nuevamente el hospital de Matagalpa. En consulta externa atendimos a 92 niños.

El clima es fresco y la lluvia casi continua. Por la noche se escuchan varios tiros. La comida: arroz, frijoles y ensalada.

Día 10

Hay un gran entusiasmo por nuestro trabajo en el seno del pueblo. Nos dan las gracias continuamente por esta ayuda, todos quieren verse con los médicos cubanos. En consulta externa se atienden alrededor de 600 niños diariamente que muestran en sus rostros inocentes la huella de la guerra, de los momentos vividos de bombardeos a la ciudad, muchos vieron caer ante sus ojos a combatientes y civiles, quemar cadáveres putrefactos y otros tuvieron que huir con sus padres a lugares seguros.

El estado de salud de ellos es sumamente precario, desnutridos en extremo, anémicos, parasitados severamente y en un medio socioeconómico en ruinas.

Se organiza el sindicato en el hospital, se enfrentan las lógicas del momento.

Se eligió un equipo de dirección para el hospital.

Un pequeño recorrido por la ciudad de Matagalpa es suficiente para que el visitante se percate de los días horrorosos de bombardeo y crimen que vivió este pueblo.

Cualquier familia puede dar fe del genocidio sin escrúpulos de la Guardia Nacional, cada una de ellas tiene un ser querido asesinado, torturado, perseguido o vejado, un amigo desaparecido o una amiga ultrajada.

En aquellos gloriosos días de julio, la juventud y el pueblo todo, esculpieron con heroísmo y fervor revolucionarios, las páginas más hermosas en defensa de la ciudad agradecida, que querían convertir en cenizas las fuerzas del tirano.

Las acciones combinadas contra las posiciones enemigas y el rechazo victorioso a los refuerzos que pretendían entrar en la ciudad. Se combate por la toma del Comando Central de la guardia somocista.

Los hostigamientos continuos que obligaron a la huida de las bestias asesinas dejando a su paso dolor y muerte.

La lucha por lograr la posición del cerro, El Calvario, último reducto del enemigo, donde vomitó fuego día y noche hacia toda la ciudad y que hoy todos recuerdan en cada conversación.

La resistencia ante los bombardeos diarios durante doce horas, la construcción de sótanos, las barricadas, la ayuda a los muchachos, la cura de heridos, la confección de ropas y las comidas.

Un pueblo en pie de lucha y de victoria.

Las calles han quedado destruidas, los adoquines fueron usados en la confección de barricadas.

La zona del mercado de la ciudad está a flor de tierra, algunos muros en pedazos recuerdan que allí existieron alguna vez edificaciones.

Donde estuvo el temido Comando Central, lugar de torturas y crímenes fascistas, apenas quedan algunas paredes.

La hermosa Catedral es una estructura agujereada por doquier, al igual que la iglesia San José y La Molagüina.

Decenas de casas destruidas, edificios públicos, el Centro de Comunicaciones fue barrido completamente.

En cualquier lugar se encuentran huellas de los rockets o de las bombas de 500 libras lanzadas por los cobardes pilotos del sátrapa.

Destrucción material. En el pueblo hay destrucción síquica; el trauma de la guerra que hoy convierten en fuerza para reconstruir su ciudad, orgullo de Las Segovias.

El departamento de Matagalpa limita al norte con Jinotega; al sur con Boaco; al este con Zelaya y al oeste con Estelí y Managua. Tiene una extensión territorial de 6 794 kilómetros cuadrados que representa el 5, 74 % de la superficie del país. Su densidad es de 28,05 habitantes por kilómetros cuadrados.

Matagalpa tiene 11 municipios: Río Blanco, Matiguás, MuyMuy, San Dionisio, Esquipulas, Terrabona, Darío, Sébaco, San Isidro, San Ramón y Matagalpa, que es el mayor. El más densamente poblado es San Isidro y el de menor densidad es Río Blanco.

La población del departamento es eminentemente rural y es de 193 899 habitantes.

Matagalpa, cuya etimología es Matlatl, redes; Calli, casa; Pan, adverbio de lugar; lo que significa en las casas de las redes. Está en el corazón de Nicaragua, rodeada de verdes montañas y pintorescos paisajes. El dialecto matagalpa se habló hasta fines del siglo pasado.

La principal actividad productiva de la región es agropecuaria; café, ganado y granos básicos (arroz, frijoles y maíz).

Junto a Jinotega es el principal productor de granos básicos del país y uno de los principales productores de divisas.

El cerro de Apante, un lugar de suma belleza, se levanta imponente a la vista del visitante. Tiene una leyenda; se cuenta de la serpiente de Apante, que está sujeta a tres hebras de pelos de la Virgen y que se han reventado dos. Cuando reviente el último el cerro de Apante se destruirá desapareciendo por completo la población de la ciudad. Su primera iglesia fue San José construida en 1700. La bella Catedral se comenzó a levantar en 1874 y su construcción duró 22 años en la cual murieron decenas de indígenas.

Matagalpa, la perla de Septentrión, cuna del fundador del FSLN Carlos Fonseca Amador, herencia de una raza aguerrida, escenario de las guerrillas sandinistas, valor y decisión de un pueblo que se enfrentó al somocismo y los venció.

Día 11

Temprano en la mañana ya está formada una larga fila frente a los locales de consulta externa. Los medicamentos se ofrecen gratuitamente. Hoy estuve de guardia médica, de turno, como se dice acá.

La carpa que sirve como cuerpo de emergencias está llena, en ella se han colocado literas de hierro que se trajeron de Cuba.

De día, el calor es insoportable en su interior, donde se unen enfermos de diversas dolencias, tuberculosos, traumatizados, con diarreas, borrachos en coma y otros.

Constantemente llegan los carros de la Cruz Roja que traen a los pacientes. Los voluntarios son jovencitos y muchachitas que tesoneramente hacen esta importante labor al igual que lo hicieron durante la guerra. Muere una niña con una sepsis aguda.

Se atiende a un prematuro de una libra y cuatro onzas que fallece al instante. La angustia y el dolor compartidos en medio de esta situación desgarrante que reta a la voluntad de vencer.

Día 12

Continúo de guardia ya que por necesidades actuales hay que hacer sábados y domingos seguidos. El día ha sido de lluvia que cesa a intervalos. Alrededor de la carpa el fango lo cubre todo.

Hoy nos mudamos del hospital. Viviremos en la que era residencia de Don Nacho Arauz, un acaudalado terrateniente dueño de múltiples haciendas de café y ganado. Amasó una fortuna con el sudor de cientos de campesinos. En esta casa el asesino Somoza pasó todo un día hace tres años, su presencia conllevó un despliegue militar nunca antes visto en esta ciudad.

La ciudad está todavía semioscura y la gente no sale mucho de noche, por ello vienen pocos niños después de las 8 p.m. Se atendieron 62 niños de urgencia.

La radio llama al orden y a la disciplina del pueblo.

En la sala una niña expulsó veinte parásitos, algunos de ellos por la boca.

La comida de hoy fue frijoles, puré de papas y tortilla de maíz.

Atendí en la carpa a Jairo Castellón, un niño asmático, de un carácter recio y que deja una gran impresión por su personalidad formada, a pesar de sus 12 años, en el trabajo, las necesidades y el rigor de su enfermedad.

Ingresé de urgencia a una niña cardiópata en estado de extrema gravedad, murió a las pocas horas en el agobio de una dificultad respiratoria espantosa.

De noche se oyeron disparos aislados.
 

Día 13

Todo el día en la consulta externa. Antedí a 140 niños, fue un día duro y las medicinas comienzan a escasear. Llegó una familia completa desde la montaña; cinco niños desnutridos al máximo, que apenas pueden caminar, hinchados y pálidos.

Se han presentado casos de Paludismo y secuelas de Poliomielitis.

Hay que leerles a las madres los métodos de tratamiento pues la mayoría no sabe leer, algunas dicen que buscarán en el barrio quién se los lea, pues a veces llevan varias indicaciones y las olvidan rápidamente.

En todas, está presente la humildad, la sencillez y la tímida forma de hablar con nosotros, ya que tienen la imagen del pasado, de la falta de atención, de la deshumanización de la medicina mercantil y explotadora. Algunas preguntan cuánto vale la consulta y piden medicinas para otros enfermitos que han quedado en cas
 

Día 14

El trabajo de la consulta externa reservó nuevas emociones.

Hoy una madre trajo a su pequeña niña de dos años de edad con la idea de que se la curaran ya que ella sabía que los médicos cubanos lo podían hacer, venía con toda su esperanza. Se trataba de una parálisis cerebral como secuela de una severa septicemia de la que padeció al mes de nacida. Le explicamos la situación de su hija, su evolución y su pronóstico. Cuanto llanto en sus ojos de madre desesperada pero también agradecida por nuestras palabras de aliento.

A esta señora le atendí dos niñas ayer; me dice que llegaron a la casa hablando de nosotros y que así estuvieron todo el día.

Vinieron unas familias desde un lugar situado a tres leguas de distancia, a pie, por terreno montañoso. Salieron a las cuatro de la madrugada para verse con los médicos cubanos. Cuanto sacrificio y cuanta gratitud en sus rostros sufridos cuando los atendemos y les brindamos las escasas medicinas que quedan, y los tratamos con amor y bondad.

Algunos vienen casi temblando hasta nuestro lado y nos relatan como antes muchos médicos los trataban mal, siempre con los reales y después salir a tratar de comprar las medicinas caras.

Regresamos a la casa caminando por una larga calle, la José Benito Escobar, llena de pequeños comercios particulares.

Se vende Pepsi-Cola y Coca Cola, Chiclets Adams, talco Mennen, ropas de todo tipo, zapatos de las más diversas formas, pinturas, muebles y todo lo demás.

El pueblo anda descalzo y con hambre, sin casa y con enormes necesidades.

Los niños toman agua carmelita y con gusanos y se alimentan de atol de maíz. Son los dramáticos contrastes del mundo subdesarrollado.

Se organiza la Policía Nacional Sandinista y se ordena el libre tránsito para los productos del campo, combustible y todo lo necesario para la buena marcha de la economía del país.
 

Día 15

Hoy atendimos a 110 niños en la consulta. La generalidad es la desnutrición, padecen de parasitismo intestinal, anemia, diarreas y procesos respiratorios agudos y continúan llegando familias desde lugares remotos.

Alejandro y Marbin González vinieron con su papá desde Bocaisito, el pasaje le costó veinte córdobas. Alejandro tiene ocho años y parece que tiene tres, el abdomen enorme, el tórax esquelético, la piel pálida, deslustrada, los cabellos amarillos y escasos. Marbin está hinchado completamente.

Otros vienen de Siare, Jucuapa abajo, El Tuma y otros lugares lejanos.

Sin dudas queda el recuerdo de aquéllos que no tenían la mejor actitud en su labor médica y que empañaban la profesional y revolucionaria de otros muchos.

Una niña expulsó 168 lombrices por la boca y con las deposiciones.

Se ingresó un joven con una herida de córnea de cuatro días de evolución, para poder realizarle el ingreso hubo que luchar, pues decían que no había cama.
 

Día 16

Existe escasez de medicamentos, y no hay antiparasitarios. Se atienden ciento veinte niños en la consulta externa.

Un caso de Leishmaniasis cutánea; ellos la llaman lepra de la montaña; son unas úlceras de tamaño variable, sangrantes en su parte central y que usualmente aparecen en la cara y las extremidades.

Se ven varios casos de paludismo y diarreas con sangre.

La familia González salió a las tres de la madrugada desde una zona de El Tuma, para llegar a tiempo a la consulta.

Georgina inauguró la pequeña salita de oftalmología con el joven de la herida corneal, que fue operado hoy.

Hay cuatro camas, las paredes están llenas de agujeros de balas y hay pocos recursos.

Se atendió a una niña con un trauma ocular; tenía clavada una astilla de madera en el ojo derecho.

Presenciamos un hecho insólito, un niño con un gusano en una nalga; se trata de lo que ellos llaman tórsalo producido por una mosca que abunda en esta región. Se forma un absceso con un túnel central por donde se puede observar como sale y entra el gusano.

Los campesinos usan trementina en forma de parches o melenca, tabaco mascado, que ponen encima del absceso para que el gusano salga.

Conversamos con Jim que fue jefe de una escuadra de la resistencia en Matagalpa durante la guerra.

El heroísmo sin límites en aquellos jóvenes que liberaron esta ciudad, del pueblo que soportó estoicamente los cobardes bombardeos de la guardia somocista, llenando páginas gloriosas para la historia de la patria.

Día 17

Se atienden ochenta y siete niños en la consulta. Algunos en condiciones de ingreso, pero que les damos tratamiento ambulatorio por no tener capacidad en la sala. Solamente se ingresan los más graves.

Comenzaron a verse casos de Tosferina. Aquí le llaman chifladora o ahogadora; como remedio casero ponen al cuello de los niños una llavecita que tiene que ser hueca.

Hoy vi a una familia completa con la enfermedad, en total cinco niños, se les dan los medicamentos para la casa.

La mayoría de los niños no están vacunados contra esta temible enfermedad, ya que las vacunaciones en tiempos del somocismo eran esporádicas, no obedecían a un plan de prevención establecido y no abarcaban a la totalidad de la población infantil.

El hospital se sigue organizando, la limpieza ha mejorado y el trabajo aumenta. Se oyeron tiros al anochecer.

Día 18

Trajeron a una señora muerta. La alcanzó un disparo mientras trabajaba en su casa. Así hay varios heridos en el hospital, se forma algún tiroteo y de pronto alguien cae. Murió un recién nacido que trajeron agonizando, hace unos días lo quisimos ingresar pero la madre no aceptó por temor al hospital.

Los médicos pediatras nicas comenzaron las consultas en sus clínicas privadas. Vienen al hospital dos horas en la mañana y una hora en la tarde. Se produjo un intenso tiroteo en el parque llamado Los monos. Un encuentro entre compas.4

Día 19

Se celebró un encuentro amistoso de pelota entre el equipo Veteranos de Matagalpa y el nuestro, pero llovió mucho y hubo necesidad de suspenderlo con empate a cuatro carreras en tres entradas completas.

El campo de pelota está en mal estado, aún no se ha iniciado su arreglo. Las gradas están semidestruidas.

Estaba el campo lleno de público, entusiasta, amante del deporte y sobre todo de la pelota; hablan orgullosos de la victoria de Nicaragua sobre Cuba en el mundial de 1972.

Hoy hemos visto a las niñas vendedoras, caminando continuamente entre el público. Niñas entre 7 y 10 años de edad, con sus delantales y palanganas a la cabeza, pregonando la tortilla, enchilada, cuajada.7

Día 20

Se comenzó la programación de las consultas externas. Se darán 250 turnos en la mañana y 150 en la tarde, la situación de los medicamentos empeora. Ahora ya no hay antidiarreicos.

Se atendieron tres casos de poliomielitis, niños que llegan con sus piernas péndulas, incapaces ya de pararse y andar; se plantea la vacunación antipolio como una necesidad imperiosa.

Trajeron a un niño herido de bala en el cuello, no tuvo mayores consecuencias.

Los jardines interiores del hospital se están acondicionando, hay bellas rosas sembradas, pino y palmares. Continúan los tiros por las noches. A veces son ráfagas cortas.

Día 21

Hoy se operaron los dos primeros casos de estrabismo. Una niña y una jovencita. Sus familiares nos manifestaron que esto era imposible en tiempos del somocismo, que para ellos es un sueño y que dejan operar a sus hijos por la confianza que tienen en los médicos cubanos. Para operar se usó ropa de calle y una bata encima. No había ropa de salón, hay grandes dificultades en la organización del bloque operatorio. Estas operaciones marcan un hito histórico en la atención médica de esta región del país, ya que antes estaban en la posibilidad de pequeñas minorías y sólo se hacían en Managua y León. No hay comparación posible con el pasado, pues prácticamente la atención oftalmológica era nula en esta región del país. Dolencias diversas y de variada gravedad evolucionaban espontáneamente sin la más mínima atención, por lo que las necesidades acumuladas son tremendas como infinito el sufrir de la población. Hay escasez de recursos humanos y materiales, se desarrolla el trabajo de esta especialidad con la firme decisión de enfrentar las dificultades y brindar la mejor atención al pueblo.

Día 22

El pueblo recuerda hoy el Primer Aniversario de la toma del Palacio Nacional por un comando del FSLN.

La acción planeada durante años y donde el coraje, la valentía y el arrojo revolucionarios se pusieron de manifiesto y que conmovió a la tiranía, logrando la liberación de presos políticos y poniendo rídiculo al somocismo.

El trabajo continúa con dificultad, pues la escasez de medicamentos va en aumento.

Continuamos viendo a niños con trastornos de la personalidad y de conducta debido a la guerra; niños que eran alegres y juguetones, que ahora se tornan serios, no duermen bien, se levantan de madrugada o temen a cualquier ruido

Hoy vi a uno de ellos, su mamá lo mandaba a los cerros vecinos a buscar leña y allí se encontraba con los montones de cadáveres, huesos humanos por doquier, una peste que lo invadía todo y ahora esa imagen lo tiene aturdido.

Me cuenta la mamá que los perros callejeros merodeaban por allí y se comían los cadáveres en descomposición, mostrando sus panzas gordas por la horrible ingesta.

En los terrenos del antiguo comando de la guardia nacional siguen desenterrando los cadáveres de los revolucionarios asesinados en ese lugar de muerte y tortura. Ya han sacado a quince.

Me llegué hasta el lugar, vi las fosas abiertas y un túnel donde metían a los jóvenes y los asesinaban, degollándolos.

Hay niños que cuentan como le mataron a sus padres o le quemaron a un familiar. Al lado de nuestra casa de vivienda, en un solar vacío, se encontraron los restos de un cadáver que fue quemado allí durante la guerra.

Día 23

Encontraron dos cadáveres más en la esquina de la casa; nos cuentan que eran dos jóvenes, uno de ellos una muchacha, que estaban ingresados en la Clínica Monserrat, restableciéndose de unas heridas cuando cayó una bomba en la misma. En la clínica se atendieron muchos de los combatientes por la liberación de la ciudad. En el área que ocupa nuestra casa y a su alrededor, cayeron varios rockets, bombas y gran cantidad de metralla.

A una cuadra de aquí una bomba mató a un niño de 14 años.

Sigue lloviendo mucho y hay fango abundante.

Los Comités de Defensa Sandinista celebran actos llenos de entusiasmo y fervor revolucionarios.

En la sala vimos a varios niños con convulsiones y uno ciego por una atrofia óptica bilateral después de una meningitis. Murió un niño con septicemia y sangramiento digestivo profuso.

Día 24

Seguimos con una gran escasez de medicamentos, el trabajo en esas condiciones se hace difícil y penoso. Hay setenta y ocho niños en consulta. Un pequeño, con una conjuntivitis tuberculosa y otro al cual se le han perforado ambos ojos por la falta de vitamina A y la infección concomitante, un cuadro espeluznante.

Similar ha sido una joven que enviaron desde Jinotega, de veintidós años, ciega, sólo ve el reflejo de la luz por un glaucoma absoluto de años de evolución. A esta muchacha la trataron en León con inyecciones que no le resolvían nada, la familia se ha quedado sin dinero comprando medicinas y pagando las consultas y los días de ingreso en una clínica privada.

Es horrible como han explotado a esta familia y llevado a la muchacha a la ceguera, cuando una operación a tiempo le hubiera salvado la visión. Ahora las posibilidades de resolver son muy remotas. Se envía para Managua. La familia quisiera llevarla a Cuba.

Una mamá me trajo a su hijo, al cual le dio la polio a la edad de un año, como secuela anda con gran dificultad apoyado en un palo. Tristemente, cuenta lo lindo que era su hijo y que ahora quiere que los médicos cubanos lo curen.

Así tenemos casos que no tienen solución como retrasos mentales, encefalopatías crónicas, etc.

Hay muchos casos de accidentes del tráfico en el hospital, así como personas con huesos fracturados que vienen al cabo de los días al médico, bien por ser de muy lejos o por ignorancia.

Día 25

Participamos en un trabajo asistencial en el poblado de Terrabona, el viaje duró hora y media. Carretera hasta Darío y de allí un terraplén bastante malo con grandes elevaciones, barrancos y mucho polvo. Una zona agrícola muy fructífera, de bellos paisajes, un verdor impresionante.

El pueblo es pequeño de calles de tierra y piedra, tiene una iglesia enorme frente a una plaza cubierta de yerba, el comando del Ejército Popular Sandinista, una fonda, el cine y el puesto sanitario.

Esta región era dominada por la familia Lara, asesinos y terratenientes que explotaban sin misericordia a los campesinos y tenían grandes plantaciones de marihuana que le reportaban enormes ganancias.

Hasta las 2:00 p.m. dimos consulta a 167 niños; han venido desde intrincados lugares, a pie o en mula, transporte que abunda en estos cerros.

Dos niños graves son evacuados con urgencia hacia Matagalpa; nunca habían venido médicos al pueblo.

La población tiene grandes necesidades, no tiene fuente de agua segura, unos pozos que apenas tienen agua; ahora la traen desde siete kilómetros de distancia.

Hemos visto a muchos niños con infección en los ojos debido a la falta de higiene y a la enorme cantidad de guasasas que ellos llaman sayules que invaden el local de consulta.

La carencia asistencial médica, la ausencia de prevención de las enfermedades y una falta absoluta de higiene y educación son evidentes enmarcando un panorama sanitario que hoy es común a miles de comarcas del país.

Se informa de la desmonetización de los billetes de mil y de quinientos córdobas, un duro golpe al somocismo y a la contrarrevolución.
 

Día 26

Visitamos la casa de Dora Luz una enfermera que labora en la consulta externa. Ella trabajó como enfermera durante la guerra, nos relata como se quemaban los cadáveres en las calles en medio del ruido de los aviones y helicópteros que bombardeaban la ciudad. Su casa fue ametrallada desde el cerro El Calvario donde la guardia había emplazado una calibre 50.

Vio entregarse a un mercenario yankee con el cuerpo cubierto de tatuajes y el cadáver de un mercenario sud-vietnamita, testimonio del uso de elementos pagados a sueldo para asesinar al pueblo.

Dora Luz es una muchacha alegre, elocuente como todo nicaragüense, amiga de hablar continuamente con el uso del vos, del ahí nomasito, del ni quiera Dios o del va pues, que la hace graciosa y amena, amante de su hogar, emprendedora y sincera.

Comemos el gallo pinto, plato típico nicaragüense que consiste en arroz y frijoles colorados fritos aisladamente y después unidos y del cual ellos hacen uso diario a cualquier hora.

Se siguen oyendo tiros de noche.
 

Día 27

Una larga fila para la consulta, atiendo a 100 niños. Comenzó a llover temprano y la gente entró a refugiarse del agua al local de consulta, una aglomeración que impedía el examen correcto de los niños. Después de consultados, las madres pasan con sus hijos a hacer una gran fila frente a la farmacia del hospital. Hay que estarles indicando a cada instante donde queda la farmacia, pues muchas vienen por primera vez al hospital e incluso a la ciudad.

Existen problemas en el salón de operaciones, se perdió un equipo quirúrgico de ortopedia; se suspenden las operaciones y hay falta de disciplina.

Diez ingresos, un niño con sarampión y laringo-tráqueo-bronquitis con gran dificultad respiratoria, de ocho años de edad. Como hay una sola cámara de oxígeno se la retiré a un niño que estaba mejor y se la puse al recién ingresado.

Una niña con una gran bronconeumonía en estado agónico, había sido llevada en horas de la mañana a un practicante el cual le puso una inyección que la agravó más; en horas de la noche llegó al hospital.

Otros niños con diarreas severas y deshidrataciones graves de muchos días de evolución.

En la sala falleció una niña de 18 meses de edad que llevaba 19 días ingresada, su diagnóstico, bronconeumonía extensa y gran toma del estado general. Se fue complicando sucesivamente hasta que murió.

En la madrugada llegaron tres niños con sarampión y procesos respiratorios agudos severos.

Nació un prematuro de tres libras, hijo de una joven de 18 años desnutrida. Hizo bastante frío durante la noche y madrugada.
 

Día 28

Trabajo asistencial en San Isidro, una población situada a 40 kilómetros de Matagalpa, tomando desde Sébaco, por la carretera, hasta Estelí.

Cuando llegamos al hospital del centro de salud ya hay una gran fila de personas esperando por nosotros.

Se atienden en total unas 300 personas, entre ellos, 87 niños.

Envié a Matagalpa, para su ingreso a una niña a la que la mamá le había extraído de la cabeza un Tórsalo y ahora presentaba un edema completo de la misma al igual que de la cara que le impedía abrir los ojos. La madre la traía cubierta con un paño para evitar el "mal de vista" que es como el mal de ojo nuestro.

San Isidro atiende a unas 24 comarcas oficialmente pero por problemas de transporte y de facilidad llegan pacientes de 40 comarcas. Tiene unos 6 000 habitantes.
 

Día 29

La consulta sigue con igual presión de trabajo.

Hasta las 10:00 a.m. trabajamos cinco médicos y después solamente dos. Muchas familias llegan a las once o cerca de las doce del día debido a que vienen de muy lejos y casi siempre son los que están en peor estado. Hay que estar revisando los medicamentos en existencia diariamente para poder maniobrar en la consulta y, además, familiarizarse con los nombres que no estamos habituados a usar, así como sus dosis.

El patio interior del hospital es una verdadera tendedera, las madres lavan sus trapos en una fuente que hay en el centro del mismo y las tienden encima de las matas de rosas o sobre las palmitas pequeñas y se lavan la cara en la fuente, tomando agua prieta de la llave, se limpian la nariz con un soplo fuerte por una ventana nasal mientras con los dedos se aprietan la otra, comiendo nancite o tomando café ralo (claro).

Día 30

Se atienden ciento veinte niños en la consulta; algunos con convulsiones por fiebre alta, las madres expresan que sus hijos tienen calenturas que "no le quiere salir" o que "se le ha ido por dentro". Cuando están así no los bañan al igual que en otras circunstancias y los envuelven con varios paños incluso en la cabeza, lo que les empeora su estado. Todos vienen sucios, incluso los lactantes pequeños llegan con las uñas llenas de tierra, nos refieren que habitualmente los bañan día por medio (cada dos días).

Las madres utilizan semilla de ayote tostadas, molidas y desleídas para tratar las calenturas de sus hijos así como las dificultades respiratorias y el parasitismo intestinal.

Son múltiples los remedios que ponen en práctica para tratar las dolencias de sus descendientes.

Para que las lombrices bajen y no sean expulsadas por la boca les ponen un collar de cabezas de ajo.

Para los vómitos le dan atol10  de millo y naranja.

Día 31

Algunas cifras son más que elocuentes del trabajo desarrollado en este primer mes de actividad.

Se consultaron 11 399 niños y se ingresaron 225.

Durante el somocismo los niños vistos en consulta externa no rebasaban los 300. El ingreso promedio era de unos 70 mensuales. Ahora no sólo vienen pacientes de la ciudad o de los pueblos cercanos sino también de los rincones más apartados de la montaña, los que antes tenían que acudir al curandero de la zona o al sobador, al remedio casero y ancestral.

Los fallecidos son muchos, 20 durante este mes pero los traen en estado agónico, en algunos casos prácticamente no hay nada que hacer.

Los elementos que no se pueden computar quedan en la conciencia del pueblo, el trato amable y humano, el oído receptivo a las quejas y sufrimientos, el respeto a sus tradiciones y su cultura, la solidaridad ante el dolor y la muerte.

Hemos palpado los resultados de 45 años de las tenebrosas sombras del somocismo, de 150 años de explotación, del exterminio sistemático de este pueblo. Miseria, hambre, incultura y abandono social.

La destrucción de ciudades, hospitales, centros de salud, colegios, casas y mercados; la herencia tremenda que se siente a cada minuto y que en el terreno de la salud está marcada por datos que representan la barbarie de la opresión capitalista.

La tasa de mortalidad infantil alcanza a 200 fallecidos por cada mil nacidos vivos, cifra que hay que tomar con signo de interrogación debido a que en Nicaragua no se hace uso del Certificado de Defunción y los datos estadísticos de todo tipo eran manejados por el somocismo para ocultar la realidad que constituía una acusación al sistema de oprobio y genocidio.

La esperanza de vida estimada al nacer es de 52,9 años aunque en realidad la tasa verdadera debe ser muy inferior.

La insuficiencia en la cobertura de atención médica y la ausencia en encuestas idóneas caracterizan la invalidez de los datos en cuanto a la mortalidad en el país.

La desnutrición infantil (80 por ciento de los menores de cinco años), agravada por el conjunto de enfermedades infecto-contagiosas, la malaria y la parasitosis intestinal, diezman a la población que representa el 48 por ciento de los habitantes de la nación.

La deficiente capacidad física instalada (2,2 camas por mil), la escasez de recursos humanos (5,2 médicos; 2,4 odontólogos; 2 enfermeras por cada 10 000 habitantes y la baja cobertura de la población ?solo el 30 por ciento con 0,8 consultas/habitantes por año? concentradas en las cabeceras departamentales, dan la clara imagen de la profunda crisis del estado de la salud nacional.

Sólo el 5,8 por ciento de la población rural tiene agua domiciliaria y en las ciudades el 76,9 por ciento.

El 35 por ciento de la población urbana tiene alcantarillado y el 82,4 por ciento de la rural, carece de cualquier tipo de correctas disposición de excretas.

La paralización de la vida económica como consecuencia del estado de guerra que sufrió el país, la limitación en la importación de medicamentos del extranjero debido a la escasez de divisas, la negación de la entrega de medicinas por parte de las casas importadoras y abastecedoras tradicionales, justificando y aduciendo la falta de pago de las deudas contraídas durante el régimen somocista, enmarcan el déficit de medicamentos que actualmente confronta el país unido a la mayor cobertura asistencial ?se ha elevado a un 70 por ciento? que hoy recibe el pueblo, antes desatendido y maltratado.

Los gastos diarios son alrededor de $ 1 500 000 (córdobas) para abastecer al país, cifra sin precedentes en la historia médica no sólo de Nicaragua sino de Centroamérica.

Día 1ro. de Septiembre de 1979

En la sala de pediatría, es impresionante la situación de los niños, cuatro en estado agónico con cuadros severos de desnutrición, diarreas, vómitos y sangramientos digestivos.

Hay una niña de cinco años con un peso de cinco libras, un verdadero cadáver, visible todos sus huesos, levanta un bracito lentamente para espantarse las moscas que incesantemente la cubren.

Las madres acompañantes están descalzas o con zapatos rotos. Durante el somocismo no se les permitía estar con sus niños enfermos, hay padres que acompañan a sus hijos mientras la madre queda en casa al cuidado del resto de la familia que casi siempre es numerosa.

Hay muchos casos de sarampión, con las más variadas complicaciones que evolucionan mal sobre los cuerpos deprimidos y desnutridos severamente.

Valentín tiene diez años de edad y pesa 27 libras, sin fuerzas para sostenerse en pie, de cabellos escasos, con sus maltrechos dientes en la boca séptica y hambrienta.

Separado por un estrecho pasillo, las dos hileras de cunas son imágenes imborrables que retan a la voluntad y dedicación del personal médico y de enfermería; cubanos y nicaragüenses que le arrancan al sufrimiento y a la muerte su devastadora sentencia. La lucha tesonera no sólo contra enfermedades, sino contra la ignorancia y el oscurantismo, contra las más disímiles creencias sobre la aparición y tratamiento de los males que aquejan a sus hijos.

Tenemos pocos medicamentos para actuar.

La comida que se le puede ofrecer a los niños es deficiente, consiste en leche, arroz, frijoles y atol.

Por la tarde, los trabajadores de la salud prepararon una fiesta en el hospital como homenaje a nuestra brigada.

Vimos danzar el Palo de Mayo, baile típico de la Costa Atlántica, sexual y rítmico.

Todos estaban pendientes de ver bailar a los cubanos, muchos han creído por la propaganda somocista más grosera, que somos un pueblo sumido en la tristeza, que no nos divertimos y que vivimos solamente trabajando.

Algunos preguntan si las mujeres en Cuba se pintan y están a la moda, si se puede viajar por el país libremente, sin problemas, si se oye música moderna, si hay bebidas alcohólicas y vida nocturna.

Fue una propaganda sistemática con el objeto de aislar a nuestros pueblos.

Día 2

Visitamos a una familia nicaragüense.

Nos reciben con esa efusividad y sonrisa familiar característica del nica. Porque el nicaragüense es extravertido, confianzudo, a los pocos minutos de conocerlo, lleva al amigo a la cocina, lo palmotea, lo abraza y le cuenta su vida y milagros. Se entrega sin reservas, sinceramente y así exige que sean con él.

Es alegre, amigo de las fiestas y fanfarrón. A un nica se le conoce en un ratico de plática.

El nica llena de risa toda su actividad y hasta de los momentos más trágicos y difíciles saca motivos para hacer un chile.11  El lenguaje es directo, sin ambages, sin eludir lo feo ni las palabras más fuertes, por el contrario, el nica escoge las expresiones más ásperas; manifiesta gozo al utilizar las malas palabras.

Es común que un nica salude a un amigo en la calle diciéndole "idiay que tal hijo de puta".

Nos brinda nacatamal12  y fresco13  de pitajaya.14 

Día 3

Los lunes acuden más personas a la consulta. Atiendo a 125 niños.

En la sala murió un chavalito15  y se llevaron a dos graves para que murieran en sus casas.

Vino una señora pálida en extremo, embarazada y con tres niños que estaban con mucha tos, diarreas y anémicos.

Me contó que ella se sentía muy mal, decaída, que apenas come, su marido, un soldado sandinista, está destacado en un lugar distante y aún no ha recibido dinero.

Ella vive en un cuarto que le ofreció su amiga, viene al mercado diariamente a vender frescos para comprar algo de comer para sus hijos que andan descalzos y sólo tienen una ropita al igual que ella.

Para ella, recetamos antianémicos y vitaminas a los niños; las medicinas necesarias. Se a marcha contenta y animada.

Trajeron a una niña mordida por una serpiente, que según la evolución del caso no era venenosa.

Hay muchas especies de culebras, algunas muy temibles: taboba, terciopelo, majagüera o tamagás, cascabel, castellana, coral, boa, voladora, bejuquilla, chocoya.

Un ex guardia nacional penetró en el cuartel del EPS16  y mató a varios compas.

El cine comenzó a funcionar.

Día 4

Trabajo asistencial en el Valle de El Carrizo.

El valle está situado a unos 12 kilómetros de Matagalpa, tomando un angosto camino a la izquierda, después de avanzar 10 kilómetros por la carretera a Jinotega.

El terreno sumamente quebrado, con piedras y abundantes huecos, el fango impide el avance de las camionetas a las cuales hay que ponerles cadenas en las llantas (gomas).

En el valle hay unos 300 habitantes, su centro lo forma la iglesia, la casa cural, la pequeña y humilde escuelita y una decena de casas campesinas. El resto del pueblo está disperso por las lomas, de una belleza admirable, llenas de sembrados de hortalizas, papas, maíz y café.

Tiene cinco pozos y seis letrinas.

Hay un CDS.17

La consulta la damos dentro de la iglesia.

Atiendo a 102 niños; casi todas las familias son de apellido Montenegro López y son numerosas de 8, 10, y hasta 12 hijos. La maestra prepara las condiciones para comenzar próximamente las clases. Ella tiene que caminar durante una hora desde la carretera o esperar que alguien la lleve a caballo hasta el valle.

Por la noche hubo un gran tiroteo cerca de la casa. Los compas se confundieron y se tiraron entre sí.

Día 5

La situación en la consulta es penosa y difícil debido a la escasez de medicamentos.

La sala casi vacía pues al morir cualquier niño las madres se llevan a sus hijos atemorizadas. La labor de educación sanitaria e intercambio con los familiares tiene que ser permanente pues a pesar de que hemos tenido logros, dista mucho de lo que la realidad exige y de lo que nosotros pretendemos. Las madres se hacen cada vez más receptivas a nuestras palabras y acciones encaminadas a tratar de modificar hábitos, costumbres y creencias bien arraigadas a través de una labor en equipo, perseverante y respetuosa.

Se escapó un preso que estaba junto a otro limpiando la orilla del río, cerca del local de consulta, le tiraron al aire pero no lograron cogerlo.

Entre ellos hay un asesino que eliminó a una familia completa en Terrabona, quemándola dentro de su casa.

Se continúan celebrando actividades en cada manzana y barrio organizadas por los CDS.

Se estructura combativamente la Asociación de Mujeres Nicaragüenses "Luisa Amanda Espinosa".

Son numerosas las kermesse18  que tienen lugar en distintas zonas donde se venden comidas, frescos, hay bailes, carreras de caballos y donde se manifiesta un derroche de colorido y belleza folclórica.

Día 6

Ingresé a Jairo con una severa crisis de asma bronquial. Me trajo unos huevos de gallina, huevos de amor como le dicen a los huevos de patio, los envuelven en unas hojas secas de maíz, hechos un paquetico.

Vino también su hermanita Vilma, que tiene una cardiopatía reumática. Georgina atendió a un hombre con una brutal infección en el ojo derecho, el abundante pus brotaba espontáneamente con gran inflamación y enrojecimiento de toda la región así como varios abscesos debajo del párpado inferior. A las horas se fue del hospital al igual que otro que recibió un trauma ocular. Una señora sentada en el piso con sus pechos desnudos da de mamar a su hijo más pequeño. Otros cuatro a su lado, sin zapatos unos, y otros con zapatos rotos y escasas ropas. Comen ensalada de col y mazorcas de maíz hervido (elote) con las manos todas al mismo tiempo sobre la única ración que tienen delante. Pasaron la noche en la Cruz Roja o en la pequeña entrada del hospital, en el suelo, soportando el intenso frío nocturno, hasta encontrar un transporte que los lleve hasta su comarca. Continúan llegando muchos casos de sarampión.

En la consulta hay 93 niños.

Aparecieron los cadáveres de dos jóvenes militares completamente destrozados en la carretera hacia Jinotega cerca de Santa María de Ostuma. Los torturaron salvajemente, uno con el cráneo despedazado y una herida de arma blanca en el pecho. Posteriormente los ametrallaron.

Día 7

Conocimos a la familia Guillén, una muestra de unidad familiar, educación moral y patriótica para con sus hijos; voluntad y firmeza. Dos hijos combatientes en la Guerra de Liberación Nacional. Las penurias vividas al no tener noticias de los que luchaban en las montañas. El saqueo de su taller de óptica en Estelí, de sus pertenencias. Las torturas y el presidio hace unos años por su actividad antisomocista, el testimonio en su cráneo hundido.

El exilio en México, el encuentro con sus hijos que se entregan por completo a la causa revolucionaria.

Jairo sigue mal de su asma.

Apareció un compa ahorcado en una calle de la ciudad, tenía 20 años. La contrarrevolución comienza a mostrar sus garras asesinas.

Día 8

En horas de la madrugada tirotearon el hospital por un costado, por la calle que conduce a la carretera de Jinotega. Los compas ripostaron el ataque. No han capturado a nadie todavía.

Visitamos a unos amigos que nos ofrecieron carnes asadas en parrilla, la cual adoban con achiote;19  ensalada de repollo, tortilla y plátanos maduros fritos.

La bebida como en toda mesa nicaragüense es el ron Flor de Caña o el ron Plata el cual toman puro, con frescos de limón o con gaseosa.

Conocimos a dos compañeros que estuvieron presos en las cárceles somocistas. Narran las bestialidades de la guardia nacional, los vejámenes y la actitud inhumana de los mismos.

Se brinda por Cuba en Nicaragua.

Día 9

Guardia médica.

Ingresó un niño sumamente grave con un cuadro diarreico agudo y acidosis metabólica que falleció a las dos horas, la mamá lo cogió en sus brazos, lo tapó y se marchó sin exteriorizar su inmenso dolor.

Trajeron a una niña quemada por agua hirviendo, tiene el miembro superior izquierdo lleno de grandes ampollas.

Se suturó a un niño que sangraba abundantemente por un vaso seccionado en una pierna.

Un niño con una fractura del antebrazo derecho de dos días de evolución por caída de un caballo. Los padres dijeron que vivían muy lejos y que no pudieron venir antes. En su comarca fue tratado por el sobador que con sus masajes empeoró la situación.

Llegó la brigada médica que será ubicada en Jinotega. Al momento de la llegada a ese pueblo, se produjo un encuentro armado con elementos contrarrevolucionarios donde los sandinistas ripostaron enérgicamente y en el que perdió la vida el combatiente internacionalista hondureño Guillermo Matute. Llevaba ocho años en el FSLN.

Día 10

Se comenzó la atención a Sébaco. Se irá los lunes y jueves, ida y vuelta el mismo día.

Un hombre trajo hoy a su hermana loca, amarrada por las manos con una larga soga, un espectáculo imponente, dijo que ha querido matar a la hija y que es muy agresiva.

Van en aumento los casos de sarampión complicados y de tos ferina.

La madre nicaragüense tiene un lenguaje propio para expresar la sintomatología de sus hijos enfermos. Un lenguaje en que la herencia y firmeza del Nahuatl se pone de manifiesto.

La madre nica no se expresa mediante conceptos sino mediante imágenes; no define sino ilustra.

Para lograr esas imágenes se valen de cinco elementos esenciales que son: símil, metáforas, invención, onomatopeyas y el gesto. Un habla de extraordinaria capacidad creativa. Hay un uso indebido del lenguaje y, además, un lenguaje nuevo, un idioma continuamente inventado que nace de la necesidad de nombrar algo para lo cual no se conoce la palabra precisa.

Es el habla de la madre nicaragüense:

? Va en do años. El do de Mayo cierra los do año, tiene obradera20  juerte,21  se pone heladita y está doliosa del pecho.

? Tiene un gran ronchero. Le sale agua por el oído y le jiede.

? Tiene obradera con sangre y se le sale el conductico.22

? De noche le agarra una soñadera que se levanta y camina.
 

Día 11

En consulta externa hay 71 niños.

Ingresé a uno de 19 meses, el padre lo trajo desde la montaña, estuvo dos días en mula hasta llegar a la carretera, el niño es la huella del hambre y del abandono más cruel, salta a la vista su enorme barriga llena de parásitos, pálido y triste.

Completamente envuelto en algunos trapos, la cabeza con un pañuelo atado al cuello, la piel cubierta de costras y sucio en extremo.

La escasez de medicinas es muy seria.

Una maniobra que utilizan los curanderos con los niños deshidratados es comprimir con los dedos el cielo de la boca y voltearlos para darle golpes en la planta de los pies, tratando con este procedimiento volver a su lugar la mollera,23  hundida propia de este estado patológico. Así mismo las madres no le dan carne ni frijoles a sus hijos durante y en la convalecencia del sarampión porque les hace daño.

Para la topa,24  utilizan un collar de higuereta y para el mal de ojo25  la miel de jicote.26  Para el brolle27  el sarampión los bañan con agua de manzanilla.

Día 12

Anoche llegó la antorcha de la libertad que recorre Centroamérica; hizo su entrada a la ciudad a las dos de la madrugada, en medio de un torrencial aguacero y un intenso tiroteo. La escolta de la casa subió a la terraza en carrera y rompió una puerta de cristal para pasar ya que no sabía la razón del tiroteo.

Hubo grandes ruidos de sirenas y el pueblo jubiloso en la calle, mojándose.

El día entero se ha mantenido lloviendo, el Río Grande de Matagalpa está crecido, trae una impetuosa corriente con palos y escombros, sus aguas sucias y revueltas. Se atienden pocos niños en la consulta debido a la lluvia, unos 250.

Ingresó en la sala un recién nacido con tétanos, de parto domiciliario como la mayoría en Nicaragua; le cortaron el ombligo con un machete, se lo quemaron con un pedazo de madera encendida y lo cosieron con un cordel.

Trae unos espasmos musculares increíbles, está rígido completo y severamente pálido.

Dos niños intensamente deshidratados y anémicos se pusieron en la misma cuna ya que no hay camas vacías en la sala.

Día 13

El día continúa lluvioso, mucho fango y algo fresco.

Los pacientes fueron menos por esa circunstancia. Una niña con una gran úlcera en la pierna derecha producto de la picada de un insecto, descalza y con los pies lodosos.

Llegó una señora muy asustada con una niña de tres años de edad con vómitos y toma del estado general, después de haberle dado a beber un suero que compró en una farmacia. Anoche se le murió una de dos meses que había tomado el mismo suero.

Al rato llegaron dos primos en igual estado por la ingestión del medicamento.

Se pudo comprobar que habían envasado desinfectante en los frascos de suero oral.

Ingresamos al hijo de Marina, una empleada de la casa. El niño tiene enucleado un ojo producto de un tumor y ahora presenta vómitos y gran decaimiento, sospechamos que haya una reactivación del proceso tumoral con metástasis cerebral.

Otro niño con tétanos en la sala. El niño de la cuna 10, desnutrido y con sarampión complicado con perforación de ambos ojos quedará irremediablemente ciego. El papá del niño con meningoencefalitis, en estado agónico, nos pidió permiso para llevarlo a que muera en su casa, lo cargó como queriendo imprimirle vida.

El agua de la paja28  es negra de la tierra que trae, con esa nos bañamos. Tomamos agua hervida y filtrada.

Día 14

No hay consulta externa pues el día es feriado. Se conmemora la Batalla de San Jacinto contra el yanquee invasor.

En 1854 Nicaragua es invadida por tropas al mando del filibustero William Walker, los patriotas al mando de José Dolores Estrada establecen un duro combate donde frenan el ímpetu de saqueo y esclavitud que traían los mercenarios.

En la hacienda San Jacinto tiene lugar el histórico hecho donde el héroe nacional Andrés Castro en gesto de heroísmo y arrojo derriba al invasor de una certera pedrada.

Fue un derroche de valor patriótico que ha quedado grabado con letras eternas en el recuerdo del pueblo.

Se vieron 60 niños en el servicio de urgencia. El camino hasta la carpa es puro fango. Ingresamos a ocho.

Dos muertos en la sala; uno de los tetánicos y un recién nacido con diarrea y acidosis. Llamaron varias veces de madrugada. El niño de Marina sigue grave.

Se celebró un desfile en la ciudad. Participaron obreros, campesinos con sus machetes, los estudiantes de cada escuela con sus uniformes, banderas y bandas de música y el pueblo en general. Las calles llenas de alegría y entusiasmo.

Día 15

Día feriado. Fecha patria de la liberación del colonialismo español.

El 15 de septiembre de 1821, Nicaragua junto a las demás repúblicas de Centroamérica se liberaba del yugo colonialista español. Hoy a 158 años de aquella gloriosa fecha el pueblo libre ya del somocismo, expresión de la dominación neocolonial, inicia el camino de la reconstrucción nacional en una patria digna y soberana.

En horas de la mañana se celebra un acto cultural frente a la iglesia San José. Bailan danzas folclóricas llenas de coloridos y ritmicidad. Hubo un desfile deportivo por las principales calles hasta el terreno de pelota.

Conversamos con unas compañeras de los CDS que querían saber acerca de la revolución cubana.

Persiste la misma situación precaria de los medicamentos. En la sala un niño en shock séptico lucha por la vida. No tenía soluciones parenterales y un médico nica lo trajo de su clínica privada. A una niña quemada tuve que indicarle disección venosa dado su estado de extrema gravedad.

Parió una señora que presentaba sarampión, el niño está en buenas condiciones.

Hoy le extirpamos un ojito a una niña de tres años que lo tenía perforado; fue una operación trabajosa y cruenta.

Día 16

Visitamos la capital del país.

Managua29  70 metros sobre el nivel del mar? se convierte en capital en 1852 después de ganar la primacía a León y Granada que fueron las antiguas capitales de la provincia de Nicaragua.

Ubicada a orillas del lago Managua o Xolotlán (39 metros sobre el nivel del mar) en una planicie de origen volcánico, interrumpida por la loma de Tiscapa, donde el asesino dictador erigió su Bunker que creyó bastión inexpugnable de poder y villanía.

Tiene elevaciones de 40 metros cerca del lago y de 300 metros sobre el nivel del mar en las estribaciones de las sierras de Managua.

Dentro de su perímetro se localizan las lagunas cratéricas de Tiscapa, Asososca y Nejapa.

La temperatura promedio anual es de 27,5 grados celcius siendo los meses de abril y mayo los más cálidos y los de diciembre y enero los más fríos.

La población urbana es de 622 000 habitantes (1977) y una superficie aproximada de 75 kilómetros cuadrados.

Recorrimos el antiguo centro de la ciudad, el terremoto del año 1972 lo destruyó todo. Ahora solamente quedan los restos de algunos edificios públicos, casas o iglesias. Muestran en sus paredes arqueadas las heridas del movimiento sísmico, las fuertes estructuras de hierro hechas amasijo.

Un lugar desolado, cubierto de restos de ladrillos, yerbas y escombros donde dejaron sus vidas cientos de personas de todas las edades en aquella negra noche del 22 de diciembre. Es difícil imaginar que allí existió una ciudad.

El palacio nacional se yergue impetuoso lleno de gloria, de aquella que le dieron los combatientes sandinistas el 22 de agosto de 1978 cuando en arriesgada y heroica acción tomaron el mismo para exigir la liberación de valerosos combatientes presos, llenar de entusiasmo revolucionario al pueblo y decir al mundo que los seguidores de Sandino se disponían a la lucha final contra el somocismo.

La catedral, majestuosa, muestra las consecuencias del terremoto en sus apuntalados muros y paredes.

Más allá, el Teatro Nacional Rubén Darío y el Palacio de Comunicaciones.

La entrada al Bunker y a la EEBI30  engendro del dictador para oprimir la lucha revolucionaria, que cada día se acrecentaba.

Cuánto se torturó en sus calabozos y en sus túneles recién descubiertos, cuánto se asesinó y vejó a los decididos combatientes por la liberación nacional.

Los repartos residenciales que la burguesía desarrolló hacia la periferia del antiguo centro capitalino y unidos por amplias vías de tránsito (by pass).

Palacios de diversa arquitectura, a todo lujo, con piscinas y varios carros a la puerta. Bellos jardines y muebles exquisitos.

Los barrios marginales, casas de cartón, zinc o madera, sin agua potable, sin higiene, sin letrinas, con familias en franca depauperación.

En ellos se libraron batallas que forman parte ya de la historia de este pueblo por su liberación y redención.

En una calle una tumba con flores recuerda al combatiente caído en el lugar.

Los niños están descalzos en la calle, unos vendiendo periódicos, otros lustrando calzados, otros ofertando comestibles como dulce de coco y leche, maní, cigarros o chiclets en cajas que llevan sobre las cabezas jugándose la vida al correr detrás de cada carro en el afán de vender sus mercancías; herencia de un pasado que perece frente al presente creador de la Revolución.

Managua, ante la historia escrita con fuego, y coraje por sus mejores hijos en acciones gloriosas, se levanta en un gigantesco esfuerzo de reconstrucción para sanar de sus heridas y erigir la capital sin miserias ni desigualdades, orgullo del pueblo que protagonizó la Revolución Sandinista y busca la construcción de una sociedad mejor.

Día 17

Nos trasladamos a Masaya.

De Managua a Masaya hay 28 kilómetros y una buena carretera y bellos paisajes sobre una larguísima recta. A la derecha se observa el volcán Masaya que da nombre al Parque Nacional ubicado en el lugar. Una gruesa columna de humo se eleva, atrayendo la atención de todos los que pasan por el lugar. Desde la carretera se observa la tierra volcánica, prieta, característica.

Masaya31  a 235 metros sobre el nivel del mar se encuentra ubicada a orillas de la laguna que lleva su nombre. Es el mayor centro artesanal del país y cuenta con una tradición folclórica que es orgullo nacional.

Es asiento de un grupo auténticamente indígena en el conocido barrio de Monimbó.

A un kilómetro de Masaya se levanta la fortaleza de El Coyotepe situada en el cerro del mismo nombre, que recuerda los combatientes dirigidos por el General Benjamín Zeledón en la guerra contra las fuerzas ocupantes extranjeras en el año 1912.

En la última guerra contra la tiranía somocista, la guardia nacional, antagonizando con los patriotas que un día lucharon valientemente desde este lugar, dejaron caer sobre Masaya miles de proyectiles de morteros, bombas y metralla que destruyeron la hermosa ciudad, convirtieron en polvo decenas de manzanas y cientos de casas, llevando la muerte y el luto a las familias que fabricaban sótanos en las casas para defenderse de la barbarie.

Fueron desalojados del cerro. No hay fortaleza ni altura que puedan permanecer en manos de hombres que defienden el odio y el terror, la explotación y el saqueo, la brutalidad y la entrega del país, la traición, la miseria y el atraso social.

Cuando se entra a la ciudad se palpa cual fue el rigor de los combatientes, el sufrimiento de este pueblo y su decisión de lucha inclaudicable.

El mercado está completamente destruido, quedan solamente algunos muros en pie.

Edificios enteros en el suelo. Pólvora, muerte e historia en cada esquina, en cada calle.

Monimbó, el heroico, muestra aún los adoquines de sus calles levantados formando barricadas.

El cuartel de la guardia nacional en el barrio semidestruido que fue tomado por los monimboseños con palos, piedras y machetes.

La calle central por donde los guardias podían penetrar tan sólo unas cuadras con sus tanques que eran parados por las andanadas de granadas y bombas de contacto fabricadas por los valientes autóctonos.

Aquí los niños se enfrentaban a los tanques con coraje indígena y sandinista y muchos murieron en las acciones de hostigamiento al enemigo.

Nunca tomaron a Monimbó, baluarte de la Revolución nicaragüense. Arte sin igual en las manos artesanas que trabajan la tela, la madera, la piel y los metales al igual que lo hicieron con las bombas caseras en los días amargos y victoriosos de la guerra.

Día 18

Se atendieron en consulta 299 niños.

El niño de Marina se puso extremadamente grave con sangramiento digestivo. Empeora por momentos. No tenemos los recursos para un tratamiento adecuado de un proceso tumoral. Hoy apareció un frasco de ciclofosfamida y se lo comencé a poner.

Ingresé a una niña de siete años y 22 libras de peso, el abdomen enorme daba miedo mirarlo, como si fuera a estallar, lleno de líquido, lesiones en la piel por falta de vitaminas; seca, cuarteada y manchada.

Los ojos con las córneas deslustradas por la carencia de vitamina A que unida a su desnutrición intensa están a punto de perforarse.

Por la noche traen un niño con fiebre alta, la mamá embarazada se arriesgó a venir al hospital porque estaba muy enfermo, según nos dice cuando marchaba por una calle una bomba explotó cerca de ella.

Vienen pocos pacientes de noche al servicio de urgencia porque es un peligro el andar por las calles.

El Gobierno de Reconstrucción Nacional celebra una conferencia de prensa.

Hay algunos cambios en el Gobierno. Se prolonga el estado de emergencia durante otro mes. Se prohíbe la exportación de medicamentos por las empresas productoras. Se reglamenta el uso del nombre Sandinista que estaba siendo usado por elementos pseudo-revolucionarios.

De acuerdo con un Decreto Ley se establece el uso del dinero depositado en billetes de 500 y 1 000 dólares para pagar impuestos al fisco.

Día 19

Se atienden setenta y cinco niños en la consulta. Es un día lluvioso y fresco. Ingresó otro niño con tétanos, hay dos en la sala. La niña grave de la gran barriga llena de líquido está viva aún.

La escasez de medicamentos continúa. Atendí a una niña de la costa atlántica, del poblado minero de Siuna.

Llegó un joven al que le explotó una bomba y tiene una herida en el ojo izquierdo.

Las personas necesitadas de lentes acuden al mercado donde venden espejuelos usados con distintas graduaciones se los prueban y escogen aquel con el que ven mejor con los consiguientes trastornos por el uso de unos cristales inadecuados.

La gente humilde sin los recursos para asistir a un especialista tenía que dejar evolucionar espontáneamente diversas situaciones como traumas oculares, heridas de córneas, tumoraciones oculares y algunas otras.

Hoy acuden llenos de esperanzas en busca de solución a problemas que ya no los tienen.

Otros ven llegar la felicidad a sus vidas con una operación salvadora que antes no podían realizarse. En la consulta expresan sus dolencias y síntomas: tenía como una Tiralaña32 y un arenero en los ojos que sólo rascándose estaba a gusto; le amanecen cagaditos33  los ojos pero sólo pegados viven... y eso que ni se serena.

Hoy se le empezaron a cagar los ojos pero sólo de la parte de ajuera;34tengo una gran oscurana35  en la vista; no veyo36  nada de Largo;37 y le ha salido un pellejito38  en lo que es lo blanco del coyol del ojo,39  que le va caminando para la niña del ojo.

Día 20

Una señora es ingresada en el Servicio de Oftalmología y que se operaba hoy de un tumor maligno del ojo derecho; al iniciarse la intervención quirúrgica hizo un paro respiratorio y hubo dificultades en la anestesia y también en las medidas de reanimación que tienen que ser precisas y prontas.

Hay momentos de angustia en el salón de operaciones.

Esta señora humilde, nos entregó su bolsa de dinero para que se la cuidáramos mientras la operaban. Sus ahorros de toda la vida. Su esposo no estaba.

Se ha recuperado bastante. Ya no hay peligro.

Se le pasó una sonda naso gástrica a Oscar Danilo, el hijo de Marina, para alimentarlo pues no ingiere nada.

En consulta hay 280 niños.

La limpieza en el hospital sigue mejorando.

Se nota una creciente actividad en el centro y se organizan los departamentos.

Se acondiciona un nuevo local para trasladar la farmacia. Tendrá unas ventanillas para atender al público, que no necesitará entrar al hospital como actualmente.

Mantenemos las carpas frente al hospital.

La comida: tortilla, frijoles, pastas y leche para los niños.

No tenemos correspondencia de Cuba.

Día 21

El pueblo recuerda hoy la caída del mártir Rigoberto López Pérez, quien en acción de singular patriotismo y desprendimiento, ejecutó al asesino de Sandino, al tirano Anastasio Somoza García en la casa del Obrero de la ciudad de León.

Se celebra un acto en el teatro Perla al cual asisten fundamentalmente niños.

La escasez de medicamentos sigue en renglones básicos para nuestro trabajo.

Anoche murió la niña de la gran distensión abdominal y desnutrición severa.

Oscar Danilo se queja de dolor en el ojo y en la cabeza, se encuentra en estado muy precario.

Se le sacó un tórsalo del párpado superior derecho a un niño de dos meses de edad, tenía un gran tumor con una costra adherente y una suciedad impresionante, con una fetidez que provocó las náuseas a cuantos estábamos en el lugar. La madre lo baña día por medio.

Murió una criatura que nació de nalgas, la cabecita estaba destrozada.

La señora del paro respiratorio está muy bien.

Comenzaron a rellenar los alrededores y el frente del hospital. Se arreglan puertas y ventanas del mismo. Mayor actividad.

Están proyectando dos películas cubanas en el cine, Las Aventuras de Juan Quinquín y Mi Nueva Escuela.

Día 22

Hemos hecho la coordinación necesaria a fin de hablar telefónicamente con la familia en Cuba ya que hasta estos momentos no tenemos correspondencia, iremos hasta Masaya.

Pasamos por Managua, vemos aterrizar a la nave de cubana, un pedazo de la patria que en cada vuelo hace patente la solidaridad de nuestro pueblo con la Revolución Sandinista.

El sorbo de café al pie de la escalerilla se siente más cubano y sabroso.

En Masaya se celebran las fiestas de San Jerónimo santo patrón de la ciudad. Esta vibra de entusiasmo al poder realizar sus festejos en libertad y seguridad.

Los coches de caballos, forma típica de transporte, están finamente engalanados, decenas de vendedoras expenden sus productos en los parques y calles, hay fiestas en las casas y en el Instituto.

Las actividades festivas se prolongarán durante varios días, el santo será paseado por las calles en los hombros del pueblo que combatió porque su ciudad no sucumbiera a la furia somocista.

Reina la alegría popular, la tradición y la cultura de un pueblo libre y feliz. Hablamos con la familia, las voces queridas y extrañadas que por momentos no podemos descifrar, los minutos que parecen estar contra nosotros, pasan más rápidos que nunca. Hay emoción y alegría, la tranquilidad interna nos da fuerzas para continuar.

Día 23

En la madrugada el aspecto de la sala es desesperante y elocuente de lo que es el subdesarrollo; el hacinamiento es tremendo, junto al sarampión y la difteria está la meningoencefalitis y la tuberculosis, la anemia y la desnutrición. Los padres duermen debajo de las cunas de sus hijos, sobre el piso o cartones que traen del patio para ese uso. Algunas madres andan descalzas y en harapos.

Comen con las manos toda clase de comidas sobre todo tortilla y vigorón40  dejando caer los desperdicios en el suelo, donde por momento escupen.

Los diversos objetos traen consigo: plátanos, pomos de manteca, cajas de talco, trapos y vasos todo lo cual acomodan encima y debajo de las cunas.

Cuando un niño muere todas acuden al lugar y abandonan a sus niños, hay que insistirles para que se retiren. Se llena la sala de ansiedad y temor. Algunas piden el alta y otras se fugan del hospital.

Día 24

Hoy fue día feriado por celebrarse la fiesta de la Virgen de las Mercedes, patrona de la ciudad.

La procesión salió de la iglesia de San José, varios hombres conducían a la Virgen en su Altar, el pueblo detrás rezaba y cantaba.

En el hospital el cuerpo de emergencias se improvisó en uno de los pasillos ya que hubo que quitar la carpa provisionalmente para arreglar el frente del hospital.

Por la noche se recibe en la casa de vivienda a una delegación de la Federación Internacional de Mujeres donde vienen algunas cubanas. Se celebró una pequeña actividad cultural donde se bailó la marimba, llena de ritmo y originalidad. La marimba es un instrumento musical importado de Guatemala donde nacen los más hábiles e inspirados marimbistas del continente.

Las masayas y entre ellos, los monimboseños son la expresión más diáfana del uso y baile de la misma.

Dice la voz popular que allí donde suena una marimba sale a bailar un masaya.

Día 25

La consulta aumentó ya que se vieron 350 niños. Consulté a 91. Ingresó una niña que cuando la guerra le dieron un tiro en el tórax, ahora venía con dolores en el pecho y expectoración de sangre. En la placa se observa la bala alojada en el pulmón derecho. Tiene una neumonía que explica sus síntomas.

Se agrava más la falta de medicamentos.

Se han presentado situaciones de confrontación de algunas enfermeras con cubanos, parece responder a una labor bien dirigida de la contrarrevolución.

Hoy vino Jairo con el inicio de una crisis de asma.

Ingresó una niña con chifladora, nos dice la mamá que la enfermedad comenzó ahora,41 que por allá42  es que tuese43  y que tiene gran dolor en la caja del cuerpo.44

Día 26

Atiendo a 70 niños en consulta externa.

La escasez de medicamentos se hace ya sumamente crítica hasta el punto de no disponer de los necesariamente básicos para dar la atención mínima a los pacientes. Mueren dos niños.

Danilo, con un cuadro neurológico progresivo que hizo un paro respiratorio del cual se logró sacar, al rato volvió a presentarlo y hubo necesidad de intubarlo y ponerlo en un respirador mecánico, el único que existe en el hospital y que por suerte no lo tenían ocupado en otro paciente. Falleció en horas de la madrugada. La mamá es de la zona de Terrabona. Había mandado un mensaje por Radio Insurrección a su esposo para que la esperara en el camino "hasta donde llegan las camionetas" ya que presentía la muerte de su hijo.

Francisco muere por bronconeumonía, venía enfermo desde quince días atrás, desnutrido y con lesiones severas en la piel por avitaminosis.

A una niña se le extrajeron unos quince tórsalos de un gran absceso en la cabeza, algunos grandes y con diminutos pelos negros alrededor de su bolsa distal.

Trajeron a tres niños intoxicados al darle la mamá un hipnótico en lugar de otro medicamento para las diarreas; no presentaron problemas. El servicio de urgencia continúa en el pasillo.

Hubo un accidente cerca de MuyMuy45  en el cual sufrió graves lesiones Casimiro, el jefe del comando militar del departamento, tiene fracturas de vértebras y varias heridas.

Cayó un rayo en un transformador del hospital y nos quedamos a oscuras durante unas horas.

Día 27

Hay grandes dificultades con el material estéril (jeringuillas, agujas) que a veces impide la atención urgente a un niño.

Hubo tres ingresos. Un niño con difteria, otro con poliomielitis y un lactante al que se le sacaron dos gusanos en la cara.

Oscar Danilo está muy grave.

Hay un total de cuarenta y cinco niños en treinta y cuatro camas.

Día 28

El primer momento amargo del día fue encontrarnos con la cuna de Oscar Danilo en el pasillo;murió en horas de la madrugada.

La historia de la enfermedad de este niño es una acusación permanente a aquellos que inspirados sólo en la obtención de ganancias y grandes beneficios de su profesión, no escatiman en el engaño, la dilatación de un tratamiento o la postergación de una operación salvadora.

Cuando le comenzaron las molestias al niño sus padres lo llevaron a un especialista en Managua, el cual le ocultó la presencia del maligno tumor que le arrancaría la vida.

Se sucedieron consultas y tratamientos, miles de pesos gastados y al fin el crecimiento evidente del tumor que llevó al planteamiento de la operación, siempre con los reales por delante.

Como no tenía ya el dinero suficiente para los honorarios, en un hospital público le extirparon el ojo.

En ese ingreso ya eran precisas las manifestaciones de la invasión a distancia del proceso tumoral.

Fuimos a la vela (velorio) en horas de la tarde, en una casita humilde de ladrillos y zinc, en un cerro empinado al lado de una gran quebrada en el barrio de Las Pilas.

El ataúd abierto en la pequeña salita. No hay llantos, la resignación es completa ante el llamado del señor como ellos dicen.

Varios niños entran y salen, miran al pequeño que parece dormido, ríen, se sientan, hablan bajito.

Al rato nos ponen una mesita delante con mantel, al lado del féretro. Nos sirven tacos46  con ensalada, galleticas y Vermouth, después café claro.

Ante la insistencia precisa tratamos de comer un bocado en medio de la penosa y embarazosa situación.

En la puerta un borracho llora y pide dinero para comprar guaro.47  Armando, el padre de Oscar Danilo, nos cuenta del contrato que tenía con la funeraria La Caridad; un contrato para seis personas el cual estipula el pago de cuatro córdobas mensuales de por vida. Al morir cualquiera de las personas la funeraria le realiza todo lo referente al funeral: ataúd, flores y luces. Él ya había abonado durante 9 años.

Al retirarnos nos obligan a llevar la botella de licor apenas iniciada.

Todos nos despiden, cae la tarde, empieza a anochecer, abajo las luces de la ciudad comienzan a relampaguear.

Día 29

La situación de los medicamentos es altamente preocupante.

Hay que recetar para las farmacias de la calle y la mayoría de las personas que vienen a la consulta no tienen los reales para comprarlas.

Con algunas muestras que tenemos, de las que nos dejan los visitadores de los laboratorios, resolvemos las situaciones más apremiantes.

Se atiende a una señora que viene de Jinotepe48  con un niño de cinco meses de edad. En una clínica oftalmológica de Managua le dijeron que el pequeño tenía un tumor en un ojo, por el examen del fondo del ojo le cobraron quinientos pesos.

Georgina lo examinó bajo anestesia, la tumoración es en ambos ojos. Se le hacen los trámites para su envío a Cuba con tratamiento inmediato.

Murió un chavalo que había ingresado por una neumonía extensa.

Un compa resultó muerto cuando jugaba a la ruleta rusa.

De noche se produce un fuerte tiroteo cerca del hospital.

Recibimos cartas de la familia.

Día 30

Todo el día en el hospital de guardia médica.

Múltiples llamadas a la carpa, debajo de la fina lluvia que no ha cesado ni un momento.

Trajeron a una niña de dos meses de edad casi muerta, palidez tan severa que nos preguntamos cómo es posible que la familia no se haya percatado de un estado tan impresionante. Urgentemente la llevamos a la sala; se resuelve la sangre pero no hay equipos de transfusión. El padre sale recorriendo a comprar un equipo a la farmacia más cercana. A las dos horas fallece.

Ingresé a tres niños remitidos desde San Ramón. Han pasado el sarampión y su estado es elocuente de la falta de alimentación y de cuidados. Los tres, hinchados, anémicos, con menos talla y muchísimo menos peso para su edad cronológica. Descalzos y débiles. La mamá también descalza. Pongo a dos en una misma cuna pues no hay más iguales.

En el mes hay189 ingresos y 21 fallecidos.

En consulta externa se atendieron 5 470 niños.

En los próximos días participaremos en actividades preventivas de vacunación a los niños, de trabajo médico asistencial, de labor de educación sanitaria y de intercambio íntimo humano en diversas comunidades campesinas de las montañas de Waslala en el mismo corazón del país, escenario de rebeldía campesina ejemplarizada en la lucha de las mujeres del valle del Cuá, centro logístico de primordial importancia para los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, quienes asesoraron y entrenaron a la guardia nacional somocista para implantar en el lugar un centro de operaciones antiguerrilleras y un comando militar que se convirtió en exterminio de campesinos y origen de las más bestiales formas de represión contra la población civil de la zona.

Sin médicos ni hospitales, con un cuadro sanitario sumamente difícil y precario, donde el paludismo, la lepra de la montaña, las diarreas, las bronconeumonías y la desnutrición, unidos a la ignorancia popular, la curandería, la falta de recursos, las ausencias de letrinas, la promiscuidad, el hacinamiento y el aislamiento conforman un tremendo reto a la fuerza y la conciencia para erradicar estas realidades en el fragor de la construcción de la nueva Nicaragua en la que Waslala despierta a la nueva vida.

* Especialista de Primer Grado en Pediatría del Hospital Pediátrico Provincial Docente "Dr. Eduardo Agramonte Piña". Camagüey.

1 Es voz azteca. El propio nombre es Nancite, Nanzinti, cuya etimología es Nantli, madre y Zintle, término que indica respeto, veneración y cariño: así Nanzintli quiere decir la muy querida y venerada madre. Es el nombre en la teogonía azteca de la diosa de la fecundidad aplicado a ese árbol sin duda por su gran abundancia de frutas. En Nicaragua hay varias especies de Nances o Nancite grandes desde el tamaño de un mamón (mamoncillo) hasta el de un garbanzo; los hay rojizos, morados y los más amarillos. Se comen crudos, en miel y aguardiente y de todos modos son extraordinariamente apetecidos.
2 Dermatobia cyaniventris. Lo produce una pequeña mosca que al picarle a una persona le deja la larva que se desarrolla bajo la piel causándole dolores muy agudos. Puede desarrollarse y llegar a ser un gusano peludo hasta de dos pulgadas de largo y media pulgada de grueso. El nombre de Tórsalo pertenece a uno de los antiguos idiomas indígenas de Costa Rica.
3 Sustancia que se extrae del Ocote (Pinus teocotl: nombre azteca) árbol que domina grandes extensiones en los departamentos de Las Segovias. De la trementina se obtiene el aguarrás y la pez rubia.
4 Apócope de compañero. Término usado entre los combatientes del FSLN o los muchachos como cariñosamente los llamaba el pueblo.
5 De maíz seco. Es el pan de cada día del nicaragüense. El elemento básico y principal en la alimentación del pueblo.
6 Pequeña tortilla de maíz preparada con cualquiera clase de carne finamente picada a la cual se le agrega chile (ají picante), tomate y chiltomas (ajíes) molidos, sal y vinagre.
7 Masa de leche cortada como para queso, pero que escurrida se muele muy fina y de ella se hacen pelotas más o menos grandes.

8 Del azteca sayolín. Especie de mosca muy pequeña

9 Nombre azteca. Ayotil. Calabaza. 10 El nombre procede del azteca atolli. Indistintamente se prepara como bebida o como comida, pero ambas a base de maíz. Este grano se cuece, se muele y disuelto en agua, se cuela y se hierve hasta dejarlo un tanto espeso. Se bebe con o sin azúcar. El atol de comer se deja hervir hasta darle mayor consistencia y se sazona con anís y azúcar, se hace también de millo y de arroz.

11 Cuento picaresco, chiste.

17 Comité de defensa sandinista.

18 Palabra de origen flamenco muy usada en Nicaragua. Es una fiesta o feria.

19 Árbol que abunda en Nicaragua. La pasta de las semillas de sus frutos se utiliza como adobo para las carnes y condimento de sus platos. En las antillas se llama Bija.

28 Llave, pila.

29 Nombre antillano, siboney. Ma: grande; ana: flor; guá: esta que es. De allí Managua significaría. "Esta gran flor". También pudiera tener esta etiomología antillana: Ma: grande; nagua; nagua: falda, traje; es decir "Trajes grandes o largos". 30 Escuela de Entrenamiento Básico de Infantería.

31 Vocablo azteca. Mazatl, venado; yan, indica acción verbal, así Maza-yan significa "donde hay venados".

40 Yuca cocida, ensalada de repollo (col) y tomate con chicharrón o charrasco (chicharrón de viento). Se sirve encima de una tortilla sobre una hoja de plátano. Se come con las manos y se venden en las fritangas que existen por doquier.

45 Municipio del departamento de Matagalpa.
46 Tortilla tostada y enrollada con carne, ensalada y chile.

 
Inicio Anterior Siguiente

47 Ron, aguardiente.

48 Se encuentra a 570 metros sobre el nivel del mar. Capital del Departamento de Carazo.