Indice Anterior Siguiente
Cuaderno de Historia 85: 53-70
Formato PDF Formato PDF

Reglamento de la Sanidad Militar del Ejército Libertador (1898)(*)

 

CAPITULO I

 Disposiciones Generales
Objeto y Organización
Artículo 1ro. El Instituto de Sanidad Militar tiene por objeto:
  1ro. Calificar la aptitud física de los individuos que ingresen en el Ejército declarando las exenciones que los inutilizan para el servicio.

2do. Prevenir y hacer ejecutar las medidas higiénicas necesarias para asegu- rar el buen estado de salud de las tropas.

3ro. Tratar á los enfermos y heridos en los campamentos, en las marchas, en el campo de batalla y donde quiera que hubiera necesidad de los servicios sanitarios.

4to. Conducción de los enfermos y heridos por los medios á su alcance á los hospitales.

5to. Colocación de cordones sanitarios para impedir la propagación de enfermedades epidémicas y contagiosas.

6to. Creación de ambulancias, hospitales movibles é inamovibles.

7mo. Aprovisionamiento de medicamentos y objetos de curaciones y material.

8vo. Informar al Gobierno y Jefes militares de las medidas á tomar en vista de la necesidad del servicio y cuantos asuntos se relacionan con la salud del Ejército y bien de la Patria y

9no. Formar la estadística.

División
Artículo 2do. El servicio de Sanidad Militar se divide en: Servicio movible y servicio inamovible ó fijo.

El servicio movible comprende aquel que está encargado al personal del Instituto que está incorporado á los campamentos, que va en las marchas y asisten á los combates.

El servicio inamovible ó fijo destinado á los Hospitales fijos, farmacias, á los laboratorios de vacunación ó á comisiones especiales.

Artículo 3ro. Al servicio movible están obligados á prestarle su concurso todo el personal del Instituto: compete al servicio de campamento; 1ro. Higiene del mismo -2do. Tratar a los heridos y enfermos que por su benignidad no fuesen enviados á los hospitales. -3ro. Atender á cualquier accidente que ocurriese en el día ó la noche; en las marchas deben estar incorporados á las Planas Mayores de sus respectivas fuerzas y hacer que los botiquines de campaña estén á las inmediatas órdenes de los Practicantes y listos para el primer aviso acudir á la orden; en casos de accidente casual deberá atenderse inmediatamente, haciendo el traslado ó evacuación si es de gravedad al Hospital más cercano. En los combates se efectuarán la primeras curas y favorecerán la evacuación rápida de los heridos.

Artículo 4to. El servicio inamovible ó fijo comprende: 1ro. Los Hospitales.- 2do. Las Farmacias, y 3ro. Los Laboratorios de Vacunación. El primer grupo comprende: (a) los Hospitales de campaña temporariamente inamovibles, donde se recogerán todos los heridos del combate, para ser repartidos entre los Hospitales fijos, Prefecturas ó casas particulares; (b) los Hospitales fijos serán establecimientos destinados á tratar á los enfermos y heridos de la campaña; (c) las Farmacias y laboratorios químicos serán establecimientos destinados para el estudio y preparación de las plantas medicinales indígenas; Segundo; Laboratorios de vacunación destinados á conservar los virus frescos, y abundante para el servicio de las tropas: habrá uno por lo menos en cada Cuerpo de Ejército.

Artículo 5to. La organización del Instituto de Sanidad Militar, compete á la Secretaría de la Guerra según el artículo 121 de la Ley de Organización Militar del 1ro. de Diciembre de 1897; ella determina que en materia profesional dependerá del Director Jefe del Cuerpo y del General en Jefe en las demás cuestiones ó séase en los asuntos disciplinarios.
 

Personal
Artículo 6to El personal de Sanidad se divide en Plana Mayor y Plana Menor ó Brigada Sanitaria.

Plana Mayor comprende 1ro., un director Jefe con el grado de General de Brigada; 2do. dos Subdirectores con el grado de Coronel; un Jefe de Sanidad para cada Cuerpo de Ejército con el grado de Coronel; un Médico Mayor por cada División con el grado de Teniente Coronel; un Médico de primera clase por cada Brigada con el grado de Comandante; un Médico de segunda clase por cada Regimiento de Caballería ó Batallón de Infantería, con el grado de Capitán. El Médico del Consejo de Gobierno y los de los Cuarteles Generales con el grado que tuvieran dentro del escalafón del Cuerpo.

Un Jefe superior de farmacia con el grado de Coronel, un Farmacéutico Teniente Coronel por cada Cuerpo de Ejército; un Farmacéutico de primera clase con el grado de Comandante por cada División y un Farmacéutico de segunda clase con el grado de Capitán por cada Brigada.

Para pertenecer a la Plana Mayor es indispensable ser Médico ó Farmacéutico.

Artículo 7mo. La plana menor comprende: 1ro. Los Ayudantes de Sanidad. -2do. Los Practicantes de primera y segunda clase. -3ro. Los enfermeros; y 4to. Camilleros.

Artículo 8vo. Los Ayudantes de Sanidad comprende los Cirujanos Dentistas y estudiantes de Medicina y Farmacia que tuvieron aprobadas las patologías especiales y las químicas inorgánicas y orgánicas en farmacia.

Artículo 9no. Los practicantes necesitarán tener conocimiento de la Cartilla Instructiva, Cirugía Menor y reglas generales sobre preparación de medicamentos de uso externo.
 

Material
Artículo 10mo. Los Batallones y Regimientos tendrán por lo menos un Botiquín de Campaña, preferible el Argentino "Modelo Cubano" de la casa "Mathieu, París", seis lonetas de camillas para el transporte y una acémila con reserva de material de curación, agua y alcohol. La composición del Botiquín "Modelo Cubano" está fijada en el cuadro número 1. Las reservas de material estarán depositadas en las Farmacias.
 
Gestiones
Artículo 11no. Para la adquisición de equipos y suministros de boca se hará por petición al Jefe de las fuerzas de la unidad en que se está incorporado según lo dispone el artículo 148 de la Ley de Organización Militar Vigente.- 2do. Los pedidos de medicina y material de curación, así como todo lo demás para el servicio de Ambulancia, transporte en caballos, y acémilas para heridos y enfermos, y para las plazas montadas se dirigirán por el propio conducto.
 

CAPITULO II

Relaciones de la Sanidad con los Jefes de fuerzas
Artículo 12do. La Plana Mayor del Instituto de Sanidad Militar es la responsable a los Jefes de fuerzas del servicio de Sanidad.

Cada individuo del Instituto depende del Jefe que manda la unidad de la fuerza al cual está encargado del que recibirá órdenes. Serán considerados los Jefes y Oficiales del Instituto en lo concerniente á la disciplina con arreglo á sus grados y estarán subordinados á los Jefes de las fuerzas á que estén subordinados según el artículo 139 de la Ley de Organización Militar. Deberán exponer á dicho Jefe: 1ro. Las medidas higiénicas necesarias para la buena salud de las tropas en casos de epidemias y alojamiento en los campamentos.- 2do. Ponerse de acuerdo en la distribución del personal de la Brigada Sanitaria para su colocación. 3ro.- Para el aprovisionamiento y reposición del material de Sanidad; y 4to. Elección del lugar, en campamentos, marchas, combates, transporte, curación de heridos y enfermos y colocación de hospitales y demás establecimientos de Sanidad.
 

Relaciones con el personal
Artículo 13ro. El personal de Sanidad depende según el artículo 121 de la Ley de Organización Militar: 1ro. del General en Jefe en cuanto á la subordinación disciplinaria; y 2do., de un Director Jefe en la materia profesional que comprende la ejecución del servicio de Sanidad conforme al artículo 138 de la citada Ley.
 
Atribuciones del personal.- Del Director Jefe
Artículo 14to. El Director Jefe de Sanidad Militar es el responsable de la ejecución del servicio de Sanidad; sus atribuciones serán: con respecto a la Secretaría de la Guerra: 1ro. Informarla de las modificaciones que crea conducentes á la mejor organización del Instituto.- 2do. Proponer los Subdirectores de Departamento, Jefes de Sanidad de los Cuerpos y Farmacéutico Mayor y elevar con informes las propuestas de los demás Jefes y Oficiales; y 3ro. Remitir una memoria anual de todos los asuntos de su dependencia.

Al General en Jefe: 1ro. Tenerlo al corriente de la situación Sanitaria del Ejército.- 2do. Exponerle claramente las condiciones de higiene y profilaxia para la mejor salud de las tropas.- 3ro. Informarle de las enfermedades epidémicas y contagiosas y medidas que crea deban tomarse para su aislamiento y curación.- 4to. Enviarle el escalafón y relación del personal trimestralmente con una sucinta memoria de los asuntos del Instituto y Estadística.

Respecto al personal: 1ro. Dirigir la ejecución del servicio por intermedio de los Subdirectores é inspeccionar su cumplimiento.- 2do. Informar las propuestas emanadas según la Ley de Organización Militar por los Subdirectores.- 3ro. Ordenar la formación de expedientes y suspensión temporal de cualquier funcionario, no debiendo ésta pasar de tres meses.

Artículo 15to. Deberá llevar: 1ro. Un libro de hojas de servicio de la Plana Mayor y Menor ó Brigadas Sanitarias haciendo anualmente el escalafón que se remitirá al Secretario de la Guerra en Jefe y miembros del Instituto para los efectos de reclamación, etc.- 2do. Un libro de exenciones ó bajas del Ejército.- 3ro. Un libro copiador de informes y memorias.- 4to. Dos libros de entradas y salidas para las comunicaciones recibidas y emitidas; y 5to. Un libro para la estadística.

Artículo 16to. Para el desempeño de estas atribuciones deberá tener un Jefe de Despacho, un auxiliar y un ayudante que podrán ser escogidos dentro del personal de la Plana Mayor, así como una escolta arreglada á su grado y categoría.

Artículo 17mo. Los Subdirectores serán los representantes del Director Jefe, en los lugares donde éste no se hallare y tendrán por atribuciones: 1ro. Tener a sus órdenes el personal de Sanidad del Departamento á los que transmitirán todas las disposiciones ordenadas por el Director Jefe; 2do. Resolver con el carácter de interino en todos aquellos asuntos que por su urgencia no permitan aguardar la resolución del Director Jefe; 3ro. Recoger, reunir y elevar al Director la siguiente documentación: estadísticas, exenciones, movimiento de Hospitales, hojas de servicio del personal, escalafón trimestral, propuestas de ascensos y todo cuanto se relacione con el Instituto; 4to. Inspeccionar todo el personal a sus órdenes, así como el servicio médico, remediando lo que esté á su alcance; 5to. Presentar al Director Jefe una memoria sucinta semestralmente del movimiento del Instituto, gestiones que ha verificado, y estado sanitario de las tropas; y 6to. Extender los diplomas de Practicantes segundos.

Artículo 18vo. Para el cumplimiento de estas obligaciones tendrá un Secretario y un ayudante de órdenes, que podrán ser escogidos del personal del Instituto pertenecientes a la Plana Menor. Llevará el mismo número y clasificación de libros que el Director Jefe.

Artículo 19no. Los Jefes de Sanidad de los Cuerpos de Ejército tendrán las mismas obligaciones y atribuciones dentro de la unidad á que están incorporados, que los Subdirectores y á los que transmitirán toda la documentación del Cuerpo; podrán disfrutar de un Secretario auxiliar de la Plana Menor del Instituto para el cumplimiento de estas obligaciones. Los ascensos á Practicantes segundos serán á su propuesta con el Vto. Bno. del Subdirector.

Artículo 20mo. Inspeccionar el servicio dentro del Cuerpo tanto en las formaciones movibles como en las inamovibles ó de Hospitales; atendiendo como obligación de las más preferentes, vigilar las enfermedades contagiosas ó epidémicas adoptando todas las medidas conducentes que le sugiera su celo para alejar los progresos del mal, informando al Jefe de la fuerza dichas medidas para su colaboración dando cuenta inmediata de ellas al Subdirector con su historial completo.

Artículo 21ro. Colocará el personal á sus órdenes de la Plana Mayor según la Ley de Organización Militar y la de la Plana Menor según determinan los artículos 7mo. y 8vo. de este Reglamento. Para traslado o permuta de personal lo hará en conformidad con ambas partes ó cuando grandes exigencias del servicio lo determinan teniendo siempre en cuenta el acuerdo del Jefe de la fuerza para el mejor servicio y en conformidad con el Director Jefe por el conducto Reglamentario.

Artículo 22do. Remitirá mensualmente los documentos á que se refiere el artículo 19 de este Reglamento al Subdirector con los informes y observaciones; así como toda solicitud que le dirijan sus subordinados debidamente informadas teniendo especial cuidado en la recopilación de hojas de servicios que serán visadas por él y elevadas con los comprobantes que la justifiquen.

Artículo 23ro. Conforme al artículo 126 de la Ley de Organización Militar trasmitirá asimismo las propuestas de los Médicos Mayores, de primera, y de segunda clase y Farmacéuticos de igual categoría, que visadas por el Director Jefe serán elevadas al Consejo de Gobierno.

Artículo 24to. El Médico Mayor es el Jefe del servicio en una División y por tanto Jefe inmediato de todo el personal á sus órdenes. Serán sus atribuciones: 1ro. Inspección higiénica de los campamentos; 2do. Jefe de las ambulancias su disposición en los combates con determinación del lugar de transporte, evacuación y formación de Hospitales fijos que serán tantos como las necesidades del servicio lo reclaman.

Artículo 25to. A falta de facultativos Médicos en las Brigadas colocará farmacéuticos, y a falta de éstos, ayudantes de Sanidad; teniendo especial cuidado que no opere aislada ninguna fuerza sin su correspondiente Médico; ayudante ó practicante equipados de Botiquín con el material necesario, por lo menos, para el diez por ciento del número de fuerza.

Artículo 26to. Como Jefe directo de los Hospitales será el encargado de su formación sanitaria, abastecimiento y reposición, siendo responsable de lo que preceptúan estas obligaciones.

Artículo 27mo. Trasmitirá al Jefe de Sanidad del Cuerpo quincenalmente relación de las altas y bajas por enfermos ó heridos con diagnóstico, tratamiento y resultados obtenidos, así como movimiento hospitalario y operaciones efectuadas con determinación de proceder y tratamiento previo impuesto. Como también la documentación que se sirva ordenarle el Jefe del Cuerpo.

Artículo 28vo. Los Médicos de primera clase serán los Jefes de servicios de las Brigadas y tendrán por atribución: 1ro. Ser Jefes del personal á sus órdenes y colocación de los Practicantes en los Escuadrones y Compañías según las exigencias del servicio ó vacantes que hubiere.- 2do. Remitir al Médico Mayor la documentación del personal de la Brigada y 3ro. Ejecutar las órdenes ó comisiones del servicio que se le confiere por su superior.

Artículo 29no. Los Médicos de segunda clase son los Médicos de Regimientos de Caballería ó Batallón de Infantería, á ellos les incumbe especialmente recoger directamente los datos que han de servir para la redacción de los documentos señalados en los artículos anteriores. Los Médicos de segunda clase con los de primera examinarán los enfermeros que quieran ascender á la categoría de Practicantes debiendo tener por base de conocimientos dichos Practicantes la "Cartilla de Practicantes" del Dr. Eugenio Molinet.

Sus demás atribuciones se irán especificando en los demás artículos de este Reglamento.

Artículo 30mo. El Jefe superior de Farmacia tendrá á su cargo el Régimen y Gobierno del personal farmacéutico, informará al Director Jefe de las necesidades del ramo proponiendo las mejoras que crea conducentes al mejor servicio; haciendo que sus subalternos estudien, preparen tinturas, extractos y polvos de nuestra flora indígena, como toda preparación que tienda á aliviar las cargas de nuestro Ejército.

Inspeccionará las Farmacias é informará al Director Jefe según se determina; con este objeto llevará los siguientes libros; uno en que conste el personal farmacéutico con todo lo relativo á él, otro en que se exprese el material sanitario empleado en las Farmacias con expresión de las facturas, entradas y salidas, designando recibo y entrega, y otro copiador de recetas.

Para el desempeño del despacho y archivo tendrá un Secretario de la categoría de Ayudante de Sanidad.

Artículo 31ro. Los Farmacéuticos mayores serán los Jefes farmacéuticos de los Cuerpos y tendrán á sus órdenes la dirección é inspección de este personal á su cargo al abastecimiento y reposición de estos abastecimientos para cuyo objeto se dirigirán al Jefe de Sanidad del Cuerpo.

Llevará un libro de existencias con entradas y salidas de material sanitario y receta despachada.

Artículo 32do. Los Farmacéuticos de primera y segunda clases estarán al frente respectivamente de las Farmacias de las Divisiones y Brigadas en los puntos en que las hubiera, recibirán y remitirán las facturas, despacharán las recetas, prepararán todos los recursos médicos indígenas que les sea posible y que se le pidan por los médicos, procurarán con su celo, actividad y conocimiento suplir las deficiencias inherentes á nuestra campaña, llevarán lista y remitirán copia de la misma al Farmacéutico mayor de las altas y bajas en el material sanitario con expresión de las facturas recibidas y remitidas y del número de recetas despachadas.

Artículo 33ro. Donde no pueden existir Farmacias y conforme al artículo 124 de la Ley de Organización Militar desempeñarán los Farmacéuticos de primera y segunda las funciones de Médicos segundos, ateniéndose para la curación de los heridos á lo expresado en la "Cartilla Instructiva".

Artículo 34to. Los Ayudantes de Sanidad ingresarán con el grado de Teniente y ocuparán en relación con sus conocimientos los cargos de Médicos segundos y Farmacéuticos segundos y todos aquellos destinos que estén en conformidad con sus estudios y según determine ese Reglamento.

Artículo 35to. A pesar de las prerrogativas del grado y del cargo que desempeñan no podrán jamás figurar en las consultas ó juntas facultativas ni efectuar operaciones de cirugía mayor.

Artículo 36to. Los Practicantes prestarán sus servicios: 1ro. En las salas de los hospitales. -2do. En los Escuadrones y Compañías.- 3ro. En todo aquello que en competencia con sus conocimientos le sean encomendados por sus Jefes. Para ascender de la categoría de Practicantes de segunda á primera es necesario además de los conocimientos indicados en el artículo 9no. conocer el material de la "Cartilla Instructiva". Los Practicantes de primera y segunda serán por lo menos Subtenientes y sargentos primeros á propuesta de los Jefes de Sanidad de los Cuerpos, visadas por el Subdirector y elevados al Director Jefe para su aprobación.

Artículo 37mo. Los enfermeros podrán ser los individuos de la clase de tropa que mejores condiciones tengan á juicio de los Médicos para la asistencia de heridos y enfermos. Ingresarán con el grado de cabo y sus atribuciones son: auxiliar a los Practicantes y todo aquello que se les confié en vista de su pericia y aptitudes.

Artículo 38vo. Los camilleros serán de la clase de tropa y tendrán las prerrogativas arregladas á la Ley de Organización Militar.

Artículo 39no. La Plana Menor ó Brigada Sanitaria será organizada por los Jefes de Sanidad y con el conforme del Subdirector del Departamento, debiendo ajustarse para esta organización á que los Ayudantes de Sanidad desempeñan los cargos vacantes de facultativos y que los Escuadrones o Compañías tengan por lo menos su Practicante. Los camilleros se organizarán conforme lo exijan las necesidades y en circunstancias del momento.
 

CAPITULO IV

Organización del Servicio
Artículo 40mo. El desempeño del servicio médico quirúrgico será realizado por los facultativos de la unidad de la fuerza á que pertenezcan los individuos enfermos ó heridos y sólo en caso de ausencia ó de vacante lo efectuarán los Practicantes.

Artículo 41ro. Para el tratamiento de enfermos y heridos se ajustarán los facultativos al criterio científico que sustente teniendo por base los métodos de la asepsia y antisepsia.

Artículo 42do. Los Practicantes se ajustarán á las disposiciones de sus Jefes y á lo expresado respecto á la "Cartilla Instructiva", debiendo exigírseles la más estricta responsabilidad cuando así no lo hicieren.

Artículo 43ro. Cada Unidad de fuerza deberá tener un Botiquín que contendrá material de curación arreglado al 10 por ciento del número de fuerzas y cuando la unidad llegue á constituir Batallón ó Regimiento se atenderá a lo dispuesto en el artículo 10.

Artículo 44to. Será responsable de falta el individuo de este Instituto que no porte materiales de curación, para cuyo objeto se dirigirá á sus Jefes, ya profesionales ó de fuerzas, para su adquisición. Es responsable asimismo, el Farmacéutico mayor, que no tenga reposición de materiales aunque sean indígenas en las Farmacias á su cargo.

Artículo 45to. Los encargados de Farmacia sólo despacharán facturas á los facultativos médicos del Cuerpo á que pertenecieron, pero están obligados á despachar toda receta firmada por un Médico.

Artículo 46to. Será á juicio del Jefe de Sanidad y del Jefe del Cuerpo el indicar el número de Farmacias y lugar de residencia en cada Cuerpo. Una vez acordado será el Jefe Director de ellas el Farmacéutico mayor, el cual dirigirá sus pedidos al Jefe de Sanidad que los remitirá á su vez al General Jefe del Cuerpo.
 

CAPITULO V

Servicio de Campamento
Artículo 47mo. El personal de Sanidad acampará en el lugar que le indique el Jefe de la Unidad á la cual está incorporado teniendo siempre cerca de sí su material sanitario y son los responsables de la higiene en sus respectivas localidades, teniendo por atribuciones generales: 1ro. La curación y asistencia de los individuos enfermos ó heridos leves que marchan en las fuerzas y que constituyen la enfermería.- 2do. Visitar y tratar á cualquier caso repentino que acaeciera y á cualquier hora de la noche que fuere.- 3ro. Hacer los reconocimientos y extender las bajas para los hospitales en caso de reclamarlo la enfermedad y tratamiento impuesto, debiendo expresar en esta baja el nombre, fuerza á que pertenece, número probable de días que necesita para su tratamiento, diagnóstico y sitio al cual va á trasladarse, debiendo siempre preferirse los hospitales.

Artículo 48vo. En caso de presentarse enfermedad epidémica ó contagiosa tomará las medidas de higiene y de aislamiento necesarias dando parte inmediatamente á su Jefe de Sanidad y Jefe de la fuerza, expresando el carácter de la enfermedad, medidas tomadas, número de invadidos y lugar al cual han sido trasladados.

Artículo 49no. Sólo con permiso del Jefe de las fuerzas podrán ausentarse del campamento para necesidades del servicio ó con otro fin particular.

Artículo 50mo. El expedir baja o certificado será atribuciones solamente de los facultativos y previo mandato del Jefe de la fuerza; para que las primeras tengan efecto legal llevarán además de la firma del Médico la del Jefe de la fuerza que ha ordenado el reconocimiento.

Artículo 51ro. En caso de alarma el individuo de sanidad de más jerarquía reunirá á los demás individuos del personal con sus respectivos Botiquines y pedirá al Jefe de las fuerzas que le indique el lugar que debe ocupar en caso de combate ó marcha.
 

CAPITULO VI

Servicios en el Combate
Artículo 52do. Preparadas las fuerzas para el combate é indicado el lugar por el Jefe de las fuerzas, se le designará por el Jefe de Sanidad á cada individuo las funciones que debe desempeñar, revisando y poniendo en orden el Botiquín para utilizarlo á la mayor brevedad y con las mayores ventajas.

Artículo 53ro. El lugar elegido para la ambulancia debe de estar por lo menos a 1000 metros de nuestras líneas de fuego y colocada en una hondonada ó valle, preferible á los edificios de mampostería ó cercas de piedra por ser éstos á veces el blanco de la artillería enemiga; debe tener agua en abundancia y estar próximos á un monte para formar las barras de la camilla, ó retirada en caso de peligro.

Artículo 54to. Entre este lugar y las líneas de fuego estarán colocados los "Puestos de Socorro" que será una sección del personal de la Ambulancia formada por los Practicantes y Médicos de segunda clase que se aprovecharán de las depresiones del terreno, trincheras ó cubiertos por algún monte, para poner á cubierto el herido en las primeras curas y desde allí ser trasladados á la Ambulancia donde se hará la cura definitiva, clasificará y ordenará la evacuación; ya séase á los Hospitales de sangre temporalmente inmóviles ó a los Hospitales fijos.

Artículo 55to. Los heridos serán levantados del campo de la acción y llevados al de socorro por los camilleros o sanitarios en la manera y forma que permitan las peripecias del combate procurando la prontitud y menor molestia para el herido. En caso de no existir Sanitarios ó ser insuficiente su número estas funciones desempeñadas por los compañeros del pelotón á que pertenecieren y que será designado por el Jefe de éste, los que volverán á su puesto tan pronto como hayan concluido esta misión.

Artículo 56to. En los "Puestos de Socorro" serán anotadas las generales del herido y las circunstancias de su lesión y una vez practicada la primera cura será enviado á la Ambulancia donde como dice el artículo 54 será curado definitivamente, clasificada su lesión y evacuado al sitio donde convenga anotado antes dichas medidas.

Artículo 57mo. En los casos en que las vicisitudes del combate ú otras circunstancias no permitan la aplicación de las reglas anteriores procederán los facultativos de acuerdo con los Jefes de las fuerzas á disponer lo más conducente para el mejor servicio.
 

Evacuación y Transporte
Artículo 58vo. La evacuación de heridos será siempre mandada por un Jefe ú Oficial de Sanidad el cual llevará una escolta para la custodia y aprovisionamiento. El Jefe de esta operación será el Oficial ó Jefe de Sanidad, á él le corresponde designar la marcha, campamento, etc. siendo el responsable hasta su entrega mediante recibo detallado del Jefe del hospital donde fuesen destinados.

Artículo 59no. El transporte de heridos será por los medios conocidos, los leves á pie ó á caballo según el arma á que pertenecieren y los graves en camillas, séanse éstas de á pie, ó caballo, prefiriendo ésta última siempre que la distancia lo amerite.

Artículo 60mo. El convoy de heridos deberá hacer sus marchas precisas y teniendo conocimiento exacto de la ruta que ha de seguirse, en que no se carezca de las necesidades que pudieran tener los heridos, así como tener exploraciones para estar á cubierto de cualquier movimiento envolvente ó de ataque por parte del enemigo. En caso de suceder, se atenderá primero á los heridos menos graves, debiendo la escolta así como el personal defender hasta última hora el convoy, haciéndose acreedores á la recompensa en cuanto á la magnitud de la defensa.

Artículo 61ro. Pueden ir á curarse á sus casas los heridos que lo deseen cuando posean recursos para su asistencia, lo que solicitará por escrito al Jefe de Sanidad de la unidad á que pertenezcan.

Artículo 62do. Los Hospitales movibles se crearán cuando así lo estimen conveniente, de acuerdo el Jefe de Sanidad y el General de las fuerzas, su número y lugar dependerá de las circunstancias, debiendo siempre aprovecharse las Prefecturas, Casas de Posta ó casas particulares. Estos hospitales serán puramente temporales y su objeto es favorecer la evacuación de heridos de las ambulancias (pudiendo hasta considerarse como tales) hasta depositarlos en los Hospitales fijos. Al frente de ellos quedará siempre un Practicante ú Oficial de Sanidad.
 

CAPITULO VII

Servicio inamovible. Hospitales fijos. Objeto y Organización
Artículo 63ro. Es objeto de los hospitales militares tratar y asistir a los enfermos y heridos del Ejército, para cuyo fin cuentan con el personal necesario del Instituto de Sanidad y Administración Militar; cuyas atribuciones son con respecto al Instituto: 1ro. Dirección y Gobierno del Establecimiento.- 2do. Asistencia facultativa.- 3ro. Disponer la adquisición del material sanitario.

Artículo 64to. El Cuerpo de Administración Militar, por orden del General de las fuerzas tendrá en él un Oficial con el personal correspondiente que estarán á las órdenes del Jefe del hospital y cuyas atribuciones son: 1ro. Suministro de alimentos.- 2do. Suministro de ropas y 3ro. Mobiliario y demás efectos que constituyen la dotación del Establecimiento.
 

CAPITULO VIII

Personal y Servicio Médico
Artículo 65to. Cada hospital constará en personal: 1ro. De un Director.- 2do. De uno ó más Practicantes de Servicio.- 3ro. De un enfermero por cada Sala.- 4to. De un practicante de Farmacia.- 5to. Un cocinero y dos Ayudantes y 6to. Los sirvientes necesarios para el buen servicio.

Artículo 66to. El Director será un Ayudante de Sanidad de los de mayor graduación que será nombrado por el Médico Mayor de la División correspondiente.

Como Jefe del establecimiento á él le compete su dirección y gobierno teniendo autoridad sobre todo el personal, ya séase empleado, ya enfermo ó herido; siendo ejecutivas sus órdenes hasta para las fuerzas que custodian el Establecimiento.

Artículo 67mo. Sus atribuciones son: 1ro. Conservar el orden y la disciplina.- 2do. Cuidar de que todos los servicios sean ordenados y puntuales.- 3ro. Pasar visita médica haciendo las indicaciones oportunas y ejecutando personalmente las curas de alguna importancia y principalmente las primeras de los operados.- 4to. Inspeccionar los alimentos, ropas, efectos y utensilios, remediando las faltas que hallase, las que serán elevadas inmediatamente a la superioridad.- 5to. Llevar el archivo y documentación en la que constarán un libro de altas y bajas con la especificación de las generales del herido ó enfermo, fecha de ingreso y salida, diagnóstico, y resultado, y otro libro copiador de oficio entradas y salidas y un tercer libro ó cuaderno en que copiará los partes quincenales del movimiento hospitalario.- 6to. Dar parte quincenal al Médico Mayor del movimiento del Establecimiento.

Artículo 68vo. Son atribuciones de los Practicantes de Servicio: 1ro. Acompañar á la visita al Director, lo mismo que cuando la pase algún Médico.- 2do. Practicar las curaciones que le fueren indicadas y administrar los medicamentos.- 3ro. Auxiliar al Director en todos los servicios en que fuere menester; y 4to. Hacer el servicio de guardia en los pabellones ó salas cuantas veces lo estime necesario el Director.

Artículo 69no. Los enfermeros auxiliarán á los Practicantes en sus curas y preparación de tópicos, y en cuantas necesidades del servicio lo reclamen.

Artículo 70mo. Son atribuciones del Practicante de Farmacia: 1ro. Conservar y cuidar los medicamentos y demás material sanitario.- 2do. Despachar y preparar los medicamentos ó material de curación que le sean pedidos por el Director.- 3ro. Dar cuenta inmediata al Director de las reposiciones necesarias; y 4to. Llevar un libro con relación de las entradas y salidas del material sanitario.

Artículo 71ro. Las atribuciones del cocinero, ayudantes de cocina y sirvientes será objeto del Reglamento interno del Establecimiento.

Artículo 72do. Serán atribuciones del Oficial de Administración además de lo indicado en el artículo 64, hacer toda la gestión económica y administrativa del Hospital siguiendo instrucciones del Director que cuando no sean conformes con su obligaciones ó de difícil adquisición hará que le den dichas órdenes por escrito para salvar la responsabilidad que pudiera caberle.
 

Servicio Médico
Artículo 73ro. El Servicio Médico se hará clasificando y agrupando por categoría y analogía de lesiones ó dolencias y separando si es posible á los operados. Esta categoría consiste en separar á los señores Oficiales de la clase de tropa. Se exceptúan las enfermedades infecciosas ó contagiosas porque éstas una vez descubiertas deberán ser aisladas rigurosamente de todo contacto, nombrándosele personal aparte.

Artículo 74to. La visita médica será por el Director acompañado del Practicante de Servicio. Las visitas serán diarias de mañana y de tarde, sin perjuicio de que se giren todas las que exijan la gravedad de los casos y que sugiera su celo ó estudio.

Será prohibida la permanencia en las Salas de todo individuo extraño ó visita á menos de no estar constituido en autoridad.

Artículo 75to. Las operaciones de cirugía menor serán practicadas después de pasadas las visitas, no debiendo hacerse ninguna operación de cirugía mayor á menos de no ser por un facultativo.

Artículo 76to. Los practicantes de servicio presenciarán las curas, el reparto de alimentos y velarán que los enfermeros auxilien a los enfermos ó heridos que no puedan valerse por sí mismos.

Artículo 77mo. Los facultativos de las fuerzas á que pertenecen los individuos de bajas en el Hospital tendrán el derecho de visitarlos y prescribirles el Plan de tratamientos, el cual será rigurosamente seguido por el Director; en caso de necesitarse de una operación quirúrgica no podrá ésta hacerse sin conocimiento del Médico Mayor respectivo y celebrar la Junta indicada en este Reglamento.

Se exceptúan las operaciones de carácter urgente en cuyo caso se le dará conocimiento inmediato á la Superioridad expresando las circunstancias del caso.

Artículo 78vo. Para hacer el ingreso en los Hospitales fijos se permitirá mediante la baja autorizada con la firma del Médico y del Jefe de la fuerza; en los casos de urgencia podrá bastar la firma de cualquiera de los dos ó por el Director mismo expidiendo una baja provisional.

Artículo 79no. Recibido el enfermo será reconocido por el Director, el cual le colocará donde corresponda, prescribiéndole el plan y tratamiento, exceptuando las bajas despachadas por facultativos prescribiendo plan y tratamiento en cuyo caso se le seguirá al pie de la letra; salvo las indicaciones de urgencia.

Artículo 80mo. Antes de ocupar un enfermo ó herido el sitio que se le designa deberá procederse a su aseo y limpieza, haciendo lo posible por cambiarle de ropa. Las ropas de cama deberán mudarse por lo menos cada ocho días y al lavarse que sea con agua hirviendo y legía ó cloruro.

Artículo 81ro. Restablecido el enfermo ó herido se le extenderá su alta con especificación de fecha de entrada y salida, y estado en que se encuentra, firmado por el Director. En caso de mejorado irá á restablecerse á su casa ó sitio que desee, y en caso de curado se incorporará á su fuerza respectivamente. En ambos casos le serán devueltos por la Administración los valores y efectos que le hubiesen entregado á su ingreso mediante recibo que le servirá de comprobante.

Artículo 82do. En caso de fallecimiento se trasladará el cadáver á un lugar apropiado en donde permanecerá veinticuatro horas en observación, transcurrido este plazo se le dará sepultura en el Cementerio del Establecimiento.

El Oficial ó Jefe de Administración recogerá todos los efectos del fallecido y empaquetados ó sellados estrictamente los pondrá a disposición del General Jefe de las fuerzas.

Quedan exceptuados los que fallezcan á consecuencia de enfermedades contagiosas, en cuyo caso serán enterrados sin pérdida de tiempo á sotavento del Hospital.

Sus efectos de ropa y tela serán incinerados, desinfectando rigurosamente las prendas de metal de las que se hará cargo el Jefe ú Oficial de Administración para lo que corresponda.

Artículo 83ro. En caso de crearse hospitales temporalmente inamovibles se ajustarán en su dirección, gobierno y organización á lo preceptuado sobre Hospitales fijos; para estos establecimientos deberán elegirse lugares próximos á los campamentos y que sus condiciones higiénicas respondan á las exigencias del servicio. Su número será á juicio del General de las fuerzas y del Facultativo correspondiente.
 

CAPITULO IX

Farmacias
Artículo 84to. Las Farmacias serán establecimientos conforme indica el artículo 4to. destinados para depósitos de medicinas y material sanitario; elaboración de productos químicos y preparaciones farmacológicas de nuestra flora indígena y análisis de los productos que se le envíen y despacho de las facturas y recetas que expidan los Facultativos.

Artículo 85to. El Jefe de la Farmacia será un Farmacéutico cuya categoría estará en relación con la de la Farmacia obedeciendo á lo indicado en el artículo 6to. para su número y sitio se pondrá de acuerdo el General Jefe del Cuerpo y el Jefe de Sanidad del mismo que tendrá presente el personal y material disponible, así como extensión del territorio y operaciones del enemigo.
 

Personal
Artículo 86to. Una farmacia debe constar de un Farmacéutico, un Practicante de Farmacia y un sirviente, teniendo el Jefe por atribuciones: 1ro. Atender al depósito y reposición de medicinas y material sanitario.- 2do. Análisis de los productos que se le envíen.- 3ro. Preparación de medicamentos.- 4to. Despachar las recetas de todo Facultativo; y 5to. Sólo despachar facturas, á los Médicos del Cuerpo mediante orden por escrito.

Artículo 87mo. Debe demostrar su actividad iniciándose en el estudio de la Botánica indígena y hacer preparados que puedan reemplazar las fórmulas y patentes conocidos.

Artículo 88vo. Es responsable de la Dirección y gobierno del Establecimiento.

Llevará los libros siguientes, para comprobante de sus gestiones ó servicios: 1ro. Un libro copiador de oficios de Entrada y Salidas.- 2do. Un copiador de recetas y facturas y 3ro. Un libro copiador de análisis y estudio de preparados clasificados según los procedimientos empleados; mensualmente deberá pasar una nota de movimiento de la Farmacia al Farmacéutico Mayor.

Artículo 89no. El practicante de farmacia tendrá por atribuciones: 1ro. Auxiliar al Farmacéutico Jefe en todo lo que pudiere utilizarse por sus conocimientos profesionales prácticos; y 2do. Lo que determine el Reglamento interno de Farmacias que será redactado por el Farmacéutico Mayor, con el Vto. Bno. del Jefe de Sanidad del Cuerpo.

Artículo 90mo. Para toda gestión encaminada al mejoramiento y sostenimiento de la Farmacia deberá dirigirse por el Director ó Farmacéutico una exposición al Farmacéutico Mayor que revisada será elevada al Jefe de Sanidad del Cuerpo.
 

CAPITULO X

Laboratorio y Vacunación
Artículo 91ro. Estos centros tienen por objeto la adquisición, sostenimiento y preparación del virus vacinal, para lo cual se fundamentará en cada Cuerpo un Centro que sostendrá y preparará dicho virus en terneras inoculadas, siendo su Director un Facultativo auxiliado de un Practicante de Servicio y de los sirvientes necesarios. Su régimen y gobierno será objeto de un reglamento interno redactado por los Jefes de Sanidad, de acuerdo con los Generales Jefes de Cuerpos, de los que recibirán los recursos necesarios.

Deberán llevar la documentación siguiente: Un libro en que indicará la procedencia del virus, procedimiento empleado para la inoculación, edad y cualidades de la ternera sometida y preparaciones hechas, y un libro de las facturas entregadas ó inoculaciones practicadas en la tropa con especificación de las generales de los individuos.
 

ADICIONALES
Artículo 1ro. Los Médicos de Cuarteles generales y del Consejo de Gobierno tendrán por atribuciones, además de las reglas generales especificadas en este Reglamento inherentes á su empleo y grado, á los cuales siempre están subordinados por sus categorías respectivas todas las comisiones y servicios que le determinen los Jefes de la Unidad de la fuerza a la cual están incorporados.

Artículo 2do. En caso de estar unidos los Cuarteles Generales con otras fuerzas en que hubiera facultativos quedarán los Médicos de Cuarteles Generales ó de Consejo de Gobierno sólo con los servicios de Combate, Ambulancia y enfermería correspondientes á sus Cuarteles Generales, dejando los demás servicios á cargo de los otros facultativos.

Artículo 3ro. En caso de ausencias, vacantes ó igualdad de grados ocuparán las Jefaturas, Direcciones ó mando en los distintos servicios el Médico de más alta graduación ó más antiguo en el empleo.

Artículo 4to. No deberá practicarse ninguna operación de carácter grave sin concurso de dos médicos por lo menos, los que estarán de acuerdo en el diagnóstico y procedimiento a emplear y en caso de duda deberán llamar un tercero para que exista mayoría: uno de éstos deberá ser el Médico Mayor de la División correspondiente. En estas Juntas deberá prevalecer el criterio científico y no la jerarquía de grado ó empleo.

Artículo 5to. Quedan derogadas todas las disposiciones inherentes al servicio de Sanidad anteriores á la promulgación de este Reglamento, con excepción del Reglamento de Exenciones.

En campaña, á 25 de Abril de 1898

El Director Jefe,

Dr. Eugenio Sánchez Agramonte.

 
* Ministerio de las fuerzas Armadas Revolucionarias. Selección de textos sobre la historia de la Logística Militar Cubana. 1868-1898. Tomo I. Tercera Parte. Ejército Libertador de Cuba (Mambí). "Tradiciones". Edición mimeografiada. La Habana, 1990. Pp. 58-80.
 

Indice Anterior Siguiente