Cátedra de Enfermedades de los Ojos con su Clínica

 

1. Antecedentes de la Cátedra de Enfermedades de los Ojos con su Clínica. Propuesta de creación de un curso de Oftalmología y Otología (1887). Creación de la Cátedra Enfermedades de los Ojos con su Clínica. (1906). La Cátedra Enfermedades de los Ojos con su Clínica en los planes de estudios de 1919, 1924, 1928, 1934, 1937, 1941 y 1959. Cambio de nombre. El Subdepartamento de Oftalmología del Departamento de Cirugía en el plan de estudios de 1962. 2. Locales en los que se impartió. 3. Frecuencia y horarios de clases. 4. Profesores titulares. 5. Profesores auxiliares. 6. Ayudantes graduados y profesores agregados. 7. Adscriptos, instructores y asociados. 8. Escuela de Optometría. 9. Cambios de profesores de 1959 a 1962. 10. Programas de la asignatura. 11. Libros de texto y de consulta extranjeros recomendados en la cátedra. 12. Bibliografía docente producida por los profesores de la cátedra. 13. Consideraciones finales y testimonios. Referencias bibliográficas y documentales.



1.
En el expediente administrativo del Dr. Jorge F. Horstmann y Cántos, como profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana, se dice que "[…] desde el año 1862 a 1863 explicó un curso de 2 semestres de oculística"1 y el Dr. Enrique López Veitía en su estudio "Contribución a la historia de la oftalmología en Cuba" expone que "Por primera y única vez se explicó en la Universidad un curso de Oftalmología, que profesó el doctor Horstmann, en 1862" y agrega, "En el número de diciembre de El Estímulo se publicó el discurso de apertura, en el cual el profesor demuestra la necesidad de estudios especiales después que se poseen los generales de medicina y termina con una exposición somera de la oftalmología en este siglo".2


En el plan de estudios puesto en vigor por Reales Decretos de 28 de julio de 1887 se contemplaban 3 cursos complementarios, uno de ellos de Oftalmología y Otología, pero en ninguno se llegó a nombrar profesor en todo el resto del período colonial.3

Al crearse la Escuela Práctica de Medicina en La Habana, también llamada Escuela Preparatoria, por el Dr. José Pereda Gálvez, el 29 de diciembre de 1893, fue nombrado el Dr. Carlos E. Finlay Shine, Profesor de Enfermedades de los Ojos el 1 de octubre de 1894. Esta Escuela cerró sus puertas en enero de 1896.3

En 1899, al inaugurarse la Escuela de Enfermeras del Hospital "Nuestra Señora de las Mercedes", el Dr. Carlos E. Finlay Shine desempeñó la asignatura Enfermedades de los Ojos.4

Por Orden No. 233, del Gobernador Provisional norteamericano, de 29 de octubre de 1901, fue creado el curso complementario Enfermedades de los Ojos, de 3 meses de duración. Este curso no se llevó a cabo pues no se nombró profesor.

En 1904, el doctor Finlay Shine desarrolló un curso libre de Enfermedades de los Ojos en la Facultad de Medicina.5

Por Decreto Presidencial de 9 de febrero de 1905 fue nombrado el doctor Finlay para desempeñar el curso complementario de Enfermedades de los Ojos, de 3 meses de duración.

Por Decreto Presidencial de 20 de septiembre de 1905, se declara en vigor el anterior decreto para el curso de 1905-1906.


Por Ley de 12 de julio de 1906 se oficializa como Cátedra No. 17 Enfermedades de los Ojos de la Escuela de Medicina, de la Facultad de Medicina y Farmacia, con duración de 3 meses, impartida en el cuarto año de la carrera.6

En el plan de estudios de 1919 cambia su nombre por el de Enfermedades de los Ojos con su Clínica, el que mantendrá hasta 1959 y se imparte en el sexto año, como medio curso; en el plan de 1924 se mantiene en el sexto año, con igual duración; en el de 1928 se baja al quinto año, con la misma duración; en los de 1934, 1937 y 1941 se mantiene en el quinto siempre como medio curso o sea de 3 meses de duración.

Con el triunfo revolucionario de enero de 1959, el plan de estudios de 1941 va a sufrir algunos cambios, por acuerdo del Claustro de la Facultad de Medicina de 25 de mayo de 1959, pero la asignatura con su mismo nombre permanece en el quinto curso, con 3 meses de duración.

Al finales de 1959, numerosas cátedras van a adoptar nuevos nombres y así la de Enfermedades de los Ojos con su Clínica asume el de Oftalmología.

Por el plan de la reforma de estudios de 1962, la cátedra se impartió en el primer semestre del quinto año con 5 horas semanales, ahora como Subdepartamento de Oftalmología del Departamento de Cirugía.


 

2. Al fundarse la cátedra en 1906, las demostraciones prácticas se llevaban a cabo a la cabecera de los enfermos en la sala "San Juan de Dios" de enfermos de los ojos del Hospital "Nuestra Señora de las Mercedes" y en el Consultorio Externo del mismo Hospital y las clases teóricas en el salón de actos de la propia institución.6


Allí se continuaron impartiendo las clases y prácticas hasta que en 1936 se trasladó la cátedra para el pabellón de mampostería "Juan Santos Fernández", en el Hospital Universitario "General Calixto García", donde continuó hasta el final del periodo estudiado.

Este pabellón fue mandado a construir por el Dr. Francisco M. Fernández Hernández, profesor de la cátedra, en 1926, cuando ocupaba el cargo de Secretario de Sanidad y Beneficencia, dándole ese nombre en honor a su tío, el Dr. Juan Santos Fernández Hernández (1845-1922), quien fuera el oftalmólogo más eminente de Cuba en su época y a quien se le considera el Padre de la Oftalmología Cubana.7 Donó la biblioteca heredada por él del doctor Santos Fernández, y también su propia biblioteca, con lo cual se formó, para orgullo de la Oftalmología Cubana, una de las 3 mayores y más documentadas bibliotecas oftalmológicas de América Latina. A su vez donó algunas piezas museables, como son la primera lámpara de hendidura Gullstrand que vino a Cuba y el estuche de instrumentos quirúrgicos del primer oftalmólogo cubano que se radicó en el país, Dr. Luis de la Calle Serrano.

En el frontispicio del edificio se colocó un busto en mármol del Dr. Juan Santos Fernández, que aún existe, y en la sala de pacientes ingresados se recuerdan en relieve los nombres de 4 de los oftalmólogos cubanos de mayor renombre: doctores Carlos E. Finlay Shine, Jorge L. Dehogues Michelena, Enrique López Veitía y Francisco M. Fernández Hernández.8


 

3. La enseñanza de la cátedra, desde su fundación se dividía en teórica y práctica. La primera se impartía en forma de conferencias, 2 veces por semana, a toda la clase reunida, ilustradas con proyecciones, demostraciones clínicas, etc., los lunes y miércoles de 8:30 a 9:30 a.m. durante los 3 meses de duración del curso.


La segunda se daba a distintos grupos, para ello se dividía la clase en 7 grupos, a cada uno de los cuales se le daba la enseñanza práctica durante un mes consecutivo utilizando el material de la sala y de la consulta externa ya citadas.9

Con pocas variaciones y adaptándose a los locales se mantuvo la enseñanza de la cátedra hasta la reforma de estudios de 1962.


 

4. Como primer Profesor Titular de la Cátedra No. 17 fue nombrado, por Decreto del Gobernador Provisional de 30 de abril de 1907, el Dr. Carlos E. Finlay Shine, que ya desempeñaba el curso complementario, tras haber ganado el cargo en reñidos ejercicios de concurso-oposición frente al eminente oftalmólogo Dr. Jorge L. Dehogues Michelena. Tomó posesión el 1 de mayo siguiente.5


Como dato curioso diremos que para aspirar a la cátedra, el doctor Finlay Shine solicitó al Gobernador Provisional se le eximiera el requisito de nacionalidad, exigido por la Ley de 12 de julio de 1906, ya que tanto él como su padre, el sabio doctor Carlos J. Finlay Barrés, tenían la nacionalidad inglesa, a pesar de haber nacido ambos en Cuba.

El Gobernador Provisional consultó con la Universidad de La Habana, cuyo Rector, el Dr. Leopoldo Berriel Fernández, lo sometió a votación del Claustro General, el que reunido el 30 de noviembre de 1906, aprobó la petición del doctor Finlay Shine, por votación de 29 votos a favor y 15 en contra, entre estos últimos, los profesores de la Escuela de Medicina doctores Arístides Agramonte Simoni, Rafael Pérez-Vento Nin, Federico Grande Rossi, Gabriel Casuso Roque y el propio Rector.

El doctor Carlos E. Finlay Shine, nació en La Habana el 15 de julio de 1868 y tanto su padre como su abuelo, el Dr. Eduardo Finlay Wilson ejercieron la especialidad y éste último fue uno de los primeros oftalmólogos en Cuba.

El doctor Finlay Shine cursó la enseñanza primaria y parte de la secundaria en el Colegio de Belén de La Habana. Trasladado a Estados Unidos, terminó la enseñanza media y en la Universidad de Columbia, New York, se graduó de Doctor en Medicina (1889). Asistente clínico y cirujano residente del New York Ophthalmic and Aural Institute (1889-1892). De regreso a Cuba se graduó de Bachiller en Artes (1892) en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana y en la Universidad de la propia ciudad obtuvo los títulos de Licenciado (1893) y Doctor en Medicina (1900). Ejerció intensamente la oftalmología en los hospitales "San Francisco de Paula" y "Nuestra Señora de las Mercedes"; en las casa de salud de la Asociación de Dependientes del Comercio, del Centro Gallego y la Asociación Canaria y en el Dispensario "Tamayo", todos en La Habana.

Ocupó, además, los cargos de Decano de la Facultad de Medicina (1927 y 1934-1937) y Rector de la Universidad (1934). Como salubrista desempeñó los más altos puestos en el país: Jefe de Sanidad de La Habana, Presidente de la Junta Nacional de Sanidad y Beneficencia, Director Nacional de Beneficencia, Director Nacional de Sanidad y Secretario [Ministro] de Sanidad y Beneficencia.

Su bibliografía científica cuenta con más de un centenar de títulos y entre sus libros, además de los citados en los acápites 11 y 12, es de destacar su documentada biografía "Carlos Finlay y la fiebre amarilla", edición en inglés (1940) y en español (1942). Perteneció a la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana, miembro fundador y Presidente de la Sociedad Cubana de Oftalmología y perteneció a numerosas e importantes instituciones extranjeras.10

El doctor Finlay Shine se mantuvo al frente de la cátedra como Profesor Titular, hasta el 29 de enero de 1941 que el Consejo Universitario, en sesión extraordinaria, lo declaró Profesor Emeritus de la Escuela de Medicina y por no haber presupuesto para este cargo continuó cobrando como Titular.

El Consejo Universitario, en sesión de 12 de marzo de 1941, ascendió al Dr. Jesús M. Penichet y de los Reyes a Profesor Titular en propiedad, sin poder cobrar como tal, y tomó posesión el 15 de marzo siguiente.11

El 1 de enero de 1944 se creó el presupuesto para el cargo de Profesor Emeritus y se normalizó la situación del doctor Penichet y de los Reyes.


El 11 de marzo de 1944 falleció en La Habana el doctor Finlay Shine y ningún otro profesor de la cátedra ocupó tan destacado cargo en el resto del período estudiado.

El doctor Penichet y de los Reyes nació en Matanzas el 3 de julio de 1886, se graduó de Doctor en Medicina y Cirugía en la Universidad de Georgetown, Washintong, Estados Unidos y realizó los ejercicios de incorporación de su título en la Universidad de La Habana el 22 de febrero de 1911, se le expidió el mismo un día después.12

El doctor Penichet y de los Reyes, que era un muy competente oftalmólogo, permaneció al frente de la cátedra hasta su fallecimiento ocurrido en La Habana el 14 de mayo de 1958, después de un largo padecimiento cardíaco que lo alejó de sus funciones docentes (1956-1958).

Por Decreto Rectoral de 26 de mayo de 1958 fue ascendido a Profesor Titular el Dr. Miguel A. Branly Grenet, Profesor Auxiliar en propiedad, que lo venía sustituyendo durante sus ausencias.13

El doctor Branly Grenet nació en La Habana el 9 de mayo de 1900, se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana (1917) y de Doctor en Medicina (1922) en la Universidad de la propia ciudad.14


 

5. Por Decreto Presidencial de 13 de junio de 1921 fue nombrado Profesor Auxiliar interino el Dr. Francisco M. Fernández Hernández.


Casi un año después es que, por Ley de 23 de marzo de 1922, fue creado el cargo de Profesor Auxiliar, Jefe de Clínica, de la cátedra, en el que fue nombrado en propiedad el doctor Fernández Hernández, en virtud de haber ganado el concurso-oposición correspondiente.15

El Dr. Francisco M. Fernández Hernández nació en Matanzas, el 18 de junio de 1886, miembro de una familia de médicos destacados, su padre fue el Dr. Francisco Fernández y Oliva y su tío, el Dr. Juan Santos Fernández Hernández, el más eminente de los oftalmólogos cubanos de su época, como ya se dijo con anterioridad.16

El 12 de junio de 1926 solicitó licencia el doctor Fernández Hernández, por ser nombrado Secretario de Sanidad y Beneficencia, y le fue concedida. En 1931 fue electo Senador de la República y continuó con su licencia. A la caída de la dictadura del General Gerardo Machado Morales (1925-1933), la Asamblea Estudiantil pidió su expulsión, pero el Claustro General de la Universidad, en sesión de 19 de diciembre de 1933, acordó aceptarle la renuncia de su cargo, que él no había presentado.

El Consejo Universitario, en sesión de 31 de enero de 1934, acordó también aceptarle la renuncia, que al fin presentó el 25 de febrero, y le fue oficialmente aceptada el 27 de febrero de ese año.15

Por Decreto Presidencial de 28 de julio de 1926 fue nombrado Profesor Auxiliar interino, en sustitución del doctor Fernández Hernández, entonces con licencia, el Dr. Jesús M. Penichet y de los Reyes.11

A la caída de la dictadura y en virtud de concurso celebrado, no oposición, fue nombrado, por el Consejo Universitario, en sesión de 16 de enero de 1934, Profesor Auxiliar interino el doctor Penichet y de los Reyes.

Al ascender el doctor Penichet a Profesor Titular, por acuerdo del Consejo Universitario en sesión de 12 de marzo de 1941, y tomar posesión el 15 de marzo siguiente, en esta última fecha fue ascendido a Profesor Auxiliar interino el Dr. Ernesto Ramírez Meléndez.17

Después de largos trámites legales que sirvieron de base al ascenso de muchos profesores y a la ratificación de sus condiciones de propietarios, por Decreto Rectoral de 21 de octubre de 1943 se nombró al doctor Ramírez Meléndez Profesor Auxiliar en propiedad, por ascenso, ya que era Ayudante Graduado por oposición.

El doctor Ramírez se mantuvo en el cargo hasta el 1 de abril de 1954, que se acogió a jubilación por enfermedad. Por Decreto Rectoral de 19 de abril del propio año, fue ascendido a Profesor Auxiliar en propiedad el Dr. Miguel A. Branly Grenet, que ocupaba el cargo de Profesor Agregado en propiedad.13

Al fallecer el doctor Penichet y de los Reyes y ascender a Profesor Titular el doctor Branly Grenet, por Decreto Rectoral de 26 de mayo de 1958, fue ascendido a Profesor Auxiliar el Dr. Juan R. Antuña Abio.18

6. Por Decreto Rectoral de 28 de septiembre de 1917 se creó el cargo de Ayudante Graduado de la cátedra y se nombró, en virtud de pruebas de oposición, al Dr. José M. Martínez Cañas. Estos cargos eran por un curso y para mantenerse en ellos había que repetir las pruebas de oposición, que consistían en 2 ejercicios prácticos todos los años. El doctor Martínez Cañas realizó oposiciones en 1918 y 1919 y desempeñó el cargo hasta el 24 de marzo de 1920.19

Lo sustituyó el 28 de marzo de 1920, el Dr. Enrique López y Carvajal, hijo del eminente oftalmólogo Dr. Enrique López Veitía. A propuesta del doctor Finlay Shine fue nombrado, por Resolución Rectoral de 17 de noviembre de 1921, el Dr. José D. Cornide Salvá en sustitución del doctor López y Carvajal como Ayudante Graduado interino.20

Por Decreto Rectoral de 2 de diciembre de 1922 fue nombrado Ayudante Graduado interino el Dr. Ernesto Ramírez Meléndez. Este profesor fue nombrado en el cargo en virtud de oposición el 1 de octubre de 1923. A partir del siguiente año, al entrar en vigor un nuevo plan de estudios y reglamento, las oposiciones fueron cada 2 años y, así, al realizarlas, el doctor Ramírez Meléndez fue nombrado el 1 de octubre de 1925, el 1 de octubre de 1927 y el 1 de octubre de 1929.17

La dictadura del General Gerardo Machado Morales clausuró la Universidad el 27 de diciembre de 1930, y fue reabierta a finales de 1933, por lo que no se realizaron nuevas oposiciones y continuó en el cargo el doctor Ramírez Meléndez.

Al entrar en vigor una nueva Ley Docente, el 8 de enero de 1937, el cargo pasó a la nueva denominación de Profesor Agregado, y lo ocupó el doctor Ramírez interinamente, por tener ganado el de Ayudante Graduado por oposición.

Por Decreto Rectoral de 3 de enero de 1938 fueron nombrados profesores agregados interinos de la cátedra (así aparece en el Decreto) los doctores Miguel A. Branly Grenet y Lorenzo Comas Céspedes, encargados de la enseñanza en la Escuela Anexa de Optometría; el primero, de las asignaturas de Nociones Elementales de Anatomía y Fisiología del Ojo, Óptica Práctica y Nociones Elementales de Semiología e Higiene Ocular y el segundo, de Óptica Práctica y Mecánica y Física y Óptica Aplicada. Estos profesores tuvieron que presentar sus informes quinquenales en 1942 como la totalidad de los profesores titulares, auxiliares y agregados de la Facultad.

Desde el 1 de enero de 1944 se había creado presupuesto para el cargo de Profesor Emeritus y se había normalizado la situación de los doctores Penichet y de los Reyes y Ramírez Meléndez como Titular y Auxiliar, quedaba por lo tanto una plaza de Profesor Agregado que debía sacarse a oposición, lo que no se hizo hasta 1946.

Por Decreto Rectoral de 1 de julio de 1946 fue nombrado el Dr.Miguel A. Branly Grenet, Profesor Agregado en propiedad en virtud de ejercicios de concurso-oposición. Concurrió a estos ejercicios también el doctor Plinio Montalbán y Migüot. Ese día renunció el doctor Branly a su plaza de Profesor Agregado interino, con funciones docentes en la Escuela de Optometría y se le consideró cancelado su nombramiento de Instructor de la cátedra.13

Por Decreto Rectoral de 1 de diciembre de 1947 fue nombrado el Dr. Luis F. Pérez Martínez, Profesor Agregado interino, encargado de la enseñanza de Optometría (2 cursos) en la Escuela de Optometristas.21 Por Decreto Rectoral de 3 de marzo de 1955 fue nombrado por oposición, para la misma plaza, el propio doctor Pérez Martínez.22

Por Decreto Rectoral de 24 de enero de 1955 es nombrado el Dr. Rafael S. Labrador Ruiz, Profesor Agregado, por oposición, al haber ascendido el doctor Branly a Profesor Auxiliar. A estos ejercicios de concurso-oposición concurrió el mayor número de aspirantes en toda la historia de la cátedra, pues en ellos participaron los doctores Agustín Vázquez Leyva, Rafael Pérez Blanco, Oscar F. Horstmann Menéndez, Luis F. Pérez Martínez y Olga Ferrer Paisán, esta última, hija del eminente oftalmólogo y Coronel del Ejército Libertador Dr. Horacio Ferrer Díaz.23 El doctor Labrador Ruiz falleció el 22 de agosto de 1956 dejando la plaza nuevamente vacante.24

Por Decreto Rectoral de 17 de marzo de 1955 fue nombrado Profesor Agregado el Dr. Juan R. Antuña Abio con funciones docentes en la Escuela de Optometristas, asignaturas de Anatomía y Fisiología del Ojo Humano, Óptica Fisiológica y Semiología del Sistema Dióptico Ocular, al salir ganador en los ejercicios de concurso-oposición. Concurrieron a los mismos los doctores Olga Ferrer Paisán y Oscar F. Horstmann Menéndez, este último trataba de obtenerla en propiedad, pues la desempeñaba interinamente.18

El Consejo Universitario, el 29 de agosto de 1956, nombra al doctor Horstmann Menéndez Profesor Agregado interino de la cátedra, cargo que había dejado vacante el fallecimiento del doctor Labrador Ruiz.21

Sacada a concurso-oposición dicha plaza es ganada por el doctor Antuña Abio, quien fue nombrado por Decreto Rectoral de 16 de septiembre de 1957. El doctor Horstmann Menéndez, que concurrió a los ejercicios recurrió legalmente al fallo del Tribunal, pero con resultado negativo.18

Al fallecer el doctor Penichet y de los Reyes, el 22 de mayo de 1958, y ser ascendidos, por Decreto Rectoral de 26 de mayo siguiente, el doctor Branly Grenet, a Profesor Titular y el doctor Antuña Abio, a Profesor Auxiliar, quedó vacante la plaza de Profesor Agregado, que no se sacó a concurso-oposición por estar suspendidas oficialmente, por el Consejo Universitario, las actividades en la Universidad desde el 3 de diciembre de 1956.


 

7. Al establecerse la carrera profesoral en la Universidad de La Habana, por Ley Docente de 8 de enero de 1937, se abría la posibilidad en las cátedras de formar futuros profesores.


El Claustro Pleno de la Facultad de Medicina, en sesión de 17 de mayo de 1940, a propuesta de la Comisión Permanente de Adscripción, acordó el ingreso en el período de adscripción, en la Cátedra de Enfermedades de los Ojos con su Clínica, de los doctores Oscar F. Horstmann Menéndez y Cándido Durán Rodríguez.25 Este período duraba 2 años y terminaba con la presentación de una tesis llamada de adscripción.

La Junta Superior de Gobierno, en sesión de 22 de octubre de 1941, a propuesta de la Comisión Permanente de Adscripción, acordó el ingreso en el período de adscripción, de los doctores Rafael S. Labrador Ruiz y Manuel F. Lubián Arias.26

El Claustro Pleno, en sesión de 27 de abril de 1944 y siempre a propuesta de la Comisión Permanente de Adscripción, acordó el ingreso en el período de adscripción, de los doctores Pedro P. Hechavarría Rojas y Olga M. Ferrer Paisán.27 En sesión de 14 de agosto de 1946, de los doctores Luis F. Pérez Martínez, Heriberto E. Buch Granado, Carlos R. González Hechavarría, José Alfonzo Zervigon, Guillermo de la Torre Ordext y Bernardo Duelo Plauchet.28

En sesión de 25 de noviembre de 1948, de los doctores Ernesto J. Miró Macías, Ayda R. Serrano Pendás y Rafael A. Pérez Blanco.29

En sesión de 5 de febrero de 1953, de los doctores Juan Rigoberto Antuña Abio, Juan José González-Posada Alvarado, Jesús Requeiro y Vázquez, Manuel Iglesias Revuelta y Antonio Ciro B. Martínez Tapia.30 Y en sesión de 20 de marzo de 1956, de los doctores Jorge Gabriel R. Lazcano Torres-Domínguez y Jaime Alemañy Martorell.31

Terminado el período de adscripción se podía aspirar, por concurso, a las plazas de instructores o también directamente a ellas. Estas plazas igualmente eran por 2 años, al final de los cuales se les extendía certificado de aptitud, si por su labor se hacían merecedores. Los que habían sido instructores con anterioridad a la Ley Docente de 1937, quedaron convertidos en instructores permanentes, como fue el caso, en la cátedra, del Dr. Miguel A. Branly Grenet32, quien permaneció como tal hasta obtener por oposición la plaza de Profesor Agregado (1946).


Por acuerdo del Claustro Pleno de la Facultad de Medicina, en sesión de 14 de agosto de 1946, se le otorgó certificado de aptitud a los instructores doctores Gustavo Alamilla Gutiérrez, Tomás R. Yanes Rojas, Lorenzo Comas Céspedes, Oscar F. Horstmann Menéndez y Cándido Durán Rodríguez.28

En sesión de 3 de noviembre de 1950, al Dr. Ricardo M. Martínez Ferrer.33 En sesión de 4 de diciembre de 1951, a los doctores Bernardo Duelo Plauchet y Guillermo de la Torre Ordext.34 Y en sesión de 18 de enero de 1952, a los doctores Luis F. Pérez Martínez, Heriberto E. Buch Granado y José del C. Alfonso Zervigon.35

Aunque algunos de estos docentes, al finalizar las etapas de adscriptos e instructores permanecieron como asociados a la cátedra, no hemos encontrado ningún documento que así lo demuestre.


 

8. La Escuela de Optometría era una escuela anexa a la Facultad de Medicina, adscripta a la Cátedra Enfermedades de los Ojos con su Clínica y creada en virtud de acuerdo del Consejo Universitario de 21 de julio de 1937.


La sede de la Escuela estaba en el pabellón "Juan Santos Fernández" del Hospital "General Calixto García", donde radicaba la cátedra, atendida por ella y el Taller de Óptica, adscripto también a la cátedra, en los sótanos del citado pabellón.

El reglamento por el que se regían fue aprobado por el Consejo Universitario el 21 de diciembre de 1937 y ligeramente modificado por el propio Consejo el 15 de marzo de 1954.

Su programa de estudios era:


Programa de estudios

Primer Año

1. Matemática (Algebra, Geometría y Trigonometría): 150 horas.

2. Mecánica y Óptica Físicas: 150 horas.

3. Anatomía y Fisiología del Ojo Humano: 60 horas.

4. Teoría y Práctica del Taller de Óptica 1er. curso: 150 horas.


Segundo Año

5. Matemáticas Aplicadas: 150 horas.

6. Óptica Fisiología y Semiología del Sistema Dióptico Ocular: 100 horas

7. Optometría 1er. curso (Teoría y Método): 150 horas

8. Teoría y Práctica del Taller de Óptica 2do. curso: 150 horas.


Tercer Año

9. Optometría 2do. curso (Clínica de la Refracción): 150 horas

10. Teoría y Práctica del Taller de Óptica 3er. curso: 150 horas.


Se extendía el título de Optometrista.

El Director de la Escuela era el Profesor Titular de la cátedra.

El primer claustro lo integraron los profesores siguientes:

Director: Dr. Carlos E. Finlay Shine

Secretario: Dr. Miguel A. Branly Grenet

Profesores: Dr. Manuel F. Gran Gilledo

Dr. Pablo Miquel Merino

Dr. Miguel A. Branly Grenet

Dr. Lorenzo Comas Céspedes


Posteriormente, fueron también profesores los doctores Jorge F. Horstmann Menéndez, Luis Pérez Martínez, Heriberto E. Buch Granados y Rigoberto Antuña Abio. Como instructor práctico, el optometrista señor Roberto del Busto.

La Escuela de Optometría funcionó hasta el cierre de la Universidad, por los desmanes de la dictadura del Mayor General Fulgencio Batista Zaldivar (1953-1958), en diciembre de 1956. Al abrir las puertas de sus aulas en 1959, con el triunfo de la Revolución, no se inició ningún otro curso de Optometría. Se permitió graduar a los alumnos que al cierre estaban matriculados y en 1960 cerró definitivamente la Escuela.8,36


 

9. Al reiniciar sus actividades la Universidad de La Habana, en enero de 1959, los profesores en propiedad que integraban la Cátedra de Enfermedades de los Ojos con su Clínica eran: Titular, Dr. Miguel A. Branly Grenet; y Auxiliar, Dr. Juan R. Antuña Abio, la plaza de Agregado quedó vacante.


Ninguno de estos profesores colaboró con la dictadura del Mayor General Fulgencio Batista Zaldivar, ni fue sometido a juicio de depuración, ni en la primera ni en la segunda fase de dichos juicios.

El 2 de junio de 1959, el doctor Branly Grenet presentó su renuncia para acogerse a jubilación en la siguiente carta:

"La Habana, Junio 2 de 1959


Prof. Clemente Inclán Costa
Rector Magnífico de la Universidad de la Habana
(POR CONDUCTO DEL Sr. DECANO DE LA FACULTAD DE MEDICINA)


Señor:

Sírvase tener por presentada mi renuncia al cargo que ostento de Profesor Titular de la Cátedra de Enfermedades de los Ojos con su Clínica, que alcancé por derecho de ascenso en 15 de mayo de 1958, después de haber obtenido por concurso oposición la plaza de Profesor Agregado con el voto unánime del tribunal que juzgó los ejercicios, en el año 1946 y haber pasado a Profesor Auxiliar en 1954.


De ud. respetuosamente.

 

Firma13


Le fue aceptada por el Rector el 8 de junio de 1959 y en julio siguiente presentó su expediente de jubilación.13

Por Resolución Rectoral de 11 de junio de 1959, el doctor Antuña Abio fue nombrado Profesor Titular de la cátedra por derecho de ascenso. Tomó posesión el mismo día.18

Por acuerdo adoptado por el Claustro de la Facultad de Medicina, de 11 de noviembre de 1959, se nombra Profesor Auxiliar de la Cátedra de Oftalmología al Dr. Luis F. Pérez Martínez y Profesor Agregado, al Dr. Oscar F. Horstmann Menéndez.22

El 18 de febrero de 1961 presenta el doctor Pérez Martínez la renuncia a su cargo de Profesor Auxiliar interino, la que le fue aceptada por la Junta Superior de Gobierno de la Universidad, el 23 de febrero siguiente.22

El 4 de marzo de 1961 presenta el doctor Antuña Abio la renuncia irrevocable a su cargo de Profesor Titular, que le fue aceptada por la Junta Superior de Gobierno de la Universidad el 17 de marzo.18

El 5 de enero de 1962, al proclamarse oficialmente la reforma universitaria, la cátedra, convertida en Subdepartamento de Oftalmología del Departamento de Cirugía, contaba con los siguientes profesores: Profesor, equivalente a Titular, Dr. Jacobo Behar Alhadef y auxiliares, los doctores Arturo G. Taquechel Maymir, Oscar F. Horstmann Menéndez, Alberto Machado Rodríguez, Orfilio Peláez Molina y Octavio Rodríguez Muro.


 

10. En las Memorias Anuarios de los cursos de la Universidad de La Habana no aparece el programa de la asignatura de Enfermedades de los Ojos con su Clínica y solamente el siguiente comentario en la etapa del profesor Carlos E. Finlay Shine:


La duración reglamentaria del curso es de tres meses y se da seguido o en forma alterna, según lo determine la Facultad de Medicina en la reunión que al afecto de la Distribución del Horario de Clases celebra antes de dar principio a cada curso académico.

Su enseñanza tiene un carácter esencialmente práctico, limitándose las conferencias teóricas a dos por semana, dedicándose los otros días a demostraciones prácticas a la cabecera de los enfermos en la sala de enfermedades de los ojos del Hospital 'Nuestra Señora de las Mercedes' y en el Consultorio Externo del mismo Hospital, para el mejor éxito de las cuales se subdivide la clase en secciones.

El objeto de este curso es suministrar a los graduados ciertos conocimientos sobre las Enfermedades de los Ojos que puedan en el mañana serles útiles a ellos y a sus futuros pacientes, bien sea porque les toca en suerte ejercer en una localidad donde no se encuentren especialistas en estas afecciones y que se vean forzosamente obligados a tratarlas, bien sea como ilustración general, bien sea como base de estudios más profundos, si desean posteriormente dedicarse a ellas como especialidad.

Dado este objetivo, la enseñanza se limita a las operaciones más comunes e importantes y a las que tengan especial relación con la práctica de la Medicina en general dejando a un lado aquellas afecciones más raras y de interés exclusivo para los especialistas.37


Así, con estos criterios, seguirán hasta el final del período estudiado.


 

11. El libro de texto extranjero que recomendaba el Dr. Carlos E. Finlay Shine era el "Manual of Diseases of the eye" del Dr. Charles May, para lo cual realizó una traducción del mismo, May Ch. "Manual de las Enfermedades de los Ojos". La Habana. 1909. 477 págs.


Como obras de consulta extranjeras se recomendaban: "Compendio de Oftalmología" de Langrage y "Hand-book of diseases of the eye" de Swantzy, en sus numerosas ediciones.37


 

12. El doctor Finlay Shine, que como dejamos expuesto en acápite anterior, había traducido como obra de texto para la cátedra el importante libro de Charles May, va a publicar posteriormente 2 obras de gran calidad docente: "Enfermedades de los Ojos (Conferencias dadas a los alumnos del sexto año de medicina en la Universidad de la Habana)" La Habana, 1927. 330 pág., con otra edición en 1929 y "Manual de Enfermedades de los Ojos (con la colaboración del Dr. Tomás R. Yánes, adscripto a la cátedra). Cultural S.A. La Habana, 1948. 664 págs.


El Dr. Jesús M. Penichet y de los Reyes dejaría también otra no menos importante obra de texto: "El ojo y sus enfermedades predominantes". En colaboración con el Dr. Tomás Durán Quevedo. Cultural S.A. La Habana. 1948. 536 págs.

Este último libro, con otra edición posterior, se mantendrá como texto de la cátedra hasta el final del período estudiado.


 

13. Al igual que la Cátedra No. 6 Enfermedades de la Laringe, Oídos y Fosas Nasales, la Cátedra No. 17 Enfermedades de los Ojos con su Clínica logró fundarse después de 19 años de intentos, gracias en este caso a la tenacidad de su primer Profesor Titular Dr. Carlos E. Finlay Shine.


La sólida formación científica, gran vocación y cualidades docentes del doctor Finlay Shine le permitieron, a pesar de sus muy numerosos e importantes cargos en las direcciones de la Universidad y de la salud pública nacional, llevar la calidad de la docencia en la cátedra por un camino ascendente y formar en ella a sus futuros profesores y numerosos especialistas.

No menos importante lo es su producción científica y docente, la que fue un modelo a seguir, no solo para los integrantes de su cátedra, sino de todos los de las demás cátedras de la Universidad habanera.


El Dr. Mario E. Dihigo Llanos, notable profesor y autor de numerosas obras de texto para la enseñanza médica, que fue discípulo del doctor Finlay Shine en el curso 1915-1916, nos ha dejado un curioso testimonio de su profesor:

En el salón contiguo se efectuaba la consulta externa de Enfermedades de los Ojos. Era el profesor el doctor Carlos E. Finlay y Shine, distinguido oculista de grandes prestigios. De carácter cándido y benévolo, a veces nos excedíamos en las libertades que nos concedía.

Con la monotonía de la terapéutica ocular, iban siendo tratados los distintos enfermos que, con paso vacilante accedían a las consultas, provistos de una visera verde o con un pañuelo ante los ojos. A éste se le tocaba con el lápiz de sulfato de cobre, al siguiente se le pasaban algodones mojados en soluciones de nitrato de plata.

Los lunes ofrecía el doctor Finlay sus conferencias. Realmente, no puede decirse que era elocuente, pero también tenía cierta dificultad en la expresión como su ilustre padre y eso no le impidió, a este último, realizar el descubrimiento médico de mayor trascendencia en América.38

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y DOCUMENTALES

1. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 112.

2. López Veitía E. Contribución a la historia de la oftalmología en Cuba. En: López y Carvajal L. Dr. Enrique López Veitía (Gran oftalmólogo y fundador de los Congresos Médicos en Cuba). Cuad. Hist. Sal. Púb. No. 54. Inst. Cubano del Libro. La Habana. 1971:151.

3. Delgado García G. Historia de la enseñanza superior de la medicina en Cuba. 1726-1900. Cuad. Hist. Sal. Púb. No. 75. Ed. Ciencias Médicas. La Habana. 1990.

4. Ancheta Niebla E. Historia de la Enfermería en Cuba. Ed. Ciencias Médicas. La Habana. 2003.

5. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 6164.

6. Universidad de La Habana. Memoria Anuario correspondiente al curso académico de 1905 a 1906. Imp. y Papel. Manuel Ruiz S. en C. La Habana. 1907:23-24.

7. Delgado García G. Fernández Hernández Juan Santos (1845-1922). Diccionario Biográfico Médico Hispanoamericano. Ed ARTEPROCA. C. A. Caracas. Venezuela. 2007:520-521.

8. Alemañy Martorell J. Breve reseña sobre la historia del Pabellón "Juan Santos Fernández" sede de la cátedra y del Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico Quirúrgico Docente General Calixto García. Bol. Epidem. Hosp. Doc. "General Calixto García". La Habana. 1996-1997;XI-XII (1-2):21-24.

9. Universidad de La Habana. Memoria Anuario correspondiente al curso académico de 1924 a 1925. Imp. y Papel. de Rambla, Bouza y Ca. La Habana. 1926:318-319.

10. Delgado García G. Finlay Shine, Carlos E. (1868-1944). Diccionario Biográfico Médico Hispanoamericano. Ed. ARTEPROCA. C. A. Caracas. Venezuela. 2007:522-523.

11. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 8368.

12. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. No. 3455.

13. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 8333.

14. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. No. 5757.

15. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 4166.

16. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. No. 3247.

17. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 7357.

18. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 9498.

19. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 7155.

20. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 4555.

21. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 10466.

22. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 9050.

23. Delgado García G. Ferrer Díaz Horacio (1876-1960). Diccionario Biográfico Médico Hispanoamericano. Ed ARTEPROCA. C. A. Caracas. Venezuela. 2007:521.

24. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 7333.

25. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1940;7(4). Julio 1.

26. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1941;8(17). Noviembre 15.

27. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1944;11(7). Mayo 15.

28. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1946;13(10). Agosto 14.

29. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1948;15(20). Diciembre 31.

30. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1953;20(4). Marzo 13.

31. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1956;23(7). Abril 16.

32. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1938;5(8). Octubre 31.

33. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1950;7(18). Diciembre 31.

34. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1951;8(19). Diciembre 15.

35. Bol. Ofic. Univ. La Habana. 1952;19(2). Enero 31.

36. Universidad de La Habana. Catálogo General y Memoria correspondiente al curso 1937-1938. Ed. "Alfa". La Habana. 1939:308-10.

37. Universidad de La Habana. Memoria Anuario correspondiente al curso académico de 1920 a 1921. Imp. y Papel. de Rambla, Bouza y Ca. La Habana. 1922:237-8.

38. Dihigo Llanos M. Recuerdos de una larga vida. Cuad. Hist. Sal. Púb. No. 60. Ed. Orbe. La Habana. 1974:56.