CUADERNOS DE HISTORIA DE LA SALUD PÚBLICA

 

 

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA SOBRE EL CÁNCER EN CUBA

 

La investigación sobre el cáncer en Cuba empezó tempranamente, en los primeros centros anticancerosos Instituto del Radium e Instituto del Cáncer. Cuando yo llegué al Instituto del Cáncer en 1941 ya existía un área pequeña de investigación que dirigía el doctor Juan Llambés Estrada que era el subdirector del centro, quién siempre se ocupó de este asunto, auxiliado de un técnico peruano, José del Risco, que procedía de centros especializados de los Estados Unidos y tenía gran experiencia y conocimientos y publicó artículos en el Boletín de la LCC sobre el tema. Recuerdo que había en el patio central y en la azotea varias jaulas de animales para experimentación. En el Instituto del Radium también se realizaron estudios experimentales, el doctor Nicolás Puente Duany, que tenía una cepa de un tumor Brown Pierce para trasplante en conejo y un laboratorio de microbiología.

El doctor Emilio Martínez, en el Boletín de la LCC (vol. VI, pág. 130, 1931) informaba a los médicos que el Instituto del Cáncer tenía un moderno laboratorio para investigaciones sobre cáncer que puso a disposición de los médicos que quisieran investigar y dio a conocer el reglamento y las condiciones necesarias para las investigaciones. El doctor Llambés Estrada, responsable de Investigaciones del Instituto del Cáncer publicó en los Anales Cubanos de Cancerología (vol. V No. 1, pág. 9-11, 1946), un artículo donde se quejaba de un decreto del Ministro de Salubridad en el que ordenaba entregar todo el material de construcción con el que se realizaba una ampliación del área de investigaciones y todo el instrumental, las cepas de tumores, las jaulas de animales y todas las pertenencias del departamento de investigaciones al Instituto Nacional de Higiene. El doctor Llambés hacía una breve reseña de cómo había surgido y la labor realizada por ese departamento, recordó que el laboratorio experimental empezó a funcionar el 30 de junio de 1943, que el técnico Risco fue el pionero de esas investigaciones entre nosotros y que donó cepas de tumores adquiridas en centros de los Estados Unidos, en los que había trabajado. Las actividades de este laboratorio cesaron cuando se celebró el II Congreso Nacional de Cáncer de Cuba (en 1944) con la presentación de cinco trabajos experimentales que obtuvieron mención honorífica en la Exposición Científica del Congreso. El doctor Llambés protestó del inexplicable decreto ministerial.

En 1947 sucedió un acontecimiento insólito en Cuba, el doctor Puente Duany recibió una donación secreta y misteriosa de 20 00 pesos para dedicarlos a investigaciones sobre el cáncer. El 22 de junio de 1947 se reunió una Comisión para crear el departamento solicitado por el donante, se creó así el Departamento de Investigaciones que funcionó en el Instituto del Radium.295

Después de 1959, durante los años 1962 - 1964, en el Hospital Oncológico (antes "Curie"), se desarrolló una serie de trabajos de investigaciones dedicados a la obtención de algunos elementos químicos que eran útiles en la industria, en una colaboración entre el Hospital y el Ministerio de Industrias, que en aquellos momentos ocupaba el comandante Ernesto Guevara de la Serna "Che". En la primera etapa (1963) se amplió el área de investigaciones ubicada en el cuarto piso del antiguo Instituto del Radium (hoy Sección C) y se formaron nuevos locales para laboratorios. Se realizaron las siguientes investigaciones:

- Obtención de hormonas vegetales para el rápido crecimiento de las aves.

- Los primeros ensayos para obtener extracto de vicaria rosada para el tratamiento del cáncer en animales de experimentación.

- Obtención de aminoácidos a partir de plumas de aves (cistina y queratina).

- Saponinas y ecogeninas para obtener hormonas a partir del jugo y pulpa del henquén.

- Obtención de cafeína a partir de residuos de torrefactorías de café.

- Obtención de esteroides a partir de cera de caña.

- Resina de intercambio aniónico para hacer jabones, a partir de cera de caña.

- Terramicina obtenida a partir de hongos y bacterias de tierras de cementerios.

- Obtención de vitamina B12.

- En los laboratorios también se hacían valoraciones de productos elaborados por la industria farmacéutica.


En 1965 se cambió la estructura del departamento y se comenzó a trabajar fundamentalmente en líneas de investigaciones relacionadas con el cáncer. Se creó el Laboratorio de Fitoquímica para obtener sustancias anticancerígenas de plantas cubanas. Se crearon los Laboratorios de Valoración Biológica, Cultivo de Tejidos, Enzimología, Inmunología y Microscopía Electrónica.

El Hospital Oncológico se transformó en el INOR en 1966, lo que dio un impulso a las investigaciones, que ya tenía los laboratorios y el personal especializado. En 1974 tenía una estructura en función de su desarrollo tecnológico, que era la siguiente:

- Laboratorio de Cultivo de Tejidos.

- Laboratorio de Virología.

- Laboratorio de Histoquímica y Patología experimental.

- Laboratorio de Microscopía Electrónica.

- Laboratorio de Inmunología de Tumores.

- Laboratorio de Citogenética.

- Laboratorio de Fitoquímica.

- Laboratorio de Radioquímica.

- Laboratorio de Ganmagrafía.

- Laboratorio de Radiobiología.

- Laboratorio de Tumores Experimentales.

- Laboratorio de Bioquímica.

- Laboratorio de Estudios Cinéticos.

- Laboratorios de Estudios Dinámicos.

- Laboratorio de Radiofármacos.

- Laboratorio de Análisis in Vitro.

- Laboratorio de Radiofísica Médica.


Las líneas de investigaciones experimentales fundamentales eran las siguientes:

1. Etiología de la enfermedad de Hodking.

2. Estudios de la cancerización.

3. Estudios sobre el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

4. La radiobiología y la radiofísica en la aplicación en biomedicina y en la oncología.


Además, dentro de estas cuatro líneas generales se desarrollaron 20 problemas y 50 líneas de investigación.

El INOR ha colaborado con el desarrollo de otras investigaciones. Se mantienen dos líneas de células de cultivo, la línea Hela 045 procedente del carcinoma de la lengua y la línea Hep 2 producto de carcinoma de cuello de útero. Se mantienen los trabajos experimentales en animales con los siguientes tumores con técnicas de trasplante:

1. Tumor de Brown-Pierce en conejo.

2. Peptona 22 en ratones.

3. Erlich ascítico en ratones albinos.

4. Adenocercinoma 755 en ratones blancos C57.

5. Sarcoma 180 en ratones albinos.

6. Sarcoma 37 en ratones albinos.

7. Coriocarcinoma Walker en ratones albinos.

8. Melanoma en ratas blanca.


En el trienio 1976 - 1978, la producción científica fue la siguiente: se terminaron 43 trabajos científicos, se publicaron en revistas especializadas 38 trabajos, de ellos 38 tenían aplicación médica y 21 contenían nuevos conocimientos.

El doctor Agustín Lage Dávila, que dirigió esta sección de Investigaciones durante muchos años, publicó296 el balance del quinquenio 1981-1985, refirió que en este período se hicieron investigaciones conjuntas sobre cáncer con seis instituciones, se trabajaron 27 temas con participación de 125 investigadores, se obtuvieron 72 resultados que constituyeron un cambio cualitativo en la atención de la enfermedad y posibilitó la disposición de elementos para la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer. Los resultados se agruparon en los siguientes aspectos:

1. Epidemiología y organización de la lucha contra el cáncer.

2. Prevención primaria.

3. Programa de Diagnóstico Precoz.

4. Desarrollo de métodos diagnósticos, de evolución y pronósticos.

5. Técnicas de tratamiento y eficacia terapéutica.

6. Nuevas posibilidades de tratamiento.

7. Desarrollo de la información histológica y la investigación científica.


En el Departamento de Investigaciones se lograron algunos productos de primera línea en la lucha contra el cáncer y de aplicación en otras enfermedades, como son los anticuerpos monoclonales, una serie de ellos para empleo diagnóstico y terapéutico, incluso en casos de trasplantes de órganos, el equipo inicial de obtención de estos anticuerpos laboró en este instituto y sus primeros logros se obtuvieron aquí, a principios de la década de los 90, luego, por la complejidad de su obtención, la alta tecnología necesaria y las posibilidades que tendrían en el mercado, la dirección del país determinó la construcción y creación de un Instituto de Inmunología Molecular que se encarga en la actualidad de la investigación y producción de estos anticuerpos, y está dirigido por el doctor Agustín Lage y gran parte del colectivo de su personal científico técnico salió de los laboratorios de investigaciones del INOR.

También se lograron otros productos como el Anti Cea para el diagnóstico de cáncer de próstata.


Virología

En 1971, la virología estaba representada por los doctores Relman Ruíz García y Agustín Lage Dávila. Fue muy importante en su desarrollo la asesoría científica soviética del notable virólogo Vladimir Gurtszevich que hizo proposiciones para estudiar la asociación del virus de Epstein-Barr (VEB) con el carcinoma de nasofaringe, el linfoma de Burkitt y la enfermedad de Hodking.

La dirección del Instituto aceptó la proposición y en enero de 1976 llegó a Cuba el profesor Gurtszevich. Comenzó sus estudios con la colaboración del doctor Relman Ruíz y la licenciada Eloísa Le Riverend Morales. Trajo portadores del VEB, la P3HR-2 (un producto del VEB no transformante), RATI (no productor del VEB, pero sí infectado por él; se encontró el VEB en estado latente, encapsulado en el genoma celular), sueros de referencia con títulos de anticuerpos contra diferentes antígenos del VEB, metodología de estudio para determinar los niveles de anticuerpos contra los diferentes antígenos del VEB, antígeno de capsula viral, AVACV, antígeno temprano componentes (ATLRTD) restringido más difuso, la técnica de inmunofluorescencia indirecta para estudiar los niveles de anticuerpos contra los diferentes antígenos VEB.

El doctor Ruíz tenía algunos estudios y proyectos de equipamiento y montaje de un laboratorio de virología y reestructuración de cultivo de tejidos, que se realizaron con la llegada del asesor soviético.

El proyecto del profesor Gurtszevich constaba de tres partes:

1. Conocer lo que predominaba en la población sana de Cuba.

2. Estudio del VEB y el cáncer nasofaríngeo.

3. Estudio de los niveles de anticuerpos entre el VEB, HDG y otras.


El doctor Ruíz es el jefe del laboratorio de Virología desde 1974.


Investigaciones de citogenética

En el año 1970, fue creado el Laboratorio de Citogenética, al frente de él estuvo la doctora Julia García Martíinez. A pesar de que en nuestro país no había tradición de estos estudios, la doctora García afrontó la tarea con decisión y en poco tiempo pudo ser considerada entre las citogenetistas cubanas mejores calificadas.


Poco tiempo después, se recibió asesoramiento técnico en dos ocasiones de una especialista soviética, la doctora Galina Platonova, con estancias de dos años: la primera vez de 1972 - 1974 y la segunda alrededor de 1978 - 1980, cuando ya el laboratorio tenía planes y proyectos a desarrollar. Con esta asesoría, se actualizaron las técnicas y se hizo el trabajo aún más productivo.

En ese Laboratorio trabajaron, por orden de incorporación: la doctora García, la pionera y jefa del laboratorio hasta su jubilación, la técnica Sara Ramos, que comenzó al mismo tiempo que la responsable, como personal de apoyo, más tarde, la doctora Ilia Rodríguez, que trabajó alrededor de seis años, hasta que fue reclamada para dirigir el Laboratorio Clínico de nuestra Institución, pues ella se formó y trabajó allí todo el tiempo anterior a su incorporación al Laboratorio de Citogenética, y su experiencia y conocimientos eran necesarios después del fallecimiento del que fue su jefe, el doctor Julio Castellanos. También se incorporó la doctora Nora Ruisánchez, actual Jefa del Grupo de Epidemilogía Genética, la licenciada María Elena Abascal, trabajó alrededor de cinco años, pasando a trabajar a otra línea de investigación en nuestro Centro, y por último, trabajó el doctor Elio Prieto, poco más de un año. Además, pasaron por el laboratorio alumnas tanto universitarias como de tecnológicos para entrenamiento en técnicas citogenéticas, así como profesionales graduados como la doctora Ibis Menéndez, actualmente integrante del Grupo de Epidemiología Genética.


Temas de investigación desarrollados por el Laboratorio de Citogenética


Técnicas desarrolladas y empleadas


Se publicaron, en revistas nacionales e internacionales, alrededor de 30 artículos. Actualmente, se continúa únicamente con el control de cepas de tumores de experimentación mantenidos en el INOR, pues la falta de recursos y de personal impide acometer otro tipo de investigación citogenética.


Desarrollo de investigaciones sobre genética y cáncer

En 1986 quedaron solo en el laboratorio dos profesionales y una técnica. El laboratorio fue incorporado al Departamento dirigido por la Dra. Nereyda Pardo, Jefa del Registro Nacional de Cáncer, al poco tiempo fue sustituida por el doctor Adolfo Valdivia. La línea de trabajo fue cambiada, se creó un grupo de Epidemiología, constituido por varios laboratorios con líneas distintas (cancerígenos ambientales, Registro Nacional de Cáncer y el anterior laboratorio de citogenética). Los integrantes recibieron cursos de esa especialidad por especialistas de la OMS como el doctor Daniel Joly y su esposa Olga y por el doctor Agustín Lage, así como también un taller organizado por la OMS y con especialistas de esa organización.

La doctora Ruisánchez y la técnica Ramos son las únicas que quedan del antiguo laboratorio de citogenética y a pesar de que los estudios citogenéticos de las cepas tumorales han sido mantenidos hasta hoy, no es posible ampliar estos estudios por falta de personal y de recursos.

La doctora Ruisánchez comenzó los estudios de epidemiología genética del cáncer de mama hereditario. Para ello realizó un estudio epidemiológico de caso-control para ver cómo se comportaba el cáncer mamario familiar en la población cubana. Se estudiaron los pacientes atendidos en el INOR en el quinquenio 1986 - 1990 con un total de 1 513 casos e igual número .de controles. Se trabajó mayormente con la información recogida en las historias clínicas de las pacientes, no obstante pudo realizarse entrevistas y construir los pedigrees de algunas familias donde se evidenciaba la transmisión familiar de la enfermedad. El estudio arrojó que el 8,2 % de la carga total de cánceres mamarios en la muestra estudiada eran hereditarios, lo que concuerda con la incidencia en general de estos cánceres reportado por la literatura científica, que varía entre el 5 - 10 %. La curva de incidencia de los casos fue comparada con la incidencia al nivel nacional en el mismo tiempo, según datos suministrados por el RNC; se comprobó que ambas curvas eran muy similares, lo que convalidó los resultados obtenidos. Fue redactado el informe final y se publicaron trabajos tanto nacionales como internacionales. También fue objeto de una tesis de grado de una alumna universitaria de Estadística de la Facultad de Matemáticas de la Universidad de la Habana.

Posteriormente, se incorporó al Grupo la licenciada María Teresa Álvarez, que después hizo su tesis de doctorado en la UNAM de México en aflatoxinas como agentes carcinógenicos y que se mantiene trabajando en el Grupo. Actualmente es Investigador Titular.

Después del estudio epidemiológico citado, se realizó otro de caso - control, para determinar cómo se comportaba el tipo de familiar afectado como factor de riesgo en cáncer de mama. Los resultados estadísticos determinaron que la madre con cáncer mamario era el mayor factor de riesgo de la enfermedad para las hijas jóvenes. También se confeccionó el informe final y se publicaron los resultados.

Más tarde se incorporó la doctora Ibis Menéndez, especialista de Segundo Grado en Genética Clínica e Investigador Auxiliar.

Después de otras reorganizaciones del Departamento, hace dos años y teniendo en cuenta el trabajo realizado, este Grupo fue nombrado como Grupo de Epidemiología Genética, perteneciente al Departamento de Ensayos Preclínicos de la Subdirección UEIPA, y así funciona hoy:

Actualmente llevamos dos proyectos de investigación sobre cáncer de mama:

1. Estudio de mutaciones germinales moleculares en familias cubanas con susceptibilidad genética a cáncer de mama.

2. Estudio de genes implicados en cáncer mamario en familias cubanas.


Y los estudios: Registros de familias con cáncer de mama hereditario; Registro Nacional de Cáncer de Mama Hereditario (RENACMAH); Cáncer de colon no polipósico hereditario; Estudio genético-epidemiológico del retinoblastoma en la población cubana.